Vous êtes sur la page 1sur 7

PROCESOS CONSTRUCTIVOS

MATERIALES Y HERRAMIENTAS

Para la realización de las actividades necesarias para llevar a cabo la construcción de los cimentos,
se necesita por lo general utilizar:

Carretillas, botes, pico, pala, burbuja de nivelación, cincel, palaustre, clavos, martillo, plomada,
cordel, estacas, entre otros.

PREPARACION DEL TERRENO

La limpieza del terreno, se hará para preparar el lugar donde se va a construir, quitando de la basura,
escombro, hierba, arbustos, o restos de construcciones anteriores. Si se encuentran raíces o restos
de árboles, deben quitarse completamente para no estorbar el proceso de la obra. Los escombros,
productos de la limpieza del terreno, deben sacarse del espacio de la obra y colocarse en un lugar
donde no estorben, si es que el tamaño del terreno así lo permite. Esta limpieza se hace con el
proposito de nivelar el terreno y encontrar posibles hoyos en el mismo.

NIVELACION DEL TERRENO

Es necesario nivelar o enrasar el terreno haciendo excavaciones y rellenos hasta que el terreno
quede parejo. Para asegurar que el terreno se encuentre nivelado, se utiliza el método de nivel de
burbuja o en algunos casos el nivel de agua.

Para el relleno deberá compactarse el terreno utilizando agua y un pisón. Si el terreno no se


compacta bien corre peligro de hundirse, rajando las estructuras de la construcción.
ESTO ES PARA Q SEPAN COMO ES, NO NECESARIAMENTEE TIENEN Q DECIRLO

1) Se colocan estacas de 1.50 m de alto en las esquinas y lados del terreno.

2) Usando una estaca como referencia, se mide 1m de altura desde el terreno sobre la estaca.

3) Se extiende la manguera entre dos estacas que se encuentren próximas una de otra, de tal forma
que en uno de los extremos el nivel de agua de la manguera quede igualado con el metro de la
primera estaca. El otro extremo se coloca sobre la segunda estaca, donde se marca el nivel cuando
el agua se haya estabilizado.

4) Se mide la distancia que hay entre el terreno y esta última marca. Se conoce el desnivel por la
diferencia con el metro marcado en la estaca de referencia.
REPLANTEO

Es la operación de pasar las medidas del plano al terreno.

Primero debemos trazar los límites (linderos) de nuestro terreno y luego los ejes de la edificación a
construirse. El trazado es el primer paso necesario para llevar a cabo la construcción. Consiste en
marcar sobre el terreno las medidas que se han pensado en el proyecto, y que se encuentran en el
plano o dibujo de la edificación que se está por construir. Para esto, necesitamos colocar las balizas
en las esquinas del terreno, así como en el cruce de muros. Una vez colocadas las balizas, debemos
amarrar un cordel en una de ellas y llevarlo hacia otra baliza. Esto nos permitirá ir dibujando los ejes
de los muros que están indicados en los planos, y que nos servirán de guía durante la construcción

Se marcan los puntos sobre el suelo con ayuda de una plomada y luego, desde dos puntos, se traza
una línea con tiza o yeso.

Es recomendable que el trazado se haga por lo menos entre tres personas, debido a que para una
sola resulte demasiado difícil y no queda exacto.

Es necesario para llevar a cabo este trabajo lo siguiente: cinta métrica o metro común, carretes de
hilo de varios metros de largo, estacas de madera, clavos, martillo o maceta para clavar las estacas,
cal para marcar en el terreno.
EXCAVACIÓN DE LA ZANJA

Se inicia la excavación de la zanja de acuerdo al trazo, respetando las medidas de profundidad y


ancho que se indican en el plano. Las paredes de la excavación deben ser verticales en lo posible
(considerando la estabilidad del terreno) el fondo debe quedar limpio y nivelado. El material
excavado se depositará a una distancia prudente.
El solado

Una vez que se ha terminado la excavación de zanjas, es recomendable vaciar un solado en los
lugares donde se van a plantar las columnas. El solado es una capa delgada de concreto de 10 cm
de altura que nos permitirá contar con una superficie plana y resistente para trazar y ubicar las
columnas adecuadamente.

Varía entre 5 a 10 cm de profundidad o más, dependiendo de la altura de la edificación, por lo


general el de 5 cm, se utiliza para viviendas de un piso.
ANCLAJE DE COLUMNAS

Una vez armada la columna, se procederá a colocarla en el interior de la zanja, apoyándola sobre
unos dados de concreto. No debe usarse piedras, desechos u TEN EN CUENTA otro material frágil
en reemplazo de los dados.
VACIADO DEL CONCRETO EN LA ZANJA

Para la preparación del concreto, se recomienda utilizar una mezcladora, aunque también se puede
hacer a mano, en una zona plana y limpia de desperdicios.

En lo posible, se deben utilizar formaletas de madera en la excavación para garantizar el buen


terminado y la calidad del concreto. Antes de vaciar el concreto, se deben humedecer las caras
laterales de la formaleta y el fondo de la misma. El concreto debe compactarse y vibrarse mediante
una varilla y mediante golpes a la formaleta cuando se esté vaciando el concreto.

Es recomendable rayar la superficie sobre la cual se va a vaciar el sobrecimiento, para mejorar la


adherencia entre ambos concretos. Finalmente, se debe mojar constantemente el cimiento durante
7 días después del vaciado. Esto permitirá que el concreto alcance la resistencia necesaria. De lo
contrario, podrían aparecer grietas y rajaduras en su superficie.