Vous êtes sur la page 1sur 3

LA AGRONOMIA

Las teorías agronómicas que respaldan el conocimiento adquirido hasta la fecha son de gran
importancia, ya que lo teórico y lo practico mejora nuestra comprensión de la realidad y esto es
una guía para el desarrollo y perfeccionamiento futuro tanto de la misma teoría como de sus
aplicaciones.

El avance de las ciencias sigue un camino muy estricto que las lleva a pasar de un lenguaje
descriptivo a uno matemático mas elegante, conciso y preciso de leyes para llegar finalmente a
modelos que integran los conocimientos debidamente para luego ser aplicados en las diferentes
carreras en este caso la agronomía.

En la agronomía hay tres principios básicos 1. El uso de organismos mejorados eficientes 2. Dar a
esos organismos las condiciones ecológicas adecuadas para la expresión de su potencial genético
3. Hacer una gestión adecuada, estos la respaldan y son discutidos en la actualidad para su
mejoramiento y tecnificación, para una mejor precisión en cada uno de los procesos y así tener
una mejor producción sin afectar lo social y el medio ambiente, el cual debemos cuidar bastante
por que de el depende nuestro sistema de producción el cual cada día va cambiando y se va
haciendo más exigente.

Hay ciencias que han obtenido diversos éxitos en la agronomía tales como la física y la genética
estas permiten grandes avances tecnológicos que derivan sus grandes utilidades prácticas,
construir estas teorías es un juego de comprensión de datos, es encontrar un mensaje lo mas
corto posible que al encontrarlo produce un modelo exacto (Wilczek,2008) y poderlo aplicar en lo
cotidiano de la agronomía.

La agronomía a pesar de su importancia, tiene implicaciones sociales económicas y ambientales,


pues, como sostiene Boockhin, “la agricultura es una forma de cultura. La producción de alimentos
es un fenómeno social y cultural exclusivo del hombre” (Boockhin, 1991, p. 67). No se pueden
seguir formando profesionales que tengan como finalidad el aumento de los rendimientos y la
producción, sin sensibilidad natural, expertos en su disciplina, pero ciegos frente a los fenómenos
sociales, políticos y culturales de estos tiempos.

Según Sebillotte, los objetivos del trabajo del agrónomo se pueden agrupar en dos: contribuir al
desarrollo de la agronomía y su difusión, y actuar en el plano de la utilización del medio natural
por el hombre, (Sebillotte, 1987, p. 104). El agrónomo debe contribuir al desarrollo de la
agronomía, y, en el campo de la práctica, debe estudiar las relaciones planta-suelo-clima-técnicas,
para optimizarlas considerando las finalidades del agricultor (Sebillotte, 1987, p. 104). Para realizar
esta tarea necesita tener en cuenta los conocimientos, cotidianidad y contexto social y político del
campesino, así como los avances científicos y tecnológicos, (Sebillotte, 1987, p. 104).

Como futuros agrónomos debemos estar conscientes de la importancia del análisis y de la síntesis,
capaces y gustosos de efectuar ambos ejercicios antes de tomar decisiones en la vida diaria y,
además, ser conocedores de los riesgos a que nos exponemos si omitimos uno de los dos procesos
en la vida profesional.
Es necesario adoptar una nueva actitud, un modo distinto de comportamiento, para que como
agrónomos podamos enfrentarnos al mundo y así establecer relaciones diversas con los otros
profesionales. Esto implica un cierto conjunto de prácticas que permita la restauración de la Tierra
como entorno complejo.

La profesión del agrónomo, es fundamental para la producción sostenible de alimentos en una


comunidad, a modo de ejemplo, se observa como hoy en día las catástrofes naturales han
aumentado en numero e intensidad, de tal suerte que en las regiones donde se han presentado
las mismas, se ha reducido la disponibilidad y el accesos a los alimentos y se incrementan la
oportunidad para que los ingenieros agrónomos creen alternativas de producción sostenible
basados en la optimización de los factores de producción como el suelo, el agua y el clima,
necesarios en la producción de alimentos.

De esta forma, podría decirse que la agronomía es un sistema de transformación del agro-
sistema, y que el mismo, depende de una gestión ética y profesional sobre los recursos naturales,
en la cual el ejercicio de esta profesión evite o mitigue problemas como i) que los ecosistemas de
producción exploten de manera descontrolada los recursos naturales ii) la escasez del agua y, iii) el
debilitamiento del suelo.

De otro lado, es claro que el Departamento de Agricultura Organización de las Naciones Unidas
para la Agricultura y la Alimentación "FAO", ha definido claramente que existe una responsabilidad
solidaria por el bienestar de la sociedad mundial y, y de acuerdo a lo que plantea esta
organización, a la agricultura se debe darle una nueva forma que contribuya a la conservación del
medio ambiente y a la prevención mundial de la pobreza y el hombre pues, lo que se observa en el
panorama mundial es que la agricultura tiene un desafío muy importante frente a la cantidad,
calidad e inocuidad de los alimentos en relación a la salud humana.

Finalmente, los retos de la agronomía a nivel mundial son varios, sin embargo, es viable que esta
profesión dirigida bajo principios éticos y profesionales en la conservación y en la transformación
de recursos naturales a productos agropecuarios y alimenticios, permite idear planes de gestión
comercial que sí contribuyan a la rentabilización del sector agrícola en el país, mediante la
creación de procesos sustentables y adaptables a los diferentes ecosistemas y a las situaciones
socioculturales del territorio que se busca potencializar agroindustrialmente. De manera que, la
agronomia y la agricultura siempre ha presentado retados constantes debido a las variables y
necesidades economicas y poblaciones que existen a nivel local, regional, nacional y global.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Fresco O, L. (2002) El futuro de la agricultur. Departamento de Agricultura de la Organización de
las Naciones Unidades para la Agricultura y la Alimentación.

Roma, Viale delle terme di caracalla, 001000. Disponible en:


http://www.fao.org/ag/esp/revista/pdf/0301-1.pdf

Muchas gracias

Quedo atenta