Vous êtes sur la page 1sur 32

TRANSFÓRMATE HOY MISMO

PASO UNO: ROMPIENDO BARRERAS


N o s é si a usted le pasaba lo mismo cuando era pequeño, pero yo recuerdo que siempre
sentía que tenía mucho más potencial del que estaba usando. ¿Alguna vez se ha sentido
así, como si no tuviera la capacidad para liberarlo todo?
Sé que trabajar duro no es suficiente. ¿Alguna vez ha intentado trabajar duro? ¿Muchísimo?
Seguro se diría que debe existir otra forma de lograr lo que quiere.

Anteriormente yo pensaba que la gente nacía siendo inteligente, con grandes aptitudes o
con mucha suerte en la vida. Pero no. Todo se basa en tener un pensamiento eficaz y
entonces supe que si aprendía a pensar más eficazmente, mi vida iba a mejorar.
Siempre había pensado que la posibilidad de tener éxito estaba fuera de mí mismo.
"Tienes que ganar la lotería", me decía, o "mi jefe tiene control de mi vida". Estaba
convencido de que las circunstancias externas eran las que determinaban la forma en
que sería mi vida, y de que yo había nacido en el lugar y la familia equivocada. Sin embargo,
una persona muy sabia me habló acerca de algo llamado "centro de control", que significa que
el poder está dentro, no fuera, de nosotros mismos . La diferencia entre
quienes tienen éxito y quienes no lo tienen, está en el hecho de que éstos últimos piensan
que el poder está fuera de ellos.

Iniciemos con un sentimiento de poder hacer que las cosas ocurran: "Yo puedo hacerlo. Solamente
tengo que saber cómo hacerlo". Y, por cierto, el trabajar duro no es la respuesta. Le voy a mostrar que,
aunque esté trabajando duro, puede no estar pensando eficazmente. No se trata, tampoco, de que no
trabaje mucho, sino de que evite la idea de que sólo se necesita trabajar duro para tener éxito.

Las personas que piensan que las circunstancias de la vida están fuera de sí mismas son aquellas que se
sientan y esperan ganar la lotería, aunque ni siquiera hayan comprado su boleto. "Pobre de mí, soy una
víctima".
Esta información que le voy a dar realmente funciona. Es muy poderosa. El reto es que la aplique
en su vida diaria con su familia, su salud, su crecimiento espiritual, su negocio o futuro negocio y sus
relaciones con otras personas. Pero recuerde que realmente todo depende de usted.

Voy a revelarle esto con principios (ideas) y luego con ejemplos. Uno de los primeros y más importantes
principios, es que los seres humanos nos comportamos y actuamos, no de acuerdo con la verdad,
sino en base a lo que nosotros creemos que es la verdad.
Usted se va a dar cuenta de que algunas veces nuestros padres, maestros, amigos, comunidad y el mundo
entero nos han proporcionado creencias que son erróneas. Sin importar que sean verídicas o no,
nosotros las aceptamos y nos comportamos como si fueran la verdad absoluta. Existen muchísimos
ejemplos de esto. Las creencias tienen mucho que ver con lo que usted se permite hacer y hasta
dónde se permite llegar.
Hace algunos años en Australia, un hombre llamado Cliff Young entró a una carrera entre Sydney y
Melbourne, que comprende una distancia de aproximadamente 1,000 kilómetros. A sus 62 años de
edad, apareció para correr contra los mejores del mundo vistiendo un overol de trabajo. Los medios
de comunicación lo entrevistaron porque parecía un pordiosero que estaba en la fila equivocada de la
comida. Le preguntaron, "¿Qué le hizo pensar que usted puede competir contra los mejores
corredores del mundo? ¿Cómo: se entrenó?". Cliff les contestó, "me entrené persiguiendo a las
vacas de mi granja porque no tengo caballos". Este granjero, criador de cerdos y vacas, no
solamente entró a competir contra los mejores corredores del mundo, sino que ganó carrera.

De hecho, no solamente ganó la carrera, sino que superó a todos con una diferencia de un día y
medio. ¿Cómo lo logró?
Resulta que todos los que competían en carreras de ese nivel sabían que si iban a recorrer largas
distancias, tenían que correr 18 horas al día y dormir seis. Como este hombre venía de los llanos de
Australia y nunca antes se había juntado con los mejores corredores del mundo, no sabía la verdad.
Ganó la carrera, no porque corriera más rápido, sino porque no sabía que tenía que dormir seis horas.
Así que mientras todos los demás corredores dormían, él seguía corriendo. Por eso terminó un día y
medio antes. Como puede ver, en ocasiones la ausencia de la "verdad” nos libera.

Nuestros padres, maestros y hasta nuestra propia cultura nos han dicho la verdad acerca de lo que
somos o no capaces de hacer. Algunas veces las creencias que tenemos son las que nos detienen.
Vamos a tratar de cambiar esas creencias para que nuestra forma de actuar cambie también. Mi
trabajo es ayudarle a acortar su carrera por un día y medio en cualquier aspecto de su vida en el
que usted crea que tiene el potencial de crecer.
Cuando cambia su modo de pensar, cambia su modo de correr, su negocio y su vida. Pero
recuerde que todo está en su interior.
Sabemos que tenemos más capacidad y que podemos estar haciendo mucho más, pero no lo
estamos haciendo. ¿Qué es lo que nos lo impide? Voy a mostrarle que sus creencias no
solamente afectan su manera de actuar, sino que también afectan su percepción.
(Ejemplo - video)

¿Por qué no vio al gorila en el video que le mostré? ¿Qué es lo que le hizo sacar al gorila de su
percepción? Se trata del principio llamado "encerrar adentro/encerrar afuera". Nuestra mente
funciona de la siguiente forma: si nos cerramos a ver al equipo blanco, automáticamente
construimos puntos ciegos, los cuales se llaman "escotomas" y dejamos fuera todo lo que está en
negro. No nos permitimos verlo.
Recuerde, la palabra "escotoma" significa bloqueo sensorial de la realidad. Sabemos que tenemos
muchas creencias y nos cerramos en ellas. Es probable que algún maestro le haya dicho a usted
que nunca llegaría a convertirse en alguien, que nunca podría hacer algo o que usted es de
cierta forma. El resultado es que ahora no se permite ver nada más allá de esa realidad y se
convence de que usted es y siempre será así porque su padre ha sido de la misma manera, al igual
que su abuelo. Si existiera otra manera de ser, se dirá, seguramente la vería. De esta forma, en
lugar de dejar afuera al gorila, estará desechando respuestas, oportunidades, futuro y carrera.
Mi objetivo es lograr que usted invente su futuro. Quiero que pueda ver más, hacer más y tener
más. Pero primero tengo que mostrarle cómo funciona su mente y cómo es que usted se engaña
a sí mismo, debido a que los seres humanos únicamente vemos lo que estamos preparados para
ver.
¿Ha descuidado alguna vez las llaves de su coche y se ha dicho que las ha perdido, mientras las
busca por toda la casa sin encontrarlas? Cuando se dice a usted mismo una verdad, no solamente
altera su comportamiento, sino que también afecta lo que se permite ver. Si se ha convencido de
que perdió las llaves, no se permitirá verse como un loco y encontrarlas. Entonces las buscará por
toda la casa sin poder descubrirlas en ningún lugar, hasta que alguien más le señale el lugar en
el que están, que es precisamente donde ha estado buscando. Luego viene la justificación
"¿quién las movió? Yo busqué ahí y no estaban". En este caso, en lugar del gorila, bloquea las
llaves y jura que no estaban ahí. De esta forma funciona su mente.

Cuando obtenemos información diferente a lo que nosotros creemos, nos molestamos y


subconscientemente la bloqueamos.
Entonces se dice a sí mismo: "soy una persona realista. Soy una persona sensata". Pero yo no quiero
que sea sensato, ni realista. Quiero que piense en opciones y en lo que usted puede llegar a ser.
Quiero que sepa que existe mucho potencial dentro de usted, pero tiene que aprender a permitirse
ver la oportunidad y las respuestas, y decirse: "yo lo puedo hacer". Esto es algo que yo aprendí y
ahora quiero compartir con usted.
El trabajar duro no es realmente la respuesta, sino el trabajar de manera inteligente y eficaz, así como el
pensar correctamente. Con esto es con lo que le quiero ayudar, de forma que usted pueda ayudarse a sí
mismo, a sus hijos y a la gente que ama.
PASO DOS: ¿CÓMO FUNCIONA LA MENTE?

Retomemos el término "escotoma", que en griego significa "ceguera". Hay muchas razones por las
que surgen los escotomas, y vamos a hablar de ellos porque tenemos muchísimos en nuestra
mente. En algunas ocasiones los escotomas son buenos, ya que sin ellos no podríamos leer
un libro, ver un partido, trabajar, o escuchar una conversación, porque para poder hacerlo se
necesita bloquear cierta información.

Veamos cómo funciona la mente. Comenzaremos con el consciente, luego con el subconsciente y al
final con el subconsciente creativo. Le prometo que una vez que comprenda esto, va a pensar de
forma diferente el resto de su vida y va a permitirse hacer cosas que nunca jamás se ha permitido
hacer.El proceso consciente comprende cuatro funciones, la primera de ellas
se llama percepción , que funciona a través de nuestros sentidos: vista, gusto, tacto, olfato
y oído. Aún antes de nacer, algunos de nuestros sentidos, como el del equilibrio, sonido y
temperatura, ya estaban funcionando. Después de nacer percibimos a través de la vista, el olfato, el
gusto, etcétera.
Sin embargo, algunas veces su percepción deja fuera al gorila, impidiendo que usted pueda verlo
todo. Hay muchas cosas que no percibe a su alrededor. Por eso quiero que parta de la idea de que
si se atora, siempre habrá una salida, una forma de solucionarlo. Piense, "soy inteligente, solamente
que no me permito verlo". Lo opuesto sería decir, "no hay manera de hacerlo, yo nací así, no hay
más información, eso es todo lo que hay. No puedo hacerlo". Quiero que sepa que en ocasiones
sus sentidos dejan fuera cierta información que le podría ayudar a conseguir trabajo, a inventar su
carrera o a ser lo que quiere ser. Puede ser que la respuesta no esté ahí, pero si se encuentra
ahí y usted tiene las creencias equivocadas, no la podrá ver de cualquier manera porque tiene un
problema con su percepción.
Siempre tomamos y almacenamos la información que estamos percibiendo. Cuando usted era
un bebé, en un nivel subconsciente almacenó información en su memoria. Aunque no
sabemos exactamente cómo funciona la memoria, creemos que existe un proceso químico
que ocurre en nuestro cerebro y que permite que todas nuestras experiencias
queden almacenadas: los programas de radio, de televisión, la música que hemos
escuchado, etcétera. Toda esa información está registrada en las neuronas de su cerebro,
aunque no necesariamente sea “la verdad”. Por eso ponemos la verdad entre comillas porque quizá haya
dejado fuera al gorila. Así que parte de esa información que hemos almacenado está clasificada como lo
que llamamos "basura dentro".
Norbert Weiner, el creador de las computadoras, decía "basura dentro, basura fuera" para resaltar el hecho
de que si ingresamos información equivocada en la computadora, no podemos esperar obtener
respuestas correctas.
Algunos de nosotros hemos dejado fuera al gorila en algún momento. Tenemos la información equivocada sobre
nosotros mismos, sobre el mundo del trabajo o acerca de los demás, pero a pesar de ello nos
comportamos como si fuera la verdad. Acumulamos información que llamamos "verdad" o "realidad".
Almacenamos nuestra propia realidad sobre lo que es ganarse la vida, lo que es el ser como somos y la
manera de ser del mundo. Ésta es la percepción, la primera función del consciente.
La segunda función del consciente —instantáneamente sigue este orden- se llama asociación.
Cuando percibimos algo lo confrontamos con la realidad almacenada. La asociación es muy simple y sucede
cuando usted se pregunta, "¿He escuchado, visto, probado u olido algo como esto?" Lo hace siempre que
percibe algo y se pegunta si tiene algún significado para usted.
La tercera función del consciente se llama evaluación . Cuando percibe y asocia, luego se
pregunta a sí mismo: "¿Adónde me conduce esto?". La evaluación mide las probabilidades y luego vienen los
presentimientos, "¿.Me llevará esto a algo bueno o malo? ¿Seguro o peligroso? ¿Será algo vergonzoso o algo que
voy a disfrutar?". Siempre está juzgando probabilidades a través de su percepción, basado en
experiencias pasadas. La mayoría de las veces juzga basándose en sus antecedentes
emocionales, sin importar que la realidad del mundo a su alrededor se acerque a la verdad o que
esté llena de escotomas y de información equivocada.
La cuarta función del consciente se llama toma de decisiones. La vida se trata de tomar
decisiones. Un amigo, Richard Gregory, tiene la mejor definición de inteligencia que yo jamás haya
escuchado: "la inteligencia es simplemente el arte de adivinar correctamente". Se trata únicamente de
presentir de manera correcta con quién se va a casar, pronosticar acertadamente qué empleo
debe tomar y adivinar correctamente qué camino seguir para ir al trabajo. No es nada más que el arte de
adivinar correctamente.
La mayor parte del proceso de adivinar que realiza en Ia actualidad, está basado en su realidad
almacenada, lo cual significa que sus decisiones futuras no pueden ser mucho mejores que el historial de
información que ha acumulado.
Por ejemplo, cuando alguien pasa por un divorcio traumático, que fue muy doloroso, la forma
en que se sintió está almacenada ahí. Ahora que esa misma persona se ha comprometido
con alguien maravilloso, mentalmente se va a preguntar: "¿He visto algo como esto
anteriormente?" "Sí". Entonces se dice a sí mismo que esto no le llevará a nada bueno. Como
consecuencia, decide no involucrarse con la nueva persona, no por esa persona en
particular, sino por la persona anterior. Los seres humanos arrastramos nuestra
historia emocional hacia nuestro futuro: lo que nos da miedo, nos lastima, nos
avergüenza y el recuerdo de lo que no ha salido bien. Juzgamos y nos negamos a intentar
cosas, como hablar en público, cantar o hacer algo más. Nos inhibimos y, por
consecuencia, no podemos seguir adelante.
La calidad y cantidad del pensamiento almacenado es lo que determina la
calidad y cantidad de sus logros en la vida.
Ahora hablaremos del subconsciente creativo, que tiene la misión de hacer que
usted actúe como usted es . El problema es que lo que usted cree que es, podría
no ser la realidad de lo que ciertamente usted es o puede ser. Sin embargo, al
subconsciente creativo no le importa esto, ya que su trabajo es lograr que usted actúe
como la persona que cree ser. Usted no necesita despertar cada mañana y tratar de
recordar cómo es, solamente necesita despertar y comportarse como usted automáticamente,
dejándose llevar libremente. La vida sería bastante complicada si todas las mañanas tuviera
que levantarse y recordar cómo se supone que sea.
Una vez que usted descubre cómo es, entonces actúa de acuerdo a esa idea. Es por
eso que es tan difícil cambiar, porque cuando uno está convencido de que no puede
hacer amigos, que tiene mala memoria, que no vale nada o que es incapaz de hacer
algo, aunque no sea verdad, el subconsciente creativo tiene la misión de asegurarse
de que usted permanezca de esa manera. De forma que si usted sabe que ha echado a
perder una relación, va a destruir todas sus relaciones. Si sabe que es una persona pobre,
rechazará empleos o ganar dinero, pero si llega a ganarlo o gana la lotería, logrará perderlo
todo.
Por eso es que usted debe aprender a cambiar su visión. La clave es hacerlo a través de
los procesos de afirmación y de visualización. Se trata de la calidad y cantidad de la
realidad que consistentemente va a vivir. Es el control y el balance entre la realidad interior
y la manera en que marcha su vida.
Una vez que cambie sus creencias, estará acortando la carrera por un día y medio. Eso es lo que le pido
que haga. Voy a mostrarle cómo hacerlo y después será su responsabilidad el saber cuáles son
las creencias que le impiden salir adelante, qué es lo que puede hacer y en qué puede
llegar a convertirse.
PASO TRES: CREAR UN NORMAL NUEVO

Al subconsciente creativo también se le conoce como teleológico. Explicaré su significado con más
profundidad cuando tratemos el tema del establecimiento de metas, pero por lo pronto quiero que sepa
que el ser humano es como un misil guiado. Diferente a una bala. Cuando disparamos, si el blanco se
mueve y no hemos apuntado correctamente, la bala no se corregirá a sí misma para atinarle al blanco. De
igual forma, si lanzamos una flecha, pero el viento la desvía fuera de curso, ella no va a poder corregirse
por sí misma. Por el contrario, un mecanismo teleológico puede corregirse a sí mismo en
vuelo, como el misil, ya que funciona con retroalimentación.
Es importante que comprenda que un mecanismo teleológico siempre va a necesitar un blanco, algunos
blancos son radiaciones, algunos son metales, sonidos o calor. Al disparar un misil que busca el calor, éste
se dirige hacia la luz, pero a medida que se aleja del blanco constantemente se corrige a sí mismo. De igual
manera funciona con la retroalimentación negativa. No se dice nada a sí mismo cuando está en la
radiación, pero cuando se encuentra fuera de ella se dirá que está fuera de la trayectoria.
Nuestro mecanismo de retroalimentación es la tensión. Por eso, cuando usted se encuentra fuera de su
propio blanco, se disgusta y se pone nervioso. Cuando siente que no está viviendo su vida de la manera que
se supone que deba vivirla, cuando no se está comportando de la manera que piensa que moralmente
debería comportarse o cuando se da cuenta de que sus ingresos a fin de mes no son suficientes; entonces se
molesta y empieza a corregirse. Sin embargo, se corrige, no al nivel de su potencial, ni siquiera al nivel de lo
que necesariamente es bueno para usted, sino que se corrige de acuerdo con su imagen de la
realidad, su idea de la verdad.
Este sistema nos guía, por ejemplo, hacia la imagen de la manera en que luce nuestra casa. Si alguna vez
ha tenido invitados que se quedan con usted por una semana, probablemente hizo limpieza más allá de lo
habitual para dar una mejor impresión. ¿Por qué arreglamos nuestra casa sólo cuando tenemos visitas y
no vivimos de esa manera todo el tiempo? Porque pensamos que es demasiado trabajo, muy duro e
innecesario. Sería una molestia. Usted ya tiene en su mente la idea de lo que es
suficientemente bueno para usted, de lo que es normal, independientemente de que
tenga el potencial para hacerlo mucho mejor. De la misma forma, si ve que está más sucio de lo
que piensa que debería estar, se disgusta y lo arregla. Pero lo hace, no al nivel de su potencial, sino al punto
en el que es suficientemente bueno, lo que es normal para usted.
Este sistema teleológico creativo controla y balancea la calidad y cantidad de lo que es
suficientemente bueno en su vida: las relaciones, el salario, la clase de coche que conduce,
su casa, etcétera. Únicamente lo que es suficientemente bueno y normal para usted. De forma que
cuando se encuentra por debajo de lo que es suficientemente bueno para usted, se pone nervioso y
lo corrige. De la misma manera, cuando se encuentra en circunstancias que son demasiado buenas
para usted, se pone nervioso y las corrige para regresar a la idea dominante de lo que es suficientemente
bueno, lo que es normal para usted.

Es su responsabilidad cambiar y mejorar esa imagen. Analice si la meta que tiene frente a usted
podría no ser en realidad una meta. Es probable que sencillamente esté duplicando lo que ya
tiene en las neuronas de su cerebro: la forma en que luce su casa o su vecindad, cuáles son sus
ingresos, cómo es su empleo o su vida. De esta forma sólo liberará suficiente energía y
creatividad para mantener esa imagen en su vida y no más... a menos de que tenga visitas.
Entonces puede, ocasionalmente, ser más amable con la gente de lo que normalmente es.
Cuando trata de ser mejor de lo que usted sabe que realmente es, el estrés llega a su
sistema. Esto ocurre cuando pretende con mucho esfuerzo ser más amable, más sofisticado o
que pertenece a cierto lugar, y siente que se está volviendo loco.
La razón por la que se siente mejor cuando se van los invitados, es porque puede volver a
ser usted mismo. Su trabajo es siempre tener las herramientas, la afirmación, el proceso de
visualización y el establecimiento de metas internas para arreglar, ajustar o mejorar la imagen.
Debe aprender a crear imágenes de reemplazo por aquellas que reflejen la manera en que desea
vivir y lucir, la forma en que quiere tratar a la gente o el tipo de ingresos que aspira tener.
Actualmente se está dejando guiar por imágenes que, en su mayoría, no ha creado
deliberadamente y que tienen mucho que ver con lo que ha asimilado de sus padres, vecinos,
comunidad y amigos. No ha creado la imagen intencionalmente, sino que ha sucedido por
negligencia, falta de conocimiento o por pensar en lo que era suficientemente bueno para su
familia. Como resultado, esa es toda la energía y toda la creatividad que libera su subconsciente creativo.

Es un poco como lo que sucede con los niños. Si alguna vez les ha pedido que laven los platos,
pero cuando va a la cocina encuentra que no lavaron las ollas, los sartenes, los cubiertos ni
las tazas; si les dice: "te dije que lavaras los platos", le responderán, "así lo hice, pero no dijiste
tazas, cubiertos, ollas ni sartenes".

Recuerde que el subconsciente creativo hace solamente lo que está acostumbrado a


hacer. Nada más. A menos que tenga invitados en su casa, siempre regresará a la idea
dominante de lo que es normal para usted. Nosotros vamos a mostrarle cómo crear
nuevos escenarios normales.

Recuerde que usted permanece con lo que le resulta conocido, con lo que le es familiar. Permanece con
la comunidad y amigos que ya conoce, con lo que le es familiar en su vocación y con los ingresos que le
resultan familiares, aunque todo esté por debajo de su nivel.

Teleológicamente siempre busca lo conocido. Por eso es que su responsabilidad es lograr que su futuro se
adapte en su mente, mejor que el presente que vive ahora. Debe familiarizarse con el próximo nivel y con
lo que está lejos de su mundo social. Expanda su mente primero. Todo cambio
significativo y duradero comienza primero en el interior, y luego va
hacia el exterior. Primero empieza en su imaginación. El subconsciente está funcionando
para mantenerle atorado en donde se encuentra ahora. Como usted permanece con lo que le es familiar y
tiene mucho potencial, entonces lo que debe hacer es aumentar lo que le resulta
familiar. La clave es cambiar la imagen. Siempre funciona.
Es posible que piense que el cambio significará trabajar mucho más, pero no. Si trabaja duro y hay presión
es porque está tratando de ser mejor que su propia imagen. Cambie su imagen y todo va a
marchar espontáneamente.
PASO CUATRO: LA AUTOIMAGEN
¿Alguna vez ha escuchado la frase "el hombre es de la misma manera de la que piensa en su
corazón"? Así como un hombre piensa en su corazón, así es como es. Hace mucho tiempo no
se sabía cómo funcionaba la mente, las neuronas o la memoria, de forma que se referían al
corazón como la esencia de las personas. Nosotros vamos a llamar a esto autoconcepto o
autoimagen: su creencia y su idea acerca de quién es usted . No solamente tiene una
idea de sí mismo, sino que tiene todo tipo de autoconceptos y autoimágenes en el aspecto
social o económico. Por ejemplo, se reconoce como una persona importante y valiosa o
como alguien sin ninguna calidad. Tiene todo tipo de ideas acerca de cómo es en los aspectos
deportivo, artístico, matemático, etcétera. Estamos hablando de la manera en la que se
describe a sí mismo, la cual es demasiado importante porque esa descripción es
el elemento que va a convertirse en el límite de su potencial.

Su potencial puede estar hasta el límite aquí, en esta habitación, pero lo que lo detiene es su
nivel de creencia, su idea de qué tan bueno es y cuál es su manera de ser. Así como un hombre
piensa en su corazón, así es como es. Si esto es verdad, ¿supone usted que si cambiamos
nuestra forma de pensar podemos cambiar nuestra manera de ser? ¿Cómo entran las creencias
en la mente? ¿Nacemos con ellas? ¿Las adquirimos naturalmente, mediante la herencia, o por
medio de las relaciones humanas y las circunstancias a lo largo de nuestras vidas?

Las creencias son de segunda naturaleza, lo que significa que son adquiridas. Voy a
mostrarle la manera en que éstas se forman. Sabemos que los seres humanos piensan
en tres dimensiones. La primera son las palabras, que es lo que llamamos idioma.
La segunda dimensión son imágenes y tercera son las emociones o
sentimientos.
El lenguaje que usamos en la primera dimensión es lo que nos provoca imágenes y nos lleva a
la segunda dimensión. La tercera dimensión, la de las emociones, es la que controla
la liberación de nuestro potencial porque es la que envuelve nuestros
sentimientos, nuestra actitud y nuestra historia emocional . Estas tres
dimensiones del pensamiento se llaman autoconversación o diálogo interno.
Mientras yo estoy hablando, usted está conversando consigo mismo tres veces más rápido.
Cuando dejo de hablar, acelera el proceso seis veces más. Esta conversación constante que
tiene en su mente nunca desaparece. Cada vez que conversa consigo mismo se produce
un cambio químico en las neuronas de su cerebro. Cuando se habla a sí mismo, está
registrando su versión de la realidad y describiéndose a sí mismo su idea de
cómo es el mundo y de cómo es usted. La forma en la que usted conversa consigo mismo,
ya sea cariñosamente, con odio, positiva o negativamente, marca una gran diferencia en su
manera de comportarse.
Usted construye su propia autoimagen, creencias o convicciones con sus pensamientos. Mientras
yo estoy conversando con usted, a su vez usted está conversando consigo mismo. Mientras observa lo que
está ocurriendo a su alrededor, se está describiendo a sí mismo lo que usted cree que está pasando,
aunque a veces deje ciertas cosas fuera, como al gorila. De esta forma es que usted almacena su propia
versión de los hechos. Estamos registrando la luz que se refleja en los objetos y nos decimos a nosotros
mismos lo que pensamos que oímos, vemos y olemos porque estamos conversando con nosotros mismos.
Estos pensamientos que tenemos, cada uno de ellos, se registran en las neuronas de nuestros
cerebros y se acumulan para convertirse en una creencia.
Nosotros construimos nuestras propias creencias con nuestros propios pensamientos, y lo hemos hecho
desde que éramos niños, hablándonos acerca de cómo éramos en la escuela, cómo éramos socialmente, si
éramos amados por nuestros padres o pensábamos que no. Diciéndonos cuánto podíamos hacer, o qué tan
buenos éramos para algo. Continuamente sostenemos conversaciones con nosotros mismos. Se estima que
tenemos alrededor de 60 mil pensamientos que pasan por nuestra mente cada día. No sé quién los contó o si
alguien realmente lo hizo, pero sabemos que hay muchos de ellos y cada uno se registra en las neuronas
de nuestro cerebro.

Cuando usted ve que sucede algo, usted se describe a sí mismo la manera en que ello le afectó en el
trabajo, el hogar o con sus amigos. Aunque esto haya sucedido sólo una ocasión, si usted se permite
repasarlo una y otra vez en el camino a su trabajo, a su casa o en la noche cuando no puede dormir, este
acontecimiento no necesitará repetirse muchas veces para convertirse en una creencia. Lo único que
necesita hacer es seguir pensando en ello.
Imagine que tiene una hija en segundo grado que está avergonzada por algo que sucedió en la escuela.
La maestra la regañó frente a todos en la clase. Aunque eso ocurrió una sola vez, probablemente ella
pensó en ello en el camino de regreso a casa. Esto es exactamente igual a que si estuviera ocurriendo de
nuevo. Por la noche ella no pudo dormir pensando en afrontar la escuela al día siguiente. Entonces el mismo
suceso ocurrió cuatro, cinco, siete, diez o veinte veces más. Usted construye sus propias creencias con sus
propios pensamientos.

La clave es simple: controlar su propio diálogo interno . La mejor forma de hacerlo es


formarse una idea más exacta acerca de quién realmente es usted. ¿Alguna vez ha escuchado a alguien
decir, "eso fue estúpido de mi parte", "yo soy terrible para eso" o "eso es muy difícil para mí"?Su
subconsciente es un mecanismo fiel y registra lo que usted le dice sin
cuestionarlo. De forma que si usted se dice a sí mismo que algo fue muy difícil, aunque no lo sea, su
subconsciente registra que es difícil y lo hace difícil.

El hablar consigo mismo no solamente le causa un efecto en ese momento, sino que
comienza a reforzar una creencia que tiene en su mente . Existe otra palabra para
denominar a la autoconversación o al diálogo interno. Se llama afirmación . Una
afirmación es una declaración de hecho real, una declaración de una creencia o
convicción. No necesita ser positiva o negativa y ni siquiera necesita ser verdad. Se
trata meramente de una declaración de hecho real. Es una declaración de una
creencia. Por ejemplo, "esto es difícil para mí. Nunca he sido un buen lector", "el hablar
en público me resulta muy difícil", "me considero un tonto cuando hago esto o aquello".

De hecho, puede escuchar gente haciendo afirmaciones todo el tiempo sobre cómo son
ellos en el trabajo o lo que se puede o no se puede hacer. Usted hace afirmaciones todo el
tiempo y su subconsciente, por ser un mecanismo fiel, acepta todo lo que usted le dice.
Usted debe recordar que los pensamientos se acumulan para convertirse en creencias
Usualmente un pensamiento aislado no lo hace, ya que para que se convierta en
realidad debe ser repasado una y otra y otra y otra vez. Sin embargo, un simple suceso, como
el de la pequeña en la escuela que pensó en ello muchas veces, sí se convierte en una
realidad.
Existe la fórmula I x V = R. "I" significa imaginación, "V" significa viveza, que quiere
decir que cada vez que creo una imagen clara, vívida y con emoción, y la repito, ésta
se convierte en "R" o realidad en el nivel subconsciente.

¿Alguna vez ha cometido un error y se ha dicho a sí mismo: "cómo he podido ser tan
estúpido"? Todo estaría bien si ahí se detuviera , pero la mayoría de nosotros,
porque no sabemos, insistimos y nos contestamos esa pregunta. Insistimos en el
porqué fuimos estúpidos y cómo pudimos habernos comportado de esa manera.
Volvemos al pasado y recordamos las cosas tontas que hicimos cuando estábamos en
tercer grado, quinto grado o justo ayer. Cuando lo repetimos por horas, semanas o
meses, creamos una creencia con la cual autorregulamos nuestra eficacia .
Entonces actuamos como la persona que creemos que somos.

debe controlar su diálogo interno para ser


De ahora en adelante
positivo y constructivo y para decirse a sí mismo cómo es que
desea ser , en lugar de repetirse cómo es que solía ser o de usar la opinión que otra
persona tenga sobre usted.

Hay maestros que le han dado opiniones como ésta: "tu hermana, Sara, estuvo conmigo así
que no espero que tú seas bueno para esto porque ella tampoco lo fue". Y, "Adrián, yo no
espero que seas bueno para esto porque tuve a alguien que se parecía mucho a ti, y no
era muy inteligente que digamos". Constantemente dejamos que la gente a la que vemos
como autoridad nos describa y aceptamos sus opiniones.
Todas estas creencias se están formando constantemente. Aún hoy en día. Por eso es
importante controlar el diálogo interno. Sin embargo, si yo le dijera: "es usted maravilloso,
encantador e inteligente", no significa que usted lo va a creer. Tal vez pensará, "me pregunto
qué quiere de mí", "¿Qué andará tramando?". Usted debe sancionar la afirmación de
otra persona. Está en sus manos el aceptar o el rechazar el diálogo interno,
la evaluación o creencias que las otras personas le están dando. Debe
convertirse en un escéptico o incrédulo con respecto a lo que escucha. Si la gente le dice cosas
cuando está en el trabajo, en su casa, o con sus amigos, debe cuestionarlo. Porque si cree lo que le están
diciendo y no es verdad, entonces empezará a creerlo. Y yo le pregunto, ¿es ésta la manera en la que quiere
comportarse?

En el próximo segmento le voy a dar más información, pero por el momento lo que debe saber es que
usted construye sus propias creencias. Cada creencia que le impide actuar o le permite liberarse a usted
mismo y a su potencial, fue construida de la misma manera. La clave es controlar el diálogo interno
para que sea positivo y constructivo y se diga a sí mismo cómo es que quiere ser. Debe eliminar
todo el diálogo interno que sea negativo, destructivo, despectivo, sarcástico o dañino que ocurre en su
familia, en su negocio, en su mundo social o en su mente.
PASO CINCO: CÓMO ME HABLO A MÍ MISMO

Vamos a repasar lo que ya hemos visto antes de continuar. Usted construye sus propias creencias con sus
propios pensamientos. Siempre lo ha hecho así, sólo que no lo sabía. Esto está relacionado con las
personas a las que usted se ha permitido escuchar: sus padres, tíos, abuelos, maestros, entrenadores,
jefes y amigos íntimos. Todos le dan opiniones y se las dicen como si fueran la verdad. Sin embargo, es
usted quien las rechaza o las acepta. De hecho, la única manera en la que se convierten en algo
real para usted, es cuando está de acuerdo con ellas.
Probablemente conozca personas destructivas, sarcásticas o despectivas que van a tratar de hacerle sentir
menos o de rebajar a otros. Se encuentra rodeado de gente que va a tratar de describir cómo es el mundo,
cómo es otra raza, otra religión, o cómo es el jefe. Siempre están dando sus opiniones en la radio o en la
televisión, mientras que los demás lo aceptan y lo absorben: "sí, lo leí en el periódico", "sí, lo escuché en la
televisión", "sí, me lo dijo mi mejor amigo", "me lo dijo el médico". Y aunque parezca la verdad, puede que no
lo sea.
Una vez que usted acepta la información, actúa como si fuera la verdad, como si fuera la persona que
usted cree que es y de acuerdo a su idea de cómo es el mundo. Esto afecta su percepción, su estado de
ánimo y la forma en que se siente. De hecho, usted mismo puede convencerse para entrar a un estado de
ánimo feliz o patético. Puede convencerse de ver opciones y oportunidades o de no ver opciones ni
oportunidades. La manera en la cual conversa consigo mismo debe ser precisa y
correcta. Es importante que deje de describirse a sí mismo sobre la manera en que ha sido en el
pasado o es en el presente. Ahora va a aprender a sostener un diálogo interno sobre cómo quiere ser en
el futuro, antes de que lo sea.

Si alguna vez ha tenido un buen mentor, un entrenador o alguien que realmente le ha ayudado a
crecer, ¿recuerda qué fue lo que esta persona hizo por usted? Siempre vio en usted más de lo que
usted veía en sí mismo, le describió en el futuro tal como le vio y usted capturó el sueño.
Supongo que quiere hacer eso para sus hijos, sus seres queridos y sus compañeros de trabajo. Se va a
convertir en alguien muy valioso porque va a ser la clase de persona que ve lo bueno y lo grande en los
demás, afirmándoles hacia el futuro. Sin embargo, quiero que haga eso consigo mismo también, porque
si va a sentarte a esperar que otros le aconsejen, no podrá crecer.
Si su hijo deja su ropa por todos lados sobre el piso en su casa, ¿qué es lo que le dice? "Eres el
niño más desordenado que he visto". Y el niño responde: "lo sé, soy bueno para eso, me has
estado diciendo que soy desordenado durante años". Así que cuanto más se dice a sí mismo lo
que está mal, o cuanto más yo le digo a usted lo que está mal y cuanto más usted lo acepte,
entonces actuará de acuerdo a ello.

Le voy a mostrar cómo contradecir las actitudes que tiene y que no le gustan, pero primero
debe entender que necesita ser constructivo y positivo al conversar consigo mismo,
porque algunas veces el mundo a su alrededor es muy limitante, despectivo, incorrecto,
desagradable, sarcástico y dañino. Si usted así lo quiere, todo esto no le va a afectar ,
a menos que lo acepte y lo apruebe. Por eso tiene que cuestionar la información a su alrededor.
Enseñe a sus niños a cuestionar lo que la gente dice en el patio de recreo de la escuela.
Usted tiene que cuestionar lo que le dicen en el trabajo. Si la gente le dice que eso es todo lo que
se puede hacer o que cierta persona está abusando de usted, y no lo cuestiona, entonces
piensa, "debe ser así".

Quiero que durante las siguientes 24 horas elimine todo su diálogo interno negativo.
No puede hacer afirmaciones negativas sobre sí mismo ni sobre cualquier otra persona
durante 24 horas. No puede decir: "¿cuál es el problema conmigo?", ni "¿cómo pude ser
tan estúpido?" por 24 horas. No podrá hacer afirmaciones negativas. Yo sé lo que está
pensando: "éstas van a ser las 24 horas más aburridas que haya pasado en mi vida. ¿Qué voy a
hacer? Mejor me voy a mi casa a dormir" .

Lo que hará es reemplazar esto con afirmaciones positivas. Va a darse cuenta que está
haciendo cosas buenas y va a reconocérselas a sí mismo. Va a ver a otros haciendo cosas buenas
y se los vas a señalar. Va a convertirse en una de las influencias más positivas y
constructivas en su trabajo, en su hogar y con sus amigos. La gente va a querer tenerle en su
equipo y le van a decir: "no sé por qué, pero me siento mejor cuando estás cerca". "Me
va mejor cuando estás cerca". Esto le ayudará a corregir los errores. No se trata de
ignorarlos, sino de eliminar, lo mejor que pueda, todo el diálogo interno negativo, despectivo y
destructivo.

Se preguntará si esto está en contra de ser humilde, ya que a usted le han enseñado a ser humilde. Si usted
cree en Dios y ha hecho algo bien, le da el crédito a Dios. Sin embargo, la humildad significa dar mérito a
quien corresponda, dar el reconocimiento a quien lo merece. Ser humilde es dar el mérito a sus padres
cuando le ayudan, a sus compañeros o a su familia. Reconozca cuando y donde corresponda.

El próximo paso es éste: si usted está involucrado en algo bueno, también debe darse crédito a sí mismo. Es
bueno saber que uno es bueno. Es esencial que sepa que usted es bueno, aunque le hayan enseñado a
no aceptar los elogios. "Ah, no, no, no, no, no. No soy tan bueno. No, no, soy..." Entonces su subconsciente
dice: "efectivamente así es". Entonces usted se mantiene igual o rebaja su autoimagen para seguir
comportándose, no de acuerdo a su potencial, sino al nivel de sus creencias. No hay nada malo en saber y
aceptar que usted es bueno. De hecho, es esencial que sepa que es bueno.
Enseñe a sus hijos y a sí mismo a aceptar elogios amablemente. La mejor forma de hacerlo es diciendo:
"Gracias. Eso me hace sentir bien. Muchas gracias, Dios me ayudó". "Muchas gracias, mi familia me ha
ayudado". "Muchas gracias, mi equipo me ayudó bastante". "Muchas gracias". Pero, en su interior, en silencio,
quiero que se diga a sí mismo: "¡Sí, qué bueno!" porque cada vez que hace eso mejora su imagen. Debe
seguir haciéndolo una y otra y otra y otra vez. Ahora, observe, cuando eleve su imagen, su desempeño y
rendimiento irán detrás de ella. De la misma forma, a través de su diálogo interno, si rebaja o degrada su
imagen, su desempeño también seguirá el mismo camino.

El Dr. Bandura, catedrático de la Universidad de Stanford, asegura que la gente experimenta sus logros
y éxitos en forma demasiado rápida y ligera para lograr que éstos tengan un efecto en su autoimagen.
Ello se debe a que normalmente se dicen que no tuvieron nada que ver con ello, "ah, no fue nada". Usted
tiene que asimilar y tiene que absorber sus éxitos. Algo que le va a ayudar mucho es el escribir cinco o diez
cosas que haya hecho bien en su vida, y leerlas dos veces por día. Escriba una lista y cada vez que lo haga,
piense en ello. Deje que ese sentimiento entre en usted y, si realmente quiere hacerlo bien, entonces
busque algún trabajo, alguna tarea o alguna meta que tenga para que, mientras esté pensando en lo
que ha hecho, pronostique su futuro e imagínelo con ese sentimiento de éxito. De esta manera es
como construirá su autoconcepto en el presente, mientras crea una expectativa de éxito positiva. Toda
persona que tiene éxito piensa de esta manera en forma natural.
Sí usted tiene hijos, siéntense junto a sus camas antes de que se duerman en la noche y pregúnteles:
"¿qué cosas buenas hiciste hoy?". Dejen que las sientan y luego pregúnteles: "¿y qué esperas hacer de
bueno mañana?". Lo que estará haciendo es ayudarles a pronosticar, a través de su
imaginación, un mañana con un sentimiento positivo de éxito. Todas las personas que tienen éxito
piensan de esta forma. Esto se convertirá en un patrón de comportamiento que les servirá por el resto de
sus vidas. Lo opuesto es pensar en las cosas tontas, estúpidas y dañinas, y pronosticarlas para el mañana.

Usted controla su diálogo interno, controla su estado de ánimo, su


autoimagen y su comportamiento . Se convierte en una persona importante y
poderosa. ¿Por qué es tan importante su autoestima? La autoestima es su propia
valoración o cálculo de qué tan bueno es usted. Una de las cosas que debe saber es
que cuando tiene una baja autoestima, tiende a atraer a gente igual. La gente con baja
autoestima atrae a personas con baja autoestima. Quienes tienen una autoestima baja son
las personas más sarcásticas y despectivas. Un esposo con baja autoestima no va a
dejar que su esposa tenga una alta autoestima porque eso lo intimida. Entonces, es
posible que le diga: "¿quién te crees que eres para pensar que vas a conseguir un
trabajo? Ni siquiera puedes organizar la casa, ¿por qué no te quedas donde debes
estar?". Y ese lugar, por supuesto, es debajo de él.

La gente que desprecia a las personas en el trabajo, la gente sarcástica y despectiva


encuentra errores en todo. Es obvio que como se sienten tan bajos e incómodos,
necesitan rebajar a los demás. En cambio, si usted eleva su autoimagen, permite que
los otros lo hagan también. Los padres deben elevar su autoimagen para que sus hijos
puedan hacerlo de la misma manera. Los maestros deben elevar su autoimagen para que
también sus estudiantes puedan hacerlo. Los jefes deben elevar su autoimagen para que
los empleados puedan hacerlo igualmente. Eleve su autoimagen para que todos a su
alrededor también lo hagan.

Usted atrae hacia sí mismo lo que cree que merece recibir en


relación con todo : la clase de relaciones amorosas o de negocios y de
oportunidades que piense que son dignas de usted. Si su autoestima es baja, va a
rechazar todo. No va a tomar cierto trabajo, no va a tener ciertos amigos y no va a
aprovechar las oportunidades . Lo hará, no de manera consciente, sino
subconscientemente.
Por eso es importante que eleve su autoimagen. No puede sentarse a esperar a que otros lo
hagan por usted. Una mejor autoimagen le ayudará a ser una mejor madre; un mejor
padre; un mejor hermano o una mejor hermana. Se va a convertir en un mejor ciudadano y
en una mejor persona para su comunidad y su lugar de trabajo.
PASO SEIS: EL PODER DE LA AUTOESTIMA

Ya hablamos de que todos tenemos una autoimagen, que es nuestra idea acerca de
quiénes y cómo somos. La hemos adquirido a través de nuestro diálogo interno y de las
opiniones o afirmaciones que los demás tienen acerca de nosotros, como abuelos, padres,
maestros, entrenadores, jefes o amigos. La autoimagen controla nuestra manera de
actuar. La llamaremos realidad de desempeño, que es la manera en la que
actuamos sin pensar, cuando no estamos pretendiendo... la manera en que luce
nuestra casa cuando no tenemos invitados. ¿Cómo somos cuando somos normales? Podemos
tratar de ser más amables, más inteligentes y más valientes, pero estaríamos fingiendo.
La realidad de desempeño es la forma en que nos comportamos cuando no estamos
fingiendo. Significa entonces que actuamos de la manera que creemos que somos. Uno de
los problemas que ocurren mientras estamos cambiando es que seguimos
observando lo que estamos haciendo: cómo es nuestro día, nuestra conversación, nuestro
partido de fútbol, nuestras relaciones o nuestro desempeño en el trabajo. Observamos la manera
en la que actuamos y con nuestro diálogo interno seguimos repitiéndonos a nosotros mismos lo
que estamos haciendo. "Ahí cometí un error de nuevo". "Ahí lo perdí". "Ahí estaba enojado".
Lo que estamos haciendo es reforzar nuestra imagen mediante la forma en que
nos hablamos a nosotros mismos sobre lo que estamos observando.
Su diálogo interno parece dirigirse en dos arterias o dos vías , como una mina de oro
iría en una arteria o dos. Una es cuando dice: "eso es, así soy yo realmente", y la otra es
cuando dice: "no soy realmente yo". Imagínese que le pasó algo muy bueno en el trabajo,
luego llega alguien y le dice: "bien hecho, estuviste excelente". Si esto no está en su imagen,
entonces dirá que sólo tuvo suerte y que no tiene idea de lo que pasó. Como no concuerda con
su autoimagen, tiene una tendencia a rechazar el hecho de que usted pudo ser el
responsable de haberlo logrado, o de que es bueno para ello. Aunque usted no lo sepa, su
diálogo interno siempre está presente. Si alguien le dice que su cabello luce bonito, usted
responde que siempre es un gran desastre. Si otra persona le dice que está orgullosa de usted, le
responde: "no sé cómo puedes estar orgulloso de mí porque siempre hago todo mal".

Tenemos la tendencia a rechazar los elogios por la simple razón de que se


contradicen con nuestra autoimagen. En lugar de decirnos a nosotros mismos: "sí, así
soy realmente", lo más común es contradecirlo. Tenemos que parar eso. Cuando se vea en el
trabajo o en su casa siendo la clase de persona que siempre quiso ser, debe decirse a sí
mismo: "sí, ése soy realmente yo", aunque probablemente su diálogo interno le diga: "no va a ser
así, te lo garantizo" o "¿A quién estás engañando?". Lo que debe decir es: "así era hasta ahora,
aunque no haya sido el mejor hasta ahora, no
pero ya no. Soy mejor que esto". Entonces,
debe afirmar lo que solía ser, sino lo que va a ser en el futuro, como si ya lo
fuera.
Cuando obtenga éxito en algo y logre los mejores resultados en las áreas en las que quiere crecer, debe
decirse: "sí, ése soy yo", "ése es mi nuevo yo", "sí, así soy". Pero si al niño que dejó la ropa tirada en el suelo
le dice: "lo hiciste otra vez. Eres así", lo único que hace es reforzar esa imagen. Lo que debe decirle es:
"ya basta, levanta esa ropa y guárdala en su lugar. Tú no vives así". No le repita constantemente lo que
hace mal, más bien reemplácelo con una imagen mejor. Cuando las cosas no van muy bien
debe decirse a sí mismo: "ése no soy yo", seguida de una frase clave que es "la próxima vez me
propongo…”, "la próxima vez me propongo mantener mi compostura", "la próxima vez me propongo
hacerlo bien", etcétera. Usted tiene que controlar la imagen que está buscando.

Existen cuatro niveles del diálogo interno.

El nivel más bajo es cuando se dice: "no puedo", que es resignación negativa. "No puedo, de ninguna
manera". Se está engañando a sí mismo, pero lo cree.
El segundo nivel es cuando reconoce el problema, pero no tiene ninguna intención de cambiar. "Debería
dejar de fumar", "debería bajar de peso", "debería comenzar a ahorrar dinero". "Debería hacerlo, pero no lo
voy a hacer". Debería, podría, haría. Elimine esas palabras de su diálogo interior. Deseo. ¿Alguna vez se ha
dicho a sí mismo: "lo deseo"? No debe decir eso porque desear significa no tener el poder. "Ojala pudiera”.
"Me imagino que esto depende de mi hada madrina".
El tercer nivel es cuando se dice: "no más. Ya no lo voy a hacer". Y tal vez deje de hacerlo, pero
puede que vuelva a sus viejos hábitos porque no existe una imagen de reemplazo.

El cuarto nivel es cuando se da a sí mismo una imagen de reemplazo y se dice: "soy


mejor que eso". "La próxima vez me propongo ser más paciente con ese niño". "La próxima vez me propongo
llegar a tiempo". "La próxima vez me propongo hacer un excelente trabajo". "La próxima vez me propongo…”
Tiene que tener una imagen de reemplazo, ya que usted es teleológico y siempre está
buscando la meta. Si no encuentra la nueva imagen, buscará la vieja imagen que ya tiene. Entonces
no cambia porque sigue regresando a su imagen anterior. Tiene que encontrar una nueva imagen. Esta es
la forma en que debe corregirse a las personas en el trabajo. No les puede decir lo que hacen mal, sino que les
dice: "deténganse, ustedes son demasiado buenos para hacer eso" y después les dice cómo hacerlo bien la
próxima vez. "Esto es lo que espero de ti. Así es como se deben hacer las cosas".

Otra cosa importante que debo decirle es que nos movemos y nos convertimos en aquello que pensamos,
porque pensamos en imágenes.

Una cosa más: nuestros pensamientos presentes determinan nuestro futuro.


Si controlamos nuestros pensamientos presentes, nuestro futuro será mejor siempre y cuando sea
positivo y constructivo. Nos movemos hacia lo que estamos pensando, sin importar que sea
bueno para nosotros o no. Buscamos imágenes. Imagine a un niño que está aprendiendo a andar en
bicicleta y todavía no es muy bueno en ella. Cuando viene por el camino y ve una piedra
frente a él, sabe que no quiere chocar contra ella, pero no sabe qué hacer así que lo más
probable es que siga viendo la piedra, sólo la piedra y entonces se enoje con ella y tope
con ella. Cuando el niño ya sabe andar en bicicleta y tiene experiencia, ve la roca, pero se
concentra en el camino al que quiere dirigirse. Nos movemos hacia lo que estamos
pensando, ya sea bueno para nosotros o no. Vemos el camino al que queremos ir. Nuestra
fisiología está conectada a nuestra percepción.
Y es por eso que la próxima vez es más claro. Es por eso que escribirá sus afirmaciones
sobre la forma en que quiere que sea su futuro. Ésa es la manera como les hablará a los
demás. Va a hablar con ellos como si ya fueran aquello que concuerda con el potencial que
ve en ellos. Les va a dar imágenes de reemplazo a través de la manera en que les
habla.

Por cierto, ¿qué piensa usted acerca de la gente que es propensa a los accidentes? ¿En
qué cree que piensan una y otra vez? Accidentes. Siguen y siguen pensando que van a
tener un accidente y, seguramente, van a tener un accidente. Y como todo el mundo sabe
cómo es que son esas personas, cuando salen de sus casas siempre les recuerdan: "ten
mucho cuidado, querido, ya sabes cómo eres". "Ah, casi me había olvidado, gracias por
recordarme". Y así salen de sus casas, buscando un accidente. Lo que sea que usted
piense una y otra vez es lo que va a obtener.

Debe tener la disciplina para controlar su diálogo interno y para decirse a sí mismo
qué clase de energía, de día y de relaciones quiere. Tiene que decirse a sí mismo los
resultados que quiere obtener. Platique consigo mismo acerca de cómo quiere que sea
su día, su energía, su estado de ánimo y los resultados que quiere obtener. Hable
consigo mismo acerca de todo esto porque es lo que le va a dar las imágenes que busca.
Porque ésta es la forma en que funciona la mente.
Mucha gente se dice: "yo no soy soñador, soy realista". Entonces siguen diciéndose a sí
mismos lo que observan y la manera en que piensan que son las cosas. Mañana lo
verán todo de la misma manera. Nosotros pensamos en tres periodos de tiempo: el
pasado, el presente y el futuro. ¿Ha estado cerca de gente mayor que se sienta a conversar
sobre los buenos viejos tiempos? No hacen nada en el presente porque quieren volver
al pasado. Si personas en el trabajo o en su grupo de amistades únicamente hablan de
la forma en que son las cosas ahora, se quedarán atrapados ahí cuanto más piensen en
la realidad presente. Su mañana se verá igual a su actualidad. Nos movemos hacia lo
que pensamos. Individualmente o como un grupo , como equipo,
compañía o cultura, siempre nos movemos hacia lo que estamos
pensando.
¿Cómo piensa la gente que tiene mucho éxito? ¿Cómo hablan? Muy simple, hablan
del futuro como si ya estuviera presente, como si el edificio ya estuviera construido,
como si el título universitario ya fuera suyo, como si el negocio marchara muy bien. Hablan
acerca del futuro como quieren que sea, como si ya lo tuvieran. Es el futuro en tiempo
presente. Ésa es la manera en la que usted les va a hablar a los demás. De esta forma va a
hablarse a sí mismo y de esta misma forma va a escribir sus afirmaciones y sus objetivos.

Una de las cosas de las que se va percatar es que a medida que visualiza lo nuevo,
comienza a sentirse insatisfecho
con lo que tiene actualmente. Esto sucede porque no
hay crecimiento sin descontento. De forma que cuando visualizo mi nueva forma de
vida, me siento insatisfecho con la vieja. Cuando visualizo el coche nuevo, me siento
insatisfecho con el coche viejo. Cuando visualizo mi nuevo nivel de ingresos, me siento
insatisfecho con mi viejo nivel de ingresos. Si visualizo un mejor modo de vida, me siento
insatisfecho con mi modo de vida presente. No hay crecimiento si no se siente insatisfecho.
PASO SIETE: CREAR UNA MOTIVACIÓN CONSTRUCTIVA

diálogo interno, el cual le da cierto control sobre su


A este punto usted ya sabe que existe el
futuro. Todo se trata de reemplazar imágenes. Logra lo que visualiza y obtiene lo que
piensa, ya sea bueno o malo. Ahora quiero explicarle con más detalle cómo se crea la
energía y la manera en la que funciona su mente. Una de las funciones del subconsciente
creativo es resolver conflictos o problemas. ¿Cómo funciona esto? La escuela de psicología
Gestalt afirma que los seres humanos siempre estamos trabajando para ordenar nuestras
mentes, eso significa que el exterior debe coincidir con el interior . Necesitamos saber que
las cosas están bien según lo que vemos, probamos, olemos y sentimos. Cuando algo parece
no estar bien, entonces, hay un problema. Cuando las cosas no se ven bien, no se sienten bien, ni
se escuchan bien, nos ponemos nerviosos y se genera ansiedad y tensión en nuestro sistema.

Esos sistemas dentro de usted estimulan la energía necesaria para resolver el problema. Cuando
la
cree que las cosas están bien, no tiene energía porque no la necesita. Esto quiere decir que
energía viene cuando está fuera de orden, no cuando está en orden. El establecer
metas significa poner su sistema fuera de orden.
Cuando su sistema está fuera de orden, necesita algunas ideas para responder la pregunta
"¿cómo voy a hacer esto?". Es entonces cuando necesitará ideas para volver a poner las cosas
en orden.
Uno de los problemas que pueden ocurrir cuando se encuentra fuera de orden y se pregunta qué
dirección va a tomar para resolverlo, es que utilice su energía e ideas, no para buscar una nueva
imagen, sino para encontrar excusas y volver a la vieja imagen. ¿Alguna vez se ha propuesto cumplir
una promesa de Año Nuevo que no funcionó? La respuesta es que siempre corrige el
problema en base a la imagen más fuerte que tiene. De forma que, si la manera
en la que vive ahora es más fuerte que la manera en que desea vivir, se crea tensión dentro de
usted y siempre regresa al estilo de vida anterior. Siempre vuelve a la imagen que es más fuerte.

Para establecer objetivos necesita lograr que la nueva imagen sea más fuerte que la
anterior, a través del proceso de visualización. Este proceso le permite verlo en su
mente, como si ya lo tuviera. De esta manera se va a producir un desorden en su sistema
para moverle hacia la nueva imagen.

Ésa es la razón por la que los comerciales funcionan tan bien.

Es importante que recuerde que existen dos tipos de motivación. Una se llama restrictiva o
coercitiva porque se basa en el miedo, y la otra se llama constructiva porque percibe los beneficios
de lograr una meta. Usted puede desordenar su sistema a través del miedo o
de manera constructiva, apreciando el valor personal que tendrá para
usted. Esto significa que va a decir: "me voy a sentir tan bien", "voy a obtener esto", "mi vida va a
mejorar mucho".
Cuando nos empujan, empujamos de regreso, nos resistimos. Cuando empuja a sus hijos, ellos van a
aplicar resistencia. Cuando presiona a un empleado, éste va a usar resistencia. Cuando presiona a su
esposa, ella se va a resistir.
Cuando siente que le empujan contra su voluntad, se siente restringido contra su voluntad
y automáticamente, subconscientemente, resiste la presión por medio de la desidia o la
evasión creativa. Trabaja solamente para pasar el tiempo. Nosotros sabemos que estamos
siendo presionados cuando sentimos que tenemos que hacer algo y no tenemos otra
alternativa. "Tengo que ir a trabajar", "tengo que hacer este trabajo", "tengo que limpiar mi casa",
"tengo que hacerlo". Normalmente, cuando en su mente siente que tiene que hacer algo, es probable
que le agregue otra frase: "o si no...", "o si no, algo horrible me va a pasar".

Es probable que usted esté haciendo cosas en su vida sólo porque siente que las tiene
que hacer, no porque quiera hacerlas. Nació con libre albedrío, lo cual significa que tiene libertad
para elegir, pero cuando siente que le están presionando, automáticamente se resiste y empuja de
regreso. Cuando se siente forzado contra su voluntad, actúa más lento y busca hacer otras cosas.
Cuando se siente presionado cumple solamente con un mínimo de esfuerzo para hacer
el trabajo y terminar lo más pronto posible, sin procurar la excelencia ni alcanzar su
potencial.
No importa quién le diga que tiene que hacer algo. Incluso si usted se dice a sí mismo que tiene que
hacerlo, su subconsciente va a reaccionar de la misma manera. Cuando se dice que tiene que ir a
trabajar, que tiene que bajar de peso, que tiene que dejar de fumar o que tiene que ahorrar dinero, su
subconsciente se resiste y le muestra formas de evadirlo. Recuerde que no viene únicamente
del exterior, sino que se genera cuando se dice en su interior que tiene que hacerlo.
"Tengo que hacerlo, pero si hiciera lo que quiero y no puedo, estaría haciendo otra cosa". Ante estas
circunstancias, su subconsciente le llevará a hacer algo diferente.
La clave para liberar el potencial que tiene dentro de sí mismo, mientras escribe sus
no haga nada que tenga que
objetivos para enfrentar su vida en el futuro, es ésta:
hacer por obligación. Haga lo que quiere hacer, pero acepte las
consecuencias de su elección. No tiene que cambiar los pañales de su bebé. Puede dejarlos
sucios y con el tiempo se van a caer por su propio peso. Pero si sabe que a usted no le gusta vivir de
esa manera, entonces no se queje y cambie los pañales.

Haga lo que quiera hacer, pero acepte las consecuencias de sus acciones. Cambie su vida
y remplace el "tengo que hacerlo" por un "quiero hacerlo", "elijo hacerlo", "ésta es mi idea",
"me gusta", "me encanta". De ahora en adelante, cuando se levante en la mañana, hágalo porque
quiere. Si no quiere levantarse, quédese en la cama. Sabe que si se queda en la cama va a perder su
trabajo, pero no se queje y acepte las consecuencias.

Cuando visualiza de manera constructiva, crea una PASIÓN. Cuando quiere


hacerlo, lo elige, le gusta y le encanta. Lo que necesita es cambiar el ambiente en
su totalidad y convertirlo en un "querer hacerlo". Elija hacerlo porque le gusta y le fascina,
visualice lo bueno que esté haciendo, vea el bien que está buscando y vuele en esa dirección.

Si no quiere hacer algo, deje de quejarse y arréglelo. Hable consigo mismo de esta manera y
observe cómo la energía se crea.
PASO OCHO: CREATIVIDAD, ENERGÍA Y CONCIENCIA

Ahora ya sabe cómo se genera la energía y la creatividad. Si pudiera ver cómo funciona el
subconsciente creativo, sabría que éste tiene el poder para solucionar y resolver conflictos,
crear impulsos -que es la energía que estimula las ideas-, además de expandir el conocimiento. Los
objetivos no son solamente deseables, sino que también son necesarios. Si usted no
tiene una meta, muere. La muerte ocurre cuando no tiene un objetivo y su subconsciente lo sabe
instintivamente. Si no se fija un nuevo objetivo, reproducirá la meta que tiene en su mente: este año hace lo
mismo que hizo el año pasado. Vuelve a lo mismo porque ya ha estructurado en su mente la manera en
que se supone que son las cosas. Libera suficiente creatividad y energía para hacer lo que sea que esté en
su imagen, pero nada más.

¿Sabía que si expande sus objetivos, libera más energía y creatividad y extiende
su conocimiento? ¿Sabía que su energía y su creatividad están determinadas por el
tamaño de sus propios objetivos, no por los de otros? ¿Sabía que la energía y la creatividad
son ilimitadas? En su interior usted es un genio para la creatividad. Lo
único que le retrasa o le detiene es el recipiente que tiene en su mente. Es muy probable
que usted esté viviendo con un recipiente que no fue intencionalmente colocado en su cerebro por medio
del establecimiento de metas. Ese recipiente puede estar operando de acuerdo a la forma en que le
educaron y la idea que le enseñaron de lo que es suficientemente bueno para usted, tanto en los negocios
como en su familia, su comunidad, etcétera.

Su tarea en relación al establecimiento de objetivos es decidir y diseñar deliberadamente la


manera en que quiere que sea su familia o negocio, la forma en que desea que luzca su casa y cómo
quiere que el mundo sea para usted. Con el proceso de visualización cambiará la imagen
para que el subconsciente creativo libere suficiente energía para lograr sus objetivos.
Generará suficientes ideas. Usted es quien inventa la forma de lograr sus metas. No se siente a
esperar que las ideas lleguen por sí mismas. Cambie la imagen y sentirá la inspiración.

La meta llega primero a su mente. Cuando cambia su modo de pensar ocurre la producción de
inconformidad, que le empuja a sí mismo fuera del orden con un objetivo. "Quiero esta casa". "Quiero este
trabajo". "Quiero este salario". "Quiero esta vida". Dice eso aunque siga donde está. Cuando se empuja a sí
mismo fuera del orden, subconscientemente, si tiene una imagen más fuerte, va a crear el orden.
Entra en desorden y regresa al orden, una y otra vez. Este subconsciente creativo estimula el
impulso, la energía y las ideas para inventar cómo lograr sus objetivos. Ni siquiera
necesita saber cómo, ya que al establecer el objetivo, su mente inventa la manera de lograrlo. Establece
la meta y luego descubre cómo obtenerla. Por eso, no limite su futuro dejándose llevar por la forma
en que hace las cosas en la actualidad. Aunque no sepa cómo hacer algo, establezca la meta y
entonces descubrirá la manera de hacerlo. Así es como funciona su mente.

Todo cambio significativo


Quiero que comprenda que todo está dentro de su cabeza.
o duradero, primero comienza en su interior, en su imaginación, para luego
dirigirse hacia la realidad exterior.
Todo cambio significativo y duradero comienza en su interior y no puede ser forzado desde el
exterior. Debe ser su propia idea y no la idea de otra persona .
Localizado desde la base de su cerebro hasta la corteza cerebral central, existe un sistema de
filtro llamado Sistema de Activación Reticular. Es importante que recuerde esto. Le
puede llamar SAR. Este Sistema construye escotomas -como el gorila- para bloquear todo
lo que no es importante para usted en este momento. La única cosa que el Sistema de
Activación Reticular deja pasar al subconsciente es información de valor o información
que constituye una amenaza. Todo lo demás -como el gorila- lo mantiene bloqueado.
Esto sucede porque existe demasiada información bombardeando su corteza cerebral central a
través de sus sentidos. Existen demasiados olores, demasiada luz, demasiados sentimientos,
demasiados sonidos. Si usted estuviera consciente de todo eso, no podría concentrarse. Por esa
razón SAR selecciona lo que se va a filtrar al subconsciente, que es solamente lo importante. Si
algo no es importante, no se filtra. Por esa razón, una madre que duerme profundamente
cerca de su bebé de un año, ya sea en la misma habitación o en un cuarto diferente, puede no
despertarse aunque pase un avión por encima de su cabeza, un camión por la calle o un
coche de bomberos. Sin embargo, en el momento en que su bebé se despierte y tosa o
llore en la madrugada, ella despertará inmediatamente. Evidentemente no se trata de la
intensidad del ruido, sino del valor de la información que se filtra en su subconsciente. Si no
tiene valor, no entra.

Recuerde que la meta viene primero y luego percibe la forma de lograrla. A esto se le llama
creencia sin evidencia. La mayoría de la gente necesita la evidencia para construir sus creencias y
no pueden ver lo que es correcto frente a ellos mismos. El objetivo viene primero y luego percibe la forma
de lograrlo. Los objetivos expanden su conocimiento. Si todo funciona de esta manera, ¿por qué el padre
no se despierta cuando el bebé llora? Porque no toma la responsabilidad. Cuando
no tomamos
la responsabilidad de nuestras propias metas, no utilizamos el
conocimiento.

Usted debe ser responsable de sus propios objetivos. Expanda su conocimiento. Ayude a las
personas a su alrededor a que sean responsables. Ayude a su hijo para que sea responsable de aprender.
¿Alguna vez ha leído un libro dos veces sin entender nada? La razón es que usted no sabía lo que
estaba buscando. Establezca la meta que está buscando y, entonces, como el llanto del bebé, la respuesta
saltará hacia usted. Así es como funciona su mente. La meta viene primero y después percibe la forma de
lograrla.

creatividad, que es la que inventa la manera;


En resumen, las metas estimulan tres cosas: la
la energía, que le ayuda a obtener lo que quiere; y la expansión del conocimiento
de sus recursos e información.
PASO NUEVE: AMPLIAR MIS ZONAS CÓMODAS

Todo cambio significativo y duradero empieza en el interior de la persona y luego se mueve hacia el
exterior. No se puede forzar el cambio en alguien desde el exterior, ya que sólo se lograría un
cambio provisional. Cuando las personas tienen una idea muy dominante en sus mentes sobre
quiénes son realmente, qué es lo que son y dónde viven, pueden tener complicaciones si se separan de
ello. Si se alejan de lo que les es conocido o familiar. Cuando se retiran de la gente, negocios, tiendas,
trabajo o idioma que conocen, algo ocurre en su interior. Mientras permanecen cerca de lo que les es familiar,
se encuentran relajadas, tranquilas y liberadas. Pero cuando se encuentran fuera de lugar, ya sea por
sus propios esfuerzos o por cualquier otra razón, la ansiedad y la tensión inmediatamente invaden
su sistema.

El límite de su potencial es lo que usted cree de sí mismo con respecto al lugar al que pertenece.
¿Alguna vez se ha encontrado en un lugar público con la urgencia de usar el baño? Sabe que hay baños
para hombres y para mujeres. ¿Ha entrado alguna vez, por error, en el baño equivocado? Si nunca le ha
pasado, debería intentarlo. Su mente conoce el lugar al que pertenece y cuando de repente se encuentra a
sí mismo en el lugar equivocado, lo primero que pasa por su cabeza es: "¿cómo regreso adonde pertenezco?"
"¿Cómo salgo de aquí y vuelvo adonde me corresponde sin que nadie me vea?"

Usted sabe
Cuando se siente fuera de lugar, ya sea social, racial o económicamente, sucede lo mismo.
cuál es el lugar al que pertenece, que es al que llamamos zona cómoda. Cuando se
encuentra fuera de ese lugar, especialmente cuando se trata de una obligación repentina, le invade una
tremenda ansiedad y tensión que le ordena regresar a lo que le es conocido y familiar.
Otra cosa que ocurre cuando usted no está en su zona cómoda es que los músculos en la parte
superior de su cuerpo comienzan a oprimirle y le presionan. Es por eso que cuando se le pide
que haga algo diferente a lo que conoce, usted dice: "esto me pone nervioso. He estado bajo
presión últimamente". Esto le invade y como no puede pensar, ni obtener información y se pone
nervioso, su subconsciente le dice: "¿por qué no te regresas a casa? Sal de aquí", o le dice
que no vaya desde un principio, "Quédate con lo familiar. Quédate con lo que conoces".
Cuando se encuentra fuera de su zona cómoda, su estómago produce más jugo gástrico del
necesario, de forma que comienza a sentir náuseas y malestar estomacal porque está con gente
diferente, o se le ha pedido que haga algo diferente o que vaya a un lugar diferente.
Entonces, su mente se pone en blanco y hasta su voz cambia. "¿Cambios? ¿Estás bromeando?
Mejor regreso adonde yo pertenezco". Su subconsciente le dice: "Vuelve a lo que te resulta
familiar".

Cuando sale de su zona cómoda sus rodillas tiemblan, pierde el equilibrio y comienza a
sudar, de forma que el sudor inmediatamente cubre su piel. De hecho, así es como funciona el
detector de mentiras: se colocan electrodos a la superficie de su piel y cuando dice una
mentira, la máquina la detecta inmediatamente. Imagínese: está sudando, vomitando,
temblando, se ha puesto nervioso, sus costillas están presionando sus pulmones, no puede
pensar, ni hablar. ¿Y está platicando de cambios? "Vamos a cerrar este lugar. iNo vamos a
cambiar!"

Si alguna vez se ha sentido así es porque usted está limitado por el tamaño de la realidad
de la imagen que ha absorbido en las neuronas de su cerebro. Si puede expandir su
imagen, se permite ir más lejos. Si la expande de nuevo, llega mucho más lejos y si
lo vuelve a hacer, llega aún más lejos.

¿Cómo puede salir de su zona cómoda? Debe visualizarse, imaginarse


yendo al próximo nivel, sintiéndose seguro y sin peligros, entrando con
seguridad a esa tienda, a ese grupo social y a ese nivel de vida que quiere vivir. Primero se
llevará a sí mismo en su mente, logrando que lo desconocido se convierta en lo familiar para
luego buscarlo.Consigue que lo desconocido se convierta en conocido o
familiar y luego lo busca. De esta forma es que los astronautas y pilotos pueden practicar
en su mente, con el uso de simuladores. Una vez que aprenda a hacer esto, podrá practicar lo que
quiera hacer durante la semana, como estar en un nivel diferente o con gente diferente.

Por cierto, cuando se encuentra fuera de su zona cómoda, se genera la creatividad


negativa. Ésta no significa precisamente que sea mala. Negativa significa evasiva, o sea que va a producir
ideas de evasión o escape justificando el porqué no va a funcionar. Su subconsciente crea una, tres,
cinco, veinte y hasta cien ideas de porqué no debería ir o de porqué debería quedarse aquí, de lo que
está mal con el futuro o de lo que está mal con algo en particular.

Piense, ¿está realmente mal o es más bien que no está en su zona cómoda?

¿Puede alejarse de sus viejos maestros? ¿Puede llevarse hacia una abundancia mayor? ¿Puede llevarse
alrededor del mundo? ¿Puede hacerlo? Claro que sí, pero no tiene que forzarse, sino que en su
mente, con su imaginación, llegue a ese lugar y siéntase seguro.
PASO DIEZ: HERRAMIENTAS DEL CAMBIO – LAS
AFIRMACIONES

¿Recuerda que ya hablamos sobre la importancia de ser teleológico y de buscar imágenes? Lo que debe
hacer ahora es llegar al cuarto nivel del diálogo interno. El primer nivel es la resignación negativa, que es
cuando dice: "no puedo hacerlo, no hay manera". El segundo nivel es cuando dice: "debería cambiar, pero
no voy a hacerlo". En el tercer nivel, dice: "ya lo voy a hacer". Es como una promesa de que va a cambiar,
pero lo que realmente necesita es una imagen de reemplazo, que obtiene a través de la cuarta etapa del
diálogo interno, en donde se da una imagen de lo que está buscando. Hay una manera correcta de darse
esa imagen, es necesario aprender cómo escribir los cambios que quiere hacer en su interior y en su
exterior. Como todo, existe una forma adecuada de visualizar para cambiar la imagen que quiere.

Sabemos que el cambio se efectúa con imágenes experimentadas en primera persona y en


tiempo presente. Sabemos también que el solamente observar a otra persona hacer algo, no
significa que nosotros vamos a cambiar, ya que nosotros tenemos que vernos a nosotros mismos
teniendo ese trabajo, siendo esa clase de persona, viviendo en ese tipo de casa. No otros, sino
nosotros. Cuando usted ve a alguien que realmente admira, tiene que sobrepasar esa admiración
asimilación de ese atributo o habilidad que le gusta, y entonces
para llegar a la
poder hacerla suya, no de ellos. El observar a otros es bueno, pero no se quede ahí, sino que
piense en el "yo soy" y escriba sus metas y afirmaciones para que, cuando las lea y las visualice, sienta
que está participando, que las tiene o que ya es lo que sea que esté visualizando.

Se trata de vernos con nuestros propios ojos, como si nos estuviese ocurriendo a nosotros en ese preciso
momento. No se trata de vernos en la pantalla, sino de vernos como si de hecho estuviéramos
haciéndolo, teniéndolo, o siéndolo. A esto se le llama experimentar la imagen.

Ahora le voy a mostrar cómo escribir los objetivos. Existen dos clases de objetivos. Uno de ellos se
encuentra en su interior y está relacionado con las actitudes y características que usted quiere,
SER. Es el que expande su idea interior de quién es usted. El segundo objetivo está en su exterior y
está relacionado con OBTENER un coche nuevo, casa nueva, viajar, tener dinero y otras cosas
materiales que están fuera de usted. Ambos objetivos son significativos, pero el interior es más
importante que el exterior. De hecho, a medida que fortalece su interior, las cosas materiales del exterior
se hacen más fáciles. Ahora voy a mostrarle cómo escribir sus metas relacionadas con su futuro, con el resto
Recuerde que vamos a causar desorden en su sistema interno y que la
de su vida.
imagen más fuerte es la que determina la dirección que usted tomará para usar
su creatividad y su energía. De forma que, si la imagen actual es más fuerte que la nueva
imagen, en lugar de cambiar regresará al pasado.

Entonces, ¿con qué clase de imagen reemplazo mi vida social actual? Quiero que escriba
todas sus metas en una oración, ya que eso le permite visualizarlas. Si está tratando de
mejorar como madre, por ejemplo, podría tener una meta sobre la forma en que va a tratar a
cada uno de sus hijos, organizar su casa, disciplinar a sus niños. Entonces, como madre, podría
tener cuatro o cinco metas. Si se trata del trabajo, podría tener un objetivo para una parte del
trabajo. Podría tener tres o cuatro metas bajo un solo aspecto, de acuerdo al área de su vida
que sea importante para usted.
Cada afirmación, que es lo mismo que una meta, la escribe en una oración.

PERSONAL: Recuerde que siempre es personal y comienza en primera persona con un "yo soy",
"yo tengo", "es fácil para mí". No piense que está siendo egoísta. Recuerde que se trata de
usted. Usted tiene que verse a sí mismo haciéndolo para entonces serlo. "Es fácil para mí".
Todos los objetivos comienzan siendo personales.
POSITIVO: Significa que estamos buscando la imagen que deseamos, no la que estamos dejando
atrás. Está buscando algo positivo en su vida. De otra forma diría: "no tengo tanto carácter como lo
tuve aquella vez". Si lee eso, sólo se estará acordando de cómo fue alguna vez. Necesita que su
afirmación sea positiva. Por ejemplo, "yo permanezco calmado y estoy preparado siempre que...".
Ésta es la forma en que se escribe el objetivo que se está buscando.

TIEMPO PRESENTE: Todos sus objetivos se escriben como si usted ya es o ya lo tiene. No en


futuro, sino en tiempo presente. Recuerde, si dice: "soy amable" y su comportamiento no es
amable, entonces tiene un problema. Pero sepa que se supone que tenga un problema.
Cuando establece metas, está al mismo tiempo creando problemas para sí mismo. Por eso debe
escribirlas como si ya tuviera el coche, la casa, el trabajo o el dinero. Como si ya hubiera
ganado el juego si está jugando. Ya lo ha logrado de manera personal, positiva y en tiempo
presente. Ya lo posee. Ya lo tiene.

Enseguida necesita existir movimiento y palabras de acción . Debe decir: "yo


rápidamente", "yo fácilmente", "yo lentamente", "yo suavemente". Debe poner palabras de
acción.

Después de las palabras de acción, sigue la emoción . ¿Qué clase de emoción? Eso va a
depender de si quiere crear una gran pasión para buscarlo, quiere ser calmado y tranquilo o
quiere ser cariñoso y alegre. Escriba las palabras que van a crear esa emoción deseada en su
interior. Pregúntese a sí mismo: "¿qué hay en esto para mí? ¿Cómo me voy a sentir cuando
lo logre? ¿Cómo van a ser las cosas cuando consiga lo que estoy buscando? "
Después de escribir la emoción, necesita ser preciso . Debe saber con exactitud y
precisión lo que está buscando para activar el Sistema de Activación Reticular (SAR). La
precisión también hace que la imagen sea clara y le hace responsable. Si se dice que va a
bajar un poco de peso, ¿cuánto es "un poco"? ¿Se refiere a unos cuantos gramos cuando
necesita bajar 10 kilogramos? Si se dice que va a ahorrar algo de dinero", ¿se trata de cien
pesos? Seamos un poco más específicos sobre esto porque el ser preciso le va a hacer
responsable. Efectivamente, se supone que sea responsable.

Como quiere balance en su vida, debe establecer metas espirituales, sociales,


familiares, de salud, de finanzas, de educación y de su medio ambiente. Usted
quiere equilibrio . Si establece únicamente objetivos para un solo aspecto, entonces
estará desordenando su sistema. Si visualiza solamente metas para los negocios, entonces
le robará tiempo a su familia y a su vida social. Pero si utiliza el equilibrio, va a lograr todo sin
dejar nada de lado.
REALISTA: No establezca sus metas demasiado lejanas. Se trata de que pueda fácilmente
imaginarlas. Establezca sus objetivos tan lejos como sepa que los va a poder convertir en
presente. No importa si no sabe cómo lograrlos, su mente inventará la forma. Fije su objetivo
aunque no tenga los recursos para alcanzarlo, parque cuando lo hace, su mente encontrará
las herramientas que le ayudarán a lograrlo. Realista no quiere decir conformarse con lo
que usted tiene ahora o con lo que sabe cómo obtener ahora. Realista significa establecer
sus objetivos lo suficientemente lejos como para crear entusiasmo para lograrlos. Porque
siempre podrá reiniciarlos.

CONFIDENCIAL: Si le dice a un amigo que va a dejar de fumar y tiene ganas de fumar un


cigarrillo, le dirá: "pensé que ibas a dejar de fumar". Recuerde que cuando nos empujan,
existe resistencia. Los demás no deben saberlo. ¿Con quién comparte sus objetivos? Si está
casado y va a establecer un objetivo para una nueva casa, es mejor contárselo a su esposa.
Comparta sus metas solamente con aquellos que van a ayudarle a tener éxito y no con
gente que podría estar en su contra. No necesita fijarse una meta y contarlo a alguien como
táctica para poder cumplirla. Eso sería motivación externa. Necesita ser impulsado desde su
interior. Se trata de su propia idea. Se trata de su propia energía.

Le voy a mostrar una manera fácil de escribir un objetivo o afirmación. E stamos en el


mes de agosto, adelántese al mes de noviembre del mismo año para verse a sí mismo
como si el cambio que usted desea ya hubiera ocurrido. De esta forma, si alguien le pide
que se describa a sí mismo, descríbase como sería en noviembre y escríbalo. Luego
regrese al mes de agosto, y ya tiene su afirmación. Supongamos que quiere cambiar su
salario. Adelántese, digamos a enero del año siguiente, y usted ya ha cambiado su
sueldo. ¿Cómo se describiría a sí mismo? Como una persona que gana cierta cantidad de
dinero al mes. Entonces vuelve de nuevo a agosto.

Comience a visualizar el futuro en tiempo presente. Adelántese, véase a sí mismo como si ya


hubiera conseguido eso que está buscando. Escriba sus metas como si ya hubiera ganado el
partido, obtenido el título universitario o iniciado su negocio. Hágalo como si el cambio que
quiere ya hubiera sucedido. Escriba sus objetivos y visualícelos como si ya los tuviera,
como si ya fueran suyos. "Ya son míos". "Ya son míos".

En el próximo segmento va a aprender a visualizar y a usar su imaginación una vez que


ha escrito sus metas. El escribirlas no es magia, sino precisión. Es la elección de imágenes de
reemplazo por lo que quiere de salario, de su vida personal y social. Es el escoger la
imagen que está buscando.
PASO ONCE: ASIMILAR UNA NUEVA VISIÓN

Una vez que ha escrito sus objetivos, es muy fácil cambiar la imagen para que sea más
dominante. Es muy fácil. Lo que necesita hacer es leer cada una de las afirmaciones o
declaraciones de objetivos por lo menos dos veces al día . La mejor hora para hacerlo es
cuando se encuentra en el estado alfa de consciencia, que es cuando está medio dormido,
como soñando despierto. Justo antes de dormirse. Escriba sus 10, 15 ó 20 afirmaciones en
tarjetas. Ponga algunas junto a su cama y otras en su cartera o bolso.

Lo que hará es revisar, justo antes de dormirse, cada una de las afirmaciones
siguiendo estos tres pasos: lea las palabras de cada afirmación, una por una, como
están escritas correctamente. Dirija su imaginación de manera natural en primera persona y
en tiempo presente. Mientras lee las palabras puede cerrar sus ojos, y con su
imaginación véase a sí mismo el día de mañana, siendo o teniendo aquello que está
afirmando. Puede verlo funcionando, en la tarde o cuando sale con sus amigos. Llévese a sí
mismo hasta la semana próxima ymientras lee su afirmación o meta, visualícese
teniendo, haciendo, siendo o sintiendo. Después de leer, el segundo paso es la
imagen. Lee, visualiza la imagen y siente la emoción.
La razón por la cual esto funciona es debido a esa fórmula que mencionamos
anteriormente: IxV=R. Recuerde que cuando estábamos hablando acerca de su diálogo interno,
señalamos que al observar algo que le estaba ocurriendo, conversaba sobre ello consigo mismo
y, aunque ocurriera una sola vez, el hecho de recordarlo en camino a casa o al momento
de dormir, hacía que lo sintiera como si le estuviera sucediendo de nuevo. Usted construye su
realidad presente con su propia imaginación. De la misma forma puede crear su realidad
futura. Con su propia imaginación.
Usted utiliza su imaginación en forma vívida. Esto quiere decir que obtiene una imagen
clara y expresiva. Por consecuencia, si tiene problemas para visualizar es muy probable
que no esté siendo lo suficientemente específico. Necesita obtener una imagen bastante
clara, con el peso exacto, con los ingresos exactos, con la cantidad de dinero exacta. Debe
ser muy específico en cuanto a la forma en que va a ser su vida cuando viva en la casa
que está buscando, cuando esté inmerso en el mundo social en el que le encantaría estar
o cuando encuentre esa relación que está deseando. Obtiene una imagen clara y después
la emoción que viene con ella. Lea nuevamente, y si está escrito correctamente, le va a
conducir exactamente hacia la persona con quien va a estar el próximo sábado o el
próximo domingo, o hacia la manera en la que va a ser el lunes en el trabajo.

El tercer paso es sentir la emoción. Recuerde, primero es leer, después visualizar la


imagen y finalmente sentir la emoción. Así de fácil. Si lo hace correctamente, cada vez será como si ya le
hubiera ocurrido de nuevo. No olvide que, mientras está visualizando lo nuevo, está desordenando su sistema.
Al tener su sistema en desorden, se crea tensión y como a su subconsciente no le importa si se dirige hacia la
nueva o a la vieja imagen, se inclinará hacia la imagen más fuerte. Es por eso que tiene que afirmar por lo
menos dos veces al día: cuando se despierta en la mañana y antes de dormirse en la noche. Si afirma de
tres a cinco veces por día, acelerará el proceso.
Debe asegurarse de cambiar la imagen. Puede que haya cambiado la imagen y las cosas sigan igual.
Entonces viene la creatividad, se crea la energía y su conocimiento se expande. Si se presenta un retraso,
cambie la imagen y el comportamiento irá adonde mismo.
Anteriormente se decía: "empújate a ti mismo hacia la nueva situación y resiste hasta que las cosas
cambien". ¿Alguna vez ha tratado de hacer esto? En realidad no funciona muy bien. La mejor forma
de hacerlo es visualizándose a sí mismo dentro de la nueva zona cómoda. A
medida que visualiza lo nuevo, empezará a encontrar defectos en el lugar donde se encuentra. Una vez
que comienza a sentirse insatisfecho con el lugar en el que está, se crea la energía y la motivación dentro
de usted para buscar lo nuevo. Si está fuera de orden, se dirige hacia el orden. Su responsabilidad es
obtener la imagen. Buscarla y obtenerla.

Recuerde, los tres pasos son leer, visualizar la imagen y sentir.


Le mostraré algunas afirmaciones que pienso que son esenciales para cualquier persona. Una de ellas se
refiere a la autoestima. Elevar su autoestima es importante porque usted atrae el salario, las relaciones
sociales y las oportunidades que piensa que se merece. Esa es la razón. De forma que si eleva su
autoestima, gente nueva y oportunidades nuevas entran en su vida. Si su autoestima es baja, cuando la gente y
las oportunidades lleguen, usted las va a rechazar y las va a querer alejar de usted.

"Yo soy una persona importante y valiosa que merece el respeto de otras personas importantes y valiosas". Lo
opuesto de esto sería decir: "no soy importante, no soy valioso y no merezco el respeto de otros que son
importantes". Cuando se visualiza a sí mismo con su familia, con sus mejores amigos, se visualiza a sí
mismo con otras personas que piensa que son importantes, y siente la emoción de ser de esa forma.

"Yo nunca me devalúo a mí mismo o a otras personas por medio de la crítica destructiva. Tampoco permito
que nadie lo haga en mi presencia". Controle su diálogo interno. Cree el nuevo hábito que
reemplazará al viejo. "Yo nunca me devalúo a mí mismo ni a otras personas por medio de la crítica
destructiva, ni permito que otros lo hagan en mi presencia". Cuando esté en el trabajo y algunas personas
estén denigrando a alguien, cambie el tema. Lo que puede hacer cuando esto sucede, es pedirle a sus
compañeros que dejen de hacerlo, al mismo tiempo que les dice algo bueno sobre esa persona. Va a
necesitar cierta fortaleza para hacer esto, pero es lo que tiene que hacer.
Los grupos tienen autoestima, las familias tienen autoestima, las naciones tienen
autoestima y todos actúan como ellos mismos. Es importante que quiera elevar también
la autoestima del grupo al que pertenece porque de esa manera va a lograr más porque es
más.
Cuando sus hijos le estén hablando, escúchelos. Présteles atención porque si no les presta atención, les estará
indicando que no son personas importantes o que no son valiosos. Al escucharlos y prestarles atención, les
estará dignificando.

Existe otra afirmación para evitar sentirme derrotado, perder mi energía y sufrir una desilusión. Todos nos
enfrentamos a situaciones en las que debemos tener la capacidad de levantarnos y seguir adelante. La
afirmación que hago para tener resistencia es: "mi espíritu interior, la luz dentro de mí es tan fuerte y tan brillante
que nadie ni nada pueden apagarla". ¿Puede visualizar esto cuando sale con sus amigos? ¿Puede visualizar
esto en una situación negativa en su trabajo?
Una afirmación para la energía es "demuestro que estoy cien por ciento vivo, pensando, actuando y
hablando con gran entusiasmo". Se coloca a sí mismo en su trabajo, se coloca socialmente y ve lo que eso
significa para usted. Se siente ahí, experimenta la energía, la ve y percibe la respuesta en la gente con
quien está. Practica en su mente que ya es el próximo martes, el próximo jueves, el próximo viernes y
entonces usted mismo construye la manera en que va a ser. De forma que el martes y el jueves
sorprendentemente vienen a usted.

Mientras cambia su idea interior acerca de quién es usted, también está ensayando para su futuro.
Puede ensayar una reunión o puede ensayar una situación social, de forma que pueda ampliar su zona
cómoda. ¿A qué lugar -en el que su vida sería mejor- no se está permitiendo ir? ¿A quién no le permitiría
estar cerca de usted? ¿Qué está evitando? Sabe que si se permitiera ir ahí, su vida sería mejor. Ahí es
donde escribe su afirmación, y ahí es donde se visualiza a sí mismo. Entonces se encontrará buscando
nuevas oportunidades, buscando gente nueva. Se encontrará soltando, dentro usted mismo, los frenos que le
están deteniendo. ¿Alguna vez ha tratado de conducir su coche sin quitar el freno de mano? El coche
obviamente no funciona tan bien como cuando lo suelta. El proceso de la zona cómoda es como
mantener los frenos funcionando en su interior. Lo único que necesita es soltarlos por
medio de afirmaciones, para que se permita a sí mismo buscar lo que quiere.

Todo este proceso es como ser un buen mentor. Usted se está


enseñando a sí mismo, está viendo en sí mismo más de lo que vio antes
y lo está visualizando como un buen mentor.
PASO DOCE: VIVIR UNA VIDA CON PROPÓSITO

Permítanos concluir esta última parte con un resumen de los conceptos fundamentales. Uno de
los principios importantes es que una vez que logra el objetivo que ha establecido,
pierde su impulso, pierde su energía y pierde su motivación. La razón por la cual las
personas se frenan es, no porque no tengan el potencial, sino porque han alcanzado la línea final de
su imagen. ¿Alguna vez ha conocido a alguien que trabaja muy duro todo el día y piensa: "no veo
la hora de llegar a mi casa y cenar?". Está usando su predicción durante ese día para proyectarse a sí
mismo hacía el futuro, hacia llegar a su casa y cenar. Y una vez que ha llegado a su casa y ha
cenado, como la meta ha sido lograda, su energía se agota, y es cuando le dice a su esposa:
"cúbreme con una cobija, voy a dormirme aquí mismo porque estoy demasiado cansado para irme a la
cama". ¿Alguna vez ha hecho esto?
La razón por la que está tan cansado es porque se ha fijado una meta hasta cierto punto, y no
para el resto de la noche. Podría estar haciendo lo mismo para el fin de semana cuando dice: "ya
quiero que sea fin de semana", pero como no planeó nada, cuando llega el fin de semana se sienta
frente al televisor con el control remoto porque no tiene nada de energía para levantarse y cambiar
el canal. Coloca su cerveza o su emparedado justo al lado suyo, de forma que no tenga que
levantarse. Esto sucede porque no se formó una imagen de lo que iba a hacer durante el fin de
semana. Su energía se agota cuando logra el objetivo. Algunas personas establecen el objetivo de
conseguir un empleo, pero no de trabajar. Otras establecen la meta de ir a la universidad, pero no de
conseguir un trabajo. Ciertas personas establecen el objetivo de casarse, pero no establecen un
objetivo para después de la boda.

Siempre va a querer preguntarse a sí mismo qué hay más allá, qué es lo próximo, qué hay después.
No se trata de que no haya descanso, sino de que descansemos porque tenemos
intención de hacerlo, no porque nos hayamos olvidado de establecer otro objetivo.
Ésta es la diferencia.
Cuando sus hijos le digan que van a ir a la escuela, pídales que aprendan algo ese día para que
piensen en ello. Existe un aspecto que es esencial: la eficacia.

La eficacia es la valoración de su propia habilidad para lograr que ocurra


en su vida lo que usted desea. Para causar y provocar lo que quiere en su
vida. Es la valoración de su fuerza interior, su habilidad para persuadir, su
habilidad para hacer que algo ocurra. Algunas investigaciones demuestran que el tamaño
de sus sueños tiene mucho que ver, no con su potencial, sino con su valoración sobre qué tan bueno
es. Usted no se permite querer o soñar con algo que usted no cree que pueda alcanzar.

Sus ideas acerca de su futuro y de lo que puede llegar a ser están limitadas por su estimación
actual de lo que puede provocar. Entonces, madres y padres, sus objetivos son desarrollar la
eficacia en sus hijos de tres y cinco años, para que ellos tengan sueños lo suficientemente
grandes a una edad temprana. Para que vayan a la escuela y tomen los cursos necesarios que
les permitan volar el avión en lugar de lavarlo, si ellos deciden que no quieren simplemente
lavarlo. Ellos, como usted, tienen que creer que pueden hacerlo y entonces soñar el sueño, que
es lo que provoca la energía.

Usted lo que necesita es saber que puede saber . Eso es lo importante. La eficacia es
saber que usted puede saber. No importa que le digan que usted no sabe cómo hacer algo y
que aunque quiera no puede aprender porque es mujer, por ejemplo. Eficacia es saber que si
usted no lo sabe, puede llegar a saberlo. Ineficacia es que usted no pueda manejar una
computadora bajo la excusa de que nunca ha sido bueno para eso. No base su futuro en lo que
solía ser.
¿Alguna vez ha tomado una clase en la que no le entró nada? Pregúntese si la razón es que
no tenía aptitud para aprender o sencillamente no tenía una meta. Recuerde, primero fija un
objetivo y la información entra después.
La meta viene primero y luego entra la información. Trate nuevamente. Establezca un nuevo
Es inteligente. Regálese a sí mismo otra
objetivo. Vea venir la información.
oportunidad. Fije sus metas con base en lo que quiere . Lamentablemente
mucha gente se detiene a pensar si su meta es más grande que ellos. Entonces se preguntan si
están siendo realistas, "¿sé cómo hacerlo?" "¿Tengo suficiente dinero para lograrlo?" "¿Cuento
con los recursos para alcanzarlo?". Si la meta es más grande que usted, la mayoría de sus
amigos van a ser "realistas" y van a apoyar sus metas de acuerdo a lo que ellos actualmente
saben cómo hacer. Ellos apoyarán sus objetivos de acuerdo a lo que su entendimiento
actual les permite tener. A eso llaman ser realistas o sensatos.

Esto es erróneo. Lo que usted está aprendiendo aquí es a establecer sus metas de acuerdo a lo
que realmente quiere. Cuando un objetivo es más grande que usted, se intimida un poco.
Tiene miedo. Está bien tener miedo, pero lo que no está bien es permanecer así. Cuando la
meta es más grande que usted, lo ideal es volverse más grande que su meta. Una vez que crece más
que ella, la sobrepasa. Usted solía hacer eso cuando era un niño pequeño. Soñaba con cosas grandes y
crecías más que ellas, pero dejó de hacerlo. Ahora quiero que vuelva a hacerlo. Debe fijarse metas que
sean más grandes que usted, ya que eso crea un apetito. 'Tengo que estudiar", dice. "Tengo que leer un
libro". "Tengo que tomar un curso". "Tengo que encontrar gente que sepa cómo hacerlo". Cambie el “tengo”
por “quiero” y el sueño que tiene le lleva a hacerlo. Recuerde que el sueño debe ser fuerte porque se va a
encontrar con obstáculos en su camino.

Las personas altamente eficaces esperan con inquietud obtener lo que ellos quieren. Ven los obstáculos, pero
éstos les ayudan a crear alternativas y opciones. Las personas ineficaces, que tienen el mismo potencial,
ven lo que quieren ver y se dirigen hacia la meta esperando no encontrar obstáculos. Cualquier obstáculo
o la primera bofetada en la cara causa que renuncien, aborten el esfuerzo y se detengan. Se dan por
vencidos porque no son persistentes ni resistentes.
Ésta es una buena afirmación para que la escriba y la cumpla: "yo tengo una expectativa positiva de
ganar en grande, y voy a considerar cada obstáculo como algo provisional". Modifique la frase "ganar en
grande" y reemplácela por "tengo una expectativa positiva de que mi matrimonio va a ser feliz y va a tener
éxito. Voy a considerar cada contratiempo como algo temporal". "Tengo una expectativa positiva de que mi
hijo se mejore si está enfermo y voy a considerar cada obstáculo como algo provisional". "Tengo una
expectativa positiva de que mi negocio se convierta en lo que yo quiero que sea y voy a considerar cada
obstáculo como algo provisional". "Tengo una expectativa positiva y los obstáculos son solamente algo temporal".
"Yo soy fuerte".

Si quiere ser más fuerte, escriba cinco o siete situaciones de su vida en las que no le haya ido muy bien.
Puede ser una muerte, el rompimiento de una relación o un mal negocio. Cualquier cosa que no haya
resultado bien. Pero recuerde que no debe fijar su vista en la roca. Quiero que vuelva y lea esa lista varias
veces todos los días por un mes y quiero que recuerde la manera en la que salió de ello. Tome ese
sentimiento y empújelo hacia ese objetivo que le da miedo. Y ¿qué pasa si no logra ese objetivo? "Voy a
sobrevivir". Usted no nace fuerte, sino que desarrolla su fortaleza.

Ésa es la manera en que quiere educar a sus hijos también. Si no entraron en el equipo o si fracasaron en
algo, la próxima vez que tenga visitas, dígales qué orgulloso está de Patricia, quien fue rechazada por el
grupo de teatro. "Ella trabajó, trabajó, trabajó muy duro y trató nuevamente hasta que lo logró, porque es
muy fuerte". No se lo diga a ella, dígaselo a Jaime para que ella lo escuche. Ése es el arte de escuchar algo
que alguien está diciendo. Ella va a pensar: "yo soy fuerte".
Ésta es una forma en que ayuda a crecer a la gente. Puede hablarles directamente y
afirmarlos, o puede hablarles indirectamente, en su presencia. Por ejemplo, puede presentar
una persona a otra y decir: "Sara es tan inteligente, tan lista, ella sabe esto, ella es esto, ella es una
superestrella en nuestra compañía". Al hacerlo estará afirmando a esta persona hacia el
futuro.

De esto se trata la eficacia: de establecer objetivos, de transformarse en extremadamente


resistente y persistente, pensando en las opciones. Usted siempre se fija metas que son
más grandes que usted y luego inventa la manera de lograrlas, encuentra los recursos y se
desarrolla a sí mismo. Vence las actitudes y los miedos a través del proceso de
afirmación. Está lleno de actitudes, pero una actitud negativa no es precisamente algo
terrible. Una actitud negativa sólo significa evasión. ¿Qué es lo que está evadiendo? Una
vez que se fija un objetivo, sus actitudes pueden conducirlo hacia el logro de éste o
provocar que se retrase o busque la evasión de manera creativa. Las actitudes estimulan
la creatividad negativa si usted, al proyectarse al futuro, recibe una emoción negativa.

No renuncie a su meta, mejor cambie su actitud con una afirmación .


Converse consigo mismo acerca del hecho de que usted ahora es más grande y cambie su
historia emocional. "Esto es fácil para mí. Me siento cómodo con esto", "esto es fácil para
mí, esto me gusta, me encanta.". No deje que sus actitudes le impidan seguir adelante.
Use el proceso de afirmación. No lo deje.
Su objetivo pudo haber sido sólo venir al seminario. No duró ni tampoco funcionó. ¿Tenía como
objetivo que funcionara? ¿Era su objetivo mejorar su vida o solamente venir al
seminario? Si fue así, ya terminó todo. No es demasiado tarde para cambiarlo.
Probablemente piense que no necesita esta información. Más bien necesita una vida
mejor. No se despierta cada mañana y dice: "necesito una afirmación". No. Más bien
necesita más dinero, mejores relaciones sociales o una mejor vida, más paz, más
armonía. Pero usted puede usar esta información para obtener todo eso.