Vous êtes sur la page 1sur 27

PSICOLOGÍA DE LAS

POBLACIONES EN
RIESGO SOCIAL
TRABAJO ACADÉMICO

ALUMNO:_____________________________
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

INTRODUCCION
En el presente trabajo académico se dará a cabo las actividades desarrolladas en
forma correcta y redactado por el mismo autor. En la primera parte se dará un
organizador visual acerca de los factores de riesgo en las conductas de los
adolescentes, así como propuestas para prevenirlos.

En la segunda parte se brindará una investigación acerca de la fomentación de la


resiliencia en los niños y adolescentes, analizando los cuadros de índice de estos,
como también se redactará un análisis crítico de la situación de los resultados.

Por último, se dará u n taller acerca de la eliminación de la violencia de género,


como también se brindará material didáctico como diapositivas y trípticos acerca
del temas.

1
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

DESARROLLO DEL TRABAJO


ACADEMICO
1. Visualice el siguiente material audiovisual: “Intervención Psicológica en
Conductas de Riesgo en Adolescentes” - Mag. Rolando, Salazar Benitez.

Descárguelo del siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=wUa65YP67jg

Seguidamente realice las siguientes actividades:

a) Realice un esquema con las ideas principales del tema planteado. (1 ptos)

2
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

3
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
b) ¿Cuál es su propuesta para prevenir conductas de riesgo en los
adolescentes de su localidad? (3 ptos)

Los menores y adolescentes son muy sensibles a los valores, normas, actitudes
de la sociedad en la que viven y se socializan. Por otra parte cada sociedad
genera unas formas de adolescencia diferentes por lo que cada adolescente vive
esta etapa de forma distinta. Para algunos autores (Carmen Arbex y Horrocks) 1,
existen tres subperíodos en esta etapa: - Adolescencia temprana o
preadolescencia. De los 11 a los 13 años - Adolescencia media. De los 14 a los 16
años - Adolescencia tardía. De los 16 a los 20 años El alejamiento del adulto y lo
que éste significa, la impulsividad, la baja tolerancia a la frustración, la
transgresión y la necesidad de sentirse parte de un grupo de iguales, son algunas
de las características que presentan hoy los adolescentes a las que hay que
añadir el presentismo como valor primordial para un grupo importante de
adolescentes. Y es aquí donde el consumo de drogas puede entrar a formar parte
de su vida cotidiana, sobre todo en el fin de semana. Pero el consumo y abuso de
drogas y TICs no es algo aislado en la vida de un menor, sino que guarda una
relación directa con un conjunto de riesgos y problemas con los que se puede
encontrar en su vida diaria. Tiene que ver con su modo de vivir y con su forma de
adaptarse a las circunstancias que la rodean, forma parte de un estilo de vida por
lo que es necesario abordar la intervención de un modo unificado. Son “señales” a
las que hay que prestar atención para iniciar intervenciones en todos los
escenarios en los que transcurre la vida del menor, concediendo especial
importancia a la familia, la escuela, el grupo de iguales y los escenarios de ocio y
tiempo libre. (Becoña E. 1999)2 Por otra parte, la mayoría de los consumidores
experimentan por primera vez con algún tipo de sustancia alrededor de los 16
años; sin embargo esta edad ha disminuido, de modo que en la actualidad el inicio

1
Jerusalinsky, A. y Col. (1988). Psicoanálisis en problemas de desarrollo infantil. Buenos Aires: Ediciones
Nueva Visión
2
Kotliarenco, M.A., Cáceres, I. y Fontecilla, M. (1996).Resiliencia. Construyendo en la adversidad. Santiago
de Chile: Ceanim.

4
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
del consumo puede presentarse a edades tan tempranas como los 12 o 13 años.
A estos consumos, hay que añadir el mal uso y abuso TICs en menores y
adolescentes, siendo uno de los principales motivos de consulta por parte de las
familias. A estos datos debemos añadir la importancia de la detección precoz y la
intervención temprana con estos adolescentes y menores, utilizando las redes
normalizadas (salud, educación, servicios sociales, familia) en las que se
desenvuelven y actúan en su vida diaria.

2. TRABAJO DE INVESTIGACIÓN: Lea detenidamente el siguiente material


bibliográfico: “Mecanismos de Resiliencia en los niños, niñas y adolescentes
en situación de riesgo social: El paso de la calle a la escuela”.
http://wbgfiles.worldbank.org/documents/hdn/ed/saber/supporting_doc/Coun
tryReports/EDR/RR%20Nicaragua%20deliverable.pdf

Ø A continuación, realice las siguientes actividades:

a) Tomando como referencia en lo expuesto en el Capítulo IV: “Resiliencia y


los Programas Sociales”. Ejecute lo siguiente: (3 ptos) · Investigue sobre los
principales programas sociales que se ejecutan en su localidad
(Municipalidad, Gobierno Regional, ONGs, Iglesias, etc). · Tabule y grafique
los resultados encontrados en la investigación realizada (tome como modelo
el gráfico de la pág. 65), tomando en cuenta para cada gráfico: entidad que lo
ejecuta (gráfico N° 1); ciudadanos atendidos por: edad (gráfico N° 2) y sexo
(gráfico N° 3); localidad (gráfico N° 4) y actividades por programa (gráfico N°
5).

Trabajo infantil y programas de transferencias monetarias condicionadas


Opciones para el Programa Juntos

Desde marzo de 2012, la Fundación Desarrollo y Autogestión (DyA), el Centro de


Estudios y Promoción del Desarrollo (desco) y la organización estadounidense
World Learning ejecutan el proyecto “Cultivando desarrollo rural sin trabajo infantil

5
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
peligroso” (Proyecto Semilla), financiado por el Departamento de Trabajo de
Estados Unidos de Norteamérica. El Proyecto Semilla es uno de los tres
programas piloto de la Estrategia Nacional para la Prevención y Erradicación del
Trabajo Infantil 2012-2021 (ENPETI).1 Con un financiamiento de trece millones de
dólares y una duración de cuatro años, atiende a seis mil niños y niñas, a tres mil
familias y a quinientos adolescentes. El ámbito de intervención está conformado
por siete provincias de los departamentos de Huancavelica, Pasco y Junín. El
Proyecto propone una estrategia integrada que articula cinco ejes que atienden las
causas del trabajo infantil 1 Los otros dos programas son el “Proyecto Carabayllo”,
que atiende a mil hogares hogares y mil quinientos niños, niñas y adolescentes; y
el “Piloto Huánuco”, que actualmente se aplica en doce distritos de esa región.

El presente estudio se enfoca en el primer y en el quinto componente, pues su


objetivo es la identificación de opciones que permitan al Programa Nacional de
Apoyo Directo a los Más Pobres (Programa Juntos) —un programa de
transferencias monetarias condicionadas (PTMC) que funciona desde el año 2005
en las zonas rurales más pobres del país— prevenir y disminuir el trabajo infantil.

6
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
Constatamos, entonces, un panorama heterogéneo dentro de un contexto (casi)
generalizado de pobreza. Otras estadísticas sobre la pobreza en el Perú —como,
por ejemplo, el Mapa de Pobreza Provincial y Distrital 2009,12 los informes del
INEI sobre la evolución de la pobreza monetaria o el Mapa de Pobreza del
Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)14— confirman, detalle más, detalle
menos, este panorama. Es inevitable que el escenario generalizado de escasez se
refleje también en la situación de los niños. Según el informe de INEI-UNICEF
(2011) sobre el estado de la niñez en el Perú, en Junín el 44% de los niños y niñas
entre 0 y 17 años vive en condiciones de pobreza (p. 150); en Pasco el 64% (p.
164); y en Huancavelica el 84% (p. 144).

El factor étnico-cultural Si bien hemos distinguido la sierra y la selva alta en


términos económicos, es necesario hacer una precisión sobre el contexto étnico-
cultural (el cual, como tratamos de demostrar a lo largo de este trabajo, es un
factor importante para entender el trabajo infantil en las zonas del estudio). Los
dos pueblos de la selva alta que forman parte de nuestro estudio son ocupados
por colonos que tiempos atrás llegaron de la sierra. En Eneñas, los pobladores
afirman que la mayoría de las aproximadamente 250 familias proceden
principalmente de Andahuaylas y Huancavelica, y la dominante presencia de los
migrantes ha implicado el desplazamiento de la población originaria yanesha a
caseríos más lejanos en el interior del distrito. Alto Yurinaki tiene su origen en el
asentamiento de colonos a mediados del siglo pasado; según las referencias
recogidas, el pueblo habría sido colonizado en 1953 por siete extrabajadores de la

7
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
Peruvian Corporation. Eso significa que nuestro referente socio-cultural es el
mundo andino o, para ser más preciso, el mundo quechua (a pesar de que el
idioma se ha perdido en casi todas las comunidades visitadas, con la excepción de
Huancavelica). No hemos llegado a comunidades nativas de la Amazonía que
aparentemente presentan un panorama bastante diferente respecto del trabajo
infantil: En la sierra, los niños y niñas inician su ayuda en el hogar a edades muy
tempranas y, frecuentemente, la combinan con la asistencia a la escuela. A
medida que crecen, los niños dedican más tiempo a ayudar con las labores
agrícolas mientras las niñas se involucran en las actividades domésticas y de la
chacra. En contraste, en la selva, la participación de los niños en actividades no
escolares es menor cuando son pequeños. No obstante, a medida que crecen, los
varones inician su participación en la agricultura. A diferencia de lo que ocurre en
la sierra, la agricultura y la extracción de madera en la selva son actividades
altamente demandantes en términos de fuerza física y habilidades. Por tanto, la
participación en estas actividades, usualmente, no permite la combinación con
actividades escolares lo que conlleva a la deserción escolar. (Rodríguez y Vargas
2008: 20) Dentro de nuestro universo quechua-andino, Huancavelica parece ser el
departamento más “indígena”. Según el balance de INEI-UNICEF (2011) sobre el
estado de la niñez en el Perú, el 56,4% de los niños del departamento aprendió a
hablar quechua cuando tenían entre 3 y 17 años, comparado con solo 2,6% en
Junín (donde el 4,4% aprendió asháninka y 0,9% otro idioma indígena) y 1,6% en
Pasco (con 2,6% asháninka y 0,6% otros idiomas indígenas).

8
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
Su propósito principal es promover el desarrollo humano, los PTMC no suelen
incluir la reducción del trabajo infantil como objetivo explícito.

En concordancia con esta línea de argumentación, De Janvry et al. (2006: 351)


señalan la existencia de una “paradoja del bienestar”: los niños de hogares con
más activos productivos pueden trabajar más y estudiar menos que los niños de
hogares más pobres.43 En todo caso, eso confirmaría que el “ser pobre”
aparentemente es un elemento importante, pero por sí solo no es suficiente para
explicar la presencia del trabajo infantil. El panorama del impacto de los PTMC
sobre el trabajo infantil parece entonces “bastante mezclado” (Tabatabai 2006:
11). Según Gee (2010: 727), las discordancias en el impacto que los programas
puedan haber logrado se deben principalmente a las diferencias en su diseño,
pero es probable que influyan también el contexto social específico y los factores
externos que más arriba hemos identificado como las principales causas. Mención
aparte merece el Programa de Erradicaçao do Trabalho Infantil (PETI) del Brasil,
el único PTMC cuyo objetivo es explícitamente la eliminación de las peores formas
del trabajo infantil.44 El PETI ofrece incentivos en efectivo a familias pobres a
cambio de que sus hijos participen en el programa Jornada Ampliada, que los
obliga a asistir a clases adicionales en las tardes. La idea es simple: mantener a
los niños más tiempo en la escuela y limitar así el tiempo disponible para el
trabajo. El trabajo infantil es considerado en el marco de la asignación de tiempo
del niño, que es un tema recurrente en la literatura.45 Yap et al. (2001) evalúan el
impacto del PETI comparando hogares beneficiarios con otras familias pobres que
no fueron incluidas en el Programa, y encontraron que los niños que participan en
el PETI efectivamente pasaron más tiempo en la escuela,46 dedicaron menos
tiempo al trabajo47 y sobre todo a trabajos riesgosos, y progresaron más
rápidamente en su rendimiento escolar. Para los autores, “la experiencia del PETI
sugiere que mediante el aumento de tiempo en la escuela, fuese voluntariamente
o por mandato del gobierno, se puede reducir el trabajo infantil” (Yap et al. 2009:

9
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
19). Bajo la nombre de Horario Extendido, esta modalidad fue aplicada también
por el Proyecto Semilla.

10
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

Conclusiones

El objetivo de nuestro estudio fue identificar opciones que permitan al Programa


Juntos impactar en la reducción o erradicación del trabajo infantil, especialmente
de sus peores formas. Considerando que intervenciones como Juntos no operan
en el vacío social, nos hemos apoyado principalmente en un enfoque etnográfico.
Entendemos, por un lado, el trabajo infantil como una “categoría paragua” (Brown
2012: 26) que debe ser analizada de acuerdo a su significado en situaciones
concretas; y consideramos, por otro lado, que iniciativas normativas idénticas
pueden producir impactos disparejos según la situación “receptora” en el ámbito
particular (Cigno et al. 2002: 75). En este sentido esperamos que nuestro enfoque
pueda complementar —y, donde sea necesario, corregir— los estudios
econométricos que han ganado cierta hegemonía en el campo, pues una de las
intenciones era … superar sobre generalizaciones que asumen que el desarrollo

11
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
humano funciona en todos sitios de la misma manera como en las comunidades
del investigador. (Rogoff 2003: 7) Resumamos brevemente los principales
hallazgos:

• Una plétora de estudios sobre el trabajo infantil ha dejado un escenario de


posiciones teóricas y planteamientos políticos sumamente complejo. Para cada
afirmación se encuentran sin dificultades otras aserciones que la desmienten, de
modo que es difícil obtener conclusiones generalizables. Nosotros, eso sí, nos
sentimos ratificados con nuestro enfoque que da importancia al contexto socio-
cultural específico.

• De la misma manera, los estudios que analizan el impacto de los programas de


transferencias monetarias condicionadas en el trabajo infantil, en su gran mayoría
ejercicios econométricos, muestran resultados ambiguos. Algunos de ellos
señalan que el incremento de la asistencia a la escuela que el programa habría
logrado afectó más el tiempo libre de los niños que el tiempo invertido en el
trabajo.

• Nuestro estudio encontró que el trabajo es una práctica generalizada entre niños,
niñas y adolescentes en las nueve localidades visitadas, y se da en dos formas:
apoyo en el hogar (el cual a su vez se puede dividir en labores domésticas “no
económicas” y trabajos agropecuarios “económicos”) a partir de los 5 años; y
trabajo remunerado para terceros cuando han alcanzado las fuerzas y destrezas
necesarias. El trabajo asalariado se da en la misma localidad en la zona cafetalera
de la selva alta, y a través de la migración laboral en el caso de las comunidades
serranas.

b) Realice un análisis crítico de los resultados encontrados y plantee


propuestas innovadoras para trabajar desde nuestra profesión en este tema.
(3 ptos)

12
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
Existen multitud de formas mediante las cuales trabajar los contenidos de este
proyecto; no obstante, se han establecido una serie de actividades que servirán de
guía a los educadores que quieran aplicarlo en futuras ocasiones, y que tienen un
carácter totalmente flexible, ya que pueden ser adaptadas y modificadas en
función de las características del grupo de niños y niñas con el que se trabaje y de
la persona que las imparta. A continuación, se presentan las fichas de las
actividades correspondientes al presente proyecto.

Los niños y las niñas se sentarán en círculo y se repartirá a cada uno y a cada una
un folio en blanco y un lápiz. En el folio deberán escribir su nombre y dárselo al
compañero o compañera que tengan a su derecha. Cada uno y cada una irá
escribiendo en el folio aspectos, características y cualidades positivas del
compañero o compañera. Todos y todas irán rotando los folios hasta que llegue a
su propietario o propietaria con todos los elogios que han escrito sus compañeros
y compañeras. Una vez que hayan terminado, voluntariamente leerán lo que pone
en sus folios y se les harán preguntas de reflexión, que servirán a su vez para
evaluar la actividad. Recursos materiales y financieros: Sala o espacio techado,
sillas o bancos, folios y lápices. Se puede utilizar un espacio y el mobiliario de las
propias instalaciones con las que cuenta la Aldea de El Tablero.

Los folios y lápices también pueden encontrarse en las instalaciones de la Aldea o


bien ser reciclados o reutilizados, por lo que el coste económico es casi
inexistente.

Evaluación:

La evaluación de esta actividad se realizará mediante el feed-back por parte de los


destinatarios a los que se ha hecho alusión anteriormente. De esta forma, los
niños y las niñas voluntariamente leerán lo que han escrito en sus folios y se les
plantearán preguntas de reflexión como las siguientes: ¿cómo nos hemos
sentido?, ¿nos ha costado escribir aspectos positivos de nuestros compañeros y
compañeras?, ¿estamos de acuerdo con lo que han escrito los compañeros y

13
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
compañeras de nosotros y nosotras?, ¿añadiríamos o quitaríamos alguna
cualidad?, ¿qué nos ha parecido esta actividad?, ¿qué hemos aprendido? Será la
pedagoga, quien a partir de estas respuestas valore la consecución del objetivo
propuesto.

c) Anexos: fotos de instituciones y personas a las que consultó para realizar


esta parte de su trabajo. (1 Pto)

TALLER DE RESILIENCIA PARA NIÑOS Y ADOLESCENTES DE LA


INSTITUCIÓN

14
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

b) TRABAJO DE CAMPO: Lea detenidamente lo planteado en el siguiente


material bibliográfico sobre: “PROYECTO DE INTERVENCIÓN SOBRE LA
VIOLENCIA DE GÉNERO, EN ADOLESCENTES”.

a) Busque más información sobre: “Prevención y eliminación de la violencia


de género”, y consigne esta información en su trabajo académico
(referencias encontradas de acuerdo al modelo APA - mínimo tres autores).

15
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
Es evidente que si bien las violaciones de los derechos humanos afectan tanto a
hombres como mujeres, su impacto y su carácter varían de acuerdo con el sexo
de la víctima. Además, la mayoría de las lesiones de los derechos de las mujeres
y de las discriminaciones y abusos de los que son objeto se deben
específicamente a su condición de mujer. A pesar que existen factores como la
etnia, la clase social, la preferencia sexual, las discapacidades y las afiliaciones
políticas y religiosas, que inciden en la victimización de la población femenina, en
general toda agresión perpetrada contra una mujer tiene alguna característica que
permite identificarla como violencia de género.1 Se entiende por violencia de
género el ejercicio de la violencia que refleja la asimetría existente en las
relaciones de poder entre varones y mujeres, y que perpetúa la subordinación y
desvalorización de lo femenino frente a lo masculino. Ésta se caracteriza por
responder al patriarcado como sistema simbólico que determina un conjunto de
prácticas cotidianas concretas, que niegan los derechos de las mujeres y
reproducen el desequilibrio y la inequidad existentes entre los sexos. La diferencia
entre este tipo de violencia y otras formas de agresión y coerción estriba en que
en este caso el factor de riesgo o de vulnerabilidad es el solo hecho de ser mujer.
A lo largo de la historia, las distintas formas de violencia se han manifestado en las
sociedades como producto de la dominación que determinados sectores o grupos
ejercen sobre otros. En este contexto, la violencia de género es un mecanismo
social clave para perpetuar la subordinación de las mujeres, puesto que, debido a
que el poder se considera patrimonio genérico de los varones (Amorós, 1990), la
hegemonía masculina se basa en el control social de lo femenino. Por lo tanto, las
violaciones a los derechos humanos de las mujeres se relacionan directa o
indirectamente con el sistema de género y los valores culturales dominantes. La
violación de los derechos de las mujeres y la violencia de género no son
problemas nuevos; suponen conductas que hasta hace muy poco tiempo eran
socialmente aceptadas y que, por estar circunscritas en general al ámbito de la
vida privada, eran muy poco conocidas. No obstante, es evidente que el mestizaje
en América Latina y el Caribe se funda en un paradigma basado en la violación de

16
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
las mujeres indígenas. Por otra parte, estudios de carácter histórico realizados en
algunos países revelan que la violencia física o "sevicia" de los hombres contra
sus esposas ya era un hecho conocido en los siglos XVIII y XIX y que la violencia
se consideraba una "corrección punitiva" aceptable en el caso de las mujeres que
no cumplían con los mandatos sociales (Cavieres y Salinas, 1991).3 Sin embargo,
sí es reciente la preocupación por las mujeres que sufren agresiones físicas,
sexuales y psicológicas en el medio familiar, laboral y educacional. Hoy en día se
observan ciertos cambios en la percepción del problema, que responden al
profundo cuestionamiento de la con sustancialidad de la violencia a las relaciones
de género, en tanto que la evaluación de la violencia como algo negativo, en
cualquiera de sus expresiones en la vida social es cada vez más generalizada.
Bajo el concepto violencia de género, de acuerdo al espacio de relación y de
ejercicio de poder en el cual ocurren los hechos, se consideran delitos las
violaciones sexuales y el incesto, el asedio sexual en el trabajo y en las
instituciones educacionales, la violencia sexual contra mujeres detenidas o presas,
la violencia contra las mujeres desarraigadas y el tráfico de mujeres. Sin embargo,
en la región estas expresiones de violencia extrema no se han analizado
ampliamente y, en general, no se realizan investigaciones específicas sobre el
tema o bien se las ignora. El problema más conocido es la violencia de género que
se produce en el ámbito doméstico y familiar; en el presente documento se le
otorga particular atención, puesto que en torno a ella en los últimos años se han
gestado experiencias institucionales importantes, se han introducido cambios
sustanciales en las legislaciones y se han articulado acciones colectivas de las
mujeres. A pesar de que existe un importante subregistro sobre los actos de
violencia que inciden en la calidad de vida de las mujeres de nuestros países, los
estudios permiten inferir su carácter generalizado. En la región, las investigaciones
sistemáticas sobre la violencia doméstica se iniciaron en la segunda mitad de la
década de 1980, y han aportado un gran caudal de información y de análisis. Esto

3
Mujeres rurales de América Latina y el Caribe: Resultados de programas y proyectos (LC/L.513), septiembre
de 1989

17
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
ha permitido vislumbrar la magnitud del problema y convertir el tema en objeto de
preocupación pública y gubernamental, aunque el nivel de sensibilización difiere
de un sector social a otro. Sin embargo, los estudios suelen presentar ciertas
limitaciones: en general, presentan enfoques sesgados, la mayoría son de
carácter descriptivo o exploratorio y aún no responden a una adecuada
coordinación ni a la utilización de criterios metodológicos comunes, lo que dificulta
las comparaciones y la proyección de los resultados. Además, si bien se han
logrado importantes progresos en la estimación de la prevalencia de la violencia
doméstica, no se dispone de estadísticas oficiales que revelen la real dimensión
de la violencia de género en la región en todas sus manifestaciones. Por este
motivo, los datos que se presentan en este documento corresponden a
investigaciones y documentos de organizaciones no gubernamentales y de
organismos internacionales que han trabajado en el tema los últimos años.
También hay una gran variedad de acciones orientadas a prevenir la violencia y
prestar atención y apoyo a las víctimas, pero en general éstas se realizan sin
coordinación, con escasos recursos y con diferentes orientaciones. Tampoco
existen diagnósticos ni criterios metodológicos compartidos, lo que impide contar
con cifras comparables que sirvan de base para la planificación de políticas. El
seguimiento y la evaluación de los proyectos emprendidos, mediante
procedimientos validados y que sean objeto de consenso, permitirá disponer de
información más sistematizada y concluyente. La complejidad de las relaciones
entre hombres y mujeres y sus causas y efectos, las distintas formas de
discriminación, los estereotipos en que se reproducen y la violación a los derechos
humanos de las mujeres no se reducen tan solo al problema de la violencia. Sin
embargo, no se pueden analizar las diversas dimensiones de la inequidad social
sin tomar en consideración este hecho como expresión dramática de la
desigualdad y la asimetría de género.

En las últimas décadas se ha ido reconociendo cada vez más en el ámbito


internacional que la violencia de género es un grave problema, no sólo para las

18
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
mujeres sino también para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz (Naciones
Unidas, 1986a)4. Asimismo, el tema emergió como una prioridad de las
organizaciones de mujeres de la región y de la reflexión feminista durante el
Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer (19761985), y en los últimos años
también le han prestado atención los gobiernos de la región.2 Si bien en 1979 la
Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre la
eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer,3 con lo que se
incorporó a las mujeres a la esfera de los derechos humanos, en dicho
instrumento sólo se aborda en forma tangencial el problema de la violencia contra
las mujeres; una de sus deficiencias es precisamente la falta de una definición
clara de la violencia de género. La preocupación específica por este problema
comenzó a manifestarse a partir de 1980, cuando en la Conferencia Mundial del
Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer celebrada en Copenhague se
adoptó la resolución titulada "La mujer maltratada y la violencia en la familia";
asimismo, en el párrafo 288 de las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el
futuro para el adelanto de la mujer (1985), documento emanado de la Tercera
Conferencia Mundial, se contemplan consideraciones directas relacionadas con la
violencia contra las mujeres. A partir de entonces, las Naciones Unidas han
organizado encuentros de grupos de expertos sobre la violencia contra las
mujeres y han tomado medidas con el objeto de que se preste atención al tema a
través de mecanismos como la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la
Mujer, el Consejo Económico y Social, la División para el Adelanto de la Mujer, la
Oficina de Estadística y el Comité de Prevención del Delito y Lucha contra la
Delincuencia. En 1989, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra
la Mujer recomendó que los Estados Miembros informaran sobre la violencia
contra las mujeres y las medidas adoptadas a nivel gubernamental para
erradicarla. En la reunión del grupo de expertos sobre la violencia contra la mujer
realizada en 1991 se determinó que en los instrumentos vigentes no se tomaba

4
América Latina: el desafío de socializar el ámbito doméstico (LC/L.514), septiembre de 1989

19
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
debidamente en consideración la violencia de género y que no se definía
específicamente este delito. A juicio del grupo, la falta de una conceptualización
clara dificultaba la aplicación efectiva de las normas internacionales sobre
derechos humanos para solucionar este problema (Naciones Unidas, 1991a, b y
c)5; por lo tanto, redactó un proyecto de declaración sobre la eliminación de la
violencia contra la mujer, que la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la
Mujer analizó en profundidad en su trigésimo sexto período de sesiones, con miras
a su adopción por parte de la Asamblea General. En el ámbito regional, la
Comisión Económica para América Latina y el Caribe, de conformidad con lo
dispuesto en la resolución titulada "Mujer y Violencia" emanada de la Quinta
Conferencia Regional sobre la Integración de la Mujer en el Desarrollo Económico
y Social de América Latina y el Caribe (CEPAL, 1991b) y la resolución 45/114 de
la Asamblea General de las Naciones Unidas, "Violencia en el hogar" (Naciones
Unidas, 1990), ha señalado en sus documentos y recomendaciones de políticas
que el problema de la violencia de género es uno de los obstáculos que es
imprescindible superar para mejorar la condición de la población femenina de los
países y lograr un desarrollo con equidad.

b) Visite una comunidad o un A.A.H.H. de su localidad y realice lo siguiente: ·


Converse con el dirigente o persona responsable de la comunidad,
solicitando la autorización y apoyo para la realización del trabajo encargado.

· Elabore material audiovisual PPT para su exposición (20 diapositivas),


anéxelo a su trabajo académico.

· Elabore dípticos para difundir información relevante del tema trabajado. El


díptico para repartir a los asistentes, deberá contar con los siguientes datos:
Logo de la UAP, nombre de la Escuela Académico Profesional y nombre del

5
Mujer y política: América Latina y el Caribe (LC/L.515), septiembre de 1989

20
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
estudiante responsable de la exposición, el mismo que deberá estar anexado
a su trabajo académico.

21
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

22
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

23
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
 Anthony, E.J., Chiland, C. y Koupernick, C. (1982). L´enfant vulnérable.
París: PUF, Vol. IV Avia, M.D. y Vázquez, C. (1999): Optimismo inteligente.
Madrid: Alianza Editorial.
 Bird, H.R. ( 2005). Pobreza y Nivel socioeconómico. En L. Ezpeleta (Ed):
Factores de riesgo en psicopatología del desarrollo, Cap. 9 , pp. 225-235.
Barcelona: Masson.
 Ciccheti, D. y Rogosch, F.A. (2002). A developmental psychopatology
perspective on adolescence. Journal of Consulting and Clinical Psychology,
70, pp. 6-20
 Cicchetti, D. y Cohen, D.J. (eds.) (1995). Developmental psychopatholy. Vol
1y 2: New York: Wiley.
 Cyrulnick, B. (2001). Los patitos feos. La resiliencia: una infancia infeliz no
determina la vida. Barcelona: Gedisa
 Mujeres rurales de América Latina y el Caribe: Resultados de programas y
proyectos (LC/L.513), septiembre de 1989
 América Latina: el desafío de socializar el ámbito doméstico (LC/L.514),
septiembre de 1989
 Mujer y política: América Latina y el Caribe (LC/L.515), septiembre de 1989
 Mujeres refugiadas y desplazadas en América Latina y el Caribe
(LC/L.591), noviembre de 1990
 Mujeres, culturas, desarrollo (Perspectivas desde América Latina)
(LC/L.596), marzo de 1991
 Mujer y nuevas tecnologías (LC/L.597), noviembre de 1990
 Nuevas metodologías de participación en el trabajo con mujeres (LC/L.592),
octubre de 1990

24
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL
 La vulnerabilidad de los hogares con jefatura femenina: preguntas y
opciones de política para América Latina y el Caribe (LC/L.611), abril de
1991

25
PSICOLOGÍA DE LAS POBLACIONES EN RIESGO 2019
SOCIAL

26