Vous êtes sur la page 1sur 4

Acción cambiaria

La Acción procesal es el poder jurídico que tiene todo sujeto de derecho,


consistente en la facultad de acudir ante los órganos de jurisdicción, exponiendo
sus pretensiones y formulando la petición que afirma como correspondiente a su
derecho vulnerado.
Derecho Mercantil

Dícese cambiaria la acción que asiste al tenedor legítimo de la letra de cambio, del
cheque o del pagaré para cobrar su importe, intereses y ciertos gastos, de
los obligados según el título.

En la letra de cambio y el pagaré la acción puede ser directa o de regreso. Es


directa la que se dirige contra el libradoaceptante de la letra y
el firmante del pagaré y sus respectivos avalistas. Es de regreso la que se dirige
contra los demás obligados cambiarios. En el cheque no se da más que la acción
de regreso.

La acción directa se puede ejercitar en cualquier momento dentro de los tres años
siguientes al vencimiento del título, sin necesidad de ningún otro requisito.
La acción de regreso puede ejercitarse antes del vencimiento o después. El
regreso anterior al vencimiento procede cuando:
a) se hubiere denegado total o parcialmente la aceptación;
b) el librado (aceptante o no) se encuentre en suspensión de
pagos, quiebra o concurso, o hubiere resultado infructuoso el embargo de bienes;
c) en una letra que tenga prohibida la presentación a la aceptación, si el librador se
encuentre en alguna de las situaciones antes descritas para el librado. Pero en
todos estos casos, el juez podrá acordar un plazo para el pago, nunca superior al
que resta para el vencimiento de la letra. Si por virtud de esta acción el pago se
anticipare, se efectuará con descuente correspondiente.
La acción de regreso se encuentra en todo caso sometida a perjuicio o decadencia
si el tenedor no levanta las cargas que le vienen impuestas para conservar
el derecho de regreso. Estas cargas se resumen fundamentalmente
en presentación oportuna de la letra a la aceptación al pago y
el levantamiento de protesto o declaración equivalente del librado en la propia
letra. Pero ha de tenerse en cuenta que estas cargas no se dan siempre de un
mismo modo, pues dependen del modo en que se haya dispuesto acerca de
la presentación a la aceptación, de la prohibición de protesto o de señalamiento de
un plazo para aquella presentación.

La solidaridad de todos los suscriptores cambiarios hace posible la acción


cambiaria directa y de regreso se dirija contra todos ellos conjuntamente. Una y otra
acción son ejecutivas sin que el protesto o la declaración equivalente sea
necesariamente presupuesto de dicho carácter de la acción, en razón de las
modalidades antes mencionadas también puede seguirse la vía ordinaria.

En el campo de la acción cambiaria juega la tasa de excepciones que establece la


ley cambiaria y del cheque de acuerdo con el complejo sistema de la naturaleza de
las excepciones y de las relaciones existentes entre el actor y el demandado.
En lo mercantil, la que corresponde al portador de la letra de cambio, para demandar su cobro del
librador o de cualquiera de los endosantes, a su elección, dada la responsabilidad solidaria de los
mismos. Así mismo establece que es la que pueden ejercer los endosantes o avalistas para
resarcirse de la letra por ellos pagada y frente al librador o endosantes anteriores.21 Comentario:
De lo anterior podemos decir que la acción cambiaria es el cobro judicial de un titulo de crédito
por parte de su poseedor contra las personas obligadas a su pago, a través de lo que es en realidad
una pretensión cambiaria en juicio ejecutivo, por parte del sujeto legitimado para realizarla. 3.3.
Naturaleza