Vous êtes sur la page 1sur 18

INTRODUCCION A LA PROSPECCIÓN GEOFÍSICA

La prospección geofísica es un conjunto de técnicas físicas y matemáticas, aplicadas a la


exploración del subsuelo para la búsqueda y estudio de yacimientos de substancias útiles
(petróleo, aguas subterráneas, minerales, carbón, etc.), por medio de observaciones
efectuadas en la superficie de la tierra. Mediante la aplicación de métodos geofísicos es
posible determinar la estratificación de suelos y rocas, midiendo los cambios de
características físicas de los materiales, como pueden ser la velocidad de propagación de
ondas, la resistividad o conductividad del suelo y/o subsuelo, la susceptibilidad magnética
entre otras. Consiste en relacionar la estructura geológica del subsuelo a través de la
distribución de alguna propiedad física del subsuelo, esto depende del método que se
utilice.

Métodos

Estudios sísmicos: Consisten en producir artificialmente ondas sísmicas con una explosión
pequeña o el impacto sobre la superficie de un objeto de gran peso (a veces, portado por
un camión especial para esta tarea). Estos estudios detectan muy bien la presencia de
hidrocarburos. La Sísmica de Refracción, basada en la observación de los tiempos de
llegada de los primeros movimientos del terreno en diversos sitios, generados por una
fuente de energía específica en un sitio determinado. El conjunto de datos obtenido en la
adquisición de datos consiste de registros de tiempo versus distancia. Estas series son
interpretadas en términos de la profundidad a interfaces entre capas de suelo y de las
velocidades de propagación de la onda P (o S) en cada capa. Estas velocidades están
controladas por los parámetros elásticos que describen el material. En la Sísmica de
Reflexión el análisis está basado en la energía de las vibraciones después de iniciado el
movimiento del suelo. Específicamente el estudio se concentra en los movimientos del
terreno inducidos por la reflexión de las ondas, en las diferentes interfaces de capas, que
han sido generadas en un sitio específico. En la reflexión se extrae información del
subsuelo estudiando la amplitud y forma de los movimientos del terreno. Por lo anterior
dicho los métodos sísmicos sirven para medir la velocidad de propagación de ondas en el
subsuelo permitiendo caracterizar el subsuelo desde la superficie a centenas de metros.
Usos: Caracterización del basamento rocoso, determinación de la estratigrafía y geometría
del subsuelo, apoyo en la detección de agua subterránea, evaluación de bancos de
material.

Estudios gravimétricos: Son aquellos que consisten en medir la intensidad de la fuerza


gravitatoria de la Tierra, la cual puede cambiar cuando se está en presencia de grandes
masas mineralizadas. Se realiza mediciones relativas, es decir, se mide las variaciones
laterales de la atracción gravitatoria de un lugar al otro puesto que en estas mediciones se
pueden lograr una precisión satisfactoria más fácilmente en comparación con las
mediciones del campo gravitatorio absoluto. El método gravimétrico se emplea como un
método de reconocimiento general en hidrología subterránea para definir los límites de
los acuíferos (profundidad de las formaciones impermeables, extensión de la formación
acuífera, naturaleza y estructura de las formaciones del subsuelo). La gravimetría es un
método que ayuda a caracterizar el subsuelo mediante la distribución de la densidad de
masa de los distintos materiales del subsuelo, haciendo mediciones del campo natural
gravimétrico terrestre. Permite caracterizar el subsuelo desde algunos metros hasta
decenas de kilómetros de profundidad. Usos:Estudios en zonas arqueológicas,
prospección de campos petroleros en conjunto de la exploración sísmica.

Estudios magnetométricos: Éstos se basan en medir variaciones en el campo magnético


de la tierra a fin de detectar minerales como la magnetita que alteran el campo
magnético. La magnetometría es un método que permite caracterizar el subsuelo a través
de la distribución de la susceptibilidad magnética de los distintos materiales del subsuelo
directamente relacionada con el contenido de minerales con propiedades magnéticas,
haciendo mediciones del campo natural magnetométrico terrestre. Permite caracterizar el
subsuelo desde algunos metros hasta decenas de kilómetros de profundidad. La tierra es
un imán natural que da lugar al campo magnético terrestre. Las pequeñas variaciones de
este campo, pueden indicar la presencia en profundidad de sustancias magnéticas. El
método sirve para dar información sobre el basamento y su profundidad particularmente
para entornos cristalinos y metamórficos. De igual manera ayudará a estudiar la geología
regional y estructural. Usos: Estudios de zonas arqueológicas, prospección mineral.

Estudios radiométricos: Consisten en efectuar mediciones de las radiaciones que se


emiten desde el interior de la Tierra. Resulta apropiada para detectar la presencia de
minerales como el "radio" o el "uranio".

Estudios geoeléctricos: Permiten investigar la distribución de resistividades eléctricas o


conductividades en el subsuelo desde unos pocos metros hasta decenas de kilómetros. En
los métodos inductivos se trabajan con corrientes inducidas en el subsuelo a partir de
frecuencias relativamente altas (entre 100 Hz y 1 MHz) mediante sondeos eléctricos,
existe una variante de esta que es Tomografía de Resistividad Eléctrica (TRE) en la cual
consta de un arreglo de electrodos de forma favorable para realizar una imagen 2d del
subsuelo y mediante resistividad/conductividad, interpretar la composición del subsuelo.
En el caso de los métodos conductivos, se introduce en el subsuelo una corriente continua
o de baja frecuencia (hasta unos 15 Hz), mediante electrodos. Usos: Detección de agua
subterránea, investigación de depósitos de minerales, determinación de intrusión salina
en acuíferos costeros, detección de plumas contaminantes por hidrocarburos o lixiviados,
determinación de la estratigrafía del subsuelo, evaluación de bancos de materia (arena y
grava), determinación de la profundidad al nivel freático.

Definición de geofísica pura y aplicada

Geofísica pura: Que comprende el estudio de la TIERRA como un todo. Esta opción nos
permite: investigar el interior del Planeta, su magnetismo, su conformación y el estado en
el cual se encuentra. Pero además, nos acerca al estudio de fenómenos más superficiales
que se relacionan íntimamente, como lo son: los terremotos y el porqué de ellos, el
movimiento de los continentes, la expansión de los fondos oceánicos, la generación de
corteza en el mecanismo de una TIERRA móvil y dinámica y el efecto que tiene las
diferencias de temperaturas en su interior.
 La investigación es de todo el interior de la tierra (desde la superficie hasta el
núcleo de la tierra).
 A partir de los fenómenos físicos observados, se deducen las propiedades físicas y
la formación del globo terrestre.

Geofísica aplicada: En general, geofísica aplicada o exploración geofísica se refiere al uso


de métodos físicos y matemáticos para determinar las propiedades físicas de las rocas y
sus contrastes. El propósito de tal determinación es conocer el arreglo de los cuerpos de
roca en el interior de la Tierra, así como las anomalías presentes en ellas. Algunos de los
métodos de exploración geofísica más usados son: los métodos electromagnéticos, los
métodos potenciales, y los métodos sísmicos. El conocimiento del arreglo de las rocas en
el interior de la Tierra puede tener un objetivo científico o comercial. Por ejemplo,
conocer las dimensiones de un reservorio de hidrocarburos a través de métodos sísmicos
o caracterizar la cámara magmática de un volcán a través de métodos gravimétricos.

También es utilizado en la ingeniería civil para estudiar un terreno donde se comenzará


una construcción. Se hace una exploración para determinar la profundidad a la que se
encuentran los estratos de roca sana, es decir, capaz de soportar la construcción.

La expresión geofísica aplicada es usada de forma intercambiable con las expresiones:


métodos de prospección geofísica, exploración geofísica e incluso, aunque de forma muy
poco frecuente, ingeniería geofísica.

 Se investiga solamente los primeros kilómetros (0 – 10 Km).


 Se pretende conocer los 10 primeros metros y hasta los 10 primeros km. del
subsuelo para la prospección (en geofísica, la noción de prospección entiende la
exploración o búsqueda de una sustancia o estructura del subsuelo que sean
utilizable para el hombre).

Aplicaciones Geofísicas : Los estudios geofísicos tienen aplicación en cualquier actividad


que necesite del conocimiento del subsuelo para su desarrollo. De esta forma las ramas
donde se emplea la geofísica de manera asidua serían la obra civil y geotecnia, la minería,
el medio ambiente, la hidrogeología y la arqueología. Dependiendo del objetivo final, la
profundidad de investigación y la resolución requerida se emplean unos métodos
geofísicos u otros, siendo la experiencia del geofísico la que determina que método y
dispositivo emplear en cada caso.

Aplicaciones en obra civil y geotecnia

Los métodos geofísicos más empleados en obra civil y geotecnia son los sísmicos, los
eléctricos en corriente continua y el georadar GPR aunque puntualmente pueden
emplearse otros como los potenciales y electromagnéticos.

Las principales aplicaciones son:

 Conocimiento geológico: Contacto entre materiales, profundidad y espesor de


capas, localización de fallas y fracturas, definición de buzamientos y zonas de
alteración.
 Grados de excavabilidad y ripabilidad de materiales.
 Definición de módulos elásticos de los materiales (Poisson, Young, Cizalla,…).
 Localización de huecos, galerías, cuevas o servicios enterrados (canalizaciones,
tuberías).
 Auscultación de túneles y estudios de estructuras enterradas.
 Estudios de resistividad eléctrica para red de tomas de tierra y abrasividad de
materiales.
 Localización y definición de zonas de disolución y zonas kársticas.
 Localización de zonas de filtración.
Aplicaciones en hidrología

Los principales métodos geofísicos de aplicación en


hidrogeología son los geoeléctricos y electromagnéticos
que tienen como base la resistividad eléctrica, magnitud
que presenta fuertes variaciones en este tipo de investigaciones.
Las principales aplicaciones serían:

 Conocimiento geológico: Contacto entre materiales, profundidad y espesor de


capas, localización de fallas y fracturas, definición de buzamientos y zonas de
alteración.
 Localización de agua de manera indirecta y basada en un conocimiento geológico
previo (se definen capas y estructuras que llevan asociada la presencia de agua).
Únicamente los SRMN (Sondeos de Resonancia Magnética Nuclear) localizan agua
directamente.
 Definición de zonas de intrusión marina.
 Localización de niveles freáticos.

Aplicación en minería: Dentro de este apartado se deben diferenciar los estudios de


minería superficial (canteras) y los de la minería profunda (metálica principalmente)

En los estudios de minería superficial (canteras), los métodos más empleados son los
eléctricos y sísmicos, y en la minería profunda (metálica principalmente) se utilizan con
mayor frecuencia los métodos potenciales (gravimetría y magnetometría), los métodos
electromagnéticos y, en menor medida, la sísmica de reflexión. Las principales
aplicaciones serían las siguientes:

 Conocimiento geológico: Contacto entre materiales, profundidad y espesor de


capas, localización de fallas y fracturas, definición de buzamientos y zonas de
alteración.
 Definición de manera directa o indirecta del estrato objetivo de la investigación
mediante estudios 2D y 3D.
 Calidad por zonas del estrato objetivo de acuerdo con su alteración.
 Definición de zonas de interés mediante estudios regionales.
 Detección de conductores, semi-conductores o sulfuros masivos.
 Definición de recubrimientos naturales y rellenos antrópicos

Aplicaciones en medio ambiente

Los métodos geofísicos más empleados en este campo serían los eléctricos en corriente
continua (geoeléctricos) y el georadar GPR.

Las principales aplicaciones serian:

 Conocimiento geológico: Contacto entre materiales, profundidad y espesor de


capas, localización de fallas y fracturas, definición de buzamientos y zonas de
alteración,…
 Caracterización de vertederos y balsas mineras.
 Definición de plumas de contaminación.
 Localización de posibles puntos de filtración de contaminantes (fallas, roturas en
aislantes).

Aplicaciones en arqueología: Dentro del campo de la arqueología podríamos diferenciar


los estudios “extensivos”, que pretenden definir áreas de interés dentro de grandes
superficies y los “intensivos”, cuyo fin es localizar y definir estructuras u otros objetivos
arqueológicos con precisión. En los estudios “extensivos” suele emplearse la
magnetometría y el electromagnético ligero, y en los estudios “intensivos” puede
emplearse también la magnetometría y el EM ligero con una malla más densa u otros de
mayor precisión como el georadar GPR o la tomografía eléctrica.

Las principales aplicaciones geofísicas en arqueología son:

 Localización de estructuras antrópicas enterradas como muros, estancias, hornos.


 Localización de objetos metálicos enterrados.
 Definición de zonas de relleno no natural.
 Localización del techo de roca sana u otros límites naturales para los restos.
GEOMAGNETISMO

DEFINICION: El geomagnetismo es el área de la ciencia que se ocupa del estudio


del campo magnético terrestre, tanto de su generación como de su variación
espacial y temporal.En términos sencillos, es una región producida en materiales
magnéticos (como los imanes) y corrientes eléctricas en la que se observan
fuerzas magnéticas. Dentro de esta disciplina es común distinguir entre el campo
magnético de origen interno y externo. El primero tiene origen en el núcleo
externo de la Tierra, y los estudios intentan buscar una explicación para la
generación y mantenimiento de un campo magnético propio y de sus variaciones
espaciales y temporales, basándose principalmente en la teoría de la dínamo. Los
estudios del campo magnético de origen externo se centran principalmente en dos
regiones: la magnetosfera y la ionosfera terrestre. La primera, generada por la
interacción del campo magnético terrestre con el viento solar y su campo
magnético interplanetario y la segunda por la ionización de los elementos neutros
de la atmósfera superior terrestre debido a la radiación solar.

Existen también las variaciones geomagnéticas inducidas por corrientes telúricas y


del manto, pero son de un orden de magnitud mucho menor a las mencionadas
anteriormente.Todas las variaciones pueden ser detectadas a través de
estaciones magnéticas distribuidas alrededor de la superficie terrestre, que
poseen magnetómetros, los instrumentos encargados de realizar las mediciones.
La red INTERMAGNET agrupa una gran cantidad de observatorios magnéticos
con datos precisos y estándares modernos de medición que son públicos y están
disponibles en la red.

La disciplina que engloba al geomagnetismo es la geofísica

Historia: Hace más de dos mil años en la ciudad de Magnesia en Turquía se


descubrió una piedra llamada magnetita o imán. Y a la fuerza de atracción se le
dio el nombre de magnetismo y finalmente, al objeto que ejerce la fuerza
magnética se le llama imán. Tiempo después se descubrió la brújula en el
occidente como un instrumento de navegación. El francés Petrus Peregrinus hizo
investigaciones muy relevantes acercad de los imanes. En el año 1570, el geólogo
John Michell creó un tipo de balanza que estudiaba las fuerzas magnéticas.

El campo magnético de la Tierra: Se llama Geomagnetismo a los fenómenos


relacionados con las propiedades magnéticas de la Tierra. El planeta se comporta
como un imán gigante, con un campo magnético establecido. ¿Y qué es un campo
magnético? En términos sencillos, es una región producida en materiales
magnéticos (como los imanes) y corrientes eléctricas en la que se observan
fuerzas magnéticas. Todos conocen el efecto atrayente de un imán. Cuando se
acercan objetos como el hierro y el níquel, generalmente de metal, estos son
atraídos hacia él por una fuerza invisible pero poderosa. Y la Tierra se comporta
de modo similar. Sí, la Tierra tiene un campo magnético.

El planeta se comporta como un imán gigante, con un campo magnético


establecido.

Características del campo Geomagnético:El campo geomagnético se


caracteriza por ser dipolar, es decir, tiene 2 polos, el polo norte y el polo sur,
análogos a los polos o extremos de un imán. Esta es la razón por la que funcionan
las brújulas. Sin embargo, el campo es relativamente débil en la superficie del
planeta, por lo que las brújulas normalmente se fabrican añadiéndoles un imán de
peso ligero. En el campo magnético terrestre, se producen unas líneas imaginarias
que se concentran más en los polos. Pero el polo norte geomagnético es el polo
sur del campo geomagnético, mientras que el polo sur geomagnético es el polo
norte que se conoce comúnmente.
Es como si el planeta tuviera en su interior un imán gigante en el que sus
extremos apuntaran hacia los polos; sin embargo, la barra del hipotético imán no
es completamente recta, sino que está ligeramente sesgada fuera del centro; esto
es lo que se conoce como declinación geomagnética, y se define como la
diferencia entre el norte geográfico y el que se indica en una brújula. Es un ángulo
que varía según la posición en la superficie de la Tierra y el tiempo. Actualmente,
el campo geomagnético está inclinado en un ángulo de 10 grados con respecto al
eje de rotación del planeta.
El campo magnético de la Tierra se extiende desde el interior del planeta hacia el
espacio. Es ahí en donde se encuentra con el viento solar, que no es más que un
flujo de partículas cargadas liberadas desde la atmósfera del Sol, normalmente
electrones, protones y partículas alfa.

Características del geomagnetismo.


Las principales características del geomagnetismo son las siguientes:

 Es bipolar por lo que está formado por el polo norte y el polo sur.
 El campo es débil principalmente en la superficie del planeta.
 En el campo magnético de la tierra se forman las líneas imaginarias.
 Se extiende desde el interior de la tierra hacia el espacio.
 En esta área encontramos el viento solar.

Causas del origen del geomagnetismo: Los geofísicos están casi seguros de
que el origen del geomagnetismo se encuentra muy debajo de la Tierra. El
planeta tiene 3 capas internas básicas: corteza, manto y núcleo. Los científicos
creen que el núcleo de hierro sólido está rodeado por una especie de océano de
metal líquido y sumamente caliente, y debido a que el flujo de hierro líquido crea
corrientes eléctricas, se genera un campo magnético. El movimiento de rotación
de la Tierra contribuye a que el calor se irradie desde el núcleo, por lo que el hierro
líquido se mueve en un patrón de rotación.
En realidad, el campo magnético del planeta se conforma por varios campos
magnéticos causados por la superposición de varias fuentes, y es que tiene dos
orígenes: el interno y uno externo. El primero es responsable de más del 90 por
ciento del campo magnético observado y no es constante ni uniforme sino que,
como se mencionó, su declinación varía. Las variaciones del campo magnético
terrestre que se producen en tiempos tan largos hasta el punto de requerir la
actualización de los mapas y modelos, se denominan variaciones seculares. El
campo magnético del planeta se conforma por varios campos magnéticos
causados por la superposición de varias fuentes.
El campo geomagnético de origen externo es resultado, esencialmente, de la
actividad del Sol sobre las capas llamadas ionosfera y magnetosfera. En la alta
atmósfera ionizada fluyen corrientes eléctricas y otras que alcanzan la corteza
terrestre, y en menor medida influyen en el campo geomagnético global.
Otros factores implicados son fallas geológicas, depósitos de minerales y
anomalías locales ocasionadas por efecto de las cadenas montañosas.

Efectos del Campo Magnético: Aunque no parece ser obra más que de un
hecho fortuito, el campo geomagnético es más útil que para hacer funcionar
brújulas. Si no existiera, las partículas cargadas del viento solar dañarían y
eliminarían la capa de ozono que protege a la Tierra de la intensa radiación solar y
del impacto de los múltiples cuerpos celestes del Universo. Asimismo, podrían
afectar directamente la salud o vida de los diferentes organismos de la biosfera.
Lo que hace el campo geomagnético es desviar, en su mayor parte, el viento
solar, de modo que no alcanza a llegar con fuerza a la superficie del planeta, por
lo que funciona como un escudo eficaz. Por otra parte, el descubrimiento y
conocimiento del campo ha permitido la exploración del mundo y la realización de
actividades importantes en las que la ubicación es elemental. Las tareas como la
operación de gasoductos y de naves espaciales dependen mucho de la
observación del campo geomagnético.
Un aspecto interesante es que no solo los seres humanos lo detectan, sino
también muchos animales, como las aves migratorias, que lo aprovechan para
orientarse y navegar. Ciertas especies cuentan con un sentido
llamado magnetorrecepción

Las tormentas geomagnéticas: Las tormentas geomagnéticas son


perturbaciones del campo magnético de la Tierra, que duran desde varias horas
hasta incluso algunos días. Su origen es externo y se producen por un aumento
brusco de las partículas emitidas en las erupciones solares que alcanzan la
magnetosfera, produciendo alteraciones en el campo magnético terrestre. Las
tormentas geomagnéticas tienen un carácter global, comenzando
simultáneamente en todos los puntos de la Tierra. No obstante, las amplitudes con
que se observan las tormentas en distintos lugares son diferentes, siendo mayores
cuanto más altas son las latitudes.
La frecuencia con que se producen las tormentas geomagnéticas está relacionada
con los periodos de la actividad solar, de unos 11 años de duración y que se
conoce como “ciclo solar”. El número de manchas solares permite cuantificar la
actividad solar en cada momento. El índice K es un índice geomagnético de tipo
cuasi-logarítmico que indica la perturbación del campo geomagnético a nivel local,
tomando como referencia la curva de variación diaria de un día en calma del
observatorio geomagnético en el que se mide, durante intervalos de tres horas. A
nivel planetario se define el índice Kp que se obtiene por el cálculo de la media
ponderada de los índices K observados en una red de observatorios
geomagnéticos repartidos por el mundo. La agencia NOAA de Estados Unidos ha
definido una escala para cuantificar la intensidad y los efectos de las tormentas
geomagnéticas. Consta de cinco posibles valores (G1 a G5) relacionados con los
valores del índice Kp alcanzado, e indica la frecuencia promedio con que aparecen
en cada ciclo solar. La Meteorología Espacial se ocupa del estudio de las
condiciones en el conjunto Sol Tierra como consecuencia de la actividad solar y de
los riesgos derivados para las personas y los sistemas eléctricos y electrónicos,
los satélites y las telecomunicaciones. Las Auroras son las manifestaciones más
agradables de las tormentas geomagnéticas y se producen al interactuar las
partículas solares con la atmósfera terrestre.

Volcanomagnetismo: Una de las técnicas utilizadas para detectar variaciones en


el estado y la actividad de los sistemas volcánicos es la medida del campo
magnético terrestre (campo geomagnético). Para ello se deben emplear
magnetómetros permanentes de medida continúa situados en y alrededor del
sistema volcánico. Estas medidas deben contrastarse con los valores del campo
geomagnético medidos en una estación más alejada del sistema, que sirve de
referencia. En las áreas volcánicas, diversos fenómenos físicos pueden hacer
variar el campo magnético a escala local: variaciones en el estado de esfuerzos de
los materiales de la corteza, que pueden ser causadas tectónicamente o por la
intrusión de nuevos cuerpos magmáticos en el sistema (efecto piezomagnético);
emplazamiento y enfriamiento de cuerpos magmáticos, que adquieren
imanaciones remanentes e inducidas que afectan al campo magnético local
(efecto termomagnético); modificaciones del flujo térmico y del sistema
hidrotermal, que hacen variar las anomalías eléctricas del sistema, afectando a los
valores de campo magnético (efecto electrocinético); etc. Todos estos fenómenos
pueden proporcionar información muy importante para determinar el estado del
sistema y por tanto para la vigilancia volcánica.
Magnetismo Terrestre: Simulación por computadora de las líneas del campo
terrestre en un periodo estándar entre inversiones (azules cuando el campo
apunta hacia el centro y amarillas cuando apunta hacia fuera); el eje de rotación
de la tierra está centrado y en la vertical; la densa agrupación de líneas
corresponde al interior del núcleo terrestre.
El campo magnético terrestre (también llamado campo geomagnético), es
el campo magnético que se extiende desde el núcleo interno de la Tierra hasta el
límite en el que se encuentra con el viento solar; una corriente de partículas
energéticas que emana del Sol. Su magnitud en la superficie de la Tierra varía de
25 a 65 µT (microteslas) o (0,25-0,65 G). Se puede considerar en aproximación el
campo creado por un dipolo magnético inclinado un ángulo de 15 grados con
respecto al eje de rotación (como un imán de barra). Sin embargo, al contrario que
el campo de un imán, el campo de la Tierra cambia con el tiempo porque se
genera por el movimiento de aleaciones de hierro fundido en el núcleo externo del
planeta tierra (la geodinamo). El polo norte magnético se desplaza, pero de una
manera suficientemente lenta como para que las brújulas sean útiles en la
navegación. Al cabo de ciertos periodos de duración aleatoria (con un promedio de
duración de varios cientos de miles de años), el campo magnético de la Tierra se
invierte (el polo norte y sur geomagnético permutan su posición). Estas
inversiones dejan un registro en las rocas que permiten a los paleomagnetistas
calcular la deriva de continentes en el pasado y los fondos oceánicos resultado de
la tectónica de placas. La región por encima de la ionosfera que se extiende varias
decenas de miles de kilómetros en el espacio es llamada la magnetosfera. Esta
nueva capa protege a la Tierra de los rayos cósmicos que destruirían la atmósfera
externa, incluyendo la capa de ozono que protege a la Tierra de la dañina
radiación ultravioleta.
Importancia de la magnetosfera: La Tierra está mayormente protegida del viento
solar, un flujo de partículas energéticas cargadas que emana del Sol, por su
campo magnético, que desvía la mayor parte de las partículas cargadas. Estas
partículas destruirían la capa de ozono, que protege a la Tierra de dañinos rayos
ultravioletas. El cálculo de la pérdida de dióxido de carbono de la atmósfera
de Marte que resultó en la captura de iones del viento solares consistente con la
pérdida casi total de su atmósfera consecuencia del apagado del campo
magnético del planeta. La polaridad del campo magnético de la Tierra se registra
en las rocas sedimentarias. Las inversiones son detectables como bandas
centradas en las dorsales oceánicas en las que el lecho oceánico se expande,
mientras que la estabilidad de los polos geomagnéticos entre los diferentes
sucesos de inversión permite a los paleomagnetistas seguir la deriva de
continentes. Las inversiones también constituyen la base de
la magnetoestratigrafía, un método de datar rocas y sedimentos. El campo
también magnetiza la corteza; pudiéndose usar las anomalías para detectar
menas de minerales valiosos.
Intensidad: La intensidad de campo es máxima cerca de los polos y mínima cerca
del ecuador. Es medida con cierta frecuencia en Gauss (una diezmilésima
de Tesla), pero normalmente se representa usando los nanoteslas (nT), siendo
1 G = 100 000 nT. El nanotesla también es llamado un Gamma ). El campo varía
entre aproximadamente 25 000 y 65 000 nT (0,25-0,65 G). En comparación el
imán de una nevera tiene un campo de 100 gauss.
Los mapas de isolíneas de intensidad son llamados cartas isodinámicas. En la
imagen de la izquierda se puede ver una carta isodinámica del campo magnético
de la Tierra. El mínimo de intensidad ocurre sobre América del Sur, mientras que
el máximo ocurre sobre el norte de Canadá, Siberia y la costa de la Antártida al
sur del continente australiano.

Polos magnéticos Terrestres.

El campo magnético de la Tierra se asemeja al campo producido por un


simple imán de barra. Este campo se llama campo dipolo porque tiene dos polos,
ubicados en cualquier extremo del imán, donde la fuerza del campo es máxima.
En el punto medio entre los polos, la fuerza es la mitad de su valor en los polos. El
campo magnético a menudo se visualiza en términos de líneas de
campo magnético, o líneas de fuerza, que dejan un extremo del imán,
llamado polo norte, atraviesan el espacio y vuelven a ingresar al imán en el otro
extremo, el polo sur. Por mucho tiempo se tuvo la idea de que, si los polos
magnéticos llegaban a sufrir de algún tipo de inversión, esto podría llegar a
provocar grandes y peligrosos cambios en el planeta, incluso se pensó que esto
podría llevarlo a su destrucción. Los astrónomos, sin embargo, han explicado esta
errónea teoría y, han dicho incluso que la inversión es normal y se lleva a cabo
cada un cierto periodo de tiempo.

La temida inversión de los polos se encuentra ligada al debilitamiento del campo


magnético de la tierra el cual protege nuestro planeta de las peligrosas partículas
cargadas y de la radiación que nos llegan del Sol y del espacio.

Magnetismo de Rocas: Los estudios de magnetismo de rocas han sido aplicados


en estudios de loess y paleosuelos en numerosas regiones como instrumento útil
en el análisis de las variaciones climáticas ocurridas en el Neógeno. Sin embargo,
al presente hay más de una hipótesis respecto a la génesis de la señal magnética
y en consecuencia aún no se ha establecido su validez global.
Los sedimentos naturales están constituidos por una significativa variedad de
minerales magnéticos como magnetita, hematita, titanomagnetita, entre otros, y
una mezcla de diferentes tamaños de grano dentro de la fracción magnética. La
medición de los parámetros de magnetismo de roca provee información sobre la
concentración, tamaño de grano, y mineralogía de la asociación de minerales
magnéticos sedimentarios. A partir de diferentes metodologías magnéticas es
posible identificar y cuantificar los diferentes minerales (óxidos e hidróxidos de
hierro) que responden a comportamientos ferrimagnéticos o antiferromagnéticos.
Esta información refleja cambios en la fuente de origen y composición del material
detrítico, como así también cambios diagenéticos y pedogenéticos. Es así como el
magnetismo ambiental ha sido decisivo en la determinación de la fracción
mineralógica ferromagnética pedogenética estrechamente vinculada a las
fluctuaciones climáticas.

El paleomagnetismo es el campo de la ciencia que estudia el magnetismo de las


rocas. Las rocas contienen un monto relativamente pequeño de minerales
ferromagnéticos (aproximadamente 1-10% del volumen de la roca). Estos
minerales tienen la capacidad de registrar, bajo ciertas condiciones, la dirección
del campo magnético terrestre existente en el momento de la formación de la roca.
Como consecuencia, la información acerca de las características y cambios del
campo geomagnético puede ser obtenida mediante el estudio de la magnetización
de las rocas. El asumir que el campo es geocéntrico, axial y dipolar, permite su
uso como sistema de referencia fijo sobre la tierra. Esta aseveración es real, si los
datos paleomagnéticos son promediados sobre algunos miles de años. Así, las
desviaciones de las direcciones paleomagnéticas con respecto a la dirección
esperada, da información acerca de los movimientos de las unidades geológicas
estudiadas. De esta manera, los movimientos de las placas tectónicas,
fundamentalmente para los últimos 200 millones de años, han sido reconstruidos,
pero también han sido resueltos muchos problemas tectónicos de naturaleza
regional y local de menor magnitud.

1. Principales rocas que generan Magnetismo.


1.1. Magnetita
La magnetita es un mineral de hierro constituido por óxido ferroso-diférrico.
Probablemente debe su nombre a la ciudad griega de Magnesia de Tesalia, en la
actual prefectura de Magnesia.

1.1.1. Cómo reconocerlo.

Cuando aparece cristalizada no se puede confundir con ningún otro mineral por su
hábito, color, densidad, dureza y brillo.
Los ejemplares granulares o masivos sólo se pueden confundir con algunos
óxidos e hidróxidos de hierro y manganeso o con algunos sulfuros masivos. Su
raya negra la distingue del oligisto (raya pardo rojiza), de la goethita (raya pardo
amarillenta) y de la pirolusita (raya negra azulada). El hecho de ser atraído por el
imán lo distingue de todos ellos y del resto de minerales existentes en la región.

1.1.2. Ambiente de formación.

Puede aparecer en numerosos ambientes: ígneos, sedimentarios, metasomáticos


o metamórficos.

1.1.3. Localidades.

En la Sierra de Cartagena se localizan mineralizaciones masivas en el


denominado manto silicatado o de magnetita que se caracteriza por su contenido
en sulfuros, siderita, cuarzo y greenalita, entre otros. Algunos ejemplares de estas
zonas son muy magnéticos, por lo que pueden ser considerados como imanes
naturales.
En el Cabezo Gordo (Torre Pacheco) aparecen importantes mineralizaciones en
las rocas metamórficas del complejo Nevado-Filábride, junto con otros óxidos e
hidróxidos de hierro, donde hay ejemplares masivos y octaedros de hasta 2 cm.
Algo semejante ocurre en algunas minas de la Sierra de Enmedio (Lorca), aquí
aparecen ejemplares masivos asociados a mineralizaciones de oligisto y goethita
en rocas del complejo Alpujárride.
En los materiales triásicos (facies Keuper) del norte de Ulea aparecen cristales
octaédricos aislados de cerca de los 3 cm.
Pero el yacimiento más importante de este mineral en la región, se localiza en
Cehegín donde aparecen importantes mineralizaciones asociadas a ofitas. Fueron
objeto de diversas explotaciones, cuyos restos se localizan desde el paraje del
Chaparral hasta los Baños de Gilico. En esta zona la magnetita aparece asociada
a pirita y calcopirita o a cloritas, localizándose masas granulares con pequeños
octaedros, y rombododecaedros de tamaño centimétrico en las fracturas de la
ofita.

1.1.4. Usos
Es una de las menas más importantes de hierro cuando aparece en cantidades
explotables.
¿Sabías qué?
También es conocido como la piedra imán, ya que algunos ejemplares actúan
como minerales naturales.
Su nombre parece derivarse de la localidad macedónica de Magnesia.
En una fábula de Plinio, se atribuye su nombre a un pastor llamado Magnes, quien
descubrió el mineral, cuando al caminar por el monte de Ida notó que los clavos de
sus zapatos eran atraídos por éste.

1.1. Magnetita Oxido Ferroso.


La magnetita (o piedra imán) es un mineral de hierro constituido por óxido ferroso-
diférrico (Fe2+Fe3+2O4). Probablemente debe su nombre a la ciudad griega
de Magnesia de Tesalia, en la actual prefectura de Magnesia. No obstante, una
fábula de Plinio el Viejo atribuye el nombre al de un pastor de nombre Magnes que
descubrió este mineral en el monte Ida, observando que se adhería a los clavos
de su calzado. Otros nombres que recibe este mineral
son ferroferrita y morpholita.

1.2. Ishukuta.
La variedad de magnetita rica en cromo, Fe2+ (Fe3+Cr3+)2 O4, es conocida como
ishukuta.

La magnetita es un mineral opaco de color negro grisáceo o negro hierro y brillo


metálico. Es frágil, tiene una dureza entre 5,5 y 6,5 en la escala de Mohs y
una densidad de 5,175 g/cm3. Es muy soluble en ácido clorhídrico concentrado.
Cristaliza en el sistema cúbico, clase hexaoctaédrica (4/m 3 2/m). Pertenece al
grupo de la espinela (AFe2O4),7 y forma series mineralógicas con la jacobsita y
la magnesioferrita, en las cuales el Mn2+ y el Mg2+ sustituyen, respectivamente, al
Fe2+.89
Su fuerte magnetismo se debe a un fenómeno de ferrimagnetismo: los momentos
magnéticos de los distintos cationes de hierro del sistema se encuentran
fuertemente acoplados, por interacciones antiferromagnéticas, pero de forma que
en cada celda unidadresulta un momento magnético no compensado. La suma de
estos momentos magnéticos no compensados, fuertemente acoplados entre sí, es
la responsable de que la magnetita sea un imán. En particular de este mineral la
constituye la valentinesita, combinación de magnetita con cuarzo.
2. Observatorios geomagnéticos.
Los observatorios geomagnéticos son centros o laboratorios científicos que tienen
como labor registrar de forma continua y precisa al menos tres componentes
diferentes del vector campo magnético F. Uno de los principales objetivos de los
observatorios es el de brindar información certera sobre la variación secular y las
de escalas temporales.

En la actualidad, se pueden encontrar aproximadamente 180


observatorios geomagnéticos alrededor de todo el mundo, y únicamente 15 de
ellos se encuentran en América Latina. La misión de los observatorios entonces es
la siguientes:

 Se encargan de registra de manera continua el campo magnético.


 Estudian los diferentes fenómenos geomagnéticos que se pueden presentar
en la tierra y sus relaciones entre la tierra y el sol.
 Estudia el intercambio regular de la información geomagnética para su
futuro empleo de esa información. El objetivo de esto es utilizar la
información en investigaciones y aplicaciones de carácter estratégico.
 Se encargan de la elaboración y de realizar actualizaciones de las cartas
magnéticas.
 Suministra información sobre declinación magnética al público
en general para cualquier punto del territorio nacional.
 Brindar asesoramiento y servicios sobre caracterización del campo
Magnético.

Conclusión

 El geomagnetismo es un fenómeno natural producido por la fuerza de


atracción o repulsión de la tierra.
 Los polos magnéticos terrestres actúan sobre nuestro planeta generando
ondas magnéticas invisibles las cuales generan un manto protector sobre la
tierra.