Vous êtes sur la page 1sur 18

Expediente 2863-2006 1

APELACIÓN DE SENTENCIA DE AMPARO

EXPEDIENTE 2863-2006
CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD: Guatemala, veinticinco de abril de dos mil
siete.
En apelación y con sus antecedentes, se examina la sentencia de veintidós de
septiembre de dos mil seis, dictada por la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones de
Trabajo y Previsión Social, constituida en Tribunal de Amparo, en la acción constitucional
homónima promovida contra la Corporación Municipal de la Ciudad de Guatemala, por la
Asociación para el Desarrollo del Deporte de Personas con Discapacidad Vida, Asociación
Guatemalteca de Apoyo al Limitado Físico, Asociación Esperanza en Movimiento,
Asociación Organización de Desarrollo Integral para la Mujer con Discapacidad y Bajos
Recursos Económicos, Asociación Colectivo Vida Independiente de Guatemala ONG,
Asociación Guatemalteca de Espina Bífida, Asociación Guatemalteca de Esclerosis Múltiple,
Asociación Coordinadora de Organizaciones de Personas con Discapacidad de Guatemala
ONG, Asociación Guatemalteca de Personas con Discapacidad, por medio de sus
Presidentes y Representantes Legales, Vilma Marilinda Gómez Álvarez, Marta Juliana Canel
Yoc de Acajabon, Víctor Alberto Molina Blanco, María Elena Pérez Rodas, Gustavo Adolfo
Muñoz Solís, Victoria Sandoval Cáceres, Patricia Alibel Grajeda Salazar de Calderón, Reyna
Del Rosario Chavarría Palacios, y Santiago Lucas Ramos, respectivamente. Los postulantes
actuaron con el patrocinio de los abogados Mario Gonzalo Domingo Montejo y Nery
Estuardo Rodenas Paredes.
ANTECEDENTES
I. EL AMPARO
A) Interposición y autoridad: presentado el veintiuno de agosto de dos mil seis en la
Sala Tercera de la Corte de Apelaciones de Trabajo y Previsión Social. B) Actos
reclamados: a) la inexistencia de infraestructura en las paradas de autobús que permita
a las personas discapacitadas abordar los autobuses y las unidades móviles que prestan el
servicio urbano; b) violación de las reglas universales de accesibilidad en las unidades
móviles que prestan el servicio urbano; c) la falta de normas reglamentarias que regulen
el servicio público de transporte urbano; y, d) la amenaza cierta y determinada de que,
tanto las estaciones e instalaciones, como los vehículos que se utilizarán en el Proyecto
Transmetro, violen, limiten y restrinjan el derecho a las personas con discapacidad al uso
de dicho medio de transporte público. C) Violación que denuncia: derecho de libertad
de locomoción. D) Hechos que motivan el amparo: lo expuesto por los postulantes se
resume: a) en la República de Guatemala existen aproximadamente un millón quinientos
sesenta y cuatro mil cuatrocientos noventa y nueve personas con alguna forma de
discapacidad, según el Instituto Nacional de Estadística de Guatemala. De este grupo de
personas existe una gran mayoría que se ven en la necesidad de utilizar el transporte
colectivo urbano en la ciudad de Guatemala; b) la deficiente infraestructura de las
estaciones de bus, con relación al acceso al servicio de transporte público por parte de
personas con discapacidad, conlleva una forma de discriminación hacia este sector de la
población; c) en la ciudad de Guatemala no existen instalaciones adecuadas en las
paradas o estaciones de bus para las personas con discapacidad, que les permitan el
acceso a las unidades de transporte urbano público; d) las citadas unidades no cuentan
con los elementos mínimos que permitan a dichas personas abordar y hacer uso de ellos,
no obstante existir normas constitucionales, ordinarias e internacionales que establecen la
Expediente 2863-2006 2

obligación por parte del Estado, de adoptar todo clase de medidas, políticas y servicios
para propiciar que las personas con discapacidad se integren plenamente a la sociedad; e)
la Municipalidad de Guatemala limita la libertad de locomoción de las personas con
discapacidad, la cual se reconoce en el artículo 26 de la Constitución Política de la
República de Guatemala, violando además el artículo 53 del mismo cuerpo normativo, al
negarse a adoptar las medidas positivas para hacer efectivo el acceso a los servicios de
transporte urbano público, para las personas con discapacidad, limitando su libertad de
poder transitar libremente por la ciudad; f) la Municipalidad de Guatemala incurre en una
violación a los artículos 2 y 18 del Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre
Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales -Protocolo
de San Salvador-, por no reglamentar las normas técnicas específicas para que sea
accesible el sistema de transporte urbano de la ciudad capital para las personas con
discapacidad, ya que dichas normas obligan al Estado de Guatemala a adoptar
disposiciones de derecho interno para hacer efectivo lo señalado en el texto del
instrumento internacional aludido; g) por la falta de reglamentación que contenga
especificaciones técnicas necesarias para que se logre el cumplimiento de los derechos de
las personas con discapacidad, los postulantes utilizaron el Manual Técnico de
Accesibilidad de las Personas con Discapacidad al Espacio Físico y Medios de Transporte
de Guatemala, proporcionado por el Consejo Nacional para la Atención de Personas con
Discapacidad (CONADI) -documento que contiene una serie de disposiciones técnicas-,
como un parámetro frente al proyecto de la Municipalidad de Guatemala denominado
“Transmetro”, a efecto de determinar si las instalaciones físicas de dicho sistema y sus
unidades de transporte reúnen las normas técnicas contenidas en el Manual referido; se
estableció que el proyecto Transmetro no cumple con los requerimientos adecuados para
garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad, violando de esa manera el
derecho de libre locomoción y el uso sin discriminación de los servicios públicos; y h) lo
anterior también viola el artículo 3 de la Convención Interamericana para la Eliminación de
todas las formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, así como los
artículos 59 y 60 del Decreto Número 135-96 del Congreso de la República, Ley de
Atención a las Personas con Discapacidad, debido a que dichas normas establecen que los
medios de transporte colectivo deben contar con las facilidades requeridas para el ingreso
de usuarios con discapacidad. Solicitaron que se declarara con lugar el amparo planteado
y como consecuencia de ello se garantizara el acceso al servicio público urbano a través
de la construcción de instalaciones necesarias para las personas con discapacidad.
Asimismo, que se dictara por la Corporación Municipal, el reglamento de accesibilidad para
los concesionarios del transporte del servicio público urbano a efecto de que éstos
adapten sus unidades para el acceso de personas con discapacidad y que el proyecto
Transmetro cumpla con esas características. E) Uso de recursos: ninguno. F) Casos de
procedencia: invocaron la literal d) del artículo 10 de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad. G) Leyes violadas: citaron los artículos 26, 27, 51 y 53
de la Constitución Política de la República de Guatemala; 2 y 18 del Protocolo Adicional a la
Convención Americana Sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales -Protocolo de San Salvador-; 1, 2, 3 y 4 de la Convención
Interamericana para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las
Personas con Discapacidad; 59 y 60 de la Ley de Atención a las Personas con Discapacidad.
II. TRÁMITE DEL AMPARO
A) Amparo provisional: no se otorgó. B) Terceros interesados: Procurador de los
Expediente 2863-2006 3

Derechos Humanos, Centro de Acción Legal para los Derechos Humanos y el Consejo
Nacional de Atención a las Personas con Discapacidad. C) Informe circunstanciado: la
autoridad impugnada informó: a) existen vías de acceso para personas con
discapacidad en el proyecto Transmetro, sin embargo, actualmente se encuentra en
desarrollo la definición del diseño de la central de transferencia de dicho proyecto, así como
las estaciones de bus, por lo que aún carecen de varios elementos como elevadores y
rampas que se incorporarán en su momento oportuno; b) no existe una violación al artículo
26 de la Constitución Política de la República de Guatemala, ni se ha negado la
Municipalidad de Guatemala en adoptar medidas positivas para hacer efectivo el acceso a
personas con discapacidad, ya que se han mantenido múltiples comunicaciones verbales y
escritas con el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad,
implementándose, además, proyectos para la recuperación de aceras, adoptándolas a las
condiciones necesarias para garantizar su accesibilidad a personas con discapacidad; c)
modificar los autobuses del actual servicio de transporte público urbano implicaría una gran
inversión que se vería reflejada en la tarifa de transporte, situación que afectaría al sesenta
y ocho por ciento de la población total de la Municipalidad de Guatemala y sus áreas de
influencia, por lo que se propone renovar, a largo plazo, el equipo rodante actual, así como
implementar un servicio de puerta a puerta para las personas con discapacidad; d) las
paradas del sistema Transmetro estarán ubicadas a una distancia entre seiscientos y
ochocientos metros, no a mil metros como exponen los amparistas; e) la Municipalidad de
Guatemala en ningún momento ha manifestado su negativa para facilitar la información
pública del proyecto Transmetro, habiendo proporcionado toda la información existente al
Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad y a la Comisión Política
de Accesibilidad al Transmetro y Espacios Físicos de la Ciudad de Guatemala, sin recibir
recomendaciones, a nivel de diseño, que se esperaban para dicho proyecto, por lo que no
puede alegarse que existe una amenaza cierta y determinada que el sistema Transmetro no
cumpla con los requerimientos adecuados para garantizar la accesibilidad de las personas
con discapacidad; f) de la forma que quedará construida el proyecto Transmetro y de
conformidad con las estadísticas obtenidas del Instituto Nacional de Estadística, se concluye
que únicamente el cero punto diecisiete por ciento de los usuarios del servicio que prestará
el sistema Transmetro no tendría acceso, por ser personas con discapacidad, lo cual se
soluciona con el servicio puerta a puerta que funcionará eventualmente; g) no existe una
amenaza cierta y determinada de que el sistema Transmetro no adopte las medidas
efectivas para que las personas con discapacidad puedan hacer uso del servicio que
prestará, ya que el sistema Transmetro cuenta con todos los requerimientos posibles de
accesibilidad universal; además, la Municipalidad de Guatemala ha iniciado las acciones
necesarias para cumplir con todas la normas establecidas en la Convención Interamericana
para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra las Personas con
Discapacidad, la Ley de Atención a las Personas con Discapacidad y leyes relacionadas; h)
en el presente caso existe una falta de legitimación pasiva, ya que el proyecto Transmetro,
en su ejecución, es responsabilidad de la Dirección de Infraestructura y la Coordinación del
Proyecto Transmetro; i) el presente amparo se promueve contra situaciones futuras, no
tangibles y que no se encuentran en funcionamiento, por lo que no hay claridad en cuanto a
la determinación del acto reclamado, además que los hechos argumentados por los
postulantes no constituyen en si mismo un agravio personal. D) Remisión de
antecedentes: la autoridad impugnada envió un documento denominado “Metro de
Superficie para la Ciudad de Guatemala TRANSMETRO” de la Entidad Metropolitana
Expediente 2863-2006 4

Reguladora de Transporte y Transito. E) Pruebas: a) Los antecedentes y el informe


circunstanciado remitidos por la autoridad impugnada; b) cartas dirigidas por la Comisión
Política de Accesibilidad Transmetro: b.1) el catorce de enero de dos mil cinco, hacía el
Alcalde Álvaro Arzú Irigoyen, solicitando copia de los planos de diseño del proyecto
Transmetro; b.2) el veinte de enero de dos mil cinco, hacía el Alcalde Álvaro Arzú Irigoyen,
Humberto Castedo, Coordinador Técnico del proyecto Transmetro, Giovanni Aragón, Jefe de
la Unidad de Planificación de Diseños e Infraestructura y Fritz García Gallont, asesor
principal del proyecto Transmetro, solicitando que se le proporcione el proyecto completo
del Transmetro; b.3) el cuatro de mayo de dos mil cinco, solicitando se instale una mesa de
dialogo y negociación para tratar el asunto de la accesibilidad del proyecto Transmetro,
hacía a: b.3.1) la Corporación Municipal de la Ciudad de Guatemala; b.3.2) Fritz García
Gallont, Director del proyecto Transmetro; y b.3.3) Humberto Castedo, Coordinador Técnico
del proyecto Transmetro; c) informe técnico de las visitas de campo realizadas a la Central
de Transferencia del Eje Sur del proyecto Transmetro y de la inspección realizada a los
autobuses de dicho proyecto, suscrito por el ingeniero civil Duglio Véliz G., colegiado
número tres mil trescientos diez (3310); d) copia certificada del expediente EXP – EIO –
GUA – ciento veintiuno – dos mil cinco / DE (EXP-EIO-GUA-121-2005/DE), de la oficina del
Procurador de los Derechos Humanos; e) actas notariales autorizadas el veintisiete de junio
de dos mil seis por el notario Otto René Navarro Monzón, que contienen declaraciones de
personas con discapacidad que describen la forma que se encuentran excluidas del
transporte público, prestadas por: e.1) Silvia Judith Quan Chang; e.2) Ana Berta Aguilar
Hernández; y e.3) Demetrio Vargas Ismalej; f) Manual Técnico de Accesibilidad de las
Personas con Discapacidad al Espacio Físico y Medios de Transporte en Guatemala,
elaborado por el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad
(CONADI); g) copia simple de la Guía Operativa de Accesibilidad para Proyectos de
Desarrollo Urbano con Criterios de Diseño Universal, del Banco Interamericano de
Desarrollo; h) casete de video que contiene la filmación de personas con discapacidad
intentando utilizar las instalaciones de la Central de Transferencia del Eje Sur del proyecto
Transmetro, así como los autobuses que circulan actualmente en el sistema regular de
transporte público; i) fotografías de: i.1) el estado actual de algunas aceras de la Calzada
Raúl Aguilar Batres -Eje Sur del proyecto Transmetro-; i.2) maqueta de diseño de las
paradas del proyecto Transmetro; i.3) personas con discapacidad en las instalaciones de la
Central de Transferencia del Eje Sur del proyecto Transmetro; i.4) autobuses que serán
utilizados en el proyecto Transmetro; i.5) rampa y plataforma de acceso a los buses que
circulan por el Boulevard de la Salud del Hospital Nacional Roosevelt; j) documento
denominado Metro de Superficie para la Ciudad de Guatemala -Transmetro-, de la Entidad
Metropolitana Reguladora de Transporte y Tránsito (EMETRA); k) presunciones legales y
humanas que de los hechos probados se deriven. F) Sentencia de primer grado: el
tribunal consideró: “…Luego del examen de lo expuesto por los postulantes y los
antecedentes de este amparo, esta Sala, determina: A. DE LA FALTA DE LEGITIMACIÓN
PASIVA. En cuanto a este presupuesto alegado por la parte demandada, es importante
acotar que el artìculo (sic) 265 de la Constitución Política de la Repùblica (sic) de
Guatemala, señala que el amparo procederà (sic) siempre que las leyes, actos
resoluciones o disposiciones de autoridad lleven implícita una amenaza, restricción o
violación de los derechos que la Constitución y las leyes garantizan. El referido precepto
Constitucional es desarrollado por el artículo octavo de la Ley de Amparo, Exhibición
Personal y de Constitucionalidad al establecer: „…procederá siempre que las leyes, actos,
Expediente 2863-2006 5

resoluciones o disposiciones de autoridad lleven implícita una amenaza, restricción o


violación de los derechos que la Constitución y las leyes garantiza‟. Lo anterior permite a
este órgano jurisdiccional constituido en tribunal de amparo, determinar que la autoridad
responsable es aquella que puede producir decisiones con imperio y que las mismas puede
ejecutarlas y es a la que el quejoso le atribuye la violación que denuncia, es decir a la que
en un caso concreto se le atribuye haber dictado u ordenado y que ejecuta o trata de
ejecutar el acto reclamado. Este Tribunal es del criterio que la autoridad reclamada que es
la Corporación Municipal, de la Municipalidad de Guatemala, para el caso concreto, es la
autoridad responsable y el sujeto pasivo de la presente acción de amparo, lo que se
advierte de acuerdo a lo regulado en el Código Municipal, el cual establece que el Consejo
(sic) Municipal es el es el órgano colegiado superior de deliberación y de decisión en
asuntos municipales. Por otro lado también se le asigna las competencias generales, como
el ordenamiento territorial y control urbanístico de la circunscripción territorial, y lo relativo
a la regulación del transporte de pasajeros de carga y sus terminales locales. Lo anterior
encuentra su sustento sobre la base que la Municipalidad de Guatemala, es el encargado
de la regulación del transporte y particularmente del sistema tradicional de buses y el
sistema denominado Transmetro, cuyo último proyecto en mención pertenece a
Municipalidad capitalina, cuya ejecución se materializará al concluir la obra ya iniciada. B.-
DE LA EXISTENCIA O NO DE UN AGRAVIO PERSONAL. En lo tocante a este presupuesto,
este Tribunal estima oportuno señalar que es de suponer que el amparo se promueve con
fundamento en que ha habido una violación de un derecho garantizado por la Constitución
o la existencia de una amenaza de violación. Resulta indiscutible asegurar que para que
exista agravio, es indispensable que el acto reclamado sometido a la vía de amparo cause
al postulante o postulantes algún perjuicio en sus intereses jurídicos, cuyos intereses son
los protegidos por la ley, es decir que no basta que afecte situaciones meramente de
hecho, pues no se justifica propiciar el respeto de situaciones que no estén respaldadas
por un derecho preestablecido, es decir que no provenga de una disposición legal. Por lo
anterior, para que la acción procesal de amparo pueda ser objeto de examen en cuanto al
fondo por el Tribunal de Amparo, se requiere que entre el denunciante y el derecho
constitucional que se invoca como violado haya una relación directa, traduciéndose
entonces dicha conexión directa, entre el o los postulantes, el derecho constitucional
violado y el agravio, para que pueda prosperar en algún momento determinado el amparo.
Los postulantes en su acción de amparo hacen alusión de normas y principios
constitucionales que les brindan protección a sus intereses, de tal suerte que este órgano
jurisdiccional estima que los elementos de aquella aludida relación directa se encuentran
subsumidos en el acto reclamado, de allí que éste tribunal (sic) estima que en el caso de
merito (sic), se dan los elementos para determinar la existencia de una agravio, por lo que
debe resolverse conforme a la ley. C.- DE LA OBLIGACIÓN ESTATAL EN CUANTO A LA
PROTECCIÒN (sic) DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD. Nuestra Ley Fundamental
establece como obligación del Estado: El estado garantiza la protección de los
minusválidos y personas que adolecen de limitaciones físicas, psíquicas o sensoriales. Se
declara de interés nacional su …(sic), así como la promoción de políticas y servicios que
permitan su rehabilitación y su reincorporación integral a la sociedad. … (sic)‟. El Decreto
número ciento treinta y cinco guión noventa y seis del Congreso de la República, Ley de
Atención a las Personas con Discapacidad, establece en el artículo 59: „Para garantizar el
acceso, la locomoción y seguridad en el transporte público, deberán adoptarse medidas
técnicas conducentes a las necesidades de las personas con discapacidad asimismo se
Expediente 2863-2006 6

acondicionarán los sistemas de señalización y orientación del espacio físico. Los medios de
transporte público deberán ser totalmente accesibles y adecuados a las necesidades de
todas las personas.‟. „Las terminales y estaciones o parqueos de los medios de transporte
colectivo deberán contar con facilidades requeridas para el ingreso de usuarios con
discapacidad así mismo como para el abordaje y uso del medio de transporte.‟. Artículo
6o Decreto 135-96 del Congreso de la República. IV) Este Tribunal es del criterio que el
Estado de Guatemala, a través de la Municipalidad de Guatemala y conforme a lo
establecido en la Constitución Política de la República, el Código Municipal, la Ley de
Atención a las personas (sic) con discapacidad (sic) y otras, no ha implementado los
mecanismos adecuados tendientes a hacer viable y posible la garantía de acceso,
locomoción y seguridad de las personas que sufren algún grado de discapacidad, al
sistema tradicional de transporte colectivo Urbano (sic) ni se avizora que se
implementarán en el denominado sistema denominado Transmetro, ni en lo que respecta
a las estaciones, terminales y parqueos, por lo que el amparo solicitado debe otorgarse
para el sólo efecto que la autoridad impugnada cumpla con adoptar y ejecutar las medidas
técnicas orientadas a que las instalaciones, tales como estaciones, terminales, parqueos y
los medios de transporte público; dígase Sistema Tradicional de Transporte colectivo (sic)
Urbano y el denominado Sistema Transmetro, sean accesibles y adecuados a las personas
discapacitadas.-…”. Y resolvió: “...I) OTORGA el amparo promovido por VILMA
MARILINDA GOMEZ (sic) ALVAREZ, en su calidad de Presidenta y Representante Legal
de la „Asociación para el Desarrollo del Deporte de Personas con Discapacidad Vida‟
ASODEDIS VIDA; MARTA JULIANA CANEL YOC DE ACAJABON en su calidad de
Presidenta de la Junta Directiva y Representante Legal de la „Asociación Guatemalteca de
Apoyo al Limitado Físico‟; VICTOR ALBERTO MOLINA BLANCO, en su calidad de
Presidente y Representante Legal de la Asociación Esperanza en Movimiento‟; MARIA
(sic) ELENA PEREZ (sic) RODAS, en su calidad de Presidente y Representante legal (sic)
de la Asociación Organización de Desarrollo Integral, para la Mujer con Discapacidad y
bajos (sic) Recursos Económicos (ODIM)‟; GUSTAVO ADOLFO MUÑOZ SOLIS (sic), en
su calidad de Presidente y Representante Legal de la Asociación Colectiva Vida
Independiente de Guatemala ONG, (CODIGUA ONG)‟; (sic) VICTORIA SANDOVAL
CACERES (sic), en su calidad de Presidenta de la Junta Directiva de la Asociación
Guatemalteca de Espina Bífida; PATRICIA ALIBEL GRAJEDA SALAZAR DE
CALDERON (sic), en su calidad de Presidente de la Junta Directiva y Representante Legal
de la „Asociación Guatemalteca de Esclerosis Múltiple (ASOGEM)‟; REYNA DEL ROSARIO
CHAVARRIA (sic), en su calidad de Presidenta de la Junta Directiva y Representante
Legal de la „Asociación Coordinadora de Organizaciones de Personas con Discapacidad de
Guatemala ONG (ASOCIACIÓN COPDIGUA ONG)‟ y SANTIAGO LUCAS RAMOS, quien
actúa en su calidad de Presidente de la Junta Directiva y Representante Legal de la
Asociación Guatemalteca de Personas con Discapacidad ( AGPD) (sic) „MANUEL TOT‟
contra la Corporación Municipal de la Municipalidad de Guatemala. II. Para los efectos
positivos de este amparo: a) Manda a que la Corporación Municipal de la Municipalidad de
Guatemala cumpla con el establecimiento y ejecución de toda aquella obra e
infraestructura física que permita a los discapacitados el acceso, locomoción y seguridad
en el transporte público, sea del sistema tradicional de Transporte Colectivo Urbano, como
el denominado Sistema transmetro (sic), en consecuencia reestablece a los quejosos en la
situación jurídica afectada. b) Que la obra e infraestructura aludida sea efectiva también,
en toda aquella área o espacio físico, tales como estaciones, terminales y parqueos del
Expediente 2863-2006 7

sistema tradicional de Transporte Colectivo Urbano y el sistema denominado transmetro


(sic). c) Conmina a la autoridad impugnada a dar cumplimiento en forma inmediata a lo
aquí resuelto a partir de la fecha en que el presente fallo quede firme, bajo apercibimiento
que en caso de incumplimiento se impondrá a cada miembro de la Corporación Municipal
de la Municipalidad de Guatemala, una multa de cuatro mil quetzales, sin perjuicio de las
responsabilidades en las que hayan incurrido. III. No se condena en costas a la autoridad
impugnada…”.
III. APELACIÓN
La Municipalidad de Guatemala apeló.
IV. ALEGATOS EN EL DÍA DE LA VISTA
A) La Municipalidad de Guatemala, por medio de su Mandatario Especial
Judicial con Representación Daniel Matta Consuegra, autoridad impugnada
reiteró los argumentos vertidos en el informe circunstanciado que presentó
oportunamente dentro del presente amparo y agregó que existe una falta de definitividad,
en virtud que los postulantes no agotaron los recursos administrativos y judiciales
ordinarios para la satisfacción de sus pretensiones. Solicitó que se declare con lugar el
recurso de apelación y en consecuencia se revoque la sentencia venida en grado. B) Los
amparistas expusieron: a) la autoridad impugnada presenta su apelación arguyendo la
falta de legitimación pasiva, inexistencia de un agravio personal y la falta de definitividad,
siendo únicamente los dos primeros argumentos esgrimidos durante el trámite del
amparo, no así el último; b) la Corporación Municipal de la Municipalidad de Guatemala
tiene legitimación pasiva por tener el deber de basar sus políticas de accesibilidad al
transporte público en su normativa respectiva; c) existe un agravio personal para los
amparistas, ya que, por ser personas con discapacidad y por representar a organizaciones
de personas con discapacidad, se ven afectados directamente por los agravios señalados.
Solicitaron que se declare sin lugar la apelación interpuesta y se confirme la sentencia
apelada. C) El Procurador de los Derechos Humanos expuso: a) la falta de acceso
de las personas con discapacidad en la ciudad de Guatemala constituye una violación a
sus derechos a la libertad de locomoción, acceso a los servicios públicos de transporte sin
discriminación, seguridad y libertad personal y a las normas contempladas en la
Convención para la Eliminación de la Discriminación Contra Discapacitados y la Ley de
Personas con Discapacidad; b) la violación actual obedece a dos factores: b.1) no se ha
garantizado que las estaciones de buses cuenten con las facilidades de acceso para las
personas con discapacidad, para que realmente puedan acceder a los buses; y b.2) la
falta de reglamentación correspondiente sobre las normas para garantizar que las
personas con discapacidad tengan la accesibilidad adecuada a los medios de transporte, la
cual debe ser emitido por la Municipalidad de Guatemala; c) la autoridad impugnada
reconoce las violaciones denunciadas en el presente amparo, señalando que se
encuentran trabajando en ellos, sin embargo, no indica plazos ni acciones concretas; d) la
autoridad impugnada afirma que el proyecto Transmetro se encuentra en un estado de
construcción, por lo que es en este momento que deben quedar aseguradas, en los planos
y en la edificación de la infraestructura, accesos que garanticen los derechos de las
personas con discapacidad, para evitar una amenaza cierta y determinada a dichos
derechos. Solicitó que se confirme la sentencia apelada. D) El Ministerio Público
manifestó que el artículo 19 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de
Constitucionalidad señala que, para pedir amparo deben previamente agotarse los
recursos ordinarios, judiciales y administrativos, por cuyo medio se ventilan
Expediente 2863-2006 8

adecuadamente los asuntos de conformidad con el principio jurídico del debido proceso;
además, la Corte de Constitucionalidad ha expresado que para la procedencia del amparo,
el acto reclamado ya no debe tener posibilidad de ser revisado por recurso o
procedimiento ordinario capaz de reparar el agravio denunciado, de tal manera que si el
postulante no utiliza los recursos idóneos, impide al tribunal la posibilidad de examinar la
pretensión constitucional en cuanto al fondo. En el presente caso, la acción de amparo se
presentó de forma prematura, pues los postulantes aún no han promovido los recursos
que el Código Municipal establece contra los actos reclamados. Solicitó que se revoque la
sentencia venida en grado.
CONSIDERANDO
-I-
Se ha considerado por esta Corte que el amparo opera como garantía constitucional por la
que puede instarse la eficacia de los derechos humanos fundamentales, ya sea para asegurar la
vigencia y respeto de los derechos humanos o para restablecer su goce cuando existe amenaza de
violación o violación propiamente de ellos por decisiones, actos u omisiones de autoridad; pues lo
que se pretende a través del amparo es la tutela en forma oportuna de un derecho esencial; por
lo que el Estado tiene el deber de protegerlo por todos los medios de que dispone, pues dentro de
sus obligaciones se encuentra dentro de los deberes del Estado garantizar a sus habitantes su
desarrollo integral.
- II -
En el presente caso se promueve amparo contra la Corporación Municipal de la Ciudad de
Guatemala, por la Asociación para el Desarrollo del Deporte de Personas con Discapacidad Vida,
Asociación Guatemalteca de Apoyo al Limitado Físico, Asociación Esperanza en Movimiento,
Asociación Organización de Desarrollo Integral para la Mujer con Discapacidad y Bajos Recursos
Económicos, Asociación Colectivo Vida Independiente de Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca
de Espina Bífida, Asociación Guatemalteca de Esclerosis Múltiple, Asociación Coordinadora de
Organizaciones de Personas con Discapacidad de Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de
Personas con Discapacidad, (AGPD) “MANUEL TOT”, por medio de sus Presidentes y Representantes
Legales, Vilma Marilinda Gómez Álvarez, Marta Juliana Canel Yoc de Acajabon, Víctor Alberto Molina
Blanco, María Elena Pérez Rodas, Gustavo Adolfo Muñoz Solís, Victoria Sandoval Cáceres, Patricia Alibel
Grajeda Salazar de Calderón, Reyna del Rosario Chavarría Palacios, y Santiago Lucas Ramos,
respectivamente.
En el amparo se señala como actos reclamados: a) la inexistencia de
infraestructura en las paradas de autobús que permita a las personas discapacitadas
abordar los autobuses y las unidades móviles que prestan el servicio urbano; b) violación
de las reglas universales de accesibilidad en las unidades móviles que prestan el servicio
urbano; c) la falta de normas reglamentarias que regulen el servicio público de transporte
urbano, en referencia a las personas con capacidad especial; y, d) la amenaza cierta y
determinada de que, tanto las estaciones e instalaciones, como en los vehículos que se
utilizarán en el Proyecto Transmetro, violen, limiten y restrinjan el derecho a las personas
con discapacidad al uso de dicho medio de transporte público.
Los amparistas arguyen que los actos indicados violan el artículo 53 de la
Constitución Política de la República de Guatemala que proclama la protección de las
personas que adolecen de limitaciones físicas y garantiza la promoción de políticas y
servicios que permitan su reincorporación integral a la sociedad, así como el artículo 26
del mismo cuerpo normativo, por inhibirles, de forma indirecta, la libre locomoción dentro
del territorio nacional, puesto que no existen accesos adecuados que permitan a las
Expediente 2863-2006 9

personas con discapacidad física utilizar el transporte colectivo público, haciendo énfasis,
en la amenaza cierta y determinada de que el proyecto Transmetro, tanto en sus
instalaciones como en los vehículos que utilizarán, impida su accesibilidad, por las mismas
razones, lesionando de esa manera derechos fundamentales. Denuncian una falta de
normas reglamentarias en el servicio público de transporte urbano que establezca la
normativa mínima que garantice una accesibilidad adecuada para las personas con
discapacidad.
- III -
Antes de analizar y pronunciarse sobre lo reclamado por los postulantes, esta Corte
estima necesario puntualizar que los derechos reclamados por ellos se encuentran
comprendidos dentro de los denominados “derechos sociales”, los cuales, por poseer los
reclamantes características físicas especiales debido a algún tipo de discapacidad, no han
contado con el acceso a ellos. Específicamente reclaman que no gozan de un servicio de
transporte público adecuado a sus necesidades. Es necesario mencionar que una de las
características de los derechos sociales es la progresividad, la cual se atribuye a aquellos
derechos que requieren la adopción de conductas que habrán de implementarse durante
un lapso para lograr la satisfacción del derecho de que se trate. Implicará entonces, la
adopción de medidas cuyo resultado sólo se logrará con posterioridad al inicio de la
actividad del Estado destinada a cumplirlas. Así por ejemplo las que implican ampliar la
cobertura de un servicio o instalar redes para la prestación de otro. En cualquier caso las
obligaciones de cumplimiento progresivo deberán adoptarse dentro de un plazo razonable.
En la clasificación tradicional de los derechos humanos las obligaciones de implementación
progresiva implican una obligación de conducta, y dentro de ellas se ubican los derechos
sociales. Pueden citarse dentro de éstos la atención a las personas con discapacidad, de
manera que los mismos cuenten con una atención especial que les permita alcanzar el
máximo desarrollo de su personalidad. De esa cuenta los Estados deberán adoptar las
medidas que sean necesarias para ese propósito.
En concordancia con ello se han emitido y adoptado por el Estado de Guatemala
una serie de disposiciones legales que reconocen derechos sociales, y en particular de las
personas con discapacidad, dentro de las cuales pueden mencionarse: a) la Constitución
Política de la República de Guatemala, la cual establece el principio general que en materia
de derechos humanos, los tratados y convenciones aceptados y ratificados por Guatemala,
tienen preeminencia sobre el derecho interno; y en forma particular en su artículo 53
desarrolla los derechos garantizados a las personas con discapacidad física, psíquica o
sensorial; b) la Ley de Atención a las Personas con Discapacidad, Decreto 135-1996 del
Congreso de la República, en la cual se establecen una serie de obligaciones del Estado y
derechos particulares de los cuales debe gozar la persona que posea esas características
físicas. Así se menciona su derecho al trabajo, salud, educación, acceso al espacio físico y
medios de transporte, acceso a la información y comunicación, acceso a actividades
culturales, deportivas o recreativas. Se puntualiza en esa ley que la misma deberá
aplicarse en armonía con los principios del derecho internacional en esa materia.
En el derecho internacional, con relación al tema de análisis, el Estado de
Guatemala ha adoptado los siguientes instrumentos internacionales: a) Declaración
Universal de los Derechos Humanos, de diez de diciembre de mil novecientos cuarenta y
ocho; b) Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, a la cual
Guatemala se adhirió el seis de abril de mil novecientos ochenta y ocho; c) Convención
Americana sobre Derechos Humanos, sin reserva alguna a partir de doce de agosto de mil
Expediente 2863-2006 10

novecientos ochenta y seis; c) Convención Interamericana para la Eliminación de Todas


las Formas de Discriminación contra las Personas con Discapacidad, vigente desde el 27
de febrero de dos mil tres, sin reserva alguna; d) Protocolo Adicional a la Convención
Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales -Protocolo de San Salvador-, ratificado por Guatemala el treinta de mayo de dos
mil, sin reserva alguna.
Esta Corte advierte que los convenios internacionales previamente citados indican,
con relación a la aplicación de los mismos en el derecho interno, que los Estados partes se
comprometen a adoptar las medidas necesarias para propiciar la plena integración de las
personas con discapacidad a la sociedad, promoviendo ésta por medio de las autoridades
gubernamentales y/o entidades privadas en la prestación de servicios, programas y
actividades. Exhortan a la adopción de medidas que permitan a una persona con
discapacidad gozar del acceso a los diferentes servicios, eliminándose todo tipo de
barreras con que puedan encontrarse al requerir los citados servicios. Se insta la adopción
de medidas en lo relativo al empleo, transporte, comunicaciones, vivienda, recreación,
educación, deporte, acceso a la justicia, servicios policiales, y actividades políticas y de
administración.
De esa cuenta, toda persona afectada por una disminución de sus capacidades
físicas o mentales tiene derecho a recibir una atención especial con el fin de alcanzar el
máximo desarrollo de su personalidad, por lo que deben adoptarse las medidas que sean
necesarias para ese propósito, incluyendo de manera prioritaria en los planes de desarrollo
urbano, la consideración de soluciones a los requerimientos específicos generados por las
necesidades de este grupo.
En materia de transportes, el Estado de Guatemala regula el tema en: a) Código
Municipal, Decreto 12-2002 del Congreso de la República, que determina como
competencia propia de los municipios, la regulación del transporte de pasajeros y sus
terminales locales y la modernización tecnológica de los servicios públicos municipales o
comunitarios. Asimismo establece que el municipio debe regular y prestar los servicios
públicos municipales de su circunscripción territorial y, por tanto, tiene competencia para
establecerlos, mantenerlos, ampliarlos y mejorarlos, garantizando un funcionamiento
eficaz, seguro y continuo; b) Ley de Transporte, Decreto 253 del Congreso de la
República de Guatemala, el cual establece que todos los servicios públicos de transporte
de pasajeros deben llenar las condiciones de seguridad, eficiencia y beneficio público
señaladas en esa ley, debiéndose cumplir con condiciones que permitan ofrecer un
servicio de respeto a la vida e integridad de los pasajeros, pudiéndose brindar el
transporte por parte de las municipalidades o a través de particulares, mediante el
establecimiento de los contratos y concesiones respectivas; y c) Reglamento para la
Prestación del Servicio Público de Transporte Colectivo Urbano del Municipio de
Guatemala, que establece los requisitos con los cuales deberán cumplir las unidades de
transporte y confiere al Concejo Municipal de Guatemala la obligación de resolver todo
caso no previsto en dicho cuerpo normativo.
- IV -
Por razón de método se analizará cada uno de los argumentos manifestados por la
postulante, a efecto de determinar la concurrencia de los agravios reclamados a través de
la acción constitucional promovida. En ese orden se inicia el análisis respecto de los
primeros dos puntos alegados, siendo ellos la inexistencia de infraestructura en las
paradas de autobús que permita a las personas discapacitadas abordar los autobuses y
Expediente 2863-2006 11

violación de las reglas universales de accesibilidad en las unidades móviles que prestan el
servicio urbano.
Del análisis doctrinario realizado en el considerando anterior se concluye que la
obligación de cumplir con la normativa constitucional señalada para las personas con
discapacidad deberá obedecer a las características de progresividad y gradualidad
anteriormente expuestas para los derechos sociales, lo que implica la adopción de
conductas que deberán implementarse con relación al transporte público. Constituye un
hecho público y notorio, y por tanto, carente de la necesidad de prueba, el hecho que la
ciudad de Guatemala y el transporte público, en su mayoría, no cuenta con dispositivos
especiales y características particulares para las personas con discapacidad. De esa
cuenta, la autoridad impugnada deberá considerar las necesidades de las personas con
discapacidad, así como de otras personas con retos especiales y de individuos que por
algún tipo de circunstancia en su condición física o sensorial requieran un trato distinto al
resto de la población para lograr su acceso al transporte público, tal es el caso de
personas de la tercera edad, personas con limitaciones visuales o auditivas, personas que
por sus características particulares en un momento determinado, requieran un trato
especial, como es el caso de mujeres embarazadas. En consecuencia, la autoridad
impugnada deberá tomar en consideración en las nuevas construcciones, remodelaciones
o modificaciones de infraestructura relacionada con el transporte colectivo urbano,
dispositivos especiales que permitan el acceso adecuado a las personas con discapacidad
o con condiciones físicas o sensoriales distintas al resto de la población.
Es evidente, y por tanto público y notorio, que las medidas adoptadas por la
Municipalidad de Guatemala hasta la presente fecha -en relación a este tema- no permiten
la plena satisfacción de los derechos constitucionales de este sector de la población. Se
concluye entonces que para el cumplimiento de lo aquí considerado es necesario que la
Municipalidad capitalina adopte las medidas necesarias que permitan el acceso a la
población con discapacidad, a las unidades de transporte colectivo urbano, tanto
incorporando elementos que coadyuven con éste en las aceras y paradas de bus, como en
el interior de los mismos. Esta obligación, como se señaló con anterioridad, deberá
adoptarse según los siguientes parámetros: a) en las nuevas construcciones,
remodelaciones, ampliaciones de las aceras y paradas de autobuses deberán adoptarse
medidas -entiéndase rampas, plataformas, barandas, dispositivos que permitan la unión
entre la rampa y la unidad de transporte colectivo u otros que se estimen adecuados que
cumplan con ese fin- que permitan el acceso de personas con discapacidad, así como de
personas con capacidades especiales según su edad o estado; b) en la adquisición de
nuevas unidades de transporte colectivo por parte de la Municipalidad capitalina, deberán
considerarse unidades de transporte colectivo que posean elementos especiales para las
personas descritas en la literal anterior, tales como puerta ancha que permita el ingreso
de una silla de ruedas y en su interior un espacio designado para éstas, adecuándose las
mismas, además, a las modificaciones realizadas a la infraestructura indicada en la literal
anterior; c) en las nuevas unidades de transporte y en las ya existentes deberán señalarse
espacios reservados para personas con discapacidad, de la tercera edad, mujeres
embarazadas o personas con capacidades especiales; d) en cuanto a las concesiones que
se autoricen para el servicio de transporte colectivo, se dará preferencia a los propietarios
de unidades que posean alguna o varias de las características descritas; e) la adopción de
todas aquellas medidas que a juicio de la Municipalidad contribuyan con alcanzar los
objetivos señalados en las literales anteriores. En consecuencia de lo anteriormente
Expediente 2863-2006 12

considerado, el amparo solicitado deviene procedente en cuanto a los primeros dos actos
reclamados.
-V-
En relación al tercer acto reclamado, consistente en la falta de normas
reglamentarias que regulen el servicio público de transporte colectivo urbano,
considerando las personas con discapacidad, esta Corte constata que efectivamente no
existe normativa vigente que establezca los lineamientos específicos que deberán ser
observados por el Estado para el adecuado acceso a dicho servicio por parte de este
sector de la población, siendo únicamente la Ley de Atención a las Personas con
Discapacidad y el Reglamento para la Prestación del Servicio Público de Transporte
Colectivo Urbano del Municipio de Guatemala, lo que guía la actividad del Estado en
relación a este tema, sin que en ellos se aprecien normas que regulen lo referente al tema
en cuestión.
El artículo 11 de la Ley de Atención a las Personas con Discapacidad obliga al
Estado de Guatemala incluir en las políticas, planes, programas y proyectos de sus
instituciones, los principios de igualdad de oportunidad que permitan el acceso a los
servicios que se presten a las personas con discapacidad, siendo uno de estos servicios el
de transporte público. El artículo 54 de la misma ley indica que las construcciones nuevas,
ampliaciones o remodelaciones de edificios públicos y otros espacios de propiedad pública,
deberán efectuarse conforme a especificaciones técnicas que permitan el fácil acceso y la
locomoción de las personas con discapacidad. Los artículos 59 y 60 de la citada ley
establecen que para garantizar el acceso, la locomoción y seguridad en el transporte
público, deberán adoptarse medidas técnicas conducentes a las necesidades de las
personas con discapacidad, debiendo ser totalmente accesibles y adecuados a las
necesidades de todas las personas; de igual forma, las terminales y estaciones de los
medios de transporte colectivo urbano deberán contar con las facilidades requeridas para
el ingreso de usuarios con discapacidad, así mismo para el abordaje y uso del medio de
transporte.
El Reglamento para la Prestación del Servicio Público de Transporte Colectivo
Urbano del Municipio de Guatemala no contiene norma alguna que se refiera a las
personas con discapacidad. De esa cuenta, se advierte el incumplimiento de la autoridad
impugnada en cuanto a incluir en la normativa del transporte colectivo público, normas
que permitan un acceso adecuado a este servicio por parte de las personas con
discapacidad. Ante la deficiencia jurídica señalada, es procedente el otorgamiento del
amparo a efecto de conminar a la Municipalidad de Guatemala a revisar su normativa
vigente e incluir disposiciones que cumplan con los aspectos antes relacionados. La
modificación del reglamento aludido deberá efectuarse en un término razonable, con la
investigación y exploración meritoria del asunto, para que se supere la carencia señalada.
Por las razones dadas, y en aras de las garantías establecidas en el artículo 53 de
la Constitución Política de la República de Guatemala, se concluye que la pretensión de los
accionantes es procedente en cuanto este acto reclamado.
- VI -
En cuanto al último acto reclamado señalado por los postulantes, consistente éste
en la amenaza cierta y determinada de que, tanto las estaciones e instalaciones, como en
los vehículos que se utilizarán en el Proyecto Transmetro, violen, limiten y restrinjan el
derecho a las personas con discapacidad al uso de dicho medio de transporte público, esta
Corte advierte que la Municipalidad capitalina, dentro del citado proyecto, ha adoptado
Expediente 2863-2006 13

medidas en las cuales se ha considerado a personas con discapacidad, tales como la


construcción de rampas de acceso, unidades móviles de transporte colectivo urbano que
disponen de puertas anchas, permitiendo de tal manera el ingreso de sillas de ruedas,
además de existir planes para la incorporación de elevadores en las estaciones centrales;
sin embargo, por la denuncia de los postulantes de que la infraestructura no es suficiente
para permitir su fácil acceso a las unidades móviles que prestan el servicio de transporte
público en el proyecto Transmetro, se estima pertinente que la autoridad impugnada
revise dicho proyecto para asegurar que el traslado de una persona con discapacidad
desde la plataforma de espera hacía las unidades de transporte referidas, sea de forma
continua y sin amenaza o peligro a su integridad física, toda vez que los reclamantes
señalan que al finalizar la rampa existe una interrupción entre ésta y la unidad de
transporte, lo que no permite que una silla de ruedas pueda desplazarse hasta ingresar a
la unidad.
- VII -
Finalmente, esta Corte estima necesario mencionar que en el alegato del día para
la vista presentado en esta instancia, se cuestionó por parte de la autoridad impugnada, la
falta de legitimación activa, pasiva y de definitividad en el amparo, por lo que se estima
necesario emitir un pronunciamiento al respecto. Con relación a la falta de legitimación
pasiva, esta Corte comparte el criterio vertido por el a quo con relación a que de
conformidad con el actual Código Municipal es el Concejo Municipal, el órgano colegiado
superior de deliberación y de decisión en asuntos municipales y, en particular, el
responsable de la regulación del transporte de pasajeros, según lo normado en ese
cuerpo legal, por lo que aun cuando para el proyecto Transmetro se haya encargado a
una dirección específica, éste deberá ser supervisado en última instancia por la autoridad
de mayor jerarquía dentro de la Municipalidad, en cumplimiento con lo establecido en el
artículo 9 del Código Municipal, Decreto Número 12-2002, es decir, en la actualidad, el
Concejo Municipal.
Ahora bien, en cuanto a la falta de legitimación activa, a juicio de esta Corte, no
concurre la carencia de este presupuesto, pues los postulantes representan asociaciones o
entidades que poseen dentro de sus objetivos el desarrollo de personas con algún tipo de
discapacidad, es decir, velan por el desarrollo integral de las citadas personas, o de alguna
manera por la incorporación de éstas a la sociedad, por ello, de concurrir los agravios
denunciados, ellos perjudican a quienes forman parte de esas agrupaciones, razón que
legitima a las entidades postulantes para reclamar en amparo a favor de sus agremiados.
Por último, en cuanto a la falta de definitividad, esta Corte no comparte el criterio
sustentado por la Municipalidad capitalina, respecto de que no se agotaron los recursos
administrativos contra los actos reclamados previo a la promoción del amparo, pues no es
posible agotar éstos cuando se denuncian conductas omisivas, como sucede en el caso
concreto, en el cual ampliamente se ha establecido que se reclama contra actos que
implican este tipo de conductas, por lo que es el amparo el mecanismo idóneo para
reclamar contra ellas.
- VIII -
Por lo anteriormente analizado en las consideraciones anteriores, es procedente
otorgar el amparo solicitado, por lo que habiéndose pronunciado en ese sentido el tribunal
de primer grado, debe confirmarse el fallo apelado por las razones expuestas, con las
modificaciones que se precisarán en la parte resolutiva.
LEYES APLICABLES
Expediente 2863-2006 14

Artículo citado y 265, 268 y 272 inciso c) de la Constitución Política de la República


de Guatemala; 8º, 10, 42, 44, 46, 47, 57, 60, 61, 66, 67, 149, 163 inciso c), 185 y 186 de
la Ley de Amparo Exhibición Personal y de Constitucionalidad, y 17 del Acuerdo 4-89 de la
Corte de Constitucionalidad.
POR TANTO
La Corte de Constitucionalidad con base en lo considerado y leyes citadas resuelve:
I) Confirma la parte resolutiva de la sentencia apelada con las siguientes modificaciones:
A) Para los efectos positivos de este fallo, se conmina a la autoridad impugnada, a que
cumpla con lo siguiente: a) en las nuevas construcciones, remodelaciones, ampliaciones
de las aceras y paradas de autobuses deberán adoptarse medidas que tomen en
consideración el acceso de las personas con discapacidad; b) en la adquisición de nuevas
unidades de transporte colectivo por parte de la Municipalidad capitalina, deberán
considerarse las que posean elementos especiales para las personas descritas en la literal
anterior, tales como puerta ancha que permita ingreso de por lo menos una silla de
ruedas; así como la existencia de espacios reservados para la ubicación de las mismas -
deberá existir congruencia entre lo descrito en las dos literales que preceden para permitir
su pleno y adecuado aprovechamiento-; c) en las nuevas unidades de transporte y en las
ya existentes deberán señalarse espacios reservados para personas con discapacidad, de
la tercera edad, mujeres embarazadas o personas con capacidades especiales; d) en
cuanto a las concesiones que se autoricen para la prestación del servicio de transporte
colectivo, se dará preferencia a los propietarios de unidades que posean alguna o varias
de las características descritas con anterioridad, que permitan facilidades especiales para
personas con discapacidad, capacidades especiales, tercera edad, personas que por sus
características particulares en un momento determinado, requieran un trato especial y
otras; e) la adopción de todas aquellas medidas que a juicio de la Municipalidad
contribuyan con alcanzar los objetivos señalados en las literales anteriores; f) revisar el
Reglamento para la Prestación del Servicio Público de Transporte Colectivo Urbano, de
manera que se establezcan especificaciones técnicas con las cuales deberá cumplir toda
construcción de infraestructura relacionada con el transporte público urbano, incluyendo
además, los requisitos con los cuales deberán cumplir las unidades de transporte colectivo
que presten dicho servicio, atendiendo las necesidades de las personas con capacidad
especial, que garantizara su acceso adecuado, de acuerdo a lo considerado en esta
sentencia. B) La autoridad impugnada deberá iniciar con las medidas indicadas en la
presente sentencia de manera inmediata, y deberá realizar las reformas reglamentarias a
más tardar en el término de seis meses. C) la Municipalidad capitalina deberá revisar las
obras concluidas del proyecto Transmetro, verificando que las mismas cumplan con lo
indicado en este fallo y en caso de no serlo, se introduzcan las modificaciones necesarias
para alcanzar los objetivos descritos con anterioridad, iniciando dichas acciones de
revisión, dentro de los tres meses siguientes a la fecha en que este fallo quede firme. En
cuanto a las nuevas construcciones, remodelaciones y ampliaciones deberá observar lo
dispuesto en este fallo en la medida que las mismas se realicen. D) Se conmina a los
integrantes de la autoridad impugnada a dar exacto cumplimiento de lo resuelto en este
fallo, según lo antes descrito, bajo apercibimiento de que en caso de incumplimiento se les
impondrá una multa de cuatro mil quetzales a cada uno de ellos, sin perjuicio de las
responsabilidades civiles y penales en que puedan incurrir. II) Notifíquese y, con
certificación de lo resuelto, devuélvanse los antecedentes.
Expediente 2863-2006 15

MARIO PÉREZ GUERRA


PRESIDENTE

GLADYS CHACÓN CORADO JUAN FRANCISCO FLORES JUÁREZ


MAGISTRADA MAGISTRADO

ROBERTO MOLINA BARRETO ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE


MAGISTRADO MAGISTRADO

MARTÍN RAMÓN GUZMÁN HERNÁNDEZ


SECRETARIO GENERAL
Expediente 2863-2006 16

ACLARACIÓN

EXPEDIENTE 2863-2006
CORTE DE CONSTITUCIONALIDAD: Guatemala, diez de agosto de dos mil
siete.
Se tiene a la vista para resolver la solicitud de aclaración de la sentencia de veinticinco
de abril de dos mil siete, dictada por Esta Corte dentro del expediente identificado en el
acápite, formulada por,, la Asociación para el Desarrollo del Deporte de Personas con
Discapacidad Vida, Asociación Guatemalteca de Apoyo al Limitado Físico, Asociación
Esperanza en Movimiento, Asociación Organización de Desarrollo Integral Para la Mujer
con Discapacidad y Bajos Recursos Económicos, Asociación Colectivo Vida Independiente
de Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de Espina Bífida, Asociación Guatemalteca
de Esclerosis Múltiple, Asociación Coordinadora de Organizaciones de Personas con
Discapacidad de Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de Personas con
Discapacidad, por medio de sus Presidentes y Representantes Legales, Vilma Marilinda
Gómez Álvarez, Marta Juliana - Canel Yoc de Acajabon. Víctor Alberto Molina Blanco,
María Elena Pérez Rodas, Gustavo Adolfo Muñoz Solís, Victoria Sandoval Cáceres,
Patricia Alibel Grajeda Salazar de Calderón, Reyna Del Rosario Chavarría Palacios, y
Santiago Lucas Ramos, respectivamente, en el amparo promovido por los peticionarios
contra la Corporación Municipal de la Ciudad de Guatemala.
ANTECEDENTES
La Asociación para el Desarrollo del Deporte de Personas con Discapacidad Vida,
Asociación Guatemalteca de Apoyo al Limitado Fisico, Asociación Esperanza en
Movimiento, Asociación Organización de Desarrollo Integral Para la Mujer con
Discapacidad y Bajos Recursos Económicos, Asociación Colectivo Vida Independiente de
Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de Espina Bífida, Asociación Guatemalteca de
Esclerosis Múltiple, Asociación Coordinadora de Organizaciones de Personas con
Discapacidad de Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de Personas con
Discapacidad, por medio de sus Presidentes y Representantes Legales, Vilma Marilinda
Gómez Alvarez, Marta Juliana Canel Yoc de Acajabon, Víctor Alberto Molina Blanco,
María Elena Pérez Rodas, Gustavo Adolfo Muñoz Solís, Victoria Sandoval Cáceres,
Patricia Alibel Grajeda Salazar de Calderón, Reyna Del Rosario Chavarría Palacios, y
Santiago Lucas Ramos, respectivamente, promovieron amparo contra la
Corporación Municipal de la ciudad de Guatemala reclamando contra: a) la
inexistencia de infraestructura en las paradas de autobús que permitiera a las personas
discapacitadas abordar los autobuses y las unidades móviles que prestan el servicio
urbano; b) violación de las reglas universales de accesibilidad en las unidades
móviles que prestan el servicio urbano; c) falta de normas reglamentarias que
regulen el servicio público de transporte urbano; y d) amenaza cierta y
determinada de que tanto las estaciones e instalaciones, como los vehículos que se
utilizarán en el Proyecto Transmetro, violen, limiten y restrinjan el derecho a las
personas con discapacidad al uso de dicho medio de transporte público. El amparo
les fue otorgado en primera y segunda instancia.
Las interponentes plantean aclaración de la sentencia dictada por esta Corte por
Expediente 2863-2006 17

estimar que en la parte resolutiva de dicho fallo no se establecen los plazos en que
la autoridad impugnada deberá cumplir con lo previsto en los apartados A)
literales a), b), c), d), e) y f); y D).
CONSIDERANDO
-I-
De acuerdo con el artículo 70 de la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de
Constitucionalidad, "...Cuando los conceptos de un auto o de una sentencia, sean
obscuros, ambiguos o contradictorios, podrá pedirse que se aclaren...".
-II-
Analizado el planteamiento de aclaración y el fallo de mérito, esta Corte concluye
que en la resolución impugnada se exponen las circunstancias fácticas y j u r í d i c a s q ue
s i r v i e r o n d e b a s e p a r a s u e m i s i ó n , s i n q u e s e a d v i e r t a l a nec esidad d e
aclar ar aspect o algu no de s u tex to, com o se soli cita por las i n t e r p o n e n t e s
d e l r e m e d i o p r o c e sa l r e l a c i o n a d o , h a b ié n d o s e e s t a b l e c i d o clara mente la
forma e n que l a au t oridad impugnada deberá cumplir con lo considerado
como puede apreciarse de la lectura de las consideraciones y parte resolutiva del fallo de
esta Corte. E n c o n s e c u e n c i a , a l n o c o n c u r r i r c o n c e p t o s o b s c u r o s , a m b i g u o s
o contradictorios que viabilicen la aclaración que se solicita, ante la claridad de su tenor,
la misma debe declararse sin lugar.
LEYES APLICABLES
Artículo citado y 5°, 6°, 7°, 67, 71, 149, 163, 182, 185 y 186 de la Ley de Amparo,
Exhibición Personal y de Constitucionalidad.
POR TANTO
La Corte de Constitucionalidad, con base en lo considerado y leyes citadas
resuelve: I. Sin lugar la solicitud de aclaración promovida por la Asociación para el
Desar rollo del Dep ort e de Perso nas c on Disc apacidad Vi da, Asocia ción
Guatemalteca de Apoyo al Limitado Físico, Asociación Esperanza en Movimiento,
Asociación Organización de Desarrollo i n t e g r a l p a r a l a Mujer c o n D i s c a p a c i d a d
y Bajos Recursos Económicos, Asociación C o l e c t i v o V i d a I n d e p e n d i e n t e d e
Guatemala ONG, Asociación Guatemalteca de Espina Bífida, Asociación
Guatemalteca de Esclerosis Múltiple, - Asociación Coordinadora de
Organizaciones de Personas con Discapacidad de Guatemala ONG, Asociación
Guatemalteca de Personas con Discapacidad, por medio de sus Presidentes y
Representantes Legales, Vilma Marilinda Gómez Álvarez, Marta Juliana Canel Yoc de
Acajabon, Víctor Alberto Molina Blanco, María Elena Pérez Rodas, Gustavo Adolfo Muñoz
Solís, Victoria Sandoval Cáceres, Patricia Alibel Grajeda Salazar de Calderón, Reyna Del
Rosario Chavarría Palacios, y Santiago Lucas Ramos, respectivamente. II. Notifíquese.

MARIO PEREZ GUERRA


PRESIDENTE

GLADYS CHACON CORADO JUAN FRANCISCO FLORES JUAREZ


MAGISTRADA MAGISTRADO

ROBERTO MOLINA BARRETO ALEJANDRO MALDONADO AGUIRRE


MAGISTRADO MAGISTRADO

MARTIN RAMON GUZMAN HERNANDEZ


Expediente 2863-2006 18

SECRETARIO GENERAL