Vous êtes sur la page 1sur 11

Preparación para instalar Ubuntu

Antes de continuar con la instalación, recibirás una lista de


requerimientos para que verifiques si tu ordenador está preparado para
que puedas instalar Ubuntu. Se comprobarán estas cosas:

 Si tienes al menos 7,1 gigabytes de espacio en el disco duro.


 Si estás conectado a una fuente de alimentación.
 Si estás conectado a Internet.
Está claro que puedes estar desconectado de Internet, como ya se ha
dicho anteriormente.

Hay una casilla de verificación en la parte inferior de la pantalla que te


permite instalar software de terceros para reproducir archivos MP3 y ver
vídeos y animaciones Flash. Es completamente opcional marcar esta
casilla. Puedes instalar los complementos necesarios una vez que se
complete la instalación a través del paquete Ubuntu Restricted Extras,
y esta es nuestra opción preferida.

Elige tu tipo de instalación


En la pantalla del tipo de instalación puedes elegir si deseas instalar
solamente Ubuntu o si quieres un arranque dual o dual boot con
Windows.

Hay tres opciones principales:

 Instalar Ubuntu junto a Windows 7


 Borrar el disco e instalar Ubuntu
 Algo más
Es perfectamente aceptable elegir la opción de Instalar Ubuntu junto a
Windows 7 y hacer clic en Continuar. Si eliges hacer esto, avanza al
paso que dice Escribir Cambios en Disco (Write Changes to Disks).

En la siguiente pantalla, te mostraremos cómo crear múltiples particiones


para separar la partición de Ubuntu de la partición del sistema anfitrión.
Es importante destacar que hay dos casillas de verificación en la pantalla
de tipo de instalación. La primero te permite encriptar tu carpeta de inicio.

Existe un mito muy común que dice que un nombre de usuario y


contraseña es todo lo que necesitas para proteger tus datos. En realidad,
cualquiera que tenga acceso a tu ordenador física puede obtener todos
los datos de tu disco duro, y da igual que uses Windows o Linux.

La única protección real es encriptar tu disco duro. Aquí podrás encontrar


más detalles acerca de la gestión de unidades lógicas.

Crear particiones manualmente

Este paso se ha agregado para completar la guía, pero no es del todo


necesario. Es mucho mejor tener separadas las particiones root, home
y de intercambio de archivos o swap, ya que facilita la sustitución de la
versión de Linux y la actualización de tu sistema

Para crear tu primera partición:

 Elige el espacio libre y haz clic en el símbolo más “+”.


 Elige el tipo de partición lógica y establece la cantidad de
espacio que deseas que tenga la partición de Ubuntu. El tamaño
que le des a la partición dependerá de la cantidad de espacio que
tengas. Elige 50 GB, lo cual es un poco exagerado, pero te deja
suficiente espacio para que el sistema crezca sin problemas.
 El menú desplegable “Usar como” (Use as), te permite configurar
el sistema de archivos utilizado. Hay un montón de diferentes
sistemas de archivos disponibles para Linux, pero es
recomendable escoger ext4.
 Elige “/” como punto de montaje y haz clic en Aceptar.
 Cuando regreses a la pantalla de particionado, encuentra el
espacio libre restante y haz clic en el símbolo “+” de nuevo para
crear una nueva partición. La partición de inicio (home) se usa
para almacenar documentos, música, vídeos, fotos y otros
archivos. También se usa para almacenar configuraciones
específicas del usuario. En general, debes asignar el resto del
espacio a la partición de inicio menos una pequeña cantidad que
destinarás a la partición de intercambio.
Las particiones de intercambio o swap son un tema polémico, y todos
tienen su propia opinión acerca de cuánto espacio deben ocupar.

Haz que tu partición de inicio use el resto del espacio menos la cantidad
de memoria que tiene tu ordenador.

Por ejemplo, si tiene 300000 Megabytes (es decir, sobre 300 Gigabytes)
y tiene 8 Gigabytes de memoria, introduce 292000 en la casilla. (300 – 8
son 292. 292 Gigabytes, que a si vez son 292000 megabytes)

 Elige “Lógica” (Logical) como tipo de partición.


 Elige “Comienzo de este espacio” (Beginning of this
space) como ubicación. Tal y como vimos antes, puedes
seleccionar EXT4 como el sistema de archivos.
 Ahora tienes que seleccionar “/home” como punto de montaje.
 Haz clic en Aceptar.
La última partición que debes crear es la partición de intercambio o swap.
Algunas personas dicen que no se necesita una partición de intercambio,
pero otros dicen que debe tener el mismo tamaño que la memoria. Por el
contrario, también hay otras personas que dicen que debería ser 1.5
veces la cantidad de memoria del sistema.

La partición de intercambio se usa para almacenar procesos inactivos


cuando la memoria se está agotando. En términos generales, si se está
llevando a cabo una gran cantidad de actividad de intercambio, tu
ordenador se puede ralentizar o se puede producir un bloqueo en tu
ordenador. Si esto sucede con frecuencia, tal vez deberías pensar en
aumentar la cantidad de memoria de tu ordenador.

La partición de intercambio era importante en el pasado, cuando los


ordenadores solían quedarse sin memoria, pero hoy en día, a menos que
necesites procesar una gran cantidad de cálculos o realices muchas
tareas de edición de vídeo, es poco probable que te quedes sin memoria.

Personalmente, nosotros siempre creamos una partición de intercambio,


ya que el espacio en el disco duro no cuesta tanto. Si alguna vez
decidiéras hacer un gran vídeo que use toda la memoria disponible, te
alegrarás de haber creado ese espacio de intercambio en lugar de dejar
que el ordenador se bloquee en el intento.

 Deja el tamaño como el resto del disco y selecciona Swap Area o


Área de Intercambio en el campo “Usar como” (Use as).
 Haz clic en Aceptar para continuar.
 El último paso es elegir dónde instalar el gestor de arranque o
bootloader. Hay una lista desplegable en la pantalla del Tipo de
Instalación que te permite elegir dónde instalar el gestor de
arranque. Es importante que establezcas esto en el disco duro
donde estás instalando Ubuntu. En términos generales, deja la
opción predeterminada de / dev / sda.
 Es importante que no elijas / dev / sda1 ni ningún otro número (es
decir, como por ejemplo / dev / sda5). Tiene que ser / dev / sda, /
dev / sdb o similar, dependiendo de dónde se esté instalando
Ubuntu.
 Haz clic en Instalar (Install now).
Escribir los cambios en el disco

Aparecerá un mensaje de advertencia que indica que las particiones


están a punto de crearse.

Este es el punto de no retorno. Si no has realizado una copia de


seguridad tal y como se indicaba en el paso 1, ten en cuenta que siempre
puedes hacer clic en la opción “Volver atrás” y cancelar la instalación.
Al hacer clic en Continuar, solo debes instalar Ubuntu en el espacio
creado en el paso 2, pero si se has cometido errores, no habrá forma de
cambiarlo después de este paso.

Haz clic en Continuar cuando estés listo para instalar Ubuntu.

Elige tu zona horaria


Elige tu zona horaria haciendo clic en la zona donde vives en el mapa
proporcionado y haz clic en Continuar.

Elige la distribución del teclado


Elige la distribución del teclado seleccionando el idioma en el panel
izquierdo y luego elige la distribución física en el panel derecho.
Puedes probar si la distribución del teclado seleccionada es la correcta
introduciendo texto en el cuadro disponible para tal fin.

El botón de detección de la distribución del teclado intentará hacer


coincidir la distribución con la de tu teclado automáticamente.

Después de haber elegido la distribución de tu teclado, haz clic


en Continuar.

Añade un usuario
El usuario predeterminado necesitará ser configurado. Ubuntu no tiene
una contraseña para el usuario root. Sin embargo, los usuarios deben ser
agregados a un grupo para permitirles usar “sudo“ para ejecutar
comandos con permiso de administrador o root.
El usuario creado en esta pantalla se agregará automáticamente al
grupo de los sudoers, por lo que podrás realizar cualquier tarea en el
ordenador.

 Introduce el nombre de usuario y el nombre del ordenador para que


pueda ser reconocido en una red doméstica.
 Ahora crea un nombre de usuario e introdúcelo.
 Introduce una contraseña para que sea asociada con el usuario.
 El ordenador puede configurarse para iniciar sesión
automáticamente en Ubuntu o para requerir que el usuario inicie
sesión ingresando la combinación de nombre de usuario y
contraseña.
 Por último, tienes la oportunidad de encriptar la carpeta de inicio
del usuario para proteger los archivos que allí se almacenen.
 Haz clic en Continuar.
Para los usuarios que vayan a utilizar Ubuntu como un servidor, algo
poco probable si lo instalas con Windows, es importante destacar que es
recomendable bloquear el acceso root por SSH.

Completa la instalación
Los archivos ahora se copiarán en tu ordenador y Ubuntu se instalará. Se
te preguntará si deseas reiniciar tu ordenador o continuar con la prueba.
Reinicia tu ordenador y saca el DVD o la unidad USB, dependiendo de
cuál hayas usado.

Cuando tu ordenador se reinicie, debería aparecer un menú con


opciones para iniciar el sistema con Windows o Ubuntu.

Prueba primero con Windows y asegúrate de que todo funcione


correctamente.

Reinicia de nuevo, pero esta vez elige Ubuntu en el menú. Asegúrate de


que Ubuntu se inicie. Ahora deberías tener un sistema de arranque dual
(boot dual) totalmente funcional con Windows 7 y Ubuntu Linux.