Vous êtes sur la page 1sur 4

CASO CLINICO

La etimología de ​caso​ nos lleva al latín casus. El término refiere a un suceso, un hecho o
un asunto. Clínico, por su parte, es un adjetivo que alude al ejercicio de la medicina, por lo
general vinculado al estudio de los pacientes y al tratamiento de sus dolencias.

El concepto de caso clínico, en este marco, puede aludir a la exposición detallada del estado
de ​salud​ de un paciente. Se trata de la expresión particular de un fenómeno en el organismo de
un individuo o de un conjunto de sujetos.

Los casos clínicos implican una descripción de aquello que le acontece a una persona durante el
curso de algún tipo de ​enfermedad​. Dicha descripción no se forma solamente con las
observaciones del médico y las manifestaciones del paciente, sino que también incluye
información obtenida a través de los procedimientos de diagnóstico y
del tratamiento desarrollado. El seguimiento de la evolución del individuo debe ser incluido en
el caso clínico.

El estudio de los casos clínicos contribuye a la formación de los médicos, al intercambio de


experiencias, a la evaluación de las ​técnicas​ y al reconocimiento de nuevas enfermedades. Esto
se debe a que el caso clínico permite revelar un vínculo no previsto entre un síntoma y una
enfermedad, descubrir una presentación atípica de la enfermedad en cuestión o conocer efectos
secundarios de un tratamiento, por citar algunas posibilidades.

CARACTERISTICAS

• Están relacionados con una enfermedad nueva o poco frecuente.


• Muestran alguna aplicación clínica importante.
• Ayudan a aclarar la fisiopatología de la enfermedad.
• Relacionan la fisiopatología con la presencia de signos y síntomas no descritos.
• Muestran una relación no descrita previamente entre dos enfermedades.
• Describen una complicación de algún tratamiento o fármaco.
• Dan ejemplo de un enfoque práctico y novedoso para el diagnóstico o el manejo de una
enfermedad.
• Representan aspectos psicosociales esenciales en el enfoque, manejo, o prevención del
problema o enfermedad.

OBJETIVOS

Desde la antigüedad los estudiantes de medicina y los médicos exponen y estudian casos
clínicos para:

● Aprender de compañeros más experimentados, así como de su propio trabajo, evaluando


situaciones concretas de los pacientes.
● Contribuir a cambiar y mejorar la práctica clínica.
● Reconocer nuevas enfermedades.
● Evaluar técnicas diagnósticas y terapéuticas, así como nuevos efectos secundarios de los
medicamentos, tanto adversos y como beneficiosos.
CONTENIDO

● Una asociación inesperada entre ​enfermedad​ y/o ​síntomas​.


● Las características únicas o raras de la enfermedad.
● Presentaciones, diagnósticos y gestión de enfermedades nuevas o emergentes.
● Un evento inesperado en el curso de la observación o el tratamiento de un paciente.
● Un efecto secundario o interacción de medicamentos no declarado o inusual.
● Únicas aproximaciones terapéuticas.
● Resultados que arrojan nueva luz sobre la posible ​patogénesis​ de una enfermedad o un
efecto adverso.
● Una variación posicional o cuantitativa de las estructuras anatómicas.

TIPOS

Según los datos manejados

● Duros: la información se obtiene principalmente mediante ​pruebas


complementarias​ (análisis, técnicas de imagen, electromedicina, etc)
● Blandos: la fuente de información principal es el propio paciente, mediante
la ​anamnesis​ y la ​exploración física​. Incluye la vivencia subjetiva del enfermar, y la
situación socio-económico-cultural del paciente.

Según el diagnóstico

Básicamente hay dos tipos de casos clínicos:

● Cerrado: en el que se ha llegado al diagnóstico final.


● Abierto: sin diagnóstico final.

DIFERENCIA DE CASO CLINICO Y ESTUDIO DE CASOS

El Estudio de casos consiste básicamente en referir una situación real tomada en su contexto y
en analizarla para ver cómo se manifiestan y evolucionan los fenómenos por los que está
interesado el investigador. El caso es relevante en función de su potencial para explicar un
fenómeno más general, donde el peso del contexto es determinante. Esta es la razón por la que
tiene un especial interés en el campo de la Enfermería, ya que uno de los elementos que integran
el metaparadigma enfermero es el entorno y sus afectaciones en el proceso salud-enfermedad.

En el Estudio de casos lo que marca la diferencia es la mirada fenomenológica (explorar la


singularidad para comprender la complejidad), el caso presenta un interés secundario frente a la
posibilidad de teorizar sobre situaciones más generales que nos ayudan a comprender la
complejidad y la singularidad del cuidado en la práctica profesional. Por ello, el caso necesita
ser estudiado de manera intensa y profunda, como un "sistema acotado" por los límites de
nuestro objeto de estudio, pero a la vez expandido en el contexto donde tiene lugar, siendo ésta
una de las particularidades del Estudio de casos. Cualquier objeto de naturaleza social o cultural
puede construirse como un caso: fenómenos como la cronicidad o la dependencia, objetos
observables como una unidad hospitalaria, un grupo de autoayuda o un aula, e incluso
relaciones causales, como la percepción de bienestar ante una intervención de apoyo a
cuidadores, por mencionar solo algunos ejemplos.

Mientras que, el caso clínico es la descripción ordenada tanto de los acontecimientos que
ocurren a un paciente en el curso de una ​enfermedad​ como de los ​datos
complementarios​ proporcionados por los procedimientos diagnósticos, el curso del
razonamiento clínico, la conclusión ​diagnóstica​, el ​tratamiento​ empleado y la ​evolución del
enfermo​.

¿CÓMO REDACTAR UN CASO CLINICO?

Según el estilo Vancouver constan de las siguientes secciones:

• Título. Componente esencial de todo artículo, debe ser breve, claro, específico, sencillo,
impactante y llamativo.

• Resumen. Debe ser corto, concreto, fácil de leer. Incluye 250 palabras. Debe describir los
aspectos sobresalientes del caso y por qué amerita ser publicado.

• Introducción. Para dar una idea específica del tema, sustentada con argumentos
(epidemiológicos y/o clínicos) el porqué se publica, su justificación clínica o por sus
implicaciones para la salud pública. Aquí está implícita una revisión crítica de la literatura sobre
otros casos similares, destacando la gravedad, dificultad para su reconocimiento, forma de
presentación. Se debe incluir no más de 10 artículos como referencias dentro de esta parte.

• Presentación del caso. Descripción cronológica de la enfermedad y la evolución del paciente.


Ello incluye la sintomatología, la historia clínica relevante, los datos importantes sobre la
exploración física, los resultados de exámenes o pruebas diagnósticas, el tratamiento, y el
desenlace (mejoría, falta de respuesta, o muerte). Si se usan pruebas de laboratorio poco usuales
se deben incluir los valores normales entre paréntesis. Se debe narrar el proceso para llegar al
diagnóstico. Al mencionar los medicamentos se debe usar el nombre genérico y las dosis
usadas. Protegiendo la confidencialidad del paciente (omite el nombre, y el número de historia
clínica. Si se publica una foto ilustrativa del caso se protege su identificación, y se hace con
autorización escrita del paciente o de su familia).

• Discusión. Es un recuento de los hallazgos principales del caso clínico, se destacan sus
particularidades o contrastes, comparándolo con lo ya escrito. Se debe sustentar el diagnóstico
con evidencia clínica y de laboratorio; se habla de las limitaciones de las evidencias. Se debe
discutir cómo se hizo el diagnóstico diferencial y si otros diagnósticos fueron descartados
adecuadamente. El caso se compara con lo ya escrito, sus semejanzas y sus diferencias. Se
mencionan las implicaciones clínicas o sociales, se enfatiza lo relevante y cuál es su aportación
científica. No se deben hacer generalizaciones basadas en el caso o casos descritos.

• Generalmente hay al menos una conclusión, donde se resalta alguna aplicación o mensaje claro
relacionado con el caso. Incluye los comentarios de la solución del caso reseñando sus
particularidades científicas, su novedad o cómo se manejó la incertidumbre. Sirve para clarificar
aspectos discutibles. Por su finalidad educativa debemos tener una enseñanza que se proyecte en
el futuro por medio de recomendaciones para el manejo de pacientes similares o las líneas de
investigación que podrían originarse a propósito del caso.

• Referencias. Deben ser relevantes, actualizadas y relacionadas con el caso.

• Anexos. Incluyen figuras y tablas, entendiendo que un caso debe ser lo más gráfico posible.