Vous êtes sur la page 1sur 4

PASTOR: JESÚS MONTILLA

FECHA: DOMINGO 19 DE MAYO DE 2019


TEMA: EL AMOR NUNCA LLEGA TARDE

Hay cosas que se hacen por amor y también se dejan de hacer por amor.
Hay personas que terminan por dejar de creer en el amor y por las malas
experiencias que han tenido.
El amor es bondadoso no es envidioso, no se enoja, no se irrita y es muy
paciente, el invierno de otro se convierte en una primavera cuando llega
el amor.
El amor nunca llega tarde, siempre y cuando lo estés esperando.
El amor afecta todo lo que toca, para bien y para siempre. El amor de
Jesús cuando te toca, te afecta por dentro y por fuera.
“Cuando Jesús te toca con su Amor, afecta todo en tu interior”
Si Jesús visita en lugar en que vives, ¿en que lugar se sentiría cómodo?
Juan 11:1- 6(nvi)
El problema real está en nuestra casa; aún siendo cristianos. Siempre
tendremos problemas, aún en los matrimonios. Pero Jesús siempre llega
a tiempo. María era genuina, una mujer que tenía su conexión con Dios,
y fue quien se postró a los pies de Jesús y derramó su perfume, ella era
una adoradora, pero había un problema en su casa, y eso afecta todo
dentro de ella.
Cuando adoras a Dios dejas de hablar lo que él hizo y de sus maravillas,
y comienzas a abrazar lo que Él es. Aún en el problema tu sigues diciendo
¡SANTO SANTO SANTO! Porque al adorarlo, dejas a un lado las cosas y te
enfocas en Él y en quien Él es.
No nos desanimemos por los problemas, porque no se trata de no
tenerlos, sino de seguir adorando a Dios y glorificarlo. El problema no te
acusa ante Dios, ni mucho menos contra tu santidad. El problema está en
que eso busca afectar tu comunión con Dios.
Hay siervos que tienen problemas, y siguen siendo siervos.
Hay cosas que no les podremos explicar a la gente común, porque
sabemos que solamente en intimidad con Dios, es que suceden las cosas
sobrenaturales.
¡Aunque te hayan dejado, sigue adorando! ¡Sigue en su presencia!
¡No dejemos que las batallas nos detengan! ¡Adoremos aún en el valle,
en el desierto y en la batalla!
No importa si critican nuestra forma de Adorar, sigamos vaciándonos del
problema y llenémonos de Él.
No es cosa de preguntarle a los demás, sino saber que eso le toca a Jesús.
No le podemos quitar el trabajo de Jesús con remedios, y cosas que otros
nos dicen, porque como María sólo necesitaba a Jesús, así también
nosotros.
¡Jesús si puede! Y tu contacto con Él es la adoración. Allí tienes contacto
directo con Él y con su presencia.
A veces nos toca esperar, pero Él va a venir. Él viene, porque Él nos ama,
y cuando una persona ama, deja todo por amor. Le hemos servido y le
hemos adorado, Él va a venir porque nos ama muchísimo y nos ayudará,
nos levantará y estará con nosotros.
Yo lo represento a Él en la tierra, y Él me representa en el cielo.
La gente afuera se pregunta el por que nos pasa a nosotros, el porque de
nuestros problemas, pero lo que ellos no entienden es que el amor nunca
llega demasiado tarde.
Jesús en esencia, le estaba diciendo a maría, te amo lo suficiente para no
hacer lo que querías. Porque ella debía entender que se había enfocado
en su problema y había dejado de adorar a Jesús. María al adorar le cayó
una unción, pero marta aún estaba con el problema, más María se conectó
con Jesús y le cayó el poder y aún la convicción de que por su adoración
venía un milagro.
María estaba provocando su milagro, tocando a Jesús con su adoración.
¡Prepárate porque estás porque te estás conectando con tu milagro
mientras adoras a Jesús!
Dios quiere que entendamos que no es en nuestro reloj, sino en el suyo,
aunque para nosotros sea tarde, para Él nunca lo será. Jesús nunca te
dará un milagro, hasta que le muestres el lugar donde perdiste tu fe.
Donde te cansaste de adorarle, allí Él quiere ir.
Jesús no quiere que lo llevemos a lugares felices, sino al lugar de dolor,
de sufrimiento, donde habíamos sepultado las cosas, porque Él va a pasar
por el lugar del sepulcro. Porque Él si se atreve a pasar por esos lugares
que huelen mal; Él fue quien nos sacó de lo vil y menospreciado para
tenernos junto a Él.
Él no va a resucitar aquellas cosas, sino a sacarte de allí y sanar tu dolor,
pero déjale entrar. Rueda la piedra del temor, de la frustración, de tu
debilidad donde sepultaste tu alegría, tu fe y tu adoración a Él. ¿Acaso
habrá otra persona que quiera caminar con nosotros por esos lugares de
mal olor?
Juan 11:42
Él nos escucha, démosle gracias siempre porque aquellos que dejaron de
adorarle, le adorarán porque verán y sabrán que fue Jesús y solamente
Él, quien pudo sacarnos de allí. Entendamos que ese problema lo que hizo
fue una persona nueva y una canción más bonita.
Jesús no fue al tercer día, sino al cuarto. Porque si Él se está tardando,
es porque nos ama.
“El amor de Jesús nunca llega demasiado tarde y cuando llega,
trae un milagro”
Él amor lo hizo esperar, no para hacer lo que podía, sino para hacer lo
imposible. Aunque las cosas aparenten terminar mal, toquemos fondo y
todos lo sepan, es bueno para Dios, porque allí Él se manifiesta y hace lo
imposible, por amor a nosotros.
Copy Extra:
“Todo lo que Jesús hace, lo hace por amor.”
Aún cuando Jesús nos hace esperar y las cosas se tornen cada vez más
fuertes y no sepamos que hacer, recordemos que Él llegará y resucitará
aquello que se ve muerto, todo lo que Él hace, lo hace porque nos ama.
No dejemos que los problemas nos hagan enterrar nuestra adoración y
miremos a Jesús que extiende su mano a nosotros para sacarnos de esas
veredas de muerte.
Copy Instagram: Jesús nos ama, y su amor nunca llega demasiado
tarde. Aún en medio de la adversidad, sigamos adorándole, cantémosle
cuán bello es Él y no dejemos que nuestra fe se muera, porque aún en la
espera, su está mano extendida para sacarnos de esos senderos ocultos
que son nuestras áreas muertas, donde hemos enterrado cosas que Él
quiere resucitar, Él sólo necesita que le dejemos entrar. Ábrele tu corazón,
y verás como del polvo, nace un nuevo cántico hacia Él.
Copy Facebook: Cuando el amor llega, afecta todo lo que toca. Así es
Jesús con nosotros, Él espera, pero lo hace por amor, para ver que
nuestra adoración no cese, porque para Él nunca es demasiado tarde, y
cuando llega, cambia absolutamente todo. Que no decaiga nuestra
adoración jamás, porque con ella provocamos el milagro que estamos
esperando.
Copy YouTube: Nuestra adoración es el arma mas poderosa para
provocar nuestro milagro. Cuando Marta y María estaban esperando a
Jesús, ellas aún no entendían por qué Jesús no llegaba, más cuando María
comenzó a adorarle, se derramó sobre ella una unción y pudo comprender
que mientras adoraba, estaba provocando un milagro. Porque cuando el
amor llega, trae un milagro.