Vous êtes sur la page 1sur 1

Directiva Permanente 0015 del 22 de abril de 2016

Esta directiva fue quizás el primer avance jurídico que permitió que las fuerzas militares y de policía pudiesen ser más contundentes contra las organizaciones más peligrosas y hostiles, dejando en manos no solo de la Policía Nacional atacar el crimen organizado (bandas criminales) sino que pasaran a ser enfrentadas por las fuerzas armadas en su conjunto, implicando que las operaciones contra ahora llamados Grupos Armados Organizados GAO no requieren judicialización porque se vuelven un objetivo militar, dando a entender que debido a la inoperancia de la Policía Nacional frente a estos grupos se estaría militarizando la función Policial y que a la luz del Derecho Internacional Humanitario (DIH), si un grupo es delincuencial o armado, y según su definición, pueda ser perseguido por la Policía, por las Fuerzas Militares o por las fuerzas armadas en conjunto.

Ahora bien, esta directiva no les da estatus político a las organizaciones criminales bajo las tipologías de GAO (Grupos Armados Organizados) y GDO (Grupos Delincuenciales Organizados), y dado a que su estructura se ajusta a lo que se entiende en Derecho Internacional Humanitario (DIH) como una amenaza a la seguridad del Estado, dota a las fuerzas Armadas y de Policía de una autonomía que le permite combatir a estos Grupos Organizados a las luz de las normas del DIH sin otorgarles un estatus político, el cual en cualquier momento estos grupos pueden reclamar ese reconocimiento al considerar que el DIH va en doble vía, al tener obligaciones y garantías.

Las organizaciones criminales que se quedan por fuera de la tipología de GAO, son los llamados Grupos Delincuenciales Organizados (GDO), y que son definidos bajo la convención de Palermo y en 3 protocolos; Delitos trasnacionales: trata de personas, contrabando de migrantes y tráfico y fabricación de armas de fuego.

En la actualidad se encuentra abierta la posibilidad a través de la Ley 1908 de 2018, que entre otras modifica y adiciona el Código Penal y Código de Procedimiento Penal en aras de fortalecer la investigación y la judicialización de estas organizaciones criminales (GAO Grupos Armados Organizados y GDO Grupos Delincuenciales Organizados), se adopten a las medidas de sujeción a la justicia y se dé por terminado esta otra clase de conflicto armado interno ni reconocido por el gobierno, pero quizás es uno de los cuales la degradado la guerra involucrando a la población civil convirtiéndola en la principal víctima del conflicto.