Vous êtes sur la page 1sur 2

Aspectos técnicos de los deportes individuales

A través de la técnica se intenta obtener un resultado eficaz y óptimo pero con


el mínimo desgaste físico posible. La técnica se basa a su vez en dos principios
fundamentales:

1. Eficacia: Buscando la máxima adecuación entre la decisión y la


ejecución.

2. Economía: Un atributo que indica la energía de la que dispone el


deportista que deberá aprovecharla para alcanzar el resultado deseado y al
mejor y mayor nivel posible.

Así, uniendo estos dos principios podrían unirse en uno solo que es la
“armonía” como camino para lograr el equilibrio entre la energía utilizada y el
objetivo final que se consigue con el movimiento.

La ejecución correcta de la técnica del deporte tiene las siguientes


características:

 Principio y final en los movimientos que deben realizarse completos.

 Llevar un adecuado ritmo de ejecución.

 Elasticidad del movimiento.

 Previsión temprana del movimiento a través de un esquema mental


sobre el movimiento que vas a realizar.

 Previsión de los movimientos ajenos para reaccionar adecuadamente.

 Fluidez y elasticidad del movimiento.

 Precisión en la forma y en la finalidad.

Teniendo como base los aspectos técnicos de los deportes individuales lo


deseable es:

 Mejorar de las cualidades físicas básicas.

 Crear movimientos automáticos, es decir que ya debes saber que hacer


en todo momento.

 Adaptarse a las características del sujeto teniendo en cuenta edad, sexo


y condición física, entre otras variables.

 Estabilidad de la técnica para hacer frente al cansancio, nerviosismo,


temperatura, etc.
 Dependiendo del deporte individual del que se trata la técnica viene
determinada por un reglamento específico.

Táctica
La táctica puede resumirse como el comportamiento racional y regulado sobre
la propia capacidad de rendimiento del deportista y también sobre la del
adversario y por ello se planifica antes de la práctica deportiva realizando un
análisis de la situación, algo que se conoce como pensamiento táctico. El
objetivo de esta táctica planificada es para:

 Distribuir racionalmente las fuerzas a lo largo de la competición.

 Realizar acciones para conseguir ventaja.

 Responder a las acciones del rival.

Por último cabe recordad que en los deportes individuales existen menos
variantes tácticas a emplear pero no por ello pierden protagonismo ya que la
táctica se emplea para un mejor rendimiento sufriendo menos cambios durante
la competición, en tanto que en los deportes colectivos el objetivo se lleva
adelante en función de cómo reacciona el contrario.