Vous êtes sur la page 1sur 1

Introducción

El juicio es una controversia jurídica y actual entre partes y sometida al


conocimiento de un tribunal de justicia.
Esto presupone la existencia de una controversia o conflicto de interés, es decir, la
sustentación de derechos e intereses contradictorios o contrapuestos a lo
defendido por la parte contraria, y que la perjudican.
El juicio constituye el contenido material o de fondo del proceso, el cual va a ser
resuelto por el órgano jurisdiccional a través de un procedimiento.
Por norma general, el Juez se encargará de discernir cuál de las dos partes se
fundamenta con mayor base en el estado de derecho que ampara al país en el
cual se ha desarrollado la actividad que ha puesto en conflicto a dos o más
En el ámbito moral, el juicio trata de discernir y resolver un conflicto, siempre
tendiendo a propugnar lo bueno y condenar lo malo, desde una postura razonable.
El proceso del juicio es un método de razonamiento o un camino de reflexión que
tiene como fin resolver un conflicto de manera verdadera y justa, buscando la
prevalencia del derecho sustancial, para lo cual es necesario que el juez conozca
los hechos y sus circunstancias. Es un método de razonamiento por cuanto indica
cómo se debe proceder para investigar, acusar y juzgar a una persona. Y dentro
de esa manera de proceder se encuentra el debate oral, el contradictorio o la
discusión dialéctica, por medio de audiencias. El debate oral está presente durante
todo el proceso, incluso la prueba se presenta oralmente en el juicio, en audiencia
pública, por medio de testigos.