Vous êtes sur la page 1sur 4

MARCO TEÓRICO

VISCOSIDAD

La viscosidad es una medida cuantitativa de la resistencia de un fluido a fluir, esta resistencia


depende fundamentalmente de la cohesión y de la capacidad de intercambio molecular. Más
concretamente, la viscosidad determina la velocidad de deformación del fluido cuando se le
aplica un esfuerzo cortante dado. Podemos movernos fácilmente a través del aire, que tiene
una viscosidad muy baja. El movimiento es más difícil en el agua, con una viscosidad 50
veces mayor; pero aún es más difícil en aceite que es 300
veces más viscoso que el agua; la glicerina, cinco veces más viscosa que el aceite .Como
puede verse, los fluidos pueden tener un amplio rango de viscosidades. A medida que
aumenta la temperatura, la viscosidad disminuye en los líquidos y aumenta en los gases.
La viscosidad puede clasificarse en viscosidad dinámica o absoluta,
representada por  y viscosidad cinemática, representada por v. Según la ley de
viscosidad de Newton:

 
du/dy

donde:  = esfuerzo cortante


du/dy = gradiente de velocidad o índice de deformación cortante
 = densidad

La viscosidad de un fluido newtoniano es una auténtica propiedad termodinámica y varía con


la temperatura y la presión. En un estado dado (P, T) hay un amplio rango de valores para
los distintos fluidos más comunes. En general, la viscosidad de un fluido aumenta sólo
débilmente con la presión. Por ejemplo, si la presión P aumenta de 1 a 50 atm, la viscosidad
µ del aire sólo aumenta en un 10 por 100. Sin embargo, la temperatura tiene un efecto
mucho más fuerte. Además, la viscosidad µ de los gases aumenta con la temperatura T,
mientras que la de los líquidos disminuye. En la mayoría de las aplicaciones se desprecia
la dependencia de la viscosidad con la presión.
La tabla presenta una lista de la viscosidad de ocho fluidos a presión y temperatura estándar.
Hay una variación de seis órdenes de magnitud del hidrógeno a la glicerina. Por ello habrá
grandes diferencias en el comportamiento de fluidos sometidos a los mismos esfuerzos.
Tabla 1.4. Viscosidad y viscosidad cinemática de ocho fluidos a 1 atm y 20 °C

MEDICIÓN DE LA VISCOSIDAD

Para determinar la viscosidad de las sustancias trabajadas en el laboratorio se utilizaron dos


equipos de medición:

a) El viscosímetro de esfera descendente

Este viscosímetro se basa en la ley de Stokes. Cuando un cuerpo cae


a través de un medio viscoso, experimenta una resistencia u
oposición viscosa que se resiste al movimiento descendente. Por
consiguiente, si un cuerpo cae a través de un líquido por efecto de la
gravedad, tras un periodo inicial de aceleración se produce un
movimiento a velocidad terminal uniforme cuando la fuerza de
gravedad se equilibra con la oposición viscosa. Stokes obtuvo la
siguiente ecuación:

  d2esf. - liq.) / 18v

Donde: d = diámetro de la esfera


v = velocidad de caída de la esfera
esf. = peso específico de la esfera
liq. = peso específico del líquido
b) Viscosímetro Ostwald

Este instrumento está formado por un capilar unido por su parte inferior a una
ampolla L y por su parte superior a otra ampolla S. Se llena la ampolla inferior L
de agua introduciéndola por A. Se aspira por la rama B hasta que el nivel del
agua sobrepase la ampolla superior procurando que no queden burbujas de
aire. Se deja caer el agua y se cuenta el tiempo que tarda en pasar entre los
niveles M1 y M2. El viscosímetro Ostwald basa su funcionamiento en medir el
tiempo que un fluido tarda en recorrer la distancia entre las dos marcas de un
tubo especialmente diseñado. Es necesario por tanto un cronómetro para
realizar la medida y un termómetro para determinar la temperatura del fluido y
del agua para calibrar el viscosímetro.

Figura: Viscosímetro de Ostwald


FLUIDO NEWTONIANO

Un fluido es newtoniano si su viscosidad que ya se definió previamente, varía solamente en


respuesta a los cambios de temperatura o presión y adopta la forma de su contenedor. A
temperatura y presión constantes, la viscosidad de un fluido newtoniano es la constante de
proporcionalidad, o la relación, entre el esfuerzo cortante que se genera en el fluido para resistir el
flujo y la velocidad de corte aplicada al fluido para inducir el flujo; la viscosidad es la misma para
todas las velocidades de corte aplicadas al fluido.
El agua, las soluciones de azúcar, la glicerina, los aceites de silicona, los aceites de hidrocarburos
livianos, el aire y otros gases son fluidos newtonianos.