Vous êtes sur la page 1sur 2

Apropiarse de Bourdieu: La teoría feminista y la

sociología de la culta de Pierre Bourdieu


El feminismo como critique

El documento es un análisis sobre los estudios realizados por Bourdieu, a mi


parecer el autor establece una construcción social de género muy
acertada, en esta describe el sexismo como el racismo que “trata de
adscribir diferencias sociales producidas históricamente o una naturaleza
biología que funciona como una esencia de la cultura puede deducirse
implacablemente en todo acto real de la vida” esto invoca a predecir y
controlar el comportamiento de los miembros de un grupo social. Esto
argumento es acertado debido a que la sociedad impone un rol de
género para ejercer control en todos sobre todos los miembros.

Cuestiona la idea de hombre y mujer, pretende de construir ambas visiones


patriarcales. En cuanto a la condición femenina afirma que las mujeres
han alcanzado su integración en la sociedad. Ya no es el momento de
reivindicaciones generales o de las luchas iniciales por la conquista de
derechos. Ahora es necesario que la mujer descienda a lo individual y
profundice en el conocimiento de sí misma. Ese tránsito de la mujer como
en lucha por su emancipación social y política a sujeto individual, a
persona humana que trata de ser autónoma, creándose su propio destino,
es su legado fundamental al feminismo posterior.

También es cierto que las mujeres han estado siempre bajo el poder de los
hombres, dependiendo de estos en todo momento. Este control del
hombre sobre la mujer sucede por la violencia simbólica, que como
describe el autor, es violencia suave o violencia que está bajo censura o
violencia mal reconocida. Otra característica de control es la imposición
de la feminidad en las mujeres, que es el hecho de imponer a las mujeres el
género que socialmente le corresponde por su sexo; es decir que la
sociedad cree que las mujeres por ser mujeres deben ser reproducidas
como tal. Por ello el género es una entidad socialmente variable.

Las mujeres, para conocerse a sí misma es un arduo trabajo. Si analiza la


cultura oficial, descubre que es simplemente la silenciada, la olvidada, una
nota a pie de página en el extenso libro de los varones: sin pasado, sin
historia, sin relevancia alguna. Todas las identidades que se le proponen la
consideran una “minoría social”, una ausente de la realidad. Y es
precisamente a partir de ese descubrimiento de ser la ausencia desde el
que la mujer debe empezar la búsqueda de su propia identidad. Debe
negarse a ser “lo otro” de la identidad masculina. Debe interrogarse tanto
sobre su propia historia individual como sobre su historia como “género
femenino”, como “segundo sexo” ( que es prácticamente un ser sin valor
alguno). Es la mujer la que tiene que decidir quién es ella, quién quiere ser,
y a partir de ahí reconstruir sus relaciones con el otro sexo.

Para la sociedad actual, el simple hecho de nacer mujer crea desventajas


y discriminación, así en la primera etapa de la vida, en la niñez, pueden
observarse como las personas adultas envuelven a las niñas para que se
ajusten a los estándares sociales históricos dependiendo de su sexo. Así la
niña queda expuesta a la creación de pautas culturales ya establecidas, a
aprender que es inferior que el hombre, que no dispone de la misma
inteligencia, y que su futuro dependerá de su pareja (hombre con el quien
se case).

Yo creo que es cierto que las mujeres están en desventaja en


comparación con los hombres, en cuestiones de salud, educación,
vivienda, familia, justicia, trabajo, deporte, recreación y arte. Que el simple
hecho de ser mujer crea estereotipos, modelos, políticas, prácticas y
prejuicios que se imponen al sexo femenino, que las mujeres deben luchar
para romper y cambiar dentro de su entorno social. Sin embargo considero
que es la mujer quien continúa promoviendo las prácticas discriminadoras
y machistas dentro de la sociedad, y esto es una cuestión difícil de
entender, ya que es la mujer quien se da cuenta de las desventajas que
tiene y aun así promueve en su familia dichas conductas.