Vous êtes sur la page 1sur 15

Revista de Estudios, Universidad Costa Rica. No. 16, pág.

205-219, 2002

Yossef Bodansky. Bin Laden, el hombre que declaró la guerra


a Estados Unidos. México: Aguilar, 2001, 555 páginas.

A raíz de los acontecimientos del 11 de es imprescindible que toda obra tenga rigor aca-
setiembre de 2001 en New York y Washington, démico, análisis profundos y una mención expre-
los medios de comunicación centraron sus infor- sa y específica de las fuentes. Lo importante de
maciones en el terrorismo y en los fundamenta- esto último es que el lector interesado pueda co-
listas musulmanes radicales, partidarios del te- tejar con rapidez la información que se cita. So-
rrorismo, la violencia y la guerra. Asimismo em- bre estos asuntos vol veremos al final de este en-
pezaron a aparecer algunas obras sobre Osama sayo, luego de explicar los contenidos de la obra
Bin Laden, a quien Estados Unidos acusa de ser que aquí se comenta.
el responsable de los atentados terroristas a las El libro de Bodansky consiste principal-
Torres Gemelas de New York y al Pentágono.' mente en una detallada descripción cronológica
Ya desde hacía más de tres años se culpaba a de los di versos atentados terroristas contra los
Osama de actos terroristas contra los Estados Estados Unidos en el Medio Oriente. La obra
Unidos, en especial los que tuvieron lugar en arranca con la descripción del impacto que tuvo
1998 en las Embajadas de los Estados Unidos en para los Estados Unidos el año 1979. En febrero
Kenia y en Tanzania. de 1979 triunfó la Revolución Islámica de Irán.
Como resultado de los actos terroristas En este país los fundamentalistas shiitas logra-
contra intereses de Estados Unidos en 1998, Jos- ron derrocar al Shah Muharnmad Reza Pahlavi e
sef Bodansky, experto en terrorismo, Director del instaurar la República Islárnica de Irán (11 de fe-
Departamento de Combate Contra el Terrorismo brero de 1979).3 De inmediato se libró la lucha
y Estrategias Bélicas No Convencionales, quien de los fundarnentalistas shiitas de Irán contra los
se ha dedicado a estudiar el terrorismo contra los Estados. Unidos y el ataque de un grupo de -fun-
Estados Unidos por más de dos décadas, publicó damentalistas iraníes a la Embajada de Estados
su obra en 1999 bajo el título Osama Bin Laden, Unidos en Teherán, que mantuvo como rehenes a
the man who declared war on America, y que tra- más de cincuenta funcionarios de la Embajada de
ducida al castellano con gran rapidez, publicó la Estados Unidos por cerca de cuatrocientos días.
Editorial Aguilar. El Ayatullah Khumayni, el líder de la Revolución
En términos generales esta obra que aquí Islámica de Irán, llamaba a Estados Unidos con
se comenta es una detallada descripción de actos el nombre del Gran Satán, el gran enemigo de los
terroristas contra los Estados Unidos en el Medio musulmanes.
Oriente. El autor también asegura que existe toda Es importante tener presente que el autor
una serie de redes terroristas de los grupos isla- no se pregunta ni explica las causas de la Revo-
mistas, o fundamentalistas musulmanes.? Sin lución Islámica de Irán, ni tampoco porqué los
embargo, es en este último punto donde la obra fundamentalistas shiitas de Irán consideraban a
presenta sus mayores problemas, ya que el autor Estados Unidos el Gran Satán. El lector esperaría
no provee las fuentes que le permitan demostrar mayor compromiso y objetividad en estos asun-
los argumentos. Es oportuno señalar que hoy día tos que Bodansky no explica, como tampoco
206 REVISTA ESTUDIOS

analiza la política del Shah Muhammadad Reza mundo. Es conveniente recordar que los funda-
Pahlavi ni su posición pro-Occidental, en detri- mentalistas shiitas de Irán una vez que logra-
mento de los intereses de los 'u/ama' (líderes re- ron el poder en este país, también cometieron
ligiosos). El Shah exportaba grandes cantidades incontables abusos contra su pueblo y contra
de petróleo a los Estados Unidos y con el dinero aquellos que osaran criticar u oponerse al Aya-
de sus pingües ganancias compraba armas con tullah Khumayni.
las que, junto a un fuerte ejército, reprimía a su Tan pronto como Khumayni tomó el po-
propia gente, callaba a cualquier opositor y ex- der en Irán envió ondas expansivas de su revo-
pulsaba del país a quienes le criticaran. A Khu- lución sobre los Estados árabes del Golfo, en
mayni lo envió al exilio en 1963 por sus discur- especial sobre Kuwait e Iraq. Bodansky solo
sos en la Madrasa Faydiyya en Qum, cuando lla- menciona en forma general la Guerra Iraq-Irán.
mó al Shah enemigo del Islam y de la Constitu- Sin embargo, el lector de esta obra deberá tener
ción de Irán." Los fundamentalistas, un gran nú- presente que esa cruenta guerra duró ocho años
mero de intelectuales y un alto porcentaje del y cobró más de un millón de víctimas entre
pueblo de Irán criticaban al Shah su posición pro- muertos y heridos.? Asimismo el lector deberá
Occidental, la venta del país a intereses extranje- tener recordar que en Iraq el 66% de la pobla-
ros, en especial de los Estados Unidos y las rela- ción es shiita y que el llamado de Khumayni se
ciones de Irán con Israel, un Estado considerado dirigía a esta población para que se levantara en
hostil al mundo musulmán. También se oponían armas y depusiera al dictador Saddam Huseyn.?
al Shah por la existencia de la SAVAK, su policía Fue por estas amenazas que Iraq decidió atacar
secreta con la que perseguía, encarcelaba y tortu- a Irán y poner fina la Revolución Islámica de
raba a los opositores al régimen.l Los fundamen- Irán y a su posible expansión sobre Iraq, lo que,
talistas shiitas también rechazaban al régimen entre otros motivos, provocó la Guerra Iraq-
monárquico por la difusión del capitalismo en Irán. Bodansky tampoco explica estos asuntos,
Irán que venía a sustituir las formas de produc- ni que durante ese conflicto Saddam Huseyn
ción y la cultura propia y que en última instancia fue aliado de Occidente, ni que Occidente, en
permitía un sistema político, económico y social especial Estados Unidos y Francia, armaron a
enemigo al Islam. Los fundamentalistas conside- Iraq. Estas aclaraciones son fundamentales pa-
raban al capitalismo un soplo aniquilador. Por to- ra el lector de la obra de Bodansky que aquí se
das estas razones se levantaron en armas contra comenta.
el Shah, lo que luego ampliaron como una lucha Como consecuencia de la Revolución Islá-
contra Occidente, en especial contra los Estados mica de Irán, el autor solo menciona que Irán ha
Unidos. Debido a la desigualdad militar, los fun- apoyado a grupos terroristas como el Hizb Allah
damentalistas radicales emplearon como medio en el Líbano. Bodansky tampoco ubica dentro de
el terrorismo contra Estados Unidos. Asimismo un contexto histórico, académico y preciso, los
la República Islámica de Irán apoyó en diversas orígenes del Hizb Allah. Solamente cataloga a es-
ocasiones a grupos fundamentalistas que se opu- te grupo como terrorista. El lector deberá también
sieran a Estados Unidos y a Israel, como por tener presente que si bien el Hizb Allah, grupo fun-
ejemplo el grupo del Hizb Allah. Sin embargo, damentalista shiita del Líbano, ha actuado como
nada de este contexto histórico, ni los posibles grupo terrorista, también es una agrupación gue-
fracasos de la política exterior de Estados Unidos rrillera que lucha por la liberación nacional del sur
en Irán, aparecen en la obra de Bodansky. No hay del Líbano ocupado por Israel en 1982. Posterior-
duda de que estos asuntos constituyen serias li- mente el Janub libanés quedó controlado por el
mitaciones en el análisis, sobre todo en lo con- Ejército del Sur del Líbano.f Muchas de las accio-
cerniente al contexto histórico sin el cual no es nes violentas del Hizb Allah han sido como grupo
posible. entender las razones que han movido a guerrillero que tenía como propósito expulsar a
algunos grupos a radicalizarse o bien a practicar los israelíes que ocupaban el Janub, el sur del Lí-
actos terroristas contra la primera potencia del bano. Sin embargo, los alcances e interpretaciones

..
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 207

de Bodansky en estos asuntos resultan también plica los detalles, ni provee la evidencia ni las
muy limitados. fuentes para probar estos argumentos. El autor
El año 1979 tuvo un gran impacto para los explica que entonces Osama Bin Laden logró es-
Estados Unidos y para los países musulmanes, pues tablecer campos de entrenamiento de musulma-
hacia finales de ese año los soviéticos invadieron nes, que Bodansky clasifica como terroristas, que
Afghanistán. De inmediato muchos grupos musul- incluía afghanos, pakistaníes y árabes de distin-
manes declararon la lucha contra los invasores, así tas naciones. El objetivo de Bin Laden era enton-
como la necesidad de liberar las tierras musulma- ces la liberación de Afghanistán. Sin embargo,
nas ocupadas por una potencia extranjera. El levan- Bodansky argumenta que a partir de ese momen-
tarniento de los mujahidin afghanos contó con la to empezó a tener fuerza esa red terrorista, pero
presencia de un gran número de voluntarios musul- olvida mencionar que la CIA estaba detrás de la
manes de otras nacionalidades, que se involucraron lucha de los mujahidin contra los soviéticos y
en los grupos de resistencia a los soviéticos. Entre que Os ama fue, en parte, una creación de la CIA.
esos voluntarios surgió Osama Bin Laden. La lucha contra los soviéticos duró hasta
El autor pasa luego a explicar algunos da- 1989, año en que decidieron evacuar el territorio
tos biográficos de Osama Bin Laden. Su padre de Afghanistán. Sin embargo, de 1979 a 1989, tu-
fue Muhammad Bin Laden, de origen yemenita, vieron lugar en el Medio Oriente muchos aconte-
que emigró hacia Arabia Saudita y que en este cimientos importantes, que el autor solo trata en
país logró fundar una empresa de construcción forma superficial, enfatizando únicamente, y con
que muy rápidamente logró tener éxito. Debido a gran detalle, en los actos terroristas contra los Es-
los contactos con la familia real saudita, que tados Unidos en esta convulsionada región.
otorgó a la compañía muchos privilegios y con- Entre los numerosos acontecimientos de
cesiones especiales para la construcción de carre- gran relevancia a nivel regional y mundial que
teras, mezquitas, puentes y la restauración de las tuvieron lugar en los años mencionados, es im-
mezquitas de Meca y Medina, la familia Bin La- portante reseñar los siguientes:
den se enriqueció. Posteriormente esta familia in-
cursionó en muchos otros negocios. Osama Bin 1- La Guerra Iraq-Irán, que Bodansky solo
Laden en su juventud visitaba Beirut donde, apa- describe vagamente. Es necesario que el
rentemente, frecuentaba clubes nocturnos y con- lector de la obra que se comenta tenga pre-
sumía bebidas alcohólicas. No obstante esto, sente, como ya se indicó, que esa guerra
también estudió Administración de Empresas y duró ocho años, que tuvo un alto costo de
Economía en la Universidad Rey "Abd al-t Aziz vidas, además de la destrucción, los proble-
en Jidda. Por razones que el autor no explica, mas económicos y el desgaste de las dos
Osama Bin Laden de repente buscó el camino del naciones contendientes. Bodansky tampo-
Islam y se convirtió en un fundamentalista mu- co explica que Iraq durante esa guerra fue
sulmán fanático, capaz de soportar grandes pri- el aliado de Occidente contra Irán, entonces
vaciones en nombre del Islam, no obstante el di- el enemigo de Estados Unidos y Europa
nero que poseía. En sus deseos de defensa del Is- Occidental y del capitalismo. Valga recor-
lam, Osama se involucró con los mujahidin aíg- dar que solo dos años después de termina-
hanos y allá fue a luchar contra los soviéticos. da esta contienda militar, en 1988, Iraq in-
También desde entonces dio muestras de tener vadió Kuwait, en 1990, y se convirtió a par-
una gran habilidad en el manejo de las finanzas tir de entonces en el enemigo de Estados
para apoyar a los distintos grupos de resistencia Unidos y el Occidente. Lo que siguió fue la
contra los soviéticos. Asimismo demostró tener Guerra del Golfo, de 1991, que Bodansky
una gran capacidad de liderazgo, organización y tampoco explica ni profundiza en su obra.?
mando de los grupos. Bodansky señala que en-
tonces Osama estableció una red financiera para 2- El asesinato de Sadat, presidente de Egip-
grupos terroristas. Sin embargo, el autor no ex- to, en 1981.10 Solo existen algunas breves
208 REVISTA ESTUDIOS

menciones a estos acontecimientos, pero cionalista, que también se caracterizó por


sin un análisis serio, riguroso de las impli- medidas extremas y terroristas, de varios
caciones de este asesinato para Egipto y la grupos ya involucrados en la Guerra Civil
región general del Medio Oriente. Tampo- que había estallado en 1975. La lucha na-
co estudia el impacto de los tratados de cionalista y de liberación del territorio na-
paz de Camp David, ni el olvido en que cional del Líbano se dirigió asimismo con-
estos tratados dejaron a los palestinos y tra Israel y contra Occidente. La oposición
sus derechos, ni la posterior expulsión de de los distintos grupos armados libaneses
Egipto de la Liga Arabe, ni los problemas a Israel se intensificó a raíz de la invasión
económicos de Egipto a partir de los pro- israelí de 1982, bajo el plan de "Paz para
gramas de privatización y apertura de Sa- Galilea", Sin embargo, Bodansky no ex-
dat con la Infitah, que amplió las brechas plica estos acontecimientos en su obra,
sociales y que causó un mayor empobreci- salvo las escuetas menciones de algunas
miento de los sectores ya de por sí más ne- proclamas, protestas, u opiniones de cier-
cesitados de la sociedad egipcia. Estos tos autores árabes. Bodansky no estudia el
problemas económicos provocaron la re- contexto ni las implicaciones de todas es-
vuelta popular del 18 y 19 de enero de tas acciones actividades militares israelíes
1977 en El Cairo, en contra de los progra- en el Líbano. Tampoco menciona la parti-
mas de Sadat de detener las subvenciones cipación de ejércitos de Estados Unidos en
a los productos básicos como la harina, el esta zona.P ni los inumerables abusos que
azúcar, el aceite para cocinar y otros artí- cometió el ejército israelí en el Líbano
culos esenciales, que llevó a una gran lu- contra la población civil. Al respecto bás-
cha social contra el gobierno del presiden- tenos recordar la responsabilidad israelí de
te Sadat.!' Dentro de todo este contexto se las masacres perpetradas por la falange li-
reactivaron los movimientos fundamenta- banesa en los barrios de Sabra y Chati-
listas musulmanes de Egipto en contra de lla.B Estas masacres cobraron más de mil
Sadat, a quien acusaban de traición al Is- quinientas víctimas civiles, en especial
lam por la firma de los tratados de paz con mujeres y niños, dado que ya los hombres
Israel, y de ser enemigo de su propio pue- armados de la resistencia palestina habían
blo, por intentar deshacer todos los logros tenido que evacuar el territorio libanés y,
sociales de Nasser, al poner en práctica en barcos griegos, se trasladaron a Túnez.
por sus programas de apertura económica
y de privatización con la Infitah, contrario 4- El 23 de octubre de 1983, el grupo funda-
a los programas de nacionalización y esta- mentalista shiita libanés del Hizb Allah,
tización de Nasser. Todos los asuntos ante- apoyado por Irán, en un ataque suicida
riores provocaron que uno de los grupos contra el edificio en el que se encontraban
radicales de los fundamentalistas musul- acontonadas las fuerzas militares de Esta-
manes, el Tanzim al-Jihad, infiltrado en el dos Unidos en el Líbano, mató a 241 ma-
ejército egipcio, matara al presidente Sa- rines.t" Simultáneamente otro acto suici-
dat. Estos asuntos y su contexto histórico da, también del Hizb Allah, acabó con las
y social, que Bodansky no aborda en su vidas de 59 paracaidistas franceses que,
obra, son esenciales para que el lector ob- como las fuerzas de Estados Unidos, eran
tenga una comprensión global de los acon- ejércitos para la paz en el Líbano. Estos
tecimientos y no solo una versión sesgada asuntos el autor no los trata con profundi-
de la historia. dad ni tampoco estudia los contextos so-
ciales, políticos, religiosos y culturales,
3- Durante los años referidos de 1979 a 1989, que llevaron a esas medidas extremas de
se dio en el Líbano una intensa lucha na- los fundamentalistas musulmanes shiitas
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 209

contra la presencia de ejércitos extranjeros que aquí se comenta pasa luego a señalar la inva-
en el Líbano. Bodansky solamente clasifi- sión iraquí a Kuwait. Estos asuntos tampoco los
ca al Hizb Allah, así como a muchas otras estudia el autor dentro del contexto histórico, ni
agrupaciones en el Líbano, como grupo de las relaciones internacionales de Iraq y Ku-
terrorista. Valga repetir, como se indicó wait. Debido a los temores sauditas de que Iraq
más arriba, que el Hizb Allah es también podía tener en mente la ocupación de Arabia y la
una grupación guerrillera que lucha por la captura de su petróleo, la Casa Saud estaba en
liberación nacional del Líbano y por la ex- disposición de permitir el arribo de ejércitos de
pulsión de las fuerzas extranjeras del terri- Estados Unidos y otros países occidentales. Por
torio nacional, incluida la presencia israe- ello Osama Bin Laden se dirigió a las autoridades
lí en el Líbano. Por otro lado, la respuesta sauditas indicándoles que no permitieran la lle-
israelí a los ataques guerrilleros del Hizb gada de esos ejércitos, pues el Islam y los isla-
Allah fue también violenta. Con frecuen- mistas constituían una poderosa fuerza capaz de
cia estas acciones israelíes se han conside- derrotar a Iraq y proteger a Arabia Saudita, sin
rado como terrorismo de Estado, pero es- necesidad de tropas foráneas, como lo habían lo-
tos asuntos no los estudia Bodansky en su grado contra los soviéticos en Afghanistán. No
libro. El lector deberá analizar con mente obstante el entusiasmo de Osama y su insistencia
crítica todos estos acontecimientos e in- en la fuerza del Islam, la Casa Sa'ud no le hizo
formarse debidamente para evitar prejui- caso y con gran pragmatismo aceptó la presencia
cios, generalizaciones peligrosas e incorn- de ejércitos occidentales en suelo saudita. Para
prensiones históricas. Osama la Casa Saud con estas medidas traicio-
naba al Islam y contribuía a la profanación de los
5- También en la década de los ochenta Bas- territorios sagrados de la Meca y Medina. Por
hir asumió el poder en Sudán y Hasan Tu- ello se volvió contra la dinastía Saudita y a raíz
rabi, fundamentalista musulmán, llegó a de los ataques norteamericanos a Iraq, una na-
ser el líder espiritual de Sudán. En 1989 ción musulmana, además de los otros asuntos ya
Osama Bin Laden regresó a Arabia Saudi- señalados de profanación de los territorios sagra-
ta después de su participación en la lucha dos del Islam, Osama se dirigió también contra
al lado de los mujahidin en Afghanistán y Estados Unidos. Viajó entonces a Sudán donde se
de inmediato entró en contacto con Turabi unió a Turabi, su líder espiritual y según Bo-
en Sudán. Turabi desde entonces se con- dansky, ahí organizó una red terrorista en la que
virtió en su líder espiritual. Bodansky des- participaban muchos musulmanes de distintas
cribe estos hechos en forma rápida y sin nacionalidades: egipcios, pakistaníes, argelinos,
mayor análisis del contexto histórico. Sin etc. Osama Bin Laden desde entonces dio mues-
duda estos acontecimientos requieren de tras de una gran capacidad administrativa y ma-
mayor reflexión, dado que el autor no nejo de las finanzas para mantener esta red terro-
menciona nada de Numayri, el anterior rista. Sin embargo, el autor de la obra que se co-
presidente del Sudán, cuyo gobierno re- menta no provee las fuentes, no aporta la eviden-
presivo y pro-Occidental era considerado cia para probar estos argumentos. Bodansky so-
por muchos musulmanes como enemigo lamente asegura que no puede mencionar a sus
del Islam.'? De esta forma muchos funda- informantes, pues si lo hiciera peligrarían la inte-
mentalistas musulmanes justificaban la lu- gridad física y la seguridad de sus colaboradores,
cha en defensa del Islam. a quienes podrían torturar o matar. Este asunto de
las fuentes es uno de los más serios problemas
Las aclaraciones anteriores pueden servir que tiene la obra que aquí se comenta. Algunos
al lector para una mejor comprensión del contex- lectores podrían dudar de mucho de lo que Bo-
to histórico y complementar, aunque brevemente, dansky asegura, en especial la existencia de toda
lo que no contiene el libro de Bodansky. La obra una red internacional de terroristas financiada y
210 REVISTA ESTUDIOS

administrada por Os ama Bin Laden. Cualquiera contexto histórico que contiene la obra. El autor
podría pensar que es factible que exista esa red, afirma también que para los fundamenta listas
pero al no aportar el autor las pruebas hace dudar musulmanes la presencia de ayuda alimentaria de
de algunas de sus explicaciones. Estados Unidos, junto a ejércitos, era una forma
A raíz de todo esto y acusado de haber par- de penetración en la zona y una acción imperia-
ticipado en actos terroristas que desacreditaban a lista que intentaba el dominio no solo de Soma-
Arabia Saudita, la Casa Saud le canceló a Osama lia, sino de los otros países vecinos, incluido Su-
Bin Laden la nacionalidad saudita en 1994. dán. Como respuesta a estas supuestas intencio-
Osama Bin Laden en Sudán apoyó econó- nes de Estados Unidos, los fundamentalistas de-
micamente al presidente Bashir y como respues- cidieron enfrentar a los ejércitos que veían como
ta el gobernante le otorgó algunas propiedades, invasores, con el propósito de liberar las tierras
que en opinión de Bodansky, Osama usó para en- musulmanas del Cuerno de Africa y al mismo
trenamiento de terroristas fundamentalistas. tiempo salvaguardar los intereses musulmanes en
Tampoco en esto el autor aporta las pruebas, aun- los países vecinos. Según Bodansky, Osama Bin
que parezcan posibles. Desde este país Osama se Laden y otros líderes fundamentalistas organiza-
opuso también al presidente Mubarak de Egipto, ron la resistencia y lo que entonces llamaron la
para lo que contó con el apoyo del doctor, luego lucha por la liberación nacional de la presencia
convertido en fundamentalista musulmán, Ay- norteamericana en el área. La guerra fue intensa
man al-Zawahiri, que a su vez ha sido un gran y finalmente los Estados Unidos decidieron eva-
enemigo de Estados Unidos. Aparentemente des- cuar sus tropas de Somalia para marzo de 1994.
de Sudán, Osama Bin Laden llevó a cabo diver- El autor del libro que se comenta asegura que en
sos actos terroristas contra los Estados Unidos. estos enfrentamientos contra los ejércitos extran-
El libro de Bodansky continúa con su des- jeros participaron también fuerzas del Pasdarán
cripción cronológica. Así, asegura el autor, en 1992 iraní y del Hizb Allah libanés, pero de nuevo, no
(29 de diciembre) para detener la presencia de Es- aporta la evidencia que pruebe sus argumentos.
tados Unidos en el Medio Oriente, Osama Bin La- El autor de la obra que se comenta explica
den organizó un atentado terrorista contra dos ho- el atentado terrorista contra las Torres Gemelas
teles donde había norteamericanos en Yemen. Los de Nueva York con un coche bomba, en febrero
terroristas fundamentalistas, comenta Bodansky, de 1993, acto organizado por el Shaykh "Umar
tenían como propósito terminar con las instalacio- "Abd al-Rahman, atentado que Bodansky ubica
nes de apoyo de Estados Unidos en Yemen. dentro de su narración cronológica.
En 1993 los Estados Unidos decidieron Dentro de la misma línea descriptiva que
mandar alimentos a una población azotada por el predomina en el libro, Bodansky asegura que
hambre en Somalia. También, con el propósito de para 1994 los terroristas fundamenta listas deci-
garantizar una adecuada distribución de esos ali- dieron ampliar la oposición contra Occidente y
mentos, se enviaron ejércitos. La televisión en contra los regímenes pro-Occidentales en el
Estados Unidos y los otros medios de comunica- Mundo Islámico, al trasladar la lucha también a
ción en esta nación, contribuyeron a difundir las Filipinas. El autor explica que el sur de las
imágenes sobre el hambre, la miseria y los en- Filipinas es musulmán, mientras el norte es
frentamientos tribal es en Somalia. Bodansky ha- cristiano y es la zona dominante. Esto podría
ce también una minuciosa descripción de los gru- interpretarse también como una lucha por el
pos, .tribus y líderes involucrados en las luchas poder. El 11 de diciembre de 1994 una bomba
intestinas en Somalia, así como sus contactos in- explosionó en un avión de Philippine Airlines,
ternacionales. En especial estudia los casos de lo cual interpreta el autor como un ataque terro-
los líderes Muhammad Aidid y Mahdi Muham- rista de los musulmanes contra los cristianos en
mad y sus antagonismos, tanto ideológicos como las Filipinas y afirma que todo ello es parte de
estratégicos y tribales. Este capítulo es quizá uno la red de los fundamentalistas musulmanes, que
de los más detallados y de mejor ubicación del actúan en diversas regiones.
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 211

Bodansky asimismo asevera que a princi- Egipto en Pakistán, como parte de la lucha funda-
pios de 1995 se desarticuló una célula terrorista mentalista egipcia contra Mubarak. Dentro de la
que intentaba asesinar al papa durante su visita a misma tendencia descriptiva de la obra, el autor
las Filipinas. El autor sostiene que el grupo pre- señala que en 1995 las fuerzas islamistas de Ara-
gonaba "la lucha de liberación islámica contra el bia se expandían y asimismo actuaron en Bahrayn,
gobierno de Manila y la Iglesia Católica't.l" A to- tanto el grupo al-Quds como el Hizb Allah.
do esto el autor le da connotaciones internaciona- En 1996 los talibán tomaron el poder en
les y asegura que es parte de toda una red terro- casi todo Afghanistán, cuando Osama Bin Laden
rista, pero tampoco aquí aporta las pruebas. todavía se encontraba en Sudán. Debido a que
Bodansky pasa luego a explicar el intento Sudán estaba en la lista de los Estados que apo-
terrorista fundamentalista de asesinar al presiden- yaban el terrorismo, Estados Unidos presionó a
te egipcio Mubarak en 1995, durante su visita a este país para que expulsara a Osama Bin Laden,
Etiopía. El autor afirma que para este atentado hu- quien se vio obligado a abandonar Sudán en ma-
bo varios grupos y líderes fundamentalistas invo- yo de 1996 y se trasladó a Atghanistán.!? Sin em-
lucrados, como Hasan Turabi de Sudán, Osama bargo, Osama regresó a Sudán, según Bodansky,
Bin Laden, Ayman al-Zawahiri, entre muchos en agosto de 1997 para inspeccionar los campa-
otros, como parte de una extensa red en la que el mentos islamístas.l"
autor insiste a lo largo del libro. Bodansky expli- El libro de Bodansky en su tendencia des-
ca con gran detalle todo lo referente a este atenta- criptiva, en especial de los ataques contra intere-
do contra la vida de Mubarak y la forma en que se ses de Estados Unidos, describe a continuación
salvó, pues según argumenta, había tres grupos de que el 25 de junio de 1996 se dio un atentado en
terroristas fundamentalistas a lo largo del camino Dhahran, en Arabia Saudita, contra la presencia
entre el aeropuerto y el lugar de la reunión al que de tropas norteamericanas en tierra árabe. El
se dirigía el presidente egipcio. El primer grupo atentado cobró numerosas víctimas. Para cual-
se desesperó por el atraso que hubo en el aero- quier observador este atentado es reflejo de la
puerto y aparentemente esto impidió que pudieran oposición fundamentalista a la presencia de ejér-
matar al presidente, pues no estaban preparados citos norteamericanos en Arabia Saudita. Para
para acertar en el blanco cuando dispararon con- muchos fundamentalistas es también parte de la
tra el carro presidencial. El segundo grupo, que lucha por la liberación nacional. Bodansky solo
también disparó contra el carro del presidente describe el atentado, con gran detalle y la forma
egipcio, tampoco tuvo éxito en su misión. El ter- en que los coches-bomba se estacionaron Y, ex-
cer grupo llevaría a acabo un atentado suicida con plosionaron, pero no se pregunta el por qué de la
un coche bomba, en caso de que los dos anterio- presencia de ejércitos foráneos en Arabia ni los
res fallaran en su intento. Aunque el conductor del motivos de los fundamentalistas para cometer
carro del presidente egipcio tenía instrucciones de esos atentados. Tampoco se pregunta por las ra-
acelerar y no detenerse por nada, aún si se daba el zones por las que surgen los grupos terroristas o
caso extremo de atropellar a alguien, desobedeció aquellas agrupaciones que tienen como objetivo
la orden y decidió devolverse al aeropuerto, lo la liberación nacional de la presencia de tropas
que probablemente salvó la vida de Mubarak, da- extranjeras.
do que el coche bomba nunca se encontró con el En 1997 se dio un impactante ataque te-
carro presidencial. Lo anterior lo narra Bodansky rrorista contra turistas en Luxor, Egipto:'? Los te-
con gran detalle y según el autor todo esto le sir- rroristas, miembros de células fundamentalistas
ve para probar la existencia de la red terrorista extremistas, dispararon contra visitantes de las
que opera en diversos países. Sin embargo, como famosas ruinas faraónicas de Luxor, cobrando
para los casos anteriores, el autor no aporta las más de sesenta víctimas. El autor de la obra que
pruebas contundentes. se comenta solo describe estos asuntos, pero no
Bodansky describe después los detalles se pregunta por los intentos de desestabilización
del atentado terrorista contra la Embajada de que tenían los terroristas fundamentalistas contra
212 REVISTA ESTUDIOS

el gobierno de Mubarak, lo que sería de utilidad neral la existencia de una gran conspiración in-
para el lector. Con un análisis más profundo el ternacional de los distintos grupos fundamenta-
lector puede ubicar este atentado terrorista como listas, en especial de al-Qa'ida y de su líder
parte de la lucha de los fundamentalistas contra Osama Bin Laden, en contra de los Estados
el gobierno egipcio. El ubicar cada atentado, o Unidos. El lector se puede preguntar: Será real-
acto terrorista dentro de su contexto histórico, so- mente una gran conspiración internacional o
cial y político, constituye una gran guía para el son más bien casos aislados? El libro nos mue-
lector, pero esto es una notable limitación que ve a lanzar este cuestionamiento, pero la obra
contiene la obra que se comenta y quizá escapa a no ofrece la respuesta.
las intenciones del autor.
Para 1998 Bodansky describe dos impor- 1- Bodansky no diferencia entre terrorismo y
tantes acciones terroristas fundamentalistas. La grupos guerrilleros, los grupos que luchan
primera fue la de las explosiones que con pocos por la liberación nacional de la ocupación
minutos de diferencia ocurrieron en dos Embaja- extranjera. Dicho en forma muy simple, el
das de Estados Unidos en dos países de Africa: acto terrorista es aquel que se dirige con-
en Nairobi, Kenya y en Dar al-Salam, Tanzania. tra objetivos civiles y el acto guerrillero es
Estados Unidos acusó a Osama Bin Laden de es- el que se dirige contra objetivos militares.
tos atentados y como represalia bombardearon El autor no diferencia entre terrorismo,
Afghanistán y Sudán. El autor no menciona que por una parte, y lucha por la liberación na-
por "error" la aviación estadounidense destruyó cional, por otra. Bodansky ubica en la
una fábrica de farmacéuticos en Sudán. El otro misma categoría de terroristas a los grupos
acto terrorista fue en el Yemen, perpetrado por el como el Hizb Allah del Líbano, del que ya
hasta entonces desconocido grupo La Insignia de se ha dado información sobre sus objeti-
la Jihad Islámica, grupo que secuestró a dos nor- vos y medios. De igual forma se requiere
teamericanos, a doce británicos y a dos australia- de un análisis más cuidadoso de la partici-
nos. El autor no explica lo que finalmente ocurrió pación del Hamas y del Jihad Islámico en
con los secuestrados. Bodansky señala también Palestina contra la ocupación militar israe-
que en 1998 en los juegos olímpicos en Sidney lí de Cisjordania y Gaza, que Bodansky no
hubo intentos de atentados terroristas que se de- hace del todo.2o
sarticularon, pero no provee mayores detalles al
respecto. 2- Bodansky tampoco teoriza sobre el funda-
El autor afirma que los Estados que apo- mentalismo islámico, no explica en qué
yan el terrorismo son Irán, Pakistán y Sudán, es- consiste este movimiento de renovación
te último en la época de Bashir y Turabi y con- religiosa, ni cuáles han sido sus causas y
cluye que lo más serio con relación al terrorismo sus aspiraciones. Tampoco explica con cla-
es la existencia de Estados que apoyan las accio- ridad lo que se refiere a los medios que uti-
nes terroristas. También asevera que otro gran lizan los distintos grupos fundamentalistas
problema respecto del terrorismo es la operación musulmanes para lograr sus objetivos. Bo-
de redes clandestinas. dansky solo los ve como terroristas a todos
El libro en cuestión tiene varias fallas y y esto es un grave error, dado que no todos
serias limitaciones, que a continuación se enu- los partidarios del fundarnentalismo islá-
meran, aparte de lo que ya se ha venido expli- mico son terroristas, ni violentos, ni co-
cando con relación a las fuentes, dado que Bo- mulgan con los métodos agresivos ni las
dansky no provee la evidencia necesaria para guerras, no obstante los aspectos de reli-
probar los argumentos. Así como el lector pue- gión militante que contiene el Islam. Hay
de aceptar como un hecho todo lo que contiene muchos fundamentalistas musulmanes que
el libro, igualmente puede dudarlo. También la son pacíficos, que viven o intentan vivir el
obra que aquí se comenta muestra en forma ge- Islam primigenio e inclusive llegar a ser
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 213

un verdadero ejemplo para todos en la so- 5- Por otra parte, Bodansky hace también
ciedad.?' Muchos son también profesiona- grandes generalizaciones de los grupos
les, estudiantes, etc., y no por ello utilizan fundamentalistas y de los grupos terroris-
medios violentos para lograr sus fines. tas. Estas generalizaciones son peligrosas
Bodansky no diferencia entre esos funda- en cualquier estudio, y nos mueven a su-
mentalistas y aquellos que son partidarios gerir al lector hacer una lectura crítica y
de la guerra, la violencia, el asesinato, o objetiva.
cualquier otra forma agresiva como medio
para lograr los objetivos. Estos últimos 6- Bodansky tampoco explica las razones por
son los que forman los grupos radicales, las que surgen los movimientos fundarnen-
que el autor de la obra que se comenta, no talistas ni estudia el porqué del odio de es-
diferencia. Es oportuno recordar que el Is- tos grupos hacia los Estados Unidos. Solo
lam es una religión de paz, de compren- presenta a Estados Unidos como la víctima
sión y de tolerancia y que el matar a al- inocente de los ataques de los terroristas.
guien está prohibido, como en tantas otras Sería conveniente que el libro tuviera un
religiones. Por lo tanto, los fundarnentalis- estudio minucioso de la política exterior de
tas radicales están interpretando el Islam a Estados Unidos y los medios de que se han
su modo y han sacado de contexto pasajes valido para tratar de imponerse por la fuer-
del Corán, para justificar algunos de sus za, así como la explotación económica que
argumentos y sus acciones violentas, aún han practicado en diversas regiones. Tam-
en contra de la paz, la justicia y la toleran- poco existe en el libro un análisis riguroso
cia que predica el Islam. Estas aclaracio- del apoyo de esta super potencia a Israel, un
nes son fundamentales, pero Bodansky las Estado hostil y enemigo de los palestinos,
ignora. Solamente generaliza y afirma que los árabes en general y de todo el Mundo
todos los fundamentalistas son terroristas, Islámico, lo que ha contribuido a generar,
lo cual es falso. entre otras razones, la reacción contra Esta-
dos Unidos. En el libro que se comenta hay
3- Bodansky tampoco explica los términos una total ausencia del papel que ha jugado
Jihad y Jahiliyya que dentro del funda- Estados Unidos en el Medio Oriente. Tam-
mentalismo islámico son básicos, pues re- poco se mencionan los grupos que Estados
flejan muchos de los planteamientos ideo- Unidos ha apoyado, o los intereses que ha
lógicos del fundamentalismo. Los concep- defendido. Tampoco se analizan, por otra
tos doctrinarios que encierran estos térmi- parte, los grupos a los que Estados Unidos
nos han servido a un gran número de fun- ha perjudicado o que ha contribuido a do-
damentalistas pacíficos que pregonan la minar por sus alianzas con las elites locales
revivificación del Islam, como también a en detrimento de los intereses de las gran-
diversos grupos fundamentalistas radica- des masas de población. Sin el análisis ri-
les que intentan con ellos justificar sus ac- guroso de la participación de Estados Uni-
ciones.P dos en el área, se toma imposible compren-
der las razones por las cuales algunos de es-
4- Muchas de las opiruones de Bodansky tos grupos han llegado al terrorismo como
tienden a coincidir con las debatibles ideas medio para lograr sus objetivos y se han di-
de Samuel Huntington del choque de civi- rigido contra intereses de Estados Unidos
lizaciones.P Es oportuno recordar que es- en el Medio Oriente, en Africa o en los mis-
tas ideas de Huntington se han debatido mos Estados Unidos.
mucho. También se ha señalado que sus
planteamientos encierran connotaciones 7- Faltan más mapas, dado que solo hay uno
racistas. en todo el libro. Para el lector general, no
214 REVISTA ESTUDIOS

experto en estas temáticas, puede ser una lizarse, no permite a los palestinos libertad
gran ayuda el proveer de algunos mapas tan- de movimiento, ni de publicación, les con-
to generales de distintas áreas, como de al- trola las universidades, confisca propieda-
gunos específicos de un país o de una región. des de los palestinos, destruye sus casas,
expulsa a otros, encarcela a muchos, a los
8- Hay algunos errores menores, por ejemplo que torturan en las prisiones, y todo tipo
en la página 171, el autor menciona que de abusos, como por ejemplo los castigos
Sayyid Qutb murió en 1965. En realidad colectivos, los impuestos excesivos, las
fue en 1966.24 masacres y los asesinatos constantes. Co-
mo reacción a la ocupación militar israelí
9- Cuando Bodansky realiza listas de los gru- ha habido mucha violencia y han surgido
pos fundamentalistas involucrados en ac- entre los palestinos, distintos grupos terro-
ciones terroristas, con frecuencia incluye ristas, seculares o religiosos, contra Israel
también a algunos grupos seculares. No y contra Occidente que apoya a Israel.P
explica las razones por las que incluye a Mientras no se solucione este conflicto no
grupos seculares dentro de esas listas de habrá paz en el Medio Oriente y por el
los grupos fundarnentalistas, lo que parece contrario, surgirán nuevos y más agresivos
un error, o bien una generalización de las grupos terroristas.
tantas que abundan en el libro.
En conclusión, el libro de Bodansky es
10- Por otra parte, también faltan notas y que una obra detallada sobre los ataques terroristas de
las citan tengan su referencia completa. los grupos islamistas contra los Estados Unidos y
Por ejemplo una cita de Bernard Lewis no de las redes terroristas que el autor afirma existen
tiene más referencia que el autor. No men- en contra de los Estados Unidos. Su lectura pue-
ciona el título de la obra, ni el año de pu- de ser provechosa para muchos, pero es impor-
blicación, ni el resto de la referencia, que tante tener presente que la obra es muy sesgada y
es parte del aparato de erudición que no que su lectura requiere de cuidado, crítica y obje-
debe faltar en ningún libro. tividad. También se necesita la consulta de mu-
chas otras fuentes para obtener una más exacta
11- Finalmente, falta ubicar todo dentro del comprensión de' los complejos problemas del
contexto histórico. Sin un análisis del con- Medio Oriente y poder ubicar todos estos asuntos
texto histórico, social, político y económi- en un preciso contexto histórico, social, econó-
co, no es posible comprender las razones mico y político del Medio Oriente.
por las que surgen los grupos fundamenta-
listas musulmanes, los objetivos que tienen
y los medios que utilizan para lograr sus fi- NOTAS
nes. Debe estudiarse también el papel de
Estados Unidos como actor en la zona ge- 1. Yossef Bodansky, Osama Bin Laden. El Hom-
neral del Medio Oriente y no solo como la bre que Declaró la Guerra a Estados Unidos,
víctima de los atentados terroristas. Aguilar, México, 2001.

12- Bodansky tampoco explica el conflicto 2. Para mayores detalles sobre el fundamentalis-
mo islámico en el Medio Oriente, véanse las
árabe-israelí, ni la ocupación militar israe-
siguientes obras, donde el lector podrá encon-
lí de Cisjordania y Gaza. Por la ocupación
trar más detalles sobre este fenómeno contem-
militar se han dado la opresión y la viola- poráneo: "Umar "Abd al-Rahman, Kalimat
-ción a los derechos humanos. Israel con- Haq, Dar al-I'tisam, El Cairo, 1985. Yusufal-
trola a la población palestina, les limita el "Azm, Ra 'id al-Fikr al-lslami al-Mu 'asir al-
agua, la electricidad, no les deja industria- Shahid Sayyid Qutb, s.p.i. Damasco/Beirut,
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 215

1980. Hasan al-Banna', Hay'at al-Ikhwan al- for Strategic Studies, Beirut, 1992, passim.
Muslimin, s.p.i. El Cairo, 1945. Hasan al-Ban- Abu-Arnr Ziyad, Islamic Fundamentalism in
na', Mudhakkirat al-Da 'wa wa al-Da 'iyya, the West Bank and Gaza. Muslim Brotherhood
s.p.i. El Cairo, 1951. Hasan al-Banna', Al-Sa- and Islamic Jihad, Indiana University Press,
lam Ji. al-Islam, Dar al-Fikri al-Islami, El Cai- Bloomington, 1994. Roberto Marín Guzmán,
ro, 1957. Hasan al-Banna', Nazarat Ji. al-Qu- "La alternativa religiosa frente al secularismo.
r'an, s.p.i. El Cairo, 1958. Muhammad Husayn Origen, desarrollo y aspiraciones del funda-
Fadl Allah, Al-Islam wa Mantiq al-Quwwa, Al- mentalismo islámico en Palestina", en Estudios
Mu'assasaal-Jami'iyya, Beirut, 1981. Muham- de Asia y Africa, Vol. XXXIV, Número 2 (109),
mad Husayn Fadl Allah, Al-Muqawwama al- 1999, pp.295-323. Roberto Marín Guzmán,
Islamiyya: Afaq wa Tatalluat, Lajnat Masjid "Las Bases Sociales de los Al-Ikhwan al-Mus-
al-Imam al-Rida, Beirut, 1986. Muhammad limun [Los Hermanos Musulmanes] en Siria:
Faraj, Al-Farida al-Gha 'iba, s.p.i., El Cairo, Sectarismo y Dicotomía Ciudad-Campo", en
1982. Said Hawwa, Jundu Allah: Thaqafatan Anuario Humanitas, Número 28, Universidad
wa Akhlaqan, s.p.i., s.l.e., 1977. Said Hawwa, Autónoma de Nuevo León, 2001, pp.441-469.
Allah Jalla Jalalahu, Dar al-Dawa, Beirut, Roberto Marín Guzmán, El Fundamentalismo
1975. Said Hawwa, Min Ajl Khatwa ila al- Islámico en el Medio Oriente Contemporáneo.
Amam 'ala Tariq al-Jihad al-Mubarak, Beirut, Análisis de Casos, Editorial de la Universidad
1979. Ruhullah al-Khumayni, Al-Hukuma al- de Costa Rica, San José, 2000, reimpresión,
Islamiyya, Dar al-Talia, Beirut, 1979. Abu al- Editorial de la Universidad de Costa Rica, San
A'la Mawdudi, Mafahim Islamiyya Hawl al- José 2001.
Din wa al-Dawla, s.p.i., Kuwait, 1974. Abu al-
A'la Mawdudi, Minhaj al-Inqilab al-Islami, 3. Sobre la Revolución Islámica de Irán y el triun-
Dar al-Ansar, El Cairo, 1977. Sayyid Qutb, Al- fo del AyatuIlah RuhuIlah Khumayni en 1979
Insan bayna al-Maddiyya wa al-Islam, El Cai- existe una extensa bibliografía. Se recomienda,
ro, 1965. Sayyid Qutb, Al- 'Adala al-Ijtima 'iy- no obstante, la siguiente: Michael Fischer,
ya Ji. al-Islam, Dar al-Ihya', El Cairo, 1945. !ran. From Religious Dispute to Revolution,
Sayyid Qutb, Maalim fi al-Tariq, Dar al-Shu- Harvard University Press, Cambridge, Massa-
ruq, Beirut, 1968. Sayyid Qutb, Dirasat Isla- chusetts, 1980. Nikki Keddie, Roots of Revolu-
miyya, Jidda, 1967. Sayyid Qutb, Hadha al- tion. An Interpretative History of Modem lran,
Din, Maktabat Wahba, El Cairo, 1966. Sayyid Yale University Press, New Haven, 1981.
Qutb, Fi Zilal al-Qur'an, Dar al-Shuruq, Bei- Amin Saikal, The Rise and Fall of the Shah,
rut, 1974. Fathi al-Shaqaqi, Al-Khumayni: al- Princeton University Press, Princeton, 1980.
Hall al-Islami wa al-Badil, Al-Mukhtar al-Isla- Fred Halliday, lran. Dictatorship and Develop-
mi, El Cairo, 1959. Mustafa al-Sibai, Ishtira- ment, Penguin Books, Middlesex, 1978. Beh-
kiyyat al-Islam, Dar al-Qawmiyya, El Cairo, rang, Irán. Un Eslabón Débil del Equilibrio
1958. Hrair Dekmejian, Islam in Revolution. Mundial, Editorial Siglo XXI, México, 1979.
Fundamentalism in the Arab World, Syracuse Roberto Marín Guzmán, El Derrumbe del Vie-
University Press, Syracuse, 1995. Shireen jo Orden en Irán. Ensayo Histórico sobre la
Hunter, The Politics of Islamic Revivalism. Di- Caída de la Dinastía Pahlavi (1925-1979),
versity and Unity, Indiana University Press, Editorial de la Universidad de Costa Rica, San
Bloomington, 1988. Richard Mitchell, The So- José, Costa Rica, 1989.
ciety of the Muslim Brothers, Oxford Univer-
sity Press, Oxford, Londres, 1969. "Umar "Abd 4. Para más información al respecto véanse:
AIlah, The Islamic Struggle in Syria, Mizan Behrang, 1rán. Un Eslabón Débil del Equili-
Press, Berkeley, 1983. Youssef Choueiri, Isla- brio Mundial, passim, en especial pp.166-175.
mic Fundamentalism, Twayne Publishers, Bos- Halliday, lran. Dictatorship and Devolop-
ton, 1990. John Esposito, Voices of Resurgent ment, pp.38 ss. y pp.47 ss. Marín Guzmán, El
Islam, Oxford University Press, Oxford y New Derrumbe del Viejo Orden en Irán, passim, en
York, 1983. John Esposito, The Islamic Threat. especial pp.60-83.
Myth or Reality?, Oxford University Press,
Oxford y New York, 1992. Ahmad S. Moussa- 5. Véanse: Halliday, Iran. Dictatorship and De-
lli, Al-Usuliyya wa al-Nizam al-Dawli, Center volopment, passim, en especial pp.64-102.
216 REVISTA ESTUDIOS

Behrang, Irán. Un Eslabón Débil del Equili- Mosely Lesch y Mark Tessler, Israel, Egypt
brio Mundial, passim, en especial pp.90-92. and the Palestinians. From Camp David to In-
Claire Briére y Pierre Blanchet, Irán: la Revo- tifada, Indiana University Press, Bloomington,
lución en nombre de Dios, Terra Nova, Méxi- 1989, passim, Derek Hopwood, Egypt. Politics
co, 1980, passim, en especial pp.I60-167. Ma- and Society, 1945-1984, Allen & Unwin, Bos-
rín Guzmán, El Derrumbe del Viejo Orden en ton, Sidney, Londres, 1986, passim, en especial
Irán, passim, en especial pp.83-87. También la pp.122-135 y pp.165-182. Dekmejian, Islam in
prensa internacional informó sobre todos estos Revolution, passim, en especial p.83 y p.255.
asuntos en Irán. Véanse por ejemplo: Le Mon- Gilles Kepel, Muslim Extremism in Egypt. The
de Diplomatique, 27 de diciembre de 1978. Prophet and Pharaoh, University of California
Newsweek, 14 de octubre de 1974. Press, Los Angeles, 1984, passim, en especial
p.71, p.192, pp.207-208, pp.21O-222. Ahmad
6. Para más detalles sobre la guerra Irán-Iraq, S. Moussalli, Al-Fikr al-lslami al-Muasira.
véase: Zidane Zéraoui, Irán-Iraq. Guerra, Po- Dirasat wa Shakhsiyyat Sayyid Qutb, Dar
lítica y Sociedad, Centro de Estudios Económi- Khudr, Beirut, 1970, passirn. Ahmad S. Mous-
cos y Sociales del Tercer Mundo (CEESTEM), salli, The Ideological and Political Discourse
México, 1982. Roberto Marín Guzmán, "La o/ Sayyid Qutb, American University of Beirut,
Revolución lslámica de Irán y su Conflicto con Beirut, 1992, passim, en especial pp.200-213.
Iraq", en Crónica, Número 2, 1983, pp.47-52. Marín Guzmán, El Fundamentalismo Islámico
en el Medio Oriente Contemporáneo, passim,
7. Sobre los shi' itas de Iraq, véase: Yitzhak Na- en especial pp.174-176. Los distintos grupos
kash, The Shiis of Iraq, Princeton University fundamentalistas de Egipto también amenaza-
Press, Princeton, New Jersey, 1994. ron con la muerte a Husni Mubarak, el nuevo
presidente de Egipto, que sustituyó al asesina-
8. Para más información sobre el Hizb Allah, véan- do Sadat. Al respecto, véanse: Al-Mujtama', 19
se: Dekmejian, Islam in Revolution, passim, en de marzo de 1982, p.44. Al-Mujtama, 25 de
especial pp.169 ss. Richard Norton, Amal and abril de 1982, passim. Al-Mujtama, 11 de ma-
the Shi:a. Struggle for the Soul o/ Lebanon, The yo de 1982, passim.
University ofTexas Press, Austin, 1987, passim,
en especial pp.78 ss. Fuad Ajarni, The Vanished 11. Véanse: Al-Ahram, 19 de enero de 1977, pas-
Imam, Cornell University Press, Ithaca, 1986, sim. Al-Ahram, 20 de enero de 1977, passim.
passim. Robin Wright, Sacred Rage. The Wrath Al-Ahram, 21 de enero de 1977, passim. News-
o/ Militant Islam, Simon & Schuster, New York, week, 23 de enero de 1977, passim. Nazih Ayu-
1985, passim, en especial pp.48-51; pp.57-70. bi, El Islam Político. Teorías, Tradición y Rup-
Shimon Shapira, "The origins of Hizb Allah", turas, Ediciones Bellaterra, Barcelona, 1996,
en The Jerusalem Quarterly, Número 46, 1988, passim, en especial pp.l13-114. Hopwood,
passim, en especial pp. 116-117 . Roberto Marín Egypt. Politics and Society, 1945-1984, pas-
Guzrnán, La Guerra Civil en el Líbano. Análisis sim, en especial pp.135 ss. Véanse también: Al-
del Contexto Político-Económico del Medio Da'wa, febrero de 1977, pp.2-3 Y pp.16-17.
Oriente, Editorial Texto, San José, 1985 (segun- Marín Guzrnán, El Fundamentalismo Islámico
da edición, Editorial Texto, San José, 1986), en el Medio Oriente Contemporáneo, passim,
passim, en especial pp.259 ss. y pp.267 ss. Ma- en especial pp.166-168.
rín Guzrnán, El Fundamentalismo Islámico en
el Medio Oriente Contemporáneo, passim, en 12. La presencia de ejércitos norteamericanos en el
especial pp.341-360. Líbano provocó una profunda reacción de los
grupos musulmanes y de los grupos de izquier-
/9. Para más información véase: Doris Musalem da y de centro. Hubo ataques militares contra
(editora) La Guerra del Golfo Arabe-Pérsico y las tropas norteamericanas, pero la oposición a
el Nuevo Orden Mundial, Universidad Autóno- esa presencia militar extranjera se dejó sentir
ma Metropolitana, México, 1994, passim. también en manifestaciones y llegó al extremo
de secuestrar y asesinar a norteamericanos en
10. Para más detalles sobre el asesinato del presi- el Líbano. Las tropas norteamericanas también
dente egipcio Anwar al-Sadat, véanse: Ann se movilizaron hacia Beirut Oriental. Véase:
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 217

Time, 15 de noviembre de 1982, pp.32-33. So- Legitimacy, Yale University Press, New Haven
bre todos estos asuntos también se recomienda y Londres, 1977, passim, en especial pp.19 ss,
consultar: Time, 21 de noviembre de 1983, p.78, p.311, p.324, 326-337.
p.12. La reacción militar contra los norteame-
ricanos se dio asimismo en Siria, contra avio- 16. Bodansky, Osama Bin Laden. El hombre que
nes norteamericanos de reconocimiento, al declaró la guerra a Estados Unidos, p.173.
punto que para finales de 1983, los sirios derri-
baron dos aviones de reconocimiento de Esta- 17. Bodansky, Osama Bin Laden. El hombre que
dos Unidos. Véase para mayores detalles: Ti- declaró la guerra a Estados Unidos, p.260.
me, 19 de diciembre de 1983, pp.4-7.
18. Bodansky, Osarña Bin Laden. El hombre que
13. Para más detalles al respecto, véanse: Colin declaró la guerra a Estados Unidos, p.282.
Smith, "El Bombardeo de Beirut", en Obser-
ver, 19 de junio de 1981, reproducido por Es- 19. Para más detalles véase: Marín Guzmán, El
tudios Arabes, Año 1, Número 1, 1982, Fundamentalismo Islámico en el Medio Orien-
pp.215-217. Helena Cobban, "El Bombardeo te Contemporáneo, passim, en especial p.188.
sobre Beirut" en New Statesman, 24 de julio
de 1981, reproducido por Estudios Arabes, 20. Para más información véanse: Abu-Amr, Isla-
Año 1, Número 1, 1982, pp.117-119. Marín mic Fundamentalism in the West Bank and Ga-
Guzmán, La Guerra Civil en el Líbano, pas- za, passim. Marín Guzmán, "La alternativa re-
sim, en especial pp.315-ss. Con relación a las ligiosa frente al secularismo", pp.295-323. Ka-
masacres de Sabra y Chatilla, véanse: Clif- mil Isma' il, Al-Ikhwan al-Muslim un fi Harb
ford Wright, "La 'máquina de guerra' israelí Filastin, Dar al-Kitab al-t Arabi, El Cairo,
en el Líbano", en Estudios Arabes, Año 11, 1951, passim. Bayan Nuwahid al-Hut, Al-Qi-
Números 5/6, 1984, pp.68-95. Layla Shahid yadat wa al-M u' assasa al-Siyasiyya fi Filastin,
Barrada, "Los asesinatos masivos en Sabra y 19/7-1948, Mu'assasa al-Dirasat al-Filastiniy-
Chatila", en Estudios Arabes, Año 1, Número ya, Beirut, 1986, passim, en especial pp.508-
4, 1982, pp.30-56. El entonces primer minis- 511. Muharnmad K. Shadid, "The Muslim
tro israelí, Menahem Begin, cínicamente ne- Brotherhood Movement in the West Bank and
gó que el ejército israelí tuviera conocimien- Gaza", en Third World Quarterly, Vol. X, Nú-
to de la infiltración de las tropas falangistas mero, 2, abril de 1988, passim en especial
libanesas y menos que hubiera permitido que p.622. Filastin al-Muslima, setiembre de 1990,
llegaran hasta los barrios de Sabra y ChatilIa. pp.14-15. Zakariyya Muharnmad, "Al-Intifada
Al respecto, véase lo que reportó Time, 22 de wa al-Islah al-Tanzimi fi Munazamat al-Tahrir
noviembre de 1982, pp.34-35. Véase tam- al-Filastiniyya", en Al-Fikr al-Dimuqrati, Nú-
bién: Marín Guzmán, El Fundamentalismo mero 5, 1989, passim, en especial p.30. lean
Islámico en el Medio Oriente Contemporá- Francois Legrain, "lslamistes et lutte nationale
neo, passim, en especial pp.313 ss. palestinienne dans les territoires occupés par
Israel", en Revue Francaise de Science Politi-
14. Para mayores detalles véanse: Time, 31 de oc- que, Vol. XXVI, Número 2,1986. passim. lean
tubre de 1983, pp.8-15. Time, 30 de enero de Francois Legrain, "A Defining Moment: Pales-
1984, pp.8-9. Time, 5 de marzo de 1984, pp.6- tinian Islamic· Fundamentalism", en James Pis-
8. Washington Post, 1 de febrero de 1984. Nor- catori, Islamic Fundamentalism and the Gulf
ton, Amal and the Shi:a, pp.88 ss. Richard Nor- Crisis, American Academy of Art and Scien-
ton, "Political violence and shí' a factionalism ces, Chicago, 1991, pp,70-87. Marín Guzmán,
in Lebanon", en Middle East Insight, 3, Núme- El Fundamentalismo Islámico en el Medio
ro Z, 1983, pp.9-16. Marín Guzmán, El Funda- Oriente Contemporáneo, passim, en especial
mentalismo Islámico en el Medio Oriente Con- pp. 193-225.
temporáneo, passim, en especial pp.350-357.
21. Para más información al respecto se reco-
15. Al respecto se recomienda, por ejemplo: Mi- mienda al lector: Bruno Étienne, El Islamismo
chael Hudson, Arab Politics. The Searcñ lar Radical, Editorial Siglo XXI, Madrid, 1996,
218 REVISTA ESTUDIOS

passim, en especial pp. 1-78. Esposito, The Is- Lesch, Transition to Palestinian Self-Govern-
lamic Threat, passim, en especial pp.7-46. Ma- ment: Practical Steps towards lsraeli-Palesti-
rín Guzmán, El Fundamentalismo Islámico en nian Peace, American Academy of Arts and
el Medio Oriente Contemporáneo, passim, en Sciences, Indiana University Press, Blooming-
especial pp.31-51. ton, 1992, passim. Fouzi EI-Asmar, To Be an
Arab in Israel, Institute for Palestine Studies,
22. Al respecto existe una extensa bibliografía. En- Beirut, 1978, passim. Raja Shehadeh, Occu-
tre las diversas obras se recomiendan las si- pier's Law. Israel and the West Bank, Institute
guientes: Abu al-A 'la Mawdudi, Mafahim Isla- for Palestine Studies, Washington, D.C., 1988,
miyya Hawl al-Din wa al-Dawla, s.p.i., Ku- passim. Amira Hass, Drinking the Sea at Gaza.
wait, 1394/1974, passim. Abu al-A 'la Mawdu- Days and nights in a land under siege, An Owl
di, Minhaj al-Inqilab al-Islami, Dar al-Ansar, Book, Henry Holt and Company, New York,
El Cairo, 1977, passim. Véanse también: 1999, passim. Elisha Kally, Al-Miyah wa al-
Étienne, El Islamismo Radical, passim, en es- Salam. Wujhat Nazar Isra 'iliyya, Mu' assasa li-
pecial pp.166-189. Charles J. Adams, "Maw- Dirasat al-Filastiniyya, Beirut, 1991, passim.
dudi and the Islamic State", en Esposito, Voices lan Lustick, Arabs in the Jewish State. lsrael's
of Resurgent lslam, pp.99-133. Yvonne Y. Had- Control of a National Minority, The University
dad, "Sayyid Qutb: Ideologue of Islarnic Revi- ofTexas Press, Austin, 1980, passim. Nur Ma-
val", en Esposito, Voices of Resurgent Islam, salha, Expulsion of the Palestinians. The con-
pp.67-98, en especial pp.83-87. Marín Guz- cept oi "transfer" in Zionist Political Thought,
mán, El Fundamentalismo Islámico en el Me- 1882 -1948, Institute for Palestine Studies,
dio Oriente Contemporáneo, passim, en espe- Washington, D.C., 1993, passim. Ziad Abu-
cial pp.31-51 y pp.137-183. Arnr, "Report from Palestine", en Journal of
Palestine Studies, Vol. XXIV, Número 2, 1995,
23. Samuel Huntington, "The Clash of Civiliza- pp.40-47. Sharif Elmusa y Mahmud EI-Jaafari,
tions?", en Foreign Affairs, Vol. LXXII, Nú- "Power and Trade: The Israeli-Palestinian Eco-
mero 3, 1993, pp.22-49. Samuel Huntington nomic Protocol", en Journal of Palestine Stu-
"If not civilizations, what?, en Foreign Affairs, dies, Vol. XXIV, Número 2, 1995, pp. 14-32.
Vol. LXXII, Número 5, 1993, pp.183-194. Sa- Raja Shehadeh, "Questions of Jurisdiction: A
muel Huntington, The Clash of Civilizations Legal Analysis of Gaza-Jericho Agreement",
and the Remaking oi World Order, Simon & en Journal oi Palestine Studies, Vol. XXIII,
Schuster, New York, 1996, passim. Entre las Número 4, 1994, pp.18-25. Donald Neff, "ls-
diversas discusiones de la obra de Huntington rael-Syria: Conflict at the Jordan River, 1949-
sobre el choque de civilizaciones, véase: Ma- 67", en Journal of Palestine Studies, Vol.
nuel Ruiz Figueroa, "Islam y Occidente, un XXIII, Número 4, 1994, pp.26-40. Sharif S. EI-
choque de civilizaciones?, en Estudios de Asia musa, "The Jordan-Israel Water Agreement: A
y Africa, Vol. XXXI, Número 3, (101), 1996, Model or an Exception?", en Journal oi Pales-
pp.543-556. tine Studies, Vol. XXIV, Número 3, 1995,
pp.63-73. Elia Zureik, "Palestinian Refugees
24. Para más información véanse: Haddad, "Say- and Peace", en Journal of Palestine Studies,
yid Qutb: Ideologue of Islarnic Revival", p.78. Vol. XXIV, Número 1, 1994, pp.5-17. Anna
P.J. Vatikiotis, The History of Modern Egypt. Bellisari, "Public Health and the Water Crisis
From Muhammad "Ali to Mubarak, The Johns in the Occupied Territories", en Journal of Pa-
Hopkins University Press, Baltimore, 1991, lestine Studies, Vol. XXIII, Número 2, 1994,
passim, en especial p.421. Marín Guzmán, El pp.52-63. Dick Doughty, "Listening in Gaza",
Fundamentalismo Islámico en el Medio Orien- en Journal of Palestine Studies, Vol. XXV, Nú-
te Contemporáneo, passim. mero 4, 1996, pp.69-86. Rex Brynen, "Imaging
a Solution: Palestinian Refugees in Lebanon",
25. Para más información sobre la ocupación mili- en Journal o] Palestine Studies, Vol. XXVI,
tar de Cisjordania y Gaza por los ejércitos is- Número 2, 1997, pp.42-58. Chad F. Emmett,
raelíes, así como los diversos problemas que "The Status Quo Solution for Jerusalem", en
han tenido que padecer los palestinos durante Journal of Palestine Studies, Vol. XXVI, Nú-
esa ocupación militar, véanse: Ann Mosely mero 2,1997, pp. 16-28. Sarah Karninker, "For
Bin Laden, el hombre que declaró la guerra a Estados Unidos. 219

Arabs Only: Building Restrictions in East Jeru- History and Politics of a Movement", en Jour-
salern", en Journal of Palestine Studies, Vol. nal of Palestine Studies, Vol. XXX, Número 4,
XXVI, Número 4, 1997, pp.5- I 6. Lamis Ando- 200 1, pp.21-38. Joseph Schechla, "The Invisi-
ni, "Searching for Answers: Gaza's Suicide ble People Come to Light: Israel's 'Internally
Bombers", en Journal of Palestine Studies, Displaced' and the "Unrecognized Villages'",
Vol. XXVI, Número 4,1997, pp.33-45. Nathan en Journal of Palestine Studies, Vol. XXXI,
Krystall, "The De-Arabization of West Jerusa- Número 1, 2001, pp.20-31. Roberto Marín
lem, 1947-1950", en Journal of Palestine Stu- Guzmán, La ocupación militar israelí de Cis-
dies, Vol. XXVII, Número 2, 1998, pp.5-22. jordania y Gaza. De la Guerra de los Seis Días
Elia Zureik, "Being Palestinian in Israel", en a la Declaración de Principios (1967-1993).
Journal of Palestine Studies, Vol. XXX, Nú- Un ensayo de historia contemporánea, Edito-
mero 3, 200 1, pp.88-96. Sara Roy, "Palestinian rial Guayacán, San José, 2001.
Society and Economy: The Continued Denial
of Possibility", en Journal of Palestine Studies,
Vol. XXX, Número 4, 2001, pp.5-20. Lisa Haj-
jar, "Hurnan Rights in Israel/Palestine: The Roberto Marín Guzmán

'/