Vous êtes sur la page 1sur 2

ANALISIS DE LA LEY 29763

CONCESIONES
La concesión forestal es un bien incorporal registrable. Mediante el cual el estado a
través de los gobiernos regionales otorga en áreas de dominio público el derecho para
que puedan aprovechar los recursos naturales de un bosque de manera sostenible , el
cual puede ser recursos forestales maderables y no maderables (frutos, yemas, látex,
resinas, gomas, flores, plantas medicinales y ornamentales, fibras, entre otros) y de
fauna silvestre además de actividades de ecoturismo o con fines de conservación, este
aprovechamiento se desarrolla de manera directa , pero también puede desarrollarse
de manera indirecta como ayudar a la futuras generaciones sean de los arboles como de
los seres humanos.
En el tiempo de aprovechamiento de la concesión no se permite otros títulos dentro de
ella, y si algún tercero este afectando a dicha concesión el titular tiene la potestad de
recurrir a vías de amparo a su derecho.

El solicitante de la concesión forestal tiene la capacidad técnica y financiera para


manejar sosteniblemente la unidad concesionada el cual se le otorga mediante
procedimientos transparentes y competitivos las cuales se exigen mediante la ley
presente. La determinación del tamaño de la concesión con fines maderables se otorga
a través de estudios técnicos realizados por el serfor en coordinación con los gobiernos
regionales.
Los titulares de concesiones pueden ceder a terceros su posición contractual. El
cesionario asume todas las obligaciones y derechos establecidos en el título habilitante.
Cuando una concesión con fines maderables en bosques primarios o secundarios,
categoría I y categoría II, de acuerdo a la zonificación forestal, contiene cinco mil hasta
diez mil hectáreas de extensión o de diez mil hectáreas hasta cuarenta mil hectáreas de
extensión tienen el plazo de hasta cuarenta años renovables a diferencia de
concesiones con fines no maderables que están en cualquier categoría de zonificación
forestal, incluyendo los bosques de categoría III que tienen vigencia de hasta cuarenta
años renovables en una superficie máxima de diez mil hectáreas.
Una concesión con fines de ecoturismo (recreación y el turismo de naturaleza
ecológicamente, de la fauna silvestre y de valores culturales asociados al sitio) se puede
desarrollar actividades educativas o de investigación y se permite el aprovechamiento
de los recursos y servicios de los ecosistemas siempre y cuando no distorsione el fin
principal de la concesión. Tienen vigencia hasta de cuarenta años renovables en una
superficie máxima de diez mil hectáreas.
Las concesiones con fines de conservación (conservación de especies de flora y de fauna
silvestre a través de la protección efectiva y usos como la investigación y educación y a
la restauración ecológica) A diferencia de los otros tipos de concesión aquí no se
permiten el aprovechamiento con fines maderables, se otorgan en cualquier categoría
de zonificación forestal, no existe límite de extensión y se sustenta en el estudio técnico
y la propuesta presentados a la autoridad forestal y de fauna silvestre, tiene vigencia de
hasta cuarenta años renovables.

Una concesión es una forma muy propicia de aprovechar a los recursos naturales de
una manera sostenible puesto que no existirán daños mutuamente, si no ambos tanto
para el hombre pues nos seguirá brindando beneficios económicos como ambientales
al igual que a los recursos naturales que les bridara perpetuidad en las siguientes
generaciones.