Vous êtes sur la page 1sur 9

Embarazo

un reto de retos
¿Cómo
prepararme
para quedar
embarazada?
Hay algunas cosas que debemos
saber antes de comenzar la tan
anhelada búsqueda de un bebé.
A veces la emoción por
convertirnos en madre nos invade
y dejamos a un lado la importancia
de la salud de nuestro futuro hijo.
Es una forma de pensar algo
egoísta, aunque en ocasiones
premia la ignorancia.
Muchas mujeres quedan embarazadas sin esperarlo, y por suerte todo resulta bien. Pero no
siempre las cosas salen como deseamos, algunas veces el proceso se complica, aparecen
enfermedades “inesperadas” que ponen en riesgo la vida de nuestro pequeño, e incluso la nuestra.

Por esta razón, los análisis previos son claves para el buen desarrollo del embarazo, y favorecen
nuestra salud y la del bebé. Estos chequeos médicos son importantes, sobre todo si padecemos
alguna enfermedad que nos haga depender de fármacos, letales para el feto. En este caso, el
obstetra se encargará de brindarnos las indicaciones adecuadas que debemos seguir al pie de la
letra.

Otro de los factores esenciales a tener en cuenta previo un embarazo es el consumo de alcohol y
el cigarrillo. Estudios indican que las mujeres fumadoras tienen menos probabilidades de quedar
en estado, además de los graves efectos que esto puede generar al feto, tales como crecimiento
intrauterino retardado, retraso mental, problemas cardíacos, adicción, entre otros. Lo mismo
sucede con el alcohol y otros tipos de drogas.

Por otra parte, si estás en la anhelada búsqueda, debes conocer cómo es tu proceso de ovulación.
Estudios demuestran que las posibilidades de quedar embarazada aumentan si estás atento a la
fecha de ovulación: ¿cuál es tu etapa más fértil? Existen muchos métodos para conocer la
respuesta, por ejemplo, las calculadoras de ovulación, nunca fallan.

Evitar los fármacos, excepto el ácido fólico y las vitaminas, si deseas un embarazo saludable. La
importancia de planificar el embarazo radica en que puedes controlar cuándo dejar de tomar
ciertas medicinas que pueden afectar al bebé, y cuándo comenzar a tomar otras que lo
beneficiarán.

Aquí entra el tema de las enfermedades de largo plazo, si padeces de una enfermedad desde hace
mucho tiempo, con más razón debes consultar con el médico para que te ayude a controlar esa
situación.

El ácido fólico y las vitaminas son esenciales durante el proceso de gestación, por lo que debes
comenzar a tomarlas unos meses antes de la concepción.

En el proceso del embarazo es importante el cuidado alimenticio. Muchos tienen la creencia que
la madre debe comer de más, cuando en realidad hay porciones determinadas para este periodo.
Una dieta equilibrada, con prevalencia en vegetales y frutas es suficiente.

El ejercicio físico es otro aspecto esencial durante la búsqueda de nuestro bebé. Esto nos ayuda a
controlar el peso y además, nos proporciona energía durante el embarazo. Sin embargo, la
práctica debe ser moderada.
MÉTODOS
para lograr
un embarazo
Desear un embarazo y no poder lograrlo puede ser el acontecimiento más frustrante en la vida de
una pareja. Hay quienes pueden concebir uno, dos y hasta cinco bebés de forma natural, pero
otros menos afortunados necesitan ayuda de especialistas y métodos avanzados para
conseguirlo.
La verdad es que existen infinitos métodos para quedar embarazada, pero no todos se adaptan a
nuestras necesidades. Por esta razón, apenas se observe la dificultad para concebir, se debe
visitar un médico y realizar los exámenes pertinentes para determinar si el problema es la madre
o el padre.
Las nuevas diversas técnicas de fertilidad facilitan la vida de muchas parejas que desean tener un
bebé pero no pueden por alguna razón. Dependiendo del Cuanto trastorno se requiere de una
técnica específica. Por ejemplo, en aquellas mujeres que presentan problemas de trompas, es
necesario que sean tratadas con una fertilización in vitro.
Por otro lado, si el aparato genital de la mujer funciona correctamente, pero hay problemas con el
líquido seminal, se debe realizar una captación de espermas para lograr la concepción a través de
la inseminación artificial. Si la pareja presenta inconvenientes de fertilidad, los especialistas
determinarán un método adecuado para cada caso.

• Inseminación Artificial
• Inseminación con semen capacitado
• Fecundación In Vitro (F.I.V.)
• Inyección Intracitoplasmática de Esperma

Pero los métodos de concepción van más allá de lograr un embarazo. Muchos padres quieren
escoger el sexo del bebé, así como la cantidad de niños a lograr en un mismo proceso.
La pregunta es si estos métodos son 100% confiables y seguros, pues imagina que tienes 4 niñas
y deseas lograr un varón pero la técnica no resulta. La verdad es que se trata de un riego que debes
correr si deseas tener un hijo con un sexo específico.
De cualquier manera, ya sea un método u otro, todas deseamos experimentar esta hermosa
etapa, y haremos hasta lo imposible para conseguirlo.

A continuación te explicamos más a fondo los distintos métodos para lograr un embarazo, pero
su efectividad dependerá de la necesidad de cada pareja.

Inseminación Artificial
En este proceso, se introduce el semen en el cuello del útero femenino a través de instrumentos
médicos. El semen puede ser proporcionado por la pareja o por un donante anónimo, previamente
congelado -196 grados. Aunque muchas mujeres se sienten inseguras al someterse a esta
técnica, es importante destacar que no es nada dolorosa.
Inseminación Con Semen Capacitado
En el caso de hombres con pocos espermatozoides en su líquido seminal, se filtran las impurezas
del semen, aislando a los espermatozoides del plasma seminal y concentrarlos por
centrifugación, para colocarlos finalmente en la cavidad uterina.

Fecundación In Vitro (F.I.V.)


Esta técnica se utiliza para fecundar el óvulo de la mujer en el laboratorio. El óvulo y el
espermatozoide se colocan en un tubo de ensayo, para que una vez fecundado, sea implantado
en el útero de la mujer y continuar con el proceso de gestación.

Inyección Intracitoplasmática De Esperma


En este procedimiento se aísla un ovocito y un sólo espermatozoide. Posteriormente, a través de
una visión microscópica y una sofisticada técnica, se perfora el ovocito y se implanta el
espermatozoide en su interior. Si se logra fecundar, se realiza la transferencia del embrión.

Métodos caseros…
Muchas parejas, en el afán por lograr un embarazo, comienzan a tener relaciones sexuales
todos los días y varias veces durante el día. Sin embargo, los especialistas indican que, mientras
más seguida sea la segregación de semen del hombre, la cantidad de esperma producido
será menor, por lo tanto, recomiendan tener relaciones día por medio, tres veces esa semana.
En cuanto a las posiciones, hay algunas que aumentan la posibilidad de lograr un embarazo
y otras que no. Por ejemplo, si la mujer está parada arriba del varón, por efecto de la gravedad,
los espermatozoides saldrán de la vagina con mayor rapidez. Así que esta posición debe
ser descartada.
Expertos recomiendan "posición de plegaria" (el hombre detrás o encima), ya que se produce
una penetración más profunda y el semen estará más próximo al cuello uterino.
El orgasmo en la mujer es imprescindible, ya que las contracciones vaginales y uterinas
aproximan el semen al cuello uterino y ayudan a que los espermatozoides entren con facilidad.
Después de tener relaciones no es recomendable el baño ni bidet. Es mejor quedarse acostada,
al menos durante unos minutos, con una almohada debajo de la pelvis para entre una mayor
cantidad de espermatozoides.
En el caso de querer un sexo específico…
Si no te gustan las sorpresas y quieres programar el sexo de tu bebé, entonces te tocará
programar las relaciones sexuales para días específicos en relación a tu ciclo menstrual.
Los espermatozoides que llevan los cromosomas Y (niños), son mucho más rápidos, pequeños,
delicados, y viven menos tiempo que los espermatozoides que llevan los cromosomas X (Niña)
los cuales son más lentos, grandes, fuertes y viven más tiempo.
Para lograr un niño, debes tener relaciones sexuales cerca de tu fecha de ovulación. Pero si deseas
una niña, debes hacerlo tres o cuatro días antes de la fecha de ovulación. Sin embargo, para
que este método sea efectivo, debes conocer minuciosamente tu proceso de ovulación.
Cómo tratar
emocionalmente
LA
INFERTILIDAD

Desde que somos niñas, las mujeres


comenzamos a sentir ese instinto
maternal. Jugamos con las
muñecas y las tratamos como si
fuesen nuestras hijas de verdad. Así
que ese deseo de ser madre
comienza a edad muy temprana,
aunque muchas no lo noten.
La sociedad y nuestros padres aumentan ese deseo de maternidad, enseñándonos
inconscientemente que las niñas nacimos para ser madres algún día. Nuestros juguetes son:
cocina, lavadora, nevera, ropa, muñecas y artículos de bebé. Por supuesto crecemos pensando
que no hemos sido creadas para otra cosa que convertirnos en mamá.
Luego pasamos por la adolescencia, momento en que tenemos nuestro primero novio, nos
enamoramos y también desilusionamos. En esta etapa el deseo de ser madre se vuelve más real,
más próximo, pues ya tenemos a la vista el posible padre de nuestros hijos.
En los últimos años de la universidad ya pensamos que el siguiente paso es casarnos y tener hijos.
Aunque nos estemos en la universidad, los 20 es una década decisiva en cuanto a la maternidad.
La sociedad nos dice que los 20 es el momento perfecto para salir embarazada, ya sea porque
estamos más jóvenes y enérgicas, o porque gozamos de buena salud.
Muchas mujeres se frustran porque llegan a esta etapa y aun no se convierten en madre, porque
no han encontrado la pareja apropiada o no tienen las posibilidades económicas para mantener a
un bebé.
Sin embargo, este sentimiento de frustración puede volverse más agudo cuando sí cuentas con
las posibilidades económicas y con la pareja adecuada, pero hay problemas de infertilidad por tu
parte o la de tu pareja.
La verdad es que nadie está preparado para la infertilidad, a nadie le gustaría escuchar la temida
frase “no puedes tener hijos”. Es un golpe duro, sobre todo para las mujeres, cuyo organismo ha
sido diseñado para eso. ¿Es nuestra misión de vida, o no?
Tratar una infertilidad no es nada fácil, tanto para la mujer como para su pareja. Es entonces
cuando llegan pensamientos de utilizar otras opciones o métodos para convertirse en madre,
como la inseminación o la adopción.

Fuentes:

http://informe21.com/embarazo/trucos-caseros-para-quedar-embarazada
http://espanol.babycenter.com/a8400075/cu%25C3%25A1ndo-hacer-el-amor-para-quedar-embarazada#ixzz3ubJeCKOw
http://www.bebesymas.com/embarazo/como-prepararse-para-el-embarazo
http://www.dmedicina.com/familia-y-embarazo/fertilidad/2015/10/15/como-calcular-dias-fertiles-89140.html
http://es.clearblue.com/decididos-a-ser-padres/antes-de-empezar
http://www.guiainfantil.com/articulos/embarazo/quedar-embarazada/metodos-para-quedar-embarazada/
http://www.guiainfantil.com/blog/190/consejos-para-concebir-un-bebe-del-sexo-deseado.html
http://www.luisabaron.com/?page_id=133