Vous êtes sur la page 1sur 3

Bachillerato Tema 34 34 / 1

34. VIVENCIA ECLESIAL DE LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS

.I Razón de ser de la Unción de los enfermos a posibilidad de que, para la validez, pueda utilizarse
la luz de «Sacrosanctum Concilium» 73-75 aceite vegetal que no sea de oliva, en las regiones en las
que éste sea difícil de conseguir. Además limita el
número de unciones dentro del rito y admite la
73. La “extremaunción”, que también, y mejor, reiterabilidad de la U.E. aun dentro de la misma
puede llamarse “unción de enfermos”, no es sólo el enfermedad.
sacramento de quienes se encuentran en los últimos
momentos de su vida. Por tanto, el tiempo oportuno Los principios conciliares y las reformas introducidas
para recibirlo comienza cuando el cristiano ya empieza por Pablo VI se reflejaron en el “Ordo unctionis
a estar en peligro de muerte por enfermedad o vejez. infirmorum eorumque pastoralis curae”, vigente para
el rito latino desde 1-Ene-1974, que va precedido de
74. Además de los ritos separados de la unción de unos prenotandos sobre los aspectos fundamentales de
enfermos y del viático, redáctese un rito continuado, la U.E. La versión española (Ritual de la unción y de la
según el cual la unción sea administrada al enfermo pastoral de los enfermos), aprobado el 20-Feb-1974,
después de la confesión y antes de recibir el viático. añadió unas “Orientaciones doctrinales y pastorales
75. Adáptese, según las circunstancias, el número de del Episcopado español” que son muy valiosas. Este
las unciones y revísense las oraciones ritual es un precioso instrumento teológico y
correspondientes al rito de la unción, de manera que catequético. En su cuarta edición (1987) se ha ajustado
respondan a las diversas situaciones de los enfermos al CIC de 1983. El estudio del mismo se enriquece a la
que reciben el sacramento. luz de la encíclica “Salvifici doloris” y de catequesis de
La administración del sacramento de la Unción de los Juan Pablo II.
enfermos (U.E.) estuvo condicionada, desde antiguo,
por la disciplina penitencial. De ahí la tendencia a
considerarlo como sacramento para los moribundos y .II Estudio y ambientación de Sant. 5,14-15
que, desde Pedro Lombardo, sea denominado
“extrema unción”.
Trento lo presentó como complemento de la penitencia 14. ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a
y consumación de la vida cristiana, esto propició, entre los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le
los fieles, una visión tétrica del mismo. unjan con óleo en el nombre del Señor.
Por otra parte, desde la teología medieval, no estaba
clara la finalidad de la U.E. y se preguntaba por cuál es 15. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el
la gracia propia de la U.E., entendida la gracia como Señor hará que se levante, y si hubiera cometido
pecados, le serán perdonados.
accidente inherente al alma, sería una gracia
inmediatamente dispositiva para la gloria (efecto El Magisterio desde Inocencio I se ha remitido a St
meramente espiritual); no se excluía, sin embargo, la 5,14-15 como texto bíblico fundamental en el que
gracia de curación corporal. Santiago recomienda y promulga el sacramento de la
Desde unos años antes del Vaticano II, las U.E., instituido por Cristo. Esta carta de St, escrita antes
investigaciones históricas y teológicas han conducido a del a.62, tardó en ser incorporada al canon bíblico (S.
nuevos planteamientos que, en lo fundamental es: III en Oriente y IV en Occidente) pero la práctica de
unción de enfermos, no siempre de moribundos; debe ungir a los enfermos está atestiguada (no generalizada)
administrarse después del sacramento de la penitencia ya en el s.II: versión de la Didaché y San Ireneo.
antes del Viático; debe adaptarse el rito a las situaciones
La liturgia refleja ésta práctica ya en la Tradición de
de los enfermos; se resalta su dimensión eclesial.
Hipólito y en sacramentarios como el de Serapión,
Los estudios postconciliares (bíblicos, litúrgicos, mediante fórmulas de bendición del aceite. La unción de
doctrinales, históricos y pastorales) sobre la U.E. han enfermos, con fines medicinales, se utilizaba en la
dado resultados positivos, salvo algunos de tendencia cuenca mediterránea y podía tener carácter religioso,
desacralizadora, que niegan a la U.E. la incidencia en la como medio de comunicación del vigor del Espíritu
salud física, olvidando que “la medicina sacramental no divino. Se menciona en el AT y en el NT.
está en concurrencia con las medicinas humanas, sino
La difusión, valoración y sentido de la U.E., desde los
que se sitúa a otro nivel: el de una realidad sobrenatural
s.III-IV, están en función de la canonicidad de la carta
que asume la naturaleza respetándola”.
de St. Esta se mueve en un contexto judeo-bíblico y
A la luz de estas aportaciones, cumplió el mandato contiene una serie de exhortaciones, que actualizan el
conciliar Pablo VI y promulgó el 30-Nov-1972 la mensaje profético. La pericona de St. 5,12-20 forma
constitución “Sacram unctionem infirmorum”, en la parte de un “manual de disciplina”, uno de cuyos
que reafirma la sacramentalidad de la U.E., en la que
decreta una nueva fórmula-forma, y admite la
Bachillerato Tema 34 34 / 2

asuntos se refiere a lo que hay que hacer con los frecuente en la antigüedad y que eran meros
enfermos. “sacramentales” que, a veces, se prestaban a confusión.
No es una receta médica, sino un rito religioso cuya
finalidad es “salvar”, “aliviar”, “restablecer” al enfermo.
Los términos que utiliza (enfermedad, unción, oración, .III La cuestión histórico-teológica sobre la
salvación) reflejan el contenido que les daría un finalidad específica de este sacramento
judeocristiano, que se sirve de las categorías del AT,
repensadas a la luz de la fe cristiana. Por tanto, St 5,14-
15 sintetiza un aspecto de la voluntad de Cristo,
presente en la Iglesia, como “médico”, al modo que lo La finalidad específica de este sacramento (¿para qué
era Yhwh en el AT. fue instituido?; ¿qué gracia confiere?) fue para los
Jesús, el Salvador, cuando cura a los enfermos, teólogos durante siglos, una cuestión ambigua, discutida
relaciona la curación física con la liberación del mal y, de ordinario, deficientemente resuelta. De ahí que la
radical, el pecado. La visita a los enfermos se relaciona catequesis sobre la U.E. haya sido escasa y titubeante.
también con la salvación.
 La tradición litúrgica y patrística es pobre y un
 El enfermo del que habla St debe “hacer llamar”
tanto ambigua. Las fórmulas de bendición del aceite
(enfermedad seria) a “los presbíteros” (las
suelen mencionar efectos de curación física, sin
autoridades en cada iglesia), una de cuyas funciones
olvidar el efecto de santificación. Se subraya que el
era administrar los “misterios”. Los menciona en
enfermo reciba la penitencia y la Eucaristía y
plural de categoría. Estos visitarán al enfermo para
después la U.E. y se insiste en que los fieles no
orar sobre él y ungirle con aceite. Realizarán ese
confundan esta unción con otras prácticas paganas
rito “en nombre del Señor”, es decir, de Jesús
similares de carácter supersticioso.
Resucitado.
El aceite, signo de vida, se aplica al enfermo para  La ritualización de la U.E. permite distinguir
revitalizarle. Y “la oración de fe”, es decir, el rito claramente esta unción de otras unciones (meros
descrito “salvará al postrado y el Señor lo sacramentales), así aparece con riqueza en
levantará”. Se trata por tanto de una continuación de formularios como en el “Pontifical romano-
las curaciones que hacía Jesús, llevada a cabo germánico” (s.X). Se generaliza en Occidente la
ministerialmente por los “presbíteros” para realizar unción en la cabeza, ojos, nariz, labios, cuello,
lo que significaban las curaciones que hacía Jesús. pecho, espalda, manos, pies. La fórmula pide al
Señor que perdone los pecados cometidos por el
 La “Salvación” implica la liberación del pecado. De
enfermo-moribundo mediante cada miembro que el
ahí que este rito no puede limitarse a significar la
sacerdote va ungiendo. Esta U.E. se administra tras
salvación física, ni sólo la salvación espiritual. Se
la penitencia, y por tanto, el perdón se refiere no al
trata de la salvación de la persona, espíritu
pecado mismo, sino a sus “reliquias”. Esta unción-
encarnado o cuerpo vivificado, cuya unidad subraya
sacramento no impide que, al menos hasta el s.XII,
la Sagrada Escritura.
persistan otras unciones-sacramentales con aceite
“Y si hubiere cometido pecados, le serán bendecido.
perdonados”. “Amartía” en St puede significar
pecado mortal o venial. Parece que el mencionado  Sobre esta vivencia y estos datos reflexionan los
rito puede ser medio para obtener el perdón de teólogos desde el s.XI. Síntesis del pensamiento de
“pecados”, sean veniales o mortales. Los teólogos las primeras escuelas es Pedro Lombardo, en las
han entendido que la finalidad propia de la U.E. es la “Sentencias” donde dice que la U.E. se da en
mencionada “curación-salvación”. Por tanto, el “extremis” y su efecto propio es espiritual, ordenado
perdón de los pecados sería la finalidad subsidiaria, a la muerte cristiana, más que a la vida. Señala un
obtenida “per accidens”. doble fin o efecto: el perdón de los pecados y el
alivio de la enfermedad.
 A partir de St 5,14-15, Inocencio I en su carta a
La gran escolástica reitera, con matices, estas ideas
Decencio, dice que este rito “es un sacramento”, es
básicas: la finalidad de la U.E. es borrar los pecados
decir, uno de los “misterios” celebrados por la
veniales (San Buenaventura) o las reliquias del
liturgia cristiana. Como sacramento técnicamente
pecado (San Alberto); “es el último remedio que la
entendido (signo eficaz de gracia instituido por
Iglesia puede conferir, el cual dispone, como quien
Cristo) no es considerado por el Magisterio y por los
dice de modo inmediato para la gloria”, confiere
teólogos hasta las negaciones luteranas. Es clara la
una gracia espiritualmente, conformativa y puede
eficacia del signo (oración-unción): la “salvación”
tener otros varios efectos secundarios (St. Tomás),
en el sentido expuesto.
éste dice que se puede reiterar, que es el sacramento
En cuanto a la institución por Cristo no consta de los moribundos, y la principal finalidad es
explícitamente en el NT. Pero St dice que se hace “en disponer al enfermo para una purificación total y
nombre del Señor”. De ahí que Trento defina que fue definitiva.
instituido por Cristo y promulgado por Santiago.  Trento suaviza la vinculación de la U.E. con la
Define, pues, de otras unciones que, con fines situación grave de enfermedad, cuando dice que va
curativos, realizaban los fieles con aceite bendecido; destinada a los enfermos y a aquellos que están en
unciones no reguladas litúrgicamente, que fueron muy peligro de muerte y cuando afirma que este
Bachillerato Tema 34 34 / 3

sacramento puede recibirse de nuevo si el enfermo gravemente enfermos al Señor doliente y


recuperado vuelve a recaer. Afirma solemnemente glorificado, para que los alivie y salve, se administra
que es un sacramento instituido por Cristo, y su ungiéndolos con óleo y diciendo las palabras
efecto o res del sacramento: una gracia del Espíritu prescritas en los libros litúrgicos”. (c.998).
Santo, con la que el enfermo se purifica de sus  La forma dicha una sola vez, mientras se unge al
pecados, aumenta su confianza en la misericordia enfermo, es: “+ Por ésta santa Unción y por su
divina, puede obtener la salud corporal si conviene a bondadosa misericordia te ayude el Señor con la
su salvación, encuentra fuerza para llevar la carga de gracia del Espíritu Santo; + para que libre de tus
su enfermedad y resiste las tentaciones del enemigo. pecados te conceda la salvación y te conforte en tu
 Aunque la U.E. le ha tocado casi siempre jugar el enfermedad” (Ritual 76).
papel de “pariente pobre” entre los sacramentos. Se  En la duda sobre si el enfermo ha alcanzado el uso
trata de un sacramento para enfermos, cuya gracia de razón, sufre una enfermedad grave o ha fallecido
sacramental propia viene a contrarrestar los efectos ya, adminístresele el sacramento. Si el sacerdote
negativos de la enfermedad. Lo esencial en la tiene constancia de muerte real, no debe
práctica de la U.E. está en la ayuda de Cristo al administrarle el sacramento, pero queda siempre la
enfermo. Hay que destacar en el signo sacramental posibilidad de duda con la distinción entre muerte
de la U.E. su relación con la enfermedad corporal, aparente y muerte real (de media hora a dos horas).
por tanto esto indica que la gracia de Cristo se No se habla de administración condicionada, sino
acerca al enfermo, reconoce y compadece su absoluta, pero si al sacerdote le consta que ya ha
situación, percibe y manifiesta que el enfermo se muerto, “rece por él y pida a Dios que lo absuelva de
encuentra en un momento clave de su existencia y en sus pecados y lo admita misericordiosamente en su
esa circunstancia le ofrece su ayuda, ésta ayuda va reino”.
dirigida al fondo mismo de su ser, quiere ser una
respuesta a la profunda pobreza que el enfermo
siente en su interior. Apéndice
No se trata de pretender el milagro de la curación,
sino de hacer sentir al enfermo en su cuerpo y en su
propia existencia los efectos de la gracia de Cristo a
través de la fe, la oración y la caridad de la Iglesia. La unción de los enfermos en el Catecismo de la
 El ministro es el sacerdote (presbítero u obispo), Iglesia Católica, n· 1499-1525.
correspondiendo al párroco y sus colaboradores
ejercerlo de manera ordinaria. El momento central  La enfermedad en la vida humana: 1500-1501.
del rito o “liturgia del sacramento” se compone de
 El enfermo ante Dios: 1502.
varios momentos: a) la bendición del óleo, en el caso
de que sea preciso hacerlo, o, de manera ordinaria,  Cristo, médico: 1503-1505.
una oración de acción de gracias sobre el óleo  Sanad a los enfermos: 1506-1510.
bendecido. b) la unción que se hace al enfermo en la  Un sacramento de los enfermos: 1511-1513.
frente y en las manos, pronunciando una sola vez las  Enfermo y ministro: 1514-1516.
palabras que acompañan a la unción, y c) una  La celebración: 1517-1519.
oración, que admite diversas fórmulas según las
 Los efectos: 1520-1523.
circunstancias, pidiendo la salud espiritual y
corporal del enfermo.  El viático, último sacramento del cristiano: 1524-
1525.
 Según el CIC la UNE. es definida así: “La UNE.,
con la que la Iglesia encomienda los fieles