Vous êtes sur la page 1sur 3

La mirada del origen del universo des de una perspectiva científica, religiosa y

humana.
Según la definición de Teoría en el diccionario de la lengua española: Teoría se
define como un conjunto de reglas, principios y conocimientos acerca de una
ciencia, una doctrina o una actividad, prescindiendo de sus posibles aplicaciones
prácticas.
Analizando esta definición podemos llegar a una conclusión desde el inicio tomando
en cuenta las últimas palabras de la definición “prescindiendo de sus posibles
aplicaciones prácticas”, lo que nos lleva al pensamiento de que no son comprobadas
con total fiabilidad, a pesar de contener pensamientos razonables y/o lógicos, con
ese pensamiento en mente dividiremos ambas teorías para un análisis individual
desde dos puntos en común; el inicio de la vida y el inicio del universo.
Visión Científica: La teoría del Bing Bang
Y al inicio, era el “átomo primordial” propuesto por el físico y sacerdote Georges
Lemaitre (1926), donde manifestaba, que debió haber habido un momento, en
donde el universo entero estaba comprimido en una masa diminuta, y describió de
manera revolucionaria en su tiempo, como había sido el momento cero de la
creación del universo. Incluso en ese periodo tuvo la posibilidad de enseñársela a
Albert Einstein, sin embargo, este, a pesar de encontrar que sus cálculos eran
posiblemente correctos, era abominable físicamente. Einstein, no aceptaba la idea
de un universo dinámico y en expansión, por lo tanto, este rechazo, condenaba al
olvido sus aportes, a menos que, hubiese alguna observación o evidencias que
permitieran respaldar sus investigaciones.
Tres años más tarde, un equipo de científicos liderados por Edwin Hubble (1929)
descubre que el universo se esta expandiendo, concluyendo que todas las
distancias entre las galaxias se están haciendo progresivamente más grandes, y
donde se extrae una relación física matemática que indica que los objetos a mayor
distancia se alejan más rápidamente. Infiriendo que ayer el universo era mas
pequeño que hoy, y antes de ayer más pequeño que ayer y así sucesivamente hasta
llegar a validar claramente la teoría propuesta por Lemaitre.
Posteriormente el equipo liderado por el físico nuclear George Gamow (1948)
robusteció la teoría del Big Bang descartando al átomo primordial, hablando de un
momento con tiempo cero de alta densidad y altas temperaturas, como inicio del
universo. Además, si el universo hubiese salido de un Big Bang y se hubiese
expandido desde entonces, debería existir una radiación cósmica de fondo en
la zona de frecuencia de las microondas (o lo que es lo mismo, a u na
temperatura de unos 5°Kelvin, 5 grados por encima del cero absoluto)
El gran giro en la teoría del Big-Bang vino en 1964 cuando los físicos Arno Penzias
y Robert Wilson, trabajando para la Bell Telephone en New Jersey detectaron una
radiación en la banda de las microondas que venía de todas partes del
cielo, después llegaron a la conclusión de que dicho ruido no podía proceder
del sistema solar ni de nuestra galaxia (pues en tal caso sería más intenso en
una dirección que en otra), y que su origen tenía que ser cósmico. La
temperatura de esa radiación resultó ser de 3°K.
A partir de 1964 la teoría del Big-Bang se ha transformado en el paradigma
cosmológico de los astrónomos. La inmensa mayoría de los astrónomos la aceptan
como la versión globalmente correcta de los eventos ocurridos en nuestro universo.

Visión Religiosa: Creacionismo

Claramente la mayoría de las personas que nos encontramos en este templo,


tenemos generalmente, juicio y razón sobre nuestra propia historia, sabemos la
fecha de nuestro nacimiento y hace décadas que formamos parte de la razón de
nuestro ser, sin embargo, para saber los orígenes de nuestros antepasados,
nuestros antiguos familiares el tema se vuelve un poco mas tedioso y cuesta
comprender con claridad y veracidad los hechos que acompañaron a padres,
abuelos, bisabuelos etc. Porque quizás esa transmisión de los orígenes y desarrollo
se realiza de boca en boca, en su mayoría se pierde y muy pocos antecedentes
quedan registrados en un papel al que uno quizás, tuviese la entera voluntad de
acceder y describir completamente sus nacimientos, sus evoluciones y su paso al
oriente eterno.
Sin embargo, de grupos humanos más amplios, habitantes de una sociedad con
cultura y costumbres, también es posible acceder a documentos que expresan
sucesos históricos, al menos con fecha y al menos con características que intentan
ser objetivas en común, como se comportaba, cuál era el hecho más significativo
que trascendía en los aspectos políticos, económicos etc.

Sin embargo, cuando comienza a buscar los orígenes de la vida en la tierra, los
orígenes de la tierra propiamente tal, y finalmente de nuestro universo, el elemento
histórico irremediablemente se diluye, pues ya los registros que estaban o se han
perdido o corresponden a mitos y alegorías fantásticas, que tienen relación con la
manera de interpretar el mundo, en otras épocas otros contextos y realidades donde
la episteme se encontraba en su más tierna edad. Y por lo tanto, la creencia en un
ser superior daba respuestas a los fenómenos, incluso controlando y gobernando
por milenios. El omnipresente
Visión Humana
Es entonces, la arqueología, la geología, la física, la química la biología y la
astronomía, finalmente las ciencias, quienes nos entregan un modelo formal del
conocimiento antiguo del origen y del cosmos.
Entonces las Ambas representan las maneras mas populares de entender todo
cuanto nos rodea y permite acercarnos mediante diferentes medios, dar o mejor
dicho, intentar darle una respuesta a estas preguntas, puesto que no hay registros
de que alguien hubiese estado presente para dar registro