Vous êtes sur la page 1sur 17

Estrategias para fortalecer la inteligencia emocional en estudiantes de 3 a 5 años de Aspaen

Pepe Grillo Alborada

Gabriela Delgado Covo.


Mayo 2019.

Universidad Tecnologica de Bolivar.

Practicas Profesionales I.
Abstract ii

El objetivo de la siguiente investigación es proponer estrategias que fomenten el manejo


adecuado de emociones dentro del aula de clase, a través de las cuales los profesores, por medio
de la disciplina positiva, puedan implementar en los estudiantes de 3 a 5 años con el fin de
favorecer el desarrollo de estos.
Se propone que sea con este modelo de disciplina positiva, ya que esta permite entender el
comportamiento de los niños y la forma de abordar su actitud para guiarlos en su camino siempre
de forma positiva, afectiva pero firme y respetuosa tanto para el niño como para el adulto.
Ademas, se basa en la comunicación, el amor, el entendimiento y la empatía para disfrutar de las
relaciones y de herramientas tanto a maestros como a padres para entender el comportamiento de
los niños
1

Introducción

Durante la etapa infantil de los 3 a 5 años, el desarrollo emocional se caracteriza

principalmente por la capacidad y necesidad de expresar sus propias emociones

y comprender la de los demás; sin embargo, estas emociones hay que saber

regularlas y controlarlas, y esto es posible con la inteligencia emocional. Con

ella se adquiere la habilidad para percibir con precisión, valorar y expresar

emoción; la habilidad de comprender la emoción; y la habilidad para regular las

emociones con el fin de promover crecimiento emocional e intelectual (Salovey

y Mayer 1997).

Autorregularse sin las bases adecuadas no resulta tan sencillo como decirlo y

menos para un niño quien apenas comienza a adentrarse al mundo de las

emociones. Por tal motivo, este proyecto busca afianzar esta necesidad, por

medio de estrategias y actividades propuestas en un plan de intervención para

los niños de edades temprana. Al aplicarlo se espera que su desempeño tanto a

nivel personal, social, escolar y demás se vean potencializados (Goleman, D.

1995). La disciplina positiva será el medio por el cual se lleven a cabo las

actividades. Ya que esta permite entender el comportamiento de los niños y la

forma de abordar su actitud para guiarlos en su camino siempre de forma

positiva, afectiva, pero firme a respetuosa tanto para el niño como para el

adulto. (Márquez, J.; et al, 2007).


2

Marco Teórico

Las emociones

Antes de empezar a referirse a la inteligencia emocional es necesario dejar claro el

constructo de las emociones, elemento básico para el desarrollo de la inteligencia

emocional.

Salovey y Mayer (1996) plantearon las emociones como elementos que

modifican y desordenan la mente, idea esta que debió ser modificada, ya que

se observó que incluso algunas situaciones intensas, podrían servir de

estímulo en los procesos de aprendizaje y que no necesariamente implican

desorden.

Redorta y Cols (2006), las emociones son: aquellos estados y percepciones,

de los estímulos internos y externos, en una suerte de acercamiento y

adaptación frente a cualquier cambio o adversidad, con el cual tengamos que

enfrentarnos en nuestra vida cotidiana.

Dentro de las emociones se puede afirmar que existen tres componentes que

suelen ser principales al momento de caracterizar cada una de ellas. Los tres

componentes principales son:

Neurofisiológicas: Tiene relación con la función de la respuesta ante las

emociones y pueden manifestarse en forma de sudoración, taquicardia,

respiración acelerada, entre otras.

Cognitivo: Se relaciona con la manera en que cada persona valora sus

experiencias y vivencias subjetivas. Este componente hace que se


3

califique el estado emocional y se le dé un nombre (Enríquez, 2011).

Comportamentales: Este componente trata sobre cómo se experimenta

cada emoción, tales como: expresiones faciales, lenguaje verbal y no

verbal.

Las emociones básicas que existen son el miedo, alegría, tristeza, enojo y la sorpresa.

Inteligencia Emocional

Antiguamente existían dos suposiciones clásicas sobre la inteligencia. Una de las

hipótesis sobre la inteligencia afirmaba que era una capacidad única que cada persona

adquiría en menor o en mayor medida. Por otro lado, la segunda hipótesis afirmaba que

la inteligencia podía calcularse por medio del uso de instrumentos estandarizados.

Fue entonces después en el Siglo XX con la aparición de Gardner que las anteriores

afirmaciones perdieron validez. Gardner afirmaba que no existe una inteligencia única,

sino que cada ser humano puede desarrollar diferentes tipos de inteligencia,

constituyéndose así el concepto de Inteligencias Múltiples. Esta teoría de Inteligencias

múltiples dio paso al concepto que hoy se conoce como Inteligencia Emocional.

El concepto de Inteligencia Emocional fue propuesto por Salovey y Mayer en 1990

a partir de las ideas introducidas por Gardner en su teoría de las Inteligencias Múltiples

(IE). Salovey y Mayer configuraron el término de IE a partir de la inteligencia

intrapersonal e interpersonal. La inteligencia intrapersonal se define como la

capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otra persona,

mientras que la inteligencia interpersonal es la capacidad para comprenderse a uno

mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios.


4

John Mayer y Peter Salovey introdujeron la teoría de la inteligencia emocional. Esta

inteligencia emocional planteada por estos autores comprende habilidades muy distintas

a las académicas, pero de cierta manera contribuye a la formación de ambas. La

inteligencia emocional comprende la capacidad de motivarnos, la perseverancia del

empeño a pesar de las situaciones que puede atravesar cada persona, controlar los

impulsos que pueden ser generados según cada situación, conocer y de esta manera

poder regular los estados de ánimos, la capacidad de ponernos en el lugar de los demás,

entre otras.

La inteligencia emocional consiste en la habilidad para manejar los sentimientos y

emociones, discriminar entre ellos y utilizar estos conocimientos para dirigir los propios

pensamientos y acciones (Salovey y Mayer, 1990). Asimismo, este tipo de inteligencia

trata sobre el manejo de las emociones en cuanto a lo personal y a los distintos tipos de

relaciones.

La inteligencia emocional se fundamenta en la conciencia que hacen los individuos

sobre ellos mismos y asimismo su conciencia social. La conciencia social hace

referencia a la capacidad que tiene el ser humano de reconocer las emociones y el

impacto que estas generan en todo lo que los rodean. Además, a través de este

conocimiento se puede tener un mejor manejo de nuestros propios sentimientos y como

estos pueden verse expresados hacia los demás.

Dentro de la inteligencia emocional se encuentra la capacidad de auto – reflexión

que es la identificación de las propias emociones y la manera de regularlas de la forma


5

adecuada. Por otro lado, se encuentra la habilidad para reconocer lo que los demás están

pensando y sintiendo, estando ésta muy relacionada con las habilidades sociales como la

empatía, asertividad, comunicación no verbal, entre otras. Las habilidades sociales están

muy relacionadas con la inteligencia social que puede tener un individuo, la inteligencia

social hace referencia a la habilidad para entender los sentimientos, pensamientos y

comportamientos de las personas, incluido uno mismo, en diversas situaciones.

La inteligencia emocional según Salovey y Mayer, se configura dentro de un

modelo que tiene cuatro derivaciones o fases que se encuentran relacionadas, la

percepción e identificación emocional, facilitación emocional del pensamiento,

comprensión emocional y regulación emocional.

Percepción e identificación emocional: En esta rama las emociones son

distinguidas, identificadas, valoradas y expresadas. Esta sección comprende la

capacidad que tiene el individuo de expresar de manera correcta las emociones.

Además, incluye la capacidad de diferenciar los diferentes tipos de expresiones

de las emociones. Estas habilidades se constituyen en la edad infantil, pero a

medida de la maduración del individuo las emociones se van amplificando.

Facilitación emocional del pensamiento: Las emociones experimentadas

ingresan al sistema cognitivo como señales que influyen en la cognición.

Comprensión emocional: Se entienden y se analizan las emociones haciendo

uso del conocimiento emocional. En esta etapa se evidencia que las emociones

son regidas por las experiencias vividas por cada persona. Durante esta fase se

demuestra que las influencias culturales y ambientales tienen un papel


6

representativo. En la comprensión emocional se encuentra la capacidad que

tienen los individuos de clasificar las emociones para posteriormente reconocer

las relaciones que éstas tienen con ciertas palabras y así poder realizar

asociaciones.

Regulación emocional: Es la habilidad que los individuos poseen en la cual

pueden reflexionar sobre las emociones y de esta forma promover el

conocimiento emocional. Es aquí donde el individuo puede moderar las

emociones negativas y desarrollar aquellas emociones positivas para de esta

forma tener un crecimiento personal.

Es importante mencionar que posteriormente en 1995, Daniel Goleman retoma

concepto de IE en 1995 a través de una obra escrita que iba dirigida al mundo

empresarial. En esta obra Goleman habla sobre la importancia de las emociones y su

uso inteligente en los diversos ámbitos del diario vivir de las personas, además habla

sobre la naturaleza de cada una de las emociones y la necesidad existente del

conocimiento de las mismas por parte de las personas.

Daniel Goleman describió la inteligencia emocional basándose en sus propios

estudios realizados, el describe la inteligencia emocional como un factor determinante

del éxito de cada persona y afirma que es la capacidad “aprensible” para conocer,

controlar e inducir emociones y estados de ánimo, tanto en uno mismo como en los

demás.

Modelo de los componentes de la Inteligencia Emocional


7

Bisquerra, es uno de los máximo representantes de la Inteligencia Emocional, su

finalidad es llevar esta teoria al aula de clase debido a que considera que este tipo de

inteligencia puede ser aprendida.

Para Bisquerra (2003), la IE consiste en la adquisición de cinco competencias

emocionales (las cuales a su vez se subdividen en otras) que son las siguientes:

Conciencia emocional: capacidad de apreciar las emociones de uno

mismo y las de los demás, siendo capaz de percibir la atmósfera emocional en

cada situación.

Regulación emocional: es la capacidad de reconocer la relación entre

emoción, cognición y comportamiento, con la finalidad de afrontar las

situaciones de manera correcta y ser capaces de autogenerarnos emociones y

sentimientos positivos.

Autonomía emocional: es la capacidad de autogestión personal, dirigido

a una mejora de la propia imagen personal (autoestima) y de nuestras

capacidades para la consecución de objetivos y realización de actividades

(automotivación), proporcionándonos así una actitud positiva. Además,

supone también ser responsables de nuestros actos, tener la capacidad de realizar un

análisis crítico de las normas sociales y ser capaces de afrontar con

logro situaciones desfavorables.

Habilidades socioemocionales: capacidad para establecer buenas

relaciones con los demás, siendo necesario para ello: el dominio de las
8

habilidades sociales básicas, realizar intercambios comunicativos favorables,

tener respeto hacia los demás, llevar a cabo actitudes prosociales, compartir

emociones, entre otras (asertividad, prevención y solución de conflictos,

capacidad para gestionar situaciones emocionales,…).

Habilidades de vida y bienestar: es la capacidad para disponer nuestra

vida de un modo saludable y equilibrado, favoreciéndonos así experiencias

placenteras o de bienestar. Para ello, debemos ser capaces de fijarnos metas

positivas y realistas; tomar decisiones de acuerdo a nuestra ética, teniendo en

cuenta aspectos sociales y de seguridad; saber buscar ayuda y recursos que

necesitemos, además de ser capaces de generar experiencias óptimas en la

vida profesional, social y personal.

Bisquerra (1998, 2000) propone los siguientes modelos de intervención, en los cuales

explica cómo implementar la inteligencia emocional en el aula a partir de estrategias y

procedimiento para ponerla en práctica:

 Modelo de intervención por programas.

 Modelo de consulta

Sin embargo, se tendrá en cuenta para dicho proyecto únicamente el modelo de

intervención por programas.

Modelo de Intervención por Programas

El modelo por programas busca el anticipo a los problemas que puedan surgir

persiguiendo, de este modo, la prevención de estos y el desarrollo integral del sujeto.

Para la implantación de este modelo en las aulas (tarea que no siempre es fácil),
9

Bisquerra (2000) nos indica los siguientes pasos:

1. Orientación ocasional: en primer lugar, Bisquerra nos aconseja aprovechar

ciertas ocasiones para tratar contenidos de educación emocional. Esto puede ser el

comienzo de lo que al final se convertirá en un programa.

2. Programas en paralelo: consiste en tratar temas referentes a la educación

emocional de manera externa a las materias curriculares, por ejemplo en horario

extraescolar. Estos, posteriormente, pueden dar lugar a prácticas más relacionadas con

el currículum académico.

3. Asignaturas optativas: relacionadas con el desarrollo de la competencia

emocional. Ante el éxito que pueda tener puede ser que en un futuro se amplíe.

4. Asignaturas de síntesis: es una asignatura obligatoria que se desarrolla durante

breves periodos de tiempo, las cuales persiguen la integración de los saberes adquiridos

en las distintas materias, pudiendo nosotros utilizar como tema de unión contenidos de

educación emocional.

5. Acción tutorial: aprovechar esta hora semanal, dirigida a todos los alumnos,

para el desarrollo de la competencia emocional.

6. Integración curricular: consiste en tratar los contenidos de educación

emocional de manera transversal, en las distintas asignaturas y en los diferentes niveles

académicos.

7. Integración curricular interdisciplinar: es el desarrollo de un contenido de

educación emocional tratado desde las distintas asignaturas y el enfoque que aportan

dichas asignaturas. Por ejemplo: la violencia y su impacto en la naturaleza (en ciencias


10

naturales), la violencia y su impacto social (en ciencias sociales), estudios estadísticos

sobre las muertes causadas por la violencia (en matemáticas)…es decir, llevar a cabo

una educación emocional de manera interdisciplinar.

8. Sistemas de programas integrados (SPI): consiste en la integración de diversos

programas interrelacionados, los cuales están relacionados con la educación emocional.


11

Metodología

Diseño

Para la recolección de datos se utilizó un diseño cualitativo descriptivo a partir de la

observación no participante dentro de las aulas de clases.

Muestra

Estudiantes de 3 (Beginners) hasta 5 (Kinder) años de Aspaen Pepe Grillo Alborada.

Curso Número de estudiantes

Beginners 71
Pre Kinder 91

Kinder 54

Capítulo 4

Resultados y discusión.

Más texto.
12
13

Lista de referencias

Andrews, S. Fastqc, (2010). A quality control tool for high throughput sequence data.
Augen, J. (2004). Bioinformatics in the post-genomic era: Genome, transcriptome,
proteome, and information-based medicine. Addison-Wesley Professional.

Blankenberg, D., Kuster, G. V., Coraor, N., Ananda, G., Lazarus, R., Mangan, M., ... &
Taylor, J. (2010). Galaxy: a web‐based genome analysis tool for experimentalists.
Current protocols in molecular biology, 19-10.

Bolger, A., & Giorgi, F. Trimmomatic: A Flexible Read Trimming Tool for Illumina
NGS Data. URL http://www. usadellab. org/cms/index. php.

Giardine, B., Riemer, C., Hardison, R. C., Burhans, R., Elnitski, L., Shah, P., ... &
Nekrutenko, A. (2005). Galaxy: a platform for interactive large-scale genome
analysis. Genome research, 15(10), 1451-1455.
14

Apéndice

Las tablas y figuras pueden ir en el apéndice como se mencionó anteriormente.

También es posible usar el apéndice para incluir datos en bruto, instrumentos de

investigación y material adicional.


15

Vita

Acá se incluye una breve biografía del autor de la tesis.