Vous êtes sur la page 1sur 7

NUEVAS CONVOCATORIAS, LA ADJUDICACIÓN EN PAGO Y

EL PAGO.

Luis Elvis Villarreal Avalos.

Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote.

Derecho y Ciencias Políticas.

Derecho.

Procesos de ejecución.

VIII Ciclo.

Chiclayo

2018

1
La Adjudicación En Pago Y El Pago

A través de actos sucesivos, que se inician desde el examen y caracterización del bien

o bienes, hasta concluir con el justiprecio y la traslación de dominio del bien o bienes a favor del

postor adjudicatario o por adjudicación al acreedor o ejecutante. Adjudicación en pago o pago por

entrega de bienes, se define en doctrina como una convención sustitutiva del objeto del pago. A

través de esta figura el deudor da voluntariamente en pago una prestación diversa a la debida al

propio acreedor, que consiente en recibirla en sustitución de la otra que le habría correspondido.

La dación en pago como el acuerdo mutuo entre acreedor y deudor en virtud del cual el primero

conviene en recibir en pago, en lugar de la prestación que se le debía, otra equivalente. Que al

mismo tiempo que es un principio que el acreedor no puede ser constreñido a recibir una cosa

distinta de la que es posible que el deudor, con el previo asentimiento del acreedor -y, por

consiguiente, con base en un verdadero y propio contrato solutorio-, sea autorizado a entregar cosa

diversa: es ésta la dación en pago.

La Tasación

La tasación es un acto procesal ordenado por el juez en resolución debidamente motivada después

que ha quedado firme la resolución que dispone llevar adelante la ejecución, resolución en la cual

se dispondrá la tasación de todos los bienes que serán rematados. Es claro que si existiesen asuntos

dudosos o litigiosos en relación a la obligación original, ello ya no ofrecería inconvenientes, pues

se trataría de una obligación extinguida. Dentro de tal orden de ideas, para poder llegar a un

acuerdo transaccional que dé solución a un eventual conflicto de intereses entre las partes, deberá

2
tomarse como referencia y elemento objeto de la transacción a la obligación surgida del acuerdo

de dación en pago.

El artículo setecientos veintiocho del código adjetivo precisa que una vez consentida la resolución

que ordena llevar adelante la ejecución, el juez dispondrá la tasación de los bienes a ser rematados.

La resolución que ordena la tasación contendrá:

a.- El nombramiento de dos peritos.

b.- El plazo dentro del cual los peritos deberán cumplir con su dictamen, bajo apercibimiento de

ser subrogados sin perjuicio de una multa no mayor de cuatro unidades de referencia procesal. Sin

embargo, de conformidad con lo que señala el artículo setecientos veintinueve, la tasación no será

necesaria si las partes en el documento de la constitución de garantía convinieron en un valor

especial en caso de ejecución forzada.

Observación de la tasación y su aprobación.

La tasación implica un procedimiento que empieza en el momento que los peritos examinan el

bien o bienes del remate, para concluir con el dictamen en el cual obra la valoración y que lo

presentan al juzgado para los efectos de su aprobación. Recibido el dictamen pericial el juez corre

traslado a las partes por tres días para los efectos que ejerzan su derecho de observación si lo creen

conveniente, vencido el plazo con observación o sin ella; el juez resuelve aprobando o

desaprobando la tasación.

La convocatoria

3
Esta palabra derivada del verbo transitivo convocar, que significa reunir, acercar y, desde el punto

de vista procesal la convocatoria también significa reunir y acercar personas para vender

o transferir bienes en el acto procesal llamado subasta. La subasta la lleva a cabo el martillero

público del bien mueble en el lugar donde está ubicado dicho bien, pero si el bien a rematarse es

un bien inmueble la subasta se lleva a cabo en el local del juzgado.

Publicidad del remate

La publicidad es el anuncio que se hace a través de un medio de comunicación para informar o

extender las noticias o los hechos que se pretenden dar a conocer a la opinión pública. Pues bien,

en materia procesal civil la publicidad del remate es importantísima para evitar la nulidad de este

acto procesal, es decir la publicidad es un requisito de excepción del remate sustentado en el

principio del mismo nombre, es decir en el principio de publicidad.

Contenido del aviso para el remate

El remate como acto procesal y por el principio de la publicidad los avisos tienen sus propios

requisitos que deben cumplirse imperativamente, para los efectos de la eficacia, seriedad y la

seguridad jurídica del acto. De acuerdo como lo prescribe el artículo setecientos treinta y cuatro

del código adjetivó en los avisos del remate deberá expresarse obligatoriamente los siguientes:

a.- Nombres de las partes y terceros legitimados

b.- El bien a rematar, y de ser posible su descripción y características

4
c.- La afectación del bien.

d.-El valor de la tasación y el precio base.

e.- El lugar, día y hora del remate.

f.- El nombre del funcionario que efectuará el remate.

g.- El porcentaje que debe depositarse para intervenir en el remate

h.- El nombre del juez y del secretario del juzgado y la firma de éste.

Requisitos para ser postor y las posturas en el remate

Llámese postor a la persona que interviene en la licitación, por lo tanto postor es sinónimo de

licitador que interviene en el remate con la intención de la compra-venta del bien o bienes que se

venderán en pública subasta. La postura es el acto jurídico mediante el cual el interesado manifiesta

su voluntad de adquirir un inmueble en el precio y en las condiciones que se expresan en

los edictos y que se hacen realidad en la subasta. Ahora bien, se admitirá como postor a la persona

que antes del remate haya depositado en efectivo o presente cheque de gerencia a su nombre por

una suma no menor al diez por ciento del monto de la tasación del bien o bienes que se rematen.

Este requisito para ser postor no es de aplicación para el tercero legitimado ni mucho menos para

el ejecutante.

Reglas comunes del remate

El remate es una de las formas de adquirir la propiedad en pública subasta, acto que garantiza la

seguridad jurídica de la transferencia del dominio del bien, por lo cual endicho acto deberán

5
cumplirse las siguientes reglas como lo previene el artículo setecientos treinta y seis del código

adjetivo:

a.- La base de la postura del remate será equivalente a las dos terceras partes del valor dela tasación

del bien, por consiguiente no se podrá admitir oferta inferior.

b.- Si el remate comprendiese dos o más bienes, tiene preferencia el postor que ofrece adquirir

todos los bienes puestos a remate, pero el valor no será inferior a la suma de las ofertas

individuales.

c.- Si el remate comprendiese varios bienes, el acto del remate se dará por concluido si con la venta

en la subasta de alguno o de algunos bienes se satisface el pago total de todas las obligaciones

incluyendo los intereses, los costos y costas del proceso o sea si el remate es de dos o más bienes

y si se venden dos y con ese monto adquirido se cubre toda la deuda o pago, el tercer bien no se

remata.

Los efectos mencionados:

Mi opinión final es que se presenta la dación en pago dentro del ámbito del derecho de

obligaciones en el ordenamiento jurídico peruano. Sin haber estado en nuestro ánimo agotar los

efectos jurídicos de la dación en pago respecto a todos los preceptos del derecho civil, en cuanto

sean pertinentes, cualquier omisión se suple de modo fácil al considerar tal institución como un

caso de novación objetiva.

Antes de concluir nuestros comentarios acerca de la dación en pago, estimamos conveniente

establecer que esta figura no debe confundirse con las obligaciones alternativas o facultativas. Así

lo previene claramente, entre las obligaciones alternativas y el pago por entrega de bienes, existe

6
la siguiente diferencia: en las primeras, cualquiera sea la prestación elegida por el deudor para el

cumplimiento de la obligación, esa prestación era debida desde el origen de ésta y, por

consiguiente, no habría habido sustitución de una por otra. En el pago por entrega de bienes, la

sustitución existe. Además, en el pago por entrega de bienes se necesita acuerdo de voluntades,

mientras que en la obligación alternativa la elección dela prestación que se cumple es un acto

exclusivo del deudor o del acreedor, según sea aquí en corresponda el derecho de elección.

BIBLIOGRAFÍA

 Hernández, L. (2000). Procesos de Ejecución. Lima:

 Ediciones Jurídicas y Braulio J. Zavaleta Velarde. (2012):

 Procesos de Ejecución, Trujillo, Perú:

 Publicaciones Juventud, plataforma virtual del curso y de Carlos A. Hernández Lozano, (2009):

 Procesos de Ejecución, Lima, Perú: