Vous êtes sur la page 1sur 10

ISSN: 2007-3607

Universidad de Guadalajara
UDGVIRTUAL
suv.paakat@redudg.udg.mx
México

Las redes sociales y el activismo

Ricardo Pérez Zúñiga


perezuniga@hotmail.com
Universidad de Guadalajara, México

Osvaldo Camacho Castillo


osvaldo1961@yahoo.com
Universidad de Guadalajara, México

Gloria Arroyo Cervantes


wtable@yahoo.com
Universidad de Guadalajara, México

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad, “Cultura digital y las nuevas formas


del erotismo”. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015.

Recibido: 30/07/2014.
Aceptado para su publicación: 25/08/2014.

Ricardo Pérez Zúñiga: tiene la maestría en Análisis de Sistemas Industriales, es asesor en el Sistema de Universidad
Virtual, de la Universidad de Guadalajara.
Osvaldo Camacho Castillo: es Doctor en Filosofía de la Ciencia, profesor investigador titular en el Centro Universitario
de Ciencias Exactas e Ingenierías, de la Universidad de Guadalajara.
Gloria Arroyo Cervantes: es maestra en Ciencias, profesora investigador titular, en el Centro Universitario de Ciencias
Exactas e Ingenierías, de la Universidad de Guadalajara.
Las redes sociales y el activismo

Ricardo Pérez Zúñiga

YALA´
Osvaldo Camacho Castillo

Gloria Arroyo Cervantes

Resumen
En este trabajo se propone: “existe una conexión entre la política y las Tecnologías de la Información y la Comunicación, concentradas en
Internet y redes sociales.
Las tecnologías como canales de información y comunicación; son considerados recursos prioritarios en el activismo social colectivo para
denunciar virtualmente el conflicto social. Alcanzan su reconocimiento luego de conseguir atraer la atención mediática, mejoran su condi-
ción democrática. El activismo social, a través de las redes sociales, (creadas como entidades invisibles), consiguen que la sociedad civil
supere la apatía política.
Por ello, acciones construidas a partir de las redes sociales, brotes espontáneos auto-convocados o movimientos como #yosoy132, afirman
un cambio en la acción social derivada por la penetración de las TIC, lo cual representa un riesgo para la clase política; ya que surgen como
una oportunidad de retorno de una nueva Fuenteovejuna, pero en una versión virtual.
El desinterés político de los ciudadanos por el sistema político democrático, está en vías de desaparecer con las transformaciones de una
nueva cultura política interactiva con sustento virtual, lo cual se puede apreciar en el incremento de las acciones sociales colectivas. Las
cuales parecen inadvertidas en momentos de calma o de represión política, pero reaparecen en momentos críticos o conflictos.
Palabras clave
Tecnologías de la información y comunicación, Redes, Internet, Twitter, Facebook, Activismo.

Social networking and activism

Abstract
This paper explains the existing connection between the information and communication technologies concentrated on Internet, social
networks and politics.
Technologies as information and communication channels are considered proprietary resources in the collective social activism to report
social conflict online. And assuming they can achieve recognition after getting the media attention, they can improve their democratic
status. Social activism through social networks (created as invisible entities), can make civil society to overcome political apathy.
That’s why actions that were born in social networks, spontaneous outbreaks or movements such as #yosoy132 show a change in the social
action. Being all the result of the penetration of the ICT. This represents a risk for the political class, since the ICT arise as an opportunity
to return to a new “Fuenteovejuna”, but in a virtual version.
Considering the above, the analysis of ICT brings a different political qualitative change that is being generated. The citizens’ political dis-
interest for a democratic political system is beginning to change with the transformation of a new interactive political culture with virtual
support, which can be reflected in the increase of collective social actions. They may not be strong or noticed in times of calm or political
repression, but they reappear during critical moments or conflicts.
Keywords
Information and communication technologies, Networks, Internet, Twitter, Facebook, Activism.

Introducción

La red es considerada un espacio público e impres- Desde entonces, son cada vez más las herramientas
cindible para el fortalecimiento de las demandas de que le permiten expresarse y relacionarse con otros
los activistas sociales que pretenden ampliar el al- sobre los temas más diversos. Entre otras, se pueden
cance de sus acciones al desarrollar estrategias de nombrar cómo las más populares Facebook y Twitter.
lucha más eficaces. La red posibilita nuevos cami-
nos para superar las barreras geográficas (Machado Facebook y Twitter se han convertido en canales por
2003). En estos tiempos uno de los factores que no el cual los usuarios van documentando, como en una
ha cambiado es la pretensión de comunicar, empati- bitácora, lo que hacen, piensan o les acontece en su
zar o de expresar. Con la llegada del Internet el ser diario vivir. De esta forma surge una gran pregunta.
humano perdió cualquier limitación física que le impi- Al ser ambas redes sociales tan sencillas, accesibles
diera llevar sus ideas a todos los rincones del mundo. y utilizadas por muchos en numerosas sociedades;

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
¿cuál sería el impacto que pudieran ejercer sobre el grupos marginados; por ejemplo, a las mujeres pobres
activismo político en un determinado país?, ¿serían les brinda la oportunidad para involucrarse en asuntos
capaces de generar aceptación entre los activistas y encauzados al desarrollo participativo. Al contribuir en
éstos las aceptarían como canales, para la comunica- tareas de activismo social, las personas adquieren la
ción masiva de ideas políticas? seguridad, las habilidades y los conocimientos necesa-
rios para transformar su mundo. El activismo social es
Habitualmente la gran mayoría de los activistas políti- capaz de promover la participación y la pluralidad hasta
cos de todo el mundo tienen acceso a la Internet, a las niveles necesarios para confrontar con resultados las
redes sociales como herramientas de comunicación tensiones y los desafíos del desarrollo en nuestros tiem-
masiva y a los mensajes convertidos en publicaciones, pos y, como resultado, libera un enorme potencial en
en el muro o en forma de tuit, lo cual permite que cual- beneficio del desarrollo humano.
quier ciudadano se convierta en un cyber-reportero.

La fuerte penetración, en nuestros tiempos, de la tec-


nología abre un gran potencial para la generación de Primeros movimientos sociales
espacios de encuentro y debate; al mismo tiempo fa-
cilita el uso de nuevas herramientas electorales para
hacer crecer la participación en los comicios, al consi- Desde que tenemos memoria podemos recordar que el
derar la construcción y articulación de redes sociales. hombre siempre ha estado presente en algún tipo de ac-
De esta manera, en estos tiempos, los candidatos a tivismo social. Por ejemplo, adentrándonos un poco en
puestos de elección popular no pueden olvidar a las la historia, en el periodo Neolítico –año 6000 A.C.– los
multitudes de cyber-activistas, si pretenden el poder. pobladores del Egeo habían pasado de ser simples re-
colectores de comestibles para convertirse en grandes
Por todo lo anterior para este trabajo se plantearon agricultores, lo que implica una evolución en su estruc-
los siguientes objetivos: Analizar la evolución del ac- tura social. En la Edad de Bronce, el patriarcado es sus-
tivismo social a través del tiempo, desde sus inicios tituido por el matriarcado siendo el papel de la mujer
hasta la llegada de las redes sociales, e identificar las mucho más importante en la sociedad. Con el desarrollo
características principales de las nuevas formas de en la agricultura para las mujeres era mucho más difí-
organización de los movimientos sociales, sin olvidar cil utilizar las pesadas herramientas, por lo cual deciden
la creciente incorporación de las nuevas tecnologías quedarse en casa. Así mismo se observa el nacimiento de
de información y comunicación en sus estrategias de las clases sociales. En la Edad de Bronce es donde nace
planificación, articulación y acción. el trueque, con el advenimiento de éste, el comercio y los
cimientos para las futuras economías (Bolos 1999).

Existe una gran cantidad de pruebas de la enorme can-


Revisión de Literatura tidad de activismo social y político en la que todas las
Definición de activismo generaciones han estado involucradas; se puede citar a
las guerras, manifestaciones, protestas, derrocamien-
tos, invasiones, intervenciones, persecuciones, las cua-
Activismo puede ser definido como un conjunto de les han sido piezas claves en la historia y en el desarro-
acciones comunes, efectuadas con la intención de llo de las grandes sociedades (Bolos 1999).
conseguir un cambio, tanto en la sociedad como en
economía o política, con la finalidad de implicar a En el Medievo nos encontramos con revueltas campe-
las personas para el logro de metas u objetivos co- sinas, las revoluciones burguesas. En la Baja Edad Me-
munes. En una sociedad donde los progresos tec- dia podemos apreciar desde la dinámica del feudalismo,
nológicos se presentan día con día, son muchas las como la transición del feudalismo al capitalismo, evidente
personas que han descubierto en ello una manera de a partir de la crisis del siglo XIV. Son innumerables las re-
manifestar sus ideas, Oliver, (1984). voluciones de ideas en las cuales la humanidad ha estado
inmersa, viviéndose gran activismo político: el desarrollo
El activismo social es una estrategia importante para de la Monarquía Absoluta, la Contrarreforma Católica, la
lograr la participación en los cambios sociales y el Revolución Industrial, la Revolución Francesa. Y no pode-
desarrollo. Puede ser determinante en la elaboración mos dejar de citar la edad contemporánea: el Imperialis-
de políticas, toma de decisiones; pero también, pue- mo, la primera y segunda guerra mundial, la Guerra Fría,
de promover un cambio social al aportar elementos la Globalización, y lo que se conoce como la Revolución
para la transformación individual, pues hace que las Tecnológica (Hobsbawm 1979).
personas que han adquirido una mayor comprensión
o conciencia de una situación, modifiquen sus ideas, Una de las principales manifestaciones modernas del ac-
enfoques y sus conductas, Jvoschev, (2008). tivismo la presenciamos en los EEUU, en el siglo XIX, con
los movimientos obreros, donde se empezó a cuestionar el
Para Oliver, (1984), el activismo social favorece la que los niños trabajaran una gran cantidad de horas y se
inclusión social porque se enfoca en auxiliar a los pedía la jornada de 8 horas; lo que ocasionó una reacción

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
violenta por parte de la policía a las órdenes de los Un factor determinante de estos grupos es la forma

Ricardo Pérez Zúñiga, et. al.


patrones. Fue a partir del siglo XIX, con la instaura- de organización, expresión y acción. Ya que inician en
ción de los partidos políticos, cuando se comienza a la asamblea al pasar a una participación en las redes
promover el sufragio universal que culminó con el na- sociales y consideran principalmente a las TICS como
cionalismo y el movimiento obrero (Hobsbawm 1999). aliadas; por este medio se generan espacios de deba-
te y discusión logrando el tránsito a la participación
virtual, sin fronteras y con una rapidez en el envío
de información convirtiéndose en nuevas fuentes de
El activismo hoy información para todos en general (Tarrow 1997).

Es importante mencionar que los movimientos sociales


Agrupaciones por la defensa de los animales, movi- no pueden ser confundidos con organizaciones socia-
mientos lésbicos-gay, los que luchan por conservar les, tales como las ONGs; sin embargo, es difícil com-
espacios libre de humo, por una alimentación sana, prender las diferencias ya que muchos movimientos
por la libertad de educación, por mejoras salariales, sociales, al crecer, terminan por alcanzar un carácter
esas son sólo algunas de las luchas de los llama- más corporativo, convirtiéndose en un representante
dos movimientos sociales. Según Laraña y Gusfiel, “legítimo”. O también pueden llegar a ser mediado-
(2001), las principales demandas que estos movi- res de ciertos reclamos e intereses de un segmento
mientos persiguen se relacionan a temáticas con las determinado de la sociedad. Por esta razón, algunos
cuáles se identifican; esto obedece a diversas razo- autores hacen referencia a los sindicatos, organizacio-
nes comprendidas en el ámbito privado del sujeto, las nes religiosas, gremios políticos, asociaciones campe-
cuales se relacionan con la forma de vivir. Lo genera sinas, grupos feministas, y otros como “movimientos
un interés que lo distingue de los movimientos tradi- sociales”. Probablemente el factor común es que sus
cionales, iniciándose en un plano individual y proyec- bases están en la población civil.
tándose en un espacio colectivo.

Junto a estos reclamos apreciamos sectores intere-


sados en temas del acontecer global, que polemizan Impacto de los movimientos sociales
con el modelo capitalista contemporáneo a partir de
denuncias de inadecuadas actividades laborales de
empresas trasnacionales, quienes, por sistema, vio- Giugni, (1998), plantea dividir los “resultados” de los
lan los Derechos laborales y Humanos. En esta carac- movimientos en tres procesos:
terización podemos citar dos elementos primordiales
a la hora de comprender a los nuevos movimientos 1. “Incorporación (efectos procedimentales)”, los
sociales. Según García, (1984), podemos agrupar en movimientos progresivamente se van incorporan-
dos los intereses de estos movimientos: do “en las estructuras y procedimientos ya pre-
sentes”, sin pretender cambiar las normas exis-
a) luchas contra las formas de poder, represión y tentes. Esto los guía a la institucionalización, pero
discriminación, regularmente en la vida cotidia- también “a la integración de las demandas de los
na; luchas que tienen por objetivo erradicar las movimientos en las agendas y políticas públicas.”
desigualdades sociales, no sólo implica la lucha Existen dos posibles vías, para la injerencia de los
de clase sino también considera género, étnicas, movimientos sociales en el cambio social:
entre otras. a) “los efectos en las políticas”, específicamente
b) luchas por la apropiación de los bienes y servicios en la legislación actual, como “indicador de gra-
en el campo del consumo. En este contexto se do de ‘éxito’”.
consideran a las organizaciones de carácter urba- b) “Los resultados en las políticas”, relacionados
no con demandas asociadas al acceso de vivien- con la incorporación de demandas en la agenda
das, mejor educación, entre otras. de gobierno, las leyes o en políticas públicas en
general (López Leyva 2012).
2. “Transformación (efectos sustanciales o estruc-
Es importante mencionar que no son sólo los intere- turales)” existen autores que definen el “éxito”
ses de estos movimientos los que marcan la diferen- “como el incremento de la respuesta del sistema
cia respecto con sus antecesores. Las distintas clases político a las demandas” de los movimientos socia-
sociales, edades y género, en la mayoría de los ca- les, pudiendo ser, que consigan abrir un sistema
sos, son elementos importantes de este fenómeno, al cerrado “o logren crear oportunidades para sí mis-
igual que la tendencia a desarrollar esquemas de re- mos y para otros. Lo cierto es que, dice el autor
presentatividad directa con estructuras horizontales [Klandermans], comparado con los procedimien-
descentralizadas, que en su mayoría no presenta una tos burocráticos, lentos y engorrosos, la protesta
identificación política partidista determinada. puede ser un medio efectivo para empujar a las
autoridades a ejercer acción en asuntos que de-
mandan atención inmediata” (López Leyva 2012).

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
3. “Democratización (efectos en el régimen)”. Otros ya que el 75% de su población es usuaria del internet.
autores, definen “éxito” como el resultado de una Siguiéndole Chile con el 66.5%, Colombia con el 61.6,
afinidad doble, considerando el grado de cambio Republica Dominicana con 58.5%, Uruguay con 58.1 y
logrado: Brasil con 54.2 (Internet World Stats, 2013).
a) “Éxito procedimental”, consisten en abrir nuevos
canales de participación para los grupos y sus Según comScore, (2011), se resalta que el mercado con
demandas además de reconocimiento legítimo, mayor crecimiento es Colombia, donde los usuarios úni-
como representantes de sus reclamos. cos aumentaron en 31% en un año. Luego vienen Vene-
b) “Éxito sustancial”, consiste en realizar cambios zuela (26%) y México (21%). En el caso de dispositivos
en las políticas públicas ofreciendo respuestas a móviles y tablets como medio para la navegación, lleva la
los reclamos presentados por estos grupos, pu- delantera en América Latina, Puerto Rico, con el 7.7% del
diendo dividirlo en: tráfico a través de esos medios.
i “proactivo, esto es la entrada de “nuevas venta-
jas” para las demandas del grupo, podemos decir eMarketer, (2013), menciona que en el único rubro don-
que cuando se obtiene poder para intervenir en la de aparece América Latina un tanto rezagada, es en las
realización de las políticas (policy-making power). compras a través de internet, y solamente el 31.7% de
ii “reactivo”, cuando se advierte de la entrada de los cyber-nautas realizó compras en 2012, en tanto que
“nuevas desventajas”; es decir, cuando se tiene en Estados Unidos y Europa cerca del 70%., hizo uso de
la facultad para “vetar ciertas políticas” (López este servicio. En el caso de América Latina, podemos de-
Leyva 2012). cir que sólo supera a Medio Oriente y África.

Los activistas sociales utilizan la red para difundir sus ideas


Aun cuando muchos movimientos sociales siempre y tener comunicación con otros activistas; utilizan diver-
manifiestan haber tenido “éxito” este sólo puede ser sos medios adicionales, puede ser desde el uso individua-
medido a partir de los cambios logrados, sin cambios lista de las redes, correos electrónicos o sistemas más
no puede hablarse de éxito. sofisticados para el activismo. El método más común es el
uso del correo electrónico. Los activistas envían correos
con noticias que califican importantes a sus contactos y
a otros activistas, donde el contenido del mensaje puede
Redes informáticas para el activismo social incitar a una acción. Cada persona que recibe el mensaje
puede reenviarlo a sus conocidos. Con el mecanismo del
reenvío a través del correo electrónico se obtiene una red
Recientemente vemos en los procesos político- de información eficaz. Empleando este recurso los activis-
electorales de toda América Latina que la cyber- tas pueden difundir mensajes a cientos de activistas con
política tiene su propio espacio en las campañas ideas similares o afines en un breve periodo.
electorales, y cuando ésta es bien encauzada opera
de forma integrada en todo el desarrollo estratégi- Otro método semejante, que también aprovecha el reen-
co y comunicacional de la política. vío del correo electrónico, consiste en crear un banco de
datos con información respectiva a cierto movimiento.
El uso del internet está creciendo a un ritmo rápido Los grupos activistas envían información de relevancia a
en América Latina. La penetración de la web alcan- la dirección del banco de datos, los interesados “se ins-
zaba en 2011 el 39.6% de los latinoamericanos. En criben” al servidor en el momento que se recibe alguna
2012 crece al 44.7% y para 2017, se espera supe- aportación; se envía automáticamente un correo elec-
re el 63.4% (eMarketer, 2013). Lo anterior refiere trónico a todos sus suscriptores con los contenidos de la
un incremento del 13% anual, superior comparando aportación. Podemos decir que este método es un medio
cualquier región del mundo. Los sitios del navegador eficaz para el envío de información a miles de activistas
Google son los más concurridos por los cyber-nau- desconocidos. Después de enviar el correo, a través del
tas, con un aproximado de 123.4 millones de visi- banco de datos, comienza una nueva fase, la del reenvío
tantes latinoamericanos. En el caso de Facebook es del mensaje persona a persona. Este método implica una
la red social más frecuentada, y representa el 25% organización y compromiso mayor, ya que los activistas
del tiempo online (comScore, 2011). En el caso de contraen la responsabilidad de crear el banco de datos
las redes sociales podemos mencionar que se llevan por medio de incrementar las listas de suscripciones, y
más tiempo de navegación que otros sitios web, en supervisar los contenidos de las aportaciones, más ga-
total el 30%. Así los argentinos encabezan al dedicar rantizan la correcta operación del servicio.
10.7 horas por mes (comScore, 2010).
Con la llegada de la popular World Wide Web (WWW),
Un usuario promedio puede pasar, en un mes, apro- los activistas y sus organizaciones han desarrollado cien-
ximadamente 24 horas conectado y visita alrededor tos de páginas web con el objetivo de enviar informa-
de 1,795 sitios y entra a internet alrededor de 50 ve- ción sobre sus actividades y puntos de interés para las
ces. En el caso de Argentina podemos decir que es el personas. Estas páginas presentan ventajas respecto a
país con mayor uso del internet en América Latina, los métodos anteriores, porque muestran texto y grá-

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
La cyber-política tiene su propio espacio A partir de 1989 empezaron a conectarse a la Internet
en las campañas electorales, y cuando otros centros educativos. El segundo nodo, después del
ésta es bien encauzada opera de forma ITESM, fue el de la UNAM, en el Instituto de Astronomía
en la Ciudad de México (Robles 2000); incluso, en ese en-
integrada en todo el desarrollo estraté-
tonces, las instituciones no eran muy abiertas a conectar
gico y comunicacional de la política a otras. Cuando se dieron cuenta que la UNAM ya era un
nodo del ITESM la Universidad de las Américas, Puebla
(UDLAP) y el Colegio de Postgraduados (CP), intentaron
conectarse con la UNAM pero después de mucho insistir,
ficos con formato. Sin embargo, los portales están la UDLAP decidió conectarse directamente al ITESM y a
más limitados en interactividad, ya que las páginas partir de ahí se conectaron el Colegio de Postgraduados
Web contienen información que solamente el admi- y la Universidad Autónoma Chapingo. La Universidad de
nistrador de la misma puede ponerla al día, con los Guadalajara (UdeG) se conectó en ese entonces vía satéli-
conocimientos técnicos necesarios. te con la Universidad de California en San Diego (UC-SD).
Por último, mencionamos al método más formal de Fue para finales de 1993 en que ya había una serie de
los cuatro, que consiste en redes exclusivas para el redes en el país, algunas de ellas son BitNet (red aca-
activismo social. Estás redes pueden ser pequeñas démica de origen estadounidense), MEXnet, Red UNAM,
como sistemas de anuncios locales o tan completas Red ITESM, RUTyC (desaparecida ese mismo año). BA-
como la del Instituto para las Comunicaciones Globa- JAnet, Red Total CONACYT y SIRACyT (un esfuerzo por
les (Institute for Global Communications, IGC), con agrupar las anteriores). En 1994, con la formación de la
nivel mundial, donde se realizan múltiples “encuen- Red Tecnológica Nacional (RTN) –formada por MEXnet y
tros y conferencias online” sobre diversos temas de CONACyt– fue que el enlace ascendió a 2Mbps (EI). Y es
interés para los grupos de activistas. Además man- en este período que la Internet se abre a nivel comer-
tienen el servicio de banco de datos o páginas web cial en México, ya que hasta en aquel tiempo solamente
individuales; en el caso de este tipo de redes es muy instituciones educativas y de investigación consiguieron
necesario comprar equipos informáticos y contar con efectuar su enlace a la Internet (Robles 2000).
instalaciones adecuadas para hospedar el sistema.
Este tipo de sistemas de mayor envergadura con- En 1995 empieza a trabajar el Centro de Información de
tratan empleados remunerados que se encargan del Redes de (NIC-México), el cual se le comisiona la admi-
mantenimiento del hardware y software. A través del nistración y la coordinación de los recursos de la Internet
correo electrónico y de conferencias sobre temas de asignados en el país. Tiene sus funciones que son el pro-
interés para los movimientos sociales, estas redes porcionar los servicios de reconocimiento y asignación de
facilitan a los activistas un foro para debatir ideas, recursos de la Internet para México, tales como nombres
informar sobre sus actividades y difundir información de dominio bajo el Neue Top-Level-Domains (nTLD) o di-
sobre el desarrollo de movimientos sociales (Downing recciones de IP, así como el sostenimiento de las bases
1989). También otros proveedores de servicios de In- de datos concernientes a cada trámite.
ternet como America On Line y Usenet celebran con-
ferencias entre activistas; sin embargo, organizacio- Fue para 1997 en que inició a trabajar la Base de Datos
nes como IGC se dedican exclusivamente a promover WHOIs para el dominio .mx. Durante este año se fijaron
el activismo social. cuotas de cobro por registro y mantenimiento de los do-
minios. El total de dominios registrados hasta 1997 fue
Al estar inmersos en la lógica de la globalización, el de 7251. En 1997 existían más de 150 proveedores de
activismo social además de integrar en sus luchas so- acceso a la Internet (ISP’s) que brindaban sus servicios
ciales las nuevas tecnologías de información y comu- en el territorio mexicano, desde los principales centros
nicación, considera factores económicos y políticos urbanos: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Chi-
como parte de su movilización. huahua, Tijuana, Puebla, Mérida, Nuevo Laredo, Saltillo.

En el año 2000, en México, cerca del 2.2% de los casi


100’000,000 de los habitantes tenía acceso a la Internet.
Internet en México Para el año 2004 esta cifra se pretendía que creciera al
8.6% (6.4 millones) (Lotkova 2001).
La Internet en México empezó en el año de 1989
cuando el Instituto Tecnológico y de Estudios Supe-
riores de Monterrey (ITESM), en el Campus Monte-
rrey, contrató la conexión con la escuela de Medicina
de la Universidad de Texas en San Antonio (UTSA),
el enlace fue una línea analógica privada de 4 hilos a
9,600 bits por segundo (Robles 2000).

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
El activismo en México y las redes sociales Los guerrilleros zapatistas se plantean entre sus obje-
El EZLN tivos la lucha por los derechos de los campesinos chia-
panecos, pero ellos lograron inventar un nuevo método
de dar a conocer su lucha, la cyber-guerrilla; convir-
Aun cuando la transición política puede fechase con tiéndose en el primero en América Latina en utilizar la
la reforma política de Reyes Heroles de1977, su co- Internet para generar el apoyo y la militancia de perso-
rrespondiente social se ubica en el tiempo en que nas y movimientos por todo el globo.
salió mal el último intento por parte del régimen de
reverdecer su relación corporativa con las organiza- El líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional
ciones sociales. Desde el fin del sexenio de Salinas, (EZLN), el Sub-comandante Marcos, le quedó claro, des-
(1988-1994), empezaron a darse movimientos socia- de un principio, que en la lucha por la simpatía y el apoyo
les fuera del proceso de cooptación del régimen y de la gente (y por lo tanto el financiamiento de su mo-
se apartaban de la idea siempre prevaleciente de los vimiento); una herramienta como su “laptop” es mucho
movimientos sociales (llegar a ser el interlocutor fa- más efectiva que su “cuerno de chivo”.
vorecido del gobierno para su sector). Vamos a des-
cribir el movimiento con el cual inició, en México, la Hace algunos años José Ángel Gurría, entonces Secreta-
aparición del uso de las redes sociales: el EZLN. rio de Relaciones Exteriores de México, calificó el levan-
tamiento del EZLN como “una guerra de tinta e Internet”
El movimiento zapatista, como movimiento arma- (Rico, 1999). Esta frase adquiere un significado pleno en
do, es resultado de la disgregación del sistema cor- estos tiempos, con el paso de los años y de las estrategias
porativo, que se tradujo en una falta de alternati- de comunicación empleadas por el EZLN para la exposición
vas para canalizar demandas dentro de los cauces de sus ideas y sus acciones a través de la Red de redes.
institucionales. El zapatismo surge como “resultado
de dos imposibilidades: la de la guerrilla y la del El gobierno mexicano jamás pensó en diseñar una es-
movimiento social” (Lotkova 2001). trategia informativa basada en la Internet y perdió la
batalla de información en el cyber-espacio, mientras
La imposibilidad de la guerrilla se debe al fracaso que los guerrilleros y los grupos del apoyo al movi-
de la guerrilla comunista de los tiempos de la Gue- miento vieron la cyber-guerrilla como una opción más
rra Fría y a su falta de sentido posterior a la caída civilizada al combate sangriento.
del muro de Berlín. Para rechazar esta vía también
resultó muy importante el enfrentamiento entre las Lo que empezó como un conflicto militar, gracias a la
ideas socialistas-comunistas, la cultura y las aspira- Red, se convirtió en un conflicto político. Los guerrilleros
ciones de la cultura indígena. Por otra parte, el za- son reconocidos por el mundo por su presencia en la,
patismo se ubica en un contexto de reflujo del movi- World Wide Web (WWW). La difusión internacional por
miento campesino autónomo, del que formaba parte la Internet del movimiento zapatista en Chiapas es uno
la organización principal de la Selva Lacandona, la de los mejores ejemplos de la incorporación de nuevas
Unión de Uniones Ejidales. tecnologías al activismo social.

Estas características del EZLN, de su capacidad de Chiapas se llegó a transformar en el escenario de suce-
definición de un proyecto mucho más allá de los inte- sos tan emocionantes e imponentes que pueden llevar a
reses de la población indígena chiapaneca, despertó protestar a 50,000 italianos a la Plaza del Pueblo. Mien-
un interés inusitado en el mundo; este movimiento tras las redes de los grupos de apoyo con Chiapas rodean
perdió fuerza paulatinamente hasta que, hacia me- el mundo, surgen docenas de sitios de Internet dedica-
diados de la primera década del nuevo siglo, se había dos a seguir las particularidades de los acontecimientos
convertido en un fenómeno local. en Chiapas; 5,000 extranjeros reconocidos han recorrido
estas montañas para participar de una u otra manera en
El EZLN jugó un papel importante para acelerar la el drama conforme éste se desarrolla, y en abril de 1998
democratización electoral del país, pues luego de su se reunieron en Washington, D. C. representantes de 45
levantamiento, los partidos políticos tuvieron la fuer- organizaciones sociales con base en los Estados Unidos
za necesaria para negociar una reforma política en la para establecer una “Red de Solidaridad” (Adler 2000).
que cedía el régimen, el control de las elecciones; sin
embargo, la red de organizaciones sociales creadas La revuelta del EZLN logró en 6 años, generar una enor-
alrededor del movimiento indígena se desplazó hacia me cantidad de información: noticias del día a día, obras
la acción electoral. En 2001, el EZLN resurgió con una literarias, ensayos sobre diversos aspectos del conflic-
marcha a la Ciudad de México para estar presentes to y biografías de su líder. Hoy aún podemos encontrar
en la discusión de la Ley Indígena en el Congreso. muchos trabajos y artículos sobre las acciones de los
Pero su rechazo a la ley aprobada y su manifiesta zapatistas en el cyber-espacio.
incapacidad de inventar otra forma de acción, lo han
ido marginando de la vida social y política del país; en
el 2014, con el retiro del subcomandante Marcos, se
incrustó el último clavo al ataúd del EZLN.

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
# YoSoy 132 1. Para la mayoría de la gente de este país las elec-

Ricardo Pérez Zúñiga, et. al.


ciones concluyeron el 1 de julio, sea quien sea el
ganador y la mayoría de los mexicanos obedecie-
Un segundo movimiento que causó impacto a nivel ron el resultado.
nacional y que tuvo su origen y desarrollo ligado a las 2. Sus promesas de revolución fueron un desen-
redes es el movimiento # YoSoy 132. Este nació el 11 gaño, boicot tras boicot lo expusieron, y marcha
de mayo de 2012 cuando el candidato a la presidencia tras marcha, el número de seguidores fue des-
de la república, el priista, Enrique Peña Nieto, asistió cendiendo.
a la Universidad Iberoamericana; pocos imaginaron 3. El #Yosoy132 murió el 1 de diciembre de 2012, y
que lo que ahí sucedería sacudiría la elección presi- sólo un recuerdo será.
dencial. Ya que los estudiantes, con máscaras de Car-
los Salinas, de esa universidad privada lo censuraron
–en la universidad en donde despacha su ex-vocero Lo único rescatable, acaso, es la certeza de que la in-
presidencial. En televisa se insistió, durante sus no- dignación política subsiste a flor de piel en millones de
ticieros, que se trataba de infiltrados. Los noticieros mexicanos. Y eso incluye el rechazo a la corrupción y
fueron desmentidos por un video de 131 estudiantes a la impunidad, el rechazo a la manipulación mediá-
en que se identificaban y manifestaban su participa- tica. Por eso debemos entender que #YoSoy132 fue
ción en la protesta. Inmediatamente surgió ese nú- apenas la primera advertencia de una nueva genera-
mero con el que miles de ciudadanos reclamaron su ción exigiendo un espacio, pero al menos hasta hoy,
lugar en la protesta: el 132. nadie les reconoce.

Fue así como nació el primer movimiento social de Otro de los legados, por lo menos en cuanto a la no-
protesta en México a través de las redes sociales de menclatura, es el actual movimiento para defender
Facebook y Twitter. Y prendió el #YoSoy132. Cada la actuación de los médicos frente a demandas pro-
mexicano inconforme por la manipulación política se negligencia en un movimiento denominado #yosoy17,
sentía un #YoSoy132. Todos aquellos que buscaban debido a 16 médicos que tienen orden de aprensión
una apertura mediática se manifestaban como parti- por un caso de este tipo.
darios del #YoSoy132.

En pocas semanas el movimiento logró abrir espacios


en los medios que tradicionalmente se oponían, y esta- Discusión
ban acostumbrados a llevar su agenda de lo que trans-
mitían sin tomar en cuenta los movimientos sociales,
lo que permitió que fuera posible que, tanto sus de- A lo largo de este texto se pretendió mostrar como
mandas como sus logros, fueran conocidos a nivel glo- Internet ha creado nuevas perspectivas para el acti-
bal. Había augurios de una Primavera Mexicana. Pero vismo político. La “apropiación” de espacios en la red
lo que brotó dando la apariencia de un esperanzador mundial, por los movimientos sociales, ha contribuido
despertar ciudadano, concluyó ahogado en un asam- al fortalecimiento de las demandas sociales al ofrecer
bleísmo pseudo-democrático, y la desorganización de ciertos tipos de organización, formas de articular ac-
visiones dislocó su destino. Después del 2 de julio del ciones y de hacer política nunca antes conocida.
2012 no había quien pudiera definirle un rumbo.
Las nuevas formas de actuación de los movimientos
El #YoSoy132 se fraccionó. Los que indagaban por un sociales están en una etapa inicial. Hay una gran can-
movimiento más profundo, serio, formal, sensato e tidad de retos a superar, entre ellos:
incluyente se vieron rebasados por quienes aparecían
como anarquistas y perturbadores. Un zapatismo di- a) La falta de conexión en muchos países del mundo.
gital. Otros fueron seducidos por el sistema (como en b) El analfabetismo digital o las dificultades y límites
otros movimientos), cooptados por los mismos a los ocasionados por la alfabetización digital tardía de
que criticaban volviéndose igual a ellos. Les dieron las personas mayores.
espacios para inhabilitar el estandarte de la manipu- c) El predominio de sectores de la clase media y alta
lación y la censura; creyeron, cayeron y callaron. en tales organizaciones y sobre todo; estas trans-
formaciones, en general, están operadas por una
Por eso, a dos años de distancia, uno puede asomar- generación que tiene pendiente el asumir posicio-
se para buscar los restos de aquel #YoSoy132 y nadie nes claves en la sociedad.
acierta ni a definirlo, ni a defenderlo. Enrique Peña
Nieto llegó a la presidencia y consiguió entrar por la
puerta grande y los manifestantes no llenaron las ex- Esas transformaciones dependen de la asimilación
pectativas de revolución que sus líderes pensaban. de nuevas prácticas culturales, presentes en secto-
Algunas conclusiones de lo anterior, son: res minoritarios de la sociedad global y al surgimien-
to de una nueva generación mayormente habituada
al uso de esas herramientas.

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
Estas tecnologías han condicionado además de la for- 3. Propensión a formar coaliciones. Ahora es más fácil
mación, la existencia de nuevas entidades políticas. formar coaliciones de alcance mundial, en torno a in-
Muchos actores sociales se forman apoyados en la tereses comunes, y con base en la infraestructura de
Web. Los intereses e ideas se organizan y se combinan comunicación propiciada por la Internet.
alrededor de objetivos y fines específicos. Las perso- 4. Subsistencia dependiendo de los hechos. Poseen un
nas individualmente pueden sólo indignarse frente a la gran dinamismo, se forman, alcanzan ciertos objetivos,
injusticia pero ahora, como parte de una red, pueden originan consecuencias e impacto, y se propagan por
provocar acciones. Los movimientos sociales organi- causa de un hecho político; de la misma forma desapa-
zados en red tienen poder de agregar esas “identida- recen rápidamente conforme la situación. Eso incentiva
des individuales”, anónimas y dispersas. el surgimiento de nuevos movimientos sociales.
5. Universalismo y especialización de las causas. Los
Para hacer frente a los intereses de los regímenes, ideales pueden ser universalistas y particularistas.
los movimientos sociales tienen en la información su Puede haber movimientos sociales pequeños y es-
arma principal, y a veces la única. Inteligentemente pecíficos relacionados a una causa determinada, la
difundida y aliada con formas de organización tradi- lucha puede orientarse con relación a un cuadro más
cionales, como manifestaciones, protestas, huelgas amplio o principios universales, como el desarrollo
de hambre, etc., la información y el conocimiento sustentable, los derechos humanos, la conservación
desencadenan el cambio social. La información es del ambiente, el combate al racismo y a las formas de
sólo la materia prima que puede convertirse en ideo- discriminación, la libertad de expresión, etc.
logía. De ahí los movimientos sociales se dan cada 6. Poder de organización. Permite la organización de
vez más cerca de los medios de comunicación, cuyo protestas al mismo tiempo en diferentes ciudades
poder de persuasión es más poderoso en compara- y países, así como la organización local de grupos
ción con el uso de la fuerza, para difundir y compar- de manifestantes dispersos. La afinidad de intereses
tir valores, ideas y experiencias. En ese contexto, no se da solamente en el plan virtual se materiali-
casi todos los movimientos sociales a través de la za también por acciones concretas, por ejemplo, de
red se orientan por valores universales, como dere- las acciones del #yosoy132, #soymedico17, Oxfam,
chos humanos, de minorías, libertad de expresión, grupos Okupa, entre otros.
conservación ambiental y otros, reivindicando las 7. Estrategias no localizadas de ideologías compartidas.
leyes del moderno Estado democrático, aun cuando Las estrategias, no dependen de la localización; bus-
sólo sea para contravenirlas. can conectar coincidencias, objetivos, pensamientos
y perspectivas de mundo compartidas.
8. Multiplicidad de identidades. Permite la circulación
de los militantes en las redes. Un mismo activista
Conclusiones puede estar enredado en otras causas, con otros
actores individuales y colectivos; puede militar en
varios movimientos e, inclusive, transmitir sus rei-
Después de presentar una descripción sobre las nue- vindicaciones en las diferentes redes en que partici-
vas formas de actuación de los movimientos sociales, pa. Como la unión de sus miembros puede ser sólo
que proceden por medio de las redes, cabe ahora re- específica o puntual, no es rara la participación de
capitular algunas de sus particularidades: un individuo en un movimiento social donde com-
parte un interés con personas que, en otras dimen-
1. Proliferación y ramificación de los colectivos so- siones de la vida social, tienen aspiraciones, valores
ciales. Con esto tuvieron un incremento sin pre- y creencias bien diferentes. El anonimato ocasiona
cedentes las formas de movilización, interacción, dificultades para establecer la identidad de los inter-
participación, acceso a la información, la provi- locutores. El anonimato y la multiplicidad de identi-
sión de recursos, las afiliaciones individuales y las dades potencian las formas de activismo. Pero tam-
derivaciones de los movimientos sociales. bién por esa razón es que cada vez más difícil darle
2. Horizontalidad de las redes. Las organizaciones identidad a los movimientos sociales. Los intereses
tienden a ser cada vez más horizontales, menos de los individuos que los vinculan a las redes son
jerarquizadas, más flexibles (esto con todos los cada vez más cruzados, diversos y frecuentemente
inconvenientes asociados). tenues. Se lucha cada vez más alrededor de códigos
culturales, valores e intereses diversos.

Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad. Año 4, núm. 7, septiembre 2014-febrero 2015. ISSN: 2007-3607
Referencias

Adler Hellman, J. (2000). Real and Virtual Chiapas: magic realism and the left. En Socialist Register, 36: 161-
185. A partir de http://socialistregister.com/index.php/srv/article/download/5740/2635
Bennett, W. y Lance. (Eds.). (2007). Civic Life Online: Learning How Digital Media Can Engage Youth.
Bolos, S. (1999). La constitución de actores sociales y la política. México: UIA-Plaza y Valdés.
comScore. (2011). The top 10 digital media trends of 2010; en comScore. A partir de http://www.comscore.
com/Insights/Blog/The-Top-10-Digital-Media-Trends-of-2010
Downing, J. (1989). Computers for Politicas Change: Peacenet and Public Data Access; Journal of Communica-
tion, 39: 154-162.
eMarketer. (2013). Majority of Latin America finally becomes Web-Enabled; en eMarketer. A paartir de http://
www.emarketer.com/Article/Majority-of-Latin-America-Finally-Becomes-Web-Enabled/1010246
Gamson, W. (2003). Defining Movement “Success”. En The Social Movements Reader. Oxford: Blackwell, pp.
350-352.
García-Canclini, N. (1984). Gramsci con Bourdieu. Hegemonía, consumo y nuevas formas de organización popu-
lar. Revista Nueva Sociedad, 71: 69-78.
Gayosso, B. (2003). Cómo se conectó México a internet; en Revista Digital Universitaria, 4 (4). A partir de
http://www.revista.unam.mx/indexago03.html
Giugni, M. (1998). Was It Worth the Effort? The Outcomes and Consequences of social movements. Annual Re-
view of Sociology, 24: 371-393.
Hobsbawm, E. (1979). Las Revoluciones Burguesas. Madrid: Guadarrama Edición.
Hobsbawn, E. (1999). The age of Revolution: 1789-1848. London: Peter Smith.
Internet World Stats. (2013). Internet users in the Americas; en Internet World Stats. A partir de http://www.
internetworldstats.com/stats2.htm#americas
Jvoschev, V. E. (2008). La teoría de la actividad: de los inicios a los principios. Cheliabinsk, Universidad Estatal
de los Montes Urales del Sur.
Laraña Rodríguez-Ceballos, E. y Gusfield, J. (Coors.). (2001). Los nuevos movimientos sociales. De la ideología a
la identidad. Centro de Investigaciones Sociológicas. Madrid: CIS. Melucci; pp. 119-150.
López Leyva, M. A. (2012). Los movimientos sociales y su influencia en el ciclo de las políticas públicas.
En Región y sociedad, 24 (55). A partir de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1870-
39252012000300005&script=sci_arttext
Lotkova, I. (2001). La Cyber-guerrilla Zapatista, Análisis del uso de la Internet para la difusión del movimiento
zapatista (Maestría). Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey.
Machado, J. (2003). Internet, Activismo Político e Controles Governamentais, paper apresentado no XI Con-
gresso da Sociedade Brasileira de Sociologia.
Oliver, P. (1984). If you don´t do it, Noody Else Will: Active and Token Contributors to Locan Collective Action.
En American Sociological Review, 49 (5): 601-10.
Rico, M. (1999). El Conflicto de Chiapas y los medios; en Este país 100.
Robles, O. (2000). Historias de la Internet en México; en Revista Net@, 1 (19). A partir de http://banderas.com.
mx/hist__de_internet.htm
Tarrow, S. (1997). El poder en movimiento. Los movimientos sociales, la acción colectiva y la política. Madrid:
Alianza.

¿Cómo citar?
PÉREZ ZÚÑIGA, R., Camacho Castillo, O. y Arroyo Cervantes, G. (septiembre 2014-febrero 2015). Las redes
sociales y el activismo; en Paakat: Revista de Tecnología y Sociedad, 4 (7).