Vous êtes sur la page 1sur 3

Antinovela metareflexividad discurrir del lenguaje

Metareflexividad a partir de la palabra muda

Lenguaje como expresión de sociedad

Antinovela subvierte las relaciones de poder a través de cuestionamiento de la institucionalidad

Antenovela

Antinovela reflexionando sobre su imposibilidad

-instancia escritural en miltín

Miltín autor implícito como instancia escritural creadora consciente de que su mundo es pura
escritura

“estas mises en abume del trabajo productivo corresponden a relatos interesados en reflejar de
modo interrumpido la aventura de su propia génesis” (Lucien Dallenbach, el relato especular 97)

-presentización de la escritura en palazuelo

-movilidad genérica, diálogo entre las partes y la realidad en el Bautismo

Mise en abyme textual:

“Tiene por objeto la representación de una composición. Este ensamblaje de piezas articuladas -en
cuanto permite la captación simultánea de los elementos en juego (o en actividad) y de las
relaciones existentes entre ellos- no puede dejar de evocar el modelo reducido cuyas virtudes
iluminadoras y exploratorias hemos subrayado anteriormente. Es decir: dado que hace inteligible
el modo de funcionamiento del relato, el reflejo textual siempre es, también, mise en abyme del
código” (120)

Bautismo, elementos teóricos genéricos, estructuras antinovela

La ficción del principio:

“por su capacidad para poner de manifiesto lo que parece trascender al texto en su propio
interior, reflejando, al inicio del relato, lo que, al mismo tiempo, lo origina, lo finaliza, lo
fundamenta, lo unifica y le fija a priori las condiciones de posibilidad, mise en abyme
trascendental” (123)

Está realidad original solo se propone en forma de ficción y es causa y efecto de la escritura

Antinovela final; metareflexividad atrae hacia sí incluso al referente, que es ficcionalizado para
explicar su ficcionalización anterior

Discurrir, fluir del lenguaje

Miltín

Fluir metonímico, lúdico, constante movimiento contra el aburrimiento


Extrañamiento

Tedio aburrimiento

Martín Quilpué, meandro escritural

Instancia escritural también como meandro

Según el orden del tiempo

Condicionado por la narración central

Ramificaciones reflexivas/componente ensayístico

Distintas instancias temporales que confluyen en la presentización

No meandros; división por capítulos, ***

Disjecta Membra: La escritura de Juan Agustín Palazuelos frente a su recepción crítica

David Wallace

Espesura de la autorreflexividad

Discurso oposicional y rupturista

Oposición se hacía desde la misma burguesía. Su propósito: enfrentar la tradición legada, pero
parasitándola. (260)

Roberto Briseño: “testimonio existencial”

Matte 263: Hay varios planos que alteran dando una sensación de caos, que corresponde a una
realidad subjetiva más honda y profunda que el lógico desarrollo de episodios ordenados
ficticiamente

Melancolía de Benjam´pin “origen irremediablemente perdido y al sujeto solo le queda


aprehender el mundo fragmentariametne” 276

El funcionamiento de la melancolía es el de una molécula solitaria que busca generar un vínculo


con otra a través de la metonimia mediante la atracción de otros fragmentos 277

La melancolía se opone, de esta manera, a la contemplación, pues la mirada se vuelve sobre si


misma y no se transitiviza hacia el objeto para lograr la consumación 277, pespectiva como
elemento no de unidad sino de dispersión

Exhibe un funcionamiento metonímico, alegórico, dentro del cuerpo escritural que prolifera
intensa y extensamente 282

El bautismo

Discurrir como puesta en escena; simulacro


Puesta en diálogo entre los distintos libros que son como distintas escenas

Y con la realidad en el final