Vous êtes sur la page 1sur 22

TEORÍAS EN PSICOLOGÍA SOCIAL

LA TEORÍA DE LA GESTALT EN PSICOLOGÍA SOCIAL.


Los gestaltistas estuvieron orientados empíricamente. Estudiaron fenómenos de la
vida cotidiana, como liderazgo, estructura del grupo, conformismo, confianza,
desconfianza.

Orientación teórica.

Los postulados clásicos vienen de Kohler y Koffka. 1) los fenómenos psicológicos


ocurren en un campo, como parte de factores coexistentes e interdependientes
como parte de un sistema cuyas propiedades no pueden deducirse de sus partes
aisladas. 2) Ciertos estados del campo psicológico son más simples y ordenados
que otros y que los procesos psicológicos operan para lograr que el estado del
campo sea tan bueno como lo permitan las condiciones prevalentes.

Este enfoque se desarrollo a partir de estudios de la percepción cuyos


fundamentos son: 1) la percepción está organizada y 2) tiende a ser tan buena
como lo permitan las condiciones de los estímulos. En la analogía con la
psicología social:

1) Si las percepciones están organizadas, algunos aspectos de la percepción


permanecerán constantes, aunque ocurra algún cambio en todos los
elementos de la situación que es percibida, siempre que las interrelaciones
entre los elementos no varíen. Si las notas de una canción se elevan a una
octava, la melodía no cambiara. En las interacciones sociales organizadas,
algunas de las pautas de acción permanecerán invariables, aunque se
sustituya a los individuos que participen en ella. Un partido de futbol, el
proceso de fabricación de un producto.
2) Si las percepciones están organizadas, la percepción de cualquier
elemento, estará influida por el campo total del cual es una parte. Por lo
tanto, aunque las imágenes retinales de dos objetos sean de tamaño
diferente idéntico, el objeto más alejado será percibido como mas grande.
Las mismas palabras serán interpretadas de manera distinta si son usadas
por un soldado contra un capital o por un capitán que reprende a un
soldado.
3) Si la percepción está organizada, emergerán algunas de las características
de su organización; tales características serán las interrelaciones de las
entidades que están siendo percibidas y no de las entidades en "sí
mismas”. Así una melodía es la interrelación percibida entre las notas. El rol
de esposo solo puede existir en relación con el de la esposa.

Características de la buena organización perceptual.

La organización tiende a ser tan buena como lo permitan las condiciones de los
estímulos. Algunas consecuencias en la psicología social son:

1. Asimilación y contraste. El principio del máximo-mínimo, postula dos tipos


básicos de simplicidad: una simplicidad mínima de uniformidad y una
simplicidad máxima de articulación perfecta. La organización perceptual es
bipolar, podría estar dirigida a minimizar las diferencias entre los estímulos
de moda tal que el campo perceptual se vuelva homogéneo o a acentuar
las diferencias entre los estímulos si exceden cierto nivel y hay una
discontinuidad abrupta entre partes del campo visual. En forma semejante,
en psicología social es evidente que tendemos a percibir a una persona
asimilándola a su grupo (para muchos norteamericanos un mozo chino se
parece mucho a otro mozo chino), o contrastándola con su grupo (un negro
pelirrojo); esto depende del grado de diferenciación entre la persona y el
grupo.
También tendemos a asimilar nuestra percepción de la acción de una
persona, a nuestra percepción del actor (el significado y la evaluación de un
enunciado será generalmente coherente con nuestra noción y evaluación
del origen del enunciado).
2. Agrupamiento perceptual. La homogeneidad se basa en: 1) el destino
común de los elementos percibidos (se mueven juntos); 2) su similitud
(poseen el mismo color); 3) su proximidad (ocurren en un mismo espacio y
lugar); 4) limites comunes (están separados del resto del campo por una
discontinuidad abrupta); 5) la tendencia a agrupar elementos que
constituyen una buena forma (simétrica, equilibrada, completa); 6) la
tendencia a agrupar elementos en función de causa y efecto (ver una bola
de billar que empuja a otra). 7) la experiencia pasada o costumbre que ha
provocado respuestas similares ante los distintos elementos. 8) la
preparación o expectativa a que los elementos estén agrupados juntos.

La noción de que la organización perceptual es tan buena como sea posible,


que se prefieren organizaciones por su simplicidad y coherencia ha sido
influencia de teorías como el equilibro cognitivo y la disonancia cognitiva, cuya
idea central es: una organización o estructura de creencias y actitudes o de
relaciones interpersonales puede estar desequilibrada, ser des armónica,
disonante o incongruente; cuando existe desequilibrio surge una tendencia a
modificar las propias creencias y actitudes hasta lograr el equilibrio.

Solomon Asch
Asch sostiene que el estudio del hombre como ser social requiere su propia
perspectiva, la que debe partir de alguna concepción, aunque sea provisional, de
lo que significa humano.

Asch afirma que los seres humanos llegan al mundo con una estructura capaz de
responder a las condiciones sociales y con capacidades para entrar en relación
social.

El factor psicológico decisivo acerca de la sociedad es la capacidad de los


individuos para comprender y respetar las experiencias y acciones de los demás.
Esto permite que los individuos se relacionen entre sí. Introduce la esfera del
pensamiento, emociones y objetivos de los otros. Lo coloca en una relación
progresiva de dependencia mutua condición para su desarrollo como persona.

Asch considera que los procesos psicológicos se transforman en la sociedad. El


hombre adquiere conciencia de sí mismo; se orienta tanto hacia el futuro y el
pasado como hacia el presente; los motivos y las metas surgen de su capacidad
para percibirse y compararse con otros.

"El yo no se dedica únicamente a su propio engrandecimiento. Necesita


interesarse en quienes lo rodean, unirse con los demás y trabajar con ellos ... La
exaltación del sí-mismo es generalmente una respuesta, no a poderosas
tendencias egocéntricas, sino a la frustración de la necesidad de ser parte del
propio grupo, de saber que se es querido y respetado, de sentir que se
desempeña una función en la vida de los demás ... "

El hombre al tener alternativas y posibilidades se instala en un lugar de tensión


entre lo que es y lo que debe ser.

En la mayor parte de su investigación trató de demostrar el principio de la Gestalt


que establece que la experiencia social no es arbitraria sino organizada de manera
tal que resulte coherente y significativa.

La formación de impresiones
Asch descubrió que: 1) tendemos a formarnos una impresión completa sobre una
persona aun cuando la evidencia sea ·escasa; 2) las características de una
persona son percibidas de manera· interrelacionada: la inteligencia de una
persona "cálida" se considera distinta a la de una persona "fría"; 3) las
impresiones están estructuradas: ciertos rasgos se perciben como centrales y
determinantes, otros como periféricos o dependientes; 4) cada rasgo posee la
propiedad de una parte de un todo, ejerce influencia sobre la organización total de
la cual forma parte y es influido por ella: dos personas muy atractivas pero
distintas no parecen poseer el mismo atractivo; 5) las impresiones existentes
determinan el contexto en el que se forman otras impresiones; 6) las
incongruencias manifiestas conducen a la búsqueda de una noción más profunda
que resuelva la contradicción.

La comprensión de las afirmaciones

La crítica de Asch afirma que el cambio en la evaluación de un juicio, debido a ·la


influencia que sobre él ejerce el prestigio, es l.ma consecuencia de la alteración
del significado del juicio: El mismo enunciado atribuido a Jefferson tiene un
significado diferente si se atribuye a Lenin. Asch realizó una serie de experimentos
para demostrar que la sugestión por prestigio no es · un proceso ciego resultante
de la transferencia arbitraria de la evaluación del autor del enunciado al enunciado
mismo.

Es un hecho reconocido que un acto requiere significado a partir de su relación


con las condiciones particulares de tiempo, espacio y circunstancia, ya se trate de
movimientos históricos o de ideas económicas o políticas . . .

La modificación de los juicios por los grupos.

se pide a un sujeto que exponga su juicio acerca de un tema obvio luego de haber
escuchado a una mayoría unánime (cómplice del experimentador) que había
manifestado un juicio erróneo
Los· sujetos experimentan conflicto entre dos fuentes confiables de información:
sus propios sentidos y los juicios de los demás.

Asch destaca que la tendencia a lograr un acuerdo con el grupo no se debe a


ciegas tendencias imitativas, sino a necesidades objetivas. El grupo es parte de
las condiciones dadas. No tomarlo en cuenta implicaría dejar deliberadamente de
lado un aspecto de la situación social: cada uno ve lo que ven los otros.

Fritz Heider

La tesis fundamental de Heider afirma que la gente trata de desarrollar una


concepción ordenada y coherente de su medio y· que en ese proceso construye
una "psicología ingenua" que, en un aspecto importante, se parece a una ciencia.
En otras palabras, buscamos las relaciones constantes que pueden ayudarnos a
comprender la miríada de acontecimientos específicos y cambiantes que ocurren
dentro de nuestro campo de observación.

La obra Su método consiste en analizar los conceptos psicológicos subyacentes


que se emplean en el lenguaje, y sus interrelaciones tal como aparecen en
fábulas, novelas y otras formas literarias.

Las personas conocen su ambiente y los acontecimientos que en el se producen


(el espacio vital) llegan a ese conocimiento mediante la percepción y otros
procesos; reciben influencias de su ambiente personal e impersonal, causan
cambios en el ambiente, son capaces de causarlos, tienen deseos y sentimientos,
mantienen relaciones con otras entidades y son responsables de las normas.

Dos temas dinámicos, fundamentales e interrelacionados, constituyen el núcleo de


análisis heideriano de la psicología ingenua: "atribución" y "equilibrio".

La gente no atribuye tales sucesos a los procesos intermedios moldeados por


esos núcleos. Vemos una piedra, no los rayos luminosos que median entre la
piedra y nuestros ojos. Los procesos intermedios que llegan a nuestros órganos
sensoriales son unidades espurias, pues están formados por muchas partes
independientes (los rayos luminosos reflejados por una arista de la piedra son
independientes de los reflejados por otra).

De manera semejante, cuando percibimos los sucesos de nuestro ambiente social


tratamos de dar significado a los diversos estímulos proximales, centrándonos en
los núcleos centrales unitarios causales a los que pueden atribuirse los
acontecimientos superficiales.

Heider señala que en la interpretación de los acontecimientos sociales es muy


importante tener en tener en cuenta si atribuimos un · acontecimiento a los
factores causales localizados en la persona o los factores causales de su
ambiente. Por ejemplo, el placer que siente una persona frente a una
representación teatral puede atribuirse a la obra en sí misma o a las
características personales del espectador.

Para poder establecer si los propios juicios, creencias u opiniones son


objetivamente correctos o si responden meramente ·a características personales,
será necesario comparar las propias, opiniones pon las ajenas. Para decidir si la
dificultad experimentada frente a una tarea se debe a uno mismo o a la tarea se
necesitará, saber cómo la realizan otros. Las comparaciones sociales 'pueden ser
útiles para juzgar si nuestra respuesta emocional a una situación es apropiada o
no.

Heider sugirió que la conexión entre la persona y una acción puede adquirir
diferentes formas, cada una de las cuales representa una etapa diferente del
desarrollo conceptual:

1. Conexión global. La persona asume la responsabilidad de cada efecto


vinculado con ella.
2. Conexión entre acontecimiento y persona. Se juzga a la persona con los
resultados que ella hace.
3. Responsabilidad del efecto. Se considera a la persona responsable de un
efecto posterior que podría haber previsto o prevenido, aun cuando no
hubiese tenido la intención de producirlo.
4. Responsabilidad del efecto con intención. Se responsabiliza a la persona
solo de aquellas acciones que tuvo la intención de hacer.
5. Responsabilidad en correspondencia de la persona-Ambiente. Las acciones
fueron provocadas, forzadas o inducidas por el ambiente.

La atribución depende del estadio cognitivo, la aplicación del método vinculación


del acuerdo y la diferencia, las expectativas, el estilo personal y la necesidad de
prevenir el desequilibrio cognitivo.

Se afirma que la estabilidad cognitiva requiere congruencia entre las expectativas


causales y los objetos con los que se relaciona. Por ejemplo, si una persona juzga
que X e Y tienen utilidad potencial para su bienestar, no puede juzgar al mismo
tiempo que sean antagónicas con respecto a tal bienestar y seguir manteniendo
una estructura cognitiva estable o equilibrada.

Cuando una estructura cognitiva esta en desequilibro, aparecen fuerzas que


producen locomoción con el objeto a modificar el ambiente psicológico o las
tendencias que modifican el conocimiento del ambiente. En condiciones en que es
imposible la locomoción aumenta la tendencia al cambio cognitivo.

En el ejemplo anterior, podía producirse el cambio cognitivo mediante la


modificación del juicio sobre X o sobre Y, o sobre la relación entre ambas, o
diferenciando X o Y en subpartes independientes o segregadas. De este· modo,
en vez de continuar sintiendo agrado por X e Y, que son antagónicas, se puede
experimentar desagrado por una u otra, o sentir que no son incompatibles, o que
se quiere a X porque es linda y que Y odia a X porque es rica y que no hay
interacción directa ni indirecta entre esas dos características de X (belleza y
riqueza).

Heider basándose en lo anterior pudo discernir algunas condiciones que


determinan las percepciones en situaciones interpersonales.

1) respecto de las actitudes dirigidas hacia la misma entidad, existe un estado de


equilibrio si las actitudes positivas (o negativas) están de acuerdo; se tiende a
considerar a una persona como positiva o negativa en todos sus aspectos
2) respecto de las actitudes hacia una entidad combinada con la pertenencia,
existe un estado de equilibrio si una persona está conectada con las entidades
que le gustan y si le agradan las entidades con las que está vinculada; lo contrario
es válido para las actitudes negativas;

3) si se consideran dos entidades como partes de una unidad existirá un estado


de equilibrio· si se asigna a las partes el mismo carácter dinámico (positivo o
negativo); pero si las dos entidades tienen caracteres dinámicos diferentes, el
estado de equilibrio sólo puede existir si se las considera en forma separada
(rompiendo la unidad).

No debemos olvidar, sin embargo, que la situación de desequilibrio ·cognitivo


produce sólo -Una tendencia al cambio; la locomoción o el cambio cognitivo reales
dependen de la intensidad de las otras fuerzas que actúan en la situación.

Theodore M. Newcomb

Concluye que la tendencia al equilibrio es característica tanto de los sistemas


interpersonales como de los intrapersonales. Afirma en efecto, que cuando dos
personas se perciben como (positivamente) interdependientes y cada una de ellas
esta orientada hacia una tercera entidad, ambas tenderán a desarrollar
orientaciones similares hacia esa entidad. La comunicación interpersonal
incrementa la posibilidad de desarrollo de orientaciones similares.

En cambio, en una pareja o grupo interdependiente ·con orientaciones disímiles,


tiende a aumentar la frecuencia de los actos comunicativos con el fin de reducir las
diferencias. La intensidad de estos "esfuerzos hacia la simetría de la orientación"
está determinada, en parte, por la fuerza del vínculo entre las dos personas y por
la fuerza de sus actitudes hacia la tercera entidad.

La "presión hacia la uniformidad" y la "tendencia a dirigir las comunicaciones hacia


los miembros desviados, surge en grupos coherentes.
LA TEORÍA DEL CAMPO EN PSICOLOGÍA SOCIAL.

Kurt Lewin

Se centró en la motivación. Sus conceptos motivacionales se refieren a los


propósitos que están en la base de la conducta y a las metas desde o hacia las
cuales se orienta.

Conceptos dinámicos.

1) Tensión. Surge siempre que hay una necesidad psicológica o intención


(Cuasi necesidades) en una persona y desaparece cuando se satisface la
necesidad.
a. Es el estado en una región que se trata de auto modificar de tal
modo que resulte igual al estado de las regiones vecinas.
b. Abarca fuerzas del limite de la región de tensión.
3. Valencia. Una valencia positiva es concebida como un campo en el que las
fuerzas se dirigen hacia una región dada del campo. En cambio, todas las
fuerzas que se alejan de una región están cargadas por una valencia
negativa.
4. Fuerza. Caracteriza la dirección e intensidad de la tendencia al cambio en
un punto determinado del espacio vital.
5. Locomoción. Cambio de posición de la persona dentro de su ambiente
psicológico. El cambio puede ocurrir mediante la locomoción o por medio de
un cambio en la estructura del ambiente percibido.

Existe una relación definida entre los sistemas de tensión de la persona y ciertas
propiedades del ambiente psicológico. Una tensión puede estar relacionada con
una valencia positiva en regiones de actividad en el ambiente psicológico que se
perciben como reductoras de tensión, y con una valencia negativa en la región en
la que el individuo se encuentra actualmente.

La existencia de una región con valencia positiva (región meta o región objetivo)
depende no solo de la existencia de tensión sino de la percepción de posibilidad
para reducirla. El comportamiento de una persona que no sabe cómo reducir la
tensión y que por lo tanto no percibe una región meta estará determinado por el
deseo de cambiar su región negativa actual a otra y así sucesivamente.

Cuando en el ambiente psicológico existe una región meta importante para un


sistema en tensión. Puede afirmarse que hay una fuerza que actúa sobre la
persona y la impulsa hacia la meta. Cuando hay una meta conocida para una
tensión, surge una tendencia a la locomoción hacia la región meta y una tendencia
a pensar en ese tipo de actividad. La fuerza que impulsa hacia la meta existe tanto
en el nivel de hacer como en el del pensamiento.

Técnica de reanudación. Al sujeto s ele pide una serie de tareas, algunas las
completa otras no, se le pregunta por el recuerdo de las mismas, hay una
tendencia a recordar más aquellas que son inconclusas.

Técnica de la tensión originalmente conectada con otra actividad. El valor de una


actividad sustitutiva se mide luego de haberla terminado, por el grado de
disminución de la tendencia a la reanudación o al recuerdo de la actividad
interrumpida. Los resultados del valor sustitutivo fueron: 1) el valor sustitutivo
aumenta con el grado de similitud y dificultad que se perciben entre la actividad
original y la sustitutiva (Lissner, 1933); 2) el valor sustitutivo aumenta con la
contigüidad temporal entre la actividad original y la sustitutiva y con el atractivo
que presenta esta última (Henle, 1942); 3) el valor sustitutivo de una actividad
(pensar, hablar, o hacer) depende de la naturaleza de la meta de la tarea original.
5) una actividad sustitutiva idéntica a la original tendrá un bajo valor si no sirve
para la misma meta. 6) el valor sustitutivo tiende a ser bajo cuando alguien finaliza
la tarea interrumpida del sujeto, especialmente si su realización se vincula con la
autoestima. Pero cuando parejas de individuos trabajan cooperativamente en una
tarea, la finalización de la misma por parte de un miembro posee un considerable
valor sustitutivo (Lewis, 1944; Lewis y Franklin, 1944)

Estos descubrimientos tienen un valor importante para la psicología. 1) las


acciones de otra persona pueden ser sustitutos de las propias cuando hay una
relación cooperativa. Esto permite que se subdividan las actividades, ya que
ninguno tiene la necesidad de realizarlas todas. Por el contrario, en una situación
competitiva, casi no hay posibilidad de considerar las acciones de los otros como
sustitutivas. 2) el concepto de sistema de tensión se relaciona con los estudios de
saturación y sobresaturación. Luego de realizar una actividad por mucho tiempo o
actividades parecidas aparecen síntomas de sobresaturación como: 1)
desintegración de la actividad y perdida del significado de esta; 2)
empobrecimiento de la calidad y aumento de errores; 3) una tendencia a variar la
naturaleza de la actividad, acompañada de una tendencia a la saturación rápida
de cada variante; 4) una tendencia a transformar la actividad saturada en una
actividad periférica acompañada de un intento por concentrarse en alguna otra
actividad mientras se realiza, intento que por lo regular no tiene éxito, pues la
mente divaga; 5) un disgusto creciente por la actividad y por otras similares,
acompañado de un aumento de la valencia de actividades diferentes; 6) estallidos
emocionales; 7 ) fatiga y disminución de la misma cuando se cambia de
actividades.

La saturación se da solamente si la actividad tiene, psicológicamente, el carácter


de no conducir a nada. Si puede verse la actividad como un progreso hacia la
meta, la saturación no aparecerá.

La saturación depende de: 1) la naturaleza de la actividad (si aumenta la


dimensión de sus unidades de acción y la complejidad, la saturación se produce
más lentamente); 2) el grado de centralidad de la actividad (en igualdad de otras
condiciones, las actividades más importantes para la persona se saturan más
rápidamente que las periféricas); 4) El estado de la persona (la saturación es más
rápida cuanto mayor sea el estado de fluidez de la persona (cansancio, tensión
emocional, juventud, inteligencia, fantasiosa). . La mayoría de los fenómenos de
saturación pueden explicarse suponiendo que: la ejecución continua de una tarea
determina una disminución del nivel de tensión en el sistema correspondiente a: la
tarea; cuando aumenta la repetición, el sistema correspondiente a la 'tarea podría
representarse como un sistema que está alcanzando un menor grado de tensión
que el de los sistemas que lo rodean. Esta reducción haría que la persona se
desvíe dé la tarea repetida y se oriente hacia otras· actividades.

Conceptos estructurales

Espacio hodológico. Concepto que tiene la persona acerca de la estructura


medios-fin del ambiente. El individuo tiene la necesidad de considerar su
ambiente para analizar las posibilidades de comportamiento y caracterizar la
dirección del mismo.

La dirección en el espacio vital depende de la estructura cognitiva. En las


situaciones nuevas o cognitivamente inestructuradas, el individuo tiene pocas
posibilidades de saber que conduce que. No puede saber qué dirección tomar
para alcanzar su objetivo. Su conducta será exploratoria de ensayos y errores,
vacilante, contradictoria, ineficiente, antieconómica.

Si el llegar a la meta tiene un significado positivo para el individuo, ·y no alcanzarla


tiene un significado negativo el hecho de estar en una región que no posee una
estructura, cognitiva clara determinará en él un conflicto psicológico, pues las
fuerzas que actúan sobre él tienden tanto a dirigirlo como a alejarlo de cualquier
región. En tales situaciones se darán manifestaciones de emocionalidad y de
prudencia.

Lewin empleo sus conceptos estructurales y dinámicos para facilitar la


comprensión de la naturaleza de las situaciones conflictuales: Distingue tres tipos
de conflicto:

1) El individuo se encuentra entre dos valencias positivas de


aproximadamente la misma fuerza. (Toma de decisiones). Hay un equilibro,
pero en cuanto se aproxima a una meta, aumenta la fuerza de esa región y
se aleja del punto de equilibrio.
2) El individuo se encuentra entre dos valencias negativas aproximadamente
iguales. 1) se encuentra entre dos valencias positivas sin estar obligada a
permanecer ahí. Casarse con alguien desagradable o quedarse solterona;
2) Se encuentra entre dos valencias negativas sin poder salir del campo.
Perder el status social o realizar una tarea desagradable. 3) una persona
está en una región con valencia negativa de la cual solo puede salir a
través del paso por otra región con valencia negativa. Alguien es citado por
negarse a dar un testimonio, y solo puede verse libre al ser un delator.
3) El individuo se expone a fuerzas o puestas derivadas de una valencia
positiva y una negativa. 1) una región tiene al mismo tiempo una valencia
positiva y una negativa (una persona quiere incorporarse aun grupo social,
pero teme que ser miembro de ese grupo le resulte demasiado caro) 2) una
persona esta rodeada por una región negativa o una barrera y se siente
atraída por la meta que esta fuera de la región negativa o barrera (una
persona debe abandonar su grupo para dedicarse a una actividad
deseada). 3) una región de valencia positiva esta rodeada por una de
valencia negativa o es accesible solamente a través de la región de
valencia positiva. Recompensa tras realizar algo desagradable.

Cambios socialmente inducidos.

Lewin deja abierta la posibilidad de que la tensión y las valencias pueden ser
provocadas socialmente (las instrucciones dadas por un experimentador para
realizar una tarea). Las fuerzas que actúan sobre una persona pueden ser
impuestas o reflejar directamente las necesidades de esa persona.

Define un campo de fuerza como un campo inductor, que puede inducir cambios
en el espacio vital dentro de su área de influencia. La fuente del campo de fuerza
es por lo general una persona. Es posible hablar del área de influencia social
directa de una persona, como su campo de fuerza y hacer referencia a los
cambios que pueden ser o que son inducidos en los espacios vitales de otras
personas por el campo de fuerza de esta persona.

Cuando un obrero no quiera trabajar por que no lo ve un fin importante, sino es


bajo la presencia de un supervisor que induce fuerzas orientadas hacia la tarea.
La distinción entre fuerzas propias e inducidas ha resultado útil para explicar
algunas diferencias de comportamiento bajo liderazgo autocrático y democrático.
El democrático tiene mas posibilidades de producir grupos con miembros gustosos
por la tarea y con objetivos grupales. Los grupos dirigidos por líderes autoritarios,
generaban poca motivación en los miembros hacia la realización de actividades
del club.

Nivel de aspiración.

El nivel de aspiración puede definirse como el grado de dificultad de la meta que


una persona trata de alcanzar.

La teoría del nivel de aspiración establece que la valencia de cualquier nivel de


dificultad (V) es igual al producto de la valencia de éxitos logrados (Vex) por la
probabilidad subjetiva de éxito (PSex) menos el producto de la valencia
correspondiente al fracaso (Vf) por la probabilidad subjetiva de fracaso (PSf)

V= (Vex * PSex) – (Vf * PSf)

Generalmente se supone que las probabilidades subjetivas de éxito y de fracaso


suman uno. El nivel de aspiración (la meta que un individuo intentará alcanzar)
será el nivel de dificultad que tenga la valencia positiva más alta. La experiencia
subjetiva de éxito o fracaso está determinada por la relación entre el rendimiento
del individuo y su nivel de aspiración, cuando se considera. el' rendimiento Como
alcanzado por el mismo individuo, y no simplemente como una función de sus
realizaciones absolutas.

El análisis del nivel de aspiración tiene amplias consecuencias para muchos


fenómenos sociales. Perimirte comprender las razones de la apatía social frente a
apremiantes problemas políticos e internacionales. La gente: no procura alcanzar
objetivos aun altamente valorados cuando no ve la forma' de llegar a ellos.
También ayuda a comprender por qué la revoluciones •sociales tienden a
producirse después de una pequeña mejora en la situación de los grupos
oprimidos -la mejora aumenta los niveles de aspiración y las metas que antes se
consideraban inalcanzables pue en ser percibidas ahora como posibilidades
reales.

Atkinson desarrollo la teoría del rendimiento que es una continuación del nivel de
aspiración. La motivación de rendimiento es resultante de dos tendencias
opuestas: Te (tendencia a lograr el éxito) -Tf (tendencia a evitar el fracaso).

La tendencia a lograr el éxito se calcula a partir de l motivo para lograrlo (Me) la


probabilidad subjetiva de éxito (Pe) y los valores que incentivan el éxito en una
actividad particular (Ie). Te= Me X Pe X Ie. En una forma análoga, se supone que
la tendencia a evitar el fracaso es una función multiplicativa del motivo para
evitarlo (Mef) por la probabilidad subjetiva de fracaso (Pf) y el valor del incentivo
negativo de fracaso (If). Tf = Mrf X Pf X If.

Conceptos de dinámica de grupo.

La esencia de un grupo no reside en la similitud o disimilitud de sus miembros,


sino en su interdependencia. Un grupo puede ser caracterizado como un todo
dinámico; esto significa que un cambio en el estado de una de las partes modifica
el estado de cualquier otra parte. El grado de interdependencia de las partes o
miembros del grupo varía en todos los casos entre una masa sin cohesión alguna
y una compacta (Lewin, 1948).

French (1994) señaló que además de la interdependencia, ser miembro de un


grupo presupone una identificación con él. Deutsch indicó que el tipo de
interdependencia es cooperativo. El grupo se define como un conjunto de
individuos que se perciben en mutua interdependencia cooperativa o promovedora
en uno o más aspectos y en cierto grado.

Cohesión se refiere a las fuerzas que unen las partes del grupo y que, por
consiguiente, se oponen a las influencias desintegradoras. La cohesión grupal
estaría relacionada con la magnitud promedio de esta fuerza en todas las partes
del grupo. Deutsch (1949) relaciono la cohesión con la fuerza de las metas y el
grado de interdependencia cooperativa que perciben sus miembros.

La cohesión grupal será afectada por la distribución de los motivos de pertenencia;


es decir, por el hecho de que haya mucha o poca variación en los motivos de
pertenencia entre los miembros del grupo y pro el hecho de que los motivos de
pertenencia correspondientes a miembros importantes o miembros sin importancia
sean débiles o fuertes.

En investigaciones se han empleado varias medidas de cohesión de grupo:


deseos de pertenecer a él, la proporción de veces que se usa el nosotros y el yo
durante las discusiones, las relaciones de amistad, las evaluaciones del grupo y
sus productos, la aceptación de ideas de los demás, la elección sociométrica Endo
grupal, versus extra grupal.

Los miembros mas cohesivos o cooperativos: tendrán más disposición de aceptas


las acciones de los miembros de otros grupos como posibles sustitutos de
acciones propias de intención semejante; estarán mas dispuestos a aceptar
inducciones; tendrían mayor tendencia a valorar positivamente las acciones de
otros miembros del grupo.

Los grupos más cohesivos habrá mayor especialización de las funciones,


subdivisión de actividades y diversidad de comportamientos.

Festinger (1950) observó dos fuentes principales de presión hacia la uniformidad


en un grupo. Señala que cuando no hay base simple y objetiva para determinar la
validez de las propias creencias, se depende de la realidad social (el consenso de
juicios de la gente cuyas opiniones se respetan) para confiar en ellas.

Las presiones hacia la uniformidad entre los miembros del grupo también pueden
surgir porque esa uniformidad es deseable o necesaria para que el grupo se dirija
hacia alguna meta. Esto se puede lograr mediante: 1) acciones (comunicaciones
dirigidas a modificar los puntos de vista; 2) por medio de acciones que conviertan
a otros en no comparables, es decir, que ya no resulten efectivos para comparar
las propias opiniones con las de ellos (rechazo o exclusión de la gente que no
opina como el grupo).

Lewin (1947) mencionó que el status quo en la vida social no es un asunto estático
sino un proceso dinámico que fluye, pero aún mantiene forma reconocible. Los
equilibrios cuasi estacionarios son los procesos en desarrollo que son mantenidos
en su presente nivel por campos de fuerzas que evitan un ascenso o descenso.
Ejemplo del obrero más productivo, que es forzado hacia el promedio por los
miembros del otro grupo.

Lo anterior indica que la modificación del status quo puede producirse sumando
fuerzas en la dirección deseada o disminuyendo las oponentes. Si se desean
modificar los prejuicios de un individuo sin modificar los del grupo, el individuo verá
segregado de su gripo o deberá soportar las presiones por parte de éste para
regresar a su actitud inicial.

Leon Festinger.

Comparación social.

La gente tiende averiguar si sus opiniones son correctas. La gente tiene


comportamientos dirigidos a obtener una apreciación exacta de sus capacidades.
Cuando esta valoración no se obtiene por medios objetivos, la gente evalúa sus
opiniones y capacidades por comparación con los demás.

Cuando la gente desea una evaluacion exacta de sus capacidades, tenderá a


establecer comparaciones con personas cuyas opiniones o capacidades sean
similares a las suyas que discrepantes. Una persona que comienza a aprender a
jugar ajedrez se comprará con novatos como ella.

La tendencia a evaluar exactamente las propias opiniones o capacidades puede,


conducir a la modificación de ellas con el objeto de aproximarlas a las de los
demás. Otra manera de reducir la disimilitud es cambiando a los demás, sentir
menos atracción por situaciones disimiles a los demás. La tendencia a modificarse
o a tratar de cambiar a los demás esta determinada por el grado de similitud entre
la posición propia y la posición modal del grupo.

La tendencia a evaluarse puede conducir a la gente a asociarse entre si y a unirse


a grupos con personas similares.

Schachter amplió la teoría, la aplicó a las emociones y con experimentos demostró


que la tendencia a asociarse con otros que estuvieran pasando por una
experiencia similar se acentuaba cuando estaban ansiosos.

Afirmó que las emociones experimentadas por un individuo son a menudo muy
influidas por el proceso de comparación social.

Propuso la teoría de que un estado de excitación psicológica (como el provocado


por una inyección de adrenalina) puede ser experimentado por los sujetos como
euforia o como cólera, según la interpretación que se le dé; y la manera en que se
lo interprete dependerá a su vez de las señales sociales [social cues] procedentes
del comportamiento de otro individuo. Demostró que los sujetos pueden interpretar
una determinada excitación psicológica de modo tal que se vuelva compatible con
las emociones expresadas por otros en la misma situación (Schachter y Singer,
1962).

La teoría de la disonancia cognitiva

Es en algunos aspectos es una ampliación de la teoría de la comparación social.


La teoría de la disonancia cognitiva señala que se trata de la de la necesidad de
tener un conocimiento aparentemente congruente, conocimientos que no sean
disonantes entre sí.

Los aspectos fundamentales son:

 Entre los elementos cognitivos pueden existir relaciones disonantes.


 La disonancia determina el surgimiento de presiones para reducirla y
evitar su aumento.
 Las manifestaciones de la influencia de estas presiones incluyen
cambios en el comportamiento, en el conocimiento, y una exposición
circunspecta a la nueva información y a las nuevas opiniones.
Se dice que existe disonancia entre dos elementos cognitivos si no X se sigue de
y. Si X se sigue de Y la relación se define como consonante. Si X e Y no están
relacionados, son ajenos entre si. La magnitud de la disonancia y la presión para
reducirla entre dos elementos cognitivos, aumenta en relación directa con la
importancia o valor de los elementos.

Al describir la reducción de la disonancia, Festinger introduce una distinción entre


los elementos cognitivos que se refieren al comportamiento y sentimientos
(creencia hoy iré a un picnic) y los que se refieren al ambiente (creencia está
lloviendo).

Señala que los conocimientos sobre el ambiente son generalmente más


resistentes al cambio que las creencias sobre el comportamiento -es más fácil
cambiar las propias creencias sobre lo que uno está por hacer que las referentes a
una realidad concreta. Ocurre así porque, presumiblemente, se puede modificar
con más frecuencia.

La disonancia máxima que puede existir entre dos elementos cualesquiera es


igual a la resistencia total al cambio del elemento menos resistente. La magnitud
de la disonancia no puede exceder este monto porque, en este punto del máximo
posible de disonancia, el elemento menos resistente cambiaría, eliminando así la
disonancia (Festinger, 1957).

Esta teoría es útil para entender los procesos de formación de actitudes y cambio,
la presión hacia la uniformidad del gripo, la formación de rasgos de personalidad y
el desarrollo de relaciones interpersonales.

Esta teoría distingue los procesos de preterición y postdesición.

Por ejemplo, si el alimento es caro, dos fuerzas de dirección opuesta actúan sobre
el ama de casa. Está en 'conflicto. La fuerza qué se opone al gasto de demasiado
dinero impide que el alimento siga ese canal. Una segunda fuerza,
correspondiente al atractivo del alimento tiende a colocarlo dentro de él.
Supongamos que el ama de 'casa decide comprar un trozo de carne cara; el
alimento atraviesa la barrera. El ama de casa estará ahora muy ansiosa por no
desperdiciarlo. Las fuerzas que anteriormente se oponían, apuntarán ahora en la
misma dirección: el alto precio que tendía a excluir el alimento caro es ahora el
motivo por el cual el ama de casa se asegura de que a través de todas las
dificultades la carne llegue intacta a la mesa y pueda ser comida.

Festinger mencionó que la situación posterior a la decisión puede diferir de la


situación previa. Formuló el supuesto de que el hecho de tomar una decisión per
se suscita disonancia y presiones para reducirla. La disonancia posterior surge por
que la decisión a favor de la alternativa elegida se opone a las creencias de la
alternativa no elegida. La disonancia se reducir, cuando la persona cambia sus
cogniciones de manera que aumenta el atractivo de la elección elegida en
comparación de la elegida, desarrollado cogniciones que permitan que las
alternativas puedan sustituirse o revocando psicológicamente la decisión.

La diferencia entre los estados previos y posteriores a la decisión reside en que el


conflicto previo a la decisión es más imparcial, y objetivo ya que reduce el atractivo
de la alternativa a elegir. Y una vez que se toma la decisión comienzan los
procesos de reducción de la disonancia, produciendo un aumento de la alternativa
elegida.

“Las ratas y los seres humanos llegan a querer las cosas por las que han sufrido”

En un experimento predijo que cuanto más pequeña sea la recompensa utilizada


para lograr que un sujeto realizara algo que ordinariamente hubiera rechazado,
mayor seria su cambio de opinión. Se daba a los sujetos una tarea aburrida, luego
se les pedía que indicaran a los demás que fue interesante. A un grupo se le
soborno con 1 dólar y a otro con 20. Se midieron las actitudes hacia la tarea y
aquellos con una recompensa menor la estimaron más favorable.

De acuerdo con Brehm y Cohen algunas derivaciones corroboradas sobre el


surgimiento de disonancia en una situación de elección libre son: 1) una elección
entre alternativas atractivas crea disonancia; 2) la disonancia originada por una
lección es proporcional al atractivo de la alternativa rechazada; 3) la disonancia
que surge de una elección es proporcional a la diferencia cualitativa de las
alternativas a elegir. ;4) la disonancia producida por una elección es proporcional a
la importancia de la elección.

Las deducciones comprobadas acerca del surgimiento de disonancia en una


situación de sumisión forzada comprenden: 1) la disonancia producida por el
compromiso de obedecer disminuye a medida que aumentan las recompensas, los
incentivos o las justificaciones para la obediencia; 2) la disonancia que surge del
compromiso de obedecer disminuye a medida que aumentan las fuerzas
coercitivas que obligan a la obediencia.

Aunque, la disonancia no se da únicamente en el proceso de postdesición, ni es


una consecuencia inevitable de las decisiones.