Vous êtes sur la page 1sur 4

Metabolismo energético y producción de ATP, ¿cómo y de dónde obtenemos la

energía cuando hacemos ejercicio?

15 febrero, 2017
http://palomasala.com/metabolismo-energetico-y-produccion-de-atp-como-y-de-donde-obtenemos-la-
energia-cuando-hacemos-ejercicio/

Una de las misiones esenciales de los nutrientes para la práctica deportiva es


proporcionar energía. Esta energía se traduce en la síntesis o formación de un
compuesto fundamental en todos los procesos energéticos: el ATP, que está involucrado
en multitud de procesos como la digestión, la contracción muscular, la transmisión del
impulso nervioso, la contracción cardiaca, la síntesis proteica o las secreciones
glandulares entre otros.

ATP Y CREATINA-FOSFATO

Sin embargo, las reservas de ATP del organismo son escasas. Otro compuesto
con una función muy similar a la del ATP es la creatina-fosfato, sustancia que también
proporciona energía y que es sintetizada solamente en el músculo esquelético por una
enzima denominada creatina kinasa. Tanto el ATP como la creatina-fosfato, van a
proporcionar energía de una forma inmediata en el momento en que el organismo
empieza a realizar una actividad. Pueden funcionar independientemente de la presencia
de oxígeno, pero por el contrario, son muy poco abundantes, lo que permitiría sostener
un esfuerzo tan sólo durante 5-8 segundos. Estos sistemas serían los principales
suministradores de energía en deportes de velocidad de corta duración y explosivos. Sin
embargo, otros deportes tienen una duración más larga, presentando picos de esfuerzo a
lo largo de su ejecución. En estos últimos, estos sistemas tendrían una utilidad muy
limitada, lo que obligaría al organismo a resintetizar ATP para poder mantener el
esfuerzo. En este momento, la energía metabólica pasaría a depender de los procesos de
oxidación de los nutrientes en las diferentes rutas metabólicas.

La oxidación de los nutrientes tiene una similitud con la oxidación de un trozo de


madera que se quema en una hoguera. En este caso, la combinación de la madera con el
oxígeno genera energía calorífica, por lo que la combustión de los nutrientes genera ATP
y calor. Pero la oxidación de los nutrientes no se realiza en un paso único, sino que sigue
una serie de reacciones a través de determinadas rutas metabólicas para producir el ATP
necesario.
Ciclo de Krebs

HIDRATOS DE CARBONO

Los distintos nutrientes producen la energía de diversas maneras. Los hidratos de


carbono pueden sintetizar ATP de forma anaeróbica o aeróbica. El producto de partida
es la glucosa, que puede encontrarse almacenada en forma de glucógeno en el músculo
y en el hígado. La glucosa sufre una serie de 10 reacciones metabólicas, lo que se conoce
como glucolisis.

En la glucolisis se puede dar el proceso anaeróbico, en el que se produce un


producto denominado piruvato que, si el requerimiento energético es rápido, se convierte
en lactato. El lactato resulta tóxico para la célula muscular y por eso compromete la
contracción muscular cuando se produce. El hígado se encarga de reciclar dicho lactato,
y el que produce de forma natural los glóbulos rojos, transformándolo en glucosa.

Si los requerimientos energéticos no son inmediatos, el piruvato puede entrar


en el ciclo de Krebs y generar mucho más ATP. Este proceso requiere la presencia de
oxígeno (proceso aeróbico) y puede llegar a proporcionar la mitad de la energía durante
un esfuerzo moderado. Finalmente, los hidratos de carbono son necesarios para la
oxidación de los ácidos grasos, de tal forma que su agotamiento inhibe (evita) la
producción de energía a partir de éstos.

LÍPIDOS

Los lípidos requieren siempre la presencia de oxígeno para sintetizar ATP, es


decir, siempre funcionan aeróbicamente. Los productos de partida son los triglicéridos,
que se almacenan principalmente en el tejido adiposo y se movilizan cuando son
necesarios para aportar energía.

Durante un ejercicio aeróbico, las grasas pueden proporcionar entre el 30-80% de


la energía, dependiendo del grado de entrenamiento del deportista. Su limitación reside
en que siempre requieren la presencia de hidratos de carbono para oxidarse.

PROTEÍNAS

Finalmente, las proteínas, aunque siempre se les ha atribuido a una función


estructural, también pueden, bajo condiciones muy especiales, generar intermediarios
metabólicos que pueden incorporarse a las rutas de producción de ATP. El producto de
partida son los propios aminoácidos. Algunos de estos aminoácidos incorporables a rutas
de producción de energía son la leucina, la isoleucina, la valina, la glutamina o el aspártico
entre otros. La energía a través de estos productos se denomina transaminación y se
produce en el ciclo de Krebs.
Producción de ATP I
BIOENERGÉTICA: PRODUCCIÓN DE ATP 1
http://davidjimenezmoncho.blogspot.com/2013/05/bioenergetica-produccion-de-atp-1-voy.html

Voy a tratar de explicar de la forma más sencilla posible, como produce nuestro
cuerpo energía y como la obtiene. Debemos conocer como obtiene nuestro cuerpo energía
a partir de los alimentos ingeridos, y este conocimiento nos ayudará a diseñar
correctamente nuestros entrenamientos y el de nuestros atletas.
La energía que obtenemos de nuestros alimentos (hidratos de carbono, grasas y
proteínas), se almacena en un compuesto altamente energético: el ATP (Adenosin-tri-
fosfato). La descomposición de los enlaces de fosfato, gracias a la actuación de la enzima
ATPasa, genera una gran cantidad de energía (7,6kcal/mol de ATP). Cuando este proceso
de descomposición se produce sin oxigeno, se llama metabolismo anaeróbico y si se
produce con presencia de oxigeno lo llamaremos metabolismo aeróbico.
Nuestras células generan ATP mediante tres métodos:

 Sistema ATP-PC
 Sistema glucolítico
 Sistema oxidativo.

SISTEMA ATP-PC:
Es el proceso más sencillo de los tres, tiene lugar durante los primeros 3 a 15 seg
en actividades musculares intensas, como por ejemplo un sprint.
Además de la molécula ATP, nuestras células poseen otra molécula de fosfato
energética llamada FOSFOCREATINA (PC). La energía liberada por esta molécula no
se usa directamente para realizar trabajo celular, sino para reconstituir el ADP a ATP. El
proceso puede llevarse a cabo con presencia de oxígeno, aunque el proceso no lo requiere
por eso lo consideramos como metabolismo anaeróbico. Por lo tanto, este proceso
consiste en mantener de forma constante el ATP, uniendo una molécula de FOSFATO
para transformar el ADP en ATP a partir del fosfato de la PC (fosfocreatina). Tiene una
duración máxima de 15 segundos, a partir de estos momentos el ATP lo produciremos a
partir de los otros dos sistemas. Que explicaré en las siguientes publicaciones.
SISTEMA GLUCOLÍTICO ANAERÓBICO
SISTEMA GLUCOLÍTICO II

El sistema glucolítico, es otro de los sistemas de obtención de energía que se usa


durante los primeros minutos de ejercicio de intensidad elevada. Consiste en la liberación
de energía mediante la descomposición (lisis) de la glucosa. La glucosa supone el 99%
de la cantidad total de azúcares que circulan por la sangre, que proceden de la digestión
de los hidratos de carbono y de la descomposición del glucógeno hepático. El glucógeno
es sintetizado a partir de la glucosa por un proceso llamado glucogénesis. Cuando
descomponemos el glucógeno se descompone en glucosa 1 fosfato a través de la
glucogenólisis.
Para que podamos utilizar la glucosa o el glucógeno en energía se deben convertir
en glucosa 6 fosfato, para esta conversión se requiere de una molécula de ATP. La
conversión produce la glucosa 1 fosfato en glucosa 6 fosfato que es el momento en el que
ya puede iniciarse el proceso de la glucólisis.
La glucólisis es un proceso más complejo que el sistema ATP-PC, ya que requiere
de 12 reacciones enzimáticas. La ganancia neta de este proceso es de 3 moles de ATP,
por cada mol de glucógeno descompuesto. En cambio sí se usa la glucosa el beneficio
energético es de sólo 2 mol. Este sistema no produce grandes cantidades de ATP, pero la
combinación con el sistema ATP-PC permite a los músculos ganar fuerza incluso si el
aporte de oxigeno es limitado.
Otra limitación de este sistema de glucólisis anaeróbica es la acumulación de ácido
láctico que produce. En una prueba de sprint máximo con una duración de 1 a 2 minutos
las demandas del sistema glucolítico son elevadas y los niveles de ácido láctico pueden
incrementarse de 1mmol/kg en reposo de los músculos a 25mmol/kg.
Con este ya hemos conocido los dos sistemas anaeróbicos de obtención de energía,
en la próxima edición describiré el sistema oxidativo.