Vous êtes sur la page 1sur 7

Tabla de comparación

Proceso Procedimiento
Son todas aquellas etapas que se
Un procedimiento en cambio es una
deben seguir para lograr una
secuencia de pasos fijos. Estos pasos
finalidad. Los procesos pueden ir
Definición tienen una finalidad específica, por lo
cambiando conforme avanza y
tanto, no pueden ni deber ser
cambia el proyecto. Se puede decir
cambiados.
que un proceso es dinámico.

Por otro lado, procedimiento también


La palabra proceso viene del
tiene raíces latinas; procedo. Su
Etimología latín processus que significa
significado es “acción de avanzar
desarrollo, avance o marcha.
siguiendo una serie de pasos”.

Un proceso casi siempre sigue un En cuanto a un procedimiento, este


procedimiento. Por ejemplo, si se puede formar parte de un proceso,
desea hacer un pastel, el aunque esto no es obligatorio.
Ejemplo procedimiento involucra desde ir a Siguiendo el ejemplo anterior, el
comprar los ingredientes, preparar la procedimiento para hacer un pastel
mezcla, hornearlo, decorarlo, servirlo serían todos los pasos de la
hasta comerlo. preparación de la mezcla.

En cambio un procedimiento en
En Leyes y Dentro del ámbito del Derecho, un Derecho son todas las diligencias,
Derecho proceso es lo mismo que un juicio. formalidades y demás necesarios para
llevar a cabo un juicio.

Es la corriente constante de
Por otro lado, un procedimiento
actividades interrelacionadas con la
administrativo es un pilar del derecho
finalidad de conseguir un objetivo
administrativo. Un procedimiento
común. Por lo general este objetivo es
administrativo es el encargado de
optimizar de la mejor forma posible
Dentro de la asegurar a los miembros de una
los recursos de una empresa u
administración sociedad que los trámites
organización. Cuando se lleva a cabo
administrativos llevados a cabo
de forma correcta se puede decir que
dentro de un organismo público se
se han satisfecho las necesidades
llevaran a cabo de acuerdo con lo
sociales y lucrativas de la
establecido frente a la ley.
organización en cuestión.
Contenidos: Proceso vs. Procedimiento
Definiciones y diferencias
En cuanto al término proceso, este por definición significa moverse hacia adelante,
avanzar. Un proceso son todos los pasos necesarios a seguir para que un proyecto
evolucione. También se define, según la norma ISO 9001, como un grupo de
actividades o tareas relacionadas entre sí que forman parte de un rompecabezas,
donde el final de cada proceso supone el inicio de uno nuevo. Se considera que los
procesos pueden ser flexibles, pues pueden irse ajustando de acuerdo a las
necesidades se quien lo aplica. Un proceso, además, puede seguir uno o más
procedimientos como parte de su metodología.
Por otro lado, un procedimiento es la serie de pasos que son llevados a cabo
metódicamente para lograr algo. Un procedimiento debe ser seguido al pie de la
letra, de otra forma este dejará de llamarse “procedimiento”. Aquí se encuentra la
primera diferencia entre proceso y procedimiento: un proceso puede ir cambiando
conforme se va desarrollando el proyecto. Un procedimiento, en cambio, no puede
ni debe ser cambiado para evitar interferencias y resultados no deseados o
simplemente diferentes a los deseados.
En administración y finanzas
Dentro de la administración, ambos términos poseen significados diferentes. Y no
solo eso; además, ni siquiera se encuentran relacionados entre sí, a diferencia de los
conceptos en el ámbito legal.
Un proceso administrativo son todos aquellos pasos que siguen un lineamiento y son
establecidos dentro de una organización (como una empresa). Estos pasos son
elaborados con la finalidad de maximizar la eficiencia y potenciar el uso de recursos
administrativos, personales, técnicos, etc.
Por otro lado y administrativamente hablando, un procedimiento es uno de los
principales ejes del derecho administrativo. Mediante un procedimiento
administrativo, los ciudadanos de una sociedad pueden asegurar la legitimidad de los
trámites administrativos que cualquier órgano público lleva a cabo. Es decir, un
procedimiento es la forma en que la ciudadanía puede asegurarse que cualquier
trámite se lleva a cabo con riguroso apego a la ley.
En derecho
En este ámbito los términos proceso y procedimiento no pueden ni deben ser
utilizados indiferentemente. Ambos términos están cercanamente ligados, por lo que
no es difícil imaginar que pudiera existir una confusión. No obstante, es bueno
recordar que cada uno tiene un significado muy diferente del otro y una confusión
podría implicar problemas o malos entendidos importantes.
Un proceso en el ámbito legal es un englobe de todos las actividades reglamentadas
que resuelven acerca de una relación jurídica. En pocas palabras un proceso es un
juicio.
Un procedimiento, en cambio, es el conjunto de acciones llevadas a cabo por una
autoridad jurídica con la finalidad de darle forma y constituir un archivo penal, el
cual dictará la forma de actuar, de proceder y los pasos a seguir. Es decir, son los
pasos necesarios que deben cumplirse previo a un juicio.
¿QUÉ SON LOS PRESUPUESTOS PROCESALES?
El prefijo “pre” es una preposición inseparable que denota precedencia, en ese
sentido, dentro de un proceso jurídico.
En ese sentido, los presupuestos procesales pueden definirse como aquellos
antecedentes o requisitos de forma y de fondo necesarios para que un juicio tenga
una formal validez y existencia jurídica.
En otras palabras, son todo el conjunto de requisitos mínimos necesarios para
considerarse que se ha iniciado un procedimiento de manera formal.
¿CUÁL ES LA CLASIFIACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS PROCESALES?
Es importante señalar que existen dos tipos de presupuestos procesales:
PRESUPUESTOS PROCESALES GENERALES: Son los que le dan validez y
existencia a cualquier tipo de juicio. Es decir, son aplicables para cualquier juicio sin
importar la rama del derecho al que pertenezcan (penal, civil, familiar, fiscal,
laboral, administrativo, etc.)
PRESUPUESTOS GENERALES ESPECIALES: Éstos son los que le dan vida en lo
particular a cada tipo de juicio en específico, no te preocupes si no entiendes muy
bien la diferencia hasta este momento, pasemos al siguiente punto y verás a lo que
me refiero.
¿CUÁLES SON LOS PRESUPUESTOS PROCESALES GENERALES?
Como ya lo mencionamos en el punto anterior, éstos presupuestos generales le dan
vida a todos los juicios y en ese sentido, son los requisitos básicos para cualquier
juicio sin importar su naturaleza:
Escrito de demanda, formulado y presentado legalmente;
Competencia del Juez para conocer el Juicio;
Capacidad procesal del actor y del demandado y debida personalidad de quienes los
representan en el juicio cuando no comparecen personalmente.
¿Ya te quedó un poco más claro? Si pudiste observar, este tipo de presupuestos
procesales aplican a cualquier juicio, ejemplo:
Tanto para promover una demanda de amparo, un recurso de revocación y una
demanda de divorcio por mutuo consentimiento, es obligatorio que presentes una
demanda -¿no lo crees?- y que exista un Juez especializado que tenga competencia y
jurisdicción para resolver ese tipo de juicio y lo más importante, que las partes del
juicio tengan personalidad.
¿CUÁLES SON LOS PRESUPUESTOS PROCESALES ESPECIALES?
Éstos presupuestos procesales son propios de determinados tipos de juicios, tal y
como lo verás a continuación:
JUICIO DE AMPARO EN MATERIA FISCAL: Cuando se promueve un amparo
donde se solicite en contra de actos relativos a determinación, liquidación, ejecución
o cobro de contribuciones o de naturaleza fiscal, es necesaria la existencia de una
resolución que te haya determinado un crédito fiscal en tu contra.
JUICIOS EJECUTIVOS E HIPOTECARIOS: Se necesita forzosamente la
existencia de un título ejecutivo o hipotecario base de la acción de tu juicio. Si no
existe, entonces ¿Por qué promover un juicio de estas características?
JUICIO DE DIVORCIO: Se necesita la existencia y la prueba de que existe un
matrimonio que se quiere disolver.
JUICIO SUCESORIO: Se necesita la prueba del fallecimiento del autor de la
herencia.
JUICIO TESTAMENTARIO: ¡Lo adivinaste! Se necesita previamente la existencia
de un testamento.
NUNCA OLVIDES LA SIGUIENTE REGLA.
“La falta de presupuestos procesales generales y/o específicos traerá como resultado
la inexistencia del proceso”
CUÁLES SON LOS PRINCIPIOS PROCESALES MÁS IMPORTANTES?

PRINCIPIO DE INMEDIACIÓN: Consiste en que el Juez esté en contacto personal con las
partes, es decir, sea quien reciba las pruebas, oiga sus alegatos y los interrogue.

PRINCIPIO DE PUBLICIDAD: Anuncia que debe permitirse al público en general pueda ver,
escuchar y observar los procesos judiciales (como en las audiencias) de tal manera que se pueda
controlar la conducta y declaraciones del Juez, las partes y los Testigos, etc.

PRINCIPIO DE ORALIDAD Y DE LA ESCRITURA: Establece que las manifestaciones y


declaraciones que se hagan en los Tribunales, para ser eficaces, deben ser formuladas oralmente,
mientras que los escritos promovidos por las partes, deben ser presentados de manera escrita.

PRINCIPIO DE IMPULSIÓN PROCESAL: Como lo hablamos en el tema de cargas procesales,


el impulso consiste en la facultad de las partes de poder ejercer su derecho para asegurar que se
pueda pasar de una etapa de un juicio a otra. El impulso procura conducir el procedimiento
desde la demanda hasta la conclusión.

PRINCIPIO DE INMUNIDAD DE JURISDICCIÓN: Establece que cada Juez y Magistrado


puede ejercer sus facultades únicamente en su jurisdicción y en caso de que un acción deba ser
llevada a cabo fuera de su jurisdicción, requerirá el apoyo de la autoridad que sí tenga
jurisdicción en dicho territorio. El ejemplo más sencillo es entre territorios como Estados
Unidos y México, donde Estados Unidos no puede ingresar al país para llevar a cabo acciones
procesales en México y para no invadir su soberanía, le requiere su apoyo.

PRINCIPIO DE CONCENTRACIÓN: Manifiesta que debe haber el menor número posible de


audiencias para que el Juez pueda tener una misma impresión en de un asunto en una sola
ocasión. Generalmente se habla de este principio cuando hablamos de cuestiones incidentales
que surjan en el procedimiento y se reservan para la sentencia definitiva a fin de evitar que el
proceso se paralice o se dilate, lo que exige a la vez el menor número posible de los llamado de
artículos de previo y especial pronunciamiento, excepciones dilatorias y los recursos con efectos
suspensivos.

PRINCIPIO DE IGUALDAD DE LAS PARTES: Anuncia que las partes deben estar en
situación idéntica frente al Juez, sin ventajas o privilegios para una de las partes.

PRINCIPI ODE CONGRUENCIA DE LAS SENTENCIAS: Uno de mis favoritos por ser
básico, consiste en que la sentencia deba de apegarse a las constancias de los autos, es decir, que
no se resuelva una cosa totalmente distinta de la que se solicitó.

PRINCIPIO DE ECONOMÍA PROCESAL: Requiere que el proceso se desarrolle con el mayor


ahorro de tiempo, energía y costo, de acuerdo a las circunstancias específicas de cada caso.

PRINCIPIO DE PRECLUSIÓN: También se le llama como principio de eventualidad. Consiste


en que existe a favor de las partes una libertad para hacer valer sus derechos procesales, sin
embargo, si éstos derechos procesales no se hacen en el momento procesal oportuno, se cierra la
etapa para llevarlos a cabo y se les tendrá por extemporáneos y perdido su derecho procesal
correspondiente. ¿Quién no recuerda la famosa oración en los acuerdos que dice “Se le otorgan
3 días para que realice las manifestaciones correspondientes de lo contrario se le precluye su
derecho a hacerlo…”

PRINCIPIO DE CONSUMACIÓN PROCESAL: Vinculado con el principio de preclusión,


consiste en que los derechos procesales se extinguen una vez que han sido ejercitados.Es decir,
la facultad de contestar una demanda se extingue una vez la hayas contestado o se haya
precluido tu derecho para hacerlo.

PRINCIPIO DEL CONTRADICTORIO: Enuncia que la parte demandada se le da la


oportunidad de defenderse con argumentos y con pruebas en contra de las reclamaciones que se
han hecho. Esto significa que es el momento procesal oportuno para contradecir los
fundamentos de la contraparte y en pocas palabras “contar la historia con tus propias palabras”.

PRINCIPIO DE CONVALIDACIÓN: ¿Has escuchado la frase “cosa juzgada”?, pues eso rige
precisamente este principio, si el acto nulo en el proceso no se impugna, se convalida. Mediante
este principio se llega a la mayor de las convalidaciones y que es la institución de la cosa
juzgada o verdad legal, estrato al que se eleva una sentencia definitiva que no es impugnada.

PRINCIPIO DE EFICACIA PROCESAL: Señala que la duración del proceso no debe redundar
en perjuicio del vencedor, por lo cual, la sentencia debe retrotraer sus efectos al momento en
que se entabló la demanda.

PRINCIPIO DE ADAPTACIÓN DEL PROCESO: Este principio establece que cada proceso
tiene su propia estructura y plazos específicos instaurados por el Legislador al expedir las leyes
procesales correspondientes, en ese sentido, deberás de respetar cada proceso de acuerdo a la
acción que haz de intentar. Es decir, un proceso de divorcio necesario y un proceso de divorcio
voluntario tiene características, propias, este principio trata de hacer valer y respetar las
diferencias procesales de cada uno.

PRINCIPIO DE PROBIDAD: Instaura que el Juez está obligado a dictar las medidas necesarias
para evitar que los litigantes conviertan el proceso en un instrumento al servicio de intenciones
contrarias al funcionamiento expedido de la justicia.En otras palabras, seste principio protege
que el derecho sea utilizado para dar justicia y no más ilegalidades.

PRINCIPIO DE RESPETO A LA INVESTIDURA JUDICIAL: A su letra señala que quienes


acuden a solicitar la intervención de la autoridad representativa del poder público, con
facultades de ejercicio de la función jurisdiccional, han de hacerlo con el respeto debido a la
investidura de que están dotados los funcionarios encargados del desempeño de la
administración de justicia. Este principio exige que los Jueces, Magistrados y secretarios tienen
el deber de mantener el buen orden y de exigir que se les guarde el respeto y a la consideración
debidos, por lo que tomarán de oficio o a petición de parte, todas las medidas necesarias
establecidas por la Ley para prevenir cualquier acto contario al respeto debido al Tribunal y al
que han de guardarse las partes entre sí, así como las faltas de decoro y probidad, pudiendo
requerir el auxilio de la fuerza pública. El ejemplo más clásico es un embargo donde se requiere
en algunas ocasiones el apoyo de la fuerza pública para hacer valer el mandato del Juez y
satisfacer la etapa procesal correspondiente.
PRINCIPIO DISPOSITIVO: Finalmente, este principio establece que el ejercicio de la sanción
procesal está encomendado en sus dos formas: activa y pasiva a las partes y no al Juez. Consiste
en que la obligación de poner en marcha un procedimiento judicial desde que inicia hasta que
termina corresponde a las partes y no al Juzgador, esto es así porque cada quien es libre de
promover una demanda, el Juez no le obligó a que lo hiciera, por lo que las partes son quienes
deben de estar más interesadas en la normal circulación de cada etapa procesal.

PRINCIPIOS RECTORES DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS

Ejecutividad: Es aquella virtud de la cual, los actos administrativos


definitivamente firme, es decir, los agotaron la vía administrativa producen los
efectos perseguidos por su emanación. La ejecutividad es la idoneidad del acto
administrativo para obtener el objetivo para el cual ha sido dictado. La
ejecutividad propiamente dicha esta constituida por la condición especial de
estos actos cuya eficacia implica actuaciones de operaciones materiales de ser
cumplidos por el propio órgano que lo dictó o por cualquier otro órgano
actuante dentro de la esfera administrativa. El artículo 8 de la Ley Orgánica de
Procedimientos Administrativos establece expresamente la ejecutividad de los
actos administrativos por cuanto de su redacción se evidencia que la misma es
la condición propia de los actos de ejecución.

Ejecutoriedad: Este principio implica una cualidad más especifica, ella es


igualmente una condición relativa de eficacia del acto, pero solo de los actos,
capaces de incidir en la esfera jurídica de los particulares imponiéndole cargos
tanto reales como personales, de hacer, de dar o abstenerse. Lo relevante de la
ejecutoriedad es que la administración puede obtener el cumplimiento del
ordenado aún en contra de la voluntad del administrado y sin necesidad de
recurrir a los órganos jurisdiccionales, así lo establece el articulo 78 de la Ley
Orgánica de Procedimientos Administrativos. La disposición anterior se
complementa con la necesidad de la efectiva notificación del acto y este efecto
el articulo 73 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos así lo
señala.

La ley establece los medios a través de los cuales se hace efectiva la ejecución
distinguiendo los siguientes casos:

– Si la carga interpuesta es una prestación de hacer susceptible de ejecución


indirecta, la administración procede a efectuarla bien por si misma o bien
designando un tercero y cargará los gastos y costas al obligado.

– Si se trata de una carga personal que no admite la sustitución del obligado


por un tercero, la ley establece como medio la llamada coacción indirecta
mediante multas.

La Motivación: La motivación de los actos administrativos es la expresión del


motivo mismo en entendiéndose por tal expresión del fin que se persigue con
su emanación la exigencia de que el acto contenga el basamento expreso de la
decisión resguarda los intereses de los administrados, por cuanto les permite
conocer las razones que la administración asume en la toma de decisiones a
falta de norma expresa que establezca otras exigencias en los actos
vinculados, el motivo esta dado por el propio legislador que es que establece
el fin u objeto de la decisión y por ende la remisión especificada a la
disposición en la cual se fundamenta el acto, actúa como motivo del mismo.
La motivación consiste en la referencia a los hechos y a los fundamentos
legales del acto se establece así la necesidad tanto de la motivación fáctica
(razones de hechos) como las motivaciones de derecho (razones de derecho).

Discrecionalidad: La ley consagra este principio en el articulo 12 de la Ley


Orgánica de Procedimientos Administrativos permitiendo que por disposición
legal o reglamentaria pueda dejarse alguna medida o providencia a juicio de la
autoridad competente. La posibilidad de disponer un margen de libre
apreciación que permita al órgano administrativo aplicar su criterio de
oportunidad y conveniencia en la emanación del bien del acto, no emerge solo
del legislador si no también del uso de la potestad reglamentaria ya que por
vía reglamentaria puede acordarse la discrecionalidad, debe efectuarse
manteniendo la debida proporcionalidad y adecuación con la situación
específica que se había planteado.