Vous êtes sur la page 1sur 4

1 PUNTO.

Marco ético de los derechos humanos

Los derechos fundamentales, más que enunciados prescriptivos, son condiciones


necesarias para la convivencia social tanto entre personas como entre países. Esto de
entrada significa que son categorías morales que frenan los comportamientos inadecuados y
liberan las conductas que benefician a las personas y a las colectividades. De esta forma, los
derechos fundamentales constituyen guías legítimas y jurídicamente constituidas del
comportamiento legal y moral de los seres humanos, ciudadanos organizados en un Estado.

Sin embargo, pensar en la moralidad que contienen los derechos fundamentales no es


razón suficiente para afirmar que ellos estén pensados desde una teoría ética en particular.
Los derechos fundamentales, según Savater, no están definidos en términos de principios, sino
en términos de enunciados prescriptivos o leyes que “garantizan” unas condiciones humanas, y
aunque no hay claridad en el fundamento de los mismos, el autor en cuestión advierte que hay
varios principios.

De esta forma, pensar en los principios éticos de los derechos fundamentales no es una
cuestión nueva en general, y el mismo Hobbes lo dejaba ver cuando afirmaba:
“Quien transfiere un derecho, transfiere los medios para disfrutar de él mientras está bajo su
dominio.” (2001). Esto implica el traslado del disfrute, es decir, lamotivación para el ánimo, de
tal forma que un derecho que se concede tiene como intencionalidad transferir un beneficio,
lo cual ya significa un comportamiento moral.

Rousseau es otro pensador político del siglo XVII que visibiliza la importancia del derecho
como elemento articulado al comportamiento humano, y específicamente a los actos que tienen
implicaciones morales; por ello afirma refiriéndose al circuito del poder: “El más fuerte no es,
sin embargo, lo bastante para ser siempre el amo, si no convierte su fuerza en derecho y la
obediencia en deber.” (1993).

2 PUNTO. Derecho a la vida

El derecho a la vida es el derecho que se reconoce a cualquier persona por el simple hecho
de estar viva, y que le protege de la privación u otras formas graves de atentado contra su
vida por parte de otras personas o instituciones, sean estas gubernamentales o no. Es posible
llevar a cabo una fundamentación del derecho a la vida desde diversos enfoques
(filosóficos, antropológicos, sociológicos, éticos, biológicos, etc.).

Desde el punto de vista jurídico, se trata de un derecho fundamental: el primero de todos,


al considerar al titular como generador de cualquier otro derecho posible. En este sentido, ha
sido consagrado de forma explícita en los tratados fundamentales internacionales,
especialmente en los referidos a los Derechos Humanos, y en muchas legislaciones nacionales
de diversos países del mundo.
El derecho a la vida no solo protege a las personas de la muerte, sino toda forma
demaltrato o violencia que haga su vida indigna. Así, atentan contra la vida,
el genocidio (exterminio de un grupo por su nacionalidad, religión, raza o etnia),
el terrorismo(uso sistemático del terror, utilizado por una amplia gama de organizaciones,
grupos o individuos en la promoción de sus objetivos), la tortura, el secuestro o la desaparición
forzada de personas (terrorismo de estado), la esclavitud y los malos tratos.

3 PUNTO. Fundamentaciones legales en el mundo:

Artículo 2º de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea: Derecho a la vida.


Toda persona tiene derecho a la vida. Nadie podrá ser condenado a la pena de muerte ni
ejecutado.

Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), los derechos humanos son derechos
inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de raza, sexo, nacionalidad, origen
étnico, lengua, religión o cualquier otra condición. Entre los derechos humanos se incluyen el
derecho a la vida y a la libertad; a no estar sometido ni a esclavitud ni a torturas; a la libertad
de opinión y de expresión; a la educación y al trabajo, entre otros muchos. Estos derechos
corresponden a todas las personas, sin discriminación alguna.

Protección contra la privación arbitraria de la vida

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, en su Observación General No. 6 (párrafo 3),


señaló que:

“La protección contra la privación arbitraria de la vida, que se requiere de forma


explícita en la tercera frase del párrafo 1 del artículo 6 [del PIDCP] es de importancia
capital”30.

El especialista en el derecho internacional de los derechos humanos, Daniel O´Donnell,


comparte y desarrolla esta idea:

“la protección fundamental que los instrumentos de derechos humanos otorgan al


derecho a la vida radica en la frase ʻnadie puede ser privado de la vida
arbitrariamente´. No cabe duda que esta disposición expresa la esencia misma del
Derecho a la vida [...] La prohibición de toda privación arbitraria de la vida es un
principio básico que protege la vida en las más variadas circunstancias, desde la
aplicación de la pena de muerte hasta las tácticas empleadas en conflictos armados,
las desapariciones efectuadas por las fuerzas policiales o paramilitares,el uso excesivo
de la fuerza en la represión de manifestaciones callejeras y cualesquiera otros actos
atentatorios [...] Así, la prohibición de la privación arbitraria de la vida cumple dos
funciones: refuerza los condicionamientos de la imposición de la pena de muerte y
sirve como garantía contra las ejecuciones extrajudiciales de toda índole”.

Se puede incluso ir más allá en los ejemplos y señalar que, en la prohibición de la privación
arbitraria de la vida, por acción u omisión del Estado, se encuentra una protección para la vida
en todas las otras circunstancias que han sido comentadas arriba, tales como el aborto, la
guerra, la adecuada prevención y atención a la salud, la protección contra el hambre o la
delincuencia. En todas esas circunstancias, una acción u omisión del Estado, puede colocarlo
dentro o fuera del concepto de arbitrariedad y, por tanto, convertirlo en garante o violador
del derecho a la vida.
Arbitrariedad es una acción u omisión contraria a la justicia, la razón o las leyes, cuyo
origen es la voluntad del sujeto. Dada la importancia capital que tiene esta garantía para
definir el contenido del derecho a la vida, se desarrolla aquí una explicación en función de cinco
elementos esenciales interrelacionados, que resumen el tratamiento jurídico de lo “no
arbitrario”.

En Venezuela

El derecho a lavida es inviolable, bajo estas condiciones


ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, tampoco autoridad alguna aplicarla. El
Estado protegerá la vida de las personas que se encuentren privadas de su
libertad, prestando el servicio militar o civil, o sometidas a su autoridad en cualquier otra
forma.

4 PUNTO

Puntos de controversia

La pena de muerte

Algunas formas de ejecución son la lapidación, la rueda, la hoguera, la horca, el garrote vil,
la silla eléctrica, la inyección letal(utilizada actualmente en EE.UU y China.), la Cámara de gas o
la guillotina (usada durante la Revolución Francesa).

Países con pena de muerte

De los países miembros de la ONU, 58 mantienen la pena de muerte y 102 países han
abolido la pena de muerte, según datos de Amnesty International (2015).

Derecho de no expulsión o devolución

El derecho de las personas a no ser regresados por la fuerza a países donde sus vidas
puedan estar en peligro está protegido en ciertas situaciones, este derecho también es
conocido como el derecho de no-expulsión o devolución (non-refoulement).

5 PUNTO

Derecho a la supervivencia
Cuando hablamos de niños, el derecho a la vida con frecuencia significa el derecho a la
supervivencia. Las leyes de los derechos humanos prohíben la aplicación de la pena de muerte
en niños. Sin embargo, los tratados de derechos infantiles imponen a los países la obligación de
cumplir con las necesidades básicas del niño en términos de nutrición, salud, comida, refugio,
etc., para permitir la supervivencia del niño.
Postura de la Iglesia católica

La Iglesia católica defiende el derecho a la vida de todo ser humano desde su concepción
hasta su muerte natural, por lo que es contraria al aborto, el suicidio, la pena de muerte (si hay
recursos para garantizar la seguridad civil sin recurrir a ella), el asesinato, la eutanasia, etc.

Marco legal

El artículo 43 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) consagra


el derecho a la vida como derecho humano inviolable. Además el artículo 55 de la CRBV dispone:
“Toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos
de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenaza,
vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades, el
disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes”. El artículo 332, establece que
“los órganos de seguridad ciudadana son de carácter civil y respetarán la dignidad y los
derechos humanos, sin discriminación alguna”. La Guardia Nacional es el único cuerpo de la
Fuerza Armada Bolivariana de Venezuela (FABV) con funciones explícitas de cooperar en
operaciones para mantener el orden interno del país, según artículo 329 de la norma
constitucional.

OJO: Por favor realizar una lámina con esta frase y una imagen alusiva.

“Las masacres, la crueldad con las mujeres, el abuso infantil, la desposesión dela tierra, la
trata de personas y muchos otros acontecimientos son la evidenciasuficiente para demostrar
que los derechos humanos son fuertes en la teoría, perodébiles en lapráctica”.
Vanegas García, 2010.