Vous êtes sur la page 1sur 4

ACEROS DE CONSTRUCCION.

El Acero como material de construcción es muy utilizado debido a su rápida


colocación, y sus óptimas propiedades a Tracción. En los últimos años se ha
encarecido mucho el acero por lo que es un material no-económico y desde el punto
de vista medioambiental, su producción conlleva un alto gasto energético, pero al
ser un producto industrial su calidad es buena y su aplicación como armadura
para Hormigones extendida en todo el mundo.
CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y MECÁNICAS DEL ACERO DE REFUERZO

El acero de refuerzo es aquel que se coloca para absorber y resistir esfuerzos


provocados por cargas y cambios volumétricos por temperatura y para quedar
ahogado dentro de la masa del concreto, ya sea colado en obra o precolado.
El acero de refuerzo es la varilla corrugada o lisa; además de los torones y cables
utilizados para pretensados y potenzados. Otros elementos que se utilizan como
refuerzo para el concreto son las mallas electro soldadas, castillos y cadenas electro
soldadas (armex), escalerillas, etc.

Propiedades mecánicas.

Son las propiedades asociadas con reacciones elásticas e inelásticas cuando se


aplican fuerzas que involucrar la relación esfuerzo deformación.
Deformación unitaria
Es un cambio unitario en el tamaño o forma de un elemento ocasionada asociado
con un esfuerzo.

Esfuerzo
Es la instanciada de las fuerzas internas en un punto de un elemento que se
determina como un plano en la sección transversal de este.

Ductilidad
Es la capacidad de deformarse por encima de la capacidad elástica sin llegar a
romperse.

Limite elástico
Es la mayor deformación que puede experimentar un elemento y volver a su estado
original sin tener deformaciones permanentes.

Modulo elástico
Es la relación que existe entre los esfuerzos y la deformación por debajo del límite
elástico.
2. DOBLADO DE UN ACERO

Para doblar correctamente el fierro corrugado el diámetro de doblado mínimo de ser


igual a 6 veces el diámetro del fierro que se está doblando.
SOLDADURAS PARA LOS ACEROS DE CONSTRUCCION.

La soldadura de estos aceros se puede realizar con diferentes tipos de electrodos.


Para una correcta selección, una ayuda importante es proceder de acuerdo a lo
indicado en las normas AWS (American Welding Society), la cual clasifica los
electrodos para uso estructural fundamentalmente en cuatro tipos, de acuerdo a su
revestimiento: celulósicos, rutílicos, con hierro en polvo, y bajo hidrógeno (básicos).

Electrodos Celulósicos

Con este tipo de electrodos es posible conseguir buena penetración en la plancha


o material a soldar, debido a que presentan gran potencia de arco, lo que permite
una buena unión al inicio del cordón de soldadura. La apariencia de la unión soldada
es rugosa por la turbulencia producida por la potencia de arco y su rápida
solidificación, aspecto que es manejable con la ayuda de un esmeril angular y disco
de desbaste.

Electrodos Rutílicos

Poseen una mediana penetración y


terminación de buen aspecto, siendo su
arco más estable, lo que permite al soldador
una mejor manipulación del electrodo.
Electrodos con adición de hierro en polvo

Los electrodos con hierro en polvo aportan mayor cantidad de metal durante el
proceso de soldadura, lo que hace posible que el rendimiento de la varilla (material
depositado por unidad de tiempo) sea mayor al obtenido con electrodos que no lo
poseen. El cordón de soldadura presenta una terminación excelente, comparada a
la que se obtiene con procesos automáticos. Estos son electrodos que sólo se
utilizan para soldar en posiciones plana y horizontal, lo que los diferencia de los
otros grupos que sí se emplean para toda posición de soldadura.

Electrodos bajo hidrógeno o basico

Los bajo hidrógeno, conocidos también como básicos, son electrodos para soldar
aceros al carbono de mayor resistencia. Incluso, alguna clasificación de este grupo
se emplea para soldar aceros de media aleación o de mayores propiedades
mecánicas, ya que su mínima resistencia a la tracción está por encima de las 70.000
libras por pulgada cuadrada.

Como su denominación lo indica, son electrodos


que presentan un bajo contenido de hidrógeno, lo
cual posibilita que en el interior del cordón de
soldadura no se generen discontinuidades
ocasionadas por el atrapamiento del hidrógeno
proveniente de la humedad del medio circundante
durante el enfriamiento del cordón de soldadura.
Por lo comentado, estos electrodos de bajo
hidrógeno requieren cuidado en su
almacenamiento, teniéndose que utilizar, según
sea el caso, hornos de conservación, debido a que son hidroscópicos (absorben
humedad fácilmente).