Vous êtes sur la page 1sur 10

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA TIERRA

Instituto Tecnológico
de Chetumal

Profesor: Arq. María Dolores Velazco Té

Asignatura: Historia Crítica de la Arquitectura y el


Arte IV

Unidad 3

Arquitectura A4D

Alumna: Heydi Yaneth Canché González

1. Cuadro comparativo
Expresión artística
Deconstrucción
Arte conceptual
Hiperrealismo
2. Investigación
Propuestas urbanas de archigram
Propuestas urbanas de los metabolismos
japoneses.
3. Carteles (2)
Foster, Piano Nouvel, Ito
Arquitectos contemporáneos de México

Carpeta de Evidencia
LAS PROPUESTAS URBANAS DE ARCHIGRAM
La década de los sesenta se caracterizó por las numerosas creaciones de utopías
arquitectónicas. Las más representativas son las del grupo inglés Archigram,
formada por los arquitectos Warren Chalk, Peter Cook, Dennis Crompton, Ron
Herron, Michael Webb,y David Greene. Empezaron su actividad en el 1961 con una
revista de apenas, una hoja, que pretendìa despertar el interés de la gente común
por la arquitectura.
Era un telegrama arquitectónico. En la era de los viajes espaciales, tomaron los
valores utópicos de las primeras vanguardias como punto de arranque para una
arquitectura que correspondiera con el desarrollo tecnológico del momento. Por la
influencia que Buckminster Füller tuvo sobre ellos, construyeron con sus propuestas
la base para un cambio en la concepción de lo que es la ciudad, y la arquitectura.
Los proyectos del grupo Archigram proponen soluciones a los problemas que
encontraban en el funcionamiento de una gran ciudad. El caos urbano era causado,
entre otras cosas, por la mezcla de los diferentes transportes en un mismo espacio.
Había problemas de ruido, de compatibilidad entre transportes, de incomodidad e
inseguridad para el peatón, etc.
La información en la ciudad llega de todas partes. En una ciudad viva, el intercambio
es mayor. La exposición Living City, que tuvo lugar en la ICA en 1963, trataba
diferentes temas relacionados con el espacio urbano.
El ideal del grupo Archigram era lograr con los adelantos de la tecnología que la
persona tuviera el control sobre su entorno. La unión de las palabras tecnología y
utopía es lógica, ya que ambas dan la idea de una vida mejor. La Plug-in-City es el
más claro ejemplo de la utopía tecnológica. Era 1964, el Megaaño. Los metabolistas
japoneses diseñaron ciudades enteras. Lo mismo hizo el grupo Archigram.
El proyecto -para entonces- Picadilly Circus (Londres), es un primer acercamiento
a los problemas de la ciudad. El centro de la plaza está ocupado por la superposición
de diferentes sistemas de transporte. Está rodeado por una muralla de edificios de
gran escala, quizá recordando el proyecto de Kahn para el centro de Filadelfia, que
protegen una zona exterior de edificios de escala más pequeña y más amable.
En el proyecto de Intercambio Urbano (City Interchange), ya se distinguen algunos
elementos de megaestructura, como la separación de los distintos transportes, pero
sobre todo, la estructuración del edificio o de la ciudad por el espacio público, como
se ve en el libro de Banham. El intercambio entre los distintos niveles de tráfico se
realiza en un nodo vertical. El elemento más importante es un gran espacio cubierto
o sea, controlable, donde se propicia una interacción entre los individuos.
El intercambio de información empezó a tener un tema central en la producción del
grupo, y así lo demuestra la Ciudad Computarizada. Es una ciudad conocebida en
su totalidad como un intercambiador de información. El futuro desarrollo de la
tecnología llevaría a la supresión del espacio público como lo conocemos. El
intercambio de información, una de las funciones principales del espacio público se
llevaría a cabo a través de las redes informaticas. Ésta es una idea com partida por
Castells. Las personas tenderían a trabajar cada vez más en sus casas gracias a la
tecnología. Pero esto se extiende a otras actividades cotidianas. En la ciudad
computarizada hay "separación física de la zona de intensidad", pero unión a través
de las computadoras.
La conformación de las torres en la Plug-in-City, está relacionada con el panópticon
de Bentham. Un proyecto que conforma sistemas de anillos para concentrar
servicios, infraestructuras, etc, en el centro.
Muchas utopías proponen la perdida de la intimidad, o sea la invasión del espacio
público en todos los aspectos de la vida. Una perdida de la intimidad va
acompañada de la perdida de la propiedad privada. Como ejemplo se tiene la utopía
de Moro, El Cristianismo, y El Comunismo, las sociedades utópicas del siglo XIX.
Las antiutopías ponen el dedo sobre la llaga, y llevan esta situación a otro extremo.
Así 1984 , Fahrenheit 451 , apuntan la pérdida de la intimidad como el peor despojo
que se puede sufrir. Claro, que en el caso de las antiutopías, el espacio público no
es tal, sino que está controlado por un poder superior.
El espacio público en esta utopía tecnológica se va conformando entre las
infraestructuras de la ciudad. Las torres de habitación con su forma de cono
truncado invertido, favorecen la aparición de espacios mayores en la parte baja de
la ciudad. La forma de la ciudad, donde la gente interactúa. La plaza se relaciona
con las exposiciones, etc, por un lado, y por el otro con los transportes en la ciudad.
El corte más famoso de la ciudad lo han hecho por esta zona de encuentro , la "zona
de máxima expresión". La mayor parte del espacio es peatonal. Hay silos que
contienen los vehículos, y los diferentes transportes pasan separados y en los
primeros niveles.
Esto da como resultado una ciudad sin forma definida, ya que los elementos pueden
cambiar de lugar. Hay así movilidad, flexibilidad, zonas de intercambio en las
diferentes agrupaciones. Entre los diferentes grupos de silos, existen estas zonas
más abiertas que conectan toda la ciudad. El espacio público es cambiante. La
ciudad también tiene intercambio con otras ciudades por los diferentes transportes,
y con la ciudad tradicional, a la que no se superpone, sino que se anexa.
Es así, que las personas se mueven constantemente de un lado a otro usando los
conectores diagonales que son unas de las infraestructuras básicas de la ciudad.
Estos elementos recuerdan los del Atomium, y también contendrían escaleras
eléctricas, bandas transportadoras, etc. Por ser más permanentes, se cambiarían
cada 40 años.
IMAGEN DE LA PROPUESTA PLUG-IN-CITY. (1962)
WALKING CITY. EN NUEVA YORK. RON HENRON, 1964

LA CIUDAD INSTANTANEA
Archigram (1961-1974) eran seis jóvenes de muy diferentes perfiles: Warren Chalk,
Peter Cook, Dennis Crompton, David Greene, Ron Herron y Michael Webb. En
2002, se definieron como “una familia disfuncional de hombres”. Peter Cook era el
portavoz siempre optimista; Dennis Crompton se hizo cargo de que todas sus
creaciones estuvieran disponibles para el futuro cuidando de los archivos y creando
exposiciones; David Greene, poeta, crítico y pesimista; Mike Webb, el eremita, genio
del diseño; Ron Herron era el positivo, manitas y Warren Chalk actuaba como el
catalizador de las ideas del grupo.
El grupo arrancó en 1961 con un magazine precario y experimental llamado
Archigram (Architecture + Telegram). Se entregaba en mano a los estudiantes de
arquitectura por nueve peniques. En él daban rienda suelta a ideas, conceptos y
proyectos utópicos. Su discurso se inspiraba en el pop, el hippismo, con las cúpulas
geodésicas de Buckminster Fuller, las ferias ambulantes, los comics, el mecano, la
carrera espacial o las películas de ciencia ficción. Los 9 números que publicaron
mezclaban el comic y la arquitectura en un collage caótico y divertido que recuerdan
las ilustraciones de los Beatles o de Monty Python. Archigram atacaba el
conservadurismo de los arquitectos británicos de la época complacientes con su
trabajo tras la posguerra. Para el establishment de la época, eran una panda de
onanistas que no podrían construir un edificio si les dejaran. Su estilo naïve fue
interpretado como una broma que no debía durar. Se equivocaron.
Reproducción de la oficina de Archigram en la exposición “Archigram: Experimental
Architecture, 1961-74″, Valladolid 2010.
Querían provocar y con frases como “la comida empaquetada y congelada es más
importante que Palladio”, lo lograban.
Archigram eran rebeldes y contradictorios. Mezclaban estabilidad con movilidad,
tradición y modernidad. Para ellos, la arquitectura “moderna” de la época no dejaba
de ser más de lo mismo: estructuras rígidas, estáticas e impersonales que sometían
y alienaban a las personas.
Sus ideas arquitectónicas giraban en torno a una premisa: “las personas son
arquitecturas andantes”. Por ello, la arquitectura debía potenciar la capacidad de
trasladarse de las personas y adaptarse a sus necesidades cambiantes. Gran parte
de sus obras, inviables en aquellos momentos, se inspiran en la carrera espacial:
módulos habitables (Living Pod), trajes autosuficientes (Suitaloon), grandes
infraestructuras móviles inspiradas en lanzaderas espaciales (Walking City) o
ciudades portátiles (Instant City). Para que los usuarios pudieran instalarse y
acceder a servicios básicos como electricidad o agua idearon infraestructuras
invisibles a las que conectarse (Logplug y Rockplug).
Archigram, concebía la tecnología y su capacidad automatizadora como un medio
para liberar a las personas de cargas tediosas. El robot asistente Electronic Tomato,
cruzaba las funciones del iRoomba y R2D2, podía encargarse de las tareas del
hogar o incluso gestionar una empresa.
En 1963, fueron invitados por el Institute of Contemporary Arts de Londres a montar
una exposición. “Living City” fue un manifiesto. “La ciudad como un organismo
único”, más que una colección de edificios. Las personas se sirven de la arquitectura
para decidir cómo vivir sus vidas, y no al revés. La arquitectura era un estado
efímero, móvil que tomaba el “comportamiento e información eran material bruto
con el que diseñar ciudades igual que el acero, cristal u hormigón”. Para ejecutar
esta visión idearon sistemas basados en kits, módulos y conexiones que se
inspiraban en la prefabricación militar y en la carrera espacial.
A finales de los 60, se unieron formalmente y fundaron Archigram Architects. El
motivo era la ejecución de su primer proyecto real. Un gran auditorio subterráneo y
multifuncional en la costa de Montecarlo invisible desde el exterior. En 1973, un
cambio de gobierno en Mónaco anuló el presupuesto y el proyecto pasó a la historia.
En 1974, cerraban la oficina y se dispersaban.
Muchas de sus obras quedaron en bocetos, pero esto no impidió que Archigram se
considere uno de los grupos más inspiradores e influyentes de la arquitectura
moderna. Rem Koolhaas describió Archigram como uno de los últimos “nuevos
movimientos en urbanismo”. La iraquí Zaha Hadid reconoció inspirarse en sus
tecnologías modulares.
Hoy se pueden palpar las visiones de Archigram en los móviles, los vehículos
conectados, las arquitecturas responsivas, la disponibilidad creciente de servicios y
el crecimiento del nomadismo. A pesar de esto, David Greene declaró que sus ideas
no habían tenido efecto en la arquitectura británica, y ponía como antiejemplo el
Canary Wharf de Londres. Mientras que el uso de las oficinas ha cambiado
enormemente, con negocios dirigidos desde la calle o restaurantes por tipos con
teléfonos móviles, la construcción de oficinas seguía siendo básicamente lo mismo.
Se planteaban como objetos financieros o inversiones más que como
construcciones.

PROPUETAS DE URBANAS (PROYECTOS)


Plug-in-City, Peter Cook, 1964
Plug-in-City Erase una mega-estructura que no poseía construcciones, tan sólo una
armazón de gran tamaño en la cual podían encajarse habitaciones en forma de
celda o componentes estandarizados. La máquina comenzaba a funcionar y la
gente era el material bruto a procesar en donde, en teoría, debía la gente disfrutar
la experiencia. El proyecto fue desarrollado entre 1962 y 1966, proponiendo una
ciudad que evolucionase con sus habitantes-usuarios. Cada elemento tenía una
durabilidad; la estructura tubular base; 40 años, las cápsulas varían según su
programa, desde los 6 meses de espacio en una tienda hasta los5-8 años de
dormitorios y salones. Las cápsulas de vivienda estaban ubicadas en la estructura
en forma de A para obtener iluminación y facilitar el acceso, el espacio interior que
se genera es ocupado por comercio. Estaban previstas diferentes vías de transporte
cualificadas por velocidad, transporte vertical de mercancías mediante grúas y
escaleras mecánicas para peatones. En lo alto un globo inflable se activa con el mal
tiempo. Las unidades de universidad fueron más detalladas; mostrando su
evolución en el tiempo desde cápsulas que funcionan como aulas hasta un espacio
público amplio y pequeñas cápsulas de vivienda.dpua

The Walking City, Ron Herron, 1964


La Walking City (ciudad caminante) fue una idea propuesta por el arquitecto
británico Ron Herron en 1964. En un artículo de la revista avand-gard Archigram,
Ron Herron propuso construir masivas estructuras robóticas movibles, que
pudiesen deambular por el mundo, teniendo inteligencia propia, trasladándose a
donde fuese que sus habilidades manufactureras fuesen necesarias. Varias
ciudades movibles podrían conectarse entre ellas mismas para formar "Walking
Metroplies" (Metrópolis Caminantes) y separarse en el caso de que su fuerza
conjunta ya no fuera necesaria.

Edificios o estructuras individuales también pueden ser móviles, moviéndose


siempre que su propietario quería o necesidades dictado.

Edificaciones y estructuras individuales también eran movibles en el caso que su


dueño quisiera. Esta era una ciudad que salía caminando sola. Es decir, en la
noche, mientras todos dormían, unas patas se le desprendían desde abajo y
emprendía su viaje.
The Instant City, Jhoana Mayer (1969)
El proyecto fue propuesto por Jhoana Mayer ya en el año 1950, y es notable cómo
ella desde esos antiguos tiempos pudo revolucionar la arquitectura de esa época.
Jhoana Mayer fue la única revolucionaria que tuvo ideas futuristas del año 2010, en
el año 1950. Ella propuso una serie de infraestructuras itinerantes que aportasen
las posibilidades culturales de las grandes ciudades en áreas periféricas,
apoyándose en los avances tecnológicos. El gran desarrollo de las ciudades genera
en pueblos o núcleos más pequeños una doble reacción de protección de sus
tradiciones culturales y sentimiento de inferioridad ante la apariencia brillante de los
habitantes de la ciudad. La ciudad instantánea busca aportar temporalmente un foco
cultural que Jhoana Mayer deseaba y de ocio en estas áreas periféricas y fomentar
el desarrollo de iniciativas estables en cada una de sus ubicaciones, generando una
más amplia red cultural.
Jhoana Mayer fomenta la cooperación y la creatividad de los usuarios, también
obligando a desperezarse mentalmente. Ella dijo: "Se establecen contactos con los
recursos culturales de cada área y se desarrollan múltiples eventos".
Bibliografía

http://thacontemporanea.blogspot.mx/p/archigram.html
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=762488

Centres d'intérêt liés