Vous êtes sur la page 1sur 3

OBJETIVO: Relaciona categorialmente (conceptualmente) la correspondencia que

existe entre el nivel de la realidad o del ser y el nivel de conocimiento.

Filosofía de la realidad o del ser. (problema ontológico)


Iniciemos con esta pregunta: ¿Qué es aquello en que todo lo real coincide por el mero
hecho de existir?

Vivir en el mundo exige conocerlo, apropiarse del contenido del mundo, es decir, de su
realidad.

El problema de la realidad es un asunto fundamental en la filosofía de todos los


tiempos. Manejar una teoría adecuada de la realidad promueve una enorme
importancia práctica: precisamente este es el asunto, que de acuerdo a su concepción
de la realidad, así será su orientación (actitud) y el sentido que le dé a la vida. Por
ejemplo, si uno piensa que el mundo es estático, que debe conservarse todo tal como
está, esa será nuestra actitud frente a la vida; quedará detenido en el pasado con las
correspondientes consecuencias. Por el contrario, si uno piensa que la realidad en su
totalidad está en constante cambio, en dinámica y se ve que las mejoras van en
ascenso, hacia una mejor vida (aunque no necesariamente hacia una mejor
humanidad), pues, esa será su actitud, y mirará el futuro con optimismo y sus
respectivas consecuencias.

Por lo tanto, el problema de lo que es la realidad o el ser, es el primer problema de la


filosofía. Porque aquí es donde se hacen las preguntas más radicales de la filosofía, las
que tocan los principios generales de la realidad y respondiendo a ellas se
establecieron los fundamentos de toda la filosofía las bases teóricas para tratar de la
economía, la política, la lógica, la ética, la educación, el derecho, la administración, la
arquitectura, la medicina, etc.

Preguntas sobre la realidad que se hacen los filósofos desde la antigüedad y que hoy
siguen vigentes:
Imagen por <a href='https://pixabay.com/en/question-problem-think-thinking-
622164/' target='_blank'>geralt (pixabay.com)</a>

Previo a seguir profundizando el problema de la realidad enumeremos algunas clases


de realidades o de seres (solo presentamos algunas). Para estudiar las clases de
realidades o seres, haga clic en cada pestaña del siguiente diagrama.

¿Qué es el ser?
Los filósofos griegos ya con una elaboración más amplia en Platón y Aristóteles pero
será este último el que trate la filosofía de realidad como una reflexión sobre la
realidad que nos es dada, sobre la realidad del mundo; de aquello en todas la cosas
coinciden por el merohecho de existir. Y aquello en que todo coincide es para
Aristóteles el ser (la esencia). Como “ser” se dice en griego on, óntos, resulta el
nombre de ontología, que significa: filosofía de la realidad o del ser.

Los filósofos de estos siglos identifican el ser en una sola unidad constituyente. La
realidad es una. Algo es real si es completa y totalmente actual aquí y ahora, ya es un
hecho, evento, sistema, fenómeno natural o social, o, se encuentra en un estado de
realización plena o de perfección (lo posible). Lo posible es aquello que puede llegar a
ser.Así tenemos, de una manera elemental la definición de realidad o ser. ¿Qué es el
ser?

Anterior

Todo fenómeno es un ser, y hay que verlo como un ser total. Analicemos esta
definición:

Lo que existe Lo que puede llegar a existir

- Es lo manifestado (a los sentidos) - Es lo inmanifestado (no


manifestado)

- Determinado (ya es) -Lo indeterminado (no determinado)

- Definido (es ese ser y no otro) -Lo indefinido (no definido)

- Lo diferenciado (distinto a otro ser) - Lo indiferenciado (no distinto)

↓ ↓
A este momento del ser, Aristóteles
le llamó: ser en Acto A este momento del ser, le llamó: ser en
Potencia

Para que realice una práctica filosófica para comprender el esquema anterior, se
dispone una lista de potencialidades descárguela haciendo clic AQUÍ. Y haga su
práctica.

Cuando aún no existían algunos logros humanos como la luz eléctrica, el teléfono,
carreteras, puentes, edificios, computadoras, internet, empresas; eran seres en
potencia, eran entes con posibilidad de llegar a ser fácticos (ser en acto) en el futuro.

Existían como ideas o modelos en la mente de sus creadores. Estas actividades fueron
ricas en facetas hasta lograrlos en cada obra. Por lo tanto, eran esencialmente reales en
tanto y en cuanto existían como posibilidades de llegar a ser. Así mismo sucede cuando
se crea o se fundan las empresas de todo tipo o bien un nuevo sistema de sociedad.
Interpretado a través de los conceptos aristotélicos de potencia y acto: la potencia es
esencia (el ser puede llegar a existir), el acto es la apariencia (actualiza su capacidad de
existir).

El problema de la esencia y la apariencia


Imagen por <a href='https://pixabay.com/en/drop-of-water-drip-blade-of-grass-
361104/' target='_blank'>Josch13 (pixabay.com)</a>
Imagen por Josch13 (pixabay.com)

Toda realidad o ser está dotado de dos planos o dimensiones: el plano de la apariencia
y el plano de la esencia. El plano de la apariencia es lo externo (de las cosas, hechos,
fenómenos, sistemas sociales, instituciones), es el momento observable, visible del ser.
Se afirma que es el plano engañoso (porque por costumbre común, creemos que la
apariencia es la única realidad, y no es así; solamente es un momento del ser y no la
totalidad plena). Este plano pertenece al mundo de las manifestaciones (es decir, el
mundo físico, material o fenoménico). Falta decir, que el plano de la apariencia se
percibe por los sentidos. Mediante observación y experimentación podemos extraer
sus cualidades y propiedades (accidentes, diría Aristóteles).

El plano de la esencia es lo interno del ser (donde los sentidos no pueden observarlo ni
con ayuda del microscopio), es lo oculto (los sentidos no tienen suficiente capacidad de
penetrar), es lo supuesto (esto no es visión común y corriente que tenemos que
suponer las cosas, en filosofía está dado por los rígidos argumentos de razón y en la
ciencia por la vía de la inducción y la intuición, esto es así, por su naturaleza
inconcreta).

¿Hasta qué plano hay que ahondar para desentrañar la legalidad (ley natural)?,
también se le denomina el Fundamento, el Principio, el Orden, la Verdad. Este plano se
percibe por la razón o en la captación intuitiva de la verdad.

Este es el momento en que la ciencia y la filosofía, “rompiendo” la opacidad de los


hechos, penetra hasta la esencia y la hace “patente”, y es cuando el hombre de ciencia
la deja conceptualizada en un enunciado o en su caso a través de una fórmula
matemática (ley o principio)

No está demás decir, que la obra de los investigadores arranca desde la apariencia,
pues no hay modo de partir de otro lado. El momento inicial solo puede a partir de lo
que nos es dado a los sentidos. Es una actividad rica en facetas hay que rebasar la
apariencia para extraer la legalidad, el orden, a que todo obedece. Para que la planta
asome a la vida, tiene que morir la semilla.