Vous êtes sur la page 1sur 30
ee NSS, LA SUBORDINACION ADJETIVA Pilar Asencio 1. PRESENTACION. 1.1. Los estudios sobre subordinacién adjetiva. LLL. El punto de vista de la graméitica tradicional, LaReal Academia Espafiola (1973: 524) propone que: “Un sustantvo, cualquiera que sea la funcin sinetca que desempera puede evar un complemento oracional intreducido por un pronombre relativo”. + ‘Agrega luego que “Los pronombres relativas desempefian pues, la doble funcin de refevirseanaf- ricamente al sustantivo que les precede (y que por esto se lana antecedente), y la de servir de nexo conjuntivo entre el antecedente y su complemento oracional”™ Si bien la RAE ubica esta estructura dentro del campo de los adjtivos, le asigna una funcién bien determinada: “Pero como no siempre hay adjetivo o participio que coincida exactamente con {a significacién de la oracién adjetiva ode relativo, elempleo de estas oraciones ‘esa menudo indispensable, sobretodo para la expresin de conceptos complejos que ningin adjetivo léxico puede abarcar”. Enefecto, parece claro que se podria sustituir: a mujer que sonreia por la mujer sonrien- 4, pero ya no seria tan claro qué susttucién correspond en e caso de: ef ladrn que hia y mucho menos en ef ladrén que desde anoche hufa de la cércel. Bello (1941: 122) coincide en tésminos generales con estas definiciones: “Llémanse reativos los demostratves que reproducen wt conceptoanterion y ‘irven especialmente para enlazar una proposiciém con otra Este autor agrega una observacién que este trabajo no hace ms que confirma: “El (pronombre relativo) de més frecuente uso es /quel, adjetivo de todo género, iiimero y persona”. us. Bello y Ia RAE sostienen también que que puede ser sujeto, término o complemento en ace rads por ejemplo, sueo en: lhe que vino ayer, complemetioen er qe abitanos; ino en: las plantas de que estéadormada la ribera, fa “tasola RAE como Bello dstingven dos ipos de oracién de relativo: segtn Belo opie 123) a “La proposcion de que el relatvo adjetvo forma parte especifica unas veces y cas explica” ‘Apart de ll se definenentonces ls oracones de relative lamadas “especificaivs” (6 ls muebles que conpramas son muy cGntdos) y as Namadas explicativs (las seiioras, que deseaban descansar, se retiraron). 1.1.2, El punto de vista transformacionalista. De acuerdo a Rivero (1991), en téminos transformacionalistas, las construcciones de relativo son el resultado de una transformaciéa, “el Movimiento QU", por la cual se produce un cambio ene orden de ls consinayentes de la oraci¢n que se subordina, de modo que el pronombre relativo (“QU”) pasa a encabezarla Atul de ejemplo, Comrie (1981) propone: The man whom I saw yesterday left today y plantea que desde un vi acalitasepoaaiza comes nr unpanods “ore EP = (I saw the man yesterday) y (The man left today) En cuanto al orden de los constituyentes: I saw the man yesterday pasarta a: 1203 4 - whom [saw yesterday 3124 Esa : ism aleracién ccure en expaol El hombre que vi ayer se fue hoy se podia FP=(Viae orden: Betts horsbe ayer) y (El hombre se fue hoy), con el cambio de alelhombre)aser" que pasa: gue viayer 34 324 Goeseseres peste mvimicn se da, enel inglés, "hour any overt trace being lef behind in the position moved out of” (op. cit:140) n stindar, y esto también es aplicable ‘Con las excepciones que en espafiol también ocurren en variedades 90 ge 1.13. El punto de vista tipoldgico. [atizando e fenémeno de la oraci6n de relative desde un punto de vista pol geo, ms salad las caracterfticas panticuares qoe este fenSmeno puede presentaren espaol, encon- ‘amos que, para Comnrie (opi: 142), por ejemplo: ‘an that the constructions which we have, so far informally, been calling relative clauses differ quite considerably in their syntactic structures across fengitages, it is essential that we should have some reliable way independent of language specific syntax, of identifying relative clauses (or at least, protorypical relative clauses) cross linguistically” 'A partir de este razonamientoinicil, Come lega ala conclusién de que: “we need a functional (semantic cognitive) definition of relative clause, on the basis of which we can then proceed to compare relative clauses across languages” (op. cit: 143). Y més adelante agrega: “We will assume that restrictive relative clauses are more central to the notion of relative clause than are non restvictives, and construct the definition accordingly” (opsit: 143). De alli surge, finalmente, su definicién de oracién de relativo: “A relative clause then consists necessarily of a head and a restricting clause” (opcit: 143) Esta focalizacién de Comrie sobre las relativas “restrictivas™ (que se corresponden a las “especificativas” de Bello), estérelacionada con el plano fundamentalmente semantico en el que ubica su definici6n de relativa. En este sentido tiene Comrie puntos en comiin con Bello, centanto éste también se apoya en consideraciones seménticas para distinguir entre oraciones, de relativo explicativas y especificativas. ero, en el caso de Comrie, el enfoque tipolgico hace que lo semntico tenga una gravi- tacign mayor. y esto trae como consecuencias, por ut lado, que queden pedcticamente Fiera Ge la definicién de oraciGn de relativo “prottipica” las llamadas oraciones de relaivo “wo restrictivas” (que se comesponden a las “explicativas” de Bello), en tanto no existe en ellas. ‘una “téstricting clause”. Y, por otro lado, es también una consecuencia de esta defiricion que se coasidere hb posibilidad de inctuir en el concepto de relativa casos como los estudiantes estadiosas. Seria equivalene, desde un punto de vista serntico, alo estudiantes que estadian. Es 362 ve, de alin modo, se desdibujan las pasticularidades formales, sinticacas. de la oraciéa, subordinada adjetiva Sin embargo, Comrie define algunas caracterstcas formales dela oracisa de relativoen us ee inglés que son comunes a otras lenguas, en general dentro del campo de las indoeu ungue no sean generalizables ala toalidad de las lenguas existentes conocidas, Por ejem, lo . “the general principle of English relative clause formation is that the relative ‘pronoun must occur clause initially, or at least as part ofthe clause initial noun ‘or prepositional phrase” (opcit 140). Este principio es valido también para otras lenguas, entre ellas el espaol. LIA, El punto de vista funcionalista. ‘Tesnitre (1959) propone que la subordinacién adjetiva es un hecho de “traslacién de segundo grado”, donde una proposicin se subordina a otra trasladndose ala categoria de adjetivo. El conectivo que efectéaestatraslacin esl pronombre relative que, para Tesrire, tiene una doble naturaleza, desdoblindose en un elemento traslativo invariable (que cumple la funciGn propiamente sintdctica de latraslaci6n, o subordinacién) y un elemento variable en género y niimero, que cumple la funcién seméntica, anaférica. Si bien Tesnidce define esto parael francés, es apicable también al espafiol Tesnitre plantea que esa funcién anafricaes la que transforma al pronombre relativoen | “actante” (ujeto, objeto) o circunstante (cuando esté precedido por una preposicién) del ‘etbo de la proposicidn subordinada, En este sentido se definen generalmente varios tipos de oraciones de relativo posibles segin la funcién sintictica que el pronombre relativo cumpla en la proposicién subordinada: 1. sujeto (Ler. actantey: el hombre que compré el libro para la nia 2. complemento directo (20, actante): el libro que el hombre compré para la nifia 3. complemento indirecto (Ser. atante): ‘anita para quien el hombre compré el libro 4. complemento circunstancial posesivo: el muchacho cuyo libro el hombre compré para ta nifia 5. complemento circunstancial (otro): el lugar en el que tania leyé el libro Ge ut ta vertiente del funcionalismo, Givén (1979-1) compart la defini semdntice relativa restrictiva de Comrie (1975) a int ‘abject [is} a relative clause ifit specifies a set of objects (possibly 7 sel) in two steps: A larger set is specified, called the domain of 6 i ————— NS” relativization, and then restricted to some subset of which a certain sentence, the restricting sentence, is true, The domain ofrelaiviaton is expressed in surtce by the heael NP, and the restricting sentence by the restricting clause, which may Took more or less lke a surface sentence depending on the language”. Por otra parte, tanto Givén (1979) como Comrie destacan la existencia de stints esra- tegias de relativizacién, o de construccién de oraciones de relativo, ya sea dentro de una ‘misma lengua 0 desde el punto de vista de una tipologia de lenguas. Givén postula como estates No-reducci6n: dos rasgos caracterizan esa estrategias no se alteraelpatrn neuto de la coracin que se subordina por lo que no aparece el problema de ener que recuperar algo y, ademds, la subordinada aparece en la posicién de tépico; se usa principalmente en hindi y bambara, + Espacio vacfo (cero): el nombre correferente dentro de la subordinada se bora sin dejar huella pero cambia el orden de las palabras; se usa esta estrategiaen lenguas con tun orden de palabras relativamente rigido, como el japonés. + Orden de palabras: estas estrategias se usan en algunos dialects del inglés actual; se emplean para relatvizar sujeto y objeto directo.son de “gap” (cero) en una lengua en fa ue €l orden de palabras da la clave para la interpretacin; la oracin de relativo se diferencia de la principal por la entonacién: “the man saw John yesterday isa crook” (sujeto) 0 “the man John saw yesterday is a crook” (objeto direct). + Nominalizaci6n: en algunas lenguas, como el tuco, las elativasapareeen como nomi- nalizaciones, en las que al menos uno de fos argumentos tiene marca de caso genitive yel verbo aparece en una forma no-finita, nominalizado, + Pronombre anaférico: dentro de los casos en los que la incrastacin se da con alguna forma de reduccién de Ia subordinada, este es el caso que menos desorganiza 0 que- branta la forma neutra: se retoma el nombre correferente dentro dela relatva con el pronombre anaférico marcado para caso apropiado y a menudo en la misma posi- ‘in sintéctica de la FIN borrada. El hebreo y el arabe emplearfan esta estrategia como cdominante, pero muchas lenguas la usan parcialmente, en ciertas condiciones gramati- ‘eles 0 con particulares funciones de caso. + Pronombre relativo: estrategia bien conocida en las lenguas indoeuropeas: =n eo ‘nombres con marca decaso que normalmente se ubican ene el antecedents ) SADA inada. El pronombre relative, por tanto, cumple una doble funcién: albergar de caso de la FN antecedente y separar a ésta de a subordinada. ‘eteoneita rai * Igualdad de caso: con esta estrategia s6lo serfa posible us on ape ‘atiz con una reativa sujet, objeto dela maiz conna ean We cual, aunque el correferente esté borrado se recuperaria fécilms uw sa soe eniititencneeii ll