Vous êtes sur la page 1sur 7

Español Haga una pregunta   Explorar temas Buscar ...

SSRF SHOP  Donate  BLOG

Spiritual Science
Research Foundation
Tendiendo un puente entre el mundo conocido y el desconocido Acceder | Registrarse

¿En qué medida el nivel espiritual provee de
una envoltura protectora contra fantasmas
(demonios, diablos, energías negativas)
 

Los  fantasmas  (demonios,  diablos,  energías  negativas,  etc.)  nos  hostigan  por  una  serie  de  razones  que  se
han  explicado  en  el  artículo  sobre  ¿Cuál  es  el  objetivo  de  los  fantasmas?.  Ellos  nos  pueden  afectar  de
muchas maneras a nivel físico, psicológico y espiritual.

(Por favor lea el artículo sobre Ejemplos de causas superficiales y causas raíz espirituales de las dificultades
en nuestras vidas.)

Para  remediar  una  dificultad  en  nuestras  vidas,  causada  por  un  fantasma  (es  decir,  una  causa  espiritual),
necesitamos  un  remedio espiritual.  La  práctica de la espiritualidad    y  el  consiguiente  incremento  de  nuestro
nivel espiritual, son los factores clave que nos protegen y aíslan de la embestida de un ataque de fantasmas
(demonios,  diablos,  energías  negativas,  etc.).  El  principio  aquí  es  que,  aquel  que  es  más  fuerte
espiritualmente, gana.

 (Por favor lea el artículo sobre ¿Qué es el nivel espiritual?)

Veamos algunas variaciones de cómo es que este principio funciona en la práctica:
Nuestro primer ejemplo es una persona que a través de la práctica espiritual ha alcanzado el 40%
de nivel espiritual. Si un fantasma común con un nivel espiritual del 25% la ataca, el efecto de la
agresión sobre la persona sería muy limitado o insignificante. Por favor vea el diagrama a
continuación.

Sin embargo, supongamos que el fantasma
común (con un 25% de nivel espiritual) está
actuando bajo las órdenes de un fantasma
más poderoso (demonios, diablos, energías
negativas, etc), como un brujo de las
regiones más bajas del Infierno (paataal); la
situación podría cambiar adversamente para
la misma persona mencionada más arriba
(con un 40% de nivel espiritual). Los brujos
utilizan a los fantasmas comunes para llevar
a cabo tareas y también les dotan de la energía negra necesaria para hostigar a una persona de un nivel
espiritual más alto que el fantasma común.

Nota: En el caso de las regiones del Infierno, cuanto más baja es la

región, mayor será la severidad de la negatividad. Por ejemplo, la
séptima región del Infierno (paataal) se encuentra más abajo que las

primeras seis regiones y allí residen los fantasmas (demonios, diablos,
energías negativas, etc) del más alto poder espiritual, es decir, con los

más altos niveles de energía negra.
Incluso las personas que están en el elevado nivel espiritual de un Santo están expuestas a un ataque
de fantasmas de nivel superior. Aquí los fantasmas no pueden afectar ni la mente ni el intelecto de un
Santo, ya que se han fusionado en diferentes grados con Dios, de modo que se dirigen a su cuerpo
físico. Los Santos son conocidos por experimentar graves trastornos físicos, como hemorragias o
pérdida de energía vital como resultado del tormento causado por fantasmas de nivel superior
(demonios, diablos, energías negativas, etc)

Los aspirantes involucrados en la práctica espiritual en beneficio de la sociedad, están especialmente en
riesgo de ser atacados por fantasmas, en comparación con aquellos que hacen únicamente práctica
espiritual individual. La razón por la cual los fantasmas atacan los aspirantes de Dios se explica en
¿Cuál es el objetivo de los fantasmas?.  Los aspirantes que sirven a Dios, tratando de difundir la
Espiritualidad como parte de su práctica espiritual por el bien de la sociedad, entran bajo el paraguas
protector de Dios en mayor medida y obtienen Su Gracia de estar protegidos contra fantasmas
(demonios, diablos, energías negativas, etc.)
 

La  siguiente  tabla  muestra  los  detalles  del  tormento  que  experimenta  una  persona  debido  a  los  ataques  de
fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) con relación a su nivel espiritual y el tipo de práctica
espiritual.

En el cuadro anterior podemos ver que:

Con el incremento del nivel espiritual, la persona es atacada por fantasmas de nivel superior. Esto se
debe a que es impermeable a los ataques de fantasmas de un nivel espiritual de menos del 10% de su
propio nivel espiritual. Por ejemplo, una persona con 40% de nivel espiritual no se ve afectada por un
ataque de un fantasma del nivel espiritual inferior al 30%.

El tormento ocasionado por  fantasmas que sufren las personas de un nivel espiritual inferior se debe
predominantemente a los cuerpos sutiles de sus ancestros.  Esto es así especialmente en personas que
realizan práctica espiritual individual.

Pies de nota:

1. En esta columna se muestra la región sutil o plano de existencia de donde vienen los fantasmas. Esta
puede ser la Región de las Tinieblas o una de las siete regiones del Infierno. Los números en la columna
se  refieren  a  la  región  del  Infierno.  Cuanto  menor  sea  la  región  del  Infierno,  como  seis  o  siete,  más
poderoso es el fantasma (demonio, diablo, energía negativa, etc.)

2. A pesar de que la mayoría de los ancestros   residen en la
Región  de  las  Tinieblas,  hemos  diferenciado  “ancestros”
de “fantasmas de la Región de las Tinieblas” en la tabla.
El  término  Región  de  las  Tinieblas  se  utiliza  aquí  en  el
sentido  de  que  el  ataque  es  de  un  fantasma  de  dicha
región, que no es un ancestro de la persona.

3. Las  personas  que  adoptan  la  difusión  de  la  espiritualidad  como  parte  de  su  práctica  espiritual  son
atacadas con más intensidad por fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.), pero también
reciben  una  mayor  protección.  Por  otro  lado,  el  ataque  es  mínimo  en  personas  que  hacen  práctica
espiritual individual por parte de fantasmas de 70% (demonios, diablos, energías negativas, etc.), ya que
estos  no  gastan  su  energía  en  ellas,  en  la  medida  de  que  están  seguros  de  que  estas  personas  sólo
están  haciendo  práctica  espiritual  individual.  Las  personas  que  sólo  piensan  en  sus  propios  asuntos  y
hacen práctica espiritual sólo para su propio beneficio, no constituyen una amenaza para los fantasmas
(demonios, diablos, energías negativas, etc.)  En cambio la gente que difunde la espiritualidad, ayuda a
elevar la sattvikta en la sociedad. Esta es una amenaza directa al estilo de vida del fantasma, ya que
predominante es raja y tama y no puede tolerar la sattvikta.
 

4. Esta  columna  se  refiere  a  la  gravedad  del  tormento  que  enfrenta  la  persona  debido  al  ataque  de  un
fantasma. La gravedad del tormento está en una escala de 0 al 100%, donde el 100% significa la muerte
de la persona.

La protección recibida de Dios es 10% y 20% mayor que la fuerza del ataque de los fantasmas  (demonios,
diablos, energías negativas, etc.) para las personas que realizan práctica espiritual individual y para las que
hacen práctica espiritual por el beneficio de la sociedad, respectivamente. La protección de Dios es uniforme
para todos, pero aquellos con mayor nivel espiritual y aquellos que realizan práctica espiritual para el bien de
la sociedad, debido a su menor ego, son capaces de recibir mayor protección.

Esto no quiere decir que una persona sea totalmente inmune al tener mayor protección de Dios. Lo que se
entiende por protección de Dios es:

Hace que el ataque sea menos tormentoso para la persona, es decir, la persona es capaz de soportar la
tortura.

Salva la vida de la persona.

En el caso de personas que realizan práctica espiritual por el beneficio de la sociedad, confiere energía
espiritual, ya que necesitan más energía espiritual para la difusión de la espiritualidad. Esta es una de
las razones por las que la protección es mayor para las personas que realizan la práctica espiritual para
difundir la espiritualidad en la sociedad; otra razón es que los ataques son más severos.

La  gente  que  no  hace  práctica  espiritual  está  imposibilitada  de  recibir  la  protección  necesaria  por  parte  de
Dios. La razón de esto es que hay mucho de ego en torno a su alma. Como resultado, la protección recibida
es menor que el ataque del fantasma. Debido a esto los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas,
etc.) pueden causar estragos en la vida de estas personas a nivel físico, emocional, intelectual y espiritual.

<< Atrás