Vous êtes sur la page 1sur 114

La educación

emocional en la
escuela
Actividades para la educación infantil
Tomo 1 (3 a 5 años)

Èlia López Cassà


Recuperado por:
Roberto C. Ramos C.
La educación
emocional en la
escuela
Actividades para la educación infantil
Tomo 1 (3 a 5 años)

Èlia López Cassà

Coordinador de la colección
Rafael Bisquerra

Buenos Aires • Bogotá • México DF • Santiago de Chile


Datos catalográficos

Èlia López Cassà; Rafael Bisquerra

La Educación Emocional en la Escuela. Actividades


para la Educación infantil. Tomo 1 (3 a 5 años)

1ª Edición

Alfaomega Grupo Editor S.A. de C.V., México

ISBN: 978-607-707-336-9

Formato: 14 x 21 cm Páginas: 112

La Educación Emocional en la Escuela. Actividades para la Educación Infantil


Tomo 1 (3 a 5 años)
Èlia López Cassà
Coordinador de la serie: Rafael Bisquerra Alzina
Derechos reservados © Alfaomega Grupo Editor, S.A. de C. V., México

1ª Edición: Alfaomega Grupo Editor, México, abril de 2012

Selección y retoque de fotografías: Melina S. Daffunchio


Revisión de estilo: Romina Yael Ryzenberg
Diseño de portada: Melina S. Daffunchio
Dibujos: Melina S. Daffunchio

© 2012 Alfaomega Grupo Editor, S.A. de C.V.


Pitágoras 1139, Col. Del Valle, 03100, México D.F.

Miembro de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana


Registro Nº 2317

Página Web: http://www.alfaomega.com.mx


E-mail: atencionalcliente@alfaomega.com.mx

ISBN: 978-607-707-336-9
ISBN DE LA SERIE: 978-607-707-333-8

Derechos reservados:
Esta obra es propiedad intelectual de su autor y los derechos de publicación en lengua española han
sido legalmente transferidos al editor. Prohibida su reproducción parcial o total por cualquier medio sin
permiso por escrito del propietario de los derechos de copyright.

Edición autorizada para venta en todos los países del mundo.


Impreso en México. Printed in Mexico.

Empresas del grupo:

Argentina: Alfaomega Grupo Editor Argentino, S.A.


Paraguay 1307 P.B. “11”, Buenos Aires, Argentina, C.P. 1057
Tel.: (54-11) 4811-7183 / 0887
E-mail: ventas@alfaomegaeditor.com.ar

México: Alfaomega Grupo Editor, S.A. de C.V.


Pitágoras 1139, Col. Del Valle, México, D.F., México, C.P. 03100
Tel.: (52-55) 5575 5022 – Fax: (52-55) 5575-2420 / 2490. Sin costo: 01-800-020-4396
E-mail: atencionalcliente@alfaomega.com.mx

Colombia: Alfaomega Colombiana S.A.


Carrera 15 No. 64 A 29, Bogotá, Colombia
PBX (57-1) 210 0122 - Fax: (57-1) 606 8648
E-mail: cliente@alfaomega.com.co

Chile: Alfaomega Grupo Editor, S.A.


Dr. La Sierra 1437-Providencia, Santiago, Chile
Tel.: (56-2) 235-4248 – Fax: (56-2) 235-5786
E-mail: agechile@alfaomega.cl
“A la infancia y a la vida:
la mejor educación emocional”.

A mi familia, a mi compañero inseparable y a mis seres queridos.

Èlia López Cassà

Cada vez que se hace mención de educadores, padres, hijos,


alumnos, niños, adultos, etcétera, se entiende que se hace
referencia a los dos géneros indistintamente.
Recuperado por:
Roberto C. Ramos C.
Se agradece a Anna Soldevila Benet la revisión de los materiales y
las sugerencias para mejorar las actividades y ejercicios de este
libro.
Contenido

Introducción………………………….... 11 ...
Capítulo 2
La autora y sus alumnos…………..13 La práctica de la educación
Capítulo 1 emocional en la educación
infantil…………………………………….......45
La educación 2.1.Conciencia.emocional………… 47
emocional…………..........................15
2.2 Regulación emocional…………. 59
1.1,Justificación.………………..…….15
2.3 Autonomía emocional…………. 70
1.2 Concepto de
2.4 Competencia social……….…….. 81
Educación.emocional................... 17
....

2.5 Competencias para la vida


1.3.Fundamentos.de.la.educación
y.ell.bienestar................................... 92
emocional………………………………..19
1.4.Objetivos.de.la.educación Capítulo 3
emocional……………...………..……...23 Evaluación de la educación
1.5.Los contenidos.de.la.educación emocional……………..……..…………… .103
emocional…………..……………………24 3.1 Evaluación del
1.6 Las competencias…………………. programa…………………..………………..104
emocionales……………………..….….25 3.2 Evaluación del
1.7 Metodología……………….……...32 alumnado…………………..……………….105
1.8.Agentes.de.la.educación 3.3 Evaluación del profesorado
emocional………………………..……...33 participante y el centro
1.9.Efectos.de.la.educación educativo…………………………....……...107
emocional………………………………..34 Bibliografía………………………..………109
1.10.La.educación.emocional
como.tendencia.del.siglo.XXI…….37
1.11.El.mundo.emocional.del.niño
en la infancia…………………………...40

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


Introducción

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


La autora con sus alumnos.
LA EDUCACIÓN
EMOCIONAL 1
1.1 Justificación

C uando se habla de educación infantil se refiere a las edades


com prendidas entre los 0 y los 6 años. El libro está indicado y
recom endado para las fam ilias,m aestros,o especialistas que se dediquen a
la educación de los niños y niñas de la etapa infantil,especialm ente de los
3 a los 6 años de edad. En esta etapa, los niños y niñas desarrollan sus
capacidades físico-m otoras, lingüísticas, cognitivas, sociales, afectivas y
em ocionales.
C on ello, se pretende desarrollar las com petencias em ocionales de
los niños y niñas de los 3 a los 6 años de edad. Para su correcto
desarrollo, las com petencias em ocionales deberían estar presentes, de
form a intencional y sistem ática, desde el m om ento del nacim iento y en
cualquier ám bito educativo y relacional (fam iliar, entorno social, m edios
de com unicación,escolar,entre otros).
A lo largo de los 6 prim eros años de vida, las em ociones van
ocupando un lugar m ás consciente en elniño.Prim eram ente,se viven las
em ociones espontáneam ente: tal cual siente el niño, tal cual lo expresa.
Poco a poco es capaz de regularlas socialm ente, hasta que finalm ente el
niño puede desencadenar estrategias de autorregulación em ocional.
En prim er lugar, las em ociones son innatas y de supervivencia (el
llanto); posteriorm ente, pasan a ser un m edio de com unicación y de
relación con el adulto y con sus iguales. El niño tiene com o m odelo y
referente elcom portam iento em ocionaldeladulto.Sieladulto cuando se
enoja grita, el niño im itará su conducta cuando se sienta enojado. Por lo

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


16 La educación emocional

que el adulto tiene un com prom iso clave, el desarrollo de sus


com petencias em ocionales para poder ser un buen m odelo para elniño.
La educación em ocional en la educación infantil es necesaria
debido a la existencia de una serie de cam bios y realidades que
caracterizan la sociedad actual.
Entre otros,destacam os los siguientes.
Educación fam iliar y escolar com partida.- T anto la fam ilia com o
los m aestros deben educar a los niños para form ar personas y para
colaborar en el desarrollo integral de los niños y niñas. Educar no es tan
sólo tener conocim ientos, sino desarrollar habilidades y actitudes que
favorezcan el desarrollo personal y social. Sentirse com petente
em ocionalm ente y com o persona.
 Escolarización precoz.- La escolarización se inicia en edades
m uy tem pranas. Lo cual supone una ruptura con los vínculos
afectivos m aternales, tem poralm ente. El niño debe adaptarse a
una nueva situación en la que se relaciona con otras personas,
en un nuevo entorno.
 D esarrollo em ocional.- La etapa de 0 a 6 años es m uy
im portante para el desarrollo em ocional. Es una edad en la que
se hacen presentes los m iedos y la ansiedad debido a causas
diversas, entre las cuales está la ausencia del adulto,
descubrim iento del entorno y de sus iguales, la puesta en
práctica de sus habilidades y el fom ento de su autonom ía. Esto
ocasiona frustraciones y exigencias tem pranas debido a que no
consigue lo que desea, porque no puede hacer lo que quiere
(lím ites del adulto, dependencia del adulto para conseguir sus
retos,desarrollo de sus capacidades físicas y cognitivas)
 C onvivencia escolar y desarrollo personal.- En el sistem a
educativo cada vez m ás se da la necesidad de desarrollar
com petencias que contribuyan a la convivencia, el bienestar, el
autoconocim iento,la com unicación interpersonal,etcétera.
Es interesante conocer y aplicar program as de educación em ocional
que faciliten el desarrollo de las com petencias em ocionales de la persona,
especialm ente si son program as pensados para niños y niñas de la etapa

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 17

infantil. C on ello se pretende prevenir la violencia, el fracaso, la


depresión y desarrollar estrategias, actitudes y com petencias que
favorezcan el bienestar, la arm onía, el crecim iento y desarrollo integral
delniño.
La educación em ocional tiene com o objetivo el aprendizaje
paulatino de com petencias em ocionales y la inteligencia em ocional de las
personas. La educación em ocional no se lim ita a la educación form al
(escuelas, institutos, y/o universidades), sino que se extiende a los m edios
socio-com unitarios, com o a las fam ilias, cuidadores u otros agentes
educativos, así com o a las organizaciones (em presas, centros asistenciales,
servicios). La educación em ocional se forja, com o un aprendizaje, a lo
largo de toda la vida, por ello adopta un enfoque de ciclo vital (desde el
nacim iento hasta la m uerte).
El prim er destinatario de la educación em ocional es el profesorado.
Solam ente un profesorado bien form ado podrá poner en práctica
program as de educación em ocional de form a efectiva. Para ello
insistirem os en la im portancia del adulto y del docente com o m odelo y
referente esencialpara los niños y niñas de la educación infantil.

1.2 C oncepto de educación em ocional

La educación em ocional es un “proceso educativo, continuo y


perm anente, que pretende potenciar el desarrollo de las com petencias
em ocionales com o elem ento esencial del desarrollo hum ano, con objeto
de capacitarle para la vida y con la finalidad de aum entar el bienestar
personaly social” (B isquerra,2000).
U tilizam os la expresión educación em ocional de form a genérica para
referirnos a un concepto am plio que ha recibido diversas denom inaciones
según los contextos. A sí, por ejem plo: en los Estados U nidos se habla de
SEL (Social and Em otional Learning); en el R eino U nido, de SEA L
(Social and Em otional Aspects of Learning); en los países de lengua
castellana se habla de educación em ocional o socio-em ocional, y tam bién
de educación social y em ocional o em ocional y social, alfabetización
em ocional.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


18 La educación emocional

Por nuestra parte, consideram os las com petencias sociales com o un


aspecto im portante de la educación em ocional. En la form ación de
adultos se habla principalm ente de form ación en inteligencia em ocional.
D e cara a la sim plicidad expresiva, en educación em ocional incluim os
todas las propuestas anteriores.
La educación em ocional se inicia en los prim eros m om entos de la
vida y debería estar presente a lo largo de todo el ciclo vital. Por lo tanto,
la educación em ocional debería incluirse en la educación infantil,
prim aria, secundaria, adultos, m edios socio-com unitarios,
organizaciones, personas m ayores. T oda persona es un usuario potencial
de los servicios de educación em ocional.
La educación em ocional atiende a diversos aspectos de prevención
y desarrollo hum ano. En prim er lugar,a aspectos personales (com petencias
em ocionales, conciencia em ocional, regulación, autoestim a, autonom ía,
autom otivación, bienestar) y a aspectos sociales (com petencias sociales,
escucha activa, asertividad, em patía, solución de conflictos). Estos
aspectos se dirigen al desarrollo m ientras que otros lo hacen hacia la
prevención de problem as.
Los problem as de exteriorización hacen referencia a
com portam ientos externos com o absentism o escolar, com portam iento
disruptivo, violencia, abuso de drogas, vandalism o, conducta antisocial,
delincuencia, o crim inalidad. Los problem as de interiorización hacen
referencia a aspectos personales internos com o ansiedad, estrés,
depresión,tendencia alsuicidio.
En cada categoría hay que distinguir entre aum ento y reducción.
En estos problem as, la m ejora es una reducción; m ientras que en los
aspectos personales y sociales, la m ejora es un aum ento. Se consideran
efectos indirectos de la educación em ocional las calificaciones escolares, el
rendim iento académ ico,las actitudes hacia la escuela y elaprendizaje.
Las presiones políticas y sociales van m ás en la dirección de los
problem as de exteriorización y los efectos indirectos;paralelam ente,no se
presta tanta atención a los problem as de interiorización y a los aspectos
personales y sociales. D esde la ética de la intervención, la educación
em ocional debería atender a todos los aspectos de form a general y
globalizada,m ás allá de las presiones políticas o sociales.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 19

En la literatura especializada se habla de program as escolares


universales de educación em ocional (D iekstra, 2008), donde
“universales” se refiere a que son program as dirigidos a la totalidad del
alum nado y no solam ente a los que presentan problem as.

1.3 Fundam entos de la educación em ocional

La educación em ocionalse fundam enta en las necesidades sociales que no


están suficientem ente atendidas a través de la educación form al y de los
servicios sociales. Esto responde a la pregunta: ¿por qué educación
em ocional? Para su puesta en práctica, la educación em ocional recoge las
aportaciones de otras ciencias, integrándolas en una unidad de acción
fundam entada. A lgunos de los fundam entos teóricos m ás relevantes se
com entan a continuación.
Los m ovim ientos de renovación pedagógica que se proponen una
educación para la vida, donde John D ew ey es un ilustre antecedente.
M uchos profesionales de la educación han introducido en su práctica
educativa aspectos em ocionales.
El counseling y la psicoterapia, principalm ente en la corriente de la
psicología hum anista, donde C arl R ogers, G ordon A llport, A braham
M aslow y otros, pusieron un énfasis especial en las em ociones (ansiedad,
estrés, depresión, fobias), son antecedentes claros de la educación
em ocional. La psicoterapia cognitiva de B eck y la psicoterapia racional-
em otiva de Ellis son otros referentes significativos por las aplicaciones
prácticas que tienen en la prevención.
O tras aportaciones en el m arco de la orientación psicopedagógica
son la relación de ayuda de C arkhuff, los program as com prensivos de
G ysbers, la im portancia de la autoestim a, la tom a de decisiones, la
autonom ía personal. Especial relevancia tiene V íctor Frankl (1980) y la
logoterapia, que al buscar el sentido de la vida llegó a conceptos com o la
responsabilidad en la actitud ante la vida, de gran repercusión en la
educación em ocional.
La program ación neurolingüística (PN L) es un m odelo de
com unicación desarrollado en los años setenta por R ichard B andler y

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


20 La educación emocional

John G rinder, dos representantes del counseling y la psicoterapia


hum anista de la G estalt. La denom inación PN L hace referencia a las
relaciones entre el sistem a neuronal y el lenguaje. La PN L se ha aplicado
en las organizaciones para el desarrollo de habilidades com unicativas,
relaciones interpersonales,solución de conflictos,liderazgo.
El m ovim iento en favor de la autoestim a ya tiene una larga historia,
con la aportación de m últiples propuestas prácticas. A utoestim a y
autoconcepto son aspectos esenciales de las com petencias em ocionales,
los cuales se am plían a la autoconfianza, autoeficacia, y autom otivación
en elm arco de la autonom ía em ocional.
El desarrollo de las habilidades sociales es un antecedente claro de la
educación em ocional,ya que dentro de las com petencias em ocionales,las
sociales ocupan un lugar destacado, hasta tal punto que a m enudo se
habla de educación socialy em ocional.
La educación m oral y la educación en valores tienen com o referentes
im portantes a K ohlberg, Piaget, G illigan y otros, con sus respectivos
continuadores que han contribuido a su difusión con aplicaciones
prácticas. C ada vez son m ás los que relacionan la educación en valores
con las em ociones. U no de los principios de la educación em ocional es
que el desarrollo de la inteligencia em ocional sin unos principios éticos y
m orales podría ser peligroso. H ay m uchos m otivos que justifican una
necesaria convergencia entre educación en valores y educación
em ocional.
La teoría de las inteligencias m últiples, de G ardner, en particular por
lo que se refiere a la inteligencia interpersonal y la intrapersonal, son un
referente fundam ental de la educación em ocional. La inteligencia
interpersonal se construye a partir de la capacidad para establecer buenas
relaciones con otras personas; la inteligencia intrapersonal se refiere al
conocim iento de los aspectos internos de sí m ism o. A m bas desem bocan
en la inteligencia em ocional.
La teoría triárquica, de Sternberg, que am plía las inteligencias
m últiples con los conceptos de inteligencia analítica,inteligencia creativa e
inteligencia práctica. A ellos se añade la inteligencia exitosa, que no
coincide con la inteligencia académ ica. T odo ello plantea un cam bio de
perspectiva en elcam po de la inteligencia con aplicaciones a la educación.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 21

La inteligencia em ocional, de Salovey y M ayer (1990, 2007),


difundida por G olem an (1995), son un referente esencial y de prim er
orden por lo que respecta a la educación em ocional. D e hecho, la
educación em ocional surge en el m arco de la revolución em ocional que
estas aportaciones desencadenan a partir de m ediados de los años
noventa. Los conceptos de conciencia em ocional y regulación em ocional,
que se basan en la inteligencia em ocional, son claves para las
com petencias em ocionales.
D e los cuatro pilares de la educación para el siglo X X I (conocer,
saber hacer, convivir y ser), señalados en el inform e D elors (1996), com o
m ínim o los dos últim os contribuyen a fundam entar la educación
em ocional. D ado que ese inform e se refiere al m arco program ático de la
educación en el siglo X X I, se puede considerar que la educación
em ocionales un elem ento m ás dentro de las innovaciones necesarias para
que la práctica educativa responda a las necesidades sociales.
Las teorías de las em ociones son un fundam ento para la educación
em ocional.A ellas se dedica una parte im portante dellibro Psicopedagogía
de las em ociones (B isquerra, 2009), donde se pone de relieve cóm o los
inicios científicos están en C harles D arw in, W illiam Jam es, Lange,
C annon, B ard y otros. D espués de sufrir un cierto letargo, renació de la
m ano de los seguidores de la tradición darw inista, que ponen un énfasis
en la expresión facial, los cuales convergen con el enfoque biológico,
donde la respuesta psicofisiológica es un aspecto esencial (T om kins,
Ekm an,Izard,Plutchik,Z ajonc).
Por otra parte, está la tradición cognitiva (A rnold, Lazarus, Frijda,
Scherer), que pone el énfasis en la evaluación que activa la respuesta
em ocional. U na alternativa a los m ovim ientos anteriores, centrados en la
investigación de laboratorio,es elconstruccionism o social(A verill,H arré,
K em per), que se interesa por las em ociones com o resultado de una
construcción social. Los resultados de estas investigaciones aportan un
conocim iento fundam entado del concepto de em oción y de los
fenóm enos afectivos, con m últiples aplicaciones para la práctica de la
educación em ocional.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


22 La educación emocional

Las aportaciones de la neurociencia, difundidas por autores com o


D am asio (1996, 2001, 2005) y LeD oux (1999), han perm itido conocer
m ejor elfuncionam iento cerebralde las em ociones.
Las aportaciones de la psiconeuroinm unología aportan evidencias de
que las em ociones afectan al sistem a inm unitario. Las em ociones
negativas debilitan las defensas del sistem a inm unitario m ientras que las
em ociones positivas lo refuerzan. Estos trabajos ponen en relación las
em ociones y la salud. Las investigaciones sobre el bienestar subjetivo,
realizadas por A rgyle, D iener, Fordyce, M yers, o V eenhoven, han
desem bocado en el bienestar em ocional com o uno de los objetivos de la
educación em ocional.
R elacionado con el bienestar está el concepto de fluir (flow ) o
experiencia óptim a,introducido por M ihaliy C sikszentm ihalyi(1997).El
fluir se refiere a las ocasiones en que sentim os una especie de regocijo, un
profundo sentim iento de alegría o felicidad, que lo habíam os estado
buscando y deseando durante m ucho tiem po y que se convierte en un
referente de cóm o nos gustaría que fuese la vida. El fluir es una
experiencia óptim a que tienen m ucho que ver con el concepto de
"experiencias cum bre" de M aslow .
La psicología positiva es un m ovim iento que surge a principios del
siglo X X I, bajo el im pulso de Seligm an, C sikszentm ihalyi y otros. En el
m om ento en que aparece la psicología positiva, la educación em ocional
ya estaba funcionando. Pero las aportaciones de la psicología positiva
enriquecen la educación em ocional. D e esta form a se pone en evidencia
cóm o la educación em ocional está abierta y receptiva a las nuevas
aportaciones que puedan ir apareciendo.
La prosocialidad se refiere a los com portam ientos que favorecen a
otras personas (o grupos) sin la búsqueda de recom pensas externas,
extrínsecas o m ateriales. Los com portam ientos prosociales aum entan la
probabilidad de generar una reciprocidad positiva de calidad y solidaria
en las relaciones interpersonales (R oche,2002).
La ecología em ocional es un planteam iento m uy creativo presentado
en diversas publicaciones de C onangla y Soler (2002), que aplican los
principios y la term inología de la ecología a la educación em ocional.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 23

En conclusión, el fundam ento básico de la educación em ocional


son las com petencias em ocionales para preparar a las personas para
responder m ejor a los retos que plantea la vida en la sociedad actual.Para
llevar esto a la práctica se recurre a unos fundam entos teóricos desde una
perspectiva integradora.

1.4 O bjetivos de la educación em ocional

El objetivo principal de la educación em ocional es el desarrollo de


com petencias em ocionales. A título de ejem plo se desglosan, a
continuación,algunos de los objetivos de la educación em ocional:

 A dquirir un m ejor conocim iento de las propias em ociones.

 Identificar las em ociones de los dem ás.

 D enom inar a las em ociones correctam ente.

 D esarrollar la habilidad para regular las propias em ociones.

 Subir elum bralde tolerancia a la frustración.

 Prevenir los efectos nocivos de las em ociones negativas.

 D esarrollar la habilidad para generar em ociones positivas.

 D esarrollar la habilidad para m otivarse.

 A doptar una actitud positiva ante la vida.

 A prender a fluir.

 O tros.
T am bién presentam os los objetivos que hacen referencia a las
edades de la educación infantilde 3 a 6 años:
 Perm itir eldesarrollo integraldelniño y niña.
 A dquirir vocabulario em ocional.
 Expresar las em ociones y sentim ientos con elcuerpo y elhabla.
 Favorecer la com prensión em ocional.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


24 La educación emocional

 Fam iliarizarse con estrategias de regulación em ocional.


 C onocer y valorar las propias capacidades y lim itaciones.
 Potenciar la autoestim a.
 Practicar estrategias de relación y de com unicación con los
dem ás.
 Fom entar actitudes de respeto y tolerancia.
 Favorecer elbienestar en nuestro entorno.

1.5 Los contenidos de la educación em ocional

La fundam entación teórica de la educación em ocional desem boca en la


selección de objetivos y contenidos para los program as de intervención.
Los criterios a tener en cuenta en la selección de contenidos son: 1)
deben adecuarse al nivel educativo del alum nado al que va dirigido el
program a; 2) deben ser aplicables a todo el grupo clase; 3) deben
favorecer procesos de reflexión sobre las propias em ociones y las
em ociones de los dem ás; 4) deben enfocarse al desarrollo de las
com petencias em ocionales.
Los contenidos de la educación em ocional pueden variar según los
destinatarios (nivel educativo, conocim ientos previos, m adurez personal).
H ay que distinguir entre un program a de form ación delprofesorado y un
program a dirigido al alum nado. Pero en general, los contenidos se
derivan del m arco conceptual de las em ociones y de las com petencias
em ocionales, tal com o se expone en otros capítulos. C om o consecuencia
lógica,los contenidos hacen referencia a los siguientes tem as.
En prim er lugar, se trata de conocer el m arco conceptual de las
em ociones, que incluiría el concepto de em oción, los fenóm enos afectivos
(em oción, sentim iento, afecto, estado de ánim o, perturbaciones
em ocionales), tipos de em ociones (em ociones positivas y negativas,
em ociones básicas, em ociones am biguas, em ociones estéticas). C onocer
las características (causas, predisposición a la acción, estrategias de
regulación,com petencias de afrontam iento) de las em ociones principales:

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 25

m iedo, ira, ansiedad, tristeza, vergüenza, aversión, alegría, am or, hum or,
felicidad.
La naturaleza de la inteligencia em ocional es un aspecto im portante,
con m últiples aplicaciones para la práctica. Este m arco se com plem enta
con las com petencias em ocionales: conciencia em ocional, regulación
em ocional, autonom ía em ocional, com petencia social, habilidades de
vida para el bienestar. La educación em ocional sigue una m etodología
em inentem ente práctica (dinám ica de grupos, autorreflexión, razón
dialógica, juegos) con objeto de favorecer el desarrollo de las
com petencias em ocionales.
El desarrollo de com petencias em ocionales consiste en una práctica
continuada. U na posible sistem ática para esta práctica puede consistir en
abordar las cinco categorías de las com petencias em ocionales para
aplicarlo a las diversas em ociones. Se recom ienda em pezar por las básicas
(ira, m iedo, tristeza), y pasar después a las sociales (vergüenza, tim idez,
culpabilidad, envidia, am or). La autom atización de respuestas
em ocionales apropiadas en las diversas circunstancias de la vida requiere
una práctica y un entrenam iento continuado.
Las relaciones entre em oción y salud, em oción y m otivación,
em oción y bienestar son aspectos de la educación em ocional que tienen
m últiples aplicaciones para la práctica.
Las aplicaciones de la educación em ocional se pueden dejar sentir en
m últiples situaciones: com unicación efectiva y afectiva, resolución de
conflictos, tom a de decisiones, prevención inespecífica (consum o de
drogas, sida, violencia, anorexia, intentos de suicidio). En últim o
térm ino, se trata de desarrollar la autoestim a, con expectativas realistas
sobre sí m ism o, desarrollar la capacidad de fluir y la capacidad para
adoptar una actitud positiva ante la vida. T odo ello de cara a posibilitar
un m ayor bienestar subjetivo,que redunde en un m ayor bienestar social.

1.6 Las com petencias em ocionales

El objetivo principal de la educación em ocional es el desarrollo de


com petencias em ocionales. C om o consecuencia, los contenidos giran en

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


26 La educación emocional

torno a ellas. U n m odelo de com petencias em ocionales, que está en


proceso de construcción, análisis y revisión perm anente se presenta en
este apartado. La versión que aquí se expone es una actualización de
versiones anteriores (B isquerra y Pérez,2007;B isquerra,2008).
Entendem os las com petencias em ocionales com o el conjunto de
conocim ientos,capacidades,habilidades y actitudes necesarias para tom ar
conciencia, com prender, expresar y regular de form a apropiada los
fenóm enos em ocionales. En el m odelo que se presenta, las com petencias
em ocionales se estructuran en cinco grandes com petencias: conciencia
em ocional, regulación em ocional, autonom ía personal, com petencia
social y habilidades de vida para el bienestar. G ráficam ente se puede
representar m ediante la figura 6.1, a la cual se la puede denom inar
pentágono de com petencias em ocionales.

Habilidades de vida Conciencia emocional


y bienestar

Competencias
emocionales
Competencia Regulación
social emocional

Autonomía
emocional

M odelo pentagonalde com petencias em ocionales

La conciencia em ocional es la capacidad para tom ar conciencia de


las propias em ociones y de las em ociones de los dem ás, incluyendo la

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 27

habilidad para captar el clim a em ocional de un contexto determ inado.


D entro de este bloque se pueden especificar una serie de aspectos com o
los siguientes:
T om a de conciencia de las propias em ociones.- Es la capacidad para
percibir con precisión los propios sentim ientos y em ociones;
identificarlos y etiquetarlos. ¿C óm o m e siento con lo que m e rodea?
C onsidera la posibilidad de experim entar em ociones m últiples y de
reconocer la incapacidad de tom ar consciencia de los propios
sentim ientos debido a inatención selectiva o dinám icas inconscientes.
D ar nom bre a las em ociones.- Es la eficacia en el uso del vocabulario
em ocional adecuado y utilizar las expresiones disponibles en un contexto
culturaldeterm inado para designar los fenóm enos em ocionales.
C om prensión de las em ociones de los dem ás.- Es la capacidad para
percibir con precisión las em ociones y sentim ientos de los dem ás y de
involucrarse em páticam ente en sus vivencias em ocionales. Incluye la
habilidad de servirse de las claves situacionales y expresivas
(com unicación verbal y no verbal) que tienen un cierto grado de
consenso culturalpara elsignificado em ocional.
T om ar conciencia de la interacción entre em oción, cognición y
com portam iento.- Los estados em ocionales inciden en el com portam iento
y éstos en la em oción; am bos pueden regularse por la cognición
(razonam iento, conciencia). Em oción, cognición y com portam iento
están en interacción continua, de tal form a que resulta difícil discernir
qué es prim ero. M uchas veces pensam os y nos com portam os en función
delestado em ocional.
La conciencia em ocional es el prim er paso para poder pasar a las
otras com petencias.
La regulación em ocional es la capacidad para m anejar las
em ociones de form a apropiada. Supone tom ar conciencia de la relación
entre em oción, cognición y com portam iento; tener buenas estrategias de
afrontam iento; capacidad para autogenerar em ociones positivas. Las
m icrocom petencias que la configuran son:
Expresión em ocional apropiada.- Es la capacidad para expresar las
em ociones de form a apropiada. Im plica la habilidad para com prender

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


28 La educación emocional

que el estado em ocional interno no necesita corresponderse con la


expresión externa. Esto se refiere tanto en uno m ism o com o en los
dem ás. En niveles de m ayor m adurez, supone la com prensión del
im pacto que la propia expresión em ocional y el propio com portam iento
puedan tener en otras personas. T am bién incluye el hábito para tener
esto en cuenta en elm om ento de relacionarse con otras personas.
Regulación de em ociones y sentim ientos.- Es la regulación em ocional
propiam ente dicha. Esto significa aceptar que los sentim ientos y
em ociones a m enudo deben ser regulados. Lo cual incluye: regulación de
la im pulsividad (ira,violencia,com portam ientos de riesgo);tolerancia a la
frustración para prevenir estados em ocionales negativos (ira, estrés,
ansiedad, depresión); perseverar en el logro de los objetivos a pesar de las
dificultades; capacidad para diferir recom pensas inm ediatas a favor de
otras m ás a largo plazo pero de orden superior.
H abilidades de afrontam iento: H abilidad para afrontar retos y
situaciones de conflicto con las em ociones que generan. Esto im plica
estrategias de autorregulación para gestionar la intensidad y la duración
de los estados em ocionales.
C om petencia para autogenerar em ociones positivas.- Es la capacidad
para generar y experim entar de form a voluntaria y consciente em ociones
positivas (alegría, am or, hum or, fluir) y disfrutar de la vida. C apacidad
para gestionar uno m ism o el propio bienestar em ocional en busca de una
m ejor calidad de vida.
La autonom ía em ocional se puede entender com o un concepto
am plio que incluye la autoestim a, actitud positiva ante la vida,
responsabilidad, capacidad para analizar críticam ente las norm as sociales,
la capacidad para buscar ayuda y recursos, así com o la autoeficacia
em ocional.C om o m icrocom petencias incluye las siguientes.
Autoestim a.- Significa tener una im agen positiva de sí m ism o; estar
satisfecho de sí m ism o; m antener buenas relaciones consigo m ism o. La
autoestim a tiene una larga tradición en investigación y en educación.
Autom otivación.- Es la capacidad de autom otivarse e im plicarse
em ocionalm ente en actividades diversas de la vida personal, social,

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 29

profesional, de tiem po libre. M otivación y em oción van de la m ano, y


son esenciales para dar un sentido a la vida.
Autoeficacia em ocional.- Es la percepción de que se es capaz (eficaz)
en las relaciones sociales y personales gracias a las com petencias
em ocionales. El individuo se percibe a sí m ism o con capacidad para
sentirse com o desea;para generar las em ociones que necesita.
Responsabilidad.- Es la capacidad para responder de los propios
actos. Es la intención de im plicarse en com portam ientos seguros,
saludables y éticos. A sum ir la responsabilidad en la tom a de decisiones.
A nte la decisión de ¿qué actitudes (positivas o negativas) voy a adoptar
ante la vida?, en virtud de la autonom ía y libertad, decidir con
responsabilidad sabiendo que en general lo m ás efectivo es adoptar una
actitud positiva.
Actitud positiva.- Es la capacidad para decidir que voy a adoptar
una actitud positiva ante la vida a pesar de saber que siem pre van a sobrar
los m otivos para tom ar una actitud negativa. Saber que en situaciones
extrem as, lo heroico es adoptar una actitud positiva, aunque sea difícil.
Siem pre es posible m anifestar optim ism o y m antener actitudes de
am abilidad y respeto a los dem ás. Por extensión, la actitud positiva
repercute en la intención de ser bueno,justo,caritativo y com pasivo.
Análisis crítico de norm as sociales.- Es la capacidad para evaluar
críticam ente los m ensajes sociales, culturales y de los m edios de
com unicación, relativos a norm as sociales y com portam ientos personales.
Esto tiene sentido de cara a no adoptar los com portam ientos
estereotipados propios de la sociedad irreflexiva y acrítica. La autonom ía
debe ayudar a avanzar hacia una sociedad m ás consciente, libre,
autónom a y responsable.
Resiliencia.- Es la capacidad que tiene una persona para enfrentarse
con éxito a unas condiciones de vida sum am ente adversas (pobreza,
guerras,orfandad).
La com petencia social es la capacidad para m antener buenas
relaciones con otras personas. Las m icrocom petencias que incluye son las
siguientes.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


30 La educación emocional

D om inar las habilidades sociales básicas.- La prim era de las


habilidades sociales es escuchar. Sin ella, difícilm ente se pueda pasar a las
dem ás: saludar, despedirse, dar las gracias, pedir un favor, m anifestar
agradecim iento, pedir disculpas, aguardar turno, m antener una actitud
dialogante,cooperar,colaborar.
Respeto por los dem ás.- Es la intención de aceptar y apreciar las
diferencias individuales y grupales y valorar los derechos de todas las
personas. Esto se aplica en los diferentes puntos de vista que puedan
surgir en una discusión.
Practicar la com unicación receptiva.- Es la capacidad para atender a
los dem ás tanto en la com unicación verbal com o no verbal para recibir
los m ensajes con precisión.
Practicar la com unicación expresiva.- Es la capacidad para iniciar y
m antener conversaciones, expresar los propios pensam ientos y
sentim ientos con claridad,tanto en com unicación verbalcom o no verbal,
y dem ostrar a los dem ás que han sido bien com prendidos.
C om partir em ociones.- C om partir em ociones profundas no siem pre
es fácil. Im plica la conciencia de que la estructura y naturaleza de las
relaciones vienen en parte definidas tanto por el grado de inm ediatez
em ocional, o sinceridad expresiva com o por el grado de reciprocidad o
sim etría en la relación.
C om portam iento prosocial y cooperación.- Es la capacidad para
realizar acciones en favor de otras personas sin que ellas lo hayan
solicitado.A unque no coincide con elaltruism o, tiene m uchos elem entos
en com ún.
Asertividad.- Significa m antener un com portam iento equilibrado
entre la agresividad y la pasividad. Esto im plica la capacidad para
defender y expresar los propios derechos, opiniones y sentim ientos, al
m ism o tiem po que se respeta a los dem ás con sus opiniones y derechos.
D ecir “no” claram ente y m antenerlo, y aceptar que el otro tam bién
pueda decir “no”. H acer frente a la presión de grupo y evitar situaciones
en las cuales uno puede verse coaccionado para adoptar com portam ientos
de riesgo.En ciertas circunstancias de presión,procurar dem orar la tom a
de decisiones y la actuación hasta sentirse adecuadam ente preparado.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 31

Prevención y solución de conflictos.- Es la capacidad para identificar,


anticiparse o afrontar resolutivam ente conflictos sociales y problem as
interpersonales. Im plica la capacidad para identificar situaciones que
requieren una solución o decisión preventiva y evaluar riesgos, barreras y
recursos. C uando inevitablem ente se producen los conflictos, afrontarlos
de form a positiva, aportando soluciones inform adas y constructivas. La
capacidad de negociación y m ediación son aspectos im portantes de cara a
una resolución pacífica del problem a, considerando la perspectiva y los
sentim ientos de los dem ás.
C apacidad para gestionar situaciones em ocionales.- Es la habilidad
para reconducir situaciones em ocionales en contextos sociales.Se trata de
activar estrategias de regulación em ocional colectiva. Esto se superpone
con la capacidad para inducir o regular las em ociones en los dem ás.
Las com petencias para la vida y el bienestar son la capacidad
para adoptar com portam ientos apropiados y responsables para afrontar
satisfactoriam ente los desafíos diarios de la vida, ya sean personales,
profesionales, fam iliares, sociales, de tiem po libre. C om o
m icrocom petencias se incluyen las siguientes:
Fijar objetivos adaptativos.- Es la capacidad para fijar objetivos
positivos y realistas. A lgunos a corto plazo (para un día, sem ana, m es);
otros a largo plazo (un año,varios años).
T om a de decisiones.- D esarrollar m ecanism os personales para tom ar
decisiones sin dilación en situaciones personales, fam iliares, académ icas,
profesionales, sociales y de tiem po libre, que acontecen en la vida diaria.
Supone asum ir la responsabilidad por las propias decisiones, tom ando en
consideración aspectos éticos,sociales y de seguridad.
Buscar ayuda y recursos.- Es la capacidad para identificar la
necesidad de apoyo y asistencia y saber acceder a los recursos disponibles
apropiados.
C iudadanía activa participativa, crítica, responsable y
com prom etida.- Lo cualim plica reconocim iento de los propios derechos y
deberes; desarrollo de un sentim iento de pertenencia; participación
efectiva en un sistem a dem ocrático; solidaridad y com prom iso; ejercicio
de valores cívicos; respeto por los valores m ulticulturales y la diversidad.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


32 La educación emocional

Esta ciudadanía se desarrolla a partir del contexto local, pero se abre a


contextos m ás am plios (nacional, internacional, global). Las
com petencias em ocionales son esenciales en la educación para la
ciudadanía (B isquerra,2008).
Bienestar em ocional.- Es la capacidad para gozar de form a
consciente de bienestar (em ocional, subjetivo, personal, psicológico) y
procurar transm itirlo a las personas con las que se interactúa. A doptar
una actitud favorable albienestar.A ceptar elderecho y eldeber de buscar
el propio bienestar, ya que con ello se puede contribuir activam ente al
bienestar de la com unidad en la que uno vive (fam ilia,am igos,sociedad).
Fluir.- C apacidad para generar experiencias óptim as en la vida
profesional,personaly social.

1.7 M etodología

La práctica de la educación em ocional debe llevarse a cabo m ediante


m etodologías vivenciales y participativas que tengan en cuenta la historia
personal del niño, su entorno y sus necesidades. Por ejem plo, si un niño
está pasando por un proceso de adaptación escolar es necesario que el
m aestro respete las em ociones con toda naturalidad diciéndole: “Si
quieres llorar, puedes hacerlo. Sé que te sientes triste, porque extrañas a
tu m am á”. N o hay que prohibir o reprim ir la m anifestación de las
em ociones que elniño siente.
El día a día facilita que ayudem os a los niños a poner nom bre a sus
sentim ientos y em ociones, a reconocer las diferentes em ociones de uno
m ism o y de los dem ás, y a com prender que los niños tienen derecho a
expresar lo qué sienten y respetarlo, al igual que las dem ás personas. El
adulto debe ayudar a canalizar las em ociones que les generen m alestar y
potenciar las em ociones positivas.
U na buena form a de proporcionar un buen clim a de afecto y
seguridad es pedir a las fam ilias que proporcionen m ateriales que form en
parte activa de la historia del niño (juguetes, fotografías, objetos) y
ocupen un lugar significativo para él. A sí com o trabajar en situaciones
que se generan habitualm ente, de form a natural y espontánea, para

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 33

favorecer la com prensión em ocional y aprendizaje funcional de la


educación em ocional.
La m úsica, los títeres, los cuentos y el juego son cuatro recursos de
excelencia que pueden ayudar a trabajar la educación em ocional. La
m úsica, y su variedad de estilos, ayuda al despertar de las em ociones. Los
títeres facilitan buenas dinám icas y crean vínculos em ocionales con los
niños y niñas. Los cuentos les perm iten identificarse con sus personajes y
con sus sentim ientos, generan vínculos em ocionales y son un buen
recurso para que canalicen sus em ociones. El juego facilita la interacción
y la expresión libre de los sentim ientos y em ociones. T am bién las
experiencias y vivencias que se puedan com partir en espacios de trabajo
en grupo e individualm ente son una buena oportunidad para favorecer la
educación em ocional.
La disposición de los niños y niñas y elm aestro en form a de círculo
o sem icírculo facilita el contacto visual y corporal entre ellos, ayuda al
diálogo y a la com unicación así com o el bienestar grupal e individual, ya
que uno se siente escuchado y m irado.
D esde el punto de vista de la m etodología de intervención,
conviene tener presente la teoría del aprendizaje social de B andura, que
subraya elrol de los m odelos en elproceso de aprendizaje. Esto sugiere la
inclusión del “m odelado” com o estrategia de intervención, analizando
cóm o los m odelos (de los padres, m aestros, fam iliares, com pañeros,
personajes de los m edios de com unicación) pueden influir en las
actitudes, creencias, valores y com portam ientos de los niños y niñas de
estas edades.

1.8 A gentes de la educación em ocional

¿Q uién debe im partir la educación em ocional? Esta pregunta,


aparentem ente fácil de responder,en realidad no lo es tanto. Son m uchas
las personas y agentes que pueden contribuir a la puesta en práctica de la
educación em ocional.
En prim er lugar, el profesorado en general. T odos los profesores
pueden contribuir al desarrollo de las com petencias em ocionales. Para

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


34 La educación emocional

ello se requiere, en prim er lugar, de una sensibilización sobre su


im portancia y necesidad. En segundo lugar, se requiere una form ación.
D iversas instituciones contribuyen a la form ación del profesorado en
educación em ocional: universidades, institutos o colegios profesionales,
pero todavía no resulta fácil encontrar la form ación apropiada. Sería
im portante que el Estado se tom ara en serio los cam bios positivos que la
educación em ocional representa para la educación en general y se
adoptaran las m edidas oportunas para la form ación del profesorado y la
puesta en práctica de la educación em ocionalen los colegios.Este libro es
una aportación m ás en este sentido.
Las fam ilias juegan un papel m uy im portante en el desarrollo
em ocional de sus hijos. Se requiere una form ación de las fam ilias, que
puede ser potenciada en los colegios a través de charlas, talleres o cursos.
Especialm ente,la com prensión y colaboración entre elcentro educativo y
la fam ilia es esencial para el éxito de los program as de educación
em ocional.
Las organizaciones en general, a través de sus directores, jefes,
líderes, o departam entos de recursos hum anos pueden ser agentes activos
para el desarrollo de las com petencias em ocionales de sus em pleados.
Esto ha dem ostrado tener efectos positivos en el clim a em ocional de la
organización, potenciación la fidelización de los clientes o efectividad de
los equipos.
Instituciones diversas, com o por ejem plo la FEM (Fundación para
la Educación Em ocional: http://w w w .fem educacioem ocional.org/),
contribuyen a la difusión de la educación em ocional a través de la
form ación de la población en general

1.9 Efectos de la educación em ocional

Investigaciones realizadas a partir de los prim eros años del siglo X X I han
aportado evidencias de los efectos de la educación em ocional. Entre los
estudios que conviene reseñar está el Inform e de la Fundación M arcelino
B otín (2008), titulado Educación Em ocional y Social. Análisis
Internacional.Este trabajo presenta diversos análisis,sobre la base de unas
800 investigaciones, donde han participado alrededor de 500 000

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 35

estudiantes de educación infantil, prim aria y secundaria. Los datos se


refieren principalm ente a los Estados U nidos, pero tam bién se incluye el
R eino U nido, Suecia, Países B ajos, A lem ania y España. En las citas de
este trabajo, vam os a referirnos de form a abreviada m ediante la sigla
IFM B (2008).
La conclusión general de las investigaciones es que el desarrollo
sistem ático de program as de educación em ocional tiene un im pacto
im portante para el desarrollo integral del alum nado. Este im pacto se
concreta en aspectos com o:
a. La m ejora significativa de las com petencias em ocionales y
sociales.
b. La reducción de problem as de exteriorización (absentism o,
com portam ientos disruptivos, violencia, consum o de drogas,
vandalism o,conducta antisocial).
c. La reducción de problem as de interiorización (ansiedad, estrés,
depresión,trastornos m entales,salud m ental).
d. La m ejora de actitudes y conductas positivas hacia sí m ism o y
hacia los dem ás (autoestim a, conducta prosocial, participación
escolar y com unitaria).
e. La m ejora de las calificaciones escolares y resultados académ icos.
Los program as m ás efectivos son lo que presentan las características
siguientes: fundam entación teórica coherente; aplicación sistem ática;
altam ente interactivos y participativos; variedad de m étodos y técnicas
didácticas; estim ulación de los intereses y m antenim iento de la atención
de los participantes; trabajo con grupos pequeños; duración e intensidad
considerable (com o m ínim o, de varios m eses); integrados en la
com unidad; im plican a las fam ilias; el profesorado ha recibido una
form ación específica en educación em ocional.
La preparación del profesorado que im parte la educación
em ocional constituye una variable crítica. Los efectos positivos se
obtienen con profesorado que ha recibido una form ación adecuada, de
tal form a de que se sienta cóm odo y suficientem ente preparado. La
actitud positiva hacia la educación em ocional es otro factor im portante.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


36 La educación emocional

U n profesorado m al preparado, que se siente incóm odo con actividades


m uy interactivas centradas en aspectos personales y em ocionales, y con
poca experiencia sobre el tem a, puede obtener efectos nulos o
insignificantes.
Para asegurar la efectividad, el profesorado necesita convencerse de
la im portancia de la educación em ocional y del valor de las técnicas de
enseñanza interactiva (dinám ica de grupos, juegos de rol, grupos de
discusión). D espués necesita form arse y entrenarse para la puesta en
práctica. Y solam ente, una vez finalizado este proceso, se puede pasar a la
acción de form a efectiva.
O tra variable crítica es la dosis del program a, donde se incluye la
cantidad, la extensión, la duración y la intensidad. La cantidad se refiere
al núm ero de tem as que realm ente se han im partido respecto del total de
tem as presentes en el program a teórico. U n program a puede tener diez
tem as, pero en la práctica solam ente se im parten seis. La extensión se
refiere a la m edida en que se profundiza cada tem a. Por ejem plo, un
profesor puede dedicar una hora a un tem a m ientras que otro le puede
dedicar el doble. La duración es el tiem po total dedicado al program a; se
puede m edir en horas o en m inutos. La intensidad se refiere a la
frecuencia de las sesiones.
U n program a se puede aplicar a razón de una sesión a la sem ana
m ientras que otra aplicación puede ser de tres (o cuatro) sesiones por
sem ana. H abitualm ente, se entiende que cada sesión dura
aproxim adam ente unos 45-60 m inutos. Para obtener resultados se
requiere com o m ínim o una duración de unas diez sesiones a lo largo de
unos tres m eses y con una frecuencia de una sesión a la sem ana.Esto es el
m ínim o y se lo considera insuficiente para obtener resultados a largo
plazo. Las sesiones posteriores de refuerzo son m uy im portantes. Para
conseguir efectos óptim os se recom ienda una presencia de prácticas de
educación em ocional y entrenam iento en com petencias em ocionales
durante años.
H ay que tener presente que las com petencias em ocionales son de
las m ás difíciles de adquirir. U n alum no norm al en un trim estre puede
aprender a resolver problem as de ecuaciones de segundo grado.Pero para
autom atizar la regulación de la im pulsividad en situaciones de ira (y

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 37

prevenir la violencia) se necesitan años de entrenam iento. Este es uno de


los retos de la educación em ocional: dedicarle la dosis necesaria. En el
estado actual de conocim iento, una buena dosis podría ser sesiones
sem anales de 45-60 m inutos durante todo el curso y a lo largo de todos
los cursos.
Las investigaciones han identificado un efecto durm iente para
referirse a los program as en los cuales los efectos a largo plazo (m ás de seis
m eses después de haber finalizado el program a) son m ás elevados que los
resultados en el exam en posterior. Esto sugiere la conveniencia de
establecer evaluaciones diferidas a largo y m edio plazo.
La conclusión es que los program as de educación em ocional tienen
un gran potencial para producir efectos positivos en la prevención y el
desarrollo hum ano.
C om o consecuencia de las evidencias aportadas por las
investigaciones, la falta de acción en educación em ocional o su rechazo
equivale a privar a la sociedad de oportunidades cruciales y
científicam ente contrastadas para su desarrollo personal, social,
em ocional y académ ico. Esto significaría una flagrante violación de la
C onvención de las N aciones U nidas sobre los D erechos de los N iños.
D icho de otra form a, dada la situación actual del conocim iento sobre la
eficacia de la educación em ocional, los países y los Estados ya no tienen
excusas para no proporcionar los m edios y el apoyo necesario a los
centros educativos para que se aplique la educación em ocional. La
privación de las oportunidades que presenta la educación em ocional
significaría privar a la sociedad de ciudadanos con personalidades bien
desarrolladas y equilibradas em ocionalm ente que puedan contribuir de
form a significativa albienestar social(IFM B ,2008).

1.10 La educación em ocional com o tendencia del


siglo X X I

La educación y la sociedad en general están experim entando grandes


cam bios. Y el concepto de profesionales de la educación ha pasado de ser
sinónim o de transm isión y tradición al de ser agentes de cam bio. En el

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


38 La educación emocional

pasado, im peraba la norm ativa reguladora y la obligación im puesta;


m ientras que actualm ente hay que buscar la negociación y elconsenso en la
vida escolar, fam iliar y social. Esto im plica pasar del cum plir órdenes a la
responsabilidad. Lo cual im plica, entre otros m uchos aspectos, la
necesidad de com petencias personales, sociales y em ocionales. A sí se
señala en diversos inform es,com o por ejem plo elIFM B (2008:24-32).
H asta finales del siglo X X , aspectos com o am or, bienestar
em ocionalo felicidad,se consideraban com o propios de la vida privada,y
de dudosa reputación. Por esto se tenían que m antener alejados de las
aulas. A fortunadam ente se está produciendo un cam bio de perspectiva.
En este apartado se hace referencia a algunos inform es y docum entos
oficiales que apoyan la educación em ocional.
C onviene tener presente que cuando se habla de educar para el
bienestar em ocional y la felicidad (em ociones positivas) tam bién hay que
incluir a sus contrarios: educar para la infelicidad, para prevenirla, o para
hacerla soportable y llevadera cuando es inevitable. Esto im plica
regulación em ocional, control de la im pulsividad, tolerancia a la
frustración, autonom ía em ocional. Es decir, com petencias básicas para la
vida, que aportan recursos para prevenir la ansiedad, estrés, depresión,
com portam ientos de riesgo,consum o de drogas,violencia,suicidios.Esto
es la educación em ocional.
La C onvención sobre los D erechos de los N iños fue adoptada por
la A sam blea de las N aciones U nidas, en 1989. El artículo 29 dice que la
educación debe estar orientada al desarrollo de la personalidad. Es decir,
la educación no es solo una cuestión de desarrollo académ ico de carácter
cognitivo, sino que debe estar dirigida al desarrollo integral (cognitivo,
social, em ocional, m oral, físico). C om o consecuencia, los sistem as y los
centros educativos que se lim itan al desarrollo cognitivo o académ ico,
están violando los derechos de los niños.
La D eclaración U niversalde los D erechos H um anos establece en el
artículo 27 que todos los ciudadanos tienen derecho a com partir los
beneficios del progreso científico y sus aplicaciones. C om o com plem ento
de lo anterior, se puede concluir que si la investigación científica ha
identificado estrategias que m ejoran el desarrollo integral de los
estudiantes,tienen derecho a ser educados a través de ellos.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 39

El conocido inform e D elors (1996), titulado La Educación encierra


un tesoro. Inform e a la U N ESC O de la C om isión Internacional sobre la
Educación para el siglo XXI, presenta cuatro pilares de la educación del
futuro: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a convivir,
aprender a ser. En este inform e se dice que los sistem as de educación
form altienden a enfatizar la adquisición de conocim ientos en detrim ento
de otros tipos de aprendizaje;pero ahora es vitalconcebir la educación de
una form a m ás integrada. Esta visión debería orientar las reform as y
políticas educativas.A unque no lo dice textualm ente,im plícitam ente este
inform e abre la puerta a la educación em ocional com o estrategia para
facilitar a las personas un desarrollo integral que les perm ita tom ar las
riendas de sus vidas y encontrar un equilibrio personal.
En España, la Ley orgánica 2/2006, de 3 de m ayo, de Educación
(B O E, 4 de m ayo), m ás conocida com o LO E (Ley O rgánica de
Educación), dice en su Preám bulo: “Se trata de conseguir que todos los
ciudadanos alcancen el m áxim o desarrollo posible de todas sus
capacidades, individuales y sociales, intelectuales, culturales y
em ocionales...”. En consonancia con lo anterior, el artículo 71 dice: “Las
A dm inistraciones educativas dispondrán los m edios necesarios para que
todo el alum nado alcance el m áxim o desarrollo personal, intelectual,
social y em ocional...”. Es decir, la ley de educación en España contem pla
eldesarrollo em ocional,lo cualhace necesaria la educación em ocional.El
alum nado y las fam ilias están en condiciones de exigir que se cum pla la
ley.
En agosto de 2007, la U N ESC O reunió un panel de expertos en
B erlín. D e este encuentro surgió la K ronberg D eclaration on the Future of
K now ledge Acquisition and Sharing1, donde se señala que las instituciones
educativas del futuro tendrán que dedicarse m ás a las com petencias
sociales y em ocionales asícom o a la educación en valores.

1
V éase:http://w w w .futureknow ledge.org/background/K ronberg-
D eclaration.pdf/view .

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


40 La educación emocional

En resum en, en los últim os años se han dado una serie de


docum entos (inform es, leyes, convenciones) que apoyan la educación
em ocional com o un aspecto im portante del desarrollo hum ano y para el
bienestar personaly social.A hora se trata de ponerlo en práctica de form a
efectiva y bien fundam entada.
N ota: G ran parte de la inform ación de capítulo 1 se ha extraído
dellibro:
B isquerra, R . (C oord.). (2009). La educación em ocional en la
práctica.B arcelona:IC E-H orsori.

1.11 Elm undo em ocionaldelniño en la infancia

Los niños y niñas de la educación infantil se encuentran en la etapa de


egocentrism o.Ser egocéntrico supone una form a de entender elm undo a
través del punto de vista propio sin com prender otros puntos de vista.
T odo lo que aprenden para sí m ism os les ayudará a aprenderlo para los
dem ás.
El bebé no tiene palabras para decir las cosas, su prim er lenguaje es
el llanto. Poco a poco aprenderá a hablar, pero lo que no sabrá decir con
palabras seguirá diciéndolo llorando, enfadándose, gritando y m ediante
todo tipo de com portam ientos de este estilo. El niño no com prende lo
que le sucede y expresa,con su cuerpo, su com portam iento,sus alegrías y
m alestares. Sus reacciones tienen una respuesta por parte del adulto,
atender,valorar,ignorar o rechazar sus com portam ientos.
Las em ociones son necesarias para la vida. El m iedo ayuda a
prepararse y a protegerse. La tristeza acom paña los duelos y la alegría nos
brinda expansión, nos dinam iza. La ira define nuestros lím ites, nuestros
derechos, nuestro espacio, nuestra integridad, es reacción a la frustración.
El am or nos vuelve a vincular al prójim o. La fluidez em ocional es la
garantía de la salud psíquica.
D esde el nacim iento, los bebés sonríen y m uestran expresiones
faciales de interés, asco y m alestar. La sonrisa no solo refleja la
experim entación de em ociones agradables,sino que para elbebé,adem ás,

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 41

es un m edio de com unicación con la m adre (Jones, C ollins y H ong,


1991).
Según O rtiz (1999), entre el segundo y cuarto m es aparecen las
expresiones de alegría, cólera, sorpresa y tristeza. Es a partir del quinto
m es cuando em pieza a observarse la expresión de m iedo. A unque se
pueden observar expresiones faciales de m iedo durante el prim er m es
cuando el bebé es desplazado bruscam ente hacia abajo. Entre el segundo
y tercer año de vida aparecen las em ociones socio-m orales com o la
vergüenza,la culpa y elorgullo (O rtiz,1999).
C ada vez m ás, las em ociones se van diferenciando entre sí, se
m anifiestan con m ayor rapidez, intensidad y duración, pudiendo llegar a
transform arse en sentim ientos (B isquerra, 2000). A m edida que la
capacidad cognitiva del niño crece y se am plía su relación social,
aprenden a controlar los propios sentim ientos de tal form a que lo que
expresan puede no reflejar necesariam ente lo que sienten (Saarni, 1989,
1990).
T anto si es niño com o si es niña, indistintam ente en cuanto a
género, necesitan expresar sus em ociones tanto positivas com o negativas.
U n niño necesita llorar al igual que una niña necesita enojarse. Los
adultos deben m anifestar am or alniño,sean cuales sean sus em ociones,él
aprende que éstas no son peligrosas. Esto facilitará que el niño o niña
constituya un sentim iento de su perm anencia. Esté triste, alegre o
enfadado,sigue siendo elm ism o niño o niña.
En la edad com prendida entre los 3 y 6 años se inicia una nueva
etapa con otros retos de desarrollo, donde se construyen nuevos intereses
y necesidades, tam bién nuevas form as de expresión y de relación con los
dem ás.
El lenguaje es el instrum ento que form ará parte de la vida de los
niños. A través de él se com prende la realidad, se com unican las
experiencias, se expresan los sentim ientos e inquietudes. Es el m om ento
para que el niño vea el ejem plo en el adulto cuando éste expresa con
palabras lo que siente: “Estoy enojado”; “M e doy cuenta de que tam bién
estás enojado”. U n adulto que no m uestra sus em ociones no m ostrará la
im portancia a su expresión com o parte de sí m ism o. Es im portante
incluirlas: “C om prendo que estés enojado, porque te han quitado el

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


42 La educación emocional

juguete”.N o se trata de juzgar la em oción,sino de respetarla y darle valor


en la persona.
Entre los 3 y los 4 años, el niño asocia ciertos acontecim ientos con
determ inadas em ociones. Por ejem plo, el cum pleaños se asocia con la
alegría,en cam bio,perder un juguete,con la tristeza (O rtiz,1999).
A partir de los 6 años, los niños com prenderán que una situación
concreta no genera determ inadas em ociones, sino que se deben a la
evaluación de la situación que hacem os nosotros m ism os. Los adultos
han de conversar m ás con los niños sobre las em ociones y sus causas para
que los niños enriquezcan su vocabulario em ocional y su com prensión
em ocional.
La com prensión de las em ociones ajenas es básica para el desarrollo
de las relaciones sociales. Según estudios que sostiene D enham (1986),
G arner, Jones y Palm er (1994) existe una gran relación entre la
conciencia em ocionaly la aceptación por parte de sus iguales. A sípues,si
el niño reconoce los sentim ientos de los dem ás puede desarrollar el
sentim iento de em patía. A sí m ism o, se favorecerá la convivencia y
relación social.
El juego sim bólico aporta nuevas form as de expresión del afecto y
contribuye al desarrollo de la conciencia em ocional propia y ajena. Este
contexto es el m ás idóneo para que el niño exprese los sentim ientos,
em ociones, necesidades e inquietudes que guarda en su m undo interior.
A yuda a acceder a sentim ientos reprim idos y a afrontar m uchas de las
ansiedades y m iedos de la vida cotidiana. Es una fuente de descarga
em ocional. Los niños son capaces de adoptar un estado em ocional
diferente del de él, de asignar un rol ficticio a un personaje y de
com partir con otra persona este rol. Según H arris (1989), el juego
sim bólico ejerce un papel fundam ental en el desarrollo de la conciencia
em ocional. Los niños y niñas se tom an a sí m ism os com o punto de
referencia, y la capacidad de im aginación proyectiva les ayuda a ponerse
en ellugar delotro.
La principal estrategia reguladora en la infancia se encuentra en la
fam ilia, principalm ente en la m adre. El niño o niña busca consuelo y la
ayuda del adulto, necesita expresar sus sentim ientos y em ociones a los
dem ás.Elapoyo socialy fam iliar es la fuente reguladora de las em ociones

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 43

negativas. El niño necesita que lo abracen, lo escuchen y lo ayuden a


canalizar sus em ociones. Los adultos no pueden negar las em ociones de
los niños. Si los padres no autorizan la expresión de la cólera del niño, la
reprim irá con culpabilidad e inquietud, y el niño creerá que sus
em ociones am enazan la relación.
Por im itación, el niño aprenderá a expresar las em ociones que ha
visto expresar a los adultos, especialm ente a sus padres y a los niños que
viven a su alrededor. Los niños necesitan sentirse escuchados, que les
cuenten cosas, jueguen con ellos, que confíen en ellos y les m uestren
seguridad em ocional. La m ayor felicidad de cualquier persona es ser
capaz de querer y ser querido; tener la capacidad de recibir cariño y
expresarlo.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


LA PRÁCTICA DE
LA EDUCACIÓN
EMOCIONAL EN
LA EDUCACIÓN
INFANTIL 2
La educación em ocional debe ponerse en práctica tanto en la escuela
com o en la fam ilia. La responsabilidad educativa es com partida. Por ello
la escuela debe facilitar a las fam ilias que conozcan qué y cóm o se puede
trabajar la educación em ocional. A sí se facilita que las fam ilias la puedan
integrar en su roleducativo.
La educación em ocional parte de la necesidad de que el adulto,
referente y m odelo delniño,haya desarrollado com petencias em ocionales
para que el niño pueda im itarlas e integrarlas en sus esquem as de
desarrollo. Para ello, el adulto, m aestro o educador debe form arse en
com petencias em ocionales y debe favorecer con sus actitudes y
com portam ientos un clim a de seguridad, respeto y confianza ante los
niños que desea educar. T am bién se debe resaltar que el equilibrio
em ocional del adulto se transm ite y contagia en los niños a través de un
tono de voz suave, unos gestos alegres y sim páticos, unas caricias. El
adulto o educador debe:
- D ejar expresar sin prohibiciones las em ociones que sientan los
niños.
- A nim ar a que exprese sus em ociones y legitim arlas.
- C ontem plar el lenguaje em ocional a través del cuerpo y la
palabra.
- Perm itir que los niños se fam iliaricen con estrategias que
fom enten elbienestar.
- Perm itir que el niño se equivoque y aprenda a ser m ás
autónom o em ocionalm ente.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


46 La práctica de la educación emocional

- Preparar espacios para que el niño establezca relaciones sociales


sanas.
- Facilitar la participación y colaboración de las fam ilias en la
escuela.
- H acerle com prender que de la em oción no necesariam ente debe
derivarse un determ inado com portam iento, sino que las
em ociones se pueden regular. Por ejem plo, de la ira no debe
derivarse violencia.
Por ello el adulto es quien debe ayudar a que el aprendizaje del
niño tenga en cuenta la perspectiva del otro, ayudar a com prender sus
puntos de vista, sus sentim ientos y em ociones. Ello contribuirá en la
convivencia y a la relación con los dem ás.
U na form a de hacerlo es decirle:

 “¿C óm o te sentirías si te quitaran el juguete?” (identificar


em ociones).

 “Él se siente triste porque le has quitado el juguete” (reconocer


alotro).

 “N o puedes quitarle el juguete sin su perm iso” (norm as de


convivencia).
H ay que enseñar al niño a decir lo que quiere, lo que siente, lo que
le gusta, lo que le disgusta, a expresarse sin tener que gritar, insultar o
pegar. Él adulto será su m odelo, y tam bién debe llevar a cabo lo que
desea que aprenda el niño o niña, cóm o expresa sus em ociones, cóm o
resuelve los conflictos sin agresividad,cóm o se relaciona con los dem ás.
Los niños y niñas tienen derecho a sentir, a em ocionarse, y es
im portante que lo hagan regulando su expresión. Por ejem plo: “Si m e
enojo, no tengo derecho a pegarte”. Se puede expresar el enojo sin que
exista agresión. Por ello es bueno que el adulto perm ita (sin
prohibiciones) sentir la em oción positiva y negativa, adem ás de ayudar a
expresar su enojo de form a correcta. Por ejem plo: “N o m e gusta que m e
quites eljuguete,m e enojo”.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 47

Elestado de ánim o que tenga eladulto es clave en los m om entos de


llanto, enojos, o disputas. D ebe procurar que el niño se calle prim ero
para poder después ofrecerle estrategias adecuadas a fin de resolver la
situación, y que el propio niño las pueda llevar a cabo con el apoyo
em ocional del adulto. Por ejem plo: “Ya sé que te sientes triste porque
han roto tu dibujo, respira hondo y cuando estés un poco m ás tranquilo
vas a pensar cóm o decirle al niño qué ha hecho y cóm o te sientes. Se lo
vas a decir claram ente para que te entienda”.
Es im portante que al niño desde pequeño se le enseñe que la
educación em ocional tiene sentido desde el m om ento en que nacem os.
Las em ociones, com o ya hem os dicho en m ás de una ocasión nos
acom pañan diariam ente, form an parte de nosotros y deben educarse para
poder crecer, desarrollarse y convivir m ejor con uno m ism o y con los
dem ás.
U na buena form a de llevar a cabo la educación em ocional es
m ediante program as. U n program a es un plan de acción o actuación,
sistem ática y organizada al servicio de m etas educativas que se consideren
valiosas. Es una estrategia distinta de una intervención espontánea sin
perspectivas de continuidad. Las características esenciales de la
intervención por program as deberían incluir, com o m ínim o, objetivos,
contenidos, actividades y evaluación. Puede consultarse un program a de
educación em ocionalpara la educación infantilen López C assà (2003).
A continuación se presentan algunas actividades de educación
em ocional que pueden llevarse a la práctica con niños de 3 a 6 años para
favorecer eldesarrollo de las com petencias em ocionales.

2.1 C onciencia em ocional

Entendem os por conciencia em ocional, la capacidad para tom ar


conciencia de las propias em ociones y las de los dem ás. Para poder llegar
a ello,los niños y niñas tienen que aprender a identificar las em ociones,a
asignarles nom bres, a expresarse m ediante la com unicación verbal y no
verbal, y a reconocerlas en los dem ás de acuerdo con el significado que la
cultura popular atribuye a ciertas situaciones.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


48 La práctica de la educación emocional

A continuación, ofrecem os algunas actividades que favorecen el


desarrollo de la conciencia em ocional:

T ítulo de las actividades O bjetivos

1. M arionetas -Identificar diferentes em ociones com o la


alegría, la tristeza, el am or, el enojo y el
m iedo.
-A dquirir vocabulario em ocional.
-Expresar las propias sensaciones.

2. ¿C óm o te sientes? -Expresar con el cuerpo y habla nuestras


em ociones.
-R econocer las em ociones de los dem ás.

3. M i cuerpo -Im itar y reproducir diferentes


expresiones em ocionales.
-Expresar librem ente cóm o nos sentim os.
4. U n m undo de colores -O bservar diferentes obras pictóricas.
-Expresar cóm o nos sentim os a través del
lenguaje artístico.
-R espetar la variedad artístico-em ocional.
5. ¿Q uién dijo m iedo? -Fam iliarizarse con la em oción de m iedo.
-Expresar cuándo sentim os m iedo.
-Fam iliarizarse con la em oción de m iedo.
-Expresar cuándo sentim os m iedo.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 49

2.1.1 M arionetas

A través de diferentes m arionetas se presentarán las em ociones positivas y


negativas.
O bjetivos
- Identificar diferentes em ociones com o la alegría, la tristeza, el
am or,elenfado y elm iedo.
- A dquirir vocabulario em ocional.
- Expresar las propias sensaciones.
Procedim iento
En diferentes m om entos a lo largo del curso se presentarán a los niños y
niñas diferentes m arionetas que sim bolizan las diferentes em ociones por
trabajar. Los niños y niñas se sentarán en form a de círculo, juntam ente
con el m aestro o m aestra, y en el m edio del círculo se pondrá una cajita
llam ativa con una de las m arionetas. En cada ocasión tan solo se

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


50 La práctica de la educación emocional

presentará una m arioneta, el resto perm anecerán guardadas. Se le


preguntará al alum nado qué cree que hay dentro de la cajita, y se le
escuchará para conocer sus valores e intereses.
Poco a poco se irá abriendo la cajita con la ayuda de algún niño o
niña m ientras se canta una canción divertida. Se saca la m arioneta, y con
nuestra expresión gestualy corporalse da vida alpersonaje y a la em oción
que quiere m ostrar.Por ejem plo,un payaso que represente la em oción de
alegría, un pato que sim bolice la tristeza, un niño y una niña m arioneta
que sim bolicen la am istad, un dem onio bueno que sim bolice el enojo, y
un lobo que sim bolice elm iedo.
U na vez presentado, la m arioneta pregunta a los niños: “¿Q ué es?
¿C óm o se siente? ¿Por qué creen que siente así?”. Explicarem os alguna
situación que asocie la em oción del personaje con alguna vivencia
em ocional ajustada a la edad y a los conocim ientos de los niños y niñas.
Por ejem plo, el payaso se siente alegre porque le gusta hacer reír a los
dem ás. ¿O s gusta reír, a ver com o reím os? Es el m om ento para que los
niños y niñas, incluso el m aestro o la m aestra expliquen sus vivencias
em ocionales con la ayuda de la m arioneta en relación a la em oción que se
ha presentado.
R ecursos necesarios
M arionetas que sim bolicen diferentes em ociones: payaso-alegría, pato-
tristeza, niño y niña-am istad, dem onio bueno- enfado y lobo-m iedo.
C anción para cantar en elm om ento en que se abre la cajita.
D uración
Entre 10 o 20 m inutos, aproxim adam ente, en función de la edad de los
niños y niñas.
O bservaciones
Las m arionetas pueden com prarse o confeccionarse para la ocasión. Si no
es posible una m arioneta pueden utilizarse m uñecos de ropa o de papel
que representen a cada personaje-em oción. Se expondrán en un lugar
para que los niños y niñas jueguen con ellas y se fam iliaricen con los
personajes-em ociones. Se puede perm itir que los niños se lleven alguna
m arioneta a casa para que la puedan conocer las fam ilias.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 51

2.1.2 ¿C óm o te sientes?

D urante el día vivim os y expresam os em ociones diferentes. Se dedicará


un espacio diario para facilitar su descubrim iento.
O bjetivos
- Expresar con elcuerpo y habla nuestras em ociones.
- R econocer las em ociones de los dem ás.
Procedim iento
C ada día, com o ritual de bienvenida, los niños y niñas se sentarán en
form a de círculo y después de cantar la canción de B uenos D ías,
acom pañarem os el ritual con la pregunta: “¿B uenos días, cóm o te sientes
(nom bre de la persona)?”.M ientras se pregunta y se van dando palm adas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


52 La práctica de la educación emocional

Para la realización de la actividad, se utilizará un objeto que


sim bolizará nuestro turno de palabra, éste puede ser un m uñeco que
puede ser la m ascota de la clase,una pelota,un som brero.
En prim er lugar, será el m aestro o m aestro quien contestará a la
pregunta para facilitar la participación e interés del grupo.
Posteriorm ente, y siguiendo un orden, se preguntará con la ayuda de
todo el grupo cóm o se siente cada niño o niña. Y si no contesta, será el
adulto quién ayudará a poner nom bre a su expresión o bien pedirá a los
dem ás niños que la pongan: “¿C óm o se siente Juan?”. Incluso podem os
preguntarles sinos quieren decir elporqué se sienten así.
R ecursos necesarios
U n objeto que nos sirva para facilitar este ritual, puede ser un m uñeco,
una m arioneta,un som brero.
D uración
D e 10 a 20 m inutos aproxim adam ente,depende de la edad de los niños.
O bservaciones
Se puede utilizar cualquier objeto que sea significativo y fam iliar para el
grupo.
En el m om ento en que se pregunta: “¿C óm o te sientes?”, se
utilizará una tonalidad m usical.
Los niños y niñas, aunque no nos digan cóm o se sienten
verbalm ente,síque lo dicen con su cuerpo.Por ejem plo,sino nos m iran,
se agachan o esconden la cabeza quiere decir que sienten vergüenza, por
lo que es una em oción que se aceptará com o una m ás por trabajar y por
expresar a fin de que sea respetada por uno m ism o y por los dem ás.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 53

2.1.3 M icuerpo

El cuerpo transm ite, expresa y siente, es canal de com unicación y de


relación con uno m ism o y con los dem ás.A dem ás,es im prescindible para
favorecer elautoconocim iento de uno m ism o y de los otros.
O bjetivos
- Im itar y reproducir diferentes expresiones em ocionales.
- Expresar librem ente cóm o nos sentim os.
Procedim iento
Para realizar esta actividad se necesita un espacio indicado para favorecer
la expresión del cuerpo con m ovim iento o sin él. Para ello, es m ejor que
no haya m obiliario que entorpezca la sesión.
Se m ostrará a los niños y niñas diferentes im ágenes y dibujos en los
que tendrán que im itar las em ociones que expresan cada uno de los

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


54 La práctica de la educación emocional

personajes. Estos personajes pueden ser anim ales, personas, personajes de


cuentos.
Por ejem plo, se ve una im agen de un león que m uestra sus dientes
y garra, que puede sim bolizar la em oción de enfado. Los niños pueden
representar esta em oción ejerciendo de leones feroces. Para hacer
divertida la sesión,los niños y niñas pueden m aquillarse.
R ecursos necesarios
- Im ágenes o dibujos de diferentes expresiones em ocionales com o
el am or, la alegría, la satisfacción, el m iedo, la tristeza, la
vergüenza,elenfado y elasco.
- U n gim nasio o una sala sin m obiliario para que los niños
puedan expresar librem ente cóm o se sienten
- U n espejo para que puedan ver su cuerpo.
- Sise quiere pueden utilizarse barras de m aquillaje.
D uración
D e 20 a 30 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Esta actividad perm ite a los niños y niñas disfrutar de su cuerpo y
expresar librem ente sus em ociones. El m aestro observará cóm o el niño se
expresa y qué dificultades m uestra o tiene. El m aestro no participará, tan
sólo guiará la actividad respetando la diversidad de form as com unicativas
y de relación. Sería interesante que se recogieran fotografías de la sesión
para que puedan exponerse en la clase.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 55

2.1.4 U n m undo de colores

Los colores despiertan em ociones y sentim ientos,los colores dan vida a lo


que vivim os y sentim os, es un buen recurso para ayudar al despertar
em ocional.
O bjetivos
- O bservar diferentes obras pictóricas.
- Expresar cóm o nos sentim os a través dellenguaje artístico.
- R espetar la variedad artístico-em ocional.
Procedim iento
Esa actividad consta de dos partes. U na de ellas presentará dos obras
pintadas por dos artistas,y la segunda parte es donde los niños crearán su
obra em ocional.Para la prim era parte,se buscarán dos obras pictóricas de
diferentes artistas en la que utilicen los colores, no sirven las obras en

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


56 La práctica de la educación emocional

blanco y negro. Pueden ser artistas conocidos del país u otros que
considerem os relevantes.
Se m ostrarán las dos obras y les preguntarem os qué colores
conocen, si les gustan, cóm o creen que se debe sentir el artista utilizando
estos colores.
Para la segunda parte, les darem os el m aterial indicado para que
puedan realizar su obra artística, y una vez realizada nos cuenten cóm o se
sienten, incluso si se m uestran todas ellas, cóm o creen que debe de
sentirse elartista o las artistas.
R ecursos necesarios
- En soporte papel,dos obras pictóricas donde existan variedad de
colores.
- M aterial para que puedan realizar la expresión artístico-
em ocional: paleta con variedad de colores, pinceles, papel o
cartulina y pequeño recipiente con agua.
D uración
D e 10 a 20 m inutos cada una de las partes de la actividad.
O bservaciones
Sielgrupo es de m ás de quince niños m ejor que se realicen dos grupos de
trabajo o bien contando en la clase con la ayuda de otra persona.
Las obras se expondrán en la clase y se hablará de cada una de ellas
de form a personalizada y grupal.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 57

2.1.5 ¿Q uién dijo m iedo?

El m iedo es una em oción necesaria para tom ar conciencia de los peligros


y los m alestares que nos envuelven. H ablar de ello es necesario para
considerarlo com o una em oción que debem os respetar.
O bjetivos
- Fam iliarizarse con la em oción de m iedo.
- Expresar cuándo sentim os m iedo.
Procedim iento
Presentarem os diferentes objetos que pueden o no evocar cierto m iedo:
una bruja,un m onstruo, una araña,un fantasm a.Para ello todo elgrupo
se sentará form ando un círculo.
Se hablará de cada uno de los objetos y se preguntará cóm o nos
sentim os ante el objeto: “¿T e dan m iedo las brujas?”. A unque la

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


58 La práctica de la educación emocional

tendencia sea que digan que no,se recalcará que todos tenem os m iedo de
alguna cosa y que no pasa nada silo confesam os.
R ecolectarem os las aportaciones del grupo por escrito y los
invitarem os para que hagan un dibujo y así confeccionar El libro del
m iedo.
Pueden traer de casa objetos que les den m iedo y así poder conocer
las vivencias em ocionales de todo elgrupo.
Este libro viajará a casa de cada uno de los niños y niñas, y las
fam ilias podrán leerlo y anotar sus propios m iedos para que en un nuevo
encuentro en la escuela se pueda leer ante elgrupo.
R ecursos necesarios
- Papely colores para confeccionar Ellibro delm iedo.
- O bjetos que nos puedan provocar m iedo.
D uración
D e 20 a 30 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es interesante confeccionar Ellibro delm iedo,y exponerlo en elrincón de
la biblioteca com o un libro m ás que puede leerse y consultarse.
T ratar el m iedo con norm alidad facilitará que el grupo exprese esta
em oción sin prohibición.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 59

2.2 R egulación em ocional

Entendem os por regulación em ocional a la capacidad para gestionar las


em ociones propias y las de los dem ás de form a apropiada. Es necesario
conocer estrategias y técnicas que nos perm itan sentirnos m ejor, cuando
nos enojam os no tenem os derecho a pegar o insultar,sino a expresar a los
dem ás cóm o nos sentim os para que así nos com prendan y respeten. Los
niños y niñas tienen que aprender que: relajarse, calm arse, hablar, reírse
de uno m ism o y disfrutar de lo que se hace, entre otros ejem plos, es
im portante para canalizar o gestionar las em ociones que especialm ente
nos generan m alestar.
A continuación, ofrecem os algunas actividades que favorecen el
desarrollo de la regulación em ocional:
T ítulo de las actividades O bjetivos
1. A cariciarse -Im itar y reproducir el bienestar m ediante el
m asaje corporal.
-Potenciar elconocim iento de uno m ism o.
-Expresar cóm o nos sentim os.
2. ¡A bailar! -Expresar librem ente el cuerpo m ediante la
m úsica.
-Fom entar la alegría y el bienestar consigo
m ism o y con los dem ás.
3. M e m uero de risa -Fom entar la risa para generar em ociones
positivas.
-C ontribuir a la liberación de tensiones y
em ociones negativas.
-Establecer vínculos em ocionales positivos
con uno m ism o y los dem ás.
4. Las cosquillas -R ealizarse cosquillas para fom entar el
bienestar.
-Identificar en qué partes del cuerpo nos
gustan m ás o m enos las cosquillas.
-Expresar cóm o nos sentim os.
5. M asajes -D isfrutar del m asaje individual y
com partido.
-Expresar cóm o nos sentim os.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


60 La práctica de la educación emocional

2.2.1 A cariciarse

T ocarse, m im arse, abrazarse… facilita el bienestar y fortalece el


conocim iento de uno m ism o y la seguridad em ocional.
O bjetivos
- Im itar y reproducir elbienestar m ediante elm asaje corporal.
- Potenciar elconocim iento de uno m ism o.
- Expresar cóm o nos sentim os.
Procedim iento
Los niños y niñas se sentarán form ando un círculo. C ada niño o niña
podrá observar a su m aestra o m aestro qué parte del cuerpo se acaricia y
m asajea con diferentes m ateriales.
Partes del cuerpo: palm a de las m anos, pies, piernas, vientre,
m ofletes,cuello,nariz…
Para fom entar la diversión y la participación, el adulto pondrá
crem a corporal a los niños para que se m asajeen la parte del cuerpo.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 61

A dem ás de hacerlo con crem a, se puede hacer con toallitas, plum as,
pañuelos, pelotas pequeñas, o algodones. D urante el m asaje se puede
escuchar m úsica relajante, y cuando ésta se acabe, cada uno se puede
abrazar a sím ism o m ientras se dice:“¡Q ué bien m e siento!”
R ecursos necesarios
- M úsica relajante.
- O bjetos:plum as,algodones,pañuelos,toallitas,crem a corporal.

D uración
10 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Si existe alguna parte del cuerpo con alguna lesión o que el niño o niña
no desee acariciarse se respetará.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


62 La práctica de la educación emocional

2.2.2 ¡A bailar!

La m úsica alegre nos despierta las em ociones: bailar y cantar son dos
buenas form as de fom entar el bienestar, dos grandes liberadores
em ocionales.
O bjetivos
- Expresar librem ente elcuerpo m ediante la m úsica.
- Fom entar la alegría y el bienestar consigo m ism o y con los
dem ás.
Procedim iento
Elm aestro o m aestro pondrá una m úsica divertida y alegre con la que los
niños y niñas pueden bailar librem ente, utilizando el cuerpo e incluso la
voz.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 63

Pueden bailar acom pañados o solos.Elm aestro tam bién participará


y bailará con ellos.
R ecursos necesarios
M úsica alegre y divertida.
D uración
10 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
El m aestro intentará fom entar al m áxim o la participación de los niños y
niñas para que realicen la actividad.

Recuperado por:
Roberto C. Ramos C.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


64 La práctica de la educación emocional

2.2.3 M e m uero de risa

R eír facilita la liberación de las em ociones contenidas y las tensiones,


adem ás de generar em ociones positivas.
O bjetivos
- Fom entar la risa para generar em ociones positivas.
- C ontribuir en la liberación de tensiones y em ociones negativas.
- Establecer vínculos em ocionales positivos con uno m ism o y con
los dem ás.
Procedim iento
Elm aestro dejará un baúllleno de ropa,m áscaras,som breros,m aquillaje,
pelucas, y pondrá m úsica divertida y anim ada. T odos y todas se vestirán
con la intención de pasarlo m uy bien,a la vez que reproducirem os con el

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 65

cuerpo m ovim ientos divertidos para anim arnos y anim ar a los dem ás. La
risa y la diversión serán bienvenidas.
El m aestro se interesará por saber cóm o se han sentido y si les ha
gustado la actividad.
R ecursos necesarios
- Sábanas, som breros, pelucas, narices de payaso, m áscaras
divertidas.
- Espejo grande para m irarse.
D uración
20 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
El m aestro o la m aestra participará disfrazándose y divirtiendo a los
dem ás.
R espetará a los niños y niñas que no quieran disfrazarse, y
fom entará la participación para que todos hablen sobre cóm o se han
sentido.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


66 La práctica de la educación emocional

2.2.4 Las cosquillas

Las cosquillas pueden ser o no ser fuente de placer. H ay cosquillas que se


toleran y otras que pueden producir bienestar. Estas últim as son las
m ejores.
O bjetivos
- R ealizarse cosquillas para sentir bienestar.
- Identificar en qué partes de cuerpo gustan m ás o m enos las
cosquillas.
- Expresar cóm o nos sentim os.
Procedim iento
El m aestro o la m aestra se sentará con los niños y niñas form ando un
círculo. T odos sentados y descalzos probarán si gustan o las cosquillas.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 67

Para ello, se utilizarán las plum as, y posteriorm ente las m anos y los
dedos.
C ada uno librem ente probará hacerse cosquillas con las plum as en
los pies,después lo harán con sus m anos y dedos.
O tras partes del cuerpo involucradas serán: el cuello, la palm a de
las m anos,las orejas,la barriga.
Prim ero se lo realizan ellos m ism os, y después se puede hacer en
parejas.
A lfinalizar,se preguntará cóm o se han sentido y siles ha gustado.
R ecursos necesarios
- Plum as.
- M anos y dedos.
D uración
D e 10 a 20 m inutos.
O bservaciones
El m aestro participará con ellos realizándose tam bién cosquillas. Es
interesante que vaya m irando a los niños y respete a aquellos que no
quieran realizarse cosquillas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


68 La práctica de la educación emocional

2.2.5 M asajes

El contacto corporal favorece la regulación em ocional de los niños y


niñas, adem ás de fortalecer los vínculos afectivos y de relación con el
adulto y con los dem ás niños y niñas.
O bjetivos
Experim entar elm asaje individualy com partido.
Expresar cóm o nos sentim os.
Procedim iento
El m aestro y m aestro les dará un m uñeco a cada niño y niña para que
conozcan algunos m asajes que después se pueden realizar, y
posteriorm ente hacerlo por parejas.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 69

Se harán suaves m asajes en la cabeza, en la cara, en los brazos,


m anos y dedos, en la barriga hasta llegar a los pies, y después se hará el
m ism o recorrido, pero em pezando por los pies y finalizando por la
cabeza.En la espalda,tam bién se hará con la ayuda de los com pañeros.
C uando se acabe elm asaje,todos juntos dirán en voz alta y alzando
los brazos: “¡qué bien que m e siento!”. Posteriorm ente preguntarem os
cóm o se han sentido.
R ecursos necesarios
- M uñecos o peluches para practicar elm asaje.
- M úsica de acuerdo con eltipo de m asaje que van a hacer.
D uración
10 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es recom endable el m asaje para facilitar la calm a y el bienestar en el
grupo. Por eso, es interesante aplicar un m asaje diariam ente. A fin de
despertar el interés en los niños, podem os decir que nuestras m anos y
dedos son horm iguitas que recorrem os el cuerpo, u otro anim al que les
guste.
Pueden practicarse diferentes tipos de m asaje, con una parte del
cuerpo y con diferentes objetos com o la crem a corporal, las pelotas
blandas,etcétera.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


70 La práctica de la educación emocional

2.3 A utonom ía em ocional

Entendem os por autonom ía em ocional a la capacidad de conocerse uno


m ism o, valorar las propias capacidades y lim itaciones, tener identidad
personal y social, buscar ayuda cuando uno la necesite, o bien capacidad
de afrontar situaciones adversas. A bre el cam ino a la em patía y al
desarrollo de las com petencias sociales.
Incluye todo lo que tiene que ver con la autoestim a, la
autoconfianza, la autom otivación, la autoeficacia em ocional y la actitud
positiva ante la vida. Los niños y niñas tienen que aprender a conocerse
com o personas con la ayuda de los dem ás: quiénes son, qué saben hacer,
sise quieren ellos m ism os,sirespetan a los dem ás.
A continuación, ofrecem os algunas actividades que favorecen el
desarrollo de la autonom ía em ocional:
T ítulo de las actividades O bjetivos
1. Espejito, espejito… -Identificarse uno m ism o con la ayuda de un
espejo.
-Expresar quiénes som os con la ayuda del
m aestro.
-Identificar a los dem ás.
2. ¿Q uién soy yo? -Identificar la propia historia personal con la
ayuda de los dem ás.
-V alorar positivam ente la identidad del niño
o niña.
3. C rear con las m anos -Fom entar la creatividad y la expresión libre
de uno m ism o.
-Expresar plásticam ente nuestras capacidades.
4. M i m úsica -M ostrar las capacidades com unicativas y
lingüísticas a través de la m úsica.
-Potenciar la seguridad em ocional ante
situaciones sociales.
5. H abía una vez… -Inventar una historieta en la que elpersonaje
principales elpropio niño o niña.
-Expresar las cualidades delpersonaje.
-R epresentar la historieta con la ayuda de los
dem ás.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 71

2.3.1 Espejito,espejito…

El espejo refleja quienes som os, cóm o som os y qué tenem os. M irarse y
contem plarse en el espejo nos proyecta nuestra presencia y nuestra
identidad personaly social.
O bjetivos
- Identificarse uno m ism o con la ayuda de un espejo.
- Expresar quiénes som os con la ayuda delm aestro.
- Identificar a los dem ás.
Procedim iento
El m aestro o m aestra traerá una cajita y la m ostrará cerrada a todos los
niños y niñas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


72 La práctica de la educación emocional

Les preguntará uno por uno, qué creen que hay dentro de la cajita,
y les com entará que lo que hay adentro es m uy im portante y valioso.
U no por uno irá abriendo la cajita y cuando todos la hayan abierto,
se preguntará qué es aquello tan valioso e im portante.
El m aestro podrá reconducir el discurso del niño diciéndole: “¿H as
visto a alguien? ¿H ay alguna persona?”.
C uando se identifiquen, se les dirá que hablen un poco de ellos,
cóm o se llam an,cóm o se llam a su fam ilia,dónde viven.
Elm aestro tam bién participa.
Posteriorm ente pueden hacer un dibujo de ellos m ism os.
R ecursos necesarios
- C ajita atractiva con un espejito.
- Lápiz y papel.
D uración
30 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es interesante conocer qué cosas dicen los niños y niñas que son valiosas
e im portantes para ellos,antes de que se abra la cajita.
Es una actividad en la que la fam ilia tam bién puede colaborar
escribiendo aspectos positivos de su hijo para que puedan ser leídos y
com partidos por elgrupo.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 73

2.3.2 ¿Q uién soy yo?

C on la ayuda de la fam ilia, los m aestros y sus iguales, el niño o niña


puede conocer y construir su identidad y su historia personal.
O bjetivos
- Identificar la propia historia personalcon la ayuda de los dem ás.
- V alorar positivam ente la identidad delniño o niña.
Procedim iento
El m aestro o m aestro m ostrará la fotografía de un niño o niña de la clase
y preguntará quién es. Esta fotografía se pegará en un papel y se la
darem os al niño o niña para que pueda llevársela a casa, y su fam ilia
escriba cosas que ayuden a conocer su historia (cuando nació, donde
duerm e,sus juguetes favoritos,sus canciones preferidas).

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


74 La práctica de la educación emocional

Posteriorm ente, volverá con la hoja com pletada a la escuela para


que elm aestro o m aestra la lea y le añada cosas que tengan que ver con su
historia escolar y con las relaciones con sus iguales. Los dem ás niños y
niñas le pueden añadir algún aspecto positivo de su com pañero de clase.
R ecursos necesarios
- Fotografía o nom bre de cada uno de los niños y niñas de la
clase.
- Papely lápiz.
D uración
20 m inutos por persona aproxim adam ente.
O bservaciones
En lugar de la fotografía se puede hacer con elnom bre delniño o niña.
Si los niños no saben escribir, el m aestro puede realizar el escrito y
los niños lo expresarán verbalm ente. Es im portante que la fam ilia
colabore en la tarea. Esta actividad se hará en diferentes m om entos del
curso,asítodos los niños y niñas tendrán su protagonism o.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 75

2.3.3 C rear con las m anos

Sentir y vivir lo que podem os expresar artísticam ente nos hace ser únicos
y especiales. C ada persona lleva consigo m ism o la faceta de un artista, y
com partir estos m om entos nos cultiva la autoestim a.
O bjetivos
- Fom entar la creatividad y la expresión libre de uno m ism o.
- Expresar plásticam ente nuestras capacidades.
Procedim iento
El m aestro o m aestra m ostrará diferente m aterial de reciclaje que
dispersará por la clase. C ada niño o niña puede ir a tocarlo, explorarlo y
descubrir sus posibilidades artísticas.
En una m esa, se dejará el m aterial com plem entario para que
puedan confeccionar sus creaciones artísticas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


76 La práctica de la educación emocional

R ecursos necesarios
- Papeles y objetos de reciclaje.
- Pegam ento.
- C intas adhesivas.
- C olores.
- T ijeras.
D uración
D e 30 a 40 m inutos.
O bservaciones
Esta actividad se puede realizar tam bién con arcilla, con cajas de cartones
grandes y pequeñas,con plastilina.
Se expondrán cada una de las creaciones, y el artista explicará qué
es y cóm o se ha sentido a lo largo de su creación.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 77

2.3.4 M im úsica

La m úsica puede ser un buen aliciente para que los niños y niñas pongan
en m archa sus habilidades com unicativas y lingüísticas para fortalecer su
autoconcepto y autoestim a.
O bjetivos
- M ostrar las capacidades com unicativas y lingüísticas a través de
la m úsica.
- Potenciar la seguridad em ocionalante situaciones sociales.
Procedim iento
El m aestro o m aestra m ostrará un m icrófono donde los niños y niñas se
presentarán y cantarán una canción, que los dem ás repetirán. Se puede
poner m úsica para que facilite la participación de los niños y niñas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


78 La práctica de la educación emocional

El m aestro puede ser el prim ero en llevar a cabo la experiencia a


im itar y desarrollar.
R ecursos necesarios
- U n m icrófono.
- M úsica alegre.
D uración
20 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es interesante prestar atención a la voz de uno m ism o y a la de los dem ás.
En la actividad, verem os qué niños m uestran m iedos, inseguridades,
vergüenza asícom o a los m ás seguros y atrevidos.
Los niños y niñas pueden elaborar sus instrum entos m usicales o
bien utilizar algunos de ellos para acom pañar a las canciones.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 79

2.3.5 H abía una vez…

A los niños y niñas les gustan los cuentos y las historias donde aparecen
personajes y aventuras que se asem ejan a sus realidades, m iedos,
preocupaciones y alegrías.
O bjetivos
- Inventar una historieta en la que el personaje principal es el
propio niño o niña.
- Expresar las cualidades delpersonaje.
- R epresentar la historieta con la ayuda de los dem ás.
Procedim iento
El m aestro o m aestra les hará una presentación de la actividad que
realizarán a lo largo de unos días, y en la que cada niño o niña tendrá la
ocasión de realizarla com o personaje principal. Les com entará que

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


80 La práctica de la educación emocional

elaborarán un cuento o historieta entre todos, y que el principal


protagonista será un niño o niña de la clase.La historieta em pieza “H abía
una vez un niño o niña que se llam aba… Era un niño o niña
(cualidades)”.
Y preguntará cóm o les gustaría que continuara la historia con la
ayuda y la confirm ación del personaje protagonista. El m aestro guiará en
todo m om ento la actividad realizando preguntas algrupo:“¿Q uién puede
salir en esta historia? ¿Q ué personajes de cuentos?”.
Finalm ente, una vez escrita la historia donde los niños pueden
realizar los dibujos y los textos para tener la versión en libro,
representarán la historieta con elactor principaly los actores secundarios.
R ecursos necesarios
- Papel,lápiz y colores para confeccionar ellibro de la historia.
- R opas, m aquillaje y otros objetos para poder representar la
historia.
D uración
D e 30 a 40 m inutos,intercalando las diferentes partes de la actividad.
O bservaciones
C ada niño o niña tendrá su propio libro de la historia, que ha elaborado
conjuntam ente con elgrupo,y en elcual,éles elprincipalprotagonista.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 81

2.4 C om petencia social

Entendem os por com petencia social al conjunto de habilidades, form as


de actuar que favorecen las relaciones entre las personas. C om unicarse y
relacionarse con los dem ás con un estilo asertivo supone expresar los
propios sentim ientos y em ociones, ideas y derechos así com o respetar los
sentim ientos y em ociones, ideas y derechos de los dem ás, aunque no
estem os de acuerdo. Los niños y niñas aprenden a relacionarse y
com unicarse asertivam ente si los dem ás, su entorno, les m uestra un buen
ejem plo de ello. Por ejem plo escuchar a los dem ás, respetar el turno de
palabra,no gritar por ejem plo. T am bién desarrollarán la em patía si desde
bien pequeños se les hace com prender que los dem ás tam bién tienen
sentim ientos y em ociones com o él. A prender a resolver los problem as y
conflictos positivam ente supone tener destrezas y habilidades
com unicativas y relacionales positivas tales com o el diálogo, la
cooperación,la asertividad.
A lgunas actividades que favorecen el desarrollo de la com petencia
socialson:

T ítulo de las actividades O bjetivos


1. ¡Sorpresa! - Establecer vínculos sociales con los dem ás.
- Fom entar la com unicación verbal y no
verbal.
2. ¿H ola, quién es? - Favorecer la com unicación verbal y no
verbal.
- Experim entar estrategias de relación y de
proxim idad con los dem ás.
3. Para él, para m í - Favorecer estrategias de relación social.
- Fom entar elcom partir con los dem ás.
4. El oso am oroso - Fom entar elafecto con los dem ás.
- Establecer cercanía y proxim idad con las
personas.
5. ¿H acem os teatro? - Interpretar diferentes situaciones de la vida
cotidiana o historietas.
- R econocer cóm o se sienten los personajes.
- C om unicar verbaly corporalm ente.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


82 La práctica de la educación emocional

2.4.1 ¡Sorpresa!

A los niños y niñas les gusta atraer la atención de los dem ás, buscan a los
dem ás para establecer vínculos de afecto y de relación, para conocerse
m ás a ellos m ism os y para despertar elreconocim iento y la em patía en los
dem ás.
O bjetivos
- Establecer vínculos sociales con los dem ás.
- Fom entar la com unicación verbaly no verbal.
Procedim iento
El m aestro o m aestra preparará un rincón de la clase con ropas que
harán de cortinas para que los niños y niñas puedan esconderse, atraer a
sus com pañeros. C ada niño o niña de form a individual se pondrá detrás
de la cortinas e irá saliendo para dejarse ver m ientras dice: “¡Sorpresa!”, y
los dem ás niños y niñas lo aplauden. Se volverá a esconder en las
cortinas, y cuando vuelvan a salir los niños y niñas le preguntarán o

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 83

pedirán que haga cosas para ellos. D e esta form a, lo irá haciendo el resto
delgrupo.
Posteriorm ente este rincón perm anecerá en la clase para que los
niños y niñas jueguen librem ente y pongan en práctica sus habilidades
para atraer la atención de los dem ás.
R ecursos necesarios
- R opas grandes para que sean cortinas.
- V estuario para que los niños librem ente se vistan com o quieran.
D uración
30 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es una actividad que,aunque sea un juego,puede favorecer la interacción
social.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


84 La práctica de la educación emocional

2.4.2 H ola,¿quién es?

Sim ular que hablam os por teléfono con alguien y establecem os una
conversación nos prepara para poder desarrollar habilidades sociales
positivas y útiles para un futuro.
O bjetivos
- Favorecer la com unicación verbaly no verbal.
- Experim entar estrategias de relación y de proxim idad con los
dem ás.
Procedim iento
El m aestro o m aestro les m ostrará dos teléfonos (pueden ser de juguete),
y les preguntará si saben para qué sirven. Les m ostrará cóm o pueden
utilizarlo con un ejem plo.Llam ará a un niño o niña,éste atenderá elotro
teléfono y seguirán diferentes rituales: ritual de bienvenida (B uenos días;
hola; quién eres; cóm o estás); ritual de conversación (¿T e gustaría… ?; m e

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 85

han dicho… ; ¿quieres… ?); ritual de despedida (gracias por tu llam ada;
un beso;hasta luego).
El m aestro o m aestra invitará a que algún niño o niña realice la
actividad,y asíhasta que lo haga todo elgrupo.Los niños pueden elegir a
sus parejas de conversación, y el adulto les ayudará en todo lo que
necesiten.
R ecursos necesarios
U n par de teléfonos.
D uración
20 m inutos aproxim adam ente.

O bservaciones
Esta actividad puede llevarse a cabo tantas veces com o se desee. Lo
im portante es que todos la realicen. Los teléfonos pueden dejarse en un
lugar de la clase para que los niños jueguen librem ente y com prueben sus
habilidades sociales.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


86 La práctica de la educación emocional

2.4.3 Para él,para m í

C om partir y tener presente al otro es un aspecto esencial para poder


establecer relaciones sociales sanas y positivas.
O bjetivos
- Favorecer estrategias de relación social.
- Fom entar elcom partir con los dem ás.
Procedim iento
Elm aestro o m aestra regalará sim bólicam ente un paquete de galletas a un
niño o niña de la clase, y éste tendrá que poner en práctica su habilidad
para com partir sus galletas con los dem ás. El m aestro observará si ha
tenido en cuenta a todos los niños y niñas de la clase, si prim ero se ha
servido él, si ha dado una galleta a todos o bien un trozo, si los dem ás le
dan las gracias.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 87

U na vez repartidas las galletas hablarem os de cóm o se siente elniño


y los dem ás ante la situación vivida.
R ecursos necesarios
U n paquete de galletas o cualquier cosa para com er y com partir.
D uración
10 m inutos aproxim adam ente.
O bservaciones
Es una actividad en la que perm ite recuperar las form as de
agradecim iento, am abilidad, cercanía y presencia de los niños y niñas.
A spectos esenciales para fom entar unas buenas habilidades sociales.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


88 La práctica de la educación emocional

2.4.4 Eloso am oroso

A todos y a todos nos gustan que nos m im en, nos acaricien, nos
quieran… En esta actividad nos vam os a convertir en unos osos m uy
am orosos.
O bjetivos
- Fom entar elafecto con los dem ás.
- Establecer cercanía y proxim idad con las personas.
Procedim iento
El m aestro o m aestra les dirá que hoy se van a convertir en osos
am orosos. Los invitará para que com enten qué cosas pueden hacer los
osos am orosos, y para qué posteriorm ente lo lleven a cabo con sus
com pañeros.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 89

Para poder interpretar el personaje de osos am oroso se pueden


confeccionar unas orejas de oso y un corazón grande que se puede colgar
en nuestro pecho.
El m aestro puede hacer un listado de las cosas que dicen los niños,
incluso élpuede hacer aportes. Por ejem plo: a los osos am orosos les gusta
abrazarse.
Esta actividad se puede acom pañar con m úsica.
R ecursos necesarios
- C artulina para confeccionar las orejas de oso y un corazón
grande.
- U na cartulina para escribir el listado de cosas que pueden hacer
los osos am orosos.
- M úsica alegre.
D uración
D e 20 a 30 m inutos.
O bservaciones
Es interesante recordar este listado de aspectos para otras ocasiones en las
que los niños tengan que establecer cercanía con los dem ás.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


90 La práctica de la educación emocional

2.4.5 ¿H acem os teatro?

D esde m uy pequeños a los niños les gusta jugar a ser un personaje de


cuento, un personaje de ficción o de la vida real. Interpretar a un
personaje de una historia de un cuento supone transm itir a los dem ás con
elcuerpo y con elhabla todo lo que esto conlleva.
O bjetivos
- Interpretar diferentes situaciones de la vida cotidiana o
historietas.
- R econocer cóm o se sienten los personajes.
- C om unicar verbaly corporalm ente.
Procedim iento
El m aestro o m aestro sim bolizará el escenario con una alfom bra. Pedirá
algunos niños voluntarios para que interpreten alguna historia de algún

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 91

cuento que ellos conozcan. El requisito es expresarse con el cuerpo y el


habla. El m aestro será quien guiará cóm o pueden hacerlo para que lo
realicen ellos m ism os.
Se pueden representar tantas historietas com o ellos quieran, dando
la oportunidad para que el resto de niños y niñas tam bién vayan
participando.
R ecursos necesarios
- V estuario, disfraces, m aquillaje y objetos necesarios según la
historia por representar
- U n pequeño escenario que puede sim bolizarse con una
alfom bra.
D uración
D e 20 a 30 m inutos.
O bservaciones
Esta actividad puede realizarse cuando se ha contado algún cuento y
representar la historia m ediante el teatro, haciendo participar a los niños
y niñas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


92 La práctica de la educación emocional

2.5 C om petencias para la vida y elbienestar

Entendem os por com petencias para la vida y el bienestar al desarrollo de


com petencias para afrontar con m ayor satisfacción los desafíos diarios de
la vida.Ello supone adquirir recursos para la vida diaria,organizar la vida
de una form a saludable para prom over el bienestar. Los niños y niñas
necesitan disfrutar de sus experiencias diarias, necesitan experim entar,
descubrir,explorar todo lo que les rodea.Estar junto a la fam ilia,am igos,
com pañeros les facilita aprender de la vida y de relacionarse con el
m undo.
A lgunas actividades que favorecen el desarrollo de las com petencias
para la vida y elbienestar son:

T ítulo de las actividades O bjetivos


1. M is seres queridos - D ar a conocer quiénes son nuestros seres
queridos.
- Expresar las em ociones y sentim ientos que
nos generan los seres queridos.
2. M i hogar - Expresar cóm o es nuestro hogar y cóm o nos
hace sentir.
-C om partir vivencias y experiencias
em ocionales de nuestro entorno.
3. M i escuela - Identificar qué nos ofrece la escuela y cóm o
nos hace sentir.
-C om partir nuestras experiencias
em ocionales.
4. M is juguetes - Identificar qué juguetes nos gustan y por
qué.
- C om partir alguno de sus juguetes favoritos
con los dem ás.
5. M i vida - C onocer nuestra historia personal y social
con la ayuda de los dem ás.
- C onfeccionar un cuaderno de vida con
nuestros recuerdos,experiencias y vivencias.
- Expresar cóm o nos sentim os.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 93

2.5.1 M is seres queridos

T oda persona genera vínculos afectivos y em ocionales con personas y


anim ales. Los niños y niñas tam bién tienen sus seres queridos, basta con
saber quiénes son para conocer un poco m ás su entorno y sus
sentim ientos.
O bjetivos
- D ar a conocer quiénes son nuestros seres queridos.
- Expresar las em ociones y sentim ientos que nos generan los seres
queridos.
Procedim iento
Elm aestro o m aestra a través de una pequeña historia que puede inventar
el m aestro sobre un personaje, por ejem plo: “Pablo les cuenta quiénes
son los seres queridos de este personaje com o su fam ilia, su perro, su pez
y sus vecinos”.
A raíz de la historia el m aestro les hará algunas preguntas com o:
¿Q ué quiere decir ser querido? ¿Q uiénes son sus seres queridos?
Se dará lugar para que cada niño y niña cuente quiénes son sus
seres queridos,y les diga algún m ensaje bonito.
Posteriorm ente, harán el dibujo para sus seres queridos con el
m ensaje.Elm aestro les puede ayudar a escribir elm ensaje escrito.
R ecursos necesarios
Papeles y colores.
D uración
D e 20 a 30 m inutos.Puede durar m ás de una sesión de trabajo.
O bservaciones
Los dibujos serán expuestos durante unos días en la clase y luego se los
llevarán para regalarlos a sus seres queridos.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


94 La práctica de la educación emocional

2.5.2 M ihogar

T oda persona se siente identificada en un espacio lleno de vínculos


afectivos y em ocionales, recuerdos, vivencias y experiencias que nos
llenan y nos enseñan.
O bjetivos
- Expresar cóm o es nuestro hogar y cóm o nos hace sentir.
- C om partir vivencias y experiencias em ocionales de nuestro
entorno.
Procedim iento
El m aestro o m aestra les m ostrará una casita de juguete donde vive una
fam ilia de m uñecos. C on ello invitará a que los niños y niñas hablen de
su hogar; cóm o es; quién vive adentro; cóm o es su habitación; qué
vivencias em ocionales quiere com partir con los dem ás com pañeros o
com pañeras de la clase.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 95

Elm aestro o m aestra puede em pezar explicándoles su hogar y cóm o


le hace sentir.
C ada uno de los niños y niñas tam bién lo hará.
U na vez finalizado harán una pintura para colgar en su respectivo
hogar y lo m ostrarán a sus com pañeros y com pañeras de clase.
R ecursos necesarios
Pinturas y cartulinas blancas.
D uración
D e 30 a 40 m inutos.
O bservaciones
Es interesante realizar una actividad paralela sobre cóm o sería “el hogar
de nuestros sueños”, y puedan crear su propio hogar con m aterial de
reciclaje o plastilina.
Se expondrán las creaciones en la escuela y se invitará a las fam ilias
para que puedan verlas.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


96 La práctica de la educación emocional

2.5.3 M iescuela

La escuela es un sitio querido por los niños y niñas, en ella se viven y


com parten experiencias para toda la vida.
O bjetivos
- Identificar qué nos ofrece la escuela y cóm o nos hace sentir.
- C om partir nuestras experiencias em ocionales.
Procedim iento
Elm aestro o m aestra hará un recorrido con los niños y niñas en todos los
espacios de la escuela, les m ostrará cóm o es la escuela y qué se hace en
ella.
Posteriorm ente les pedirá que identifiquen aquellos aspectos que
m ás le gustan de la escuela y les hace sentir felices.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 97

El m aestro y m aestro irá anotando en una cartulina en form a de


estrella los m ensajes de los niños,y allado de cada m ensaje elnom bre del
niño o niña que lo haya dicho.
Estos m ensajes se colgarán con un hilo por toda la escuela com o si
fueran estrellas. Pondrem os tantas com o m ensajes se nos ocurran.
R ecursos necesarios
T antas cartulinas en form a de estrella cóm o m ensajes se escriban.
D uración
D e 30 a 40 m inutos.Se realizará en m ás de una sesión.
O bservaciones
Las estrellas sim bolizarán las m aravillas y los m ensajes positivos que nos
ofrece la escuela.Su im pacto visualcontribuirá albienestar de los niños y
niñas y de toda la escuela.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


98 La práctica de la educación emocional

2.5.4 M is juguetes

A todos y todas, especialm ente los niños y niñas les gustan los juguetes.
A lgunos m ás las pelotas,otros m ás las m uñecas,los coches.Es interesante
conocer cuáles son sus juguetes favoritos, y cuáles desean com partir con
los dem ás.
O bjetivos
- Identificar qué juguetes gustan y por qué.
- C om partir alguno de los juguetes favoritos con los dem ás.
Procedim iento
El m aestro o m aestra les preguntará si les gustan los juguetes. C ada niño
y niña dirá cuáles son sus juguetes favoritos, por qué, y con quién los
com parte en casa.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 99

Elm aestro tom ará nota de los que les digan cada uno de los niños y
niñas. U na vez conocidos los juguetes favoritos de los niños, el m aestro
les contará cuáles eran sus juguetes favoritos cuando era pequeño y si
puede los traerá para m ostrarlos. A sim ism o, pedirá a las fam ilias de los
niños que les dejen traer algún juguete para m ostrar a los dem ás y
com partir un tiem po de juego con los dem ás com pañeros y com pañeras
de la clase.
R ecursos necesarios
Juguetes que puedan traer los niños y el m aestro para com partir con los
dem ás.
D uración
D e 30 a 40 m inutos.Puede durar m ás de una sesión.
O bservaciones
Es interesante tener un espacio para que los niños expongan sus juguetes
y en el m om ento deljuego puedan ir a buscarlos con totalautonom ía.Se
puede invitar a las fam ilias para que nos cuenten cosas sobre los juguetes
de sus hijos.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


100 La práctica de la educación emocional

2.5.5 M ivida

C ada persona tiene una historia personal y social. D esde m uy pequeños


nos suceden cosas y vivim os experiencias em ocionales tanto positivas
com o negativas,gracias a ellas evolucionam os y crecem os com o personas.
O bjetivos
- C onocer nuestra historia personal y social con la ayuda de los
dem ás
- C onfeccionar un cuaderno de vida con nuestros recuerdos,
experiencias y vivencias
- Expresar cóm o nos sentim os
Procedim iento
El m aestro o m aestra con la ayuda de las fam ilias de los niños y niñas
ayudará a confeccionar a sus alum nos un cuaderno de vida en la cual

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 101

detallarán aspectos tales com o: quién es; qué cualidades positivas tiene;
dónde vive; cuál es su hogar; sus juguetes favoritos; la escuela y sus
com pañeros.En ella se pueden pegar fotografías,dibujos,textos varios.
R ecursos necesarios
U n cuaderno para cada niño y niña de la clase.
D uración
T antas sesiones com o sean necesarias para ir elaborando elcuaderno.
O bservaciones
Las fam ilias pueden disponer de este cuaderno cada sem ana para que
puedan leer, y a la vez escribir algunas cosas sobre la vida de su hijo. El
niño en su casa puede participar en su elaboración.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


EVALUACIÓN DE
LA EDUCACIÓN
EMOCIONAL 3
Cuando hablamos de evaluación hacemos referencia a la evaluación
como instrumento pedagógico que tiene la finalidad de mejorar la
calidad educativa. Su intención es evaluar para mejorar y poder
valorar hasta qué punto se han conseguido los objetivos propuestos.
La evaluación ha de ser continua y estará integrada en el proceso
educativo; formará parte integrante de éste, y constituirá un
instrumento de acción pedagógica. Por ello es interesante evaluar
antes, durante y después de la implementación del programa de
educación emocional.
La evaluación no se basará tan solo en valorar qué cambios o
mejoras ha habido en el alumnado, sino que abarcará tres
dimensiones:
- Evaluación del programa.
- Evaluación de los niños y niñas.
- Evaluación del profesorado participante y al centro
educativo.
Cuando hacemos referencia a la evaluación del programa
queremos decir que se pretende valorar el programa, es decir, si los
objetivos, contenidos, procedimientos, recursos y orientaciones son
apropiados para la educación infantil, han sido útiles y significativos
para nuestro trabajo, han facilitado la puesta en práctica, mejoras para
un futuro.
Cuando hacemos referencia a la evaluación de los niños y niñas
es interesante valorar cuál es el nivel de desarrollo emocional de los
niños y niñas, cuáles son sus necesidades e intereses reales, cómo
daremos respuesta a la mejora de sus capacidades y competencias
emocionales, si existe una mejora durante la aplicación y al final del
programa de educación emocional. La evaluación de las competencias

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


104 Evaluación de la educación emocional

emocionales en la infancia es una tarea difícil y a la vez compleja


debido a la escasez de instrumentos de evaluación y también a la
dificultad por la edad de los niños.
Cuando hacemos referencia a la evaluación del profesorado
participante queremos valorar si el profesorado dispone de unas
actitudes positivas que acompañen la aplicación real de la educación
emocional, qué formación necesita, qué aspectos debe mejorar, su
papel como educador, su intención comunicativa en el centro.
También si el centro educativo quiere mantener el trabajo de
educación emocional como línea pedagógica o si hace falta formación
al conjunto del profesorado.
Presentaremos algunos instrumentos o técnicas para poder
evaluar cada una de las dimensiones que hemos comentado.

3.1 Evaluación del program a


Para poder evaluar el programa necesitaríamos preguntar a través de
cuestionarios ad hoc o entrevistas tanto al profesorado como al
alumnado participante, dando opción a que nos cuenten más cosas
sobre ello si lo necesitan.
Al profesorado participante: Modelo de cuestionario
semiestructurado.

- Los objetivos se adecuan a las necesidades de los niños (mucho;


bastante; poco; nada).
- Las actividades que se llevan a cabo se ajustan a las edades de los
niños (mucho; bastante; poco; nada).
- El tiempo propuesto se ajusta a la realidad práctica (mucho;
bastante; poco; nada).
- Los recursos materiales se adecuan a la práctica (mucho; bastante;
poco; nada).
- Las orientaciones han sido útiles (mucho; bastante; poco; nada).
- Comentarios que faciliten la mejora del programa.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 105

Al alumnado (las preguntas las hace el maestro a su alumnado):


Entrevista semiestructurada.

- ¿Te gusta la actividad que hemos hecho hoy? ¿Por qué?


- ¿Hay alguna cosa que no te haya gustado? ¿Cuáles?
- ¿Te gustaría continuar haciendo estas cosas? ¿Por qué?
- Otras.

3.2 Evaluación del alum nado


La observación directa y sistemática es la técnica por excelencia para
evaluar a los niños de educación infantil. La maestra puede llevar a
cabo dicha observación en situaciones no estructuradas, por medio de
su interacción personal con el niño, en situaciones de juego
espontáneo, en el juego simbólico, en tareas diseñadas para facilitar la
observación de los aspectos que se consideren más relevantes en cada
momento.
Algunos aspectos para evaluar son:

- Imita diferentes emociones.


- Expresa sentimientos y emociones a través del lenguaje corporal.
- Expresa sentimientos y emociones a través del lenguaje verbal.
- Utiliza vocabulario emocional. ¿Cómo me siento: alegre, triste,
enojado, preocupado, miedoso, querido o avergonzado?
- Pone en práctica alguna estrategia para favorecer su bienestar
(canta, se relaja, cuenta lo que les pasa).
- Comparte sus cosas con los demás.
- Le gusta abrazar y acariciar a los demás.
- Se deja abrazar y acariciar por los demás.
- Le gusta hablar de él.
- Le gusta que les hablen de él.
- Valora lo que tiene (juguetes, familia, hogar).
-Otros.
Para completar la evaluación se considera conveniente la
utilización de técnicas como las escalas de observación, los registros
anecdóticos y el diario de clase.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


106 Evaluación de la educación emocional

Las escalas de observación son instrumentos que utiliza el


observador para registrar la opinión o estimación general del niño
respecto de los objetivos logrados en cada una de las actividades
desarrolladas. Por ejemplo:
- Utiliza vocabulario emocional (0- Nunca; 1- A veces;
2- Normalmente; 3- Siempre).
Los registros anecdóticos sirven para consignar situaciones de
especial trascendencia que resulten significativas para el observador,
tales como comportamientos, vivencias. Por ejemplo: “Cuando ha
tenido que hablar de su historia personal ha sentido vergüenza y ha
pedido ayuda al maestro”.
El diario de clase es otra estrategia de observación que consiste
en registrar situaciones, experiencias y aspectos diversos que ocurren
en la vida del grupo-clase. Por ejemplo: “Hoy en clase los niños han
jugado a preguntarse mediante un títere: ¿Buenos días, cómo te
sientes?”.
Las familias también pueden aportar mucha información sobre
los comportamientos y actitudes de sus hijos respecto a lo que estamos
trabajando. Algunas posibles preguntas que se les pueden formular, a
través de entrevistas o cuestionarios, pueden ser:
- ¿Su hijo/a le expresa cómo se siente?
- ¿Su hijo/a ha mejorado su vocabulario emocional?
- ¿Su hijo/a le pregunta cómo se siente usted?
- ¿Su hijo/a se consuela con facilidad?
- ¿Su hijo/a le cuenta cómo es el positivamente?
- ¿Su hijo/ a muestra curiosidad por conocer su historia
personal y social?
- Otros.
Es interesante conocer si ha existido una mejora en el clima de
relación y comunicación entre el alumnado. También si han
participado en las propuestas del programa, si han mostrado interés y
qué necesidades y aspectos cabe destacar para mejorar en el desarrollo
de las capacidades y competencias emocionales.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 107

3.3 E valuación del profesorado participante


y el centro educativo

Es interesante conocer si hay una mejora en el clima de relación y


comunicación con los maestros del centro. Qué grado de satisfacción
ha habido en la realización y puesta en práctica del programa así como
la continuidad del trabajo de educación emocional por parte del centro
educativo y el profesorado.
Algunas preguntas que les podemos hacer mediante la entrevista
o el cuestionario podrían ser:

- ¿Cómo te sientes trabajando con la educación emocional?


¿Por qué?
- ¿Necesitas formación sobre el tema?
- ¿Cómo está viviendo el centro el trabajo de la educación
emocional?
- ¿Tienes interés en aplicarlo en otras edades y niveles
educativos?
- ¿Tiene en cuenta la formación al conjunto del profesorado del
centro?
- ¿Será posible una continuidad en el trabajo de la educación
emocional?
- Otros.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


108 Evaluación de la educación emocional

De toda la información recogida en cada evaluación es


interesante valorar los aspectos positivos y los aspectos por mejorar
para favorecer y contribuir en la calidad educativa y de la persona.

Aspectos positivos Aspectos por


mejorar

Programa

Alumnado

Profesorado
participante y
centro educativo

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


BIBLIOGRAFÍA
Agulló Morera, M. J., G. Filella Guiu, E. García Navarro, E. López Cassà, R.
Bisquerra Alzina (Coords.). (2010). La educación emocional en la práctica.
Barcelona: Horsori-ICE.
Alarcón, J. M. (2005). Educar valores en grupo. Málaga: Ediciones Aljibe.
Álvarez, M. (Coord.) et al. (2001). Diseño y evaluación de programas de
educación emocional. Barcelona: Ciss-Praxis.
Álvarez, M. y R. Bisquerra (1996). Manual de orientación y tutoría.
Barcelona: Praxis.
Arnold, J. (2000). La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas.
Madrid: Cambridge University Press.
Bach, E. y P. Darder (2002). Sedúcete para seducir. Vivir y educar las
emociones. Barcelona: Paidós.
----- (2005). Desedúcate. Barcelona: Paidós.
Bisquerra, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona: Praxis.
----- (2007). “La autonomía emocional: entre las dos orillas”. En M. Álvarez y
R. Bisquerra (Coords.), Manual de orientación y tutoría. Barcelona: Wolters
Kluwer.
----- (2008). Educación para la ciudadanía. El enfoque de la educación
emocional. Barcelona: Wolters Kluwer.
----- (2009). Psicopedagogía de las emociones. Madrid: Síntesis.
----- (Coord.). (2010). La educación emocional en la práctica. Barcelona:
ICE-Horsori.
Bisquerra, R. y N. Pérez (2007). “Las competencias emocionales”. En
Educación XXI, 10, 61-82.
Boqué, M. C. (2004). Guía de mediación escolar. Barcelona: Rosa Sensat.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


110 Bibliografía

Cabero, M. (2008). El coaching emocional. Barcelona: UOC.


Carpena, A. (2003). Educación socioemocional en la etapa de primaria.
Barcelona: Octaedro.
Conangla, M. M. (2004). Crisis emocionales. Barcelona: Amat.
Conangla, M. M. y J. Soler, (2002). Ecología emocional. Barcelona: Amat.
----- (2002). Juntos pero no atados. La pareja emocionalmente ecológica.
Barcelona: Amat.
Csikszentmihalyi, M. (1997). Fluir (flow). Una psicología de la felicidad.
Barcelona: Kairós.
Elias, M. J., S. E. Tobias, y B. S. Friedlander (1999). Educar con inteligencia
emocional. Barcelona: Plaza y Janés.
----- (2001). Educar adolescentes con inteligencia emocional. Barcelona:
Plaza y Janés.
Fernández Berrocal, P. y N. Ramos Díaz (2002). Corazones inteligentes.
Barcelona: Kairós.
Gallifa, J., C. Pérez, F. Rovira, et al. (2002). La intel·ligència emocional i
l’escola emocionalment intel·ligent. Barcelona: EDB.
Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.
Gómez Bruguera, J. (2003). Educación emocional y lenguaje en la escuela.
Barcelona: Octaedro-Rosa Sensat.
GROP (2009). Actividades para el desarrollo de la inteligencia emocional en
los niños. Barcelona: Parramón. (versión en castellano, catalán, francés,
portugués y esloveno).
Güell, M. y J. Muñoz (Coords.). (2003). Educación emocional. Programa
para la educación secundaria postobligatoria. Barcelona: Praxis.
Hué García, C. (2007). Pensamiento emocional. Zaragoza: Mira Editores.
----- (2008). Bienestar docente y pensamiento emocional. Madrid: Praxis.
Ibarrola, B. (2003). Cuentos para sentir. Educar los sentimientos. Madrid:
SM.
Ibarrola, B. et al. (2003). Sentir y pensar. Madrid: SM.
Lantieri, L. (2008). Inteligencia emocional infantil. Ejercicios para cultivar la
fortaleza interior en niños y jóvenes. Madrid: Santillana.

ÈLIA LÓPEZ CASSÀ Alfaomega


La educación emocional en la escuela 111

López Cassà, E. (2003). Educación emocional. Programa para 3-6 años.


Barcelona: Praxis.
Milicic, N. (2001). Creo en ti: La construcción de la autoestima en el contexto
escolar. Santiago de Chile: Ministerio de Educación de Chile.
Oviedo, O. (2006). 500 actividades con grupos. Málaga: Ediciones Aljibe.
Pascual Ferris, V. y M .Cuadrado Bonilla (2001). Educación emocional.
Programa de actividades para educación secundaria obligatoria. Barcelona:
Praxis.
Redorta, J., M. Obiols, y R. Bisquerra (2006). Emoción y conflicto. Aprenda a
manejar las emociones. Barcelona: Paidós.
Renom, A. (2003). Educación emocional. Programa para la educación
primaria. Barcelona: Praxis.
Salmurri, F. (2004). Libertad emocional. Estrategias para educar las
emociones. Barcelona: Paidós.
Salmurri, F. y N. Blanxer (2002). “Programa para la educación emocional en
la escuela”. En R. Bisquerra, La práctica de la orientación y la tutoría.
Barcelona: Praxis, 145-179.
Sastre, G. y M. Moreno (2002). Resolución de conflictos y aprendizaje
emocional. Barcelona: Gedisa.
Segura, M. y M. Arcas (2003). Educar las emociones y los sentimientos.
Introducción práctica al complejo mundo de los sentimientos. Madrid:
Narcea.
Shapiro, L. E. (1998). La inteligencia emocional de los niños. Barcelona:
Ediciones B.
Soler, J. y M. M. Conangla (2003). El arte de transformar positivamente las
emociones. La ecología emocional. Barcelona: Amat.
Tuttle, C. (1992). Juegos imaginativos para desarrollar la inteligencia de los
niños. Barcelona: CEAC.
Vallés Arándiga, M. A. (2000). La inteligencia emocional de los hijos. Cómo
desarrollarla. Madrid: EOS.
Vopel, K. W. (1997). Juegos de interacción para adolescentes, jóvenes y
adultos: motivación, confianza, sinceridad. Madrid: CSS.
----- (1997). Juegos de interacción para adolescentes, jóvenes y adultos:
relaciones interpersonales, feed-back, cooperación, roles. Madrid: CSS.

Alfaomega ÈLIA LÓPEZ CASSÀ


Recuperado por:
Roberto C. Ramos C.