Vous êtes sur la page 1sur 8

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TEMA: Actividad Nª 10: Responsabilidad Social / Trabajo Colaborativo - II Unidad


La importancia de la necropsia médico legal, la investigación en la escena de la muerte y
los indicios en la escena del hecho.

CURSO: MEDICINA LEGAL

DOCENTE: TITO ALVAREZ CHÁVEZ

CICLO: IX

ALUMNOS: JUAN JOSE COLMENARES MENDOZA

JANET RUMELY CHOTON ALZA

ALEX LLANOS SALDAÑA


Actividad Nª 10: Responsabilidad Social / Trabajo Colaborativo - II Unidad
Desarrollo de actividades de aprendizaje teóricas
· A través de lluvia de ideas indagan el saber previo respecto del tema en estudio.
· Los estudiantes analizan la información contenida en el texto digital: Palafox, V. R. (2013).
Fundamentos en la práctica de autopsia y medicina legal. Recuperado
de http://site.ebrary.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=20&docID=10889948&t
m=1464195840799; y explican la importancia de la necropsia médico legal, la investigación
en la escena de la muerte y los indicios en la escena del hecho, a través de un resumen y
según la base de datos de su especialidad, mostrando trabajo en equipo.

IMPORTANCIA DE LA NECROPSIA MEDICO LEGAL


Una autopsia médico legal no es más que un examen practicado a un cadáver para
determinar la causa precisa de la muerte. Durante una autopsia el cadáver es examinado
en varias ocasiones; primero como es recibido o como es encontrado, luego después de
quitarle las ropas, en casa de este tenerla, luego se le quitan algunas partículas sueltas de
suciedad, sangre, secreciones, cabellos, etc. En la práctica de una autopsia el patólogo
forense procura recoger todos los datos necesarios para integrar el diagnóstico de la causa
de la muerte, este a la vez sirve para ilustrar a los tribunales de justicia en un juicio
determinado.
En cada paso que da el patólogo forense al realizar una autopsia médico legal, como son
observar algunas características particulares, lesiones u otras particularidades inusuales,
estas deben de ser documentadas a través de múltiples modalidades, como son por
ejemplo: fotografías, grabaciones o notas descriptivas de manera escrita. Luego el cadáver
es abierto y cada órgano es examinado, para determinar la presencia de lesiones
o enfermedades naturales preexistentes.
Al momento del perito en la materia realizar una redacción escrita acerca de la manera de
muerte de una persona, haciendo constar todos los hallazgos y pormenores encontrados
en el lugar de los hechos, este realiza un informe de autopsia médico legal, el cual
actualmente es considerado como un importantísimo documento extensivo donde el
profesional en ciencias forenses, encargado de realizar una determinada autopsia, plasma
la forma y manera de muerte de una persona determinada, especificando lo que causó el
deceso de la víctima.
El informe de autopsia médico legal desde el punto de vista jurídico, debe de especificar la
manera clara y precisa del estado de las partes examinadas del cadáver, las causas
evidentes o probables de la muerte, el tiempo presumible de la misma y el instrumento que
pudo haber sido utilizado para cometer un hecho delictivo, esto luego de realizarse la
apertura de las tres cavidades, como son: craneal, torácica y abdominal.
La interpretación jurídica que se merece el informe de autopsia medico legal, es que este
se convierte en una pieza importante de un expediente criminal en un determinado tribunal,
en virtud de que este va a arrojar datos acerca de la manera de muerte de una persona,
por ejemplo, en caso de esta ser violenta o sospechosa. Este informe puede conducir a una
persona a salir en libertad como también puede ser la prueba que condene a un victimario.
La práctica de la autopsia encuentra su razón de existir en la necesidad de que tiene tanto
el Fiscal como el Juez, de hacerse asesorar de un perito para poder comprobar hechos que
escapan a su conocimiento puramente legal. Así lo comprendió el legislador al referirse a
los delitos de homicidio, aborto suicidio en nuestro Código de Procedimiento Penal. En los
artículos por ejemplo: 81 y 82 del referido cuerpo legal vigente, pero debemos de recalcar,
que el concepto de autopsia que tiene la medicina legal es mucho más amplio, porque no
se limita a escudriñar lo que hay de interés dentro del cadáver, sino que se detiene con
mucha minuciosidad en el aspecto externo del mismo.
OBJETIVOS DE LA AUTOPSIA MÉDICO LEGAL
Los objetivos de una autopsia médico legal siempre van encaminadas a:

 Establecer la causa de la muerte.


 Ayudar a establecer la manera de la muerte.
 Establecer la hora de la muerte.
 Ayudar a establecer la identidad del fallecido.
CASOS DE AUTOPSIA MÉDICO-LEGAL OBLIGATORIA

 Todas las muertes violentas: homicidios, suicidios, accidentes.


 Muertes súbitas.
 Muerte natural sin tratamiento médico reciente.
 Muerte natural con tratamiento médico, pero ocurrida en circunstancias
sospechosas.
 Muertes de madres con abortos sospechosos de ser provocados.
 Productos de aborto sospechoso.
 Víctima del infanticidio.
 Muerte de personas detenidas.
 Muerte de persona en que exista litigio por riesgo profesional.
 Cadáveres para ser inhumados en el extranjero.

EXAMEN EXTERNO
Tras retirar las vestimentas, se deben efectuar, entre otras, las siguientes actuaciones:
tomar fotografías y hacer diagramas del cuerpo, así como de las heridas y anomalías
congénitas o por enfermedad. Describir cada lesión, localización anatómica, tamaño,
forma, color, trayectoria, características, etc. Recabar otras pruebas de interés
criminalística, pelos, bordes de las uñas, fibras, barro, polvo y fluidos corporales. Examinar
y recoger muestras, si procede, de los orificios naturales.
EXAMEN INTERNO
La disección de los órganos se realiza básicamente mediante dos métodos: el de Virchow
y el de Zenker. En el primero, el forense extrae las vísceras una a una y las examina por
separado. Por el contrario, la técnica de Zenker consiste en sacar los órganos en masa y
separarlos por sistemas orgánicos (aparato digestivo, respiratorio, genital...).
Con independencia del método utilizado, cada autopsia incluye una serie de pasos que hay
que seguir, según el tipo de muerte que se sospeche.
La extracción de órganos comienza con la retirada del cerebro, continúa por el cuello y el
tórax, y finaliza en el abdomen. Las vísceras son pesadas y examinadas por dentro y por
fuera. También se recogen muestras de ellas, para llevar a cabo estudios histológicos y
toxicológicos que ayudan a esclarecer la causa de la muerte.
CONCLUSIÓN
La autopsia médico legal, es un proceso muy importante para determinar las causales de
una muerte mediante una disciplina que permite aplicar los conocimientos médicos a la
investigación y el esclarecimiento de las muertes presuntamente violentas o sospechosas
de criminalidad, y en la búsqueda e identificación del agresor.

LA INVESTIGACIÓN EN LA ESCENA DE LA MUERTE


Es el lugar donde se presume se ha producido un delito; y por ende, debe ser objeto de una
investigación policial; siendo su importancia evidente por la gran cantidad de indicios o
evidencias que se puede recoger en ella, las mismas que serán determinantes en
el desarrollo de la investigación criminal.
No existe norma que pueda definir con exactitud las dimensiones de la Escena del Crimen;
pero por lo general, es considerada solamente el punto o lugar donde se ha llevado a cabo
el evento delictivo, sin embargo, el término es más amplio y debe incluir también las zonas
circundantes por la que haya pasado el posible autor o la víctima al dirigirse al lugar o
retirarse del mismo; pues en dichas zonas pueden haberse producido descuidos por parte
del agente delictivo y haber dejado huellas de importancia criminalística que prueben más
adelante su culpabilidad, consiguientemente, la Escena del Crimen debe comprender el
lugar donde se ha cometido el delito y la zona circundante a ésta.
En términos generales, incluye el resguardo de toda la escena del crimen; pero en términos
técnicos, la Cadena de Custodia sólo recae sobre las evidencias e indicios. Dicha cadena
debe iniciarse desde el momento en que se constata el hecho materia de denuncia, que por
lo general es realizada por el personal de la policía, quienes suelen tomar conocimiento de
los hechos en primera instancia. En este sentido, la Cadena de Custodia se constituye de
facto, con la constatación del hecho criminal por parte del personal policial que llega a la
escena del crimen, quienes deben acordonar la misma para que todas las evidencias e
indicios en su interior permanezcan incólumes hasta la llegada del Fiscal y los Peritos. Sin
embargo, la Cadena de Custodia no termina ahí, sino que continuará vigente hasta que
dichos indicios y evidencias sean entregados a su destinatario final, que en ciertos casos
será el Laboratorio o el órgano jurisdiccional; siendo lo invariable que los responsables de
la cadena adopten todas las medidas de seguridad necesarias para evitar el extravío de
aquellas muestras.
Culminada la labor de campo es necesario registrar la actividad pericial de manera formal
para que aquella esté revestida de la naturaleza procesal del caso; y con dicho propósito,
por lo general, se emitirán actas y notificaciones.
Luego, cada Perito interviniente en la Escena del Crimen, deberá remitir sus muestras al
Laboratorio que corresponda en cada caso; precisando el estudio o análisis que se debe
desarrollar sobre la misma; sin apartarse en ningún momento de todas las indicaciones
explicadas líneas arriba respecto del Embalaje y la Cadena de Custodia.
El Fiscal, discrecionalmente, puede resolver el cierre del acceso a la Escena del Crimen
por un periodo de tiempo determinado, durante el cual no se le permitirá el ingreso a
personal ajeno a la investigación, y se realizarán nuevas inspecciones. Otra opción es
cerrar la Escena del Crimen por tiempo indeterminado para que ésta sea constatada tal cual
en fechas futuras.
CONCLUSIÓN
Haciendo uso de términos actuales, podríamos señalar que la Criminalística "escanea" la
Escena del Crimen con el objetivo de reconstruir el diseño arquitectónico original que utilizó
el criminal al edificar su obra delictiva.
La necesidad, histórica, de administrar justicia con justicia, valga la redundancia, ha
inspirado al hombre a desarrollar métodos y técnicas cada vez más sofisticados que
permitan establecer, sin margen de error, no sólo la comisión de un delito, de tal modo que
se pueda asignar a cada caso concreto la sanción punitiva que realmente le corresponda.
Aunque en el presente trabajo, por su propia naturaleza técnica, no se pueda apreciar la
magnitud real de la participación del Ministerio Público en la Investigación Criminal, no cabe
duda que aquella es cada vez más importante, no sólo por la legalidad que le reviste a la
Inspección, sino porque la dirige de principio a fin; siendo el criterio discrecional del Fiscal
la brújula que la llevara o no.
INDICIOS EN LA ESCENA DEL HECHO
En primera instancia los Investigadores deben saber que dentro de una escena del crimen
deben reunirse todas las evidencias físicas disponibles, esto asegura que se analicen todas
las características del crimen y de la escena.
El lugar del crimen debe inspeccionarse, reproducirse gráficamente y protegerse. Además,
deben recogerse todos los vestigios hallados tomando nota o asentando cualquiera de las
probabilidades o circunstancias relevantes o significativas, ello sin perjuicio de los
interrogatorios que puedan realizarse en ese escenario criminal.
La escena del crimen puede no ser una sola, sino varios lugares que sirvieron de contexto
a los hechos, por ejemplo puede ser distinto el lugar donde la víctima fue abordada, al lugar
donde ocurrió el crimen y también el lugar donde se depositó el cadáver.
Si el delito hubiese dejado pruebas materiales de su perpetración, el juez hará constar en
la investigación recogiéndolas inmediatamente y conservándolas.
Los funcionarios policiales deben hacer constar las huellas o vestigios aparentes del delito,
en forma inmediata y si hubiere peligro en la demora, se deberán tomar las medidas
necesarias a fin de que las huellas del hecho no desaparezcan y que el estado de los
lugares no sea modificado; así también todo objeto que pueda servir para la investigación.
Al realizarse la inspección en el lugar de los hechos, el investigador debe estar imbuido de
que son necesarias dos condiciones fundamentales para que sea eficaz su intervención;
siendo la primera: La minuciosidad; en la que el investigador no debe subestimar nada de
lo que se encuentre en la escena del delito, por más insignificante que parezca de entrada,
porque puede ser la clave decisiva en el proceso investigativo; y que no debe dejar nada
por observar y considerar en la escena del delito y en sus adyacencias, porque de todo ello
puede extraer conclusiones para determinar si esta en presencia de un hecho real o
simulado; y la segunda la: La imparcialidad; en la que el investigador no debe rechazar
nada por sí o por medio de sus auxiliares técnicos por el solo hecho de que se oponga a la
hipótesis que inicialmente se formulara con respecto al hecho investigado; porque esa
hipótesis puede ser falsa y, si no ha cosechado todo cuanto oportunamente estuvo a su
alcance cosechar, difícilmente podrá contar con posterioridad con los elementos que le
señalen la verdadera senda investigativa.
EQUIPO PARA RECOGER PRUEBAS
Al examinar y evaluar el lugar del delito, nos damos cuán importante es registrarlo antes de
que sea alterado de una manera u otra; esto lo podemos hacer por medio de fotografías,
bosquejos, toma de notas y medidas.
Posteriormente, se procederá a recoger las pruebas, identificándolas por separado para
luego ser empaquetadas y enviadas al laboratorio para su análisis o al lugar de almacenaje.
Sólo tenemos una oportunidad de llevar a cabo esta tarea en forma correcta ya que si
cometemos algún error o realizamos procedimientos incorrectos podemos alterar, destruir
o disminuir en algo el valor de la prueba.
En referencia a la recolección de pruebas estas pueden sufrir cambios o modificaciones
por razones o motivos diversos pero existen medidas que nos ayudan a reducir o
eliminar estas posibles alteraciones como: utilizar un recipiente para cada espécimen
recolectado en la escena del delito; los especímenes biológicos como: manchas húmedas
de sangre o semen sobre materiales absorbentes (telas) se preservan mejor, dejándolos
secar en forma natural evitando exponerlos directamente al sol.
El lugar donde se realizaran los análisis correspondientes debe poseer el equipo adecuado
para el procesamiento de las pruebas. Asimismo debe poseer personal capacitado para
identificar y recoger pruebas en la escena del delito.
PRIORIDAD DEL RECOJO DE INDICIOS Y/O EVIDENCIAS
Primero debe realizarse la inspección ocular el cual está a cargo del funcionario
investigador, para estar en condiciones de documentar, a través del sumario de prevención
todo cuanto le corresponde, disponiendo como primera medida que no haya alteración
alguna de todo cuanto se relaciona con el objeto del crimen y el estado del lugar donde se
cometió.
Posteriormente que el funcionario investigador ha adoptado todas las medidas adecuadas
para que no se altere nada relacionado con el objeto del crimen y el estado del lugar donde
se cometió, debe arbitrar los medios para facilitar la inmediata intervención del equipo de
criminalistas y científicos forenses, para que sean ellos los primeros en visitar la escena del
delito; los cuales deben constatar que realmente se ha cometido un hecho considerado
delictuoso por la legislación penal vigente y todo aquello que conduzca a la positiva
identificación de su autor o autores.
Ese equipo de de criminalistas y científicos forenses no actúa en forma indiscriminada, sino
que sigue un orden que permita su actuación eficaz para alcanzar mejores resultados; el
orden que se sigue en la escena del delito es:
Primero ingresa el Fotógrafo; el cual va a documentar fidedignamente todo cuanto se
relaciona con la escena del delito y sus adyacencias, antes de que se toque o remueva
nada; porque de lo contrario, difícilmente se podrán de acuerdo los funcionarios
intervinientes para determinar qué lugar ocupa cada cosa removida antes de su
documentación fotográfica total o en detalle.
Segundo el Planista; quien intervendrá para tomar por sí y verificar todas las medidas que
le permitan confeccionar con exactitud y fidelidad los diversos croquis que, completándose
con la fotografía, brindaran al magistrado y a las partes, todo cuanto sea de utilidad para
alcanzar la verdad en el proceso penal.
Tercero el Médico legista; dependiendo del delito que se ha cometido por ejemplo si se
investiga un homicidio, se requiere su presencia, para que informe sobre la causa y la hora
de la muerte, si allí donde se encuentra el cadáver es realmente el lugar donde recibió la
última ofensa que le causó la muerte, por la existencia o inexistencia de rigidez cadavérica
en relación con la hora de la muerte, sobre la determinación de los orificios de entrada y
salida si presenta heridas provocadas por proyectiles de armas de fuego, etc.
Cuarto un Especialista en rastros papilares; el cual se encargará de examinar todos los
objetos o lugares idóneos para captar los dejados por el delincuente y que conducirán a
establecer su identidad por medios directos.
Quinto El perito en balística; quien dependiendo del delito perpetuado por ejemplo
establecerá la distancia del disparo, la fecha del disparo si allí se encontrare el arma y,
posteriormente, si esa o cualquier otra arma fue la empleada, por su identificación con el o
los proyectiles que allí se encuentren o que se extraigan luego del cuerpo de la víctima al
practicarse la necropsia.
Sexto El perito Biólogo; quien tendrá a cargo recoger toda clase de manchas (sangre,
esperma, materia fecal, pelos y fibras, restos de tejido orgánico, etc.) que aportaran
elementos de juicio para el establecimiento de la identidad del procesado por medios
indirectos.
Séptimo El odontólogo forense; el cual identificará las mordidas, si existieran, en el
cuerpo de la víctima u en otros objetos.
En conclusión intervienen una serie de especialistas quienes colaboran para que se
pueda resolver un caso dado aportando detalles indispensables en el hecho
investigado.

BIBLIOGRAFIA

 Palafox, V. R. (2013). Fundamentos en la práctica de autopsia y medicina legal.


Recuperado
de http://site.ebrary.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=20&docID=1088
9948&tm=1464195840799

 Colectivo de Autores: "Temas de Medicina Legal para Estudiantes de Derecho".


Edit. Félix Varela, La Habana, 2004.

 Rodríguez Moguel, L. y otros: "La autopsia: la consulta final", Revista Biomédica,


1997.