Vous êtes sur la page 1sur 11

ANÁLISIS DE LOS INDICES DE CRECIMIENTO EN EL MAIZ FORRAJERO

(Zea Mays)
Yessica Viviana Rodríguez Ibargue; Gerardo Calderón García; Diego Andrés Sierra Falla; Juan
Manuel Saavedra Giraldo
Resumen
El presente trabajo se realizó en el centro de investigaciones Amazónicas Macagual, en donde se analizó el
comportamiento y los índices de crecimiento en plántulas de maíz forrajero a través del tiempo, por medio
de 4 muestreos realizados los días 30 de marzo, 15 de abril, 30 de abril y 15 de mayo, días después de la
siembra (DDS) sobre variables directas como el diámetro del tallo, número de hojas, altura de la planta,
numero de tallos y total de germinación de las plántulas. En las variables de crecimiento los valores variaron
dependiendo de la planta, por las condiciones en las que se encontró el cultivo. En cuanto a los índices de
crecimiento se pudo observar que en su gran mayoría estos tenían una tendencia inversamente proporcional
en la cual a medida que el tiempo pasaba los valores de cada índice disminuían. Estos resultados son
posiblemente ocasionados dado a las condiciones ambientales y a las del cultivo, cabe mencionar que el
diseño experimental corresponde a testigo.
Palabras claves
Comportamiento vegetativo, índices de crecimiento, regresión lineal, correlación, zea mays

ANALYSIS OF GROWTH INDICES IN THE FORAGE MAIZE


(Zea Mays)
Abstract
The present work was carried out in the Amazónicas Macagual research center, where the behavior and
growth rates of forage maize seedlings were analyzed over time, through 4 samplings carried out on March
30, April 15, April 30 and May 15, days after sowing (DDS) on direct variables such as stem diameter,
number of leaves, plant height, number of stems and total seedling germination. In the variables of growth
the values varied depending on the plant, by the conditions in which the crop was found. As for the growth
rates, it could be observed that most of them had an inversely proportional tendency in which, as time
passed, the values of each index decreased. These results are possibly caused due to the environmental
conditions and those of the crop, it is worth mentioning that the experimental design corresponds to the
control
Keys words
Vegetative behavior, growth rates, linear regression, correlation, zea mays
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

Introducción
El Maíz (Zea mays L.) es un cereal perteneciente a la familia de las gramíneas o poáceas cuya
descripción taxonómica corresponde a una especie monocotiledónea de crecimiento anual y un
ciclo vegetativo muy amplio. De acuerdo con la variedad su desarrollo puede durar de 80 a 200
días, el cual empieza en la siembra y termina con la cosecha (Díaz, 1993). Dicho cultivo es uno de
los más importantes de la producción en Colombia y su área corresponde a una tercera parte del
total sembrado en cultivos de ciclo corto, ocupando el primer lugar en superficie con
aproximadamente 576.000 hectáreas en 2006 y una producción cercana a 1,8 millones de toneladas,
la cual está distribuida entre maíz blanco que ocupa el 33,25% de la superficie y maíz amarillo con
el 66,8%, prevaleciendo ligeramente el cultivo tradicional con 50,5 % de área cultivada (Gómez et
al., 2010).
El crecimiento se define como un incremento irreversible en el tamaño de las plantas el cual a
menudo es acompañado por cambios en la forma (Hunt, 1978; Gardner et ál., 1985). De igual forma
se define que el crecimiento de los diferentes órganos de las plantas, es un proceso fisiológico
complejo, que depende directamente de la fotosíntesis, la respiración, la división celular, la
elongación, la diferenciación, entre otros, y que además está influenciada por factores como
temperatura, intensidad de luz, densidad de población, calidad de la semilla, disponibilidad de agua
y de nutrientes (Mohr, 1995; Taiz & Zeiger, 2006)

Para hablar de análisis de crecimiento es necesario referenciar a Hunt (1978, 2003) y Hunt et al
(1984), los cuales lo explican como una aproximación cuantitativa, que usa datos simples y básicos,
para la descripción e interpretación de las plantas que crecen bajo ambiente natural, seminatural o
controlado, para esto se deben evaluar múltiples variables cuantitativas.

Para lo cual, la evidencia científica debe ser el primer criterio que todo profesional debe tener en
cuenta para la registro de decisiones. Es fundamental por lo tanto que el Ingeniero Agroecólogo en
particular, tenga competencias claras en la identificación de la evidencia científica a través de la
biometría y la bioestadística aplicadas a las ciencias biológicas y agrícolas. De allí la importancia
del índice de crecimiento, que evalúa cuantitativamente el crecimiento de las plantas e involucra
técnicas mediante comparaciones que permiten estudiar los patrones de crecimiento vegetal (Hunt,
1978). Por estas razones el presente trabajo tiene como objetivo evaluar el comportamiento
vegetativo y los índices de crecimiento en maíz (Zea mays L.) establecidas en el CIMAZ Macagual,
en el municipio de Florencia

MATERIALES Y MÉTODOS
Ubicación del sitio de estudio

La parcela está ubicada en el departamento del Caquetá, en el municipio de Florencia, en el Centro


de Investigaciones Amazónicas Cesar Augusto Estrada Macagual, situado en las coordenadas
1º37’N y 75º36’W, el cual cuenta con una zona de vida según Holdridge (1982) de bosque húmedo
tropical, con una altitud de 326 msnm, temperatura media anual de 26ºC, con una tendencia mono-
modal a lo largo del año, con un periodo de mayor temperatura entre diciembre-febrero, de menor
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

temperatura entre junio-agosto, una humedad relativa de 85 a 90%, una precipitación anual de 3695
mm/año y un brillo solar de 4,6 horas/día. (Rico, 2014). El experimento se desarrolló durante el
primer semestre académico del año 2018

Materiales

Como material vegetal se utilizó semillas certificadas de maíz forrajero proveniente de la casa
comercial SAENZ FETY S.A.S (Figura 1). El cultivar posee un porcentaje de purezas del 98 % y
un porcentaje de germinación del 90%, al igual que contiene un tratamiento químico fungicida que
evito la infección del material por plagas y enfermedades (CCB, 2016). En cuanto a fertilización
no se usó nada ya que para esta parcela correspondió testigo.

Figura 1. Semillas de maíz forrajero utilizadas para el experimento en MACAGUAL.


Diseño experimental
En este trabajo se adecuó una parcela de 5 m por 10 m (50 m2) dicha parcela se dividió en 6 bloques
completos al azar con un ancho de 0,5 m, distanciados a 0,4 m el uno del otro, la distancia de
siembra fue de 25cm entre planta y de 60cm entre hileras que correspondía a cada camellón.
Como unidad muestral se tomaba el total de plantas germinadas para nuestro caso de testigo (63
plantas) durante 4 muestreos los cuales se realizaban cada 15 días después de la siembra (DDS),
(30 de marzo, 15 de abril, 30 de abril y 15 de mayo).
Mediante la siguiente formula se determinó el número de muestra: 𝑛=𝑁1+𝑁 (𝑒)2
Donde:
n= número de plantas a muestrear
N= población
1=constante
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

e=error experimental (α = 0.10)

Variables evaluadas
Porcentaje de prendimiento
Para la determinación del porcentaje de prendimiento, se realizó el conteo de la cantidad de plantas
que germinaron en el bloque, aplicando la siguiente fórmula:

% 𝑝𝑟𝑒𝑛𝑑𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜= 𝑁° 𝑑𝑒 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑡𝑎𝑠sin𝑔𝑒𝑟𝑚𝑖𝑛𝑎𝑟 / 𝑁° 𝑑𝑒 𝑝𝑙𝑎𝑛𝑡𝑎𝑠 𝑔𝑒𝑟𝑚𝑖𝑛𝑎𝑑𝑎𝑠 𝑥100


Altura
La altura de la planta en centímetros (cm), se midió con ayuda de un metro de costura desde la
superficie del suelo hasta el ápice la hoja más alto, por último, se registró en la base de datos
(Salazar, 1989).

Diámetro del tallo


El diámetro del tallo se midió en centímetros (cm), para esto se procedió a medir la circunferencia
del tallo de cada planta con ayuda de un pie de rey manual, por último, se registró en la base de
datos (Parra et al., 2012).

Numero de tallos
El número de tallos se determinó de manera manual y visual teniendo en cuenta calcular los tallos
que se encuentran en condiciones morfológicas saludables. (Clavijo J. 1989)

Numero de hojas
Se determinó el número de hojas a partir de un conteo de las que son fotosintéticamente activas es
decir todas aquellas que estén en buenas condiciones (sin rasgaduras, secciones necróticas,
retorcidas, etc.), posterior a esto se registró en la base de datos (Barrera et al., 2010).
para que las variables cumplieran con los supuestos de los diseños experimentales de normalidad
y homocedasticida fue necesario ajustar la variable con la ecuación trigonometría.

RESULTADOS Y DISCUSION:
Porcentaje de germinación.

Altura:
En altura se puede evidenciar como a medida que pasa el tiempo entre los DDS este
variable aumento, teniendo así el mayor valor en el día 60 después de la siembra con
una media de 145,01 ( tabla 1) con el tratamiento de moceniza ya que Las cenizas se
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

emplean en suelos forestales de carácter ácido puesto que cantidades moderadas de


estas cenizas devuelven al sistema buena parte de los nutrientes extraídos durante el
aprovechamiento forestal (R,Rodriguez.2001), siguiendo del testigo con su máximo valor
a los 60 DDS con una media de 109,01 y por ultimo estiércol con su máximo valor a los
60 DDS con una media de 78,27; las excretas del ganado son nitrógeno y fósforo, pero
es importante conocer sus concentraciones porque el método de fertilización, la
combinación con otros fertilizantes, la velocidad de descomposición y sus posibles
factores de riesgo como contaminantes, dependerán de ellos (IPCC, 2006). Una
explicación probable a este resultado es la diferencia en la retención de humedad y sus
tratamientos, mientras la plántula tenga condiciones óptimas para poder absorber
nutrientes puede presentar mayores resultados en cuanto a la altura (Giaconi y Escaff,
2004). Se tuvo que transformar los datos a los 45 DDS con el rango de percentil ya que
no cumplía con el índice de homocedasticida.

D.D.S TRATAMIENTO MEDIAS AGRUPACION


15 MOCENIZA 30,9±0,37 A
15 TESTIGO 21,89±0,42 B
15 ESTIERCOL 17,83±0,7 C
30 MOCENIZA 51±0,78 A
30 TESTIGO 41,61±0,87 B
30 ESTIERCOL 37,18±1,46 C
45 MOCENIZA 107,58±1,93 A
45 TESTIGO 77,95±3,59 B
45 ESTIERCOL 71±2,17 B
60 MOCENIZA 145,01±4,52 A
60 TESTIGO 109,01±8,41 B
60 ESTIERCOL 78,27±5,07 C

Tabla 1. Comportamiento de los tratamientos respecto a la altura en el cultivo del maíz (Zea, Maíz).

Diámetro del tallo.


En el diámetro del tallo se pudo ver como en el transcurso de los DDS el diámetro del
tallo aumento significativamente, tuvo su mayor valor a los 60 DDS con el tratamiento de
estiércol con una media de 2,5 (tabla 2), esto puede ser debido a que el estiércol mejora
las propiedades biológicas y físico-químicas del suelo, además resulta importante como
fuente de energía y nutrientes para el ecosistema edáfico (Cairo, P.2017). Por otra parte
en los 30 DDS se obtuvo que la moceniza y el estiércol tuvieron un valor muy homogéneo
debido a la contribución de nutrientes al suelo. Ya en los últimos días a los 60 DDS el
testigo tuvo un mayor rendimiento que el estiércol; esto pudo ser consecuencia de las
plagas las cuales afectaron algunas parcelas, otra causa las cuales se pueden tener en
cuenta son las condiciones ambientales y nutricionales del suelo, y por ende esta tiende
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

a disminuir cuando se aumenta la densidad de siembra, debido a la competencia que


existe entre las plantas (Vásquez & Ruiz, 1993; Torres, 1993). Se tuvo que transformar
los datos de todos los DDS con el rango de percentil ya que no cumplía con el índice de
homocedasticida.

D.D.S TRATAMIENTO MEDIAS AGRUPACION


15 ESTIERCOL 0,44±0,02 A
15 TESTIGO 0,31±0,01 B
15 MOCENIZA 0,28±0,01 B
30 ESTIERCOL 0,98±0,06 A
30 MOCENIZA 0,96±0,03 A
30 TESTIGO 0,63±0,04 B
45 ESTIERCOL 8,25±0,67 A
45 MOCENIZA 1,49±0,36 B
45 TESTIGO 1,28±0,4 B
60 ESTIERCOL 2,5±0,1 A
60 TESTIGO 2,04±0,06 B
60 MOCENIZA 1,31±0,05 C

Tabla 2. Comportamiento de los tratamientos respecto al diámetro del tallo en el cultivo del maíz
(Zea, Maíz).

Numero de Hojas:
En cuanto al número de hojas, se puede evidenciar como esta varia a medida que pasan
los días, genera un incremento en los DDS, su mayor valor lo obtuvo a los 60 DDS con
el tratamiento de moceniza con una media de 15,55 (tabla 3). Debido a que en algunos
casos, esta práctica se ha empleado para aliviar las deficiencias de P, Ca y Mg que
presentan frecuentemente las plantaciones forestales desarrolladas sobre suelos ácidos
(Ferm et al., 1992; Vance, 1996). Así mismo entre más disponibilidad de nutrientes hayan
en el suelo la planta va a tener un mayor crecimiento y mayor número de hojas las cuales
permiten un mejoramiento fotosintético. Por otra parte el tratamiento testigo tuvo el
segundo mejor comportamiento respeto al cultivo, y por último el estiércol. Este valor
puede ser influenciado por el clima y las plagas ya que pueden afectar algunas parcelas
y así mismo los resultados de muestreo. A medida que la planta crece se pueden perder
de tres a cinco hojas debido a la falta de nutrientes, alargamiento de entrenudos y
enfermedades foliares (Reyes, 1990). Se tuvo que transformar los datos de todos los
DDS con el rango de percentil ya que no cumplía con el índice de homocedasticida.
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

D.D.S TRATAMIENTO MEDIAS AGRUPACION


15 MOCENIZA 9,61±0,17 A
15 TESTIGO 5,44±0,19 B
15 ESTIERCOL 4,81±0,32 B
30 MOCENIZA 12,73±0,26 A
30 TESTIGO 7,32±0,3 B
30 ESTIERCOL 6,66±0,49 B
45 MOCENIZA 11,87±0,23 A
45 TESTIGO 7,64±0,26 B
45 ESTIERCOL 6,73±0,43 C
60 MOCENIZA 15,55±0,53 A
60 TESTIGO 14,43±0,59 A
60 ESTIERCOL 10,18±0,98 B

Tabla 3. Comportamiento de los tratamientos respeto al número de hojas en el cultivo del maíz
(Zea, Maíz).

Numero de tallos:
En cuanto al número de tallos se obtuvo un incremento respecto a los DDS, se evidencio
que el tratamiento con mejor comportamiento fue el de moceniza el cual obtuvo su mayor
valor a los 60 DDS con una media de 2,65 (tabla 4), seguido el testigo y por último el
estiércol. El estiércol decreció a los 60 DDS posiblemente a la afectación de una plaga o
la falta de nutrientes; otra cosa que se debe tener en cuenta es que el uso indebido del
estiércol a sus medidas nutricionales puede afectar el desarrollo de las plantas y así
mismo permitir el alojo de algunas plagas.

D.D.S TRATAMIENTO MEDIAS AGRUPACION


15 MOCENIZA 2,65±0,05 A
15 TESTIGO 1,86±0,06 B
15 ESTIERCOL 1,7±0,09 B
30 MOCENIZA 2,68±0,05 A
30 TESTIGO 1,78±0,05 B
30 ESTIERCOL 1,69±0,09 B
45 MOCENIZA 2,69±0,06 A
45 TESTIGO 1,91±0,06 B
45 ESTIERCOL 1,61±0,11 C
60 MOCENIZA 2,65±0,05 A
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

60 TESTIGO 2,44±0,05 B
60 ESTIERCOL 1,39±0,09 C
Tabla 4. Comportamiento de los tratamientos respeto al número de tallos en el cultivo del maíz
(Zea, Maíz).

Literatura citada
Díaz C. 1993. Morfología y Fisiología del maíz en Colombia. En: IICA-Prociandino. Experiencia
en el cultivo del maíz en el área Andina. Vol II. Editorial: Prociandino. QuitoEcuador. 56 pp.

Gómez C, Betancourth F, Martínez F, Burbano T. 2010. Comportamiento agronómico de siete


genotipos de maíz amarillo Zea mays L. bajo condiciones de clima medio en el Departamento de
Nariño. Revista de Ciencias Agrícolas, 27(1), 18-26 pp.

Gardner F, Pearce R, Mitchell R. 1985. Physiology of crop plants. Iowa State University press,
AIMES, 187-208 pp.

Hunt R. 1978. Plant grow analysis. Studies in biology.Number.96 Edward Arnold publishers,
London. 67 pp.

Mónica Andrea Ortiz de Hoyos, Ingeniería Agroecológica. Estudiante de la Universidad de la Amazonia.


Catedra de Biometría
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

Taiz L, Zeiger E. 2006. Plant physiology. 2nd ed. Sinauer Associates, Sunderland, Massachusetts,
764 pp.

Hunt R. 1978. Plant grow analysis. Studies in biology.Number.96 Edward Arnold publishers,
London. 67 pp.

Hunt R. 2003. Plant growth analysis: individual plants. En: Thomas B, Murphy DJ, Murray D
(Eds.). Encyclopedia of applied plant sciences. Academic Press, London, pp 579-588 pp.

Hunt R, Warren J, Handy D, Sweeney D. 1984. Integrated analysis of growth and light
interception in winter lettuce.I. analytical methods and environmental

Holdridge L. 1982. Ecología basada en zona de vida. Trad. del inglés por Jiménez, H. Segunda
reimpresión. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura.San José, Costa Rica.
216 pp.
Rico A. 2014. Caracterización de las estructuras agroforestales y su relación con el balance hídrico
en arreglos con Theobroma cacao L. en la amazonia occidental colombiana. Tesis M.Sc. Florencia.
CO. UDLA. 56 pp.
Salazar R. 1989. Guía para la investigación silvicultural de especies de uso múltiple. Centro
agronómico tropical de investigación y enseñanza (CATIE). 29 pp.

Parra S, Lara P, Villarreal M, Hernández S. 2012. Crecimiento de plantas y rendimiento de


tomate en diversas relaciones nitrato/amonio y concentraciones de bicarbonato. Rev. Fitotec. Mex.
Vol. 35 (2): 143 –153 pp.

Clavijo J. 1989. Análisis de crecimiento en malezas. Revista Comalfi: 15. 12-16 pp.

Barrera J, Suárez D, Melgarejo L. 2010. Análisis de crecimiento en plantas. Experimentos en


fisiología vegetal. UN CO, Primera edición. 26-27 pp

Roberto, R.2001. Evaluación del aporte de cenizas de madera como fertilizante de un


suelo ácido mediante un ensayo en laboratorio. Universidad de chile. Consultado en:
http://www.inia.es/GCONTREC/pub/solla_1161156613093.pdf

IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change). 2006. Guidelines for National


Greenhouse Gas Inventories prepared by the National Greenhouse Gas Inventories
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

Programme, Eggleston, H. S., L. Buendia, K. Miwa, T. Ngara, and K. Tanabe (eds).


Published: IGES, Japan. Vol 4. (10) pp: 87.

Pedro, C.2017. Efecto del estiércol en el suelo y en el cultivo de la soya. Universidad de


atacama. Chile. Consultado en:
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03942017000100005
Rodríguez et al./ Ingeniería Agroecológica, 2018.

[2]

Centres d'intérêt liés