Vous êtes sur la page 1sur 5

LA EDUCACIÓN PARA EL SIGLO XXI Y SUS

PROBLEMÁTICAS

La educación ha sido y seguirá siendo siempre un factor cambiante y muy


importante para la sociedad de un país y su respectivo desarrollo en
muchos aspectos, pero para que pueda ser efectividad es necesario tener
presente sus cuatro pilares más importantes dentro de ella: Enseñar a
conocer, a hacer, a convivir y a ser. Por otro lado, para algunas sociedades
la educación solo es enseñar un oficio a las personas, en cambio, otras
van más allá y adaptan sus necesidades y las transforman para beneficio
de ellas.

Los sistemas educativos y la educación en sí misma de muchos países,


son obsoletos e inefectivos en varios aspectos, dicho de otra manera,
aquella educación vive en el pasado, porque el presente en el que se
desenvuelve es ya profundamente diferente de la realidad en respuesta a
la cual ha sido concebida.

Tradicionalmente la educación ha estado más ocupada con las presiones


del presente en lugar de las anticipaciones del futuro, por eso es
conveniente la elaboración de sistemas educativos con una mayor
democracia e igualdad, paralelas a las reformas educativas mundiales
actuales, enfocándose al propósito de la calidad educativa y al principio
de una educación permanente para un futuro próximo, ya que la
educación no es sedimentaria y cambia constantemente respecto a los
diferentes enfoques y avances en muchas áreas de conocimientos.
Hay que tener en cuenta que el futuro en los sectores social, cultural,
político y económico dependerán de las contribuciones de los
estudiantes. Más que nunca, la educación debe ser visionaria y orientada
hacia el futuro, frente a innovaciones y cambios científicos y
tecnológicos. Decimos que la educación debe hacer frente a los rápidos
cambios en el umbral del siglo XXI, con la innovación, la tecnología y la
investigación los cuales son herramientas indispensables de la educación.
El hecho de que una sociedad no innove en su educación en general esto
implica repetir los programas y estrategias educativos del ayer, lo que
pondrá en peligro la reputación de la educación como contribuyente a
los esfuerzos de desarrollo de dicha sociedad.

Las innovaciones educativas son muy significantes y, sin duda, serían


muy efectivas si estuvieran basadas en la investigación e inculcadas por
la tecnología de la educación (es decir, un enfoque sistemático del
proceso de enseñanza y aprendizaje); y la tecnología en la educación (por
ejemplo, el uso de softwares y hardware actuales). En palabras simples,
la tecnología también juega un papel sustancial dentro del desarrollo de
una educación en una sociedad y sus respectivos factores educativos.

En el ámbito del personal que imparte las enseñanzas, puedo decir que,
para educar en estos tiempos, los maestros y todo tipo de educadores
deben cultivar y mantener el interés del estudiante en la materia,
mostrando cómo este conocimiento se aplica en el mundo real. También
deben tratar de aumentar la curiosidad de sus estudiantes, ya que uno de
los objetivos primordiales de la educación debe ser proporcionar
entornos de aprendizaje complejos para los estudiantes que incorporen
el aprendizaje auténtico, la evaluación y el desarrollo personal, esto les
permitirá a los estudiantes resolver los tipos de problemas complejos que
enfrentarán en la vida real. Sin dejar de lado la naturaleza social del
aprendizaje, la participación y el aprendizaje que son una excelente
herramienta. Tener en cuenta que el aprendizaje grupal es un
intercambio cultural entre los miembros del grupo. La colaboración crea
una oportunidad para que los estudiantes compartan sus entendimientos
con otros y para que otros hagan lo mismo con ellos. Esto proporciona
múltiples perspectivas para cada alumno, y este proceso de negociación
entre compañeros para mejorar la comprensión.

Por eso recordemos que la elaboración de un plan de estudios en el aula


está diseñada y enfocada para incorporar muchas habilidades y niveles
de inteligencia, y hace uso de la tecnología y la multimedia. Las clases no
se deben basar solo en libros de texto, sino que también en proyectos
grupales. Las habilidades y el contenido se aprenden a través de las
investigaciones y proyectos, y los libros de texto se proporcionan como
uno de los muchos recursos posibles.

Otro punto muy relevante dentro de la educación en una sociedad, es el


compromiso entre la escuela y su comunidad, la cual puede tomar
muchas formas diferentes, desde arreglos informales que pueden
involucrar solo una actividad, servicio o donación única hasta
asociaciones más complejas con arreglos de gobierno formal y programas
que se desarrollan e implementan durante varios años.

En términos generales, la participación de la escuela y la comunidad


puede traer beneficios sociales, intelectuales, financieros, psicológicos y
de rendimiento. Los beneficios sociales pueden incluir redes de apoyo
nuevas, más fuertes o más diversificadas. Los beneficios intelectuales se
relacionan con el desarrollo de conocimientos y habilidades nuevos o
mejorados. Los beneficios financieros pueden ser por ejemplo en forma
de actividades de financiamiento asociadas con la relación o un
subproducto de la relación. Los beneficios psicológicos están asociados
en la literatura con un mejor bienestar, moral y sentimientos de hacer
una diferencia en la sociedad y por último los beneficios de rendimiento
están asociados con capacidades mejoradas en organizaciones e
individuos.

Ahora, desde mi punto de vista, el problema matriz de la educación en


estos años, se ha convertido más en cómo enseñar en lugar de qué enseñar
ya que la educación en estos tiempos nos exige la caracterización o
personalización del aprendizaje para que cada alumno,
independientemente del estilo de aprendizaje, cultura o género. Esto se
debe porque estamos en la era que las comunicaciones ponen al alcance
de toda una información casi inabarcable.

Otra problemática muy recurrente e importante que radica en muchas


sociedades, es la falta de conciencia política, social y económica de la
opinión pública y de sus líderes sobre la importancia que juegan los
bienes de la educación para resolver los diversos problemas mundiales y
para lograr las respectivas metas nacionales a un determinado tiempo.

Finalmente, para poder ser plenamente hombre y convivir en paz,


libertad y progreso en el siglo XXI, necesitamos educación, es decir
aprendizaje, formación y profesionalización, además de adquirir hábitos
y actitudes positivas y para que así sea, la sociedad en la que vivimos
(empezando por la familia, la empresa, los gobiernos, las instituciones
culturales, científicas y educativas) tiene que estar convencida del
necesario esfuerzo colectivo para que cada cual, y todos a la vez podamos
hacer realidad ese derecho y esa oportunidad.

Joel T. Alayo Onton


Cod: 14130108