Vous êtes sur la page 1sur 8

En la actualidad, realizar un trámite en alguna dependencia pública o privada, en

el Perú, resulta mortificante, ya que se tiene que soportar largas colas, el trato
descortés o maltrato de los funcionarios y, en muchos casos, el requerimiento de
coimas para agilizar o hacer efectivo el servicio. Por esta razón, nuestro país
presenta un gran problema socio- económico.

Este problema en particular ha motivado el propósito del presente tema de


investigación: La corrupción en los Servicios Públicos del Perú durante las dos
últimas décadas (1997-2017. Cuyo enfoque trata de explicar los argumentos que
responden a la pregunta ¿De que manera afecta la corrupción en los Servicios
Públicos del Perú en las dos últimas décadas?

La postura que se adopta sostiene que la corrupción es un problema que


perjudica a la población peruana, ya que afecta a la economía del país, por los
pagos indebidos que exigen algunos funcionarios para logras finalizar un trámite
provocando así la desconfianza de los peruanos.

El problema socioeconómico que posee el país es causado por la corrupción.


Según Gino Ríos:

‹‹La corrupción es el abuso con fines de lucro personal del poder


delegado. El abuso puede ser perpetrado por una persona con poder
decisorio en el sector público o privado; iniciado por dicha persona o
provocado por un tercero que quiera influir en el proceso de toma de
decisiones. ›› (2015:17)
Por tanto, la corrupción afecta a los usuarios de los Servicios Públicos, los cuales
en muchos casos se ven obligados a pagar costos adicionales para poder
acelerar y terminar de forma correcta el trámite que desean.

Por otro lado, desde la antigüedad el Perú ha atravesado por varios gobiernos
corruptos de los que resalta más el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori
en el que durante toda la década fujimorista se perdieron anualmente cantidades
exorbitantes de dinero por la corrupción de los funcionarios. Sin embargo:

‹‹¿Fue el gobierno del presidente Alberto Fujimori el más corrupto de la


historia del Perú? A primera vista podría parecer que si, considerando la
difundida cobertura de una corrupción generalizada y sistemática que
involucro a una amplia gama de instituciones y personajes tanto públicos
como privados. (…) La corrupción se generaliza y queda ampliamente

1
aceptada como algo intrínseco al sistema institucional cuando se ve
asistida por normas informales (…)›› (Quiroz 2013:1389)

La aceptación general de la corrupción influye de manera importante sobre la


antipatía individual frente a este problema. Es decir, la tolerancia de la corrupción
no es igual para todos, ya que afecta de un modo considerable a los más pobres.
Por lo tanto, las medidas individuales que procuren combatir la corrupción serán
poco efectivas. Por eso, se requiere una lucha grupal contra este fenómeno.

La importación de esta investigación, bajo el contexto antes descrito, puede


resumirse en tres aspectos. El primero, entender como la corrupción forma parte
de la cultura peruana. El segundo, comprender las consecuencias que la
corrupción ha traído a la economía peruana. Finalmente, conocer como la
corrupción ha afectado la confianza de la sociedad peruana hacia la justicia, así
mismo, la manera como se está combatiendo la corrupción para recuperar la
confianza de los ciudadanos peruanos
Para lograr una comprensión integral sobre el tema se ha realizado una selección
de argumentos que ayuden a sostener la postura, en cuanto a la forma en que
afecta la corrupción a los peruanos en los Servicios Públicos. El primer
argumento se justifica conforme a lo expresado por Yamada, Vigil y Rios,
quienes explican mediante estadísticas las opiniones de los peruanos sobre la
corrupción en el país y de que manera actúan frente a este problema. El segundo
argumento se sustenta en lo reflejado por Yamada, Chanjan, Vigil, los cuales
evidencian la corrupción en los Servicios Públicos por las infracciones cometidas
por los funcionarios públicos. El tercer argumento se sustenta a partir de lo
afirmado por Chanjan y Rios, quienes sostienen que el Estado peruano pierde la
confianza de los ciudadanos debido a su mala administración y el desinterés por
desaparecer la corrupción del sistema. Finalmente, el último argumento,
sintetizado a partir de las ideas propuestas por Vigil y Rios, Explica los métodos
que deben realizar los ciudadanos ante un acto corrupto para combatir este
problema socioeconómico.
El primer argumento nos permite desarrollar, el actual y principal problema que
se atraviesa en el dia a dia en el Peru y, sin ninguna duda; la mayoría de los
ciudadanos peruanos concuerdan, en que es la corrupción. Tal y como nos
dice Gustavo Yamada:

2
‹‹De hecho, según el último estudio de Proética, Ipsos Apoyo y la Confiep
(2010), entre el 2002 y el 2010, la proporción de personas que consideran
que el principal problema del país es la corrupción ha pasado de 29% a
51%, con lo que en el último año quedó como el principal problema del
país, por encima de la delincuencia, el desempleo y la pobreza.
Estimaciones realizadas por la Contraloría General de la República
calculan que los montos dedicados a la corrupción en el Perú representa
(sic) entre 10% y 15% del presupuesto público destinado a compras e
inversiones (…) ›› (2011: 12)
Con esto queda claro que mas del 50% de los peruanos reconocen a la
corrupción como un problema que no solamente es cotidiano , sino además, que
afecta a la economía del país. En consecuencia, los ciudadanos peruanos
comienzan a desconfiar de la administración publica que ejecutan los gobiernos
de turno. En este sentido, Jorgue Vigil relata que debido a una inconsistencia
en la lucha contra la corrupción, causa un deterioro en la imagen de la
administración publica.1

No obstante como ya se dijo esto se debe al mal manejo de los gobiernos de


turno, dicho esto, lo peruanos tan bien concuerdan en que todo esto es un
problema coyuntural debido a que cada gobierno tiende a hacer mal uso de los
servicios públicos, sin embargo, los peruanos tienen la completa seguridad de
que esto se puede combatir y erradicar.2 Pero aquí viene una gran contradicción
en el actuar de los peruanos y, Gino ríos hace mención a lo siguiente:

‹‹Entonces ante la realidad que suscita al contexto actual estamos frente


a una situación similar a la del Síndrome de Estocolmo, en el cual la
víctima admite y acepta la conducta de su victimario, es decir, se ha
producido una mutación de este síndrome en el cual la víctima, la
población, acepta, tolera, admite y reproduce en el día a día las conductas
desviadas de la corrupción, a sabiendas de que con dichos actos
perjudican a la sociedad (…) Esta reacción favorable frente a un hecho
negativo se expresa en el conocido dicho “roba, pero hace obra›› (2015:
57)
Esto nos dice que la que la misma mayoría que esta segura que la corrupción se
puede combatir y erradicar, tan bien hace uso de la corrupción en su dia a dia,
ya que la mayoría de los peruanos vive en apuro y es conciente que la mayoría
la veces la corrupción es una forma de atajo a ese apuro.

1
Vigil 2013:49
2
Rios 2015: 25-54

3
En segundo lugar, no podemos pasar por alto la gran influencia que ha generado
la corrupción en el sector publico respecto a la administración del estado como
ya se menciono, en los años 90, que fue sin lugar a duda, la mayor crisis de
corrupción vivido en el Peru dejo un precedente en el manejo de los servicios. Y
en primer lugar podemos mención el mal trato de que se le da a los ciudadanos
peruanos que van hacer un tramite en el sector publico, y es que estos tramites
para el sector bajo del población (gente de escasos recursos), puede durar hasta
varios meses, el sector medio y alto haciendo uso del corrupción obtiene estos
tramites en una semana, Yamada resalta este grave problema:

‹‹ (…) se muestra el número promedio de veces que los hogares debieron


ir a cada institución para culminar sus trámites. Resalta en este caso el
número alto de veces que es necesario acudir a las empresas
proveedoras de servicios básicos para culminar un trámite (más de diez
veces en promedio). Con índices relativamente altos, encontramos a las
instituciones del poder judicial (6,6 veces), aduanas y migraciones (5) y
los centros de salud (4,8). Los centros con menor necesidad de regresar
para culminar un trámite son la policía y los gobiernos municipales (3,2
cada uno) y los centros de estudios estatales (2,6) ››(2011:31)
Se puede ver que este problema afecta gravemente la confianza de los peruanos
a tal punto que el sector bajo de la población se siente traicionada y olvidada por
los gobiernos de turno. Y es que se ha hecho muy habitual que las personas que
entran en los gobiernos de turno para administrar los servicios públicos hagan
uso de sus cargos para atentar contra la economía del país lavando dinero de
obras publicas, haciendo uso de sus influencias para ayudar a sus familias o asi
mismos.3 Y no hay penalidad contra estos tipos de actuar, Rafael Chanjan lo dice
bien claro que hay veces donde se juega con la ley para hacerla pasar
desapercibida:

‹‹ (…) Debe sancionar conductas que tengan un plus de gravedad


respecto de las infracciones administrativas (…) no cabe duda de que el
usar por una hora un auto del Estado para fines personales constituye –
en términos coloquiales- una gestión indebida del patrimonio público; sin
embargo, como ya se explicó, si esta conducta no supone una
“apropiación” no es penalmente relevante para el delito de peculado
doloso tradicional. Del mismo modo, esta conducta tampoco
es sancionada por la modalidad de “administración desleal de patrimonio
público”, pues, como se explicará, esta modalidad delictiva supone la
3
Chanjan 2014:124

4
realización de una “disposición patrimonial” abusando de una facultad
especial de disposición. ›› (2014:142)
Ante todo, hay veces donde este actuar se queda impugne y no se penaliza bajo
ningún medio, el hacer mas uso de servicios públicos que el estado da a ciertos
cargos no debe pasar desapercivido y debe ser sancionado, esto puede ser un
comienzo para recuperar la confianza de los peruanos. Un punto a resaltar en
esta investigación y que es de preocupación es la relación de complicidad q
puede tener el ciudadano y el agente publico que da pie a la corrupción del dia
a dia, Vigil hace mención a esto:

‹‹ Al contrastar los comportamientos que rodean la vinculación entre el


ciudadano de a pie y el agente público que pueden derivar en una relación
corrupta, surge la interrogante sobre la vigencia del concepto de sociedad
de cómplices (…), que alentaran nuestra ignorancia a la ley (…), el
consentimiento a la negación de autoridad, el rechazo a los límites
impuestos por la sociedad y por lo tanto el desconocimiento de los
derechos de los demás. ›› (Vigil 2013: 38)
Vemos que esta complicidad se debe a la ignorancia que el ciudadano tiene
sobre la ley, y es que muchos no saben, ni están interesados en saber sobre
sus derechos como ciudadano, y esto da a pie al abuso de agente publico sobre
el ciudadano peruano.

El abuso de los cargos públicos, la ignorancia y el desgano de la ciudadanos


peruanos hacer que la corrupción tome control sobre todo el país afectanto
gravemente en la economía reduciendo el crecimiento per capita, ya que la
corrupción solo se enfoca en ganar pero no en invertir, por lo q afecta
gravemente en el crecimiento del país provocando en el incremento en la tasa
de deserción escolar primaria y reducciones en el nivel desarrollo humano,
debiéndose cambiar la tolerancia ante la corrupción de manera grupal.4

En el tercer argumento expresa que existe un grupo con un grado alto de


profesionalismo en funciones económicas y reguladoras del Estado, mientras
que existe un sistema de empleo fragmentado y poco profesionalizado donde no
hay aún meritocracia ni carrera pública.

4
Yamada 2011: 11-13

5
‹‹Las personas aceptaron iniciar como un estado constitucional cediendo
facultades a otras personas, estas personas tenían que ser las encargadas
de administrar y proteger los bienes públicos; cosa que en los últimos veinte
años (1997-2017) no se estado realizando, ya que en los poderes del estado
hay corrupción, lo cual está generando una desconfianza en las personas››
Pero en la actualidad esto no está sucediendo, debido a que los funcionarios
públicos no están respetando las leyes .La corrupción afecta a todas las
personas por que distingue raza y condición social de esta manera afecta a las
personas de bajos recursos.

Uno de los reclamos de la sociedad, sobre todo en el contexto de estos años, es


la atención que esta debe recibir de su gobierno .Dicha atención debe ser
manifestada a través de la satisfacción ante las demandas de la sociedad y
expectativa de vida de los ciudadanos .Al ser las instituciones de carácter
público, es importante contar con un personal formado en ética y compromiso
con la sociedad.

‹‹Actitudes como las de manipulación están penadas, sin embargo, eso no


detiene a una persona corrupta para infringir la ley. No solo en los altos
cargos del país existe corrupción, también hay en los policías que aceptan
una coima para no poner una papeleta. ››
El ciudadano no se siente seguro al transitar por las calles. Debido a la falta de
ética existe en nuestra sociedad común que los profesionistas olvidemos la
importancia de la ética profesional y como consecuencia de ello olvidamos
también aplicarla a nuestra vida laboral diaria, ello implica la imperiosa necesidad
de hacer conciencia de la falta de principios éticos.

En los últimos veinte años se ha visto un desinterés por parte de los políticos. En
otras palabras, ante una necesidad y deseo de agilizar algún proceso jurídico,
se acude a optar a corromper algún funcionar y de ese modo el proceso sea más
rápido como lo menciona Ríos el desinterés del estado ante la corrupción:

‹‹Esta indiferencia toma similares variantes; la de no atender el problema con


el que acude un individuo a una jurisdicción en específico, la de derivar a
otro organismo para la solución del conflicto presentado por el individuo
inconforme, la de atender el problema, pero no ofrecer resultados
satisfactorios, etc. ›› (2015: 62)

6
Al no mostrar resultados eficientes el ciudadano no se siente satisfecho con su
sociedad que es corrompida y que sus funcionarios no tienen ética. La personas
al no tener información podemos cometer uno y mil errores, a ello se le suma
que el peruano en los últimos años (1997-2017) se a timado en diversas estafas
ya sea que las cometió o fue víctima de ellos debido a una corrupción en su
sociedad.

‹‹La falta de información que se denota por parte de las autoridades y la


especie de conspiración que toman los medios de comunicación por
exponernos sucesos selectos que solo ellos consideran que deberíamos
saber; el desconocimiento de una realidad tan perjudicial que depara el
fenómeno de la corrupción (…)›› (2015: 62)
Ante lo dicho por Ríos que se expresa inconforme con la actual sociedad en la
que se vive y que las personas no están prestando la atención debida al caso de
corrupción en el Perú.

Como cuarto argumento que sostiene la postura, se asevera que la lucha contra
la corrupcion debe ser persistente y concisa, ya que la mayoría de ciudadanos
se han visto afectados y han tomado este flagelo como algo cotidiano y normal.
La lucha con dicha problemática ha ido extinguiéndose conforme el tiempo y las
personas ya no exigen sus derechos como ciudadanos. Al respecto, Vigil
menciona lo siguiente:

‹‹(…) una lucha eficaz contra la corrupción modifica los incentivos y la


información de manera tal que las personas no tengan interés en sobornar
o dejarse sobornar, extorsionar, cometer fraude o malversar fondos (…)”
(Klitgaard 2010:2 citado por Vigil 2013:176)››
En este sentido, se puede identificar una forma eficiente de combatir la
corrupcion, evitando negatividades que no benefician a la sociedad

En la actualidad hay un importante interés por permitir una acción contra la


corrupción y fundamentalmente una orientación acerca de que la ciudadanía se
comprometa en la lucha de este flagelo; en tal sentido es correcto identificar
campañas difundidas por el Estado, por el cual se permiten quejas y denuncias
que cooperen a combatir la corrupción, sin embargo pese a la cooperación y
compromiso de los ciudadanos , su percepción acerca al fenómeno no sufre
algún cambio de acuerdo a términos de cifras

7
Además, su incentivo de seguir luchando contra la corrupcion se desvanece, la
pérdida de importancia hacia este problema se hace mas notoria.

Los jóvenes constituyen un buen porcentaje de la población peruana, por lo cual


son los principales afectados de la corrupcion. Si se asocia sus ganas de
combatir la corrupcion y el gran sector al que pertenecen se puede iniciar una
lucha contra la corrupcion más consistente. Ríos señala al respecto:

‹‹Los jóvenes tienen consciencia que la corrupción es un comportamiento


que perjudica a la sociedad y a través de la historia ha ido expandiéndose
a todos los sectores del estado; ellos mismos ante este problema tienen
el incentivo para participar frente a la corrupción (…)›› (2015:61)