Vous êtes sur la page 1sur 2

CAPITULO 3

“Haz lo que quieras”

Si bien todo lo que hacemos es movido por que nos mandan, por costumbre o por beneficio, al
momento de tomar enserio las decisiones, estas razones pierden importancia. Esto tiene que ver
con la Libertad, que es la capacidad de decir si o no. “Libertad es decidir, y darte cuenta de que estas
decidiendo. Es lo más opuesto a dejarse llevar”, ya que al pensar en la decisión tomada es cuando
cuestionamos sus motivos.

La palabra moral, etimológicamente tiene que ver con las costumbres, pues eso precisamente es lo
que significa la voz latina y también con las órdenes, pues la mayoría de los preceptos morales se
relacionan con el “debes” y “no debes”. Moral es lo que consideramos válido, ética es el porqué lo
consideramos así. En este contexto, bueno se entiende por lo que conviene y malo no indica más
que docilidad, o no causar problemas. Sin embargo, no es sencillo decir cuando un ser humano es
bueno, porque no hay un único reglamento para ser buen humano ni el hombre es instrumento
para conseguir nada. Uno es bueno a su modo y depende de las intenciones que muevan a cada
uno.

Análisis

El primer concepto importante del capítulo, es la libertad. Al indicar que es una herramienta de
toma de decisión, se asocia inmediatamente al análisis que nos lleva a la toma de éstas decisiones.
Entonces, la libertad se relaciona inmediatamente con el segundo grupo de conceptos:
bueno/malo.

Es cuando hacemos esta asociación de palabras, que surge el razonamiento de qué es el bien y el
mal; o, dicho de otra manera, como entendemos el concepto de hacer el bien o mal. Al ser
antónimos, estos términos nos indican una polarización casi extrema. Sin embargo, el ser humano
es complejo, lleno de matices, cuyas acciones no van dirigidas solo a una función específica y
universal para todos. Por esto, lo que es bueno para mí según mi punto de vista, puede ser nefasto
a vista de otro ser humano. Esto se da, porque las leyes morales dependen estrechamente del
desarrollo como seres que tenemos durante el tiempo, de las experiencias que pasamos y su
resolución.

No podemos juzgar entonces de bueno o malo a otros o a nosotros mismos, solo por el resultado
de una de muchas acciones. Debemos repasar mentalmente nuestro accionar una y otra vez, ya que
es a través del análisis crítico, donde sopesamos la importancia de determinados actos, su
causalidad y sus consecuencias en nuestras vidas y en las de otros.

Capitulo 4

Date la buena vida

Resumen

“Date la buena vida” tiene implícito el concepto de la libertad humana, si deseamos darnos la buena
vida es por nuestra propia elección, desde nuestro propio punto de vista y de lo que uno crea que
mas le conviene, deseamos esto, o aquello, y lo hacemos porque somos libres: “estamos
condenados a la libertad”. No debemos confundirnos cuando decimos “haz lo que quieras” con que
hagas "lo primero que te venga en gana" la idea es que hagas lo que creas que para ti es más
conveniente. Tenemos que ser capaces de ver mas allá de lo que nos apetece en cierto momento y
lo que realmente queremos como finalidad. Puede que queramos tener todas las riquezas y
facilidades del mundo, y tener personas que hagan las cosas por nosotros, pero esto podría significar
sacrificar relaciones de afecto fundamentales en la relaciones humanas, finalmente luego de tenerlo
todo nos daríamos cuentan que lo mas valioso fue, es y será el afecto humano. Por lo que la buena
vida humana está en estrecha relación con las sociedades humanas; en su lenguaje y por lo tanto
todos estamos es proceso de tener una Buena vida y nos apoyamos unos a otros sin darnos cuenta
para alcanzarla.

Análisis:

En el transcurso de la vida nos preguntamos siempre hacia donde ir, que elegir especialmente
cuando damos el paso hacia la vida adulta, muchas inquietudes, prejuicios, lo que quiere la familia
para nosotros y lo que queremos. La ética nos enseña que lo que queremos es lo que debe guiar
nuestras decisiones porque somos libres de elegir como será nuestra “buena vida” y como vivirla.
Teniendo en cuenta que no somos animales, ya que hemos sido capaces de crear complejos
sistemas sociales y organizaciones muy complejas gracias a nuestra herramienta básica que es el
lenguaje, el cual nos permite expresar emociones, sentimientos, ideas, etc. Que van dirigidas a otro
ser humano que tiene las mismas potencialidades que nosotros, capaz de comprender, de analizar
y en base a esto crear y evolucionar en distintos aspectos. Es la relación entre humanos (familia,
amigos, compañeros, paciente, etc.) que nos permite evidenciar la libertad humana y elegir nuestra
buena vida, compartirla con otros y dar buena vida. A todos nos gustaría ser tratados con respeto,
que valoren mas allá de la situación en si, nuestro sentir, nuestras dificultades y mas importante aún
destaquen nuestras aptitudes para alcanzar una buena vida, y así también los demás puedan dar
ese buen vivir a alguien mas. La esencia de la vida humana es la interacción humana como tal,
basada en el lenguaje que nos permite visualizar diferencias y semejanzas entre cada uno de
nosotros las que nos hacen respetarnos, admirarnos y amarnos y establecer relaciones afectivas
estables en el tiempo siempre considerando lo humano como propio, convirtiéndolo en una virtud
para así “darnos la buena vida”.

Centres d'intérêt liés