Vous êtes sur la page 1sur 5

LA INTELIGENCIA

I. Antecedentes sobre el concepto de inteligencia

Fue Cicerón quien introdujo la palabra inteligencia para describir el concepto de


capacidad intelectual, proviene del latín intellegere, inter “entre” y legere “leer,
escoger”, por lo que etimológicamente la palabra inteligencia significa “saber escoger
algo”.

Los primeros estudios sobre la inteligencia los llevó a cabo Broca (1824–1880),
mediante estos estudios se medía la dimensión craneal, se estudiaba sus
características y se descubrió en qué área del cerebro se encontraba la capacidad
para el lenguaje.

Francis Galton (1869) introdujo el concepto de inteligencia en la psicología moderna


como si fuera una aptitud general superior que explica un conjunto de aptitudes
especiales. Según Galton, se puede diferenciar a los individuos por la variedad de sus
capacidades, principalmente de carácter sensorial, aunque más tarde aceptó la idea
de que tales diferencias se tendrían que buscar respecto a capacidades más
complejas, como la abstracción.

Pero fue en el siglo XX cuando se comenzó a desarrollar el concepto de inteligencia


en profundidad.

Entre 1905 y 1911 Alfred Binet y Theodore Simon diseñaron el primer método
relativamente satisfactorio para medir las capacidades cognitivas en niños con
dificultades de aprendizaje.

En años posteriores se desarrollaron muchos otros test que trataban de medir las
capacidades cognitivas, como Lewis Terman (1916), el cual, popularizó estos test en
Estados Unidos tratando de medir la inteligencia a grandes muestras de la población y
del que surgieron los conceptos de subnormalidad (retraso, retardo), normalidad y
superioridad mental.

En 1921 se convocó un simposio sobre el significado de la palabra “inteligencia”,


donde catorce expertos dieron diversas definiciones del término, como por ejemplo
Thorndike que dijo que la inteligencia es “el poder de dar buenas respuestas desde el
punto de vista de la verdad o el hecho”. Terman concluyó que la inteligencia es “la
capacidad de adaptarse a un pensamiento abstracto”. Por otro lado Pintner definió la
inteligencia como “la capacidad de adaptarse adecuadamente en la vida en
situaciones relativamente nuevas” y Woodrow la definió como “la capacidad de adquirir
capacidad”, aunque ninguna de las definiciones fue demasiado convincente para
dichos expertos (Sternberg y Powell, 1989).

Spearman (1927) formuló la teoría en la que afirma que la inteligencia está compuesta
por varios factores; un factor general de carácter hereditario que interviene en todas
las fases de la conducta humana y un factor especial que representa la habilidad de un
sujeto frente a una tarea determinada. Ambos factores tendrían una localización
concreta en el cerebro.

Piaget (1954-1981) centró sus estudios sobre la inteligencia desde el punto de vista
del desarrollo cognitivo, entendiendo el concepto como una descripción de aquello que
es esencial a todos los estadios del desarrollo cognitivo. Describe y analiza el
desarrollo del conocimiento y la adquisición de capacidades dependiendo de las
etapas evolutivas.

A finales del siglo XX, surgen varias teorías que cobran mucha importancia en el
ámbito de la psicología, tales como la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner
(1983), la Teoría Triárquica de la Inteligencia elaborada por Sternberg (1985) y la
Inteligencia Emocional de Goleman (1995).

Para Sternberg (1985) la inteligencia es la “actividad mental dirigida con el propósito


de adaptación a, selección de o conformación de entornos del mundo real relevantes
en la vida de uno mismo”.

Por otro lado, Goleman (1997) propone que la inteligencia emocional es la capacidad
de “reconocer nuestros propios sentimientos, los sentimientos de los demás,
motivarnos y manejar adecuadamente las relaciones que sostenemos con los demás y
con nosotros mismos”.

Dentro de las numerosas definiciones y teorías sobre la inteligencia, debemos


destacar a Howard Gardner, que define la inteligencia como “la capacidad mental de
resolver problemas y/o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas” y
propone su teoría de las inteligencias múltiples, en la que se afirma que no hay una
única habilidad mental, sino que existen varias habilidades mentales, llamadas
inteligencias ubicadas en distintas zonas cerebrales, la cual, se tiene cada vez más en
cuenta en el ámbito educativo.

(http://www.efdeportes.com/efd211/el-concepto-de-inteligencia.htm)

II. Enfoque diferencial: Se refiere al estudio de la inteligencia comparando entre


personas o entre grupos

PRINCIPALES AUTORES:
A.LOS PIONEROS: GALTON, BINET, SPEARMAN
 GALTON: Fue uno de los pioneros en el estudio de la inteligencia y ejerció una
profunda influencia en la psicología de su tiempo. Su principal interés se centró
sobre todo en el desarrollo de métodos estadísticos para el estudio de la
herencia, así como la aplicación de dicho conocimiento al perfeccionamiento de
la especia humana.
Fue ideólogo del eugenismo
 ALFRED BINET: Estuvo interesado en como el medio y en definitiva, la
capacidad humana de adaptación influían en el razonamiento humano, dio una
escala-test de inteligencia (BINET-SIMON) Con este primer test de
inteligencia se trataba de determinar la inteligencia de los individuos que
presentaban déficit intelectual para ver su posibilidades educativas, y ello en
comparación con el resto de la población.

 CHARLES SPEARMAN: Observo una correlación entre test de inteligencia de


muy diferentes clases, lo que le hizo pensar en la existencia de una aptitud
general única que llamo: factor G, Un factor general de la inteligencia que
es el fundamento esencial del comportamiento inteligente en cualquier
situación por particular que esta sea.

También dio a conocer el Factor S: Una serie de factores específicos, que se


pueden entender como habilidades y aptitudes que están presentes sólo en ciertos
ámbitos de la vida y cuyos resultados no pueden ser generalizables a otros
dominios.
B.LOS CONTINUADORES: THURSTONE, GUILFORD Y CATTELL:
 THURSTONE: Supuso la existencia de siete aptitudes mentales primarias:
razonamiento, comprensión verbal, fluidez verbal, visualización espacial,
habilidad numérica, memoria asociativa y rapidez perceptiva.

 GUILFORD: Rechazo la idea de inteligencia unitaria, le dio mucha importancia


a la creatividad, la cual definió como: Para Guilford la creatividad implica huir
de lo obvio, lo seguro y lo previsible para producir algo que, al menos para el
niño, resulta novedoso. Dice que la creatividad en sentido limitado, se refiere a
las aptitudes que son características de los individuos creadores, como la
fluidez, la flexibilidad, la originalidad y el pensamiento divergente.

 CATTELL: Propuso la diferencia entre inteligencia fluida(capacidad de


razonamiento independientemente del conocimiento) e inteligencia
cristalizada(habilidad de usar el conocimiento adquirido y la experiencia)

C.AUTORES ACTUALES:
 GARDNER: Propuso la teoría de las inteligencias múltiples
1. inteligencia lingüística: dominio del lenguaje, escritura, gestualidad
2. inteligencia lógica-matemática: solución de problemas matemáticos
3. inteligencia espacial: observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas
4. inteligencia musical: interpretación y composición de música
5. inteligencia corporal-cenestésica: habilidades corporales y motrices
6. inteligencia intrapersonal: capacidad para comprender el mundo interno de cada
uno
7. inteligencia interpersonal: interpretar palabras, gestos que hacen otras personas
8. inteligencia naturalista: detectar, diferenciar los elementos de la naturaleza

(file:///C:/Users/USER/Downloads/Dialnet-
EugenesiaHerenciaSeleccionYBiometriaEnLaObraDeFran-266207.pdf
http://psicoterapeutas.eu/test-binet-simon/
https://psicologiaymente.net/inteligencia/inteligencia-factor-g-teoria-bifactorial-spearman#!
http://www.psicologia-online.com/articulos/2006/creatividad.shtml
https://psicologiaymente.net/inteligencia/teoria-inteligencias-multiples-gardner )

III. ¿Depende la inteligencia de la cultura la edad o el sexo?

Diferencias culturales:
El origen de esta línea de investigación comenzó con las primeras aplicaciones de la
escala de Stanford en las escuelas norteamericanas como las puntuaciones de los
niños de descendencia africana y latino-americana fueron menores que la de los
demás niños, las conclusiones racistas y las segregacionistas no se hicieron esperar.
En primer lugar según la opinión científica , el propio concepto de raza es inapropiado
cuando se aplica al ser humano .En segundo lugar aunque las diferencias en
inteligencia son evidentes entre las personas las diferencias de grupos no son sino
valores medios, y las conclusiones podrían reflejar diferentes influencias tanto del nivel
de escolarización como del nivel socioeconómico.
Diferencias de edad:
La evaluación de los niños tanto como procedimientos subjetivos como con
procedimientos objetivos pone de manifiesto que la inteligencia va evolucionando con
la edad, hasta hace poco se pensaba que el desarrollo de la inteligencia finalizaba a
los 20-24 años cuando se llegaba a la cúspide del desarrollo intelectual y que a partir
de ahí se daba el declive esto se basaba en que la mayoría de las grandes ideas de la
humanidad parecen haber gestado en esta edad.
Dicha información no es adecuada hoy en día ya que se ha observado que la
inteligencia sigue evolucionando durante la adultez incluso durante la etapa más
tardía de la vida.
En concreto, el proyecto de Seatle llevad al cabo entre otros por el psicólogo Wamer
Shaire consistio en evaluar cada siete años a un grupo extenso de personas que
inicialmente tenían entre 20 y 60 años, los resultados que se han obtenido son muy
interesantes porque señalan q aunque se puede producir un ligero declive en
razonamiento inductivo también es fácil observar un aumento en capacidad verbal y en
otras capacidades.
Diferencias entre hombres y mujeres:
La mujer ha sido subestimada continuamente a lo largo de la historia diciendo que era
un hombre incompleto, dicho menosprecio también se refería a sus capacidades
mentales llegándose a afirmar que la mujer era un ser inferior en inteligencia con
respecto al hombre

A lo largo de los años, diversos estudios científicos han puesto en relieve


desigualdades entre los parámetros cerebrales relacionados con la inteligencia y otros
aspectos del conocimiento humano entre el hombre y la mujer.

Esta polémica suele originarse, aseguran los neurocientíficos y neuropsicólogos,


porque el público tiene una información incompleta o sesgada de estos hallazgos, que
se suelen trivializar de forma inadecuada.

“En general, no hay diferencia en promedio entre sexos en lo que se refiere a la


capacidad intelectual, pero se puede encontrar una diferencia menor en algún tipo de
capacidad específica”, afirma Roberto Colom, catedrático de Psicología en la
Universidad Autónoma de Madrid al diario El País.

Por ejemplo, las mujeres son mejores, en promedio, en las facetas del lenguaje,
sobre todo respecto al habla, y los hombres en el procesamiento espacial.

Sin embargo, “la ciencia muestra claramente que no existe diferencia en la inteligencia
general entre el hombre y la mujer”, concuerda el experto estadounidense Richard
Haier, quien advierte sobre cómo interpretar las desigualdades detectadas en
capacidades específicas: “Son disparidades respecto a la media y eso no se
comprende bien y hay que destacarlo”.

Para entenderlo, pongamos como ejemplo la altura. Como media, los hombres son
más altos que las mujeres, pero hay muchas mujeres que son más altas que muchos
hombres. Así que no se puede generalizar todos los casos.

(http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/diferencias-intelectuales-entre-hombres-mujeres-
noticia-695185)