Vous êtes sur la page 1sur 1

MÚSICA PARA PENSAR

El aprendizaje del lenguaje musical estimula la actividad cognitiva, crea y propicia


estructuras mentales, al tiempo que desarrolla la memoria, la atención, la creatividad, las
capacidades auditivas y analíticas.

MÚSICA PARA SENTIR


La música emociona. Despierta y cultiva la sensibilidad estética. Socializa y fortalece la
autoestima al ser una excelente forma de superar la soledad y la timidez. Favorece la
relajación y canaliza la adrenalina.

MÚSICA PARA CRECER


El baile armoniza el movimiento. Su práctica mejora la coordinación corporal, la
flexibilidad, la agilidad y el equilibrio que favorecen las motricidades finas y gruesas.
Además,beneficia al sistema respiratorio y cardiovascular.