Vous êtes sur la page 1sur 8

PROYECTO RADIONOVELA

AMOR, SUEÑOS Y ESPERANZAS

LAURA MARCELA BARCO: NATALIA (MEJOR AMIGA)


KAROLIN BERNAL: CAMILA (AMIGA)
DANIELA RUIZ: SARA (PROTAGONISTA)
CATALINA MUÑOZ MORALES: EMFERMERA
MARIANA WARNER: LA MAMÁ DE SARA
JEFRY VALENCIA: PAPÁ DE SARA Y NOVIO
MARIANA CORDOBA: MENSAJERA
GINA PALACIOS: RECTORA

INSTITUCION EDUCATIVA EVARISTO GARCIA


SINOPSIS
Sara una chica de 18 años está a punto de recibir el diploma
que representa el final de su etapa como estudiante de
bachiller y todas las dificultades por las que atravesó para
llegar a el
Ahora mientras espera respuesta de la universidad se sumerge
en un estado de tristeza al recordar a su mejor amiga y todo
por lo que pasaron, días después la respuesta no fue lo que
esperaba. Sara sintió que era el final de todo e intenta
terminar con su vida como si no fuera suficiente también fallo,
fue llevada a un hospital y cuando despertó las primeras
personas a las que ve son su ex y su padre
Amor, sueños y esperanzas.
Sara: 13 de Diciembre de 2018, por fin estoy aquí yo, Sara una
chica de 18 años. Jamás pensé lograrlo por mi vida tan caótica,
puedo decir que logré lo que tanto anhelaba, me tiemblan las
piernas y me ven triunfar, de solo pensar todo lo que viene de
aquí en adelante no puedo casi respira.
RECTORA: A continuación los graduandos… (Sara Martínez)
Sara: me llaman para recibir mi diploma, Siento desfallecer de
emoción. Para algunos es algo muy banal porque yo sé que muchos
esperan cosas diferentes, y para algunos no es relevante este
momento, no entiendo como tantos pensamientos y emociones
encontradas se pueden tener en este momento tan corto. Aún
espero, lo difícil que está por llegar y temo, no quisiera
tener que darle fin a esta etapa, no quiero entender lo que
está pasando.
Camino, sonidos de pasos o de timelaps: ….
Sara: Llegando a casa, me siento como si fuese el ser más
especial que puede existir, por lo menos asi me lo hace sentir
mi hermana.
Sara: Al día siguiente afirmo que no quiero crecer, y no estoy
dispuesta a seguir así...
Sonidos de otras personas hablando de fondo: ----
Sara: Las caras de mis padres no las soporto
Papá de Sara: ¿Qué vas hacer? Con un sentido amenazante y de
intriga.
Sara: Sentada en la sala, simplemente dejo que la vida parta
mi corazón en mil partes
Tocan a la puerta sonido: llaman a la puerta
Sara: Es una señora poco empática.
Mensajera: Buenas, ¿se encuentra Sara Martinez?
Sara: SI, soy yo…
Mensajera: Me firma aquí con numero de teléfono y cedula.
Sara: Claro.
Mensajera: hasta luego, muchas gracias. (SONIDO PUERTA
CERRANDOSE)
Sara: abro la carta con ansias de comerme el mundo, la
universidad me escribe.
Tiempo de espera y suspenso pero no tan dramático: …
Sara: Está maldita vida ya no tiene sentido ni los caminos
que tome, no sé qué hacer y me inunda esta nostalgia, ¿Qué va
a decir la gente? ¿Qué voy hacer? ¿Qué será de mí? No quiero
seguir asi.
Sonido de puerta cerrándose duro: ….
Sara: Me encierro en mi cuarto y siento como todas las paredes
caen sobre mí con un peso que solo yo logro entender y un
nubarrón negro llena mi alma quiero morir, con unos sueños
rotos que nadie podría comprender, solo los que habitamos en
este país lleno de pocas posibilidades, de personas
destructivas, con opciones sí, pero máximas a la perdición, a
lo que un día tanto temí, al fracaso que pensaba que sería lo
peor, igual a la muerte, es que no logro entender cómo puedo
vivir cuando la vida no tiene sentido, y la muerte entonces,
parece un hermoso paraíso sin preocupaciones, sin tener ganas
algunas de encontrar personas destructivas, pues destruida
estaría.
Se hace entender el cambio de espacio: … (Sonido de pasar el
tiempo)
Sara: No sé cuántos días pasan o años aquí sentada en este
rincón, lo único que entiendo es que a nadie le interesa ni
entiende la magnitud del problema. No voy alcanzar lo que tanto
quise, no voy a lograr lo que un día tanto soñé despierta, y
que ahora no podré realizar. Si tuviera ayuda (exclama), si
alguien me entendiese lo que significa para mí vivir de verdad
y vivir es lograr carreras que corrí sin rumbo alguno. Papá,
mamá, y hermanos, no van a entender, toda su vida vivieron
sumergidos en la miseria de la ignorancia, fue tan grande que
hoy en día es difícil comer o los útiles escolares comprar,
pero que importa, si para ellos no interesa el estudio, porque
es algo que hacen mientras crecen y buscan un trabajo donde
los hagan esclavos, donde no puedan disfrutar tiempo con su
familia y no los culpo, nunca han visto las posibilidades que
la vida le trae al sentirse realizado y con un poco de amor en
sus hogares.
Sara: Sentada aún recuerdo cuando papá llegaba a casa sin un
peso diciéndole a mi mamá
Papá: Carla ‘’no puedo más necesitamos que Sara crezca para
que trabaje y nos ayude, esta situación es muy difícil’’
mientras tanto, yo sentada en mi cuarto pintando ( sonido de
pintar)
como si no aconteciera nada, no sabía lo que era trabajar,
sabía lo que era el hambre y aprendí bastante a camuflar muchas
cosas en mi colegio para no tener que aceptar ayuda de
compañeros con sus ganas de humillarme y hacerme sentir menos,
fingía de la mejor manera, creo que fue una de las mejores o
peores cosas que papa y mama me enseñaron.
Sara: Si tuviera ayuda de mamá, ahora estaría viviendo feliz,
me gustaría salir como mis amigos lo hacen, disfrutar de la
vida sin limitaciones. Por lo menos haber tenido una niñez
feliz y no tantos problemas entre mis padres, amor en el hogar,
compresión, creo que esto dolería menos, pero no estoy lejos
de encontrarme con una relación de padres tan perfecta llena
de amor para dar,asi como envidiaba todos los días a Natalia ,
cuando sus padres camino al colegio la llenaban de abrazos y
caricias (SONIDO FAMILIA FELIZ)
Natalia: “Adios papi y mami, ¿bendición?
Papás: “Dios te bendiga hijita”,
Sara: recuerdo que muchas tareas que debíamos realizar con los
padres ella ya las había realizado con tal pulcritud y amor
impregnado en cada una de las ellas.
Sara: Pero nada importa ahora, mis pocos amigos los que tanto
tiempo de mi vida les brindé, mi amor, amor que nunca recibí
de nadie y mi casa aunque sea, un poco de amparo, no están y
duele aún más. Recuerdo las conversaciones que tenía con
Camila. La mejor fue cuando sentí que alguien le importaba fue
entonces cuando me sentí completa al tener aunque sea una sola
persona en el mundo que se preocupaba por mí y me entendía.
Camila: no importa que tan difícil sea la situación por la que
estés pasando en tu casa yo te entiendo y te ayudaré como sea
(una voz madura pero juvenil, un poco despreocupada por la
vida)
Sara: No sabes lo bien que me hace tenerte cerca mío.
Camila: ¿Tus papas saben que estás perdiendo 2 materias en el
colegio?
Sara: No les importa, a nadie le importo.
Camila: Vamos, te propongo que nos vamos hoy en la tarde a
cualquier sitio para despejar la mente, y te explicaré cada
cosa que no entiendas, no te preocupes por la plata.
Sara: Está bien

Sara: Estando aquí sentada quisiera tu compañía, pero ya no


estás, maldito el día que te fuiste para siempre de mi vida,
daría todo porque estuvieras conmigo, pero asi es lo que le
llaman vivir.
Me levanto y una luz se asoma por la ventana e ilumina el
espacio vacío de ayer en la noche, siento que las cosas van a
cambiar un poco, pero al despertar justo a un costado de mi
cama, mamá ha escrito una nota diciendo:
Mamá: “ No soporto mas a tu padre, me iré a vivir sola”
Sara: Tampoco me importa, si fue capaz de dejarme seré capaz
de olvidarla.
Cierro mis ojos y parece que lo que le llaman ‘’vida’’ tiene
otro valor con mucha más calma. Sueño con Natalia y en ese
sueño, ella me llama, recuerdo su voz ya gastada de tanto
suplicar
Natalia:‘’ Sara, ayúdame¡, sácame de este cuarto, ayuda,
ayuda’’ (ECO)
Sara: sus gritos me hacen despertar y recordar lo cruel que
fue su muerte; su tío por venganza a su padre la amarró a la
cama de su cuarto sin comida por dos meses mientras sus padres
se encontraban viajando por cuestiones de trabajo, ahí murió,
después de muerta fue encontrada en un rio en aquel agua que
hoy quiero sumergirme.
Me dirijo al rio donde fue hallada Natalia, mi única mejor
amiga quizá, ahí, me tiro sin pensar en nada, ya todo lo había
pensado y resolví que no tenía con quien contar. Cuando
despierto en el hospital escucho unas voces
TODOS: ‘’ parece que está loca, se lanzó al rio, pero la pobre
no tiene a nadie que haya acudido por ella en estas dos semanas,
¿Qué vamos hacer?’’
Sara: las voces se escuchan fuertes pero mis ojos solo quieren
cerrarse.
Cuando por fin despierto, escucho a mi papá diciendo con una
voz quebrantada:
Papá:‘’ Tienes cáncer pulmonar, tienes que ayudar a recuperarte
procura despertar, tu mamá no está y eres lo único que tengo’’
Enfermera: ‘’ al parecer los exámenes arrojaron cáncer en un
pulmón y sus posibilidades de vivir son muy pocas si ella no
pone de su parte’’
Sara: Todo me da igual, no me interesa, finalmente mi único
sueño por el cual vivía no se realizó, ya no tiene sentido
estar viva.
Resuelvo levantarme de la cama caminar con las pocas fuerzas
que tengo y salir, tengo el pelo hecho un desastre y mi cara
más que irreconocible me encuentro al que fue una vez mi novio
Julián, la basura de mi ex,
Julián-¿Qué te pasa?
Sara: continúo caminando sin rumbo y sin intención, me toma
del brazo y yo sin fuerzas accedo, nos dirigimos a su casa, al
llegar me cuida tanto, tanto como cualquier animal de la calle
que quisiera ser atendido y cuidado.
Amor, fue lo que siempre necesité y a pesar que ahora sienta
morir, y que en cada saliva encuentre sangre y cada respiro un
dolor, finalmente, deseo vivir. Quise algún día nunca decirlo,
pero solo me queda luchar por una vida que se acababa por falta
de amor, de sueños, de esperanzas, quizá eso es lo que le
llaman tener un alma perdida, y cuando llega Julián a mi vida,
siento que el alma se restaura, vuelve mi esencia, pero… ahora.
Ahora la vida quizá tiene otros planes, solo quería tener
amor, sueños y esperanzas.
DEDICATORIA
Amor, Sueños y Esperanzas va dedicado a esas personas que
sienten como todo se les derrumba, como todo a su alrededor
termina siendo un caos de la noche a la mañana, sin darse
cuenta terminan viviendo un infierno en la tierra, pero aun
así siguen adelante, no se dejan derrumbar y no dejan que las
cosas malas sean las que afecten es su estado de ánimo, por el
contrario dejan que las pequeñas cosas bonitas que el mundo
les ofrece sean más grandes que todos los problemas.
ÁNIMO, ESTAS AQUÍ PARA ALGO GRANDE.
A tu forma, a tu medida y a tu tiempo, no te pegues tan duro
cuando algo no te funcione, tal vez lo tuyo sea algo aún más
grande que lo que no pudiste hacer.

Centres d'intérêt liés