Vous êtes sur la page 1sur 10

LA DURACION Y MATRIZ DE CORRELACION COMO MEDIDA DE RIESGO EN

PORTAFOLIOS DE RENTA FIJA Y VARIBLE

Leydi Solano
Laura Barbosa

Universidad Sergio Arboleda.


Escuela de posgrados.
Riesgo I
Septiembre de 2017
LA DURACIÓN COMO MEDIDA DE GESTIÓN DEL RIESGO DE PORTAFOLIO
DE RENTA FIJA.

Como medida para minimizar y controlar los riesgos financieros los


inversionistas deben manejar diferentes variables que ayuden a mitigar los principales
riesgos a los que las rentas fijas se ven expuestos tales como el riesgo de crédito, de
liquidez y de mercado.

Visualizando las diferentes variaciones en las tasas de interés que se pueden


presentar en el mercado el inversionista puede ver variaciones en el valor actual de sus
activos y así mismo el cambio en la reinversión de los flujos ya que la variación en las tasas
de interés hacia abajo o hacia arriba marca un cambio en los valores actuales de las
inversiones de manera inversa a la tendencia de comportamiento de las tasas de interés, lo
que concluye que si las tasa se elevan el valor del activo disminuye, pero de la misma
manera las opciones de reinversión de los flujos aumentan.

De acuerdo a las anteriores características el inversor debe prever dichos efectos


midiendo principalmente su riesgo mediante un indicador llamado duración el cual se
utiliza como criterio para la distinción entre diferentes bonos en lo relacionado a la
rentabilidad en la cual se evalúa la sensibilidad del bono ante los cambios o movimientos
en su tasa de interés y el plazo promedio de los bonos, lo cual nos indica el riesgo de precio
y de reinversión.

La duración nos ayuda a medir el nivel de riesgo, ya que a mayor plazo se


presenta una mayor rentabilidad pero así mismo mayor riesgo, ya que la recuperación de la
inversión tarda más y está expuesta a tres variables fundamentales que son tasa cupón, tasa
de mercado y tiempo o plazo que pueden generar una alta sensibilidad en los valores
actuales ante variaciones en la tasa de descuento, con lo que los inversionistas pueden
manejar la duración como un índice que compara la sensibilidad del precio de sus activos
tan solo con el número que marque la duración, ya que como medida de riesgo se reflejara
que el riesgo va en el mismo sentido de la duración vista como plazo.
Por ejemplo, si tenemos un portafolio con dos bonos en el cual invierto 1000
dólares al 10% anual durante un plazo de 5 años en el cual el A paga interese cada año y el
capital al final, y un bono B el cual paga todo al final veremos que la duración para el
activo A es de 4, 17 años y el del B es de 3,04 años los cuales se calcularon obteniendo la
media ponderada de los vencimientos y que marco la distribución de los flujos de capital y
la proporción de estos con el precio del bono.

Mediante el ejemplo anterior podemos considerar que, aunque la duración esta


en términos de plazo también es una medida de riesgo ya que este va en el mismo sentido
del riesgo, es decir la duración indico que el bono A tiene 4, 17 años y el B 3,4 años lo que
refleja que el activo A es más riesgoso que el B ya que los flujos de reinversión tardaran
más en recuperarse y presentara mayores factores que aumentaran el riesgo, a mayor riesgo
mayor duración.

Si tengo dos activos con una inversión de 1000 con un vencimiento de 10 años y
una tasa del 4% y 8% respectivamente y un rendimiento del 8% tendré una duración del
activo A de 8,12% y del B del 7,25% con lo cual podemos observar que a mayor tasa
menor duración del bono, un bono que no realiza flujos de descuento tiene una duración
igual al tiempo de vencimiento, cuando un bono tiene cupón cero la duración tiende a ser
menor que el plazo de maduración, es más riesgoso un título de menor tasa cupón por el
riesgo en el cambio de la tasa de mercado.

Cuando se presenta volatilidad en el mercado o sensibilidad del precio de los


activos ante las variaciones de la tasa de interés se utiliza la duración modificada que define
la variación en el precio de un activo por incremento o decrecimiento del rendimiento, por
ejemplo, si tengo un activo con un valor de mercado de 1000 y aumento el tipo de interés
su rendimiento disminuirá, pero si el tipo de interés disminuye se generará la inversa ya que
el precio del activo tendrá un mayor valor, cuando cambia el tipo de interés, la variación
relativa del precio del bono es proporcional a su duración y está relacionada con la
variación absoluta de la rentabilidad al vencimiento.

El valor promedio de los valores absolutos de la duración muestra cuanto varia el


precio del activo ante un cambio porcentual del tipo de interés y lo que puede perder el
portafolio por cada punto de interés, es decir la volatilidad y la relación entre las variables
de rendimiento y precio.

Para medir la variación de un bono con el cambio de rentabilidad en la relación


precio vs rentabilidad se utiliza la convexidad que muestra de una manera más aproximada
la variación del precio de los bonos, y la diferencia entre el precio del mercado del bono y
el precio indicado por la duración modificada.

Por ejemplo, si tengo un bono de 100 euros con un cupón del 8%, y tasa de
mercado del 10% con un plazo de 5 años con pagos cada 180 días tendríamos una duración
de 4,18 años, si el bono asciende 92, 27 euros la duración modificada seria 3,98 y la
convexidad 19,57.

La convexidad nos indica que entre mayor es el tiempo o plazo de un bono hasta
su vencimiento mayor es la convexidad, a mayor tasa cupón menor la convexidad, y
viceversa, a mayor tasa de rendimiento la convexidad decrece, los factores que influyen en
la convexidad son la duración, los flujos de caja, la volatilidad de los tipos de interés y el
sentido de la variación de rendimiento.

Actualmente existe la inmunización que busca proteger el valor de un activo de


las variaciones de los tipos de interés, asegurando una rentabilidad específica para un
período de inversión predeterminado lo cual también es conocido como horizonte de plazo.

Cuando la inmunización se realiza como la igualación del horizonte de plazo y la


duración promedio del portafolio se dice que se realiza de manera pasiva, por ejemplo, si
quiero tener 1610, 51 en un portafolio al cual invierto 1000 durante 5 años generare un solo
pago manteniendo la duración de los 5 años y así garantizare la rentabilidad esperada y
eliminare la incertidumbre.

En conclusión, la duración como medida de gestión del riesgo en renta fija es


muy importante ya que es una herramienta fundamental para la gestión del riesgo e
inmunización igualando la duración de activos y obligaciones del mismo, realizando
coberturas de los tipos de riesgo, aunque se deben tener en cuenta algunas limitaciones que
tiene la duración como medida del riesgo de una cartera fija.
La duración solo hace referencia a el riesgo asociado a las variaciones en los
tipos de interés, mide exclusivamente los cambios en el rendimiento hasta el vencimiento,
la duración por sí sola no permite valorar el riesgo final del bono y finalmente no valora el
riesgo adecuadamente en portafolios de carteras mixtas.

Adicional el inversionista puede tratar de mitigar el riesgo y protegerse de los


movimientos de las tasas de interés invirtiendo a corto plazo cuando hay tasas de interés al
alza, y adquirir bonos de largo plazo cuando las tasas van a bajar, teniendo en cuenta que
los factores que hacen aumentar el riesgo aumentan la duración, y que se debe evaluar la
rentabilidad de los bonos de renta fija versus el riesgo que se incurre y tratar de mitigar y
transferir el riesgo a los demás agentes de la economía.

LA MATRIZ DE CORRELACIÓN COMO HERRAMIENTA DE MEDICIÓN


DEL RIESGO EN PORTAFOLIO DE RENTA VARIABLE

Cuando consideramos el estudio del riesgo en las finanzas buscamos las


diferentes opciones que nos ayuden a mitigar los riegos a los que las acciones y diferentes
inversiones se encuentran expuestas tales como el riesgo de mercado, de liquidez, de
crédito, el riesgo país que es muy importante para la atracción de inversionistas extranjeros
entre otros.

Lo cual se puede lograr mediante la identificación y administración efectiva de


los diversos factores que puedan generar incertidumbre en nuestras inversiones, tales como
la reducción del riesgo mediante la tenencia diversificada de los portafolios o carteras y la
eficiencia en el mercado de capitales.

Siempre debemos evaluar la dualidad rentabilidad versus riesgo y el valor del


dinero en el tiempo, para lo cual tomamos como medida la desviación estándar que nos
ayuda a verificar la incertidumbre de nuestras inversiones como una medida que calcula la
dispersión y variabilidad de la volatilidad, encontrando una tendencia central que en los
portafolios de renta variable sin diversificación muestran cómo puede afectar las variables
que afligen a un portafolio que solo está concentrado en un activo y la rentabilidad del
mismo que será un promedio ponderado de los activos por la participación del portafolio.

De lo cual referenciaremos que el riesgo de un portafolio sin diversificación será


mayor ya que se realiza un intercambio ineficiente de rentabilidad por riesgo, es decir la
exposición a dicha coyuntura no compensara el riesgo que tenemos que asumir en busca de
la generación de una mayor rentabilidad.

Cuando tenemos portafolios con diversificación consideramos la actuación de


dos o más activos dentro de una cartera midiendo su variabilidad y comportamiento
mediante la covarianza, la cual debe ser mayor a la media si el activo tiene una buena
actuación.

Un inversionista puede reducir el riesgo en algún grado mediante tenencias


diversificadas apropiadas, entonces la variabilidad de los rendimientos de una sola
inversión debe ser una afirmación de su riesgo actual. La matriz de correlación expone
cómo se encuentran relacionadas cada una de las variables con otra variable. Su diagonal
siempre contendrá el valor de 1. Si tiene un valor 0, indicará que los activos no se
comportan de la misma manera y que no tiene ninguna relación entre las variables; Cuando
la correlación es positiva perfecta significa que los dos activos se comportan siempre igual,
lo que indica que su proyección de la regresión lineal va a tender a crecer conjuntamente
con la contra variable. Cuando la correlación es negativa, esto nos indica que son dos
activos tan distintos que siempre se comportaran de manera diferente y su proyección de la
regresión lineal va a tender a decrecer conjuntamente con la contra variable.

Uno de los principales objetivos o preocupaciones del inversor es el riesgo de


precio y la manera en que debe enfrentarlo, para evitar que la volatilidad del mercado
provoque grandes descensos en el valor de su patrimonio.

Cuando el riesgo de una inversión es mayor, mayor tiene que ser su rentabilidad
potencial para que sea atractiva, cada actor del mercado debe evaluar los riesgos que puede
o está dispuesto a asumir en relación a las pérdidas potenciales que pueda sufrir en un
portafolio de inversión, debido a la volatilidad de los flujos financieros no esperados. La
medición efectiva y cuantitativa del riesgo se asocia con la probabilidad de una pérdida en
el futuro, una cartera de renta variable se va a enfrentar principalmente a dos tipos de
riesgo.

Los riesgos diversificables se generan en la actividad de la empresa, cuya


evolución va a estar condicionada por la gestión de sus directivas, el nivel de eficacia y
poder operativo, los riesgos no diversificables son riesgos que todos los actores del
mercado deben asumir, derivados del comportamiento de la economía, de las políticas
monetarias del país y de los estamentos de control.

El riesgo sistemático de un título implica cambios en el rendimiento causados


por factores que afectan al mercado y que son externos a la empresa que emite el título y se
mide a través de la beta. El riesgo no sistemático es aquel inherente a la empresa. La
volatilidad nos informa sobre la magnitud promedio de las fluctuaciones de la rentabilidad
en torno al valor esperado a ganar y, por tanto, sobre la incertidumbre que existe sobre si se
alcanzará o no dicho rendimiento.

Cuando tenemos un portafolio diversificado podemos reducir el riesgo, cuando


las volatilidades de los activos que tengo son iguales y del mismo tamaño elimino el riesgo,
para lo que tenemos que tener en cuenta la participación, el relacionamiento y la
rentabilidad que siempre será un promedio ponderado.

La volatilidad será considerada como la desviación estándar de los rendimientos


de un activo o cartera, que nos ayuda a la cuantificación del riesgo de mercado, mediante
una medida de dispersión de los rendimientos con respecto a la media de los mismos en un
período previsto, la mayor parte de los rendimientos se concentra alrededor del centro de
las ganancias y luego se van disgregando hacia la curva de distribución normal.

Una volatilidad baja señala que la distribución de los rendimientos es escasa, y la


cartera relativamente es segura, mientras que una volatilidad elevada corresponde con un
riesgo mayor, cuando se presenta un inversor con tendencia conservadora buscara tener un
portafolio diversificado para que su patrimonio no se vea expuesto a un riesgo mayor, ya
que la diversificación reduce el riesgo incluso en ocasiones se podría eliminar el riesgo con
activos individualmente riesgosos.
El coeficiente de correlación tiene como objetivo mostrar todas las posibles
correlaciones entre los activos que conforman el portafolio de inversión y su riesgo. Se
utiliza para determinar la forma en que retornarían los activos en relación uno del otro. Para
lo cual el inversor deberá buscar títulos con baja correlación para que el valor de la cartera
no se afecte con los movimientos del mercado sin que ello llegase a perjudicar la
rentabilidad global esperada de la inversión.

Construyendo portafolios con riesgos menores a los activos individuales,


teniendo un intercambio más eficaz de la rentabilidad por riesgo ya que son más
importantes las relaciones que tienen todos los activos que los individuales y se ve de
manera más representativa en portafolios de gran tamaño.

El efecto de diversificación es mayor cuando los activos que se incluyen en el


portafolio tienen coeficientes de correlación cercanos o menores a 0. En los portafolios de
renta variable la rentabilidad de la inversión, está ligada a las utilidades obtenidas por la
empresa en la cual se invirtió y por las ganancias de capital obtenidas por la diferencia entre
el precio de compra y venta, es decir que si invertimos en las acciones de una empresa que
tiene un daño reputacional nuestras inversiones se verán afectadas.

Para la medición de la correlación como medida de riesgo de un mercado


compuesto por acciones o bonos donde la rentabilidad esta relaciona a una tasa de interés
especifica utilizamos el VAR que es la máxima perdida esperada de un portafolio debido a
un movimiento adverso de los factores de riesgo dentro de un determinado intervalo de
confianza y al horizonte temporal, el V.A.R. se define como un valor límite tal que la
probabilidad de que una pérdida a precios de mercados en la cartera sobre un el horizonte
temporal dado exceda ese valor.

El VAR (Value at Risk) es una herramienta fundamental para la gestión de


riesgos que nos ayuda a conocer la estimación de la pérdida máxima en un periodo de
tiempo bajo circunstancias normales. Es decir; un VAR diario 95% nos estaría indicando,
con un nivel de confianza del 95%, la pérdida máxima en la que puede incurrir un inversor
de un día para otro.
También podemos apoyarnos del Var histórico en el cual se toma la actividad
anterior del portafolio en ciertas fechas para determinar el comportamiento relacionado de
esos activos correlacionados.

En conclusión, la matriz de correlación mide de manera estandarizada la


correlación entre dos variables y las clasifica en una escala de más uno y menos uno en la
que los valores más cercanos a cero indica que no hay relación entre las variables y los
valores cercanos a uno muestran una relación marcada, se dice que la correlación entre
mercados es positiva, cuando las tendencias de esos mercados se mueven en la misma
dirección, y se dice que la correlación es negativa, cuando sus tendencias se mueven en
direcciones opuestas.

El coeficiente de correlación nos ayuda a definir y optimizar la distribución de


nuestra cartera escogiendo acciones que se adecuen a nuestros intereses y a las
características del sector o mercado al que pertenecemos.
REFERENCIAS

Tomado de, https://www.supen.fi.cr/documents


Tomado de, https://www.rankia.com/blog/la-sonrisa-de-buffett/426059-coeficiente-correlacion

Tomado de, https://www.bbva.es/estaticos/mult/renta-fija-gestion-riesgos.pdf

Tomado de, https://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-cartera-portafolio-y-el-analisis-de-riesgo-


financiero/

Tomado de, https://www.unirioja.es/facultades_escuelas/fce/jueves%20de%20la%20facultad

Tomado de, https://revistas.unal.edu.co/index.php/innovar/article/view/21641/34906

Tomado de, http://blog.selfbank.es/que-es-y-como-se-mide-el-riesgo-con-la-convexidad-de-la-


renta-fija/