Vous êtes sur la page 1sur 8

Colegio América Latina

5to Bachillerato en Ciencias y Letras semi-presencial


“Visión y Misión”

SEMINARIO

Luis Pedro Romero Pérez


Enero 2015
Proyecto de vida

Visión:
Soy y he sido partícipe de proyectos sociales que incluso involucran el
financiamiento del Estado de Guatemala e incluso el de otros países u
organizaciones, tanto gubernamentales como no-gubernamentales. Y lo he hecho
trabajando en distintas áreas de trabajo (valga la redundancia) que los proyectos
puedan abarcar. Lo que quiere decir que, he estado involucrado, muy
directamente, en la elaboración de planes de trabajo, metodologías a trabajar,
estrategias, etcétera. Pero, nunca había estado en una posición en donde tuviese
que contextualizar una visión tan grande; es decir, es mi vida. Porque, ¿cómo
puedo llenar algunas cuantas hojas con palabras que describan una visión que
nunca es estática, a tan corta edad? No puedo. Así que, francamente, las
siguientes “metas” que estoy a punto de colocar, son tan sólo un fragmento
dinámico producido por lo que hoy en día constituye mi ideología y filosofía, que
como lo dije antes, aún siguen en formación.

Considero que únicamente existen dos áreas de trabajo que podemos desarrollar
como seres humanos contemporáneos. Estas áreas son: la interior y la exterior.
Lo que quiere decir que, como seres racionales, podemos involucrarnos en el
desarrollo de un ámbito externo, que sería nuestro medio ambiente, y también
dentro de un marco que nos abarca a nosotros, como seres humanos, de una
forma individual; o sea, el desarrollo personal. Estas dos únicas ramas sobre las
cuales podemos enfocarnos, no necesariamente deben ser balanceadas.
En mi caso, por cuestiones morales, que ahora incluso desataron cuestiones
emocionales, sólo puedo alcanzar mi desarrollo personal sujetándome, también,
del desarrollo de mi medio social.

Por lo tanto, mi más grande visión, por el momento, abarca una comunidad-global-
sostenible capaz de seguir desarrollándose científica, ideológica y filosóficamente.
Repleta de seres humanos conscientes y sensibles (emocionalmente hablando).
Capaces de poder alcanzar altos grados de meditación y una muy apropiada
habilidad de sociabilidad. Una sociedad liberalista capaz de sostenerse así misma,
incluso sin la necesidad de la intervención de una política de convivencia. En
donde exista una completa y real igualdad tanto hacia los idealistas como
materialistas. Un mundo orientado al desarrollo intelectual, artístico y científico.

Claro que, para alcanzar tan grande objetivo, es necesario, primero, situarnos en
una sociedad direccionada a tal desarrollo. Y ésta sería, entonces, la meta
intermediaria entre la contemporaneidad y mi más grande visión. Y también, el
momento en donde mi presencia interviene, puesto que para alcanzar tal
evolución, es necesario, primero, propiciar una revolución.

Por lo tanto, la percepción actual de mí mismo a un mediano plazo, consiste en


verme directamente involucrado en posiciones estratégicas dentro de
organizaciones progresistas no armadas. Para que entonces pueda estar en la
disponibilidad de poder dirigirnos a un sistema de vida social socialista.

Esta sociedad podría ser una cápsula masiva de jóvenes capaces e interesados
en el pro-desarrollo de los aspectos sociológicos. Jóvenes conscientes e
integrados. Así, de esta manera, podría lograrse el direccionamiento colectivo.
Y en cuanto a mi visión menos lejana pero más precisa, puedo tan sólo decir que
ya la estoy llevando a cabo, puesto que el sentido de mi filosofar y mi auto-criterio,
fueron dos fenómenos que sufrí prematuramente.

Menciono esto, porque es importante subrayar que ya me encuentro en donde en


algún momento previo quise estar; conquistando experiencias, comprendiendo el
contexto global, filosofando… aprendiendo.

Misión:

Logré alcanzar la primera etapa de mi visión gracias a la lectura. Y sí, ésta fue la Commented [H1]: Puesto que me encuentro en la
primera etapa de lo que es mi visión, la misión de la misma
única herramienta que me impulsó a analizar la pobre cosmovisión que durante está escrita en pasado.
Fue el cómo sucedió y porqué estoy en donde estoy.
muchos años nunca había alimentado. Y esto creó en mí un sentimiento de
culpabilidad. Culpa por nunca haberme interesado por el desarrollo humano y
social.

Fue entonces cuando inicié a leer más acerca de la historia del hombre, y a notar
patrones de conducta durante toda su evolución histórica. Comprendiendo cada
vez más al ser humano y el porqué de las situaciones contemporáneas. Lo que
produjo, en mí, un sentimiento cívico que me impulsó a participar en movimientos
que pudiesen producir cambios en la sociedad de Guatemala. Claro, el
sentimiento cívico fue remplazado más tarde por una cosmovisión que ahora
abarca la existencia hasta donde el materialismo dialéctico y la física cuántica
pueden abarcar.

Claro que, ahora, tengo que diseñar una misión capaz de alcanzar la segunda
etapa de mi visión, y creo que podría consistir en simples estrategias que
consientan métodos de concientización acerca de las actuales situaciones que el
hombre, la sociedad y otros animales sufren. Y así, poder alcanzar una alta tasa
de participación progresista de parte de los jóvenes. Y esto podría conseguirse a
través de programas de educación gratuita, organizaciones no lucrativas
enfocadas en la protección de los derechos humanos (esto es muy importante, ya
que muchos jóvenes, del mundo desconocen, por ejemplo, que es un derecho
vivir en un medio pacífico), jornadas retóricas pro-animalistas, etcétera.

Habiendo alcanzado la segunda etapa de mi visión, tendría que iniciar la última y


más compleja misión, que nos conduciría, probablemente, a la paz mundial.

Esta misión tendría que llevarse a cabo a través del segundo movimiento
progresista y revolucionario más grande de la historia evolutiva del hombre; el
cambio de etapa y dirección general del desarrollo humano. Un movimiento
alimentado por una vasta experiencia histórica y antropológica, que pueda
entender e incluso especificar las variables del comportamiento humano, para que
así, también pueda especificar estadísticamente, las posibilidades de alcanzar la
última etapa de mi visión.

En otras palabras, debo seguir comprendiendo al hombre y esperar a que la


ciencia que estudia la psiquis del hombre progrese más, para poder así explicar
los distintos fenómenos antropológicos que aún no han sido explicados.

En síntesis, mi visión consiste en cambiar el sistema de vida humano que no sólo


nos complica a nosotros la vida, sino también al resto de seres vivos que se ven
afectados por nuestro mal entendido de la realidad. Y la misión que considero
necesaria para poder alcanzar lo que es mi visión, es más simple aún: seguir
comprendiendo y seguir haciendo.
Mis valores

-“Se me fueron inculcados en casa, supongo.”

Los valores son principios esenciales que son nos son inculcados durante
nuestros primeros años de vida. Y así sucedió conmigo también.

De nuevo, es irritante, pero entretenido, tener que contextualizar algo que conozco
tan bien, pero que nunca exteriorizo más allá de mi propia imaginación… Sí, mis
valores.

Durante mis primeros años de vida, toda mi familia primaria se enfocó en


educarme de la mejor manera, haciéndome capaz de enfrentarme a las
adversidades de la vida de una manera positiva. O eso es lo que quiero imaginar.
Después de todo, tu familia siempre te educa subliminalmente.

En fin…, formaron en mí, valores que hoy puedo reconocer como características
fundamentales de mi personalidad y, obviamente, de mí comportamiento. Tales
características se han acoplado en la estructura primaria de mi ideología (no
filosofía), haciendo de ésta, un sistema constituido por la información de mi
reconocimiento filosófico que encuentra parámetros establecidos por mis valores.
De esta manera, es sencillo explicar que analizando mi filosofía se puede predecir
un comportamiento humano variable producido por mi análisis y aplicación
intelectual; el cual, luego de ser enmarcado por la aplicación de mis emociones
que interactúan en base a mis valores y principios, se es posible imitarme.

Ahora sí, ¿cuáles son esos valores que me caracterizan?

Los valores que hoy me caracterizan, no son necesariamente valores que se me


fueron inculcados por mi familia durante mi infancia (Sí lo fueron, pero también
fueron adquiriendo un sentido personalmente mío). Pues, considero que el
hombre dispone de una habilidad de aprendizaje que es invariable durante toda
su vida; y que es entonces, la disposición a aprender la que denomina la
información que se absorberá y el cómo lo hará, durante las distintas etapas de la
vida. Yo, personalmente, intento mantener mi mente abierta a cualquier forma de
pensar, volviendo mi perspectiva existencial dinámica pero, amplia, exponiendo
mis valores a cambios drásticos.

La honestidad es un valor que pongo en práctica siempre conmigo mismo.


Tal vez no sea muy bueno siendo honesto con todos, pero sí lo soy conmigo
mismo. Esto no quiere decir que no respete a los demás; lo hago. Podría decirse
que es para mí correcto vivir como quieras siempre y cuando no lastimes a nadie;
y esto quiere decir: emocional y físicamente.

La tolerancia es un valor que aprecio mucho y cuido con mucho cariño. Me ha


enseñado a no molestarme cuando no coincido ideológicamente con alguien más,
ampliando mis posibilidades de seguir alimentándome culturalmente.

Los valores con los que más me identifico: Activo, aventura, afecto, asombro,
diversión, aprobación, arte, audacia, brillantez, calma, certeza, cambiar, alegría,
claridad, ingenio, compasión, terminación, concentración, conexión,
conocimiento, contribución, convivencia, cooperación, cortesía, astucia,
creatividad, atrevido, deleitar, confianza, profundidad, dignidad, franqueza,
facilidad, éxtasis, educación, empatía, disfrute, entretenimiento, ecologismo, ética,
euforia, emoción, expectativa, experiencia, expresividad, justicia, libertad,
amistad, honrar, imaginación, individualismo y colectivismo, influir, curiosidad,
inspiración, inteligencia,
Mis principios: