Vous êtes sur la page 1sur 4

UNIVERSIDAD POLITÉCNICA SALESIANA

EDUCOMUNICACIÓN
Bryan Espinosa 8vo Nivel de Filosofía y Pedagogia 2019-04-01
LA CRÓNICA

UN DÍA MARAVILLOSO CON UNA VIEJA AMISTAD

EL INICIO

Era un fin de semana normal, un 30 de marzo del 2019, donde decidí pasar a visitar a una
antigua amiga; actualmente, ella es una de las bailarinas del Ballet Ecuatoriano de
Cámaras y se presentaría en una obra de fin de periodo, presentando “La Vida entre las
Ramas”, su nombre es Jazmín Torres y es una de mis mejores amigas de la infancia. Al
tomar un bus directo a Cotocollao, pensaba que no me reconocería, después de 11 años
de no habernos visto por última vez; entonces, cuando llegué a la Residencia “Fernández”,
los padres de Jazmín me recibieron con mucho cariño y me dijeron que la esperemos.

Mantuvimos una conversación llena de recuerdos, vivencias e ideales; pero, de repente


sale Jazmín con su ropa deportiva, preparada para su espectáculo. El señor Ignacio y la
señora Viviana salieron de urgencia a la Oficina del Cantón Rumiñahui, para solicitar un
permiso de funcionamiento para una tiendita en la residencia. Después de ello, Jazmín y
yo decidimos partir al Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, donde todas sus
instructoras la esperaban y me presento a sus compañeras del ballet.

DURANTE EL PROGRAMA

Una de las instructoras de Jazmín, cuyo nombre era Nastia Kuznetsov, me confeso que
se sentía algo contenta de presentar una obra de su creación, inspirada en los recuerdos
de su niñez en Rusia; para mostrar el enorme trabajo que represento en su infancia y su
carrera como balerina profesional, sintiéndose alagada por conocer a una persona que
estudia Filosofía, pues, ella manifestó su interés inmenso por la esencia de la vida.

Durante la obra, el publico se llenaba de expectativas por ver el desenlace de cada parte
de la historia; Nastia me supo comentar que las principales formas de ver la realidad no
solo debían ser tan negativas o positivas, sino, debían ser igualadas en los matices de la
estética actoral, es decir, mostrando una fusión de tragedia y fantasía, para profundizar en
el instinto de los espectadores, garantizando un baile clásico de alcurnia y distinción.
Una de las partes favoritas del público fue en donde los ángeles levantaban a la pequeña
Nastia, interpretada por Jazmín, y la impulsaron a volar, en una esquina del escenario,
para reconocer la autoestima de la pequeña ballerina, realizando sutiles piruetas y
muestras de felicidad y orgullo, hacia el público que aplaudía; terminado el espectáculo,
Jazmín me presentó a Alison y Masha, la hija de Nastia, donde decidimos dar una vuelta
por todo Quito, para que ella conociera la ciudad.

EN EL PARQUE LA CAROLINA

Durante las 11:30 a.m., Alison, Masha, Jazmín y yo visitamos el Parque La Carolina,
pues, Masha nunca visitó el lugar y le encantaba conocer, pese a que no tenía un buen
dominio del español y sabia hablar ingles y ruso.

Mientras Alison y Jazmín la invitaban a jugar a las atrapadas con Masha, yo le explicaba
acerca del parque, hablando inglés con ella e intercambiando opiniones acerca de lo
hermoso que es vivir en comunión con la naturaleza; después de unos cuantos raspados,
alquiler de bicicletas y una vuelta por todo el parque, donde mantuvimos una plática a
mena, la siguiente parada de nuestra visita es el CCI.

EN EL CCI

Dentro del centro comercial, los cuatro decidimos hacer unas pequeñas visitas a lugares
favoritos que cada uno le gustaba; para Alison, su mejor lugar favorito era la tienda de
dulces, sin embargo, ella no quería comprar unos dulces, sino, un peluche de Stich, porque
era muy bonito y decía que coleccionaba peluches multicolores de él. Para Jazmín, su
lugar preferido era el local de los juegos, ella se divertía viendo las maquinitas y los juegos
de los mas pequeños, pasando horas de diversión, sin control.

En cuanto a Masha, le encantaba todo sobre modelos a escala de aviones y autos clásicos,
de hecho, le encanto una pequeña replica de un auto color negro, que recordaba a su
abuelo y lo compro. Cuando me preguntaron sobre mi lugar favorito, ellas quedaron
admiradas cuando dije que me gustaba leer libros en la Librería Española, porque tenían
comics y libros espectaculares, que me ayudaban a tener mayor bagaje de conocimiento.

Después de pasar por Movistar, Masha y Alison pasaron por el local de perfumería,
mientras Jazmín y yo conversábamos de nuestras vidas. Ella me cuenta que se siente muy
feliz de volver a verme, pensaba que nunca la recordaría, pero, le comenté que su cariño
y su gran corazón me hizo siempre recordarla en cada cumpleaños, incluso, ella me ayudo
a mantener un gran cariño por la lectura, regalándome su primer comic. Después de ello,
fuimos al lugar favorito de Alison, el Quicentro Shopping.

EN EL QUICENTRO SHOPPING

A partir de las 14:00 pm, fuimos a comer juntos en el KFC, donde charlábamos acerca de
los sueños para el futuro, Alison y Masha congeniaban entre ellas sobre llegar a ser
grandes bailarinas en todo el mundo, para Jazmín y mi persona, el único sueño que faltaba
realizar era de acabar la Universidad y comenzar una vida profesional plena. Cuando
salimos del Patio de Comidas, la hermana mayor de Alison la busco para llevarla a casa
y se despidió de nosotros.

Después, decidí llevar a Masha y Jazmín al Play Zone del Quicentro Shopping, para ver
los juegos que ellas les gustaría jugar. Masha jugaba con la maquina de baile, donde
trataba de alcanzar una puntuación perfecta, mientras que Jazmín y yo jugábamos Pin
Ball de Star Wars.

EN CASA DE MASHA

Después de varias horas, los tres decidimos volver a casa, pero, debimos acompañar a
Masha, para que regrese a casa con su madre Nastia. Para ello, Jazmín buscaba un taxi
para llevarla, mientras que yo traducía todo lo que ella decía en el ingles que conocía. Al
principio, se pensaba que ella viviría por la Mitad del Mundo, pero, resulto que vivían en
El Condado, porque les gustaba conocer gente, que pudiera tratar con cariño y
distinguidas atenciones.

Masha y su madre nos agradecieron a ambos por hacer de este día, un momento especial
para ella, pues, explicó que iba a regresar a Moscú para quedarse por 5 meses, lo cual, la
dulce Masha no resistió las ganas de llorar y extrañar a todas sus amigas del ballet, pero,
era para haber convivencia entre los demás miembros de la familia de Nastia y Masha.

Al despedirnos, abrazo fuerte a Jazmín y le brindo grandes augurios en todos sus deseos,
mientras que yo, simplemente le dije lo contento de haberla conocido y de pasar un sábado
genial. Masha me tomo de las manos y se despidió besándome las dos mejillas, al igual
que se hace en Rusia, diciéndome lo siguiente: “Siento que eres muy especial, tu alma es
tan pura como el agua cristalina y me demostraste tener un corazón tan grande, quisiera
ser fuerte y valiente, al igual que tú, eres mi héroe”.
DE REGRESO A CASA

Al volver a casa de Jazmín, eran las 18:30 pm y sus padres llegaron a casa, cuando nos
preguntaron por la tardanza, ella y yo supimos comentarles todo lo que hicimos el día de
hoy. Finalmente, Jazmín me agradeció y aprecio mi presencia en su show y prometió
visitarme a mi casa, durante mi cumpleaños, para recordar que nunca he cambiado y
valdría la pena seguir siendo buenos amigos; despidiéndome de ella y sus padres para
tomar el siguiente bus hacia el Coliseo General Rumiñahui y caminar directo a mi casa.

Fue un sábado muy hermoso, sabiendo que aun puedo tener la confianza de mis viejos
amigos/as y luego saber que hay gente buena en la ciudad; abriendo mi corazón y conocer
otras personas, apreciando aquello que soy.