Vous êtes sur la page 1sur 6

Factores de riesgo de la vía y su entorno para la

seguridad vial

En toda actividad humana concurren ineludiblemente TRES factores inseparables:


El medio ambiente, la máquina y el hombre. En materia de accidentes de tránsito estos tres
factores se conjugan en lo que se conoce como "El triángulo accidentológico". En esta figura
geométrica, la base es ocupada por el "Factor Humano", el cateto de la izquierda por el "Factor
Ambiental" y el de la derecha por el "Factor automotriz".

Pasaremos a desarrollar seguidamente todos y cada uno de los factores que concurren a la
producción del siniestro:

EL HOMBRE O FACTOR HUMANO:


El hombre conductor, inmerso en un mundo que hoy se caracteriza por la celeridad, la angustia y el
stress, no es ajeno a la influencia que estos factores producen sobre la acción de conducir,
principalmente a la incidencia que ellos poseen sobre el estado psicofísico del individuo,
particularmente en lo relativo a los tiempos de reacción. El tiempo psicofísico de reacción es el
lapso de tiempo comprendido entre la visualización de la situación de riesgo y la iniciación de la
acción preventiva, representada generalmente por la realización de las maniobras de evasión y/o
frenado.

Agentes exógenos (lo externo) contribuyen a aumentar considerablemente ese tiempo de reacción,
por atenuación de los reflejos motivados por factores tales como la depresión de los centros de
inhibición, como las causadas por el alcohol, o la distorsión de la relación espacio-tiempo, causada
por alucinógenos o estupefacientes.

Debe sumarse a lo expuesto, el ritmo cada vez más acelerado a que nos vemos obligados a
desarrollar las actividades cotidianas, convirtiéndose el tiempo, para muchos de nosotros, en un
elemento de alto precio que es necesario administrar con avaricia.

Esta situación se traduce, en materia vial, en un notorio incremento de las velocidades de


circulación y en una considerable disminución de los límites de prudencia aumentando,
consecuentemente el número de siniestros.

Debemos tener en cuenta que la posibilidad de respuesta de un ser humano ante determinado
estímulo depende de tres factores que actúan secuencial y sincronizadamente, a saber: 1) La
percepción, 2) La resolución y 3) La acción. El período de tiempo que transcurre desde la iniciación
de la percepción hasta la finalización de la acción se denomina "TIEMPO PSICOFISICO DE
REACCION"

EL MEDIO AMBIENTE O FACTOR AMBIENTAL:


Este factor se encuentra constituido por los elementos que, independientes entre si, se ven
íntimamente relacionados en materia vial: Las condiciones meteorológicas y el camino:

a. Las condiciones meteorológicas:


La lluvia, niebla, humo y luminosidad son algunos de los principales constituyentes de las
condiciones meteorológicas reinantes que pueden influir en la producción del siniestro, afectando
por un lado la visibilidad, la que puede verse atenuada, disminuida e incluso anulada impidiendo
percibir con suficiente tiempo y espacio la situación de riesgo, imposibilitando consecuentemente la
realización de maniobras de evasión o frenado, mientras que por otro va a modificar el coeficiente
de adherencia o rozamiento entre el neumático y la calzada, aumentando notoriamente las
distancias de frenado.

b. El camino:
El tipo de calzada, banquinas, la existencia de peralte, puentes, alcantarillas, pendientes y
abovedamiento de la vía de circulación, su estado de conservación y mantenimiento influirán
también en la circulación de los vehículos y en los siniestros que se puedan producir.

Así, los coeficientes de adherencia entre el neumático y la calzada variarán con la naturaleza del
material empleado para la construcción del camino e incluso con su estado de utilización.

Debe tenerse en cuenta que también influye en la adherencia del neumático, la existencia de tierra
suelta, arena o agua sobre la calzada, comportándose los dos primeros elementos como pequeños
rodamientos entre las superficies en contacto y el segundo como película lubricante,
particularmente en aquellos casos en que el automotor cuenta con cubiertas de deficiente dibujo.

El radio de curvatura, la existencia de peralte y su sentido de inclinación pueden influir en la


estabilidad direccional de los móviles, particularmente cuando circulan a velocidad elevada, como
influyen también la presencia de baches, "lomos de burro" y toda otra anomalía de la superficie del
camino.

Por otro lado se encuentran en la vía factores tales como: animales, niños jugando, personas
distraídas o temerarias, vehículos que obstruyen las vías, obras civiles en proceso, etc, que se
convierten en factores de riesgo, sobre todo para aquellos conductores que no se concentran lo
suficiente mientras están manejando.

Es pues necesario tener todos los sentidos alerta a la hora de conducir, para poder reaccionar con
suficiente tiempo cuando aparezca un imprevisto en la vía.

La accidentalidad vial: un problema mundial


La O.M.S. ha catalogado la accidentalidad vial como una de las principales epidemias de nuestra
sociedad. De hecho, en un estudio realizado conjuntamente con el Banco Mundial, los accidentes
de tránsito aparecen como la séptima causa de morbilidad en el planeta. La perspectiva para el año
2030 es que ascienda al quinto puesto. Esta “epidemia” es la primera causa de muerte de las
personas menores de 40 años a escala mundial.

Principales causas de morbilidad en el mundo, años 2004 y 2030. Fuente: Organización


Mundial de la Salud (WHO), WORLD HEALTH STATISTICS REPORT. 2008.
Estos estudios han revelado que América Latina, incluido el Caribe, tiene la tasa de mortalidad por
accidentes de tránsito más alta del mundo (26.1 muertes por cada 100 mil habitantes) y este valor
llegaría a 31, si se mantienen las actuales tendencias.

En el caso de Colombia y de Bogotá, los accidentes de tránsito representan la segunda causa de las
muertes violentas. La principal causa de muerte en el país son los homicidios (60,5%), seguida de
los accidentes de tránsito (21%).

Colombia registró más de 5 mil muertos y más de 38 mil heridos graves en accidentes de tránsito.
Esto corresponde a una tasa de 12.3 y 88.1 muertos y heridos por cada 100 mil habitantes,
respectivamente.

Lo anterior, nos ubica por encima de: Perú, Chile, Uruguay y por debajo de Argentina, Venezuela,
Bolivia, Brasil y Ecuador.
Colombia perdió cerca de 3 billones de pesos por siniestros viales en el año 2007, mientras que esta
cifra en Bogotá, superó los 821 mil millones de pesos.

Las cifras mencionadas anteriormente, evidencian, por una parte, el dramático problema de salud
pública que representa la accidentalidad vial y por otra, la urgencia en la ejecución de medidas que
frenen las tendencias actuales y que mitiguen este fenómeno que se ha convertido en un factor de
fuerte impacto no sólo en términos humanos sino también económicos en todo el mundo y en el país.

Dado que la alta velocidad es una de las principales causas de accidentalidad, muchos países
intentan reducir los índices de accidentalidad vial con medidas de control policial y electrónico, con
políticas en contra del incremento de los límites de la velocidad en ciertas zonas y con la construcción
o adecuación de una infraestructura vial que obligue a los conductores y a los peatones a seguir
ciertas normas en la vía.

En años recientes los responsables de la infraestructura a nivel mundial han hecho énfasis en
mejorar la seguridad de la red vial. Numerosos estudios han permitido establecer una fuerte
correlación entre los accidentes, su gravedad y la velocidad de circulación, por lo que
medidas encaminadas a disminuir los límites permitidos y promover zonas de baja velocidad,
especialmente en los centros urbanos, se han generalizado.

Algunos países que han tomado la decisión de variar los límites de la velocidad en sus vías. En todos
los casos en los que se incrementaron los límites de velocidad, la accidentalidad vial se acentuó. En
contraste, cuando se redujo la velocidad los índices de accidentalidad, descendieron.

A medida que la velocidad permitida de una vía es mayor, los vehículos tienen menos posibilidades
de reaccionar correctamente frente a un obstáculo o imprevisto, dado que la distancia de frenado se
incrementa con la velocidad de circulación. Al mismo tiempo, el incremento de la velocidad aumenta
la probabilidad de muerte de un peatón impactado por un vehículo, dado el caso de un accidente de
tránsito en la vía.. 2027-1026

Diagnóstico de seguridad vial y propuesta


de elaboración del Plan Estratégico de
Seguridad Vial (PESV) para la empresa Su
Moto del Otún S.A.

La accidentalidad vial se ha constituido en una problemática de salud pública global, en la que


la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe sobre la situación mundial de la
seguridad vial 2015, estima que 1.25 millones de personas fallecieron en el año 2013, debido a
accidentes de tránsito y la mitad de esas muertes afectan a los usuarios más vulnerables de las
vías de tránsito, como son: motociclistas, peatones y ciclistas -- Para Colombia, la situación es
muy similar, por tal motivo el país viene adoptando políticas públicas a través de un marco legal
que aborda esta problemática desde un enfoque sistémico, vinculando además al sector
privado, al requerir a las empresas para que implementen planes estratégicos de seguridad vial
-- Su Moto del Otún S.A, es un importante comercializador de motocicletas en la región, que
como parte de su direccionamiento estratégico, pretende establecer políticas de responsabilidad
social empresarial que le den sostenibilidad al negocio; por lo tanto, además de estar obligado
a presentar el plan estratégico, busca aportar a la generación de valor compartido en su industria
-- De esta forma, el presente trabajo de grado busca elaborar un diagnóstico estratégico de la
empresa, con base a la guía metodológica para la elaboración del plan estratégico de seguridad
vial, aportado por el Ministerio de Transporte, en el que se analizan cinco líneas de acción:
fortalecimiento institucional, comportamiento humano, vehículos seguros, infraestructura segura
y atención a víctimas -- Por lo tanto, mediante la aplicación de una encuesta a todo el personal,
se logró realizar la caracterización de la empresa, los empleados, el nivel de capacitación en
seguridad vial y se identificaron los riesgos viales más representativos, de acuerdo a los roles
en la vía; con lo anterior, se propusieron acciones y medidas de acuerdo a cada línea de acción
que sirven de insumo para la elaboración del plan operativo del plan estratégico de seguridad
vial (PESV)

URI
http://hdl.handle.net/10784/11517

LA PREVENCION DE RIESGOS VIALES


La seguridad vial es un aspecto muy importante en la carretera, ya que los accidentes de
tráfico constituyen uno de los problemas sociales y económicos más importantes de nuestro
tiempo.

Por ello debemos prestar atención especial a esta, y a cómo reducir los riesgos laborales
viales.

En España, según estudios recientes, 1 de cada 3 accidentes mortales de trabajo son de


tráfico. 1 de cada 10 fallecidos en accidente de tráfico, han sufrido su accidente en trayectos
laborales (incluidos desplazamientos in itinere).

En general, los riesgos laborales viales son los riesgos personales de sufrir un accidente en
una vía de circulación por colisión con un vehículo que circula por dicha vía, cuando la relación
laboral de la persona expuesta al riesgo contribuye necesariamente a que este se pueda
materializar.
DEFINICIÓN DE ACCIDENTE LABORAL DE TRÁFICO O VIAL
El accidente laboral de tráfico es toda lesión corporal que sufre un trabajador con ocasión o
como consecuencia de su trabajo, tanto en el trayecto de su domicilio al centro de trabajo, o
del centro de trabajo al domicilio (accidente in itinere), como durante su jornada laboral
(accidente en misión).

TIPOS DE ACCIDENTES LABORALES VIALES


ACCIDENTE IN ITINERE
Es aquel accidente que sufre el trabajador al ir al trabajo o al volver de este.

ACCIDENTE EN MISIÓN

Hoy en día son muchas las empresas que hacen desplazarse a los trabajadores en su propio
vehículo, o en un vehículo de empresa, para desempeñar su trabajo.

Se define “Accidente en misión” como aquel accidente sufrido por el trabajador en los
trayectos que este tenga que realizar para el cumplimiento de una misión laboral.
FACTORES DE RIESGOS LABORALES VIALES Y MEDIDAS PREVENTIVAS
1 – FACTOR HUMANO.
Factores que influyen en la construcción

Distracciones:

– Utilización de telefonía celular y navegadores.


– Distracciones al volante.
– Fumar.
Condiciones físicas y psíquicas:
– La fatiga.
– El sueño.
– Factores psicológicos.
– Drogas y Alcohol.
– Medicamentos.

Medidas preventivas

– Información constante a los usuarios.


– Recomendaciones de rutas seguras.
– Evitar atascos, programar desplazamientos.
– No conducir bajo efectos de drogas y alcohol.
– Incluir en la formación a los empleados como actuar en condiciones adversas.
2 – FACTOR VEHÍCULO
Factores principales

– Documentación del Vehículo.


– Revisión del vehículo.
– Elementos de seguridad activa y pasiva.
– Dispositivos de Retención Infantil.

Medidas preventivas

– Recomendación e información al usuario acerca de la documentación adecuada.


– Revisiones periódicas del estado del vehículo.
– Mantenimiento adecuado del vehículo: neumáticos, suspensión, alumbrado, frenos, etc.
– Información acerca del funcionamiento y uso de los sistemas de seguridad.

3 – FACTOR VÍA
Factores principales
– Factores meteorológicos
– Elección de la ruta
– Trayectos frecuentes

Medidas preventivas

– Tener en cuenta condiciones meteorológicas.


– En caso de condiciones meteorológicas desfavorables, tener el depósito de combustible
lleno.
– Deberemos realizar más descansos.
– Elegir carreteras o rutas seguras, sin obras, y por autopista mejor que por carretera
convencional o secundaria.
– Conduciendo:
1. Se deberá conectar el limpiaparabrisas, la luneta trasera y los faros antiniebla cuando sea
necesario.
2. Si se presenta cualquier incidencia encender las luces de emergencia de tal forma que se
alerte al resto de usuarios de la vía.
3. Se deberán encender las luces de cruce.