Vous êtes sur la page 1sur 126

1

TITULO:

“EL SISTEMA PENITENCIARIO PERUANO FRENTE A LA REINSERCIÓN


SOCIAL DE LOS INTERNOS”

1. PALABRAS DE PRESENTACION

En el Perú hay muchos ex-internos que han cumplido una condena o


han salido en libertad gracias a beneficios penitenciarios; supuestamente estas
personas se han rehabilitado y pueden reinsertarse a la sociedad pero al estar
frente a ella, encuentran una barrera que es el desempleo y la marginación de
la sociedad, es así que se repite nuevamente la reincidencia.

El ansiado día de la liberación puede convertirse en el inicio de una


nueva condena para las personas que salen de los centros penitenciarios. Y es
que la carta de antecedentes penales es un obstáculo para encontrar un
empleo, incorporarse a la dinámica productiva y dejar atrás la vida criminal.

Lo irónico de la situación es que mientras el estado tiene la obligación


de rehabilitar a los criminales, los centros penitenciarios no cuentan con las
condiciones necesarias; impidiendo que los internos no estén aptos a la
sociedad y mucho menos puedan incorporarse al mercado laboral.

El objetivo primigenio de este trabajo de investigación es dar a conocer


el tratamiento penitenciario de la realidad penitenciaria en el Perú, siendo este
un gran problema para la reinserción de los internos a la sociedad; ya que
muchos de ellos al cumplir una condena o la tercera parte de ella, tienen acceso
a su libertad; la pregunta es ¿por cuánto tiempo están libres?, si en la mayoría
de los casos se da la reincidencia.

2
2. JUSTIFICACION

La realidad penitenciaria en nuestro país es sumamente crítica, puesto


que los internos de los penales están en situaciones precarias; en cuanto a
salud, alimentación, educación, exceso de población, etc. Esta realidad no es
ajena al centro penitenciario de la ciudad de Cajamarca, donde además se
puede apreciar que los internos que han cumplido una condena, no salen
muchas veces rehabilitados, sino que pareciera que tuvieran mayor motivación
para delinquir sin importarles el regreso al centro penitenciario, viendo muchas
veces a éste como un hogar y/o escuela donde adquirir nuevos conocimientos
delincuenciales.

Lo que se ve actualmente día a día en los establecimientos


penitenciarios, cuando realizan requisas es que los internos buscan siempre la
manera de pasar objetos no permitidos como: celulares, droga, cuchillos, etc.,
como se ha visto en muchos reportajes televisivos; se puede apreciar también
que son algunas autoridades de estos establecimientos quienes a cambio de
una propina dejan ingresar a los visitantes artículos prohibidos. De esta manera
jamás habrá una buena rehabilitación ya que son nuestras autoridades las
permiten estos accesos. Es sabido que esta no es la forma para que los
internos puedan reinsertarse a la sociedad y mucho menos puedan encontrar
un trabajo que les permita solventarse; justamente por la fama que tiene
nuestro sistema penitenciario en nuestro país. Esta situación conlleva a la
marginación total de las personas que cumplieron una pena trayendo como
consecuencia que los internos vuelvan a reincidir.

¿Por qué los establecimientos penitenciarios no cumplen con un


adecuado tratamiento penitenciario según la ley, impidiendo así que los
internos no tengan una buena rehabilitación y por ende no están aptos para
reinsertarse a la sociedad?

3
Es así que esta investigación tiene como finalidad analizar el tratamiento
penitenciario de la realidad del sistema penitenciario peruano, abocándose
netamente al tratamiento penitenciario que se da en los establecimientos
penitenciarios del país.

3. FACTORES

4.1. Positivos:
 Un adecuado tratamiento penitenciario en cada uno de los
establecimientos penitenciarios del país ayudaría a que el interno se
valore y tenga esas ganas de sentir que puede ser útil a su familia y
a la sociedad.
 El control estricto de la seguridad en los Establecimientos
Penitenciarios, realizando un control minucioso de los artículos
prohibidos; ayudaría en gran medida a que los internos no cometan
sus fechorías.
 El estricto cumplimiento de las normas del sistema penitenciario a
través de sus autoridades del INPE ayudará a una buena
rehabilitación del interno.

4.2. Negativos:
 El tratamiento penitenciario que se ha desarrollado de forma
inadecuada dentro de un establecimiento penitenciario hace que los
internos que han logrado su libertad ya sea condicional o haber
cumplido su pena total, hace que éstos sean mal vistos por la
sociedad y no puedan encontrar un trabajo digno, ya que están
marcados por las criticas de la sociedad y por los antecedentes
penales, es así que vuelven a reincidir.
 La marginación a los internos es un problema social que impide que
éstos logren reincorporarse a una sociedad, aumentando cada día
más la delincuencia.

4
 La mala conducción de las autoridades en los establecimientos
penitenciarios, permite que los internos vean a éste como una
universidad del crimen y por ende sean marginados por la sociedad.
 En los Establecimientos Penitenciarios los internos e internas no son
tratados con dignidad, por lo que se vulneran sus derechos.

4. OBJETIVOS

5.1. GENERAL
Conocer las deficiencias del tratamiento penitenciario peruano
como ente rector del sistema penitenciario que se da al interior de los
establecimientos penitenciarios, impidiendo que los internos puedan
rehabilitarse y por ende no estén aptos para reinsertarse a la sociedad.

5.2. ESPECIFICOS
 Conocer las causas que impiden a los internos, de los
establecimientos penitenciarios, poder rehabilitarse y en
consecuencia no estén aptos para reinsertarse a la sociedad.
 Conocer las deficiencias de la seguridad de los establecimientos
penitenciarios que hacen que los internos puedan acceder a artículos
prohibidos.

5. METODOS:
Descriptivo

6. TECNICAS Y MATERIALES

7.1. Técnicas:

 La Encuesta: Para recoger información, directamente de la variable


de estudio. La encuesta tiene cierto margen de error debido a que
esta influenciada por la subjetividad del encuestado.

5
 Entrevista: Para obtener datos o testimonios verbales por medio de
la intervención directa del entrevistador y persona entrevistada.

7.2. Materiales:
 Papel Bond, lapiceros, revistas, computadora, impresora, memoria
usb, CDs.

7. INTRODUCCION AL TEMA

En Cajamarca como en otros lugares del mundo, el sistema penitenciario


peruano atraviesa por una crisis, aunque suena trillado y repetitivo. El indicar
los problemas producto del hacinamiento, las dificultades en la salud, el
cuestionamiento en el tratamiento penitenciario y en el proceso de
resocialización, los conflictos que padece el personal del INPE y las
vulneraciones de los derechos humanos de las personas privadas de libertad,
otros, son situaciones que año tras año se difunden pero son pocas las
respuestas positivas del Estado para cambiar esta realidad.

Son diferentes los factores externos e internos, que padece el sistema


penitenciario, los cuales obstaculizan las pocas acciones positivas iniciadas.

Es común escuchar que cuando se realiza algún cambio en la jefatura


del INPE, se inicia nuevamente gran parte del trabajo. Estas dificultades se
suscitan también en otros casos a nivel de la dirección de los establecimientos
penitenciarios. Cada cambio de director significa un reiniciar las relaciones ¿A
qué se debe esta situación? ¿Por qué no se tienen reglas claras para evitar
cambios tan radicales en algunos casos? ejemplos existen muchos; en algunos
casos cuando se presenta un cambio de director, los pases de ingreso de los
agentes pastorales o voluntarios tienen que ser nuevamente tramitados, pues
deben contar con la firma del actual director. En otros casos, se cierran algunos
programas de apoyo al interno sin ninguna justificación ni explicación; se
retrocede en acciones ya implementadas como

6
la realización de actividades que permiten la interacción con la sociedad. Sin
embargo, debe reconocerse también, que existen funcionarios, entre estos,
Directores, que prosiguen con las acciones programadas y permiten mantener
un programa sostenido que beneficia a la población penal en general.

Pareciera que desde el Estado y un sector de la sociedad, se cree que


la cárcel es el salvavidas de la seguridad ciudadana, pues ante la ola de
violencia que atraviesa nuestro país, el Poder Ejecutivo y Legislativo
manifiestan la idea de incrementar las penas pero ¿Qué implicará a futuro
esto?; sería el aumento de la población penal pero no significativamente del
presupuesto del INPE; construcción de más cárceles que finalmente no
resocializan; creación de “escuelas de la delincuencia” como producto de un
deficiente tratamiento penitenciario; condiciones de vida inadecuadas para los
internos e internas; resentimiento y frustración de las personas encarceladas;
más corrupción, más violencia, etc.

Es necesario implementar políticas que contribuyan, en primer lugar, a


la prevención de la delincuencia, especialmente de niños y jóvenes, lo que
permitiría tener una comunidad con más oportunidades de desarrollo, menos
insegura y con menor índice de violencia. En segundo lugar, incorporar en las
políticas encaminadas a sancionar al infractor penal, un adecuado tratamiento
que permita su resocialización, tanto dentro como fuera de la cárcel. Si el
tratamiento es adecuado, habrá un delincuente menos en la calle, pues a veces
olvidamos que la mayoría de personas que pueblan nuestras cárceles volverán
en algún momento a su hogar y comunidad.

Y por último, se debe brindar políticas que permitan la reinserción de la


persona que egresa de una prisión a la comunidad a través de un trabajo digno,
acompañamiento psicológico, condiciones de vida que contribuyan a enmendar
el daño ocasionado y asimismo, preparar a la sociedad para recibir sin ningún
tipo de discriminación a estas personas.

Es necesario que el gobierno incorpore dentro de sus políticas,


lineamientos que permitan disminuir la delincuencia, combinar la sanción con

7
la resocialización, humanizar las condiciones de vida en la cárcel y velar por
el respeto de los derechos de todas las personas encarceladas o libres.

Finalmente se puede decir que mientras no cambie el sistema


penitenciario peruano, no cambiará las conductas de los internos y se seguirá
día a día incrementando la delincuencia y los yacimientos penales.

8
8. MARCO TEORICO

CAPITULO I

LA REALIDAD PENITENCIARIA EN EL PERU

1. ASPECTOS GENERALES

La población penal, día a día va incrementándose. Sin embargo, la


capacidad de albergue y el personal a cargo de la rehabilitación del interno
no aumenta en la misma proporción; en el mejor de los casos se mantiene.
Si nos remontamos hace catorce años, la población penal ascendía a 22,638
internos e internas. Actualmente de acuerdo a la información proporcionada
por la Oficina de Estadística del INPE 1, la población penal al año 2010
asciende a 45,373 personas encarcelada. Es decir en 14 años, la población
se ha incrementado en 22,735 personas.

La mayor población que puebla nuestras cárceles está siendo


procesada o ha sido sentenciada por delitos contra el patrimonio (15,012),
seguido de los delitos contra la seguridad Pública (8,985) y contra la libertad
(7,001).

1
Informe Estadístico correspondiente al mes de julio del 2006, elaborado por la Oficina de Estadística del
Instituto Nacional Penitenciario, Ministerio de Justicia
9
DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN PENAL POR DELITOS GENÉRICOS
A NIVEL NACIONAL

Se puede apreciar que la tendencia de la población penal es


creciente, notándose un comportamiento lineal entre los años 1996 a 1999,
seguido de una disminución en el crecimiento y posterior decrecimiento
durante los años 2000 y 2001 respectivamente. A partir del año 2002 hasta
2008 el comportamiento es claramente de tipo exponencial, Así mismo se
aprecia que el año 2009 existe una desaceleración en el crecimiento de la
población, esto debido a política de despenalización (conmutaciones,
gracias presidenciales, indultos y otros benéficos).

Según información publicada en el diario El Comercio, para nadie es


un secreto que aquella persona que ingresa a una cárcel por haber cometido
un delito, sale por lo general más violenta y perfeccionada en su accionar
delictivo. Además, todos coinciden en señalar que el Estado no está
haciendo su mejor esfuerzo para recuperar a los que han delinquido, ni
siquiera a los más jóvenes, que son los que podrían tener alguna esperanza
de cambio.

10
Incluso, aquellos que piensen que las cárceles sirven, por lo menos
para mantener encerrados a los delincuentes y de esa manera evitar que
hagan daño a la sociedad, también se equivocan. Según las estadísticas del
INPE y de la Comisión Especial para la Reforma de la Administración de
Justicia (CERIAJUS), los penales son centros de detención transitorios, en
los que entre el 83% y 87% de los internos permanece solo entre dos días y
tres años en las cárceles. Es decir que en ese lapso, más de 28,475
personas acusadas de cometer un delito ingresarán y saldrán de las 83
cárceles que tiene el país. Evidentemente, algunos lo harán más de una vez.

En realidad, el problema penitenciario no es reciente, el Estado


durante décadas ha convertido las cárceles en recintos desordenados,
caóticos y peligrosos, donde hasta el más fiero hampón corre grave riesgo.

Quien tampoco salva su responsabilidad en el hacinamiento en que


se encuentran los penales es el Poder Judicial, que actúa con lentitud y en
muchos casos con ineficiencia a la hora de resolver los procesos penales.

Por ejemplo, un proceso judicial por un delito no grave, que debería


demorar no más de 4 meses, se prolonga hasta tres o cuatro años. Además
de ello, hay que agregar que muchas de las decisiones judiciales que
terminan con reos en cárcel son corregidas meses después, por no haber
pruebas o porque la persona resultó siendo inocente, lo que termina por
congestionar la cárcel. En conjunto, todo ello ha originado que más del 70%
de los encarcelados no tenga una sentencia firme.

Respecto de la congestión progresiva de nuestro sistema carcelario,


el diario El Comercio señala que debe preocuparnos porque: (i) alrededor
del 80% de las cárceles de nuestro país están en mal estado y la población
de la gran mayoría desborda su capacidad; (ii) los penales no son lugares
en los que los presos son resocializados, sino, más bien, un escenario

11
donde se aprenden más conductas violentas, y donde los derechos
fundamentales de los internos no son respetados. Lo cierto es que esta
situación constituye una bomba de tiempo.

INDICADORES ANALISIS DE DEBILIDAD POR OFICINA REGIONAL

CAPACIDAD POBLACION % TASA DE SOBRE HACINAMIENTO


DIRECCIÓN REGIONAL
ALBERGUE PENAL SOBREPOBLACION POBLACION % 0 > 125
O.R.NORTE – CHICLAYO 4.680 6,173 31.90% 1,493 SI 7%
O.R.LIMA - LIMA 11.605 23,708 104.29% 12,103 SI 79%
O.R.SUR – AREQUIPA 1.077 1,805 67.60% 728 SI 43%
O.R.CENTRO – HUANCAYO 1.763 4,151 135.45% 2,388 SI 110%
O.R.ORIENTE – PUCALLPA 1.734 3,233 86.45% 1,499 SI 61%
O.R.SUR ORIENTE - CUSCO 1.502 2,271 51.20% 769 SI 26%
O.R.NOR ORIENTE - SAN MARTIN 1.304 2,972 127.91% 1,668 SI 103%
O.R.ALTIPLANO – PUNO 1.198 1,060 -11.52% -138 NO -37%
TOTAL NACIONAL 24,863 45.373 82.49% 20,510 SI 657%

PIRÁMIDE DE LA POBLACIÓN PENAL POR SEXO, SEGÚN GRUPOS DE EDAD


SETIEMBRE 2010

A través de la pirámide de Población Penal, clasificada por sexo y


grupos de edad, observamos que la mayor concentración de la población
penal se encuentra en tres grupos comprendidos entre 30 y 49 años,
12
representando el 51.23% de una población penal de 45,373 internos entre
hombres y mujeres.

Cabe señalar que el 38.26% de la POPE es joven y económicamente


productiva, considerando los rangos de edad entre 18 y 29 años. 2

La pregunta que debemos formularnos es qué hacer ante esta


realidad, lamentablemente, desde el Estado no se ha dado una respuesta
satisfactoria. No existe, en definitiva, un plan integral de reforma del sistema
carcelario. Por el contrario, cada vez que el Estado ha intentado brindar una
solución, ha sido aumentado el rigor de las penas como si ello fuera a
desincentivar la comisión de delitos. Asimismo, la partida presupuestaria
otorgada al INPE resulta insuficiente para reestructurar los actuales penales
y crear otros.

Es necesario por tanto, una propuesta integral que aborde los temas
de infraestructura, política pública y personal, y se cuente con profesionales
mejor calificados, promoviendo también la participación de otros sectores de
la sociedad civil que permitan realizar una efectiva labor de vigilancia
ciudadana en el sistema penitenciario.

2. CONDUCTA ÉTICA EN EL SISTEMA PENITENCIARIO

2.1. La función penitenciaria como función pública

Se entiende por función pública toda actividad temporal o


permanente, remunerada u honoraria, realizada por una persona en
nombre o al servicio de las entidades de la administración pública, en
cualquiera de sus niveles jerárquicos. (Art. 2º de la Ley 27815-Ley del
Código de Ética de la Función Pública).

2
http://www2.inpe.gob.pe/portal/archivos/upload/menu/SETIEMBRE_2010.pdf

13
En países con un sistema de gobierno democrático no existe
función más sagrada ni más delicada que la función pública. Quienes
pertenecen a este grupo de servidores son los encargados de facilitar
a los demás ciudadanos y a todos los habitantes de la patria los
servicios y el apoyo del Estado, de garantizar sus derechos, de exigir
sus obligaciones para con la sociedad y de atender con diligencia sus
demandas y solicitudes.

El funcionario es ante todo un servidor público y su mayor


responsabilidad es la de servir, ser útil a sus conciudadanos y a la
sociedad sin buscar ganancias personales o intereses secundarios.

Cumplir con este tipo de comportamiento en la función


penitenciaria es un indicador de honestidad, integridad, motivación y
sacrificio de los intereses particulares por los institucionales, pues es
en el ambiente penitenciario donde más que en cualquier otro tipo de
servicio público se pone a prueba la ética, la moral y el compromiso de
la persona.

“Todos los funcionarios y trabajadores públicos están al


servicio de la Nación…” Art. 39º - Constitución Política del Perú.

2.2. Ética del personal penitenciario

Pese a las condiciones desfavorables en las que se


desempeñan los servidores penitenciarios, la misión confiada al INPE
exige que sus miembros observen un comportamiento moral, ético y
social, enmarcado dentro de rigurosos patrones de conducta que le
permita contrarrestar con éxito cualquier acto de corrupción y/o
vulneración a los derechos humanos. La ética, como conjunto de
principios y valores básicos, guía las acciones del personal
penitenciario.

14
Todos los niveles del sistema penitenciario (desde las más altas
autoridades hasta el técnico de menor nivel) deben desempeñar su
función dentro de un marco ético. Sin este marco, el personal
penitenciario puede incurrir en abusos o en actos de corrupción.

2.3. Principios prioritarios de la función penitenciaria

En el marco de la ética, el personal penitenciario debe actuar


siempre de acuerdo con principios que orienten sus acciones hacia las
metas organizacionales, con una perspectiva de respeto, disciplina y
humanismo. Estos principios son los siguientes:

a. Legalidad. Adecúa su conducta hacia el respeto de la


Constitución y la normatividad vigente.
b. Probidad. Actúa con rectitud y honestidad, procurando satisfacer
el interés general y desechando todo provecho o ventaja personal
obtenido por sí o por terceros.
c. Idoneidad. Entendida como aptitud técnica y moral, como
condición esencial para el acceso y ejercicio de la función
penitenciaria.
d. Veracidad. Se expresa con autenticidad en las relaciones
funcionales con todos los miembros de su institución, con la
ciudadanía y con la población penitenciaria.
e. Lealtad y obediencia. Actúa con fidelidad y solidaridad hacia los
objetivos de la institución, cumpliendo las órdenes que se le
imparta, siempre y cuando éstas se encuentren dentro del marco
de la legalidad.
f. Justicia y equidad. Tiene permanente disposición para el
cumplimiento de sus funciones, reconociendo a cada quien lo que
le corresponde, evitando adoptar comportamientos
discriminatorios o arbitrarios en perjuicio de los administrados, sus
superiores, sus subordinados y la sociedad en su conjunto.
g. Integridad. Es obrar con rectitud y apego a los principios que rigen
la ética del servidor público.
15
h. Compromiso. Surge de la convicción personal en torno a los
beneficios que trae el desempeño responsable de las tareas a su
cargo. El compromiso permite pasar de las buenas intenciones a
los hechos, generando resultados tangibles.
i. Lealtad institucional. Ser leal a la institución no debe confundirse
con la lealtad a intereses personales o particulares. La lealtad
institucional significa ser leal a la filosofía de la institución y a su
misión. Sólo este tipo de lealtad fortalecerá al Instituto Nacional
Penitenciario.

“Al adoptar cualquier decisión en ejercicio de la función


penitenciaria la primera pregunta que debe formularse es: ¿es
correcto lo que estamos haciendo?”

2.4. Conductas de los servidores que afectan al INPE

El servidor del INPE debe entender con claridad que él


representa al Estado en los establecimientos penitenciarios; por lo
tanto, su conducta debe estar ceñida a los estrictos cánones de la ley,
y no debe:

Aceptar dinero o prebendas de los internos, de sus familiares o de


cualquier otra persona allegada a ellos.
 Intimar con la población penal, familiares y/o sus allegados.
 Ingresar a los establecimientos penitenciarios sustancias
prohibidas, celulares, armas de fuego, prendas y otros artículos no
permitidos.
 Realizar toda acción que ponga en riesgo la seguridad del
establecimiento penitenciario.

“Toda forma de corrupción por parte del personal penitenciario en


ejercicio de sus funciones (tales como recibir una dádiva o pago)
constituye delito y resquebraja la imagen institucional.”

16
3. TRATAMIENTO PENITENCIARIO

La Constitución Política del Perú en su artículo 139, inciso 22, señala:


“El régimen penitenciario tiene por objeto la reeducación, rehabilitación y
reincorporación del penado a la sociedad”.

Se entiende, por lo tanto, que la pena privativa de libertad en el


sistema penal peruano tiene como finalidad la resocialización del interno,
pero este objetivo debe lograrse tomando en cuenta el respeto de la dignidad
y los derechos no restringidos de los internos, así como también el
cumplimiento de sus obligaciones.

Entonces, identifiquemos tres premisas principales en el trabajo


penitenciario: la finalidad de la pena privativa de libertad, los derechos del
interno y las obligaciones del mismo.

El tratamiento penitenciario es el conjunto de estrategias y objetivos


encaminados a lograr la modificación del comportamiento del interno, con el
fin de resocializarlo y evitar la comisión de nuevos delitos, enmarcado en la
política de lucha contra la criminalidad del Estado. Es una labor progresiva y
comprende el desarrollo de programas de resocialización del interno en
forma individualizada y grupal, según la naturaleza de la atención. Será
aplicada en forma multidisciplinaria e interdisciplinaria por los profesionales
y técnicos de tratamiento, promoviendo la participación del interno, así como
de instituciones públicas o privadas, la familia y la sociedad. 3

3
Artículo 97º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

17
En la consecución de sus objetivos, el tratamiento penitenciario pasa
por actividades y funciones propias del equipo multidisciplinario, las cuales
deben ejecutarse con el máximo respeto de los derechos del interno y de los
resultados de los programas de tratamiento aplicados4 . Estas actividades
se resumen en el flujograma siguiente:

Estudio integral del interno: Desarrollo de Evaluación para


diagnóstico, pronóstico, programas de beneficios, como
clasificación, tratamiento, trabajo y parte del tratamiento
recomendación sobre educación. Servicios progresivo y para
programas de tratamiento. asistenciales. otros trámites.

Evaluación y atención permanentes del interno por los profesionales de la salud

Como se observa en el gráfico anterior, la atención en salud es la


base para un adecuado tratamiento y debe acompañar permanentemente
todo el proceso de resocialización, desde el ingreso hasta la salida del
interno del establecimiento penitenciario.

“El fin y la justificación de las penas y medidas privativas de libertad


son, en definitiva, proteger a la sociedad contra el crimen. Sólo se

4
Con los artículos 98º y 165º del Reglamento del Código de Ejecución Penal y el artículo 42º del Código de
Ejecución Penal
18
alcanzará este fin si se aprovecha el período de privación de libertad para
lograr, en lo posible, que el delincuente una vez liberado no solamente quiera
respetar la ley y proveer a sus necesidades, sino también que sea capaz de
hacerlo”. 5

El éxito de la aplicación del tratamiento no sólo va a depender de la


existencia de suficiente personal capacitado para realizarlo, sino de la
participación activa del propio interno en la planificación y ejecución de su
tratamiento. La autoridad penitenciaria deberá fomentar esta participación y
no tratar de imponerla a la fuerza. 6

Tienen prioridad en el tratamiento penitenciario resocializador los


internos sentenciados.

La información personal del expediente de tratamiento es reservada


y no puede ser divulgada sin autorización del interno, salvo mandato judicial.
Las actividades de tratamiento penitenciario no pueden incluir
acciones que vayan en contra de la integridad y dignidad de los internos. Por
ejemplo, no se debe poner ni llamar a los internos por sobrenombres. El
profesional de tratamiento no debe ventilar en público las manifestaciones
de los internos realizadas en sesiones privadas, más aún si el contenido de
estas sesiones es de índole personal. Tampoco debe mostrar desprecio por
las personas en función del delito cometido.

La participación de los internos en los programas y actividades de


tratamiento ejecutados por los profesionales del Órgano Técnico de
Tratamiento 7 y su evaluación favorable son necesarios para que el Consejo
Técnico Penitenciario pueda proponer la concesión de los beneficios
penitenciarios de semilibertad y liberación condicional ante la

5
Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, regla 58.
6
Exposición de motivos del Código de Ejecución Penal
7
Tales como “Desarrollo de competencias psicosociales para jóvenes con conductas delictivas (PTR-3)”;
“Adultos mayores”, etc.

19
autoridad jurisdiccional. Si el interno tuviese informes desfavorables al
proceso de resocialización, el Consejo Técnico Penitenciario podrá elevar la
solicitud, pero no proponer al interno para los beneficios señalados.

“La recepción de cualquier dádiva o pago por parte de los


profesionales por incluir a los internos en el tratamiento penitenciario o para
favorecerlos en cualquier evaluación es delito y resquebraja la imagen
institucional.”

La autoridad penitenciaria deberá orientarse a proveer los


profesionales necesarios en cada establecimiento penitenciario, a nivel
nacional, a fin de que las actividades y los objetivos del tratamiento y de la
ejecución penal sean cumplidos de manera efectiva y eficiente.

Asimismo, el área de Salud tiene como finalidad la recuperación, el


mantenimiento y la promoción de la salud física y mental de los internos.

El tratamiento penitenciario puede ser dividido, en dos tipos de


actividades que se interrelacionan entre sí:

a. Actividades relacionadas con la salud física y mental del interno

Entre los profesionales del área de Salud penitenciaria se


encuentran los médicos, odontólogos, enfermeras, obstetrices,
ginecólogos, laboratoristas y demás profesionales y técnicos asignados;
asimismo colaboran para este fin los trabajadores sociales y psicólogos.

Estos profesionales son los responsables de la recuperación,


mantenimiento y promoción de la salud integral de los internos, función
que protege un derecho fundamental y, a su vez, constituye la base para
las actividades de resocialización. Como se ha mencionado a lo

20
largo de texto, la salud es un derecho humano y por ello se ha
considerado que es transversal al tratamiento y a la seguridad.

b. Actividades de tratamiento relacionadas con la resocialización del


interno

Estas actividades se identifican con los profesionales de las áreas


de servicio legal, psicología, social, trabajo y educación, que tienen como
función primordial la modificación conductual, emocional y cognitiva, la
preparación laboral y educativa y el fortalecimiento del vínculo familiar,
entre otras funciones.

“ Al ser el objeto de la ejecución penal la resocialización de los


internos, las actividades de tratamiento penitenciario las realiza todo el
personal penitenciario, sea éste de las áreas de Seguridad,
Administración o Tratamiento”.

Al respecto se tiene que tener en cuenta la clasificación de los


internos dentro de un centro penitenciario ya que tiene incidencia en su
resocialización, puesto que puede ser ubicado con internos clasificados
de alta peligrosidad o viceversa. La clasificación de los internos implica
la ubicación de éstos de acuerdo con criterios e indicadores personales
y socioculturales, que faciliten el control, la convivencia pacífica, la
rehabilitación y la promoción de la salud física y mental de los internos.

Al respecto, las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos


(regla 67) señalan que los fines de la clasificación deberán ser:

- Separar a los reclusos que por su pasado criminal o su mala


disposición ejercerían influencia nociva sobre sus compañeros de
detención.

21
- Repartir a los internos en grupos, a fin de facilitar el tratamiento
encaminado a su readaptación social.

La clasificación de los internos se puede dar en dos niveles:

a) En los establecimientos transitorios, en ellos la Junta Técnica de


Clasificación, compuesta por un abogado, un psicólogo y un
asistente social, determina el establecimiento penitenciario que
corresponda al interno. La permanencia de éste en el
establecimiento no excederá de las 24 horas, salvo disposición
judicial expresa o por razones de seguridad debidamente motivadas.
8

b) En los establecimientos penitenciarios La clasificación se


encuentra a cargo del Órgano Técnico de Tratamiento, a través de
una junta de clasificación. El Órgano Técnico de Tratamiento, en un
término que no exceda de treinta días, efectuará un estudio integral
(multidisciplinario) y formulará un diagnóstico, pronóstico y programa
de tratamiento. 9

La clasificación deberá ser revisada frecuentemente por un


equipo de profesionales de la dirección regional correspondiente,
verificando el cumplimiento de las directivas vigentes y el trato imparcial
otorgado a cada interno.

Al término de la clasificación, debe comunicarse al interno el


pabellón, piso y celda donde será ubicado. La información y los puntajes
que determinaron la clasificación serán catalogados como información
de libre acceso al interno y a su defensa. Igualmente debe comunicársele
el régimen de vida al que se encuentra sujeto, sus derechos y
obligaciones. 10

8
Artículo 41º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.
9
Artículo 97º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.
10
El artículo 11.10 del Reglamento del Código de Ejecución Penal
22
El personal de seguridad y las autoridades del establecimiento
penitenciario están obligados a cumplir con la clasificación y el régimen
de vida del interno, determinado por el Órgano Técnico de Tratamiento11.
Sin embargo, el Consejo Técnico Penitenciario, compuesto por el
director del establecimiento, el administrador, el Jefe del Órgano Técnico
de Tratamiento y el Jefe de Seguridad, puede realizar, de manera
fundamentada y extraordinaria, la reubicación física de un interno. 12
La clasificación de los internos se efectuará en lo posible en
grupos homogéneos diferenciados de acuerdo con los siguientes
criterios 13:

• Varones de las mujeres.


• Sentenciados de procesados.
• Primarios de los que no lo son.
• Menores de 21 años y mayores de 60 del resto de los internos.
• Los que requieren ser separados por razones médicas.
• Las madres con hijos menores de tres años y las gestantes.
• Los fácilmente readaptables de los de difícil readaptación.
• Los alcohólicos y toxicómanos de los que no lo son.
• Los extranjeros de los nacionales.

Por razones de sobrepoblación y hacinamiento, de manera


fundamentada y sin descuidar los objetivos de la clasificación, el Consejo
Técnico Penitenciario podrá autorizar el uso de otros criterios para la
clasificación de los internos.

A continuación presentamos información en relación con cada


una de las Áreas de Tratamiento Penitenciario:

11
El artículo 112º del Código de Ejecución Penal y el artículo 44º del Reglamento del Código de Ejecución
Penal.
12
El artículo 227º del Reglamento del Código de Ejecución Penal
13
Artículo 46º del Reglamento del Código de Ejecución Penal

23
3.1. Asistencia Social

La asistencia social desarrolla las acciones necesarias que


permiten mantener relaciones entre el interno y su familia. 14

La asistencia social dentro de los establecimientos


penitenciarios es gratuita para todos los internos, sin discriminación
alguna. La autoridad penitenciaria debe procurar cubrir las necesidades
de trabajadores sociales en todos los establecimientos, a fin de
asegurar la realización de actividades sostenidas y programadas
orientadas a la resocialización de los internos.

Las evaluaciones del servicio social deben responder


únicamente a los resultados objetivos obtenidos en los programas o las
acciones de tratamiento.

Como parte de sus funciones, el servicio de asistencia social


realiza las siguientes actividades15 :

 Promover la restitución, mantenimiento y refuerzo del vínculo del


interno con su familia a través de procesos individuales, grupales o
familiares.
 Promover redes de soporte interinstitucional que coadyuven en el
tratamiento del interno, así como canalizar acciones en apoyo de los
más necesitados.
 Brindar atención asistencial a los hijos menores de tres años de las
internas, a fin de garantizar el normal desarrollo de su personalidad.
 Emitir informe social para el trámite de las solicitudes de los
beneficios penitenciarios, gracias presidenciales y otros, los cuales
contengan la actual situación socio-familiar del interno.

14
Artículo 89º del Código de Ejecución Penal.
15
Artículo 138º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

24
 Participar en el equipo multidisciplinario de los programas de salud.

En este sentido, internos de uno de los penales del país


expresaron lo siguiente: “sólo tenemos dos asistentas sociales para la
totalidad de los presos, por lo cual la atención es deficiente, en
comparación con la cantidad de personal destinado a la seguridad y
administración (...) podemos darnos cuenta que eso prioriza el sistema
penitenciario actual”.16

En el caso del penal de Lurigancho algunos internos


manifestaron lo siguiente: “La asistenta social da talleres donde
enseñan a trabajar sentimientos, emociones, equidad, solidaridad, etc.”
Les dan un trabajo para saber los valores. También les entregan un
cuestionario para saber cuánto tiempo están en prisión, cuáles son los
problemas que tienen con sus compañeros, les brindan apoyo familiar
para con su familia como una manera de resocializarlos. Asistentes
sociales hay una por cada pabellón.

Las trabajadoras sociales trabajan de 3 a 4 horas. Ellas trabajan


con nuevos y antiguos, es decir, se le llama „nuevos‟ no sólo a los
internos que llegan recién, sino al interno que está pasando por
segunda vez nuevamente la asistencia social, a los nuevos les atienden
los martes y a los antiguos los jueves.

En cada pabellón tienen un sitio que le llaman de recreación y


allí hacen las charlas, estas empiezan de 10:00 a 12:00 por grupos, por
las tardes de 3:00 a 5:00 son dos horas semanales en varios grupos y
tocan diversos temas y elaboran su plan de trabajo según la situación
del interno. Cuando las charlas son grupales entran internos de todo
tipo de delitos y cuando es individual tocan el tema por el delito en que
vino y lo citan un día especial”.

16
La realidad del Sistema Penitenciario en el Perú – Diagnóstico, limitaciones y retos. Enero – 2006 –
Comisión Episcopal de Acción Social y Defensoría del Pueblo.
31
Es difícil calificar la labor y la calidad de las trabajadoras sociales
del INPE, porque la demanda desborda el trabajo que podría realizar
un profesional en esta área dentro del penal. Por otro lado, no se tiene
conocimiento que desde el INPE se realice algún trabajo con la víctima
del delito o sus familiares. Pues, si la labor es desbordante al interior
de los penales, es imposible que puedan brindar una atención
adecuada a las víctimas de los delitos.

2.1. Asistencia Psicológica

“La asistencia psicológica realiza el estudio de la personalidad


del interno y aplica los métodos adecuados para alcanzar los fines del
tratamiento”.

La asistencia psicológica dentro de los establecimientos


penitenciarios es gratuita para todos los internos, sin discriminación
alguna. La autoridad penitenciaria debe procurar cubrir las necesidades
de psicólogos en todos los establecimientos o las acciones de
tratamiento y el comportamiento del interno.

Como parte de sus funciones, el servicio de asistencia


psicológica realiza las siguientes actividades 17:

 Observación, diagnóstico y tratamiento del interno, cuyos resultados


forman parte del informe psicológico respectivo.
 Emite opinión sobre la progresión o regresión del interno en el
proceso de tratamiento a fin de que el Órgano Técnico de
Tratamiento determine lo pertinente.
 Consultorías, psicoterapias individuales, familiares o grupales con el
fin de alcanzar los objetivos del tratamiento penitenciario.
 Investigaciones sobre la conducta del interno con el objetivo de
elaborar su perfil psicológico.

17
Artículos del 143º al 146º del Reglamento del Código de Ejecución Penal
32
 Coordinación con instituciones públicas y privadas a fin de brindar
apoyo psicológico a la comunidad penitenciaria, con conocimiento
del Órgano Técnico de Tratamiento.

Al respecto, internos del Penal de Huamancaca señalaron lo


siguiente: “En cuanto a la asistencia psicológica, sólo se cuenta con 3
profesionales, y por la magnitud de atención y las condiciones poco
apropiadas hacen imposible realizar seguimiento de los casos” 18.

Las acciones de tratamiento son diversas y dependerán de las


características del interno y del profesional que las aplica, entre otras,
se tiene: psicoterapia individual, psicoterapia grupal, psicoterapia
familiar y psicoterapia de pareja.

También se realiza terapias de relajación, modelamiento


conductual, orientación y consejería, motivación y reflexión,
confrontación, actividades recreativas y deportivas, etc.

En psicología dan dibujos para marcar test psicotécnicos y


realizan 3 pruebas psicológicas en diferentes días. Estos cuestionarios
quedan anexados en el legajo del expediente personal de cada interno.
También les hacen preguntas sobre su temperamento, esto también va
incluido en su record, tienen su hoja de seguimiento”.

A pesar de los esfuerzos que pueda realizar esta área, el número


mínimo de profesionales con que cuenta origina que parte del
tratamiento sea inadecuado o incompleto, sin embargo, el área de
Psicología de la Dirección General de Tratamiento, afirma que “directa
o indirectamente todos los internos reciben atención, ya sea a través
de la entrevista, observación, evaluación, orientación, consejería,

18
A julio del 2006, el Establecimiento Penitenciario de Sentenciados de Huamancaca contaba con 789
internos.

33
terapias, clasificación, reclasificación, etc.”(19) Pero, en relación al
tratamiento psicológico, la cantidad de atenciones ha estado en función
a las demandas de la misma población penal y la intervención realizada
por el profesional, de acuerdo a los resultados de la evaluación que se
plasmó en el Informe psicológico.

 Terapias Individuales

En relación a la atención de Terapias Individuales esta área


señala que “la cantidad es relativa, porque está en función al número
de profesionales disponibles y número de población penal. Esto quiere
decir que no se puede atender la misma cantidad de internos en un
pabellón de Lurigancho, que puede tener 600 a 800 internos y en un
pabellón de San Jorge, donde el promedio de internos es de
150. Sin embargo, haciendo un estimado se puede atender al día 5
terapias individuales, parte de las consejerías, orientaciones,
intervenciones precisas para situaciones específicas, terapias
grupales, etc., y del trabajo administrativo que en todo penal es
bastante recargado. La Organización Mundial de la Salud estima que
un profesional Psicólogo debe atender a un promedio de 100 personas,
lo cual es imposible aplicar en el INPE por el escaso número de
personal (…) Asimismo, la hora de consulta psicológica es de 45
minutos, pero en ambientes penitenciarios no se cumple por razones
obvias, reduciéndose notablemente o en algunos casos
manteniéndose el tiempo de acuerdo a las variables que ya se han
expuesto anteriormente”. ( 20)

 Terapias Grupales

Al respecto, el área de Psicología de la Dirección General de


Tratamiento expresó lo siguiente: “... En la actualidad, todos los
psicólogos que trabajan en los penales hacen uso de esta terapia por

19
Informe Nº 17-2006-INPE/07.01.A. Psic, de fecha 30 de marzo del 2006.
20
Idem.
34
las bondades de sus beneficios, sobre todo en lo relacionado a que se
puede atender a mayor cantidad de internos en una misma sesión,
situación que no sucede con la terapia individual. Dependiendo de la
disponibilidad del número de psicólogos, los grupos de psicoterapia se
forman de acuerdo al delito, a los internos próximos a liberar,
priorizando sentenciados, de acuerdo a las características y
necesidades propias del establecimiento penitenciario.

La psicoterapia grupal es una sola y en todo caso, la


característica especial la pondrá el psicólogo de acuerdo a su
orientación o marco teórico que maneje. El psicólogo brinda terapia
grupal a la población en general, pero pone especial atención en los
internos que ingresan por el delito de violación sexual de acuerdo a lo
que estipula el Código Penal en el artículo 178 A”(21)

 Informe psicológico para la presentación de un beneficio


penitenciario

Los criterios fundamentales que toma en cuenta el Área de


Psicología para elaborar un informe son:

 Disposición para asistir al servicio de Psicología desde un primer


momento y apertura de su expediente psicológico.
 Asistencia y participación en todas las acciones de tratamiento,
tanto individual como grupal, que el psicólogo programe, lo cual
debe reflejarse en su comportamiento.
 Disposición de ánimo y participación en actividades educativas y
de trabajo.
 Respeto a las autoridades y personal del penal, así como a sus
compañeros.
 Por último, el área de psicología de la Dirección General de
Tratamiento informó que no ha recepcionado ninguna denuncia

21
Idem.

35
por corrupción en relación al trabajo que los psicólogos realizan
en los Establecimientos Penitenciarios.

2.2. Asistencia Legal Penitenciaria

Los abogados del área Legal del establecimiento penitenciario están


obligados a brindar asesoría legal gratuita, dando atención prioritaria
a los internos con menores recursos 22.

Como parte de su labor, los abogados del servicio legal deberán 23 :

 Asumir la defensa de los internos que requieran asistencia legal y


no cuenten con capacidad económica para contratar un abogado
defensor.
 Solicitar a los diferentes órganos administrativos del INPE u otras
instituciones la expedición de documentos necesarios para la
defensa del interno.
 Asesorar y apoyar al interno en la tramitación de sus beneficios
penitenciarios y gracias presidenciales, así como realizar el
seguimiento en su tramitación.
 Emitir, dentro del plazo legal, informes jurídicos para beneficios
penitenciarios y otros trámites administrativos cuando sean
requeridos por la administración penitenciaria.
 Asesorar a la autoridad penitenciaria absolviendo consultas y
emitiendo opiniones sobre aspectos relacionados al tratamiento
penitenciario, aplicación de normas y otros que le soliciten.
 Difundir a los internos los alcances de la normatividad en materia
penal, procesal penal y de ejecución penal a través de charlas,
talleres y otros medios.
 Coordinar la prestación del servicio legal gratuito con otras
entidades públicas o privadas.

22
Artículo 89º del Código de Ejecución Penal.
23
Artículos 140º y 141º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

36
Los abogados del servicio de asistencia legal velarán por el
cumplimiento del procedimiento para ejecutar la libertad del interno,
así como realizarán las gestiones necesarias para la celeridad del
proceso penal, la obtención del testimonio de condena y otros
documentos relacionados.

Sobre la defensa particular

Cuando se trata de la atención por parte de abogados


externos, todo interno tiene el derecho de acceder y ejercitar su
defensa legal, para ello la autoridad penitenciaria está obligada a
facilitar el ingreso de abogados externos con este fin. Para gozar de
este derecho, el interno tiene la obligación de designar a su abogado
defensor por escrito, el mismo que deberá respetar las disposiciones
de seguridad y horarios de ingreso de acuerdo con lo establecido por
las normas y directivas vigentes 24. Este derecho excepcionalmente
podrá ser suspendido por causas de emergencia o actos de violencia
o cuando se realicen actividades que exijan la participación de todos
los internos, que deberán ser programadas con anticipación. En este
último supuesto, el director autorizará la visita del abogado cuando
las necesidades de la defensa del interno no admitan dilación.

Es común y cotidiano escuchar quejas de la población penal


por la falta de celeridad en sus procesos, por no contar con
información del mismo y sentirse frustrado por los vencimientos de
los plazos procesales sin que medie una resolución favorable o
desfavorable por el delito que se le imputa.

Algunos internos del Penal de Piedras Gordas expresaron lo


siguiente en relación al tema legal: “En la actualidad sólo existen

24
Artículo 17º del Reglamento del Código de Ejecución Penal

37
dos abogados para una población de más de 380 internos, quienes
ocasionalmente tramitan los beneficios penitenciarios, siendo
insuficiente, pues no se dan abasto para atender la cantidad de
casos que existen en este penal. Lo normal es que exista un
abogado para 50 internos, así estos podrían ampliar su atención a
las áreas que tiene que ver con los casos judiciales de los internos,
de allí el alto número de procesados y la poca o casi nula oportunidad
de defenderse adecuadamente. Es clave no sólo incrementar el
número de abogados sino que estos tengan las posibilidades reales
de tramitar los documentos judiciales del interno. Si bien en la
actualidad no apoya ninguna institución, el problema fundamental es
que el INPE cumpla en esta área su papel.

Siempre se ha hablado de la posibilidad de abrir los penales


a los estudiantes de los últimos años de derecho o a los bachilleres,
sin embargo esto nunca se ha cumplido.” 25

De acuerdo al informe Nº 031-2006-INPE-07-01-AL,


elaborado por el área legal de la Oficina General de Tratamiento, se
tiene que a marzo del 2006 el INPE contaba con 88 abogados que
realizan labores al interior de los establecimientos penitenciarios a
nivel nacional, cifra insuficiente para atender las demandas de los
internos e internas (elaboración de informes legales para la
tramitación de beneficios penitenciarios, seguimiento de sus casos
cuando se encuentran en calidad de procesados, trámites diversos
para sentenciados como obtención de copia de sentencia,
tramitación de su hoja penalógica, anulación de antecedentes, etc.).

25
Informe Nº 031-2006-INPE-07-01-AL, de fecha 31 de marzo del 2006.

38
Los problemas en esta área se originan no por la mala gestión
de los profesionales, sino que no se dan abasto para atender a casi
todos los internos del penal, que son cerca de mil.

Con relación a este tema, se recibió la siguiente información


de internos del Penal de Lurigancho: “En lo legal, pasa por el
abogado que hace el informe jurídico, en el área legal atienden 15
abogados para la realización de beneficios penitenciarios.

Algunos de ellos cuando arman el expediente a veces


preguntan sobre el caso otros no. Ellos llevan un registro, su papel
es ver si estos están en regla, ver si se han reunido todos los
documentos y si falta un documento pasa a observados.

No dan charlas; sólo se limitan a revisar si está completo el


armado de los expedientes, ellos revisan que este el pago de la
multa, su hoja del pago de reparación civil, de cómputo laboral o
estudio, verificando que este en regla todo el expediente de beneficio
penitenciario. En el caso que no esté en orden, pasa a
„observado‟ cuando falta algún documento o tiene un proceso
pendiente o le falta tiempo o el cómputo laboral o estudio.

Regularmente los expedientes que están incompletos pasan


a observados y son rechazados hasta que se complete toda la
documentación. En estos casos tienen 3 meses para volver a
presentar cuando un expediente es rechazado.

Mediante Ley Nº 27019 se creó el Servicio Nacional de la


Defensa de Oficio dentro de la estructura orgánica del Ministerio de
Justicia, dependiente de la Dirección Nacional de Justicia, destinada
a proveer el derecho a la defensa gratuita a personas de escasos
recursos económicos. De acuerdo al D.S. Nº 005-99-JUS se aprobó
su Reglamento, que señala en su artículo 17 “el defensor

39
de oficio asignado a los establecimientos penitenciarios del país
presta su asesoría a favor de los internos en los siguientes aspectos:

 Logro de beneficios penitenciarios para los sentenciados que


cumplan los requisitos de ley.
 Coordinación con el defensor de oficio asignado a Salas y
Juzgados penales, sobre la defensa de los internos con proceso
abierto.”

Actualmente, el Ministerio de Justicia cuenta con 699


abogados de oficio a nivel nacional26, designados en su mayoría a
las diferentes sedes judiciales, a las diversas comisarías, a los
establecimientos penitenciarios, etc.

Lamentablemente, con este número de profesionales es difícil


abarcar las grandes demandas de defensa que requiere la población
nacional de bajos recursos. Por ello, las cárceles que son lugares
donde en su gran mayoría las personas provienen de sectores
empobrecidos se limita este derecho que el Estado debe otorgar.

2.3. Educación Penitenciaria

La Constitución Política del Perú establece: “La educación


inicial, primaria y secundaria son obligatorias. En las instituciones del
Estado, la educación es gratuita…27 ”.

Por su parte, el Código de Ejecución Penal señala: “En cada


establecimiento penitenciario se promueve la educación del interno
para su formación profesional o capacitación ocupacional. Los

26
http://www.minjus.gob.pe/prensa/detalle.asp?strNoticiaId=00381
27
Artículo 17º de la Constitución Política del Perú.

40
programas que se ejecutan están sujetos a la legislación vigente en
materia de educación” 28

La autoridad penitenciaria está obligada a realizar programas


de alfabetización, así como brindar instrucción básica primaria y
secundaria gratuita a todos los internos que lo requieran, sin
discriminación alguna, en función a la capacidad de infraestructura y
al número de docentes existentes en los establecimientos
penitenciarios. Para mejorar y efectuar esta tarea debe coordinar con
el Ministerio de Educación, que tiene a su cargo la política educativa
del Estado. Un grupo vulnerable al que se debe brindar una atención
diferenciada es el de los internos analfabetos. Siendo el Perú un país
pluricultural y multiétnico, se debe considerar el tema del idioma y las
costumbres dentro de su desarrollo educativo.

“El interno analfabeto participa obligatoriamente en los


programas de alfabetización y educación primaria para adultos. Para
ello, el INPE coordinará con el Ministerio de Educación.”

La autoridad penitenciaria debe también promover la


educación técnica del interno como medio de preparación para la
vida en libertad, para lo cual debe crear instituciones educativas de
esas características en cada establecimiento penitenciario e
implementarlas con niveles de calidad similares a las instituciones
externas.

Los oficios, especializaciones y carreras de estas instituciones


educativas deben ser compatibles con las necesidades del mercado
externo a fin de que contribuyan a la no reincidencia delictiva.

En cada establecimiento penitenciario deberá existir, además,


la opción para que los internos puedan acceder a carreras
28
Artículo 69º del Código de Ejecución Penal.

41
universitarias y de instituciones culturales y formativas externas bajo
modalidades que no vulneren la seguridad del establecimiento
(educación a distancia, idiomas, etc.). La autoridad penitenciaria
deberá buscar y promover la participación de estas entidades
nacionales y particulares en este fin. Los estudios que realice el
interno en programas a cargo de este tipo de instituciones deberán
considerarse en el registro de cómputo educativo del interno para la
redención de la pena.

Se debe implementar progresivamente en cada


establecimiento penitenciario bibliotecas, hemerotecas y centros de
información para fomentar hábitos de lectura y recreación. Para este
fin, se debe coordinar y procurar el apoyo de las entidades externas
públicas y privadas.

Todos los internos, procesados o sentenciados pueden


acceder a los servicios educativos de los establecimientos
penitenciarios en función de sus necesidades, habilidades y de la
capacidad instalada de los centros educativos existentes. En los
casos de internos que representen algún riesgo de seguridad para el
establecimiento penitenciario, la autoridad penitenciara evaluará la
modalidad y los programas a los que podrán acceder, minimizando
los riesgos, pero sin afectar el derecho a la educación.

Toda participación educativa del interno controlada por la


autoridad penitenciaria debe ser computable para la redención de la
pena, de acuerdo con la legislación y la normatividad vigentes. Se
exceptúan de esta regla los internos que se encuentran sancionados
con medida disciplinaria de aislamiento (durante el período que
dure).

En los establecimientos penitenciarios se promoverán las


expresiones culturales y deportivas como parte del tratamiento
penitenciario, sin discriminación de ningún tipo; a excepción de
42
aquellas manifestaciones que vayan en contra de la seguridad, la
moral y las buenas costumbres.

“Debido a que las madres pueden convivir con sus hijos hasta
que éstos cumplan los tres años, la autoridad penitenciaria deberá
coordinar con el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Mujer
y Desarrollo Social para que los niños puedan acceder a los niveles
de educación correspondientes.”

Mediante Decreto Supremo Nº 009-2007-JUS, se aprueba el


Reglamento de Organización y Funciones del INPE, creándose la
Subdirección de Educación Penitenciaria como una Unidad Orgánica de la
Dirección de Tratamiento Penitenciario, encargada de organizar,
supervisar y evaluar las actividades educativas de los internos, así como
promover los programas educativos de capacitación y aprendizaje en los
establecimientos penitenciarios. En este propósito, y para concretar los
objetivos de la educación en el sistema penitenciario, se ha planteado cinco
ejes estratégicos fundamentales; promover la alfabetización, la educación
básica alternativa, educación técnico productiva y la educación no formal,
así como promover las bibliotecas y el fomento a la lectura.(29)

EDUCACIÓN EN CONTEXTO DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD


Es la educación que se brinda en los establecimientos
penitenciarios definido como un proceso de enseñanza – aprendizaje
que se desarrolla en un contexto socio cultural altamente complejo y
especifico, a través del cual se asimilan y construyen conocimientos,
capacidades y valores, aplicando metodologías y enfoques
educativos multidisciplinarios en el tratamiento del interno.
Actividades Ejes de la Educación:

 Promover la Alfabetización.
 Promover la Educación Básica alternativa.

29
http://www.inpe.gob.pe/contenidos.php?id=479&np=32&direccion=1

43
 Promover la Educación Técnico Productiva
 Impulsar la Educación No Formal

2.3.1. Programas educativos:

a. Programa de Alfabetización.- Consiste en el aprendizaje


de la lectura, escritura, cálculo matemático básico y el
desarrollo de actitudes y valores favorables para el logro de
su resocialización de parte del interno estudiante. Se
desarrolla en coordinación con el Programa Nacional de
Movilización por la Alfabetización (PRONAMA) del
Ministerio de Educación.
b. Programas de Educación No Formal.- Consiste en el
desarrollo de acciones complementarias a las actividades
educativas y como programas estructurados establecidos
por el área de educación. Entre ello pueden ser:

Programas de Recreación y Deportes, con el apoyo del


Instituto Peruano del Deporte, a través de un Convenio de
Cooperación Interinstitucional.

Programas de Danzas y folklore, con el apoyo con la


Biblioteca Nacional, el Instituto Italiano de Cultura, etc.

Programa de Educación para la Salud. Entre ellas figuran


charlas para la prevención del consumo de drogas, el VIH,
enfermedades infectocontagiosas, etc.

Programa de Educación Ambiental, con el apoyo de la


Universidad Agraria la Molina y el Ministerio del Ambiente.
Programa de Actividades Artísticas. Entre ellas tenemos:
el teatro, las tertulias literarias, los concursos de poesías,
las escenificaciones, dramatizaciones, mimos, etc.

44
2.3.2. Educación Básica Alternativa (EBA)

Se brinda Educación Básica Alternativa a los internos


jóvenes y adultos en los niveles de primaria y secundaria de
adultos a los internos estudiantes como una modalidad de la
etapa de educación básica, equivalente a la Educación Básica
Regular en calidad y logros de aprendizaje con énfasis en la
preparación para el trabajo y el desarrollo de capacidades
empresariales.

2.3.3. Educación Técnico Productiva (ETP)

Se brinda Educación Técnico Productiva a los internos en


las diferentes especialidades y opciones ocupacionales, entre
las principales se tiene carpintería, confecciones textiles,
confección de calzado, sastrería, electricidad, manualidades,
electrónica, artesanía, cocina, estructuras metálicas, tejido a
maquina entre otros.

2.3.4. Instituciones y Programas Educativos a Nivel Nacional

En 50 establecimientos penitenciarios a nivel nacional se


desarrolla actividades educativas, ello representa el 70% de los
establecimientos penitenciarios existentes. En dichos
establecimientos penitenciarios funcionan 30 Centros de
Educación Técnico Productiva, 10 Centros de Educación
Ocupacional, 7 Centros de Educación Básica Alternativa, 2
Instituciones Educativas de Adultos, 1 Institución Educativa
Inicial y 08 Programas de Alfabetización distribuidos a nivel
nacional.

La cobertura educativa no alcanza a la totalidad de los


establecimientos penitenciarios (71 Establecimientos
Penitenciarios), por diversos factores como son: falta de

45
infraestructura y espacios físicos, carencia de personal
docente, etc.

2.3.5. Personal del Área Educativa a Nivel Nacional

El personal del área educativa es responsable de ejecutar


las actividades y proyectos en las instituciones y programas
educativos que funcionan en los establecimientos
penitenciarios del país, están conformados por:

 178 empleados de carrera del Instituto Nacional


Penitenciario con formación pedagógica en educación
básica y otros con capacitación adicional en diversas áreas
técnicas.
 245 personal destacados del Ministerio de Educación, en
cumplimiento al Convenio Marco de Cooperación
Interinstitucional suscrito entre ambas instituciones.
 Personal de apoyo de otras Instituciones que vienen
apoyando en las actividades de capacitación a través de
convenios de cooperación.

De acuerdo a la información estadística del INPE a julio


del 2006, existe en los diversos penales del país 786 personas
analfabetas, 6,344 personas no han concluido sus estudios
primarios, 4,533 sólo cuentan con primaria completa, 8,881
personas no han concluido sus estudios secundarios.

Es decir, un aproximado del 60% de la población


penitenciaria no ha culminado su educación básica. Cabe
indicar que los departamentos donde existe mayor
analfabetismo en las cárceles son: Lima (126), seguido de Piura
(110) y San Martín (69).

Por otro lado, 7706 personas han culminado su


secundaria; 2076 encarcelados cuentan con estudios

46
superiores no universitarios incompletos; 1066 cuentan con
estudios superiores no universitarios completos, 1051 cuentan
con estudios superiores universitarios incompletos y 874 han
culminado sus estudios superiores universitarios.

A pesar de la limitación en la información, creemos


importante dar a conocer algunas opiniones de internos e
internas de algunos penales del país:

“La Educación en la actualidad se puede catalogar de


aceptable, porque los actuales profesores cumplen con su
trabajo, no sólo en la educación, sino también apoyando e
incentivando en los actos culturales, deportivos, de salud, etc.
Pero, hay algo que siempre falta, y es que aquí en este
establecimiento tenemos enseñanza primaria, más no
secundaria. Por otro lado, en el mundo en el cual vivimos hay
dos clases de analfabetismo, por una parte tenemos „el que no
sabe leer ni escribir‟, y por otra, „el que no sabe nada sobre
computación‟, y aquí contamos con un grupo muy numeroso
de personas que quisieran contar con este curso, y a parte de
esto, hay personas interesadas en la enseñanza a distancia,
enfocada a buscar una carrera profesional”. E. P.
Sentenciados de Pucallpa

“Los talleres de Educación se formaron para la


Resocialización del interno. Para la enseñanza de diferentes
artes manuales y alfabetización y así cuando tenga que salir
sea útil a la sociedad..... En educación, las internas tienen la
oportunidad de terminar su primaria y también hay educación
para los bebes, etc. Toda interna que permanece un año en el
taller de estudio, es elevada y pasan al taller de trabajo.

Las profesoras son asignadas por el Ministerio de


Educación y también son miembros del INPE.

47
Debe de existir más talleres de Estudio; por la
sobrepoblación de los Centros Penitenciarios, y no tener costo
alguno, porque la mayoría de los internos son de bajos recursos
económicos, no tienen para su inscripción, ni matrícula, peor
para sus materiales. En la actualidad hay un gran número de
internos que no estudian.

2.4. Trabajo Penitenciario

El trabajo es un derecho y deber del interno, según el código de


Ejecución penal, sus condiciones son en lo posible similares al trabajo
en libertad. No tiene carácter aflictivo ni es aplicado como medida
disciplinaria, ni atenta contra la dignidad del interno. El trabajo
Penitenciario esta considerado como uno de los elementos
fundamentales de Tratamiento del interno, constituye decisivamente
en su proceso de resocialización.

En lo relacionado al trabajo penitenciario, las Reglas Mínimas para


el Tratamiento de los Reclusos señalan (30):

• El trabajo penitenciario no debe tener carácter aflictivo.


• |Todos los sentenciados serán sometidos a la obligación de trabajar
de acuerdo con su aptitud física y mental, según la determine el
médico.
• Se proporcionará a los reclusos un trabajo productivo, suficiente
para ocuparlos durante una jornada laboral.
• En lo posible, el trabajo deberá contribuir por su naturaleza a
mantener o aumentar la capacidad del recluso para ganarse
honradamente la vida después de su liberación.
• Se dará formación profesional en algún oficio útil a los internos que
estén en condiciones de aprovecharla, particularmente a los
jóvenes.
• Dentro de los límites compatibles con una selección profesional
racional y con las exigencias de la autoridad y la disciplina
30
Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, regla 71
48
penitenciarias, los internos podrán escoger la clase de trabajo que
deseen realizar.
• El trabajo penitenciario no debe implicar una explotación laboral del
interno.

La existencia de amplios períodos de ocio y la inadecuada


administración del tiempo del interno en el establecimiento
penitenciario resultan riesgosas en tanto pueden propiciar conductas
impropias e inclusive delictivas. También puede ser dañino para la
salud mental, ya que son frecuentes los problemas como la depresión,
la ansiedad y la agresividad, entre otros. Por ello, el trabajo y otras
actividades similares dentro del establecimiento penitenciario son
favorables para el proceso de rehabilitación y la salud mental del
interno.

El interno sentenciado está obligado a trabajar dentro del


establecimiento penitenciario (31 ) si quiere progresar en el régimen de
tratamiento penitenciario o si quiere alcanzar la propuesta para un
beneficio penitenciario. El trabajo no debe ser aplicado como castigo a
una falta, no podrá tener carácter aflictivo y tampoco podrá atentar
contra la dignidad del interno. Las diversas instancias del área de
Trabajo del INPE ( 32) deberán dinamizar la oferta laboral dentro de los
establecimientos penitenciarios. No debe discriminarse por ningún
motivo a los internos en su acceso al trabajo.

Se debe clasificar el tipo de trabajo al que puede acceder cada


interno en función a variables como nivel de peligrosidad, sus
habilidades, sus capacidades, los talleres existentes y la capacidad
instalada. Las condiciones de trabajo deben respetar la capacitación
previa, la seguridad e higiene laborales.

31
Artículo 65º del Código de Ejecución Penal y artículo 104º del Reglamento del Código de Ejecución Penal
32
Estas instancias comprenden a la Subdirección de Trabajo y Educación del INPE, las subdirecciones
regionales de Tratamiento y las áreas de Trabajo de los establecimientos penitenciarios.
49
La inscripción de los internos en el área de Trabajo
penitenciario debe ser imparcial, sin discriminación y considerando el
cumplimiento de los procedimientos establecidos por las normas y
directivas vigentes.

Se debe promover el trabajo penitenciario remunerado para los


internos, debiendo buscar para ello el apoyo de las entidades externas
públicas y privadas. Debe darse prioridad al trabajo remunerado para
los internos de menores recursos y otorgarse igualdad de
oportunidades sin discriminación. Para este fin, la autoridad
penitenciaria promoverá la participación de las entidades públicas y
privadas a efectos de llevar a cabo proyectos laborales en los que los
internos puedan acceder al trabajo remunerado; además de realizar
proyectos de inversión viables con este fin.

El cómputo laboral del interno se rige de acuerdo con la


legislación y la normatividad vigentes. El personal del área de Trabajo
está obligado a realizar un control minucioso de las actividades
laborales del interno, según lo estipulado en las normas existentes, sin
perjuicio que tenga o no acceso al beneficio penitenciario de redención
de la pena.

“El interno sancionado disciplinariamente con aislamiento no podrá


redimir su pena mientras dure dicha sanción.”

En aquellos casos en los que el registro y control laborales sean


válidos para el cómputo de la redención de pena, las direcciones
regionales y los órganos de control deberán supervisarlos
frecuentemente.

“Cuando el personal de trabajo efectúa la retención legal por derecho


de trabajo, tiene la obligación de entregar al interno el comprobante
correspondiente. “

50
Los talleres y lugares de trabajo de los establecimientos
penitenciarios deben reunir las condiciones de higiene y seguridad en
lo que corresponde a equipos, maquinaria, instalaciones, materiales y
cualquier otro elemento relacionado con la actividad laboral.

Se debe cumplir con lo que dispone la autoridad de salud en


esta materia en tanto no exista una legislación específica.

Las actividades que se desarrollan en los establecimientos


penitenciarios a nivel nacional son:

2.4.1. Talleres

 Carpintería, Zapatería, Tejido a maquina, Electrónica,


Mecánica Automotriz, Soldadura y forja, Sastrería,
Hidroponía, Confecciones, Cerámica y Telares.

Principales Actividades

 Agricultura, Confección de Carteras, Taller de


Cosmetología, Cornoplastía, Filigrama, Artesanía,
Juguetería, Serigrafía, Talabartería, Tejido en yute,
Cestería, Manualidades, Lavandería, Ad - honorem y otros.

2.4.2. El Trabajo Penitenciario es proporcionado por:

 La Administración Penitenciaria, a través de la


Implementación de los talleres laborales de los
establecimientos penitenciarios en donde se vienen
ejecutando pequeños proyectos de inversión.
 Los propios medios del interno o de sus familiares.
 Entidades públicas y/o privadas a través de la
administración penitenciaria.
51
Beneficios que tienen los Internos que participan en
Trabajo

 Posibilidad de aprender una opción laboral que pueda


desarrollar cuando obtenga su libertad.
 Mantenerse ocupado desarrollando su creatividad e ingenio
en el trabajo que desarrolla, buscando su
perfeccionamiento.
 Obtener ingresos económicos para él y sus familiares,
obtenidos por los productos que fabrica y vende.
 La Redención de la pena por el trabajo, si esta facultado por
las leyes vigentes.

2.4.3. Logros Realizados

 Fabricación de mobiliario para los talleres del área de


trabajo en el Establecimiento Penitenciario de Régimen
Especial de Chorrillos.
 Participación en la Feria Expo - Madre con productos de los
internos de la Dirección Regional Lima, auspiciado por la
Empresa Continental Group S. A.
 Participación en la 1ra feria Expo Venta - "Integración",
auspiciado por el Instituto Nacional de Cultura Ancash.
 Participación en la Exposición - venta de obras y artísticas
(pintura y cerámica), denominado "Creatividad y
Oportunidad" auspiciado por el Instituto Nacional de Cultura,
Museo de la Nación e Instituto Nacional Penitenciario.
 Ejecución de Proyectos de "Fabricación de 25 docenas de
calzado escolar en el Establecimiento Penitenciario de
Régimen Cerrado Ordinario Lurigancho".
 Implementación del Establecimiento Penitenciario
Sentenciados del Picsi e Iquitos Maynas, con talleres de
carpintería, soldadura y forja, del proyecto Non Project.

52
 Implementación permanente con maquinarias, equipos y
herramientas, así como el financiamiento de proyectos para
los talleres de los Establecimientos Penitenciarios a nivel
nacional.

2.4.4. Convenios

El INPE como órgano rector del sistema penitenciario es


responsable de suscribir convenios de cooperación
interinstitucional con entidades publicas y privadas que hagan
posible el cumplimiento de los objetos, para tales efectos se
suscribieron los siguientes convenios.

 Comisión para la promoción de la pequeña y mediana


empresa - PROMPYME.
 Servicio Nacional de adiestramiento en trabajo industrial -
SENATI.

2.5. La Salud en los internos

El acceso a la salud: Los internos deben tener salvaguardas


adicionales en lo que respecta a su salud. Cuando el Estado priva a un
individuo de su libertad, tiene la obligación de asumir la responsabilidad
de cuidar su salud, no solo en lo que respecta a las condiciones de
detención, sino también al tratamiento individual que pueda ser
necesario como consecuencia de dichas condiciones.

Todo interno, al margen de su situación jurídica, delito,


peligrosidad, raza, sexo, orientación sexual, religión, filiación política, o
cualquier otra característica personal, social, cultural o económica,
tiene el derecho de recibir por parte de la autoridad penitenciaria la
asistencia en salud básica para la recuperación, mantenimiento y
promoción de la salud, la cual debe incluir atención médica, psiquiátrica
o psicológica y odontológica.

53
La atención de la salud de los internos no debe ser sometida a
condición alguna

En tanto que en los establecimientos penitenciarios los internos


se encuentran con mayores probabilidades de adquirir enfermedades y
afecciones a su salud, ellos tienen el derecho a ser debida y
oportunamente informados y orientados (por la autoridad penitenciaria
y el servicio de salud del establecimiento) sobre medidas de higiene,
nutrición adecuada, salud mental, salud reproductiva, enfermedades de
transmisión sexual y otras enfermedades transmisibles, enfermedades
crónico-degenerativas, diagnóstico precoz de enfermedades, riesgos
sobre el consumo de drogas, tabaquismo, alcoholismo, y otras
conducentes a la promoción de la salud, a la implementación de un
estilo de vida saludable y a la prevención de enfermedades.

En todo establecimiento penitenciario, el interno debe pasar un


examen que evalúe su condición de salud a su ingreso y recibir la
atención necesaria; asimismo recibir asistencia médica periódica y/o
cuando su salud física o mental se vea alterada. La autoridad
penitenciaria deberá contar con servicio de salud en cada uno de sus
establecimientos. En aquellos donde no cuente con este servicio, está
obligada a coordinar con las instituciones de salud de la localidad a fin
de cubrir este servicio. Esta atención sanitaria será permanente en todo
establecimiento penitenciario.

En caso que el médico o personal de salud especializado


encuentre signos de posibles maltratos en el interno, deberá hacer
constar el hecho en un informe médico que será remitido
inmediatamente al jefe del Área de Salud. Éste debe elevar dicho
informe, con el carácter de confidencial, al director del establecimiento
penitenciario, quien a su vez correrá traslado del informe a las
autoridades competentes para la investigación respectiva. Asimismo, el
jefe del Área de Salud podrá remitir copia del informe al director regional
para conocimiento.

54
El médico del establecimiento penitenciario deberá visitar o
atender diariamente a todos los reclusos enfermos que requieran el
servicio de salud; asimismo la autoridad penitenciaria brindará las
medidas de seguridad del caso.

Relaciones con el Ministerio de Salud

En los casos que el interno requiera atención médica


especializada programable, la autoridad penitenciaria, a través del Área
de Salud y Servicio Social, será responsable de atender, y orientará al
interno y a la familia sobre los centros especializados; asimismo
coordinará para que el interno pueda gozar de los programas o
beneficios sociales existentes en la red del Ministerio de Salud (Minsa).
En estas actividades es prioritario mantener las coordinaciones
estrechas con el Minsa y así promover los programas de salud de
manera coordinada.

La autoridad penitenciaria deberá facilitar el cumplimiento de


la programación de la atención indicada por el Minsa.

En el caso de traslado de internos con problemas de salud que


requieren tratamiento especializado, el director y el responsable del
Área de Salud del establecimiento penitenciario de origen serán
responsables de hacer entrega al área de Salud del establecimiento
penitenciario receptor, en el más breve plazo, la historia clínica y, de
ser el caso, los medicamentos prescritos y otorgados por el programa
de salud correspondiente, no debiendo permitir que el interno suspenda
el tratamiento ni por un solo día. Es responsabilidad del establecimiento
receptor integrar al interno inmediatamente al programa de salud que
corresponde en su jurisdicción.

La prevención en el Área de Salud es fundamental. El personal


del servicio de salud de los establecimientos penitenciarios

55
debe diseñar y ejecutar periódicamente programas y campañas de
salud preventivas con este fin, para lo cual debe buscar la participación
del Minsa. En ese sentido, el Área de Salud debe promover la
participación de los internos como actores activos y corresponsables
en el cuidado de su salud a través de programas de formación de
promotores.

En los establecimientos penitenciarios donde haya mujeres


internas, la autoridad penitenciaria deberá procurar la atención médico-
ginecológica permanente.

En caso de embarazos, esta atención debe ser obligatoria


antes, durante y después del parto. El Área de Salud deberá realizar
las gestiones y los trámites necesarios ante la autoridad penitenciaria y
las autoridades del Minsa a fin de que el parto de una interna se realice
en un centro de salud externo al centro penitenciario.

“Toda persona tiene el derecho de elegir libremente el método


anticonceptivo de su preferencia, incluyendo los naturales, y a recibir
con carácter previo a la prescripción o aplicación de cualquier método
anticonceptivo información adecuada sobre los métodos disponibles,
sus riesgos, contraindicaciones, precauciones, advertencias y efectos
físicos, fisiológicos o psicológicos que su uso o aplicación puede
ocasionar 33” .

Atención preferencial. Tendrán una atención de salud


preferencial los mayores de 60 años, los internos con enfermedades
psiquiátricas y crónicas; internos con enfermedades terminales,
mujeres gestantes, madres y sus hijos menores de tres años y otros
que puedan ser considerados como vulnerables.

33
Artículo 6º de la Ley General de Salud (Ley Nº 22842).
56
En caso de requerirse atención médica especializada de
emergencia, la autoridad penitenciaria deberá atender de inmediato al
interno y/o gestionar todo lo necesario para su conducción al centro
hospitalario más cercano; en estos casos deberá cubrir los gastos de
atención correspondientes al estado de emergencia. La salida de un
interno del establecimiento penitenciario por salud debe respetar en
todo momento los procedimientos de autorización y seguridad
normados.

Con respecto al ambiente, por su propia naturaleza, las


condiciones de encarcelamiento pueden tener un efecto perjudicial
sobre el bienestar físico y mental de los reclusos.

Por consiguiente, la administración penitenciaria no sólo tiene


la responsabilidad de prestarles atención médica, sino también de
disponer de las condiciones que promuevan el bienestar tanto de los
reclusos como de los funcionarios. La salud no se limita a la cura de
enfermedades de los internos, sino también a vivir en ambientes
saludables y que respeten la bioseguridad34.

En cuanto a la alimentación, la elaboración y dotación de


alimentos y bebidas a los internos debe ser inspeccionada por el
nutricionista o personal de salud de los establecimientos penitenciarios
debidamente capacitados, quienes verificarán que cumplan las
características establecidas por las normas sanitarias y de calidad
aprobadas por las autoridades de salud. De igual manera en lo que se
refiere a la alimentación para el personal de seguridad del INPE.

La autoridad penitenciaria debe asegurarse de que toda


persona que intervenga en la elaboración o manipulación de los
alimentos en el establecimiento penitenciario sea personal evaluado y

34
Se entiende por bioseguridad el conjunto de medidas que permiten lograr que la vida de las personas se
encuentre libre de cualquier daño o peligro para su salud, buscando minimizar el riesgo biológico.

57
autorizado por la autoridad competente, a fin de impedir que personas
no aptas para estas labores ingresen a realizar esta función. Se vigilará
que este personal realice el trabajo con las máximas condiciones de
higiene para evitar la contaminación del alimento.

“La administración penitenciaria proporciona al interno la


alimentación preparada que cumpla con las normas dietéticas y de
higiene establecidas por la autoridad de salud 35”.

“El interno tiene derecho a recibir alimentación balanceada y


en condiciones higiénicas 36 ”.

En todo establecimiento penitenciario, la administración debe


proveer agua potable apta para el consumo humano; asimismo debe
sujetarse estrictamente a las normas de las autoridades de salud, en lo
que corresponde al tratamiento de aguas servidas, el funcionamiento
de los alcantarillados, la disposición de residuos sólidos, de excretas, y
otras medidas de control del medio ambiente. Deberá realizar
periódicamente acciones conducentes a desinfectar los ambientes del
establecimiento penitenciario como: fumigaciones, desratizaciones y
otras actividades con este propósito.

La población penitenciaria debe tener una participación activa


en este fin. “El médico y/o personal de salud realizará visitas semanales
al interior de las instalaciones del establecimiento penitenciario para
supervisar las condiciones de higiene ambiental y alimentaria, así como
de saneamiento, y formulará un informe mensual al director para la
adopción de las medidas correspondientes
37
”.

35
Artículo 17º del Código de Ejecución Penal.

36
Artículo 11.4 del Reglamento del Código de Ejecución Penal.

37
Artículo 127º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.
58
“La protección de las condiciones sanitarias del
establecimiento penitenciario es responsabilidad de las autoridades
penitenciarias y de los internos. En cada establecimiento penitenciario
se efectuará periódicamente una desinfección, fumigación y
desratización. Corresponderá a los servicios sanitarios penitenciarios
la evaluación de estas actividades 38 ”.

De acuerdo al Código de Ejecución Penal, el interno tiene


derecho a alcanzar, mantener o recuperar el bienestar físico y mental.
La administración penitenciaria, en este caso el INPE, proveerá lo
necesario para el desarrollo de las acciones de prevención, promoción
y recuperación de la salud de la población penal.39

Siguiendo estos lineamientos, el INPE ejecuta en todos los


establecimientos penitenciarios los siguientes programas de salud:

Penal de Mujeres de Chorillos

En el establecimiento penitenciario de mujeres de Chorrillos la


atención a las internas se realiza básicamente a través de los
Programas Preventivo-Promocionales del Ministerio de Salud, tales
como:

 El Programa de Control de la Tuberculosis (PCT), que organiza


charlas y campañas de captación de sintomáticos-respiratorios. De
confirmarse el diagnóstico de la enfermedad en una interna,
entonces recibe tratamiento supervisado y una evaluación mensual.

 El Programa de Control de Enfermedades de Transmisión


Sexual y SIDA-PROCETSS, que también desarrolla charlas y
campañas en el penal de Chorrillos. Pero, sólo con la autorización
por escrito de la interna se le practica el test de Elisa, cuyo

38
Artículo 131º del Reglamento del Código de Ejecución Penal.
39
http://www.inpe.gob.pe/contenidos.php?id=233&np=32&direccion=1

59
resultado le es entregado personalmente por un consejero. De
darse el caso de ser seropositiva se notifica de esto a la Red de
Salud del MINSA, a fin que se evalúe la posibilidad de darle
quimioprofiláxis.

 El Programa de Control de Madre - Niño, que se encarga del


control del embarazo de la gestante, derivándola de ser el caso al
nosocomio más cercano para sus análisis y ecografías mensuales
correspondientes. Llegada la fecha probable del parto, el programa
proyecta la evacuación de la parturienta a un nosocomio del Estado.
De permanecer el niño con su madre, entonces ambos son
permanentemente evaluados en establecimiento penal.

 Planificación Familiar, que programa y realiza charlas de


planificación familiar y que, de ser posible, invita a estas reuniones
al esposo o conviviente de la interna, a fin de que tenga conciencia
de lo que es la paternidad responsable. También da a conocer a la
pareja todo lo concerniente sobre los métodos de anticoncepción y
sus formas de uso

o Control de la tuberculosis
o Control de SIDA y de enfermedades de transmisión sexual
o Madre - niño
o Planificación familia

Estos programas se desarrollan a través de los servicios


médicos básicos de cada establecimiento penitenciario, y en los
servicios médicos especializados que funcionan en algunos penales,
los cuales están a cargo de un equipo de profesionales y personal
técnico auxiliar adecuado.

En lo que consiste la atención en las áreas de salud, se tiene,


por ejemplo, que en el E.P.R.C.E. "Miguel Castro Castro" funciona un
centro quirúrgico en las especialid|ades de cirugía general,
otorrinolaringología y traumatología. Sus médicos acuden también a

60
otros establecimientos penitenciarios para realizar consultas externas,
de acuerdo a una programación.

Las campañas de salud en este recinto se desarrollan en


coordinación con el Ministerio de Salud, Essalud, la Liga Peruana de
Lucha Contra el Cáncer, el Instituto Nacional Oftalmológico, la Policía
Nacional del Perú, la Fuerza Aérea Peruana, la Marina de Guerra del
Perú, entre otras instituciones.

Algo similar sucede en el E.P.R.C.O. de Lurigancho, que cuenta


con una clínica que tiene un piso exclusivo para la atención psiquiátrica
de los internos. Allí también se encuentra la sede de los programas de
Control de la Tuberculosis (PCT), de Control de Enfermedades de
Transmisión Sexual y SIDA-PROCETSS de la Dirección Regional Lima.

El penal de Lurigancho recibe el apoyo de la Capellanía y del


Ministerio de Salud, así como de la ONG "Médicos Sin Fronteras", esta
última que provee a la clínica de medicamentos para el PROCETSS,
reactivos para las pruebas de ELISA, folletería variada en prevención
de enfermedades, y un médico infectólogo para la atención de los
internos.

Comentarios:

El tema de salud en las cárceles es considerado como un


problema permanente durante las diversas gestiones del INPE.

 “Haciendo una comparación del servicio de salud, de antes y el


actual, siempre ha sido muy deficiente en lo que respecta al trato y
la atención de los profesionales, con las justas se abastecen; pues
hay personas de toda índole y de todo comportamiento. Las
enfermedades más frecuentes son las cutáneas, TBC, las

61
estomacales; desde siempre ha habido escasez de medicamentos.
En cambio, lo que sí ha mejorado es el control de las pocas
medicinas; es necesario y mucho el servicio de odontología, y sí
existe apoyo de instituciones desconocemos; se han recibido
charlas preventivas sobre VIH-SIDA y TBC. A comparación de hace
diez años, en la actualidad está mucho mejor que antes, pero con
todas y algunas deficiencias antes descritas”. Internos del
E.P. de Sentenciados de Pucallpa.40

 Los internos del Penal Miguel Castro Castro expresaron lo siguiente


en relación al tema de salud: “En la actualidad los servicios de salud
son regulares con carencias principalmente en las medicinas del
tópico. En lo personal, la mayoría tiene un buen trabajo y una
atención adecuada (…) Es necesario implementar la atención de
rayos X. Generalmente recibimos apoyos de los agentes pastorales,
en la adquisición, compra de la recetas (…) hemos recibido charlas
sobre la buena alimentación, planificación familiar, SIDA. Lo
negativo es que se demoraron mucho en diagnosticar la
enfermedad aduciendo, que no eran tan graves los síntomas”. 41

 Opinión de las internas de Santa Mónica quienes expresaron lo


siguiente: “El servicio de salud, es pésimo. Ya que si se presenta
una emergencia en el piso sobre todo nocturno. Es el INPE de
servicio que determina si la interna debe o no bajar al tópico. El trato
con los profesionales de salud es desastroso, indiferentes,
despreocupados. Creo que ni a los animales se les da ese trato,
humillante, tienes que rogar para tener una atención, una pastilla.

40
La realidad del Sistema Penitenciario en el Perú – Diagnóstico, limitaciones y retos. Enero – 2006 –
Comisión Episcopal de Acción Social y Defensoría del Pueblo.

41
Idem

62
Tienes que tener una fiebre muy elevada para que recién te
atiendan.42

Las enfermedades que con frecuencia se presentan son:


Bronco pulmonares, Hongos en la piel (pies, brazos piernas),
Presión alta, Indigestión., Gastritis., T.B.C. etc.
Hay mucha escasez de medicinas. En varias oportunidades una
sola pastilla es la milagrosa; ya que es la misma que te dan para
diferentes males, y cuando te recetan es para sustituirlos en la
calle.

Por lo general es lamentable enfermarse aquí, ya que si no


tienes familiares, ni dinero, tu salud día a día se va deteriorando.
Es necesario ampliar todos los servicios y crear uno especial para
gestantes, psiquiátricos, pediatría, dental, etc. De cuando en
cuando hay alguna donación de alguna institución. Los que siempre
apoyan son los Médicos Sin Fronteras, dan medicinas y vienen
algunos doctores para chequeos generales. Inclusive en cada
historia clínica queda un determinado diagnostico médico.

Sin embargo, los doctores del penal no realizan seguimiento pese


al antecedente de las historias.

 La opinión de algunos internos del penal de Lurigancho en el tema


de salud es la siguiente: “La atención es gratuita. Cada interno tiene
su historia clínica donde está registrada toda la prescripción médica,
luego el interno va a la farmacia para recoger su medicamento.
Actualmente funciona la atención en la clínica, allí se atiende todo
tipo de enfermedades. 43

En general, cada penal tiene diversas limitaciones en esta


área, distintas unas de otras, pero importante para la salud de

42
Idem
43
Idem
63
todas las personas encarceladas. Asimismo, se observa con estas
versiones los diversos tratos del personal del área de salud. Es
importante indicar que las personas que pueblan las cárceles se les
han limitado el derecho de locomoción, pero no el derecho a una
salud adecuada y a un trato digno. El Estado debe velar por el
cumplimiento de este derecho fundamental, sin ningún tipo de
discriminación por su situación legal.

2.6. Asistencia Religiosa


La privación de la libertad no vulnera el derecho de la libre práctica
religiosa dentro de los límites del régimen penitenciario
correspondiente. Por ello, la autoridad penitenciaria debe garantizar:

 La posibilidad de los internos de orar, leer textos religiosos y


practicar los rituales y demás actos propios de su credo, con la
única restricción de que no vulneren la seguridad del
establecimiento penitenciario.
 La posibilidad de que sean asistidos por representantes de su
religión, siempre que cumplan con lo establecido en las normas
específicas.
 La libertad de culto no deberá limitarse a la religión
mayoritariamente profesada en el país. Se garantizará la atención
de las necesidades espirituales y religiosas de los reclusos
procedentes de grupos minoritarios.

Asimismo, la administración penitenciaria garantizará que los


internos que no deseen practicar ni participar en orden religiosa alguna
no sean obligados a hacerlo. Ningún interno debe ser discriminado por
su elección religiosa, ni privilegiado por ello.

64
“El interno tiene derecho a practicar libremente la religión que profesa,
así como a no participar en ella 44”.

4. INFRAESTRUCTURA Y SERVICIOS BÁSICOS

A pesar de las limitaciones económicas y administrativas que presenta


esta área, sus profesionales han realizado durante el periodo en análisis una
labor importante pero que lamentablemente por las dificultades propias de
las cárceles, no se puede apreciar en su real magnitud.

El trabajo en esta área se ha centrado en mejorar los servicios de agua


y desagüe de algunos establecimientos penitenciarios. Abordando
directamente la situación de infraestructura, en base a la información
proporcionada por esta dirección, más de la mitad de los establecimientos
penitenciarios se encuentran en mal estado .45

La mitad de las cárceles del país tiene una antigüedad de más de 25


años (41 recintos). Los más antiguos son el Establecimiento Penitenciario de
Procesados de Cerro de Pasco (99 años de antigüedad), seguido del
Establecimiento Penitenciario de Procesados de Santo Tomás - Chumbivilca
(73 años de antigüedad) y el Establecimiento Penitenciario de Procesados
de Tarma con 70 años de antigüedad.

Para complementar esta información, se recogieron diversos


testimonios de internos sobre esta área, refiriendo lo siguiente: 46

“No existen celdas propiamente dichas, sino pabellones de diversos


tamaños para alojamiento de grandes grupos. Las construcciones no

44
Artículo 147º del Reglamento del Código de Ejecución Penal

45
La realidad del Sistema Penitenciario en el Perú – Diagnóstico, limitaciones y retos. Enero – 2006 –
Comisión Episcopal de Acción Social y Defensoría del Pueblo.

46
Idem

65
presentan criterios de clasificación (si bien existe una distribución por
pabellones, no se maneja un criterio lógico de clasificación).

Con pésimas instalaciones eléctricas y servicios sanitarios en muy mal


estado. Carecen de una adecuada iluminación los corredores. En cuanto a
los baños son antihigiénicos, con cañerías antiguas y corroídas en gran
parte, húmedos y sucios.

Algunas celdas llamados de castigo, donde envían por unos días a los
internos, son celdas que presentan un aspecto vacío, húmedo, sucio y
oscuro. Con mucha frecuencia y particularmente en épocas de lluvia hay
obstrucciones en los desagües lo que genera acumulación de esta agua y
un olor insoportable al ingreso al penal, lo que es causa de algunas
enfermedades.

Por la antigüedad de la construcción hay un desgaste de calaminas y


techo, lo que genera persistentes goteras al interior de los pabellones,
generando un ambiente húmedo con pasadizos mojados lo que es causa de
enfermedades.

La infraestructura del establecimiento penitenciario fue construida


desde la lógica de un penal de alta seguridad, por lo que no constituyen
estructuras adecuadas para ser cárceles, sino que son construcciones
utilizadas como alojamiento de colectivos de personas, en cuyo diseño
presenta graves deficiencias (no considera talleres ni patios de recreación),
las mismas que a la fecha han sido acondicionadas para estos fines.

Un grave problema que padecen las cárceles está relacionado con la


capacidad de albergue. De las 83 cárceles del país, 49 de ellas tienen
sobrepoblación y de éstas últimas 37 se encuentran hacinadas. A excepción
de la Dirección Regional Altiplano - Puno, todas las demás requieren de
mayor capacidad de albergue.47

47
La realidad del Sistema Penitenciario en el Perú – Diagnóstico, limitaciones y retos. Enero – 2006 –
Comisión Episcopal de Acción Social y Defensoría del Pueblo.
66
Los internos del E.P de Pucallpa, cuando se les preguntó sobre el
tema de infraestructura y servicios básicos indicaron lo siguiente:

“No es suficiente, aunque se podría entender el por qué, pues este


penal fue creado para albergar a 450 internos aproximadamente, y en la
actualidad, bordeamos los 1000 internos. De ahí es fácil deducir que la
infraestructura no es la adecuada; hay problemas en todos los pabellones,
sobre todo para la ubicación de los internos y a la vez no violar el derecho
del interno, el de contar con un ambiente apropiado.

Por otro lado, el área de salud, no cuenta con el espacio suficiente para
albergar a los “internos enfermos” en el tópico, convirtiéndose esto en algo
grave, porque al tener internos con TBC, podría haber contagio, otro es el
área destinada para los Jueces y Magistrados, donde la infraestructura no
cumple con los requisitos para llevar a cabo los juicios orales públicos, otra
carencia es el área destinada para los internos castigados, ya que no se
cuenta con un ambiente adecuado que brinde un trato humanitario,
cumpliendo de esta manera con los requisitos exigidos por ley.

El servicio de luz no es un tema que despierte polémica; algo para


resaltar es el tema de la alimentación recibida, ya que es necesario
complementarla, y es por eso que preparamos alimentos en nuestros
pabellones con cocinas eléctricas. Para el INPE, controlar el gasto de
energía eléctrica significa destinar seis cocinas (eléctricas) para cada
pabellón, pero para que un pabellón con 105 internos aproximadamente
pueda preparar sus alimentos entre las 6:00 p.m. y las 9:00 p.m. no es
suficiente la cantidad de cocinas por pabellón.

En lo que concierne al servicio de agua potable, pensamos que está


bien racionado (tres veces por día) y las horas en que se recibe este servicio
son: 6:30 a.m., 1:00 p.m., y 7:00 p.m., lo que pediríamos es que se

67
prolongue un poco más el tiempo en que nos dan el agua, ya que sólo
recibimos un par de minutos, y debido al hacinamiento en la que vivimos es
insuficiente.

Sobre el teléfono, es un dolor de cabeza constante, pues para una


población de casi mil internos sólo se cuenta con un teléfono, y hay que hacer
largas colas que demoran como dos horas a más, para efectuar una llamada;
esto sumado a que nos recortaron el servicio de 12:00 m. a 1:00 p.m., luego
nos quitaron el servicio los días sábados, domingos y feriados; lo que para
muchos, especialmente foráneos, fue una muy mala noticia, ya que es más
fácil ubicar a sus familiares esos días de descanso y no días particulares;
ante esto, se suma la arbitrariedad y abusos que vienen cometiendo malos
empleados del INPE, ya que los días viernes al mediodía retiran el servicio
telefónico, argumentando que el área de trabajo cierra a esa hora.

Todas estas restricciones se cumplen siempre y cuando uno no tenga


un sol en el bolsillo para poder pagar al técnico que está encargado del área
del teléfono; y por el contrario, ven a esta zona, como un lugar donde
comercializar con la necesidad del interno”.

5. LA SEGURIDAD EN LAS CÁRCELES

4.1. Concepto de la Seguridad Penitenciaria:

La seguridad penitenciaria consiste en todas aquellas acciones


preventivas, que se desarrollan con personal capacitado y material
logístico adecuado, con la finalidad de alcanzar las condiciones
óptimas que permitan el desenvolvimiento normal de las actividades
de tratamiento y administración en las sedes administrativas y
establecimientos penitenciarios garantizando la seguridad de las
personas, instalaciones y comunicaciones.

68
4.2. El personal de seguridad penitenciaria
Es el encargado de proporcionar las condiciones óptimas para
desarrollar las acciones de tratamiento penitenciario, aplicando las
medidas que garanticen la seguridad integral de las personas,
instalaciones y comunicaciones de los establecimientos
penitenciarios y dependencias conexas del INPE.

Consideraciones en el contexto de derechos humanos del


personal de seguridad

 El personal de seguridad penitenciaria, como funcionario del


Estado encargado de hacer cumplir la ley, respetará y protegerá la
dignidad humana, mantendrá y defenderá los derechos humanos
de los internos, trabajadores y visitantes en los establecimientos
penitenciarios (48) .

“Las funciones del personal de seguridad no sólo se circunscriben a


la vigilancia, también coadyuva en el tratamiento de los internos.”

 El personal penitenciario de seguridad es responsable de


mantener la disciplina de acuerdo con las funciones y obligaciones
que desempeña. Para ello, no se podrán imponer más
restricciones que las establecidas por normas vigentes. El
desconocimiento de las normas no exime de responsabilidad.

4.3. Situaciones durante el servicio


El personal de seguridad durante las horas del servicio se
encuentra en diferentes contextos o situaciones que van desde las
condiciones normales a las de emergencia, debiendo tener una
aptitud diferenciada en cada una de ellas a fin de dar una respuesta

48
Art.º 2 del Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley.

69
inmediata y oportuna con el objetivo de minimizar los riesgos
producidos y que pudieran suscitarse.

 Situación normal
Es aquella en que las actividades cotidianas de tratamiento,
administración y seguridad se desarrollan de manera habitual. El
personal de seguridad debe encontrarse en un estado de alerta,
lo cual le facilitará identificar cualquier situación o amenaza
potencial (intento de fuga, tráfico de drogas, reyertas, robos en el
penal, etc.).

Con frecuencia los efectivos de seguridad son sorprendidos


por algo que no previeron, no respondieron adecuadamente ni
estaban mentalmente preparados para enfrentar. El estado de
atención no es una garantía de protección, pero dará mejores
condiciones para detectar un peligro y también, dado el caso,
pasar a los estados de reacción.

 Situación de alerta
Se da esta situación cuando existe la alteración del orden
dentro o fuera del establecimiento penitenciario, que puede
afectar la seguridad de las personas, instalaciones y
comunicaciones y el cumplimiento del tratamiento del interno. Una
vez identificado el peligro, deberá ejecutarse un plan táctico en el
que se incluirá la participación de otros efectivos de seguridad
cuando la situación lo requiera, haciendo uso de la fuerza
proporcional y progresivamente si fuese necesario. El estado de
alerta permitirá disminuir los riesgos para el personal, permitiendo
dar las respuestas que la situación exija; sin embargo, este estado
sólo se logrará si se realiza un constante entrenamiento
simulando estas situaciones.

70
 Situación de emergencia

Se refiere a la alteración del orden interno y en el perímetro


externo del establecimiento penitenciario, que afecta la seguridad
de las personas, instalaciones y comunicaciones y el
cumplimiento del tratamiento del interno. Las circunstancias de
emergencia se dividen en dos:

a. Situación de emergencia causada por la naturaleza:


inundaciones, terremotos, maremotos, huaicos, etc.
b. Situación de emergencia ocasionada por el factor humano:
motines, reyertas, toma de rehenes, fugas, incendios, etc.

El Jefe de la División de Seguridad y el personal a su cargo


deben encontrarse presentes y en condiciones de ejecutar las
disposiciones establecidas en el plan respectivo hasta recuperar
el principio de autoridad y restablecer el orden interno del
establecimiento penitenciario, así como garantizar la seguridad
integral. En esta situación el personal de seguridad ejecutará los
procedimientos establecidos en los planes operativos (POV).

4.4. Algunas actividades del personal de seguridad


Para garantizar el orden en los establecimientos penitenciarios, el
personal de seguridad realiza, entre otras, las siguientes actividades:

• Revisión corporal y de los paquetes de las visitas.


• Revisión corporal de los internos.
• Revisión de la correspondencia de los internos.
• Revisión de los ambientes.
• Traslado y conducción de los internos.

Al realizar los procedimientos operativos de seguridad


mencionados, el efectivo encargado debe brindar un trato humano y

71
considerado al interno, pero firme en sus acciones y respetando los
derechos humanos.

4.4.1. Revisión corporal y de los paquetes de las visitas

Los internos tienen derecho a recibir visita personal y a


comunicarse con sus familiares y amigos en forma oral y
escrita, en los ambientes, horarios y bajo las medidas de
seguridad establecidas por el Consejo Técnico Penitenciario,
salvo orden judicial de incomunicación. Nunca debe olvidarse
que las visitas de los familiares más próximos no constituyen
un privilegio para el interno, sino más bien un derecho humano
básico.

a. Revisión corporal

Como medida preventiva, a todos los visitantes se les


revisará el cuerpo y los paquetes que portan antes de su
contacto con los internos: los varones serán controlados por
personal masculino y las mujeres por personal femenino;
todas las revisiones corporales deben ser realizadas en
condiciones de absoluta privacidad y respeto, así como
siguiendo lo establecido en el reglamento de seguridad.

Revisión de paquetes o similares

Los paquetes que lleven los visitantes serán puestos


a la vista del personal responsable para una cuidadosa y
meticulosa revisión, separando lo prohibido.

Cuando existan indicios razonables de que el


visitante está ingresando un objeto o una sustancia
prohibida, el personal informará a su superior inmediato,
quien procederá a diligenciar acciones o investigaciones

72
y, de ser el caso, denunciar el hecho ante las autoridades
competentes.

b. Revisión íntima

Cuando exista un indicio razonable que un visitante


pretenda introducir algún tipo de objeto, bebida, sustancia,
medicina o cualquier otro elemento prohibido, se solicitará el
apoyo del personal médico o paramédico, si lo hubiera, o en su
defecto se dará cuenta inmediatamente al representante del
Ministerio Público y al director del establecimiento penitenciario
para proceder a la revisión corporal en zonas íntimas.

c. Revisión corporal de internos.

La revisión corporal es un procedimiento operativo que


emplea el personal de seguridad durante su servicio con la
finalidad de prevenir, detectar e impedir la posesión o traslado de
artículos o sustancias prohibidas por parte de los internos.

4.4.2. Revisión de correspondencia

Para el ingreso o salida de la correspondencia del


establecimiento penitenciario, el portador o el remitente deberán
exhibir al personal de seguridad el contenido de ella, a fin de que
este último se asegure de que el contenido no es un riesgo para
la seguridad.

4.4.3. Revisión y registro de ambientes

Registro y revisión es la actividad que lleva a cabo el


personal de seguridad en los establecimientos penitenciarios
con la finalidad de neutralizar y prever situaciones de riesgo
para la seguridad integral de los establecimientos

73
penitenciarios y de las personas (por ejemplo, existencia de
túneles, forados, sustancias tóxicas, armas, celulares, etc.).

Se clasifican en registro ordinario o de rutina y registro


extraordinario.

El personal participante en el operativo de registro y


revisión será rigurosamente controlado antes y después del
ingreso en los pabellones. El personal femenino será revisado
por personal de su propio sexo y deberá sujetarse a las
disposiciones vigentes.

Para la ejecución del operativo, el personal de seguridad


será seleccionado por el responsable de llevarla a cabo
tomando en cuenta su carácter, energía, rectitud y disciplina en
proporción a la peligrosidad y número de internos que alberga
el establecimiento penitenciario por intervenir.

En todos los procedimientos de revisión de los


ambientes se permitirá, según el caso, la presencia del interno
o su representante.

Cuando el personal participante en los operativos de


registro y revisión detecte artículos prohibidos procederá a
decomisarlos y levantará el acta correspondiente con las
autoridades participantes. Debe entregar el documento al
director del establecimiento penitenciario para que se tomen
las acciones pertinentes de acuerdo a ley e informar
inmediatamente al director regional.

4.4.4. Operativos de conducción y traslado de internos

La conducción de internos. Tiene como finalidad


custodiar y movilizar a los internos a las diligencias judiciales

74
y/o hospitalarias, así como cuando tengan otras salidas y
actividades fuera del penal autorizadas por los responsables,
las cuales son temporales y con obligación de retorno.

El traslado. Tiene como finalidad custodiar y desplazar


a los internos de un establecimiento penitenciario a otro. Estos
penales pueden estar ubicados en la misma región o en
diferentes regiones.

“…El traslado se efectuará respetando la dignidad e integridad


física y mental de los internos, así como garantizando su
seguridad”. Reglamento del Código de Ejecución Penal, Art.
152º.

4.5. Control de la Seguridad Interna

4.5.1. Artículos autorizados

c. Vestimenta del visitante

 Sandalias y zapatos sin tacos ni pasadores


 Medias cortas (mujeres sin panty medias).
 Chompa o casaca simple.
 Mujeres, polo o blusa y falda normal (de 3 a 5 dedos
debajo de las rodillas), y prendas interiores normales
(conjunto de dos piezas), exceptuando el color rojo.
 Varones, camisa y pantalón, sin correa
 Varones, buzo, short, zapatillas (exceptuando el color
rojo).

d. Artículos (Utiles de Higiene y Limpieza)


 Jabón de Tocador
 Cepillo y pasta dental
 Toalla de felpa o tela (menos rojo)

75
 Detergente
 Peine de plástico
 Papel Higiénico
 Máquina de afeitar de plástico descartable
 Toallas higiénicas

e. Frutas
 Plátanos, hasta cinco (05) unidades
 Manzana, Peras, Naranjas, Melocotón, hasta cuatro
(04) unidades
 Pepinillo, hasta tres (03) unidades
 Limón, hasta medio kilo

f. Otros
 Comida cocida-dieta, y en recipientes de plástico
 Cuchara, cuchillo y tenedor de plástico descartable
 Cigarrillos con filtro y por unidades
 Gaseosa en bolsas plásticas
 Medicina por prescripción médica
 Moneda nacional hasta un 50% del Sueldo Mínimo
Vital
 La correspondencia por la División de Seguridad

4.5.2. Artículos Prohibidos

a. Prendas de Vestir

 No llevar puestos zapatos de taco alto (más de 2.cm).


 Mujeres con minifalda, faldones o pantalón ó
vestimenta sobrepuesta
 Carteras, canastones, maletas.
 Pañoletas, bufandas o chalinas
 Uniformes o prendas similares y distintivos, parecidas
a los de uso de las FFAA., PNP., INPE (verdemilitar,
caqui, azul, plomo o verde cemento)

76
 Prendas de cabeza
 No llevar disfraces y pelucas
 Telas y mantos de color Rojo
 Así como prendas u objetos contrarios al régimen de
vida del interno y/o atentatorio a la seguridad del
Establecimiento Penitenciario

b. Bebidas Alcohólicas
 Cerveza de todo tipo (Botellas y Latas)
 Alcohol de todo tipo
 Champagne, Wisky, Ron, Anizado, Cogñac, Pisco,
Vodka
 Vinagre.
 Otras bebidas alcohólicas preparadas y/o derivadas

c. Armas, Municiones y Explosivos


 Armas de fuego, y otros,o fragmentos de ellos
 Municiones.
 Explosivos en general (pólvora, anfo, combustible,
TNT, fulminantes, mechalenta y eléctrica, pentrita, y
otros).
 Armas punzo cortantes y punzo penetrantes

d. Sustancias Tóxicas, Alucinógenas y Psicotrópicas

 Pasta Básica de Cocaína


 Clorhidratode cocaína
 Marihuana
 Opio
 LDS
 Látex, Flor y Hojas de Floripondio
 Heroína
 Morfina
 Extasis
 Otros

77
e. Otros Objetos y Artículos

 Cámaras fotográficas, rollos de películas.


 Teléfono celular y Beeper
 Binoculares
 Máquinas de afeitar eléctricas y metálicas, ni hojas de
afeitar
 Productos enlatados, objetos de vidrio y metálicos
 Cocina, ollas y utensilios metálicos.
 Medicamentos fármaco dependientes.
 Monedas y billetes falsificados
 Cigarrillos que no excedan en tres (03) docenas
 Cigarrillos sin filtro.
 Documentos falsos
 Portar documentación de terceros
 Ingreso subrepticio de artículos controlados
 Tratar de ingresar al interior del Penal literatura,
propaganda, fotos, mensajes, cassettes, y/o objetos
subversivos.
 Levaduras.
 Alhajas, espejos, cosméticos, gafas para el sol
 Sogas y/o soguillas.
 Llaves de todo tipo.
 Literatura, propaganda, fotos, mensajes, cassetts, y
objetos de apología subversiva
 Objetos, productos, material gráfico o impreso u otros
que atenten contra la moral, las buenas costumbres, la
seguridad del penal o afecte el normal desarrollo de
las actividades del Penal.

78
4.5.3. Artículos Controlados

Artículos que ingresan por orden expresa del Director,


manteniéndose un registro y Control especial.

a. Sustancias Tóxico Venenosas

 Insecticidas.
 Fungicidas.
 Raticidas
 Veneno de animales (ratificado).
 Ácido muriático
 Kresso
 Lejía

b. Combustible

 Kerosene.
 Petróleo
 Alcohol Industrial.
 Thineer

c. Sustancias Químicas Inflamables

 Lacas.
 Pinturas sintéticas en lata y spray.
 Barníz en general
 Terokal.

d. Herramientas

 Herramientas de trabajo artesanal o agrícola


 De utilidad para el mantenimiento y funcionamiento del
Penal, bajo control y responsabilidad de la
Administración del Penal.

e. Artículos Eléctricos y Electrónicos.


79
 Radios portátiles pequeños a pilas, televisores para uso
colectivo de determinadas áreas (pasadizo de
pabellón), y equipo VHS con fines educativos.

4.5.4. Cartilla del Visitante

 Cumpla los horarios de visita, respete a las personas y el


orden de llegada para el ingreso al Penal
 Recuerde que sin documentos personales y Carné de Visita
no puede ingresar. No se olvide de traerlos.
 Debe someterse a los registros rutinarios de personas y
paquetes, solicita al ingresar al Penal su ficha de
identificación la cual debe cuidar y conservarla.
 No traer productos prohibidos ó artículos susceptibles de
ser procesados y cuyo acabado constituye una falta
 No ofrezca dinero por ningún concepto y denuncia a quien
se lo solicite
 No reciba ENCARGOS, podría tratarse de artículos
prohibidos y se involucraría EN UN DELITO
 Si no va a ingresar al Penal no entregue encargos ni a
civiles ni a policías; podrían no llegar a su destino
 No hagas caso a rumores en la cola, ello genera
discusiones y alteraciones que perjudican el orden
 Si no sabe dónde se encuentra su familiar (interno), acuda
al Jefe de Servicios (INPE ó PNP), él le informará donde se
encuentra
 En cada Pabellón o Sección hay un personal de seguridad
(INPE o PNP), que vela por la seguridad, al servicio de la
comunidad. Es la autoridad inmediata, respétalo y si tiene
algún problema acude a él
 No salga después de las horas establecidas, salir a último
momento crea congestión en la puerta, pone en peligro su
seguridad, y perjudica al
80
 interno con la suspensión de la visita
 Usted es un ciudadano con derechos y obligaciones.
Cumpla con las normas de seguridad y denuncia sin temor
si es faltado o maltratado, identifica al infractor
 Recuerde que en las visitas de menores de edad debes
traer su partida de nacimiento para que puedan ingresar,
para ello debe identificarse y demostrar que es el padre ó
madre biológico o tutor.

81
CAPITULO II

BENEFICIOS PENITENCIARIOS EN EL PERU

1. BENEFICIOS PENITENCIARIOS

Puede definirse los beneficios penitenciarios como el conjunto de


mecanismos jurídicos que permiten el acortamiento de la condena o, al menos,
el acortamiento de su reclusión efectiva.

«Es el sistema de recompensas reglamentariamente determinados para


estimular los actos que pongan de relieve buena conducta, espíritu de trabajo y
sentido de responsabilidad en el comportamiento personal y en las actividades
organizadas del establecimiento”49.

“Son incentivos que el Estado concede a efectos de dar bienestar al


interno para lograr su readaptación social, mediante la acción de diversas
acciones de terapia, educación y disciplina, basados en el autocontrol que lo
obligara a su reingreso de no conducirse, respetando las normas de convivencia
social”50.

El reglamento del Código de Ejecución Penal señala que los beneficios


penitenciarios “Son estímulos que se otorgan a los internos como parte del
tratamiento progresivo aplicado por nuestra legislación y responde a las
exigencias de individualización de la pena, considerando la concurrencia de
factores positivos en la evolución coadyuvantes a su reeducación y reinserción
social. Los internos procesados o sentenciados, podrán acceder, según el caso,
a los beneficios penitenciarios siempre que reúnan los requisitos
correspondientes.

49
SOLIS ESPINOZA, Alejandro; “Ciencia Penitenciaria y Derecho de Ejecución Penal”, Editora FECAT, 5ta
edición, Lima 1999, Pág. 292.
50
SMALL ARANA, German; “Los Beneficios Penitenciarios en el Perú”, Ediciones BLG. Perú, 2001, Pág.
279.
82
La ejecución de las penas privativas de libertad corresponde al Instituto
Nacional Penitenciario, quien a través de un adecuado tratamiento penitenciario,
tratará de alcanzar la rehabilitación del interno. Es el en el transcurso de la
ejecución de la pena que el interno goza del derecho a peticionar ciertos
beneficios. Estos beneficios son una suerte de premio o gracia otorgada al
interno, los mismo que acortan de cierta manera el cumplimento de la pena
impuesta al presentarse en el tratamiento del interno ciertas características que
denotan su rehabilitación; decisión que se adopta por la autoridad judicial, ante
la existencia de ciertos requisitos exigidos por ley, y previo análisis de la
situación de cada interno.

2. FUNDAMENTOS JURÍDICOS

La fundamentación jurídica de los beneficios penitenciarios se halla en los


principios de reeducación y reinserción social que inspiran la aplicación de la
pena, en virtud del mandato constitucional del art. 139º, inc. 22. Dado que se ha
comprobado que la existencia de una serie de beneficios que estimulen al
penado para mejorar su condición dentro del ámbito penitenciario, es uno de los
elementos indispensables para la consecución de la pretendida reintegración
del recluso en la vida libre. Se entiende, por lo tanto, que los beneficios
penitenciarios constituyen un elemento regimental importantísimo para la buena
marcha del establecimiento penitenciario, en la medida que el estímulo es
fundamental para lograr la convivencia ordenada en cuyo marco se
desenvuelven todas las actividades penitenciarias.

Los beneficios penitenciarios han sido elemento de vital importancia para


el recluso, dado que implican un acortamiento de la condena. Ello induce al
interno a cumplir los requisitos que facilitan la consecución de dicho objetivo,
para alcanzar así la libertad en un periodo más corto de tiempo. Los beneficios
penitenciarios responden a las exigencias de la individualización de la condena
en atención a la concurrencia de factores positivos en la evolución del interno
encaminados a conseguir su reeducación y reinserción social.

83
El otorgamiento de los beneficios penitenciarios requiere, en todo caso, la
ponderación racionada de los factores que la motivan, así como la acreditación
de la concurrencia de buena conducta, el trabajo, la participación del interesado
en las actividades de reeducación y reinserción social y la evolución positiva en
el proceso de reinserción.

3. CLASES DE BENEFICIOS PENITENCIARIOS:

Según nuestro Código de Ejecución Penal vigente, que sigue la misma


clasificación del Código de Ejecución Penal de 1985, con algunos cambios, los
Beneficios Penitenciarios son los siguientes: a) Permiso de salida; b) Redención
de la pena por el trabajo y la educación; c) Semi Libertad; d) Liberación
Condicional; e) Visita íntima; y f) Otros (estímulos y recompensas)

3.1. PERMISO DE SALIDA

La regulación del permiso de salida no es muy antigua. Podemos


encontrar entre sus antecedentes al Decreto Ley Nº 175881 de 1969
contemplado en su artículo 22º, posteriormente el Decreto Legislativo Nº
330 de 1985 en su artículo 51º otorgaba el permiso de salida para los
internos por un término de hasta 48 horas; en la actualidad nuestro Código
de Ejecución Penal, Decreto Legislativo Nº 654, que en su artículo 43º
otorga el permiso de salida por un plazo de 72 horas.

Es una institución del Derecho de Ejecución Penal, por el cual se


autoriza al interno a salir del centro de reclusión por un breve período de
horas o días.

El proceso de reinserción del interno a la sociedad encuentra un


apoyo importante en este beneficio. El tratamiento penitenciario, se
encuentra complementado con la interacción efectuada por el interno con
su familia o con la sociedad a través de las salidas transitorias del
establecimiento penitenciario motivadas por el deseo de trabajar como

84
una persona en libertad, o por nacimiento de un hijo, enfermedad, entre
otros.

Esta interacción ayuda al interno a no sentirse prisionero y lejano de


la sociedad, de tal forma que al momento de egresar del establecimiento
penitenciario los lazos con la sociedad no se vean afectados y que su
comportamiento en su nueva vida de libertad no se vean perturbados por
el hecho de verse privado de su libertad o el recuerdo de su reclusión
penitenciaria.

La concesión del permiso de salida no es una decisión tomada a la


deriva por la autoridad penitenciaria, es necesario que concurran en ella
ciertos requisitos y causales de procedencia; debido a que, lo que se
busca no es poner en riesgo a la sociedad con la presencia de un recluso
peligroso y lejano de ser rehabilitado, sino, que esta medida contribuya a
su tratamiento y le dé cierto avance en su rehabilitación.

3.1.1. Modalidades.- En la doctrina penitenciaria se distinguen dos


modalidades:
a) Salidas Transitorias o Permisos de Salida Ordinarios; por los
que se autoriza a los internos a salir del centro de reclusión, cada
cierto tiempo y por un número de horas determinado, para visitar
a sus familiares, generalmente en determinada fase del régimen
progresivo, siempre que no constituya un riesgo para la sociedad
y sea provechoso para su rehabilitación. Puede ser salidas cada
fin de semana que se conceden en la última etapa o el tercer grado
del régimen abierto.

b) Permisos de Salidas Extraordinarios; permiten la salida del


interno por causas humanitarias y en forma excepcional, en
cualquier etapa de la ejecución de la pena, de acuerdo al criterio
del Director del establecimiento.

85
En nuestra legislación, en la mayoría de los casos se trata de
permisos de salida extraordinarios para salir del centro
penitenciario hasta por un lapso de 72 horas.

3.1.2. Casos en que se concede permisos de salida en el CEP.


Peruano.- Estos permisos se conceden al interno procesado o
sentenciado, por el Director del establecimiento penitenciario, en los
siguientes casos:

 Enfermedad grave, debidamente comprobado con certificado


médico oficial, o muerte del cónyuge o concubino, padres, hijos o
hermanos internos.

 Evidentemente que los fundamentos de este permiso para salir


del establecimiento penitenciario son de carácter humanitario, y
debe ser autorizado por un plazo perentorio, siempre que se
cumpla los requisitos exigidos. Además hay que anotar que se
trata de un permiso especial o extraordinario, que no está
basado en hechos o necesidades frecuentes, permiso al que
probablemente muchos no se podrían acoger al no darse las
condiciones que la justifiquen.

 De las condiciones, la relativa a la enfermedad grave puede ser


materia de duda, ya que en este caso interpretamos que el
propósito del texto legal es facultad tal permiso cuando se halle
en riesgo la vida del familiar, aun cuando este estado sea
consecuencia por ejemplo de un accidente laboral, automotriz o
de cualquier índole. Mientras que puede darse el caso de
enfermedad grave como un cáncer, un TBC, entre otras, pero
que dada la evolución del mal en dicho momento no está en
peligro inmediato la vida del paciente, porque el mal está
controlado.

86
 Nacimiento de hijos del interno; la razón para concederse este
permiso es también comprensible, sin embargo existe algunas
situaciones de conflicto. En una interpretación extensiva se
entiende que se trata de hijos producto de un matrimonio o de un
“unión de hecho”, o de alguna otra forma de relación no estable que
da lugar al nacimiento de un vástago, y que por tanto el interno
padre se acoge a este permiso. Nosotros consideramos que las dos
primeras situaciones de paternidad avalan claramente la
posibilidad de este permiso, y que en el tercer se tendría que
acreditar fehacientemente en cada situación, para evitar
simulaciones.
 Para realizar gestiones personales de carácter extraordinario que
demanden la presencia del interno en el lugar de la gestión. Esta
es una condición probablemente sujeta a interpretaciones más
diversas y factible de ser aplicada irregularmente, como ha ocurrido
en diversos casos, dada la no precisión de que es gestión
personalísima de carácter extraordinario.

 Para realizar gestiones con el propósito de la obtención de trabajo


y alojamiento ante la proximidad de su liberación. Debemos
precisar en ese caso el tiempo que supone “la proximidad de su
liberación” que podría ser entre uno o dos meses antes y no
periodos más lejanos por razones compresibles.

Este es el único caso en que prácticamente casi todos los


reclusos podrían solicitar estos permisos de salida, excepto los
condenados a cadena perpetua. Sin embargo en la práctica es
relativamente poco requerido, probablemente debido a que un
número importante de internos sale del establecimiento carcelario,
meses o años antes de cumplir su condena, mediante los beneficios
penitenciarios de semilibertad o liberación condicional, lo que da lugar
a que muchos internos no recurran a este permiso.

87
Los tres primeros casos son realmente extraordinarios o
excepcionales, y sobre todo los dos primeros son aleatorios. El cuarto
no es un permiso extraordinario sino que puede ser considerado
ordinario. Sin embargo, tales permisos regulados por el CEP., son
para casos excepcionales y debería ampliarse o incluirse el permiso
de salida ordinario o salida transitoria, de tal forma que sea factible su
accesibilidad para un mayor número de internos y en forma más
periódica.

3.1.3. Autoridad que la otorga.- La autoridad encargada de otorgar estos


permisos de salida es el Directo del establecimiento penitenciario,
pero dando cuanta al Ministerio Público y en su caso al Juez que
conoce del proceso. El CEP. De 1985 estableció dicha potestad al
Juez de Ejecución Penal, pero la vigente ley al eliminar dicho
magistrado y probablemente con la esperanza de alcanzar mayor
celeridad en el trámite de este beneficio, que por razones obvias
requería una resolución rápida, encargó al Director del
establecimiento carcelario, que se halla en contacto más cercano y
permanente con el interno, la decisión de resolver este pedido.

El Director puede conceder el permiso solicitado o bien


denegarlo. En el primer caso debe señalar ciertas reglas o
recomendaciones, y sobre todo adoptar las medidas necesarias de
custodia durante la salida del interno, bajo responsabilidad.

Generalmente el interno sale bajo vigilancia de dos miembros del


INPE o policías. Además es importante que se le otorgue una
constancia que justifique, ante cualquier autoridad que los requiera,
su permanencia fuera del establecimiento.

88
En caso que se le deniegue el permiso de salida, el interno
puede plantear un Recurso de reconsideración ante el mismo Director
quien debe resolver en un término perentorio.

3.2. REDENCIÓN DE LA PENA POR EL TRABAJO Y LA EDUCACIÓN.

Este beneficio que permite redimir o perdonar la pena por los días de
trabajo o estudios realizados por el interno, tienen una larga experiencia
en diversos países, entre ellos España. En nuestro medio fue instituido en
1969 por el Decreto Ley Nº 17581, en su versión de “redención de penas
por el trabajo” habiéndose incluido posteriormente “la redención de penas
por el estudio” mediante el Decreto Ley Nº 23164 en julio de 1980, luego
reglamentados por el Decreto Supremo 025-81-JUS de setiembre de
1981. Más tarde fueron recogidos en el CEP. de 1985 dentro el rubro de
beneficios penitenciarios y mantenidos en el Código vigente con algunas
variantes.
Los beneficios de redención de la pena por el trabajo y la educación, son
acumulables si se realizan simultáneamente.

“Es la libertad definitiva del interno por haber cumplido la pena


impuesta en la sentencia, a la que se ha computado los días redimidos
por el trabajo o educación realizada en el establecimiento
penitenciario.51”

El otorgamiento del beneficio de la redención de la pena por el trabajo


y la educación, permite obtener la libertad bajo vigilancia en audiencia
extraordinaria, cuando el tiempo de detención sumada a la redención de
la pena por el trabajo o la educación es igual a la pena solicitada en la
acusación fiscal; evitando de esta forma la permanencia indebida de los
internos en el penal. Asimismo permite obtener la semi- libertad con
anticipación del cumplimiento de la tercera parte o dos

51
DE LA MORENA, V. “Problemática de la Redención de la Pena por el trabajo”. Revista de la Escuela de
Estudios Penitenciarios. Pág. 31

89
terceras partes de la condena según el tipo penal señalado por ley,
sumado al tiempo de reclusión el computo laboral o educativo; de igual
forma permite alcanzar la libertad condicional ante el cumplimiento de la
mitad o las tres cuartas partes de la pena impuesta, con la
correspondiente disminución del computo laboral o educativo; finalmente
permite alcanzar la liberación definitiva con anticipación a la fecha fijada
en la sentencia siempre que no haya sido beneficiado con anterioridad
con un beneficio penitenciario.

3.2.1. Modalidades.- La redención de la pena permite que mediante el


trabajo realizado o la educación recibida, el interno puede redimir
o reducir su pena. Nuestro Código de Ejecución Penal vigente ha
estipulado dos modalidades de redención, que podemos llamarlos
ordinarios en un caso y extraordinarios en el otro.

Redención de penas ordinaria o 2x1; Mediante dos días de


trabajo realizado o la educación recibida, el interno puede redime
o reduce un día de pena. Asimismo, si recibe educación en sus
diversas modalidades, bajo la dirección del Órgano Técnico del
establecimiento penitenciario, redime un día de pena por dos días
de estudio, si aprueba la evaluación periódica de tales estudios.

Redención de penas extraordinaria o 5 x 1; En los casos de los


artículos 129, 200 segunda parte, 325 a 332 y 346 del Código
Penal, el interno puede redimir su pena mediante el trabajo o la
educación a razón de un día de pena por cinco días de labor o de
estudio respectivamente.

3.2.2. Aplicación y Prohibiciones.- La redención de la pena se aplicará


para los siguientes casos:
 Para el cumplimiento de la pena
 Para la libertad bajo vigilancia de acuerdo al código de
procedimientos penales

90
 Para el cómputo de pena cumplida Semilibertad.
 Para el cómputo de pena cumplida en la liberación
condicional

También hay que considerar que de acuerdo a la segunda


parte del numeral 47 del CEP., estos beneficios están prohibidos
para los agentes de los delitos tipificados en los artículos 296, 297,
301, 302 y 319 a 323 del Código Penal. Asimismo en los casos de
algunos otros delitos estipulados por ley posterior.

3.3. LA SEMI LIBERTAD

Mediante este beneficio se permite al interno egresar (durante el día)


del centro penitenciario, para efecto de trabajar o educación, obligándose
luego al término de la jornada respectiva a refugiarse en su domicilio,
sujeto a control e inspección de la autoridad penitenciaria, del
representante del Ministerio Público y del Juez Penal respectivo. Para ello
debe haber cumplido previamente un tercio de su condena o tres cuartas
partes de la misma, además de otras condiciones.

La Semi-libertad es un mecanismo de pre libertad concedido por el


órgano jurisdiccional competente, observando la buena conducta del
interno, el tiempo de permanencia de interno en el establecimiento
penitenciario, y teniendo en cuenta la evolución del tratamiento
penitenciario, su avance positivo en su rehabilitación.

Este beneficio consiste en que se otorgue anticipadamente la libertad


al interno, cuando se considera que está próximo a su rehabilitación,
poniéndolo a prueba a efectos de saber si el tratamiento permitirá su
rehabilitación total.

En su versión ortodoxa, la Semi-Libertad permite la salida del interno,


generalmente en el día, para que trabaje o estudie, retornando

91
en la noche al establecimiento penitenciario o a una casa de semi libertad,
tal como se aplico en nuestro medio hasta antes de 1991.

Esta modalidad es similar al régimen de Reclusión Nocturna, el mismo


que se diferencia del presente beneficio penitenciario, porque se estipula
para casos de condenados a penas muy cortas y desde el inicio de la
condena.
El concepto de semi libertad se pone de manifiesto en nuestro
ordenamiento mediante la Ley Nº 10129 de 1945 que adoptaba la libertad
progresiva. En 1969 con el Decreto Ley Nº 17581 denominado “Unidad de
Normas para la Ejecución de Sentencias Condenatorias”, que fortalece el
sistema progresivo adoptado donde incluido el beneficio de semilibertad.

Esta norma otorgaba el beneficio de semi libertad según la modalidad


de la pena impuesta al sentenciado, por ejemplo: podría acceder a este
beneficio cuando la pena sea de internamiento, al cumplir quince años.
Otras exigencias de esta norma al igual que en la actualidad era que el
condenado no debía tener proceso pendiente con mandato de detención,
habiéndose observado durante su permanencia en el Penal, buena
conducta y contar con contrato de trabajo, esta última exigencia era
porque, el beneficio de semilibertad se otorgaba cuando el interno
conseguía trabajo; debiendo, luego de terminar su jornada laboral
regresar al establecimiento penitenciario para pernoctar en él.

El Código de Ejecución Penal de 1985 promulgado mediante Decreto


Legislativo Nº 330, incluyo la figura del Juez de Ejecución Penal, el cual
resolvía la concesión de beneficio de semilibertad previo dictamen del
Ministerio Público (Fiscal provincial); dicho juez tenia su despacho en el
propio establecimiento penitenciario.

Con la dación del Código de Ejecución Penal de 1991, la figura este


magistrado dejó de existir; permitiendo que el retraso en los

92
procedimientos para la concesión de los beneficios penitenciarios sea
aún mayor.

Así también hubo un cambio sustancial entre el código de 1985 y el


vigente de 1991, al reemplazarse la obligación de volver en la noche al
centro carcelario, por la “obligación de pernoctar en sus domicilio
quitándole el rastro de “semilibertad” y convirtiéndole en una especie de
“Liberación condicional”, bajo la condición de trabajar o estudiar en el día.

3.3.1. Modalidades.- En nuestra legislación vigente podemos


diferenciar dos modalidades o tipos de este beneficio:

 Una semi-libertad ordinaria que exige un tercio de la pena


cumplida, a la que pueden acogerse todos aquellos condenados
que no tienen restricciones para solicitarlo.

De este modo, si alguien es condenando a 18 años de pena


privativa de libertad, a los 6 años de pena cumplida un tercio
(1/3) puede tramitar este beneficio. Pero si este interno laboró
los primeros 4 años de su encarcelamiento habrá logrado
redimir 2 años de pena que adicionado a sus 4 años de pena
efectiva, se le computará como 6 años de carcelería, pudiendo
entonces a los 4 años efectivos de pena privativa de libertad
acogerse a este beneficio.

 Una semi-libertad extraordinaria o especial que exige dos


tercios (2/3) de pena cumplida, así como el pago previo de la
reparación civil y de la multa respectiva en su caso, o señalar
fianza si es insolvente. En este caso, un condenado a 18 años
de privación de libertad, podrá solicitar este beneficio a los 12
años de pena cumplida (2/3). En el supuesto que también se
acoja a la redención de penas tendrá que ser en la modalidad
del 5x1, y si ha trabajado desde el primer día de carcelería, a

93
los 10 años de pena efectiva habrá logrado redimir 2 años, que
adicionados a los años efectivos se le contará como 12 para
acogerse a la semi-libertad, de tal modo que con sólo 10 años
de pena privativa de libertad efectiva se le puede otorgar este
beneficio.

3.3.2. Requisitos para su concesión.- El Código de Ejecución Penal


señala los siguientes requisitos documentales para solicitar este
beneficio:
 Copia certificada de la sentencia (para acreditar un tercio o
dos tercios de pena cumplida en cada caso)
 Certificado de conducta
 Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de
detención
 Certificado de cómputo labor o estudio, si lo hubiere
 Informe sobre el grado de readaptación del interno, de
acuerdo a la evaluación del Consejo Técnico Penitenciario.
 Certificado policial que acredite el domicilio o lugar de
alojamiento.

La exigencia de acreditar el contrario el contrato de trabajo o la


matrícula en una institución educativa, que configuraba en el texto
original del CEP., fue eliminada por la Ley Nº 26861 (06-10- 1997),
para evitar el problema que tenían los internos para obtener tales
documentos. Sin embargo, ello no es óbice para que se exija como
requisito una Declaración Jurada del trabajo o entidad laboral o
centro educativo donde estudiará, en base a que el artículo 48º
que permite la Semi-Libertad es sólo “para efectos de trabajo o
educación”

3.3.3. Trámite Administrativo-Judicial.- De acuerdo a la norma vigente;


el trámite se inicia en el centro penitenciario y luego se envía al
Juez Penal.

94
A. Fase Administrativa; Dentro del centro carcelario.
 Esta fase se inicia de oficio a cargo del consejo Técnico
Penitenciario, o bien ha pedido del interno interesado.
 La organización del expediente de semi-libertad debe
contener todos los requisitos enumerados en el rubro
anterior.
 El plazo para organizar el expediente es de hasta diez días.

B. Fase Judicial; El encargado de conceder este beneficio es el


Juez que conoció el proceso.
 El Juez Penal recibe el expediente de semilibertad, debe
correr traslado al Fiscal Provincial respectivo para que emita
dictamen.
 El Fiscal Provincial debe emitir dictamen respectivo, dentro
del tercer día de recibido el expediente.
 El Juez una vez decepcionado el expediente con el
dictamen fiscal, debe resolver la solicitud de semilibertad
dentro del tercer día.
 Contra esta resolución procede recurso de apelación.

En el caso que el Juez conceda el beneficio de la semi-


libertad debe señalar las reglas de conducta establecidas por
el artículo 58º del Código Penal, “en cuanto sea aplicable”. De
tales reglas creemos que son imprescindibles:
 Prohibición de ausentarse del lugar donde reside sin
autorización del juez
 Comparecer personal y obligatoriamente al juzgado, para
informar y justificar sus actividades

3.3.4. Revocatoria del beneficio y prohibiciones.- La semi-libertad se


puede revocar por el juez competente, obligándose al condenado a
cumplir el resto de la pena pendiente, en los casos siguientes:

95
 La comisión de un nuevo delito doloso, o
 El incumplimiento de las reglas de conducta establecidas

 Asimismo se prohíbe la concesión de este beneficio para


determinados condenados, estipulados mediante leyes
especiales.

3.4. LIBERACIÓN CONDICIONAL.

Es un beneficio penitenciario concedido a un recluso que ha cumplido


una parte de su condena en prisión. El penado que se encuentre ya en el
último periodo de la condena y que habiendo observado buena conducta
ofrezca además garantías de llevar una vida honrada es el que con más
frecuencia se beneficia de este precepto. El tiempo de libertad condicional
dura lo que a dicho preso le reste por cumplir de condena. Está
reglamentado que si durante ese plazo vuelve a delinquir, regresará a
prisión hasta finalizar dicha condena.

Este beneficio penitenciario se encuentra extendido en los sistemas


penales que contemplan la pena como algo más que un castigo, como un
mecanismo de reeducación y reinserción social del delincuente.

Consiste en la liberación anticipada del condenado que ha cumplido


la mitad de la pena privativa de libertad o tres cuartas partes (3/4) de la
misma en casos especiales, de tal modo que el saldo de la pena la cumpla
en libertad bajo ciertas reglas de conducta. Es una experiencia con
diversas particularidades en el derecho comparado.

Mediante este beneficio, “el liberado sigue siendo técnicamente un


penado, aunque su vida trascurre en libertad efectiva sólo recortada en
algunos sistemas por la vigilancia y sujeción de determinadas
restricciones y, en todo caso, sujeta a la condición de buen
comportamiento. De ahí, precisamente, la terminología de “condicional”

96
con que se recoge en los sistemas latinos, o “bajo palabra” (on parole)
en los sistemas anglosajones”.

Mediante este beneficio penitenciario el interno sentenciado puede


obtener su excarcelación cuando ha cumplido la mitad o las tres cuartas
partes de la pena impuesta según corresponda.

La libertad condicional “…no es una libertad definitiva, sino una pre-


libertad otorgada al penado durante el cumplimiento de la condena, pues,
el liberado condicional sigue siendo un condenado hasta el cumplimiento
total de la pena”.

Esta institución penitenciaria se acogió en nuestro medio por el


Código Penal de 1924, cuarenta y cinco años mas tarde, el Decreto Ley
17581 de abril de 1969, primera ley de Ejecución Penal autónoma del
Perú, la incorporó dentro de su texto sin modificar la norma penal que
exigía el cumplimiento de “dos tercios (2/3) del tiempo de su condena y en
todo caso no menos de un año de penitenciaria o relegación ni ocho
meses de prisión…”

El Decreto Ley 23164, del 16 de julio de 1980, que modifico al DL.


17581 en lo que respecta a la redención de penas por el trabajo, así como
el Decreto Supremo 025-81-JUS del 29 de setiembre de 1981, dispusieron
que el tiempo redimido por el trabajo o estudio se tomaría en cuenta para
contar el tiempo exigido para solicitar la liberación condicional.

3.4.1. Modalidades.- Según la legislación vigente podemos diferenciar


dos modalidades de liberación condicional:

a) Liberación condicional ordinaria: Se otorga en los casos


admitidos legalmente, cuando se ha cumplido la mitad de la
pena privativa de libertad.

97
En el supuesto de un condenado a 16 años de pena privativa
de libertad sin impedimento para acogerse a esta modalidad,
requerirá haber cumplido la mitad de la pena, esto es 8 años
para obtener este beneficio. Tiempo que puede ser menor si
redime la pena por el trabajo en su modalidad del 2x1, de tal
modo que a los 64 meses de pena efectiva (5 años y 4 meses)
puede redimir 32 meses (2 años y 8 meses), sumando 8 años,
de tal modo que a los 5 años y cuatro meses de pena efectiva
podrá tramitar su liberación condicional.

b) Liberación Condicional extraordinaria; En casos de los


artículos 129, 200 segunda parte, 325 a 332 y 346 del Código
Penal, en los que se exige tres cuartas partes de la pena
cumplida.
Ejemplo, un condenado a 16 años de pena privativa de libertad,
que puede acogerse a la modalidad extraordinaria, solicitará
este beneficio al cumplir tres cuartas (3/4) parte de su pena o
sea a los 12 años. En caso que también redima sus penas
será en la modalidad del 5x1, y si trabaja desde el prime día de
carcelería a los 10 años de pena efectiva podría solicitar su
liberación condicional.

3.4.2. Requisitos para su concesión.- El Código de Ejecución Penal


vigente considera que se deben contar con los siguientes
documentos:
 Testimonio de condena

 Certificado de conducta

 Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de

detención

 Certificado de Cómputo laboral o estudio, si lo hubiera

98
 Informe sobre el grado de readaptación del interno, de acuerdo

a la evaluación del Consejo Técnico Penitenciario.

3.4.3. Trámite Administrativo-Judicial.- Al igual que en la semi-libertad el


trámite se inicia en el establecimiento penitenciario y luego se remite
el expediente al juzgado penal respectivo:

1. Fase Administrativa; En el establecimiento penitenciario.

a. Esta fase se inicia de oficio a cargo del Consejo Técnico


Penitenciario, o bien a pedido del interno interesado
b. El expediente de liberación condicional debe tener todos los
requisitos enumerados en el rubro anterior
c. El plazo para organizar el expediente es hasta de diez días

2. Fase Judicial; El encargado de conceder este beneficio es el


juez que conoció el proceso.

a) El Juez Penal que recibe el expediente de liberación


condicional, debe correr traslado al Fiscal Provincial
respectivo para que emita dictamen
b) El Fiscal Provincial debe emitir dictamen respectivo, dentro del
tercer día de recibido el expediente
c) El Juez una vez decepcionado el expediente con el dictamen
fiscal, debe resolver la solicitud de liberación condicional
dentro del tercer día.
d) Contra esta resolución procede recurso de apelación

En el caso que el juez conceda el beneficio de la liberación


condicional, debe señalar las reglas de conducta establecidas por
el artículo 58º del Código Penal, “en cuando sean aplicable”.

99
3.4.4. Revocatoria y prohibiciones de este beneficio.- La libertad
condiciónala se puede revocar en los siguientes casos:
 Al cometer el liberado nuevo delito doloso, por lo que debe
cumplir el tiempo de la pena pendiente contando desde el
momento en que se le concedió el beneficio.
 Al incumplir las reglas de conducta señaladas al concederle la
liberación condicional. En este caso debe cumplir el tiempo
pendiente de la pena impuesta.

Asimismo se prohíbe la concesión de este beneficio en ciertos


casos de delitos estipulados por leyes diversas.

3.5. LA VISITA ÍNTIMA.

Este beneficio constituye una de las medidas de solución más


importante frente al problema sexual carcelario, la cual implica castidad
forzada de los internos casados o en convivencia. Nuestro CEP., señala
que esta visita intima tiene como objeto principal el mantenimiento de las
relaciones del interno con su cónyuge o concubino, bajo recomendaciones
de higiene y planificación familiar así como de profilaxis médica.

En nuestra legislación las visitas íntimas se encuentran permitidas


para los internos casados o convivientes; pero su implementación en
nuestras cárceles encuentra un problema ante la necesidad de contar con
personal especializado que realice las evaluaciones respectivas antes de
conceder este beneficio. No siendo posible en algunos casos, que su
acceso alcance para la población penal femenina.

La legislación prevé que la vista intima sea controlada por parte del
interno como de la visita relacionada a profilaxis, higiene y control de
natalidad, hecho que traerá la seguridad social, en los diferentes

100
Establecimiento penitenciarios las visitas conyugales ingresan hasta los
ambientes de los internos, los cuales tiene un respeto aceptable en los
horarios y en la privacidad.

3.5.1. Requisitos para su autorización.- El código vigente no es muy


explicito al respecto, solo indica algunas generalidades, dejando al
reglamento la precisión respectiva. Sin embargo consideramos que
su concesión requiere el cumplimiento de ciertas condiciones como
las siguientes:
a) El procedimiento se inicia con la solicitud dirigida al director del
establecimiento penitenciario indicando los datos de identidad
de su pareja;
b) Copia simple de partida del matrimonio civil o religioso o
cualquier otro documento que acredite la relación de
convivencia;
c) Observar buena conducta por parte del interno
d) Informe médico favorable, que certifique que el interno no
adolece de enfermedades de transmisión sexual, para prevenir
riesgos de contagio de alguna enfermedad
e) Certificado medico de fecha reciente expedido por el área de
salud en el que se indique que él o la cónyuge o conviviente no
adolezca de enfermedades de transmisión sexual
f) Recomendaciones de higiene y planificación familiar a la pareja

En la doctrina penitenciaria se recomienda que este beneficio


se cumpla en un ambiente especial que se denomina
VENUSTERIO, bajo supervisión del personal penitenciario
encargado para ello. Sin embargo, en nuestros centros carcelarios
los internos no tienen una actitud favorable frente a dicho ambiente
especial, prefiriendo que las visitas intimas se efectúen en sus
propias celdas.

101
3.5.2. Procedimiento.- Respecto a su procedimiento, éste se inicia con
la solicitud del interno al Director del Establecimiento Penitenciario,
quien lo remitirá al Órgano Técnico de Tratamiento para su
evaluación y verificación en un plazo no mayor de diez días. Con
su opinión, el director resolverá lo solicitado en un plazo no mayo
de tres días hábiles.

Si la solicitud fuera declarada improcedente el interno puede


interponer recurso de apelación, el mismo que será resuelto por el
Consejo Técnico Penitenciario en un plazo no mayor de cinco días
hábiles.

3.5.3. Autoridad que concede este beneficio.- Según nuestro CEP., es


el Director del centro penitenciario, quien debe disponer lo
concerniente para que previamente se efectúen los exámenes
médicos y la orientación en planificación familiar.

3.6. OTROS BENEFICIOS – RECOMPENSAS.


Nuestra legislación penitenciaria estatuye, que cuando la conducta
del interno demuestre solidaridad y responsabilidad, bien es su
desenvolvimiento personal o en la actividad organizada del centro
carcelario, se le estimulará mediante recompensas.

3.6.1. Antecedentes.- Se encontraba regulado en el Código de Ejecución


Penal de 1985, en su artículo 60º que ante la evidencia de actos
que denotan en el interno espíritu de compañerismo, trabajo y
sentido de responsabilidad tanto en el comportamiento personal
como en la actividad organizada del establecimiento, éstos serán
estimulados mediante un sistema de recompensas que se
determinará en el Reglamento. Este reglamento publicado el 16 de
junio de 1985, mediante Decreto Supremo Nº 012-85- JUS
establecía en su Capítulo IV, Sección 6, señalaba taxativamente las
siguientes recompensas:

102
 Mención honorífica, cuyo acto de entrega se efectuaba con la
presencia de las autoridades del establecimiento, siendo de
público conocimiento.
 Autorización para trabajar horas extraordinarias.
 Concesión extraordinaria de comunicaciones y visitas
 Exoneración de servicios no retribuidos
 Empleos en comisiones auxiliares de confianza sin que éstos
impliquen funciones autoritarias por parte del interno.
 Obsequios de bienes que pueden ser utilidad para el interno
 Otros que determine el directos del establecimiento

Estas concesiones serán anotadas en el expediente personal del


interno con expresión de los hechos que la motivaron; y se
otorgaban por el Consejo Técnico de establecimiento
penitenciario.

3.6.2. Recompensas que se pueden otorgar.- El código de Ejecución


Penal del 1991, mantiene el mismo lineamiento del anterior código
en cuanto a recompensas, las cuales son:
 Autorización para trabajar en horas extraordinarias
 Desempeñar labores auxiliares de la administración
penitenciaria, que no impliquen funciones de autoridad. La que
debe realizar sin afectar las reglas de seguridad
 Concesión extraordinaria de comunicaciones y visitas
 Otros que determine el reglamento
A su vez el Reglamento menciona a parte de estas
recompensas a las siguientes:

 Mención honorífica, que será entregada en ceremonia pública


por el director del establecimiento penitenciario;
 Obsequios de bienes al interno;
 Prioridad en la participación de actividades de carácter
cultural, social y deportiva en el establecimiento penitenciario;
y
 Las demás que determine el Consejo Técnico Penitenciario.
103
3.6.3. Autoridad que las otorga.- En este caso se estipula que las
recompensas son otorgadas por el Consejo Técnico Penitenciario,
y además se debe anotar en el expediente o legajo personal del
interno.

4. OBLIGACIONES DE UNA PERSONA LIBERADA POR BENEFICIO


BENITENCIARIO.

Si la liberación es por beneficio de semi libertad, las obligaciones son:

a. Acreditar la actividad laboral o educativa que se realiza


b. Pernoctar en su domicilio
c. Informar personalmente cada treinta días de sus actividades al área de
tratamiento en el medio libre que corresponda de acuerdo a su jurisdicción.
d. Cumplir con las reglas de conducta impuesta por el Juez Penal. Si la
liberación es por beneficio de liberación condicional, las obligaciones son: ·
Fijar un lugar de residencia habitual, informando sobre el cambio de
domicilio a la autoridad penitenciaria.

El incumplimiento es causal de revocatoria inmediata.


Se debe informar personalmente cada treinta días de sus actividades
al área de tratamiento en el medio libre y cumplir con las reglas de conducta
impuesta por el Juez Penal.

4.1. Consecuencias del incumplimiento de las obligaciones impuestas.


Si no cumple con las obligaciones impuestas, se informará al Juez
con la finalidad de requerir al liberado para el cumplimiento, bajo
apercibimiento de revocarse el beneficio.

4.2. Causas de revocatoria de los beneficios penitenciarios.


También genera revocatoria del beneficio, la nueva condena por un
delito doloso.

104
4.3. Efectos de la revocatoria del beneficio penitenciario.
El liberado es internado en un Establecimiento Penitenciario. Si la
revocatoria se sustenta en el incumplimiento de las reglas de conducta,
se computará el tiempo que el interno estuvo en semi libertad o liberación
condicional. Si es por una nueva condena por delito doloso, obliga al
liberado a cumplir el tiempo de la pena pendiente al momento de la
concesión del beneficio de semi libertad o liberación condicional.

5. TRATAMIENTO PENITENCIARIO EN MEDIOS LIBRES

Asistencia Post Penitenciaria

El Código de Ejecución Penal (D.L. Nº 654, articulo 125º) señala que la


Asistencia Post Penitenciaria tiene como finalidad apoyar al liberado para su
reincorporación a la sociedad. Sus actividades complementan las acciones de
tratamiento penitenciario.

La Asistencia Post-Penitenciaria a los liberados de los Establecimientos


Penitenciarios es asumida por el personal penitenciario en ambientes
organizados fuera de los Establecimientos Penitenciarios en las regiones donde
se cuenta con la infraestructura adecuada.

En el presente año en Lima, las unidades de Asistencia Post Penitenciaria y


Penas Limitativas de Derechos se encuentran ubicadas en los Distritos de
Surquillo, San Juan de Lurigancho, Chorrillos y de la provincia constitucional
del Callao en la Ciudad Satélite Santa Rosa. En Lima provincias tenemos en
Cañete, Chincha, Ica, Huacho, Chimbote y Caraz.

En las Direcciones Regionales de Arequipa, Cusco, Puno, Chiclayo,


Huancayo, Pucallpa y San Martín se brinda atención a los liberados en cada
provincia donde existe un Establecimiento Penitenciario

En Ica, Cañete, Chincha, Huacho, Caraz, Surquillo ,Callao, Arequipa, Cusco,


Chiclayo, Trujillo y Huánuco se han conformado las Juntas de
105
Asistencia Post Penitenciaria con participación de las instituciones públicas y
privadas, organismos que tienen atribuciones contempladas en el Código de
Ejecución Penal Art. 127° para brindar asistencia social al liberado, víctima del
delito y los familiares inmediatos de ambos; gestionar la anulación de los
antecedentes judiciales, penales y policiales del liberado; apoyar al liberado en
la obtención de trabajo y solicitar la revocación del beneficio penitenciario en el
caso de incumplimiento de las reglas de conducta.

El más grave inconveniente que tradicionalmente ha tenido la pena privativa


de libertad es la marginación social del delincuente, no solo durante el
cumplimiento de la condena sino aun después de haber egresado del
Establecimiento Penitenciario. Los efectos nocivos de la ejecución de la pena
privativa de libertad se extienden a los familiares del interno que
frecuentemente quedan en una situación grave de desamparo material y moral.
El problema del delito también involucra a la víctima y sus familiares.

Con el objeto de atenuar en lo posible estos factores negativos que inciden


sobre la vida del liberado y de sus familiares, la ciencia penitenciaria aconseja
reforzar los lazos que lo unen a su familia y amistades creando una serie de
relaciones para que no se produzca ese aislamiento y apoyarlo para que este
en condiciones de reincorporarse plenamente a la sociedad para el
cumplimiento de esta labor se tiene el apoyo de las Juntas Post Penitenciarias
que funcionan en las regiones penitenciarias y estarán integradas por un equipo
interdisciplinario con participación de diversos representantes de las
instituciones sociales.

106
CAPÍTULO III

REALIDAD PENITENCIARIA EN EL ESTABLECIMIENTO PENITENCIARIO


“HUACARIZ” – CAJAMARCA

1. ANTECEDENTES DEL INPE

Los antecedentes históricos del INPE relatan que por fin, el artículo 26 del
Código Penal de 1924, recoge la opinión de los entendidos en la materia al
establecer la creación de la Inspección General de Prisiones. Esta institución
se encargaría a partir de esa fecha de la dirección de todos los establecimientos
carcelarios del país, siendo su primer director (Inspector General) el doctor
Augusto Llontop. Tres años después, el 12 de febrero de 1927, el Decreto
Supremo Nº 70 crea la Escuela de Vigilancia, dando paso al funcionamiento del
Servicio de Identificación Dactiloscópica como órgano de la Inspección General
de Prisiones, y la publicación del Boletín de Criminología, revista que dejó de
circular el año 1992.

El 26 de marzo de 1928, el Dr. Bernardino León y León asume la dirección


de la Inspección General de Prisioneros. Se pone en marcha grandes reformas
al sistema penitenciario, como por ejemplo, el cambio de nombre por el de
Dirección General de Prisiones. El 14 de enero de 1929 se dicta el Reglamento
de Clasificación de Conducta de los Penados; y en febrero se da a conocer el
Reglamento del Instituto de Criminología.

Los años subsiguientes evidenciaron un abandono del tema penitenciario,


hasta que el 16 de agosto de 1937, mediante D.S. Nº 97 se dicta un nuevo
reglamento de penitenciaría de Lima. Siete años después, el 2 de junio de 1944,
se abre la Escuela de Vigilantes que funcionó hasta mediados de diciembre de
1945.

Los vaivenes del sistema penitenciario son de conocimiento del entonces


presidente de la República Luis Bustamante y Rivero, quien el 12 de marzo de
1946 ordena el funcionamiento de la Escuela de Personal Auxiliar de los

107
Establecimientos Penales y de Tutela, institución que tuvo vigencia hasta
diciembre de 1948. La administración Bustamante reorganiza los servicios
médicos en los establecimientos penales y de tutela, elabora la ficha psico-
física de reclusos y tutelados, crea el servicio social para esos centros, e inicia
las investigaciones de las condiciones antropológicas y sociales de la
penitenciaría, entre otras medidas. Pero, muchas de esas disposiciones
quedaron truncas, como consecuencia del golpe de estado.

En 1951 se crea la colonia penal agrícola El Sepa. Años después, el primer


gobierno del presidente Fernando Belaunde Terry construye el Centro
Penitenciario de Lurigancho, en Lima, e inicia la construcción del Centro
Penitenciario de Ica (Cachiche) y la cárcel de Quenqoro, en el Cusco. Por
Resolución Suprema Nº 211 del 13 de mayo de 1965, se establecen los
estatutos para la creación del Centro de Capacitación Penitenciaria, que
funcionó hasta setiembre de 1968.

Luego, el gobierno del General Juan Velasco Alvarado, dicta dispositivos


legales referentes al derecho penitenciario peruano, y por Decreto Ley 17519
establece que la Dirección General de Establecimientos Penales forme parte
de la estructura del Ministerio del Interior.
Durante ese mismo gobierno se crea el Centro de Formación y
Capacitación Penitenciaria (CEFOCAP), con la finalidad de formar agentes
penitenciarios. Sería después el siguiente gobierno militar, esta vez el de
Francisco Morales Bermúdez que, de conformidad con lo establecido en la
Constitución de 1979, reapertura el Ministerio de Justicia, incluyendo en su
estructura a la Dirección General de Establecimientos Penales.

En el segundo gobierno del arquitecto Fernando Belaunde Terry, a través


de la Ley Orgánica del Ministerio de Justicia, se incluye a la Dirección General
de Establecimientos Penales y Readaptación Social como uno de los órganos
del sector Justicia.

108
El 06 de marzo de 1985, por Decreto Legislativo Nº 330 se promulga el
Código de Ejecución Penal, y por Decreto Supremo Nº 012 del 12 de junio del
mismo año se aprueba su reglamentación, dando origen así al INSTITUTO
NACIONAL PENITENCIARIO, organismo público descentralizado, rector del
Sistema Penitenciario Nacional integrante del Sector Justicia.

2. ESTABLECIMIENTO PENITENCIARIO HUACARIZ DE CAJAMARCA

El establecimiento Penitenciario de Cajamarca está situado en la localidad


de Huacaríz, del distrito y provincia de Cajamarca. Su construcción fue
terminada en marzo de 1994 a un costo de S/. 13.800.000.( 52)
Consta de una zona administrativa y de servicios con 1 pabellón de
admisión, pabellón de administración, enfermería, cocina, cámara frigorífica,
lavandería, comedor, locutorio, sala de juzgamiento, pabellón de visitas íntimas,
patio de visitas, depósitos y casa de fuerza.

La zona de internamiento esta constituida por 5 pabellones de máxima


seguridad y 5 de mediana seguridad, con aulas, talleres, guardería y campos
deportivos.

Tiene una capacidad total de 432 internos (384 hombres y 48 mujeres) e


incluye 120 celdas bipersonales de máxima seguridad.

Actualmente tiene como director al señor Amador Alfaro Bellodas.


Siendo su ex Director el Señor Gerardo Becerra Cabada, a quien la jueza
del Juzgado Mixto de San Apolonia, Lucia Yon Li, lo sentenció, a 12 años de
pena privativa y a su asesor legal Juan Llanos Baltodano a 10 años de pena
privativa; por el delito de encubrimiento personal y además al pago de una
reparación civil de diez mil nuevos soles.53

52
INPE - Cajamarca

53
http://www.peru.com/cyberperiodista/cyberperiodista/sgi/portada/2009/01/19/detalle1555.aspx

109
Según la información proporcionada por el diario oficial Panorama
Cajamarquino el señor Gerardo Cabada se tomó atribuciones que no les
correspondían, por haber expedido una resolución dándoles libertad a los
internos Edgar Hernán Ancajima Ventura y Luis Antonio Arias Albarrán, que
purgaban condena por hurto agravado y que cumplían su condena el 10 de
agosto del 2011 y el 10 de agosto del 2012 respectivamente; dándoles libertad
el 18 de marzo del 2008 como si hubieran cumplido su pena.

El interno Luis Antonio Arias Albarrán fue encontrado por las


inmediaciones del Mercado San Sebastian siendo detenido por la DIVINCRI y
conducido a la carceleta del Poder Judical para luego ser recluido nuevamente
al centro penitenciario para el cumplimiento de su pena

3. SOBRE POBLACIÓN EN ESTABLECIMIENTO PENITENCIARIO HUACARIZ


DE CAJAMARCA

Según estadísticas reveladas por el Instituto Nacional Penitenciario (INPE)


el penal de Huacaríz ya superó su capacidad real para albergar a más personas
sentenciadas y procesadas por diferentes delitos. El informe advierte que este
recinto fue construido para 432 reclusos y ahora ya supera los 668. 54
La crisis de hacinamiento en el penal de Huacariz se agudiza cada vez
más con la llegada de reos de alta peligrosidad, no teniendo la categoría para
albergar a este tipo de delincuentes.

El problema de hacinamiento no solo podría generar riñas en el interior,


sino la planificación de fugas como ya se denunció en el 2009 debido a informes
del mayor Edwin Aliaga Pereyra donde comunicaba posibles planes de fuga de
reos de alta peligrosidad, entre los integrantes de la banda de los
„Pulpos‟ y los Norteños‟.

54
http://www.elregionalcajamarca.com/2010/02/03/penal-de-huacariz-con-hacinamiento-de-236-reos/

110
4. RESULTADOS DE LA ENCUESTA APLICADA EN EL ESTABLECIMIENTO
PENITENCIARIO HUACARIZ DE CAJAMARCA EN NOVIEMBRE DEL 2010

Se aplicó una encuesta a internos del Establecimiento Penitenciario


Huacariz de Cajamarca, por la falta de tiempo y trámite al interior de este
E.P. sólo se aplico a quince internos, de las cuales se ha obtenido lo
siguiente información:

I. DATOS PERSONALES

1. Edad de los internos:

Edad de los internos recluidos en el Establecimiento Huacaríz de


Cajamarca - 2010

Cuadro N° 1

Edad de los Internos Nº


18 a 22 años 4
23 a 27 años 1
28 a más años 10
Total 15

Fuente: Encuesta aplicada en el E.P. Huacaríz de Cajamarca

Grafico Nº 01

Fuente : Cuadro Nº01

111
En la gráfica se puede observar que de los 15 internos encuestados,
el mayor número de internos que están cumpliendo su condena por
haber cometido un delito están entre la edad de 28 a mas años con
un número de 10 internos, seguido con 4 personas entre 18 a 22 años
y 1 está entre la edad de 23 y 27 años.

2. Sexo: Todos los internos encuestados eran de sexo Masculino.

3. Delito Cometido:

Delito cometido por los internos recluidos en el Establecimiento


Huacaríz de Cajamarca - 2010

Cuadro N° 02

Delito Cometido Nº
Hurto Simple 0
Hurto Agravado 1
Robo Simple 2
Robo Agravado 6
Violacion Sexual 1
Homicidio 2
Terrorismo 0
Drogas 3
Otro 0
Total 15

Fuente: Encuesta aplicada en el E.P. Huacaríz de Cajamarca

112
Gráfico N° 02

Fuente : Cuadro Nº02

Podemos observar que de los 15 internos encuestados, el mayor


número de internos que están recluidos en el E.P. Huacaríz de
Cajamarca han cometido el delito de Robo agravado con un número
de 6, seguido con 3 internos que han cometido el delito de drogas, en
homicidio y robo simple encontramos a 2 en cada uno y finalmente un
internos esta en el delito de Hurto Simple.

4. El Delito cometido es:


Delito cometido por los internos recluidos en el Establecimiento
Huacaríz de Cajamarca - 2010

Cuadro N° 03
Delito cometido es Nº
Primera Vez 6
Reincidencia 9
Total 15

Fuente: Encuesta aplicada en el E.P. Huacaríz de Cajamarca

113
Grafico N° 03

Fuente : Cuadro N° 03
Podemos observar que de los 15 internos encuestados, el mayor
número de internos que están recluidos en el E.P. Huacaríz de
Cajamarca son reincidentes con un número de 9, seguido con 6
internos que por primera vez están en un E.P.

5. En que pabellón, según su clasificación estás cumpliendo tu


condena:
Pabellón de ubicación según su clasificación al interior del E.P.
de los internos recluidos en el Establecimiento Huacaríz de
Cajamarca - 2010

Cuadro N° 04
El pabellón donde cumples tu condena es
de: Nº
Máxima Seguridad 11
Minima Seguridad 3
Mediana Seguridad 1
Total 15

Fuente: Encuesta aplicada en el E.P. Huacaríz de Cajamarca

114
Gráfica N° 04

Fuente : Cuadro N° 04

Podemos observar que de los 15 internos encuestados, el mayor


número de internos que están recluidos en el E.P. Huacaríz de
Cajamarca están en el pabellón de máxima seguridad con un número
de 11, seguido con 3 internos que es Mínima Seguridad y un interno
esta en el pabellón de mediana seguridad.

6. ¿Cuál es el tiempo a cumplir de tu condena?

Tiempo a cumplir de la condena de los internos recluidos en el


Establecimiento Huacaríz de Cajamarca - 2010

Cuadro N° 05

Años de condena Nº
1 a 5 años 2
6 a 10 años 2
10 años a más 9
Otro: inculpado 2
Total 15

Fuente: Encuesta aplicada en el E.P. Huacaríz de Cajamarca

115
Gráfico N° 05

Podemos observar que de los 15 internos encuestados, el mayor


número de internos que están recluidos en el E.P. Huacaríz de
Cajamarca tienen una condena de 10 años a más a cumplir con un
número de 9 internos, seguido con 2 cada uno entre 1 a 5 años, 6 a
10 años e inculpados.

Hasta la fecha cuanto tiempo estas privado de tu libertad:


Según la encuesta aplicada los internos están privados de su
libertad están entre el rango de 10 meses a 96mes (8 años)

7. ¿Qué haces para mantenerte con ánimos hasta cumplir tu


condena?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron que para
mantenerse con ánimos hasta cumplir su condena realizan lo
siguiente:
- En su mayoría se dedican a trabajar
- Realizan manualidades,
- Hacen deporte
- Van a la escuela
- Se dedican a leer y también a oran con los hermanos.
116
II. SISTEMA PENITENCIARIO
2.1. Infraestructura

1. ¿Cómo calificas las condiciones de la infraestructura del


Establecimiento Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca, en cuanto a
las paredes, pintado, etc. es:

Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron:


Regular:
- Algunos consideran que el Establecimiento Penitenciario Huacaríz de
Cajamarca es regular, ya que hay algunos pabellones que están
descuidados en cuanto al pintado.
Mala
- Consideran que la infraestructura es mala, ya que no hay las
condiciones necesarias para los internos, los pabellones están
despintado y los baños son pésimos.

2.2. Trabajo:

1. ¿A qué talleres de trabajo accedes?


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
Unos realizan trabajos de carpintería, sastrería y manualidades
Otros no hacen ningún trabajo

2. ¿Cómo haces para cubrir los gastos que acarrea el taller en el que
te has inscrito?
- La mayor parte de los encuestados recibe el apoyo económico de
sus familiares.
- Otros se Autoapoyan y en una minoría reciben el apoyo económico
de de otras personas.

117
3. ¿Haz tenido alguna dificultad para acceder a un trabajo dentro del
Establecimiento Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca?
Ante esta pregunta los encuetados manifestaron que si han
tenido dificultad para acceder a un trabajo por lo siguiente:
- El ser reincidente
- Ingreso de materiales
- Para acceder al taller hay que tener un carnet, el cual tiene que ser
tramitado.
- No hay trabajo, para todos.

4. Hay alguna deficiencia en los talleres a los que asistes, en cuanto a


materiales, maquinas, etc.
Ante esta pregunta los internos manifestaron que en lo siguiente:
- Las herramientas y algunas maquinas no funcionan.
- Faltan herramientas y maquinas para realizar los trabajos
Ejemplo: En el taller de zapatería no hay hormas, tijeras, etc.

5. Estás de acuerdo con el horario programado del taller:


Ante esta pregunta la mayoría de los encuestados manifestaron que si
están de acuerdo con el horario ya que son horas adecuadas para
trabajar.
Otra parte manifestó que no está de acuerdo ya que salen muy tarde y
que no les dejan salir una vez que estan dentro del taller.

6. ¿Crees que estos talleres te han ayudado en tu rehabilitación?


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron que si les ha
ayudado en su rehabilitación ya que los mantiene ocupados y eso impide
que se depriman y que además les ayuda a sobrevivir.

118
2.3. Salud

1. ¿Cómo calificas el servicio de salud del Establecimiento


Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca?
En su mayoría de los internos encuestados manifestaron que el
servicio es Malo por lo siguiente:
- El médico no es competente
- No hay medicina
- Siempre les dan la misma medicina básica

La otra minoría considera el servicio regular, manifestando lo siguiente:


- Te tratan de ayudar cuando un interno está enfermo.

2. ¿Cuántas personas atienden en este servicio:?


Los internos manifiestan que atiende un doctor por horas y dos
técnicos en enfermería.

3. Se abastece el servicio a todos los internos o crees que hace falta


más personal.
Ante esta pregunta todos los encuestados manifestaron sobre el
servicio de salud lo siguiente:
No se abastece:
- Hace falta más personal por el numeroso número de internos que
hay actualmente.
- Algunas veces los técnicos en enfermería se van al hospital y el
servicio de tópico queda vacio.
4. El trámite es rápido cuando un interno enfermo tiene que ser
trasladado por emergencia a un Hospital.
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- El trámite no es rápido ya que hay técnicos que no les interesa
evacuar rápido y se demoran.
- Tienen que estar medio muerto para ser trasladado
- Demora mucho

119
5. ¿Qué crees que hace falta para mejorar el servicio de salud en el
Establecimiento Penitenciario - Huacaríz de Cajamarca?
Ante esta pregunta manifestaron que hace falta medicina y personal.

2.4. Alimentación

1. ¿Cómo calificas el servicio de alimentación en el Establecimiento


Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Los alimentos no son buenos, e incluso en los últimos 6 meses han
habido casos de apendicitis entre 12 y 15, que ha podido ser producto
de los alimentos que se consume en el Establecimiento Penitenciario.
- Los alimentos son pasados

2. ¿Qué crees que hace falta a este servicio para mejorar?


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Que se haga un cambio en el personal y alimentos
- Que haya concientización, que se da de comer a seres humanos y
no animales.
- Hace falta otros cocineros porque mucho roban en la cocina.
- Cambiar a todos los integrantes de la cocina.
- Rotación del personal que cocina
- Mejorar la calidad de alimentos
- Un nuevo proveedor de los alimentos.

2.5. Asistencia Legal

1. El defensor de tu caso es:


- La mayoría de los internos encuestados manifestaron que sus
defensores legales son abogados de oficio.

120
- Uno de los encuestados manifiesta que su asistente legal es un
abogado particular.

2. ¿Crees que se abastecen los abogados de oficio para realizar los


trámites de los internos que requieren sus servicios?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Indican que no se abastecen ya que para el penal hay uno solo y
son muchos internos.

3. Estas conforme con el horario de atención de los abogados de


oficio a favor de los internos:
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Una parte de los encuestados están conforme con el horario de
atención de los abogados de oficio, que son los lunes de forma
normal.
- Algunos no están conforme ya que la visita al penal es una vez a la
semana, y es solo una hora.

4. ¿Estás conforme con la tarea de los abogados de oficio a favor de


los internos?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
Conforme:
- Muchos de los encuestados están conformes con la tarea de los
abogados de oficio, ya que les ayudan en sus casos.
No conformes:
- Falta interés al asumir la defensa de su caso.
- Si no se les da plata no hacen nada
- No hacen los trámites

5. ¿Qué crees que le hace falta a este servicio legal para mejorar?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Mas abogados de oficio.
- Que asuman su responsabilidad e interés en cada caso.

121
- Un cambio estructural
- Que realmente sean abogados

2.6. Psicología

1. ¿Cómo calificas el servicio de Psicología?


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron del servicio
de psicología lo siguiente:
Buena:
- El psicólogo se preocupa por hacer participar a los internos en los
diferentes talleres que en el área se organizan.
- El psicólogo ayuda con su trabajo, da tranquilidad, ayuda mucho a
estar bien.

Regular:
- Hay un solo psicólogo

2. Sabes con cuantos profesionales en psicología cuenta el


Establecimiento Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca
Ante esta pregunta todos os internos encuestados manifestaron:
Que hay un profesional en psicología, pero que este profesional se
ayuda trayendo grupos de diferentes universidades a trabajar con los
internos.

3. Crees que se abastece el personal de psicología del


Establecimiento Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca.
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- El profesional en psicología si se abastece porque son pocos
internos que asisten.

4. ¿Qué tipo de servicio tiene esta área?


- La mayoría asiste a terapia individual y grupal
- Otros a la terapia familiar

122
5. ¿Has asistidos a una de las terapias que se ofrece?
- Los internos encuestados han asistido en su mayoría a las terapias
de orientación, consejería, actividades recreativas y deportivas.

Cada cuanto tiempo haz asistido a la terapia:


- En su mayoría los internos encuetados han asistidos 1 vez a la semana a
las terapias de psicología, y dos internos indican que asisten una vez al
mes.

6. ¿Crees que este servicio de psicología han ayudado en tu


rehabilitación?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Este servicio les ha ayudado en su rehabilitación por los consejos
que les dan.
- Gracias a este servicio sienten que alguien les escucha, les orienta
para ser mejores personas cada día.
- Les ayuda a controlar el mal humor y a no ser conflictivo con las
demás personas.
- Les ha ayudado a comprender muchas cosas de la vida

7. ¿Qué crees que hace falta a este servicio para mejorar?


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Mas apoyo a este servicio.
- Mas horas a la semana de terapia

2.7. Educación

1. ¿Cómo calificas la educación que se ofrece en el Establecimiento


Penitenciario – Hucaríz de Cajamarca?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron del servicio
educativo es malo por lo siguiente:

123
- Falta más interés por parte de los docentes que dan su servicio en el
penal.
- No hay el área adecuada
- No hay profesores de secundaria, solo primaria.
- No hay profesores para todos los niveles

2. En qué nivel Educativo estas:


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
Algunos están en el nivel primario, otros no asisten por falta de
profesores para su nivel(secundaria).

3. Reciben material necesario para el desarrollo de las clases:


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron que No
reciben ningún material educativo los que asisten a sus clases.

4. Quienes dictan las clases en cada nivel educativo:


Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Que dictan las clases son profesores en Educación.
- Otros indican que los que dictan las clases es personal del
Establecimiento Penitenciario.

5. Haz tenido alguna dificultad para acceder el servicio de Educación:


En su mayoría indica que su mayor dificultad ha sido la falta de
personal para este servicio, solo hay para primaria; por lo que no
asisten.

6. ¿Los educadores con que cuenta el INPE – Huacaríz de Cajamarca,


crees que están debidamente capacitados?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo siguiente:
- Que los profesores no están capacitados
- Son personas que no tienen superior

124
7. ¿Qué crees que le hace falta a este servicio educativo para
mejorar?
- Profesores especialistas en cada nivel, material educativo.
- Traer profesores buenos

8. ¿Crees que este servicio educativo ha ayudado en tu


rehabilitación?
En su mayoría de los internos encuestados manifiesta que este
servicio no le ha ayudado en su rehabilitación, ya que no hay interés
por parte del INPE en implementar este servicio.

2.8. Asistencia Social

1. ¿Cómo calificas el servicio de Asistencia Social:


En su mayoría de los internos encuestados manifiestan que el servicio
de asistencia social es regular por lo siguiente:
- La asistenta es floja y desinteresada, descuida su trabajo, no hace
nada por el interno, no hay ayuda para los internos que requieren este
servicio.

2. ¿Crees que hace falta más trabajadores de asistencia social para


una buena rehabilitación?

Los internos encuestados manifestaron en su mayoría que SI hace


falta más asistentes sociales, ya que uno no se alcanza con más de
600 internos.

3. Cada cuánto tiempo el asistente social realiza las visitas a cada


pabellón.
Ante esta pregunta todos los internos encuestados manifestaron que la
asistenta social nunca baja a pabellones.

125
4. ¿Qué crees que le hace falta a este servicio para mejorar?
Ante esta pregunta los internos encuestados manifestaron lo
siguiente:
- Involucrarse más con los internos
- Un profesional competente
- Cambiar la asistenta

5. ¿Crees que este servicio ha ayudado en tu rehabilitación?


Ante esta pregunta los internos encuestados han manifestado que este
servicio no les ha ayudado en su rehabilitación por lo siguiente:
- Hay una total indiferencia de la asistenta.
- El servicio es nulo, es decir como si no hubiera asistenta.

2.9. Seguridad Penitenciaria:

1. ¿Cómo calificas el servicio de Seguridad interna en el


Establecimiento Penitenciario – Huacaríz de Cajamarca?

Ante este servicio todos los internos encuestados han manifestado que
el servicio de Seguridad Interna es mala por lo siguiente:
- Cobran para todo, por ejemplo cobrar un sol diario para salir de los
pabellones.
- Maltratan a los internos
- En ocasiones cuando hay agresiones con algunos compañeros, los
del INPE no hacen nada.

2. ¿Cómo calificas el trato de la Seguridad Interna del Establecimiento


Penitenciario Huacaríz de Cajamarca con los internos?
Ante esta pregunta todos los internos encuestados han manifestado que
el trato de la Seguridad Interna es mala por lo siguiente:
- Son abusivos con los internos, hay mucho maltrato a los internos.
- Hay técnicos que los agreden sin ser sancionados.
- Hay mucho maltrato a los internos

126
3. Crees que la seguridad Penitenciaria cumple con impedir el
ingreso de artículos prohibidos a los visitantes.
Ante esta pregunta todos los internos encuestados han manifestado que
la seguridad penitenciaria NO cumple con impedir el ingreso de artículos
prohibidos a los visitantes por lo siguiente:
- Les pagan y pasan cualquier cosa
- Dejan entrar de todo pero cobran
- Pasan drogas y no alimentos

4. ¿Qué crees que hace falta a este servicio para que ayude en la
rehabilitación de los internos?
Ante esta pregunta los internos encuestados han manifestado que a
este servicio hace falta lo siguiente:
- Cambiar a todos los del INPE
- Un trato más humano y que dejen de tratarlos como animales, indico
un interno.

III. REINSERCION SOCIAL

1. ¿Crees que estás apto para reinsertarte a la sociedad?

Ante esta pregunta todos los internos encuestados han manifestado


que están aptos para reinsertarse a la sociedad por lo siguiente:

- Porque han tomado conciencia de todo lo que pasa en el penal y del


daño que han ocasionado a sus familiares y que hoy quieren
recuperar el tiempo perdido a lado de su familia.
- Porque están trabajando
- Porque se han portado bien durante el tiempo que están cumpliendo
con su condena.

127
2. Crees que en el Establecimiento Penitenciario – Hucaríz de Cajamarca,
se da la rehabilitación integral del interno.
Ante esta pregunta la mayoría de los internos encuestados han manifestado
que en el Establecimiento Penitenciario no se da una rehabilitación integral
por lo siguiente
- Hay corrupción, maltratos, mala Alimentacion, y no hay una buena
educación

Otra minoría manifestó el Establecimiento Penitenciario que si da una


rehabilitación integral en parte por los trabajos que se realizan y que es
importante para cada uno de los internos.

3. ¿Qué crees que hace falta en INPE – Huacaríz de Cajamarca, para que
haya una buena rehabilitación de los internos y puedan reinsertarse a la
sociedad?
Ante esta pregunta los internos encuestados han manifestado que en el
INPE hace falta lo siguiente
- Crear centros de trabajo
- Dar tareas personalizadas a cada interno.
- Buena educación
- Mejor trato y ayuda para trabajar
- Mejores personas del INPE que nos ayuden a rehabilitarnos.

128
CONCLUSIONES

1. En el Perú el 80% de las cárceles están en mal estado y la mayoría desborda


su capacidad.
2. Los Establecimientos Penitenciarios no son lugares en los que los presos son
resocializados; sino es el escenario donde aprenden más conductas violentas
y donde los derechos fundamentales de los internos no son respetados.
3. La seguridad Interna de los Establecimiento Penitenciarios no cumplen con
las funciones encomendadas, por lo que se colan artículos prohibidos a los
internos, con las cuales estas hacen de la suya al interior.
4. Las personas que ingresan a un Centro Penitenciario por haber cometido un
delito por lo general salen más violentas y perfeccionadas en su accionar
delictuoso.
5. De los beneficios penitenciarios, podemos observar que se ha establecido
cinco beneficios penitenciarios, correctamente identificados, sin contar las
recompensas, dichos beneficios tiene como característica general, buscar
reinsertar al penado a la sociedad, y lograr así la ansiada rehabilitación; por
medio de actividades socio educativas y productivas que genere el habito al
trabajo y propicie labores de índole académico y/o cultural. Sin embargo, esto
no se va ha lograr por una razón primordialmente de idiosincrasia, la ley es
claro, los mecanismos y el procedimiento también lo son, más por el contrario
no existe la infraestructura ni los recursos que posibiliten el cumplimiento
eficiente de los beneficios y en consecuencia los fines de readaptación social,
que se espera, no se pueden concretar en la población penitenciaria.
6. El problema mas grave que ha tenido la pena privativa de libertad es la
marginación social del delincuente, no solo durante el cumplimiento de la
condena sino aun después de haber egresado del Establecimiento
Penitenciario.
7. Los internos no lograran una rehabilitación deseada por el estado puesto que
el Tratamiento Penitenciario no se desarrolla de forma adecuada.
8. En el Establecimiento Penitenciario de Cajamarca no se da un adecuado
tratamiento penitenciario puesto que son maltratados, su alimentación es

129
deficiente, la seguridad penitenciaria no cumple con sus funciones ya que
permite el acceso de artículos prohibidos a los visitantes, la educación no es
deficiente y como en el resto de E.P. hay una sobre población de internos.
9. Los internos e internas que están en un E.P. tienen condiciones de vida
inadecuadas, existe un resentimiento y frustración en cada una de estas
personas; mas la corrupción, la violencia que se encuentra al interior de estos
E.P. hace que estas personas no logren rehabilitarse y por ende no puedan
reinsertarse a la sociedad.
10. El día que se dé un adecuado tratamiento penitenciario al interior de los
E.P. habrá un delincuente menos en las calles, ya que no debemos olvidar
que los internos que pueblan dichos establecimientos volverán algún
momentos a su hogar y comunidad por lo que el Estado debe preocuparse
no en incrementar penas sino en supervisar que se de un tratamiento
penitenciario que realmente rehabilite a los internos, solo así se lograra que
éstos puedan insertarse a la sociedad.

130
SUGERENCIAS:

Ante la crisis penitenciaria que se vive en el Perú y ante el aumento de la


delincuencia sugiero lo siguiente:

1. Implementar políticas que contribuyan, a la prevención de la delincuencia,


especialmente de niños y jóvenes, pues permitiría tener una comunidad con
más oportunidades de desarrollo, menos insegura, con menor índice de
violencia.
2. Incorporar en las políticas encaminadas a sancionar al infractor penal, un
adecuado tratamiento que permita su resocialización, tanto dentro como fuera
de la cárcel. Si el tratamiento es adecuado, habrá un delincuente menos en la
calle, pues a veces olvidamos que la mayoría de personas que pueblan nuestras
cárceles volverán en algún momento a su hogar y comunidad.
3. Brindar políticas que permitan la reinserción de la persona que egresa de una
prisión a la comunidad a través de un trabajo digno, acompañamiento
psicológico, condiciones de vida que contribuyan a enmendar el daño
ocasionado y asimismo, preparar a la sociedad para recibir sin ningún tipo de
discriminación a estas personas.
4. El gobierno debe incorporar dentro de sus políticas, lineamientos que permitan
disminuir la delincuencia, combinar la sanción con la resocialización, humanizar
las condiciones de vida en la cárcel y velar por el respeto de los derechos de
todas las personas encarceladas o libres.
5. Que las autoridades del INPE cumplan con las funciones establecidas en su
reglamento e impidan el ingreso de artículos prohibidos a los internos y respeten
su condición de autoridad.
6. Que todos los integrantes de los Establecimientos Penitenciarios cumplan con
cada una de sus funciones en bien de una buena rehabilitación de los internos
e internas que están cumpliendo una condena.
7. Que los integrantes de la Seguridad Penitenciaria den un mejor trato a los
internos, es decir que los traten como seres humanos y no como animales como
indican según la encuesta aplicada.

131
BIBLIOGRAFIA

1. MANUAL DE DERECHOS HUMANOS APLICADOS A LA FUNCIÓN


PENITENCIARIA -

2. DECRETO LEGISLATIVO Nº 654; Código de Ejecución Penal, Promulgado 02-08-


91, Jurista Editores, 4ta edición, Lima, 2004.
3. DECRETO LEY Nº 25476; Redención de la pena por el trabajo.
4. DECRETO SUPREMO Nº 015-2003-JUS; Reglamento del Código de Ejecución
Penal, Promulgado, 11-09-2003, Jurista Editores, 4ta edición, Lima, 2004
5. MENZALA PERALTA, Walter; Derecho Penitenciario, UNMSM, Lima, 2001.
6. MIR PUIG, Santiago; Derecho Penal. Parte General. Barcelona. PPU, 4ta edición,
1996.
7. PEÑA CABRERA, Alonso Raúl; Derecho Penal Peruano; Parte General, 2da parte,
Editorial Rodhas, Lima 2004. Pág. 219, 229
8. PIERANGELLI, José H.; “Las Penas y su Ejecución en el Nuevo Código Penal,
Debate Penal Nº 5, Lima, Mayo-Agosto de 1998
9. PRADO, Víctor; Las Penas de la Reforma Penal, EDDILI, Anuario de Derecho Penal
89/90, Lima 1991.
10. SOLIS ESPINOZA, Alejandro; Ciencia Penitenciaria y Derecho de Ejecución Penal,
Editora FECAT, 5ta edición, Lima 1999.
11. TREJO ZULOAGA, Ciro; Derecho Penitenciario, Lima – Perú
12. http://www.inpe.gob.pe
13. http://www.ceas.org.pe/CAMPANAS/Realidad%20Sistema%20Penitenciario.pdf
14. http://www.inpe.gob.pe/contenidos.php?id=223&np=32&direccion=1
15. http://www.peru.com/noticias/portada20091118/66921/Gobierno-aprueba-
implementar-brazaletes-electronicos-en-el-sistema-penitenciario-del-Peru
16. http://www.ceas.org.pe/JUSTICIA%20Y%20DERECHOS/Informe%20Penitenciario%
202006.pdf.

132