Vous êtes sur la page 1sur 18
ESTÁNDARES INTERNACIONALES TRATAMIENTO CONTABLE DE LOS INVENTARIOS JUNIO 12 DE 2018

ESTÁNDARES INTERNACIONALES

TRATAMIENTO CONTABLE DE LOS INVENTARIOS

JUNIO 12 DE 2018

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Tabla de contenido

INVENTARIOS

3

Determinación del control

3

Derecho a los beneficios

4

Exposición a riesgos

4

Componentes del costo de inventarios

5

Costo de adquisición

5

Costos de transformación

5

Otros costos

6

Costos excluidos de los inventarios

6

Descuentos por volumen

6

Costo fiscal y contable en el momento de la adquisición de inventario

7

Contabilización de los intereses implícitos

8

Diferencias entre el costo fiscal y contable de los inventarios

9

Distribución de los costos de producción

10

Productos conjuntos

10

Subproductos

11

Medición de inventarios con el método de los minoristas

11

Medición posterior

12

Deterioro del valor de los inventarios

14

Lineamientos fiscales sobre deterioro

14

Devoluciones en ventas de períodos anteriores

15

Inventario de prestadores de servicios

16

Manejo contable de los inventarios retirados para obsequiar a empleados

17

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú Volver al menú
Volver al menú
Volver al menú
I ntErnacIonalEs Volver al menú Volver al menú L os inventarios son un componente muy importante

L os inventarios son un componente

muy importante en las entidades

comercializadoras, industriales

y en las de servicios; saber en qué momento se puede realizar el adecuado reconocimiento y cómo medirlos es fundamental en un departamento contable. En este Especial Actualícese le explicamos qué debe tener en cuenta para el adecuado reconocimiento, medición y revelación de información sobre este elemento de los estados financieros.

Según las definiciones contenidas en la NIC 2 del estándar pleno y la sección 13 del Estándar para Pymes, los inventarios son activos que se adquieren con la finalidad de ser vendidos en el ciclo normal de operaciones del negocio, bien sea en forma de materias primas o de producto en proceso de transformación para su posterior venta, como también en forma de materiales, repuestos, suministros, etc., para ser utilizados en procesos productivos enfocados a ventas posteriores.

Así, pues, en estrecha relación con la definición planteada, cualquier activo que la entidad adquiera bajo el presupuesto de ser vendido en el giro ordinario de los negocios puede ser considerado como inventario para efectos de la preparación y presentación de su información financiera.

INVENTARIOS

De igual forma, cuando la entidad reciba bienes bajo la figura de dación en pago (como puede ocurrir ante la reconstrucción de un acuerdo de pago con un cliente que perdió liquidez y no puede cancelar su obligación) y proyecte venderlos para recuperar los recursos, deberá entenderse que dichos elementos pasarían a cumplir con la definición mencionada; por tanto, empezarían a ser considerados parte del inventario.

Además, es importante recordar que

bajo las lógicas del mercado actual y la evolución de los procesos financieros el control de inventarios ha pasado de ser un tema de manejo exclusivo de las empresas comercializadoras

e industriales a tener un impacto

significativo sobre el sector empresarial en general, incluyendo por ejemplo, el sector de la prestación de servicios.

Determinación del control

Al igual que con los demás elementos del activo, una condición de elevada importancia para el reconocimiento de

un ítem en los estados financieros es la existencia del control. El inventario se reconocerá en el momento en el cual

la entidad obtenga el control efectivo

sobre el mismo, teniendo en cuenta que el control no está supeditado a la simple tenencia física.

Dado que la recepción del inventario en las bodegas de la compañía no es necesariamente un indicador de sostenimiento de control sobre los bienes, y que la situación contraria tampoco es determinante para el no reconocimiento, la empresa debe establecer mediante el análisis de cada fase de la operación, el punto del proceso de adquisición en el cual obtiene los riesgos y ventajas significativos del activo; para determinar esta cuestión deberán revisarse los términos de negociación entre el vendedor y el comprador.

El análisis de riesgos y ventajas también depende de la forma en que las partes concreten el negocio; en los casos en que la negociación se ciña a los parámetros generales de negociación internacional, serán los Incoterms los que determinen el momento en el que se puede reconocer el inventario. Cuando la operación sea de carácter nacional, el momento para reconocer el inventario dependerá de la transferencia de los riesgos (daño, pérdida, robo, incendio, variaciones del precio, obsolescencia y baja rotación), y las ventajas (disponibilidad, variaciones positivas de valor, entre otras) de los bienes objeto de negociación.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú
Reconocimiento de activos: aspectos a tener en cuenta Para determinar si una entidad debe reconocer
Reconocimiento de activos:
aspectos a tener en cuenta
Para determinar si una entidad debe reconocer un activo,
independiente de quién lo posea al momento de la
medición, se debe establecer el nivel de riesgo a la que
está expuesta y el grado de control sobre sus beneficios.
La entidad que tenga la mayor cantidad de riesgos y
beneficios es la que debe reconocerlo.*
Derecho a los beneficios
Los beneficios derivados de un activo pueden ser
de varios tipos:
Capacidad de venderlos, donarlos, disponer
de ellos, regalarlos, alquilarlos, utilizarlos, o
consumirlos.
Valorización del activo, o mayores ganancias por
el incremento de los precios.
Exposición a riesgos
Los riesgos asociados a un activo son, entre otros:
Riesgo de pérdida, robo, incendio,
terremoto, conmoción civil o popular,
asonada, anegación, etc.
Pérdidas por disminución en los precios de
mercado del activo.
* Cuando varias entidades tengan riesgos y ventajas sobre los mismos
activos, cada una reconocerá la parte del activo sobre la cual debe
asumir su responsabilidad.

De acuerdo con lo mencionado en anteriores párrafos, se puede

precisar que el concepto control hace referencia, esencialmente,

a dos aspectos: 1) el derecho a los beneficios, y 2) la exposición

a riesgos.

Derecho a los beneficios

Los beneficios derivados de un activo pueden ser de varios tipos:

• Capacidad de venderlos, donarlos, disponer de ellos, regalarlos, alquilarlos, utilizarlos, consumirlos.

• Valorización del activo, o mayores ganancias por el incremento de los precios.

Exposición a riesgos

Los riesgos asociados a un activo son, entre otros:

• Riesgo de pérdida por robo, incendio, terremoto, conmoción civil o popular, asonada, anegación, etc.

• Pérdidas por disminución en los precios de mercado del activo.

Como puede observarse, al hablar de activos se debe también tener en cuenta la gran cantidad de riesgos y beneficios asociados a los mismos. Para determinar, en medio de una negociación, la parte (entre las entidades involucradas en el negocio) que debe reconocer el inventario, debe establecerse el grado de exposición a riesgos y el nivel de control sobre los beneficios: la entidad que ostente la mayor cantidad de riesgos

y ventajas es la que debe reconocer el activo. No obstante, en algunos casos es posible que varias entidades tengan riesgos

y ventajas sobre los mismos activos, en cuyo caso, cada una

reconocerá la parte del activo sobre la cual tenga riesgos y ventajas.

Caso – Compra de inventarios

La Compradora S.A. le envía una orden de compra a la Vendedora S.A. solicitándole 10 toneladas de magnesio combinadas con 5 toneladas de potasio. Las condiciones del acuerdo entre las partes establecen que, una vez el vendedor ha preparado la mezcla, el comprador no se puede retractar ni modificar la compra, o deberá pagar una sanción equivalente al precio de la mercancía. La Vendedora S.A., recibe la orden de compra el 27 de diciembre de 2017 y prepara inmediatamente la mezcla. El producto es retirado de la bodega del fabricante el 3 de enero por un vehículo enviado por el comprador.

¿En qué fecha debería el comprador reconocer el inventario?

En este caso, dadas las condiciones del acuerdo, una vez La Vendedora S.A. prepare la mezcla, debe reconocer el ingreso por venta de mercancías y notificar al comprador para que este (La Compradora S.A.), a su vez, vez reconozca el inventario en sus propios estados financieros. Nótese que la fecha de reconocimiento de la venta para La Vendedora S.A. y del inventario para La Compradora S.A. es el 27 de diciembre de 2017, pese a que el inventario no ha sido retirado de la bodega del vendedor.

Esta forma de reconocimiento es razonable en tanto que,

dados los acuerdos pactados, desde el momento en que La Vendedora S.A. preparó la mezcla, la mayor parte de los riesgos

y ventajas del producto en negociación pasaron a recaer sobre

el comprador. Aunque es cierto que el vendedor tendría que responder en caso de pérdida del inventario, este asunto es solamente una pequeña parte de todos los riesgos y ventajas que se pueden derivar del inventario.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Componentes del costo de inventarios

Componen el valor del costo de los inventarios: los costos de adquisición, de transformación y otros en los que se requiera incurrir con el fin de dejar dichos inventarios en condiciones adecuadas y en la ubicación requerida para su uso. Veamos cada uno de los componentes mencionados:

Costo de adquisición

El costo de adquisición se compone de los siguientes elementos:

 

Componentes de costo de adquisición

(+)

Precio de compra

(+)

Transporte del inventario

(+)

Manipulación del inventario

(+)

Otros costos atribuibles a la adquisición de la mercancía, materiales o servicios

(+)

Aranceles de importación

(+)

Impuestos que no sean recuperables

(-)

Descuentos comerciales, rebajas (o partidas similares a estas)

(=)

Costo de adquisición

Caso 1

La Empresa S.A. importa bienes por valor de $134.000.000 (este valor incluye aranceles por $15.000.000 y $19.000.000 de IVA). Los riesgos y ventajas de la propiedad de la mercancía se transfirieron a la empresa, de modo que una vez esta es retirada del almacén del puerto, La Empresa S.A. incurre en un gasto equivalente a $700.000 adicionales para transportarla hasta su almacén. Posteriormente, incurre en otro gasto de transporte por $300.000 para entregar la mercancía al cliente y costos de venta por un valor de $500.000.

El costo de adquisición de la mercancía se compone de:

Determinación del costo de adquisición

Precio de compra

$100.000.000

Aranceles

$15.000.000

Transporte al almacén de la entidad

$700.000

Costo de adquisición

$115.700.000

Del costo de adquisición se excluye el valor que se paga por el transporte destinado a la entrega del producto al cliente, el cual corresponde a $300.000 y $500.000 de costos de venta y el IVA que corresponde a $19.000.000 por ser un impuesto recuperable.

Caso 2

La compañía XYZ importó bienes muebles para su comercialización en el país, incurriendo en costos por $130.000.000; valor en que se incluyen $20.000.000,

correspondientes a aranceles de importación, y otros $10.000.000 por concepto de impuestos indirectos recuperables.

Los riesgos y las ventajas de los bienes transados fueron transferidos a la compañía XYZ en el momento en que la mercancía embarcó en el puerto. XYZ pagó los bienes en el momento en que los retiró del puerto e incurrió en un gasto adicional de $3.000.000 para transportar la mercancía hasta la bodega; el transportador cobró $2.000.000 para realizar las entregas pertinentes a los clientes de XYZ. Finalmente, el empaquetado, asignación de marquillas y demás costos finales de venta tuvieron un costo de $2.000.000.

El costo de la mercancía adquirida por XYZ sería:

Determinación del costo de adquisición

Precio de adquisición

$110.000.000

Impuestos recuperables

($10.000.000) *

Transporte a bodega

$3.000.000

Aranceles de importación

$20.000.000

Transporte entrega a cliente

No se incluyen

Otros costos asociados

No se incluyen

Total costo

$123.000.000

* De acuerdo con las indicaciones de los Estándares Internacionales, en el costo del inventario se incluyen solamente los impuestos no recuperables en su naturaleza.

Costos de transformación

Los costos de transformación están asociados con la producción de bienes; estos pueden ser costos directa o indirectamente relacionados con las unidades de producción.

• Costos directos: son aquellos relacionados directamente con una unidad producida, como es el caso de materiales y mano de obra.

• Costos indirectos: el Estándar para Pymes los define como los costos fijos o variables en los que se haya incurrido para elaborar las unidades.

- Costos fijos: son relativamente constantes de manera independiente del volumen de producción.

- Costos variables: son los costos que varían directamente en relación con el volumen de producción obtenida.

De acuerdo con las definiciones anteriores, se incluyen como costos indirectos fijos, por ejemplo, la depreciación y el mantenimiento de la maquinaria y los bienes inmuebles, y los costos de administración de la planta; y se considerarían como costos indirectos variables los materiales y mano de obra que sean indirectos.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Caso

Una fábrica de hojaldres de guayaba requiere para el proceso de elaboración ingredientes como harina, sal, azúcar, grasa, huevos y esencia de vainilla. El proceso de mezcla y preparación del producto es realizado por un operario encargado de mezclar los ingredientes, quien, posteriormente, divide la mezcla, realiza el proceso de hojaldre aplicando diferentes capas de grasa a la mezcla y, finalmente, arma cada hojaldre incorporando guayaba y azúcar; el proceso de horneado es realizado por otro operario. Este proceso está supervisado por un jefe de operarios y es desarrollado con maquinaria controlada por la entidad al interior de una planta de producción arrendada.

De acuerdo con la sección 13, “los costos de trasformación incluyen los costos directos, los costos indirectos fijos y los costos indirectos variables de producción.” Como costos directos en este proceso de producción de hojaldres, se incluyen las materias primas (harina, sal, azúcar, agua, esencia de vainilla y huevos) y los costos por mano de obra (salario) del operario de mezcla y el operario de moldes. En cuanto a los costos indirectos fijos, estos incluyen los gastos por arrendamiento, el costo de salario del jefe de operarios y la depreciación de la maquinaria. No se evidencian costos indirectos variables.

“Los costos de trasformación incluyen los costos directos, los costos indirectos fijos y los costos indirectos variables de producción”

Otros costos

La Norma para Pymes entiende el concepto de “otros costos” como aquellos en los que incurre la entidad para dejar el activo en condiciones y ubicación pertinentes.

Caso

Una empresa que vende muffins y tortas decide en la temporada de San Valentín realizar un empaque con un moño y decoración acorde a dicha celebración para cada producto vendido.

La empresa debe incluir en el costo del inventario los empaques y moños en los que se presentan los muffins y tortas para su venta.

Costos excluidos de los inventarios

Entre los costos en que puede incurrir una entidad y que deben ser excluidos del costo del inventario y reconocidos como gastos del período (ver párrafo 13 de la sección 13 del Estándar para Pymes) se encuentran: los costos por desperdicio de materiales, mano de obra u otros que sean considerados importes anormales del proceso productivo, los costos de almacenamiento que no son necesarios durante la producción, los costos indirec- tos de administración que no contribuyan con el proceso de acondicionamiento u adecuación del inventario, y los costos en los que se incurra en el proceso de venta del inventario.

Descuentos por volumen

El párrafo 13.6 del Estándar para Pymes establece los requerimientos que se de- ben tener en cuenta al calcular el costo de los inventarios, en los siguientes términos:

“El costo de adquisición de los inventarios comprenderá el precio de compra, los aranceles de importación y otros impuestos (que no sean recuperables posteriormente de las

autoridades fiscales) y transporte, manejo y otros costos directamente atribuibles a la adquisición de mercaderías,
autoridades fiscales) y transporte,
manejo y otros costos directamente
atribuibles a la adquisición de
mercaderías, materiales y servicios.
Los descuentos comerciales, las
rebajas y otras partidas similares se
deducirán para determinar el costo
de adquisición.”
(El subrayado es nuestro)

En algunos casos, los proveedores de materias primas o producto terminado ofrecen a sus clientes algún tipo de retribución por alcanzar metas en compras, por lo general en períodos

anuales. Este tipo de retribuciones, que

a veces toman forma de descuentos

directos a los saldos por cobrar al cliente, y en otras ocasiones se entregan en mercancía, afectan el costo de los productos adquiridos por el cliente.

La norma no especifica el momento en el cual deben reconocerse estos descuentos en la contabilidad del comprador. Sin embargo, el ejemplo 13 del módulo del mismo número del material de formación para pymes, permite concluir que la entidad compradora debe estimar

si alcanzará la meta de compras para

hacerse acreedor al descuento. Si es así, debe reconocer el descuento desde las primeras compras; de lo contrario, reconocerá los descuentos en el momento en el cual haya alcanzado los montos requeridos para obtenerlo.

Caso – La entidad estima que cumplirá los montos requeridos de compras

La entidad Comercializadora Mundial

ofrece a sus clientes un descuento del 10 % para quienes compren una cantidad igual

o superior a 1.000 unidades de producto al

año, en una o varias compras. El descuento se hace efectivo con una nota crédito, aplicable a cuentas pendientes o a nuevas compras. En el momento en que un cliente alcance el monto mínimo requerido, el descuento se calcula sobre todas las unidades adquiridas durante el año.

Productora Mundial hizo una compra de 700 unidades a $1.000 el 20 de enero del año 2018. La entidad no tiene certeza de comprar más unidades antes de finalizar al año, por lo cual no sabe si obtendrá el descuento ofrecido por el proveedor.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

La contabilización sugerida para la compra es la siguiente:

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario

$700.000

 

22

– Cuentas por pagar a proveedores

 

$700.000

La entidad vendió el inventario en junio, por un valor de

$1.000.000:

 

Cuenta

Débito

Crédito

13

– Cuentas por cobrar a clientes

$1.000.000

 

41

– Venta de mercancías

 

$1.000.000

14

– Inventario

 

$700.000

61

– Costo de mercancía vendida

$700.000

 

El 17 de septiembre del mismo año la entidad hace una compra de 300 unidades a $1.000 cada una. Con esta compra, el proveedor le hace una nota de descuento por el 10 % de las efectuadas durante el año.

La compra del inventario a precio de lista se contabilizaría así:

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario

$300.000

 

22

– Cuentas por pagar a proveedores

 

$300.000

La nota de descuento que envía el proveedor debe distribuirse entre el inventario que acaba de comprarse y el que se había adquirido a principios de año. Dado que el primer inventario ya fue vendido, parte de este descuento se reconoce como un menor valor del costo de ventas.

La distribución es la siguiente:

Primera compra:

Costo: $700.000

Descuento 10 %: $70.000

   

Descuento

 

Compra

Costo

(10 %)

Primera compra

$700.000

$70.000

Segunda compra

$300.000

$ 30.000

La contabilización sugerida es la siguiente:

 
 

Cuenta

Débito

Crédito

22

– Cuentas por pagar a proveedores

$100.000

 

14

– Inventario

 

$30.000

61

– Costo de mercancía vendida

 

$70.000

Esta transacción genera impuesto diferido si a la fecha de corte de los estados financieros el proveedor no ha emitido la nota de descuento.

Costo fiscal y contable en el momento de la adquisición de inventario

El artículo 59 del Estatuto Tributario, modificado por el artículo 39 de la Ley 1819 de 2016, establece que los costos fiscales de los activos son iguales a los devengados contablemente (en el año o período gravable); su numeral 1 estipula algunas condiciones en las cuales los costos devengados contablemente no constituyen costo fiscal; y su literal b) el tratamiento contable de los activos cuando se han adquirido en operaciones que generan intereses por financiación implícita. El literal dice lo siguiente:

“En las adquisiciones que generen intereses implícitos de conformidad con los marcos técnicos normativos contables, para efectos del impuesto sobre la renta y complementarios, solo se considerará como costo el valor nominal de la adquisición o factura o documento equivalente, que contendrá dichos intereses implícitos. En consecuencia, cuando se devengue el costo por intereses implícitos, el mismo no será deducible.”

Lo anterior difiere de los requerimientos establecidos en las normas contables, pues tales normas requieren que los activos se midan (en su reconocimiento inicial) al costo, descontando cualquier tipo de intereses u otros conceptos, entre los cuales se cuenta la financiación implícita.

Por ejemplo, el párrafo 13.7 de la Norma para Pymes establece que si los inventarios se adquieren con financiación implícita, la dife- rencia entre el precio de compra de contado y el financiado debe reconocerse como gasto a lo largo del período de financiación.

Caso práctico 1

Suponga que una entidad adquiere 1.000 unidades de un producto al proveedor X. El proveedor suele vender este producto con un costo de $100.000 por unidad, con pago de contado. En este caso, se ha concedido un plazo especial de pago de 24 meses, al final de los cuales la entidad hará un único pago por $120.000.000.

La entidad y el proveedor han acordado que la factura de venta se elaborará por el valor total de $120.000.000, con lo cual el proveedor espera tener garantía del pago.

Dos meses después de la adquisición, la entidad vende el inventario por $150.000.000.

Tratamiento en los estados financieros

En el momento de la adquisición del inventario la entidad debe reconocer la compra al valor presente del pago futuro. En este caso, el precio de contado es el mejor indicador del valor presente de los pagos futuros; por tanto, la entidad reconocerá el inventario por ese valor.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

La contabilización sugerida es la siguiente (los códigos de cuenta se muestran con fines ilustrativos):

 

Cuenta

Débito

Crédito

143501

– Inventario (costo)

$100.000.000

 

220501

– Proveedores

 

$100.000.000

Nota: dado que la factura se recibe con un valor de $120.000.000, es necesario acompañar esta contabilización con un memorando en el cual se explique la razón por la cual se contabiliza el inventario por $100.000.000.

Tratamiento fiscal

Debido a que el Estatuto Tributario establece que en la determinación del costo fiscal no se tiene en cuenta el interés implícito, sino que el costo se reconocerá por el valor nominal de la adquisición, el inventario debe medirse entonces por $120.000.000, cifra correspondiente al valor de la factura.

Para lograr obtener una conciliación entre el valor contable ($100.000.000) y el fiscal ($120.000.000) la entidad puede contabilizar la diferencia ($20.000.000) entre dichos valores en cuentas de orden, así:

 

Cuenta

Débito

Crédito

8143501

– Inventario (costo)

$20.000.000

 

8220501

– Proveedores

 

$20.000.000

En ese momento el valor contable del inventario es de $100.000.000, mientras que su valor fiscal es de $120.000.000.

Venta de la mercancía

Al momento de vender la mercancía la entidad debe reconocer el ingreso y el costo de la mercancía vendida en el estado de resultados, así:

 

Cuenta

Débito

Crédito

4135

– Ingreso por venta de

 

$150.000.000

mercancías

1305

– Clientes

$150.000.000

 

143501

– Inventario (costo)

 

$100.000.000

6135

– Costo de venta de

   

mercancías

$100.000.000

Con lo anterior, la utilidad en el estado de resultados de esta entidad por la venta de mercancías es de $50.000.000.

Tratamiento fiscal

A diferencia del tratamiento contable, el costo fiscal de la mercancía vendida es de $120.000.000, por lo cual la entidad puede contabilizar esta diferencia también en cuentas de orden, así:

Cuenta

Débito

Crédito

8143501 – Inventario (costo)

 

$20.000.000

86135 – Costo de venta de mercancías

$20.000.000

 

Contabilización de los intereses implícitos

Debido a que la entidad contabilizó la cuenta por pagar por el valor presente del pago futuro ($100.000.000), pero deberá cancelar el valor completo al finalizar el plazo de dos años ($120.000.000), entonces la entidad debe proceder a contabilizar los intereses por pagar al proveedor a lo largo de los dos años siguientes a la compra de la mercancía. Estos intereses deben reconocerse con efecto en resultados, pero no pueden tomarse como deducción en la declaración de renta porque ya quedaron incluidos como mayor valor del costo de la mercancía.

Modelos y formatos

Modelos y formatos

Costo fiscal de inventarios para obligados a llevar contabilidad, ¿cómo determinarlo?

Con la modificación que efectuó el artículo 45 de la Ley 1819 de 2016 al artículo 66 del ET, este pasó a establecer lineamien- tos de cómo determinar el costo fiscal de los bienes muebles y de prestación de servicios dependiendo de si el contribuyente se encuentra o no obligado a llevar contabilidad.

Caso práctico 2

Suponga que una entidad adquiere inventarios por un valor de $450.000.000, con un plazo de pago de 24 meses. El plazo normal de pago es de 3 meses; sin embargo, la entidad obtuvo esta concesión especial por parte del proveedor.

El precio de contado de la mercancía es de $400.000.000.

IVA: 19 %

Retención en la fuente: 3,5 %

Contabilización inicial

En el momento de la contabilización inicial, la entidad debe tener en cuenta:

Inventario

$400.000.000

IVA

$85.500.000

Retención en la fuente

($15.750.000)

CXP Proveedores

$519.750.000

Nota: el IVA y la retención en la fuente se reconocen al valor nominal, teniendo en cuenta que si la entidad decide pagar antes no obtendría valor alguno de descuento por estos con- ceptos, pues ambos se basan en el valor nominal de la factura.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

La contabilización es la siguiente (los códigos de cuenta se usan con fines ilustrativos):

 

Cuenta

Débito

Crédito

143501

– Inventarios

$400.000.000

 

240801

– IVA descontable

$85.500.000

 

236540

– Retención en la

   

fuente por compras

$15.750.000

220101

– Proveedores de

   

mercancías

$469.750.000

Debido a que el costo fiscal de la mercancía corresponde al valor nominal (valor de la factura) de la compra, la entidad puede contabilizar la diferencia entre el valor contable y fiscal en cuentas de orden, así:

 

Cuenta

Débito

Crédito

8143501

– Inventarios

$50.000.000

 

8220101

– Proveedores de

   

mercancías

$50.000.000

En los períodos siguientes la entidad debe empezar a reconocer los intereses como mayor valor de la cuenta por pagar y como gasto en el estado de resultados.

La tasa de interés que debe usarse es aquella que iguala el valor presente de la cuenta por pagar y su valor futuro:

Valor futuro

$519.750.000

Valor presente

$469.750.000

Plazo

24 meses

Tasa*

0,42 %

* Para hallar esta tasa se utilizó la función de Excel =Tasa(nper;pago;va;[vf])

Con estos datos, la entidad elabora la tabla de amortización para proceder con la contabilización de los intereses:

Mes

Saldo inicial

Interés

Saldo final

1

$469.750.000

$1.983.925

$471.733.925

2

$471.733.925

$1.992.304

$473.726.229

3

$473.726.229

$2.000.718

$475.726.947

4

$475.726.947

$2.009.168

$477.736.115

5

$477.736.115

$2.017.653

$479.753.769

6

$479.753.769

$2.026.175

$481.779.943

7

$481.779.943

$2.034.732

$483.814.675

8

$483.814.675

$2.043.325

$485.858.000

9

$485.858.000

$2.051.955

$487.909.956

10

$487.909.956

$2.060.621

$489.970.577

11

$489.970.577

$2.069.324

$492.039.901

12

$492.039.901

$2.078.063

$494.117.964

13

$494.117.964

$2.086.840

$496.204.804

14

$496.204.804

$2.095.653

$498.300.457

15

$498.300.457

$2.104.504

$500.404.961

16

$500.404.961

$2.113.392

$502.518.354

17

$502.518.354

$2.122.318

$504.640.671

18

$504.640.671

$2.131.281

$506.771.953

19

$506.771.953

$2.140.282

$508.912.235

Mes

Saldo inicial

Interés

Saldo final

20

$508.912.235

$2.149.321

$511.061.556

21

$511.061.556

$2.158.399

$513.219.955

22

$513.219.955

$2.167.515

$515.387.470

23

$515.387.470

$2.176.669

$517.564.138

24

$517.564.138

$2.185.862

$519.750.000

Los valores correspondientes a la columna Interés deben contabilizarse como gasto en cada uno de los 24 meses; no deben capitalizarse como mayor valor del activo en ningún caso.

Tratamiento fiscal

De acuerdo con lo mencionado en párrafos anteriores, el costo fiscal es el valor nominal de la adquisición, por lo cual no debe tenerse en cuenta ningún tipo de financiación implícita para el cálculo del costo fiscal. Por tanto, el menor valor del costo y los subsiguientes gastos por intereses no tienen efectos fiscales.

Respuestas
Respuestas

¿Cuál es el tratamiento contable de los inventarios en forma de materiales que son consumidos en el proceso de producción?

Diferencias entre el costo fiscal y contable de los inventarios El artículo 59 del ET
Diferencias entre el costo fiscal
y contable de los inventarios
El artículo 59 del ET establece que los costos fiscales de
los activos son iguales a los devengados contablemente
(en el período gravable). Sin embargo, se perciben algunas
excepciones relacionadas con inventarios y su deducción en
el impuesto de renta y complementarios.
Cuando se adquieren activos y como resultado
de dicha adquisición se generan intereses
implícitos, solo deberá considerarse como costo
el valor nominal de la adquisición (factura) que
contiene dichos intereses. Esto quiere decir
que el costo por intereses implícitos no será
deducible cuando se devengue.
El deterioro de los activos (salvo en el caso
de los activos depreciables) y las pérdidas
generadas por mediciones a valor razonable
solo se podrán deducir al momento de la
enajenación del inventario.
El costo por inventarios faltantes podrá
deducirse solo bajo los términos establecidos
en el artículo 64 del ET. De lo contrario, el
mayor costo de los inventarios por faltantes
constituye una diferencia permanente.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Distribución de los costos de producción

En los procesos productivos es frecuente obtener varios productos de manera simultánea después de procesar materias primas comunes. Los productos que se fabrican de esta manera se conocen comúnmente como productos conjuntos y subproductos.

Una problemática común es la asignación de los costos de producción entre los productos fabricados durante un período cuando no es posible identificar de manera separada las materias primas utilizadas en cada producto, dado que se han fabricado con base en materias primas comunes.

Productos conjuntos

Cuando se fabrica más de un producto durante el mismo proceso productivo, y los productos resultantes son importantes (generalmente porque tienen un precio de venta significativo), se denominan productos conjuntos.

En estas situaciones, el párrafo 13.10 del Estándar para Pymes establece que:

“Cuando los costos de las materias primas o los costos de transformación de cada producto no sean identificables por separado, una entidad los distribuirá entre los productos utilizando bases congruentes y racionales. La distribución puede basarse, por ejemplo, en el valor de mercado relativo de cada producto, ya sea como producción en proceso, en el momento en que los productos pasan a identificarse por separado, o cuando se termine el proceso de producción.”

En la mayoría de los casos se debe hacer la distribución de los costos con base en los precios de venta final de los productos fabricados. Sin embargo, en algunos casos puede usarse otro parámetro de distribución, como el peso o volumen de los productos fabricados.

Ejemplo 1:

Una entidad fabrica el producto A para uso en ganadería. Para fabricar el producto, la entidad mezcla una cantidad

determinada de productos químicos, los cuales son sometidos

a un proceso de calentamiento y evaporación, para dar lugar

al producto A. Durante el proceso productivo se generan cantidades importantes del producto B, el cual se vende también como insumo para la fabricación de detergentes.

Los costos de producción ascienden a $100.000.000, con lo cual se generan las siguientes cantidades de producto A y B:

Producto

Cantidad

%

Precio de venta

%

A

500

29,41 %

$120.000.000

54,55 %

B

1.200

70,59 %

$100.000.000

45,45 %

Total

1.700

100,00 %

$220.000.000

100,00 %

Si la entidad distribuyera los costos de fabricación con base en las

cantidades producidas, el producto B cargaría con el 70,59 % del costo de producción. Si se analizan los precios de venta, el produc- to A es el que asumirá la mayor parte de los costos, un 54,55 %.

La entidad decide distribuir los costos de producción con base en los precios de venta estimados de los productos, con lo cual la distribución de los costos queda así:

Precio de

Producto

venta

%

Costo asignado

A $120.000.000

54,55 %

$54.545.455

B $100.000.000

45,45 %

$45.454.545

Total

$220.000.000

100,00 %

$100.000.000

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Subproductos

Los subproductos también se generan de manera simultánea con otros productos, pero, a diferencia de los productos conjuntos, no suelen tener un precio de venta significativo.

El mismo párrafo 13.10 de la Norma para Pymes establece el tratamiento de los subproductos, y requiere que se reconozcan como menor valor del costo de producción del producto principal.

Ejemplo 2:

Una entidad fabrica serruchos. Para fabricar 100 serruchos utiliza láminas de acero con un costo de $100.000. Durante el proceso de fabricación, se genera retal de acero que se vende como chatarra, por un valor aproximado de $12.000 por cada lote de 100 serruchos.

En este caso, dado que los retales de acero no tienen un precio de venta significativo en comparación con el precio de venta de los serruchos, la entidad debe separar su costo y disminuirlo del costo de producción de los serruchos.

El costo de producción de los serruchos, por tanto, será de

$88.000.

Contablemente, la entidad reconocerá lo siguiente (contabilización sugerida):

Compra de acero:

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario materia prima

$100.000

 

11

– Bancos

 

$100.000

Traslado de la materia prima al área de producción:

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario materia prima

 

$100.000

7

– Costos de producción

$100.000

 

Cuando se fabrican los serruchos:

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario serruchos

$88.000

 

14

– Retal de acero

$12.000

 

7

– Costos de producción

 

$100.000

Los subproductos también se generan de manera simultánea con otros productos, pero, a diferencia de los productos conjuntos, no suelen tener un precio de venta significativo

Medición de inventarios con el método de los minoristas

El método de los minoristas es recomendado para negocios en los que el tráfico de mercancías de alta rotación es alto y en los cuales es prácticamente imposible determinar el costo exacto de cada una de las unidades vendidas. Un ejemplo de lo anterior son los supermercados: en estos, debido a que se mantienen grandes cantidades de mercancías, determinar exactamente cuál es el costo de cada unidad en particular resulta casi imposible.

En este tipo de negocios el precio de venta se suele determinar agregando un porcentaje de utilidad al precio de compra y es usual que los porcentajes de utilidad varíen dependiendo del tipo de mercancía.

Caso práctico

El Supermercado Maya ha establecido el método retail como técnica de medición del costo de sus inventarios.

Para estos efectos ha dividido su operación en 3 tipos de productos: 01 – Aseo, 02 – Granos, y 03 – Perecederos.

Cada línea de productos tiene asignado un margen de contribución sobre el costo, así:

Línea

Margen de contribución (sobre el costo)

Margen de contribución (sobre el precio de venta)

01 – Aseo

50

%

33,33 %

02 – Granos

30

%

23,08 %

03 – Perecederos

60

%

37,5 %

Durante el primer período de operaciones realizó las siguientes compras:

Línea

Monto de las compras

01 – Aseo

$ 23.000.000

02 – Granos

$ 48.000.000

03 – Perecederos

$ 65.000.000

Las ventas realizadas durante el período son:

Línea

Monto de las ventas

01 – Aseo

$ 28.000.000

02 – Granos

$ 55.000.000

03 – Perecederos

$ 72.000.000

Con estos datos, los registros contables de las compras y ventas son los siguientes:

Compras

 

Cuenta

Débito

Crédito

143501 – Inventarios aseo

$ 23.000.000

 

143502 – Inventarios grano

$ 48.000.000

 

143503 – Inventarios perecederos

$ 65.000.000

 

11

– Bancos

 

$ 136.000.000

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Para determinar el costo de ventas, la entidad debe tomar el valor de las ventas y restarle el margen de contribución, así:

 

Línea

Valor de las ventas

Margen de contribución sobre el precio de venta (%)

Margen de contribución sobre el precio de venta ($)

Costo

01

– Aseo

$ 28.000.000

33,33 %

$ 9.333.333

$ 18.666.667

052 – Granos

$ 55.000.000

23,08 %

$ 12.692.308

$ 42.307.692

03

– Perecederos

$ 72.000.000

37,5 %

$ 27.000.000

$ 45.000.000

De acuerdo con lo anterior, la entidad debe reconocer las ventas

y el costo de la siguiente forma:

 

Cuenta

Débito

Crédito

413501

– Ingreso venta de

 

$ 28.000.000

productos de aseo

413502

– Ingreso venta de

 

$ 55.000.000

granos

413503

– Ingreso venta de

 

$ 72.000.000

perecederos

11

– Caja

$ 155.000.000

 

143501 – Inventarios aseo

 

$ 18.666.667

143502 – Inventarios grano

 

$ 42.307.692

143503 – Inventarios

   

perecederos

$ 45.000.000

613501

– Costo de ventas

   

aseo

$ 18.666.667

613502

– Costo de ventas

   

granos

$ 42.307.692

613503

– Costo de ventas

   

perecederos

$ 45.000.000

A la fecha de cierre, el valor de los inventarios que se reportará en los estados financieros es el siguiente:

   

Costo de

 

Línea

Compras

mercancía

vendida

Saldo de

inventarios

01 – Aseo

$ 23.000.000

$ 18.666.667

 

$ 4.333.333

02 – Granos

$ 48.000.000

$ 42.307.692

 

$ 5.692.308

03 – Perecederos

$ 65.000.000

$ 45.000.000

$

20.000.000

La entidad, además, debe elaborar un conteo físico de las mercancías en existencia para asegurarse de la fiabilidad de los saldos a reportar en los estados financieros. Si la entidad encuentra faltantes, debe ajustar las cantidades reportadas en sus bases de datos de inventarios y, por lo tanto, también ajustar los saldos en libros de las cuentas de inventarios.

Cualquier diferencia por faltantes debe ser reportada como gastos en el estado de resultados; en ningún caso puede tratarse como costo de mercancía vendida.

Medición posterior

En el párrafo 13.19 de la sección 13 del Estándar Internacional para Pymes se incluye la siguiente disposición frente a la obligación de determinar el deterioro sobre los inventarios al

cierre del período:

“Los párrafos 27.2 a 27.4 requieren que una entidad evalúe al final de cada período sobre el que se informa si

los inventarios están deteriorados, es decir, si el importe en libros no es totalmente recuperable (por ejemplo, por daños, obsolescencia o precios de venta decrecientes). Si una

partida (o grupos de partidas) de inventario está deteriorada, esos párrafos requieren que la entidad mida el inventario

a su precio de venta menos los costos de terminación y venta y que reconozca una pérdida por deterioro de valor. Los mencionados párrafos requieren también, en algunas circunstancias, la reversión del deterioro anterior.”

Al efectuar el cálculo del deterioro de los inventarios al cierre

de cada período se debe tener en cuenta las precisiones que el material de formación de los Estándares Internacionales para

Pymes, elaborado por la IFRS, efectúa a los textos contenidos en los párrafos 27.2 a 27.4.

Frente a la instrucción del párrafo 27.2 de la sección 27 del Estándar Internacional para Pymes, el material de formación de la IFRS indica que siempre será forzoso que al cierre del período se lleve a cabo el cálculo del deterioro de los inventarios; para los activos diferentes del inventario, el deterioro solo se calcula cuando existan los indicadores de deterioro.

El mismo párrafo 27.2 indica que el deterioro de los inventarios se obtiene al comparar el importe en libros con el valor neto

de realización, es decir, con el valor que se obtiene de restar al precio de venta los respectivos costos de terminación y venta; el material de formación de la IFRS precisa lo siguiente:

“La evaluación del deterioro debe hacerse partida por partida, a menos que resulte impracticable hacerlo…
“La evaluación del deterioro debe hacerse partida por
partida, a menos que resulte impracticable hacerlo…
La aplicación de un requerimiento es impracticable cuando
la entidad no puede aplicarlo tras efectuar todos los
esfuerzos razonables para hacerlo.”
(El subrayado es nuestro)

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Al respecto, el párrafo 27.3 de la sección 27 indica que cuando sea impracticable determinar el valor neto de realización para cada partida, se podrán agrupar los inventarios que cumplan las siguientes tres características básicas:

a. Estén relacionadas con la misma línea de producto.

b. Tengan similar propósito o uso final.

c. Se produzcan y comercialicen en la misma zona geográfica.

Caso práctico

Una entidad cuyo objeto misional es la venta de maíz, presenta los siguientes saldos en su cuenta de inventarios al final del período sobre el cual informa:

15.000 kilos de maíz a un costo de producción de $4.500 por kilo, para un total de $67.500.000. El precio por el cual podría ser vendido el maíz en el mercado es el que se indica a continuación, con las siguientes condiciones de puesta en el mercado:

Precio de venta

$

5.000

 

Costos estimados de venta

Salario de vendedores

$

275

 

Comisiones de vendedores

$

40

por kilo vendido

Transporte de mercancías

$

186

por kilo vendido

Impuestos

$

8

por kilo vendido

Alquiler bodega

$

83

por kilo vendido

A partir de esta información, la entidad requiere calcular el valor neto realizable de cada kilo de maíz con la finalidad de determinar si hay lugar al reconocimiento de un deterioro del valor en los inventarios. Para analizar dicha situación, es necesario determinar en primera instancia cuáles son los gastos en que se debe incurrir si el producto se vende (costos necesarios para la venta):

Ítem

Condición

Salario vendedores

Se paga independiente de la materialización o no de la venta.

Comisión de

Se paga en la misma medida de las ventas realizadas.

vendedores

Transporte mercancías

Se paga en la misma medida de las ventas realizadas.

Impuestos

Se paga en la misma medida de las ventas realizadas.

En estas condiciones el valor neto realizable de los kilos de maíz disponibles en inventario se calculará así:

Precio estimado de venta

$

5.000

(-) Comisión de vendedores

$

20

(-) Transporte de mercancías

$

100

(-) Impuestos

$

3

Valor neto realizable

$

4.877

Como se observa, el valor neto realizable que se calculó para cada unidad (kilo) de inventario de maíz es de $4.877, valor que es superior al consignado en los libros de contabilidad ($4.500); por tal motivo, no hay lugar a reconocimiento de deterioro de valor en los inventarios de la compañía.

Respuestas ¿Cómo se calcula el valor neto de realización de los inventarios? http://actualice.se/8qqb
Respuestas
¿Cómo se calcula el valor neto de realización de los
inventarios?
http://actualice.se/8qqb

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Deterioro del valor de los inventarios

Por otra parte, el párrafo 2.9 de la Norma para Pymes establece el principio de prudencia, el cual expresa lo siguiente:

“[…] prudencia es la inclusión de un cierto grado de precaución al realizar los juicios necesarios para efectuar las estimaciones requeridas bajo condiciones de incertidumbre, de forma que los activos o los ingresos no se expresen en exceso y que los pasivos o los gastos no se expresen en defecto.”

El concepto de prudencia aplica para la evaluación del

deterioro de los inventarios: la norma requiere que las entidades evalúen el deterioro del valor de los activos al cierre de cada período, mientras que para otras partidas de activos este análisis es requerido solamente si existen indicios de deterioro.

El deterioro del valor de los inventarios se puede presentar

por causas como daño físico, obsolescencia, baja rotación, bajas en el precio de venta, entre otros. Sin embargo, también es posible que los costos de terminación y venta de los inventarios hagan que su costo supere el valor por el cual se pueden vender. Por lo anterior, la evaluación del deterioro del valor debe realizarse para cada una de las partidas de inventario, es decir, uno a uno, a menos que sea impracticable hacerlo. Cuando sea impracticable calcular el deterioro del valor de cada uno de los ítems de inventario, la entidad puede agruparlos, de acuerdo con características comunes, a fin de evaluar el deterioro de grupos de partidas, agrupación que se puede realizar para activos de la misma naturaleza, uso similar, destino final, ubicación geográfica, lugar de comercialización, entre otros factores de agrupación.

En las siguientes líneas plantearemos algunos ejemplos con el fin de ilustrar mejor el tema.

Caso 1

¿Si un comercializador de autopartes tiene dentro de sus inventarios 20 ejes para Nissan Sentra modelo 2000 al 2015, de los cuales cada uno costó $100.000 y el precio de venta en mostrador es de $150.000 por cada eje, este inventario se encuentra deteriorado?

En condiciones normales, este inventario no se encuentra deteriorado, pues se espera que al momento de venderlo se obtenga un valor que permita recuperar el valor en libros en la fecha de medición.

Si la entidad estima que el inventario no podrá ser vendido,

o su comercialización es difícil, debe reconocer deterioro de valor por baja rotación.

Caso 2

Con los mismos datos del caso 1, suponga que los vehículos Nissan Sentra dejaron de ser producidos por la fábrica, y ya no serán comercializados.

Adicionalmente, se encontró un defecto de fabricación en este tipo de vehículos, lo cual generó que la mayoría de unidades de esa referencia hayan sido chatarrizados, y existen muy pocos en circulación.

En este caso, es poco probable que la entidad pueda realizar el valor en libros de los inventarios, por lo cual debe reconocer el deterioro del valor de los mismos.

Caso 3

¿Si una entidad tiene inventarios de materia prima con un valor en libros de $100.000.000, con los cuales se puede fabricar productos cuyo costo de ventas es de $140.000.000, pero para llevar a cabo el proceso de fabricación debe incurrir en costos de mano de obra por $15.000.000, costos indirectos de fabricación –CIF– por $10.000.000 millones y pagar una comisión del 10 % a los intermediarios y los costos de los fletes se estiman en $5.000.000, en cuánto podemos decir que este inventario se encuentra deteriorado?

Para determinar el deterioro del valor, la entidad debe calcular el precio de venta estimado menos los costos de terminación y venta, así:

Determinación del deterioro del valor

 

Precio de venta estimado

$

140.000.000

Costos de terminación

($ 25.000.000)

Costos de venta

($ 14.000.000)

Fletes

($ 5.000.000)

Precio de venta menos costos de terminación y venta

$ 96.000.000

Valor en libros

$

100.000.000

Deterioro del valor

 

$ 4.000.000

Este valor se puede reconocer en una cuenta auxiliar denominada Deterioro del valor de los inventarios, dentro de la cuenta de inventarios, con naturaleza crédito. La contrapartida debe ser una cuenta de gastos en el estado de resultados.

Lineamientos fiscales sobre deterioro

Es necesario tener presente que la pérdida registrada por concepto de deterioro parcial del valor del inventario será deducible del impuesto de renta solo cuando este sea enajenado.

De igual forma, cuando el inventario se encuentre deteriorado por completo, dicho valor puede deducirse del impuesto de renta solo si el activo es destruido y, además, se conserva un

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

documento (firmado por el representante legal y los responsables) donde se indique la cantidad, se describa el producto, el costo fiscal unitario y total, y se justifique la obsolescencia o destrucción, además de las pruebas pertinentes.

Modelos y formatos
Modelos y formatos

Modelo certificación de disminución de inventarios por obsolescencia

Entre los conceptos por los cuales puede disminuirse el inventario, se encuentra la baja por obsolescencia. Según el artículo 64 del ET, modificado por el artículo 43 de la Ley 1819 de 2016, dicho inventario será deducible en renta siempre que se cuente con una certificación como la aquí indicada.

Conferencia
Conferencia

Conceptos por los cuales puede disminuirse el inventario desde el punto de vista tributario

Con la reforma tributaria ya no es necesario que los obligados a presentar su declaración con la firma del revisor fiscal o contador, determinen el costo de enajenación de los activos por el sistema de inventarios permanentes. También hubo cambios en los conceptos para disminuir el inventario.

http://actualice.se/9dzt

Devoluciones en ventas de períodos anteriores

La sección 23 del Estándar para Pymes establece el tratamiento de los ingresos de actividades ordinarias (aunque sus requerimientos sobre reconocimiento pueden aplicarse a las ganancias no ordinarias). Esta sección establece que una entidad debe reconocer un ingreso por venta de bienes cuando:

a. Ha transferido al comprador los riesgos y ventajas, de tipo significativo, derivados de la propiedad de los bienes.

b. No conserva para sí ninguna implicación en la gestión corriente de los bienes vendidos, en el grado usualmente asociado con la propiedad, ni retiene el control efectivo sobre los mismos.

c. El importe de los ingresos de actividades ordinarias pueda medirse con fiabilidad.

d. Sea probable que obtenga los beneficios económicos asociados con la transacción.

e. Los costos incurridos, o por incurrir, en relación con la transacción puedan ser medidos con fiabilidad.

Dicha sección no establece requerimientos para el reconocimiento de las devoluciones en venta de bienes.

Sin embargo, en lo que sigue plantearemos algunas recomendaciones basadas en la interpretación del estándar, especialmente del marco conceptual, atendiendo los objetivos de la información financiera y las características cualitativas de la misma: relevancia y fiabilidad.

Caso 1. El vendedor había acordado con el comprador la cláusula de devolución sin condiciones

De acuerdo con el literal d) del párrafo 23.12 del Estándar para Pymes, una entidad no reconocerá la venta de un bien si “el comprador tiene el derecho de rescindir la compra por una razón especificada en el contrato de venta, o a discreción exclusiva del comprador sin ningún motivo, y la entidad tiene incertidumbre acerca de la probabilidad de devolución”.

Cuando se presenta esta situación, la posible devolución que se genere no tendrá ningún impacto en los estados financieros, pues la venta aún no había sido reconocida. Por otro lado, es necesario aclarar que en Colombia se genera el impuesto a las ventas cuando se emite la factura de venta; situación que conlleva al reconocimiento de los ingresos.

Por ejemplo, suponga que una entidad vende mercancía excluida del IVA 1 el 1 de diciembre de 2017 por $10.000.000, pero el acuerdo de venta incluye la posibilidad irrestricta de devolución por parte del cliente. De acuerdo con el párrafo 23.12 del Estándar para Pymes, la entidad no debe reconocer el ingreso por el hecho de que el cliente puede devolver la mercancía a su voluntad.

El cliente decide devolver los inventarios el 20 de abril de 2018, pues no logró venderlos. De tal manera, el vendedor no afecta sus estados financieros por recibir la devolución, dado que de todas formas no había reconocido la venta.

1 Cuando se trata de operaciones gravadas, la entidad debe aplicar los requerimientos del Estatuto Tributario para determinar el tratamiento del impuesto a las ventas.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

Caso 2. No se había acordado la cláusula de devolución sin condiciones

En este caso, siempre que se cumplan los demás elementos del párrafo 23.10 del Estándar para Pymes, la entidad debe reconocer la venta en el momento en que se presenta.

Por ejemplo, suponga que una entidad vende mercancía excluida del IVA el 1 de diciembre de 2017 por $10.000.000, y el acuerdo de venta no incluye la posibilidad irrestricta de devolución por parte del cliente. El costo de la mercancía vendida es de 7 millones de pesos.

La entidad reconoce la venta el 1 de diciembre de 2017, así:

Cuenta

Débito

Crédito

Ingresos por venta de bienes

 

$10.000.000

Clientes

$10.000.000

 

Costo de ventas

$7.000.000

 

Inventario de bienes

 

$7.000.000

El cliente decide devolver los inventarios el 20 de enero de 2018, pues no logró venderlos.

En este caso, la devolución de los inventarios por parte del cliente es un hecho ocurrido después de la fecha de cierre que no implica ajuste en los estados financieros, a menos que haya evidencia de que la devolución se presenta por una situación atribuible al vendedor, por ejemplo:

• El cliente nunca pidió la mercancía.

• El vendedor incumplió alguna condición exigida por el comprador, como la instalación o armado de algún inventario.

• La calidad del producto no satisface las exigencias del cliente (en este caso, se hace uso de la provisión para garantías).

Si no se cumple alguna de las condiciones anteriores, sino que los motivos de la devolución son, por ejemplo, que el cliente no tiene recursos para pagar los inventarios, o no seguirá operando, este hecho causa una pérdida en los resultados de 2018.

En esencia, se están recibiendo los inventarios como pago de la deuda contraída por el cliente.

El reconocimiento sugerido de la devolución es el siguiente:

Cuenta

Débito

Crédito

Clientes

 

$10.000.000

Pérdidas en devolución de mercancías

$3.000.000

 

Inventario de bienes

$7.000.000

 

Inventario de prestadores de servicios

A diferencia de los ingresos por venta de bienes, las operaciones de prestación de servicios suelen ejecutarse en un período extendido de tiempo. Si se trata de servicios de ejecución inmediata o de corto plazo, no suelen presentarse mayores

inconvenientes, pues el contrato suele terminarse en poco tiempo

y el reconocimiento del ingreso y el costo del contrato puede

realizarse sin dificultades al finalizar la prestación del servicio.

Cuando los contratos se extienden en el tiempo, especialmente cuando se ejecutan en más de un período, surge la siguiente problemática: ¿cómo distribuir los ingresos y los costos derivados de la ejecución del contrato entre los períodos en que se extienda su ejecución?

Al respecto, el párrafo 13.14 del Estándar para Pymes establece

que:

“En la medida en que los prestadores de servicios tengan inventarios, los medirán por los costos que suponga su producción. Estos costos consisten fundamentalmente en mano de obra y otros costos del personal directamente involucrado en la prestación del servicio, incluyendo personal de supervisión y otros costos indirectos atribuibles.”

Estos costos se acumulan como activos hasta tanto se reconozcan los ingresos correspondientes al contrato. Ahora bien, los ingresos por prestación de servicios se reconocen de acuerdo con lo establecido en el párrafo 23.14, del siguiente modo:

“Cuando el resultado de una transacción que involucre la prestación de servicios pueda ser estimado con fiabilidad, una entidad reconocerá los ingresos de actividades ordinarias asociados con la transacción, por referencia al grado de terminación de la transacción al final del periodo sobre el que se informa (a veces conocido como el método del porcentaje de terminación).”

Al aplicar estos dos párrafos de manera conjunta, y en complemento con lo establecido en el párrafo 23.17 de la misma norma, que dice:

“Una entidad reconocerá los ingresos de actividades ordinarias del contrato y los costos del contrato asociados con el contrato de construcción como ingresos de actividades ordinarias y gastos, respectivamente, por referencia al grado de terminación de la actividad del contrato al final del periodo sobre el que se informa (a veces conocido como el método del porcentaje de terminación).”

Se concluye entonces que los ingresos y costos relacionados con los contratos de construcción y prestación de servicios se reconocen en la medida en que se avanza en la ejecución del contrato, utilizando alguna de las tres metodologías de medición establecidas en la norma.

EspEcialEs actualícEsE - EstándarEs IntErnacIonalEs

Volver al menú
Volver al menú

De acuerdo con lo anterior, los costos incurridos por los prestadores de servicios en virtud de la ejecución de los contratos deben ir acumulándose en una partida de inventarios hasta tanto se realice el ingreso correspondiente. En ese sentido, el mismo párrafo 13.14 establece que estos costos no pueden incluir erogaciones relacionadas con el proceso de venta, con asuntos administrativos, ni se deben cargar porcentajes relacionados con la utilidad del contrato.

Ejemplo

Saver Consultores SAS fue contratada para realizar una consultoría financiera para un grupo económico.

El contrato tiene un precio de $100.000.000, y se ejecutará en 4 meses, iniciando el 1 de noviembre de 2017 y finalizando el 28 de febrero de 2018.

La entidad estima que el costo del contrato es de $60.000.000.

Al cierre del 31 de diciembre, la entidad ha avanzado en un 40 % de las actividades necesarias para finalizar el contrato, y ha incurrido en costos por $35.000.000.

¿Cómo debería reconocer la entidad los ingresos y costos derivados de este contrato?

Los costos incurridos por la entidad hasta el 31 de diciembre de 2017 se deben ir reconociendo en una partida de inventarios, así (los códigos de cuenta son sugeridos):

 

Cuenta

Débito

Crédito

14

– Inventario de contratos

   

en ejecución

$35.000.000

11

– Bancos

 

$35.000.000

Al cierre del período, la entidad debe reconocer los ingresos y costos del contrato en el estado de resultados en relación con el avance del contrato. Suponga que la entidad ha decidido medir este contrato de acuerdo con la metodología de inspección de los trabajos ejecutados (párrafo 23.22, literal b) del Estándar para Pymes.

Avance del contrato: 40 % Ingresos a reconocer: $100.000.000 x 40 % = $40.000.000 Costos a reconocer: $60.000.000 x 40 % = $24.000.000

 

Cuenta

Débito

Crédito

41

– Ingresos consultoría

 

$40.000.000

financiera

13

– Cuentas por cobrar a

$40.000.000

 

clientes

14

– Inventario de contratos

   

en ejecución

$24.000.000

61

– Costos de prestación de

$24.000.000

 

servicios

Al utilizar esta metodología, la entidad tendrá al final del período un saldo en la cuenta de Inventarios de contratos en ejecución, por valor de $11.000.000 ($35.000.000 – $24.000.000).

Manejo contable de los inventarios retirados para obsequiar a empleados

En algunas ocasiones las empresas toman una parte de sus inventarios para regalar a sus empleados en fechas especiales. Abordemos como caso un supermercado, el cual comercializa granos, abarrotes, víveres, enlatados, licor y demás productos, los cuales, dado que son la mercancía de la empresa y se espera sean vendidos en un futuro cercano para obtener beneficios económicos, son controlados y a su vez son fruto de hechos pasados, poseen la naturaleza de una partida del activo y se clasifican como inventario.

Ahora bien, el gerente de este supermercado decide extraer mercancía de la bodega para armar unas anchetas que piensa regalar el 24 de diciembre a sus empleados. Cabe anotar que el tratamiento que se da a esta situación es similar a como se tratan las cortesías, muestras gratis o regalos a proveedores.

En relación con lo anterior, y en concordancia con la NIC 2 y la sección 13 del Estándar para Pymes, debe señalarse que los in- ventarios son activos que se tienen con el propósito de venderlos, transformarlos o utilizarlos en la prestación de un servicio. Ahora bien, ¿qué es entonces un regalo o una muestra gratis?, ¿puede acaso homologarse su definición con la de inventario? Puede decirse que este tipo de presentes, productos que se entregan con el fin de fidelizar a un cliente, o en este caso de homenajear al empleado, no cumplen con la definición de inventario puesto que no generarán beneficios futuros. Por tanto, en el momento en que el gerente extraiga la mercancía se debe dar de baja el inventario; para esto se debe acreditar la cuenta de inventario y se debe debi- tar con una contrapartida de naturaleza gasto.

Clasificación de animales vivos como inventario, activo biológico o propiedad planta y equipo Debido a
Clasificación de animales vivos
como inventario, activo biológico o
propiedad planta y equipo
Debido a que se han presentado algunas inquietudes
respecto al tratamiento de los animales vivos bajo
Estándares Internacionales, aquí citaremos algunos casos
para que usted identifique las diferencias en la clasificación
de estos activos, ya sea como activo biológico, propiedad
planta y equipo o inventario.
Activo biológico
Inventario
Propiedad,
planta y equipo
• Las ovejas que
se tienen en
levante para
extraer de ellas
su lana.
• El ganado que
se comercializa
(compra y
venta) sin
realizar con
• Un caballo que
sea utilizado
para arriar el
ganado.
ellos un proceso
• Las vacas que se
tienen para la
producción de
leche.
agrícola.
• Un perro que
se tiene para
• Pollos que se
compran para la
venta y no para
el levante.
dar apoyo a la
seguridad de un
aeropuerto.