Vous êtes sur la page 1sur 1

2.

14 Ahogarse – Proteja a su niño

Introducción

El propósito de esta charla es explicar los peligros de morir ahogado cerca de la casa.
Los niños son curiosos por naturaleza y les atrae el agua. Los niños en las etapas
de gatear ó arrastrarse, mientras aprenden a caminar, pueden meterse en problemas
rápidamente y ahogarse en cantidades muy pequeñas de agua.

Información
Puntual

Causas de ahogamiento:
• Baldes - 200 ahogados desde 1984
• Sanitarios - 49 ahogados desde 1973
• Bañeras, poncheras, duchas y bañeras con surtidor - 300 ahogados desde 1973
• Cubos para pañales - 30 ahogados desde 1977
• Piscinas residenciales - se estiman 300 ahogados cada año.

Precauciones de seguridad:
• Mantenga a los niños fuera del baño, a menos que estén acompañados.
• No deje los juguetes del niño cerca de la bañera.
• Vacíe los baldes después de usarlos.
• Cuando utilice una bañera con un anillo para sostener al niño, vigílelo muy
de cerca.
• Instale una cerca u otra barrera de por lo menos cuatro pies de alto (aprox.
1.20 m), alrededor de toda la piscina.
• Las estacas de la cerca deben tener una separación menor de cuatro pulgadas
(10 cm), para prevenir que el niño pase entre ellas.
• La puerta de la cerca debe cerrarse y asegurarse sola.
• Instale cobertores en los baños calientes y de minerales, cuando no estén en
uso.
• Vigile de cerca a los niños cuando estén jugando con una manguera en el
jardín.
Ha habido casos de niños ahogados en estas circunstancias.
• Los cobertores de las piscinas deben ser capaces de soportar el peso de
dos adultos y un niño, para permitir el rescate si un individuo cae en el cobertor.
• Los padres deben saber nadar y realizar un rescate.
• Asegúrese de que los desagües de la piscina tienen protectores y que éstos
están intactos.
• Equipe a los niños con chalecos salvavidas aprobados, cuando estén cerca a
una piscina.

Cierre

Un niño se ahoga en silencio! En muchos casos no hay chapoteos en el agua,


que alerten sobre los problemas en que está el niño. Entienda que los niños son
inestables y curiosos por naturaleza. Cuando son dejados un momento sin vigilancia,
pueden meterse a un balde, bañera ó piscina. Un niño puede ahogarse en el tiempo
que se demora responder el teléfono. Tome algunas precauciones simples ahora y
envejezca con sus niños.

Autor: Claudio Soto – Descarga ofrecida por: www.prevention-world.com