Vous êtes sur la page 1sur 4

CIUDADANA:

JUEZ PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL, MERCANTIL, AGRARIO,


TRANSITO, Y DEL TRABAJO, CON SEDE EN EL MUNICIPIO PUERTO
CABELLO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO
CARABOBO.-
SU DESPACHO.-

Yo, CARLOS LUIS RAMOS SILVA, venezolano, mayor de edad, titular de


la Cédula de Identidad No. 8.845.438, abogado en ejercicio, inscrito en el I.P.S.A,
bajo el No. 55.151, y de este domicilio, actuando en este acto con el carácter de
apoderado judicial de la parte demandante, ciudadana: LIVIA BETZABETH
HERRERA BAZAN, suficientemente identificada en autos, estando en la
oportunidad legal para contradecir o subsanar las cuestiones previas opuestas por la
contraria lo hago en los siguientes términos:
CAPITULO I
CONTRADICCIÓN Y RECHAZO
Contradigo la cuestión previa promovida por la contraria en la oportunidad
para dar contestación a la demanda, oponiendo en el “Capitulo I” de su escrito de
promoción de cuestiones previas, la Incompetencia de este Tribunal en razón de la
materia de acuerdo al ordinal 1 del articulo 346 del Código de Procedimiento Civil,
alegando que mi representada sostuvo una relación únicamente de carácter mercantil
con la empresa SUMINISTROS RH, C.A, en razón de que ésta era propietaria de
DOS MIL QUINIENTAS (2500) acciones en dicha empresa, negando así que
existiera cono en efecto existió una relación laboral, es de observar que la parte
demandada en el escrito antes indicado menciona artículos del Código de Comercio
que a su entender ubican cualquier pretensión de mi mandante en el campo de la
relaciones mercantiles. Ahora bien ciudadana Juez, si bien es cierto que mi
representada era socia accionista de la empresa demandada, también es cierto que
esta ejercía funciones dentro de la misma de DIRECTOR ADMINISTRATIVO,
designada por la empresa, estableciéndose desde entonces una relación laboral entre
esta y la empresa SUMINISTROS RH, C.A, generándose en consecuencia una
prestación de servicios personal por parte de mi mandante a dicha empresa,
percibiendo en contraprestación una remuneración (salario) que le era pagada
quincenalmente, así mismo cabe destacar que mi mandante debía respetar
rigurosamente las directrices que la empresa establecía en el funcionamiento
normal de la misma para sus trabajadores y empleados, así como el horario en el que
en ella se laboraba. En tal sentido expresa el Doctor RAFAEL ALFONSO
GUZMÁN, en su obra “ DIDACTICA DEL DERECHO DEL TRABAJO” “ La
corte Suprema de Justicia (sent. De 16-5-9), ratificada el 29-1-81 OPT. Vol 1, P
126, 1981) asentó con acierto que la finalidad de la disposición en examen
(Articulo 12 Reglamento de la Ley del Trabajo) “ es consagrar como norma
jurídica una situación determinada e impuesto por los hechos, cual es la de que
en la práctica las personas que ejercen en una empresa funciones de dirección o
administración son considerados en la vida cotidiana como delegados del
patrono, a quien sustituyen en todo o en parte en la gestión del establecimiento
mercantil... Por consiguiente, la representación patronal estatuida en el citado
texto reglamentario sólo puede ser admitida en el ámbito meramente
administrativo o interno en que se desenvuelve la relación de trabajo.”

En ese mismo orden de ideas y ratificando el alegato de la existencia de


una relación laboral entre mi mandante y la empresa SUMINISTROS RH, C.A;
parte demandada en el presente juicio, el articulo 4 del Reglamento de la Ley del
Trabajo expone: PROFESIONALES. “Los profesionales que presten servicios
personales bajo relación de dependencia y por cuenta ajena, están sometidos a la
Ley Orgánica del Trabajo y al presente Reglamento. Lo establecido no les
impedirá la celebración con sus patronos de contratos mediante los cuales se
obliguen a prestar servicios profesionales en nombre y por cuenta propia . En
este supuesto el contrato deberá celebrarse por escrito e indicar su duración y
las obligaciones fundamentales de las partes.
Si el contrato de servicios profesionales no fue celebrado por escrito y
coexistiere con un contrato celebrado entre las mismas partes, se presumirá que
la retribución percibida reviste naturaleza salarial, salvo prueba en contrario”
(comillas y negrillas mías)
En virtud de lo anteriormente expuesto debo señalar ciudadana Juez, que es
claro y evidente que entre mi mandante y la empresa SUMINISTROS RH, C.A, si
existió relación laboral, contentiva de todos los supuestos necesarios para calificarla
de tal manera, ya que no se puede obviar como pretende la contraria hechos que así
lo demuestran como son la existencia de un salario, la prestación de un servicio con
carácter remunerativo propio e independiente de las ganancia o utilidades que como
socia mi mandante tenía derecho, el goce y disfrute de vacaciones, el cumplimiento
de obligaciones propias de los trabajadores u obreros de la empresa , así como que la
empresa demandada recibía dicha prestación de servicios.
Como quiera que la contraria quiere valerse de argumentos legales que no
pueden llevar a calificar únicamente como mercantil las relaciones que existieron
entre esta y mi mandante, debo referirme a lo establecido en el articulo 59 de la Ley
Orgánica del Trabajo que textualmente expresa: ._ “En caso de conflicto de leyes
prevalecerán las del Trabajo, sustantivas o de procedimiento. Si hubiere dudas
en la aplicación de varias normas vigentes, o en la interpretación de una
determinada norma, se aplicará la más favorable al trabajador. La norma
adoptada deberá aplicarse en su integridad.”
CAPITULO II
DE LA SUBSANACIÖN DE LAS CUESTIONES PREVIAS
En cuanto a lo expresado por la contraria en su escrito de promoción de
cuestiones previas Capitulo IV, referente a la omisión de la profesión del demandante,
cuestión previa ésta establecida en el Ordinal 6to del Articulo 346, indico para
subsanar el mencionado vicio como profesión de mi poderdante la de Economista.
Y en relación a la cuestión previa promovida por la contraria en el escrito
antes indicado referente a la falta de indicar la dirección del domicilio del
demandante prevista en el Ordinal 6to del articulo 346 del Código de Procedimiento
Civil, en concordancia con el ordinal 2 del articulo 340 Ejusdem y el ordinal 1 del
articulo 57 de la Ley Orgánica de Tribunales y de Procedimientos del Trabajo, y a
los fines de subsanar tal omisión indico la siguiente dirección: Edificio Torre
Ejecutiva, Piso 2, Oficina “C”, Calle Silva, Municipio Puerto Cabello.

Por todo lo antes expuesto y con fundamento a lo establecido en los


artículos: 65, 66, 67, 68 de la Ley Orgánica del Trabajo y el articulo 4 de su
reglamento, solicito en nombre y representación de mi mandante y luego de
analizado el presente escrito proceda en ratificar la competencia en materia laboral
del Tribunal que usted dignamente preside y declarar subsanadas las cuestiones
previas promovidas por la cotraria.